Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Mar Abr 25, 2017 8:30 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 76 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: Jue Ago 24, 2006 11:03 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 28, 2006 11:38 am
Mensajes: 2892
Ubicación: Perdido en la eternidad
¿Qué es?

La ciencia ficción es un género de ficción especulativo donde los relatos presentan el impacto de avances científicos y tecnológicos, presentes o futuros, sobre la sociedad o los individuos. Este género ha experimentado durante todo el siglo XX un gran éxito tanto en la literatura como en el cine.
Su nombre deriva de una traducción incorrecta del término en inglés, ya que la traducción correcta sería ficción científica. Si bien muchos expertos opinan que debería utilizarse este último, la costumbre es demasiado grande y sólo muy pocos lo utilizan.
Los cuentos o historias de ciencia ficción son aquellos que exploran los efectos de la ciencia y la tecnologías sobre la sociedad. Originalmente un género literario que también ha alcanzado gran desarrollo en el cine.

Características frecuentes

Habitualmente, las historias mezclan varios géneros, teniendo historias de terror, suspenso, aventuras, románticas y pseudohistóricas.

Temas
Futuros o alternativas temporales (diacronías), centrándose habitualmente en el desarrollo científico o social.
Posibles inventos o descubrimientos científicos y técnicos.
Contacto con extraterrestres (inteligentes o no) y sus consecuencias.
Diferenciación del ser humano a partir de la comparación con robots, extraterrestres y otros seres inteligentes (o no).

Elementos
Exploración y colonización del espacio.
Robots e inteligencias sintéticas.
Vida extraterrestre.
Viajes en el tiempo.
Clonación y manipulación genética.
Futuro apocalíptico.
Futuro utópico

Estilos
Space opera
Ciencia ficción dura
Distopías
Ucronías
Cyberpunk
Postcyberpunk
Steampunk

Historia de la ciencia-ficción

La expresión fue acuñada en 1926 por Hugo Gernsback cuando la incorporó a la portada de una de las revistas de narrativa especulativa más conocidas de los años 1920 en Estados Unidos: Amazing (ver más abajo). El uso más temprano del término parece datar de 1851 y es atribuido a William Wilson, pero se trata de un uso aislado y el término no se generalizó con su acepción actual, hasta que Gernsback lo utilizó de forma consistente (después de hacer un intento previo con el término scientifiction que no llegó a cuajar).
Así pues, hasta el año 1926 la ciencia ficción no existía como tal. Hasta esa fecha las narraciones que hoy día no dudamos en calificar de ciencia ficción recibían diversos nombres: viajes fantásticos, relatos de mundos perdidos, utopías, novelas científicas.
El canadiense John Clute denomina a esta época anterior a la eclosión del género proto ciencia ficción. Un nombre casi perfecto... para los que recuerden la excelente película de Donald Cammell de 1977, Engendro mecánico.

Proto ciencia ficción y ciencia ficción primitiva (1818-1937)
Para muchos la primera obra de ciencia ficción con contenidos similares a los del género, tal y como hoy se entiende, se remonta a 1818, año en que es publicado Frankenstein o El moderno Prometeo de Mary Shelley. Algunos ven elementos de ciencia ficción en leyendas y mitos muchos siglos antes. En la mitología griega, se cuenta que Dédalo, el padre de Ícaro y constructor del laberinto de Minos, construyó estatuas de madera que eran capaces de moverse solas (¿una primitiva referencia a los modernos robots? También el viaje a la Luna fue objeto de iniciativas literarias antes de 1818; dos de las más conocidas son la de Cyrano de Bergerac, siglo XVII y la del Barón de Münchausen, siglo XVIII.

Habrá algunos que cuestionen la calificación de estas obras como ciencia ficción (ni siquiera como proto ciencia ficción). El propio John Clute excluye la obra de Bergerac. Pero cualquiera de estos clásicos cuentos heredan gran parte del espíritu del racionalismo cartesiano del siglo XVII que sentó las bases de la ciencia moderna. Otros Mundos de Cyrano de Bergerac es auténtica ciencia ficción. Está escrito en tono de comedia, y no es ciencia moderna, pero sí recurre a los términos científicos de la época (a pesar del ridículo medio de transporte utilizado).
En cualquier caso, es difícil establecer límites: Clute, en su enciclopedia ilustrada, pone en duda la existencia del género en una etapa más temprana a los finales del siglo XVII, pero el precursor más citado es la obra de Tomás Moro, Utopía en 1516, primer relato que incorpora la descripción de una sociedad completamente imaginada y con ciertos toques que parecen acercarse a una serie de principios científicos.
Sin embargo, como se comenta más arriba, casi todos los expertos reconocen que la obra que supuso un antes y un después en la concepción de la literatura de ficción científica fue la obra de Shelley.
Los primeros años tras la aparición de Frankenstein dieron pocos frutos. Se puede destacar quizá otra de las obras de Shelley como El último hombre.
Sin embargo, en la década de 1850 aparece el que probablemente pasa por ser uno de los autores más prolíficos del siglo XIX en el campo de las aventuras de corte científico: Jules Verne quien en 1851 publica su primera obra con contenido de ficción científica: Cinco semanas en globo. La aparición de esta obra supone un hito, toda vez que a partir de su publicación este género empieza a transformar sus intenciones, y la ciencia subyacente pasa de ser un motivo de inquietud o de preocupación por lo desconocido a ser un soporte de historias de aventuras y descubrimientos.

Ciencia ficción primitiva

Europa
La rama europea de la ciencia ficción comenzó propiamente a finales del siglo XIX con los romances científicos de Jules Verne (1828-1905), cuya ciencia se centraba más bien en invenciones, así como con las novelas de crítica social con orientación científica de H. G. Wells (1866-1946).
Wells y Verne rivalizaron en la primitiva ciencia ficción. Los relatos y novelas cortas con temas fantásticos aparecieron en las publicaciones periódicas en los últimos años del siglo XIX, y muchos de ellos emplearon ideas científicas como una excusa para lanzarse a la imaginación. Aunque es más conocido por otros trabajos, Sir Arthur Conan Doyle también escribió ciencia ficción. El único libro en el que Charles Dickens se aventura en el territorio de la especulación científica y los extraños misterios de la naturaleza (en contraposición a los claramente sobrenaturales fantasmas de Navidad) fue en su novela Bleak House (1852) en la que Dickens hace que uno de sus personajes muera por «combustión humana espontánea». Dickens investigó casos registrados de tal efecto antes de escribir sobre la materia, para de esta forma ser capaz de contestar a los escépticos que se escandalizaran con su novela.
Tanto Wells como Verne tenían en todo el mundo lectores y escritores que seguían y copiaban sus estilos, especialmente en Estados Unidos. Pronto estaría floreciendo una ciencia ficción autóctona estadounidense. Los escritores europeos aumentaron sus lectores vendiendo en el mercado estadounidense y escribiendo en ese estilo.
El siguiente gran escritor británico de ciencia ficción tras H. G. Wells fue John Wyndham (1903-1969). Este autor gustaba de referirse a la ciencia ficción con el nombre de «fantasía lógica». Antes de la Segunda Guerra Mundial Wyndham escribió exclusivamente para las revistas pulp, pero tras la contienda se hizo famoso entre público en general, más allá de la estrecha audiencia de los fans de la ciencia ficción. La fama le vino de la mano de sus novelas El día de los trífidos (1951), El kraken acecha (1953), Las crisálidas (1955) y Los cuclillos de Midwich (1957)
Fuera del ámbito anglosajón hay que destacar la figura de Karel Capek, introductor del término robot en su obra teatral R.U.R. y creador del clásico de la ciencia ficción La guerra de la salamandras en 1937.

Estados Unidos
En los Estados Unidos de Norteamérica el género puede remontarnos a Mark Twain y su novela Un yankee en la corte del Rey Arturo, una novela que exploraba términos científicos aunque fueran enmarcados en una ficción caballeresca. Mediante el recurso a la «transmigración del alma» y la «transposición de épocas y cuerpos» el yankee de Twain es transportado hacia atrás en el tiempo y arrastra consigo todo el conocimiento de la tecnología del siglo XIX. Los resultados son catastróficos, ya que la caballeresca aristocracia del Rey Arturo se ve pervertida por el notable poder de destrucción que ofrecen máquinas como las ametralladoras, los explosivos y el alambre de espino. Escrita en 1889, Un yankee parece predecir sucesos que tendrían lugar 25 años después en 1914, cuando las viejas ideas caballerescas europeas en lo tocante al arte de la guerra acabarían hechas pedazos por las armas y las tácticas de la Primera Guerra Mundial.
Otro autor que escribió algunas historias de este tipo es Jack London. El autor de las novelas de aventuras en el salvaje Yukon, Alaska, y el Klondike, también escribió historias sobre extraterrestres (The Red One), sobre el futuro (El talón de hierro) o sobre los conflictos del futuro (La invasión sin precedentes). También escribió una historia sobre la invisibilidad y otra sobre un arma de energía para la que no existía defensa alguna. Estas historias impactaron en el público americano y comenzaron a perfilar algunos de los temas clásicos de la ciencia ficción.
Pero el autor americano que mejor simboliza el nacimiento en Estados Unidos de la ciencia ficción como género de masas es Edgar Rice Burroughs quien, poco antes de la Primera Guerra Mundial, publica Bajo las lunas de Marte (1912) en varios números de una revista especializada en aventuras. Burroughs siguió publicando en este medio durante el resto de su vida, tanto fantasía científica como historias de otros géneros (misterio, horror, fantasía y cómo no, su personaje más conocido: Tarzán); pero, las historias de John Carter (ciclo de Marte) y Carson Napier (ciclo de Venus), aparecidas en aquellas páginas, hoy día se consideran joyas de la ciencia ficción más temprana.
No obstante, el desarrollo de la ciencia ficción americana como género literario específico hay que retrasarlo hasta 1926, año en el que Hugo Gernsback funda Amazing y se crea la primera revista dedicada exclusivamente a las historias de ciencia ficción. Por otra parte, dado que como es bien conocido, fue él quien eligió el término scientifiction para describir a este género incipiente, el nombre de Gernsback y el vocablo al que dio origen han quedado unidos para la posteridad. Y, aunque las historias que se publicaban en esta y otras revistas pulp con un éxito cada vez mayor, no gozaban del aval de ser literatura seria y la mayoría las consideraban sensacionalismo literario, lo cierto es que una revista dedicada enteramente a un género como la fantasía científica (con su nuevo y flamante nombre) tuvieron un gran impacto en la percepción del público y atrajo a muchos a la lectura de las historias de especulación científica.

La Edad de Oro (1938-1950)
Con el surgir en 1938 del editor John W. Campbell y su actividad en la revista Astounding Science Fiction (fundada en 1930) y con la consagración de los nuevos maestros del género: Isaac Asimov, Arthur C. Clarke y Robert A. Heinlein, la ciencia ficción empezó a ganar estatus como género literario, especialmente con este último, que fue el primer autor que consiguió que se editaran historias del género en publicaciones más generalistas, y fue también el que le dio mayor madurez al género e influyó poderosamente en su desarrollo posterior. Las incursiones en el género de autores que no se dedicaban exclusivamente a la ciencia ficción también le dieron respetabilidad; autores como Karel ?apek, Aldous Huxley y C.S. Lewis. Las revistas mostraban llamativas portadas con monstruos de ojos de mosca y mujeres medio desnudas, dando una imagen atrayente para lo que era su público principal: los adolescentes.
Después de la Segunda Guerra Mundial se produce una transición del género. Es la época en la que los cuentos empiezan a ser desplazados por las novelas y los argumentos ganan en complejidad. Se fundan nuevas revistas: hasta 15 nuevas revistas en un sólo año; y alguna incluso salta el charco como la francesa Galaxie (prima hermana de la estadounidense Galaxy que empieza a publicarse el año 1950), pero ahora el género empieza a salir del terreno exclusivo del pulp.

La Edad de Plata (1951-1965)
Posiblemente, el que puede tal vez considerarse como primer título notable de la posguerra no fue escrito por un autor habitualmente catalogado como escritor de ciencia ficción y, de hecho, el libro ni siquiera fue catalogado como tal por su editor; pero sin duda lo es, y le dio a su autor fama mundial; nos referimos a 1984 (1948) de George Orwell. Pero la mejor tarjeta de visita del período de los 50 es su interminable lista de escritores que han sido la columna vertebral del género hasta casi finales de siglo: Heinlein, Asimov, Clifford D. Simak, Clarke, Poul Anderson, Philip K. Dick, Bradbury, Frank Herbert y muchos otros.
En cuanto a los títulos, de esta época son libros que hoy son considerados clásicos: Crónicas marcianas o Fahrenheit 451 de Bradbury, Mercaderes del espacio de Pohl y Kornbluth, Más que humano de Sturgeon; sin olvidar El fin de la eternidad de Asimov, y Lotería solar o El hombre en el castillo de Dick. Algunas de ellas serían adaptadas al cine o la televisión; La naranja mecánica de Anthony Burgess es un ejemplo de esto.
Y también es en esta época cuando empiezan a otorgarse los premios Hugo, cuya primera edición fue en 1953.
En realidad, pese a que desde el punto de vista académico se ha venido en calificar como «edad de oro» a la etapa comprendida entre los años 1938 y 1950, para muchos, es esta época debería extenderse unos quince años.
La última novela digna de mención de este período es Dune de Herbert. No hay que pensar que tras su publicación, en 1965 hubiese una revolución que cambiase el panorama de forma drástica, pero un nuevo estilo empezaba a ganar el crédito de los aficionados.

La Nueva Ola

Los años transcurridos entre 1965 y 1972 son el período de mayor experimentación literaria de la historia del género. En Gran Bretaña, se puede asociar con la llegada de Michael Moorcock a la dirección de la revista New Worlds. Moorcock, entonces un joven de 24 años, dio espacio a las nuevas técnicas ejemplificadas en la literatura de William Burroughs y J.G. Ballard. Los temas empezaron a distanciarse de los tan manidos robots e imperios galácticos de las edades de oro y plata de la ciencia ficción, centrándose en temas hasta entonces inexplorados: la consciencia, los mundos interiores, relativización de los valores morales, etcétera.
En Estados Unidos, los ecos de los cambios experimentados en el panorama británico tuvieron su reflejo. Autores como Samuel R. Delany, Judy Merrill, Fritz Leiber, Philip K. Dick, Philip José Farmer y Robert Silverberg, representan la esencia de las nuevas vías de este género literario.
Durante un tiempo, los nuevos temas y estilos parecieron eclosionar y llegaron a copar la mayor parte de los galardones más importantes. Y, aunque los grandes maestros consagrados del género seguían teniendo sus lectores, parecía que las nuevas vías habrían de imponerse. Y de repente, los lectores empezaron a retornar a los antiguos temas: tanta relativización de valores, tanto estilo experimental en realidad les desconcertaba. Aunque el panorama literario ya no era el mismo... había crecido y madurado; los lectores ahora entendían que el género podía ser mucho más que leyes de la robótica y psicohistoria.

El Cyberpunk
En la década de 1980 las cada vez más ubícuas computadoras y la aparición de las primeras redes informáticas globales dispararon la imaginación de jóvenes autores, convencidos de que tales prodigios producirían profundas transformaciones en la sociedad. Este germen cristalizó principalmente a través del llamado movimiento Cyberpunk, un término que aglutinaba una visión pesimista y desencantada de un futuro dominado por la tecnología y el capitalismo salvaje con un ideario "punk" rebelde y subversivo, frecuentemente anarquista. Una nueva generación de escritores surgió bajo esta etiqueta, encabezados por William Gibson.

Premios Literarios

Los dos premios más importantes del género son los premios Hugo y los premios Nébula.
Los premios Hugo (llamados así en memoria del pionero de la ciencia ficción Hugo Gernsback) y son concedidos en diversas categorías por la Sociedad mundial de ciencia ficción (WSFS) durante la celebración anual de la Worldcon. Durante la misma se entrega además el premio John W. Campbell al mejor autor novel del año.
Los Nébula que son concedidos anualmente también en varias categorías por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos (SFWA). Esta asociación además concede los cotizados premios Gran Maestro a los más importantes escritores del género por la labor de toda una vida.
Algunos otros premios también tienen nombres de otros insignes autores y editores del ramo: John W. Campbell Memorial (no confundir con el del mismo nombre al mejor autor novel) y los premios Clarke, Sturgeon y Philip K. Dick Memorial.
También las publicaciones especializadas otorgan algunos premios de relevancia como es el caso de la revista estadounidense Locus Magazine, que anualmente otorga los premios Locus.
En Europa, la Sociedad Europea de Ciencia Ficción (ESFS) se creó en 1972 y reúne a diversos profesionales del sector. Inicialmente programaba una convención bianual que a partir de 1982 se convirtió en anual, durante la cual se otorgan los premios europeos de ciencia ficción en los que se nomina al mejor: autor, traductor, promotor, publicación periódica, editorial, artista y revista.
Otros países también tienen sus premios nacionales, los premios Ignotus en España, los premios Seiun en Japón, los BSFA británicos, los Ditmar australianos, etcétera.

Aportaciones de la ciencia ficción a la ciencia

De igual manera que la ciencia ficción ha tomado muchos de sus argumentos y elementos de ambientación de conceptos o creaciones de la Ciencia, ésta ha tomado en ocasiones elementos de la literatura de CF para convertirlos en conceptos reales o hipótesis de trabajo de cara al futuro científico o tecnológico.
Los casos más conocidos de esta transferencia son los del término robot empleado por primera vez por el escritor checo Karel ?apek en su obra R.U.R. (Robots Universales de Rossum), el término derivado robótica, creado en las novelas de robots de Isaac Asimov o el ascensor espacial imaginado independientemente por Arthur C. Clarke y Charles Sheffield.
Otros conceptos, aunque creados por eminentes científicos, han sido profusamente desarrollados por la ciencia ficción antes incluso de ser tenidos en cuenta por la ciencia. Son ejemplos de ello la utilización de antimateria, los agujeros de gusano o la nanotecnología.
Algunos conceptos han tenido una notable influencia, a pesar no ser en la actualidad más que meras invenciones de la imaginación. Por ejemplo, la psicohistoria (ficción) de Asimov ha influido levemente en la forma de ver la sociología desde un punto de vista matemático.
Final, e increiblemente, algunas invenciones de la ciencia ficción han inspirado alguna de las líneas de investigación actual, como la comunicación instantánea (ansible taquiones), o, en La vuelta al mundo en 80 días el autor describió el globo aeroestático y el teléfono, que en ese tiempo, aun no existian. .

Terminología

Dentro de la ciencia ficción la terminología, la jerga fanta-científica, palabras comunes para los lectores asiduos del género, pero no para los nuevos lectores, es pan de cada día.
Sin embargo, no están creadas como una forma de lenguaje identificativo, sino que la mayor parte de las veces son ideas y conceptos interesantes que se han convertido en dominio público, dentro del género e incluso fuera de él, en el mundo de la ciencia.
Estos términos son muy usados dentro de los relatos y novelas de ciencia ficción. Como ejemplo tenemos al Hiperespacio, que es una especie de «espacio alternativo» por el que se puede viajar de un punto a otro; las Sociedades o Mentes Colmena, que son inteligencias gestalt compuestas por la mente de muchos seres y no solo de uno, etcétera. ´ esta ayuda a unificar conceptos, generar claridad en palabras de doble sentido y mas que todo que el texto sea claro y que se pueda leer fluidamente



(Texto extraido íntegramente de la wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Ciencia_ficcion)


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Ago 24, 2006 11:58 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 25, 2006 12:31 pm
Mensajes: 24393
No soy tan experto como para hacer una definicion pero indudablemente hay generos de la cifi que algunos no consideran muy afortunados en su inclusion. Pero sean o no sean afortunados son generos de cifi. Asi por ejemplo novelas como 1984 se incluiria en futuros apocalipticos o totalitarismos futuros, pero comprendo que alguien no le encuentre mucho de cifi. Otras que cuestan de tragar como cifi son las de futuros alternativos o novelas como Flores para Algenor. Otras son confundidas con generos similares como la fantasia o el terror o la aventura. Por ejemplo Soy Leyenda ¿ es terror o cifi ? o las novelas de Vance ¿ son fantasia o cifi? Los limites siempre son confusos y a veces totalmente discutibles. Lo importante es que nos guste la novela ¿ no? :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Ago 25, 2006 12:04 am 
Desconectado
No puedo vivir sin este foro

Registrado: Dom Jul 30, 2006 12:42 pm
Mensajes: 969
Ubicación: en las catacumbas del foro
según tú todas las novelas de J. G. Ballard son ciencia-ficción? exceptuando la del imperio del sol claro está.

una vez que la ciencia ficción abandona el espacio exterior para adentrarse en el espacio interior donde está la frontera que señaliza lo que es ciencia-ficción de lo que no lo es?

y otra pregunta, tu nick es por harlam ellison? no era él el que intentó cambiar el nombre de ciencia-ficción por el de ficción especulativa?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Ago 25, 2006 10:53 am 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 28, 2006 11:38 am
Mensajes: 2892
Ubicación: Perdido en la eternidad
misántropo escribió:
según tú todas las novelas de J. G. Ballard son ciencia-ficción? exceptuando la del imperio del sol claro está.

una vez que la ciencia ficción abandona el espacio exterior para adentrarse en el espacio interior donde está la frontera que señaliza lo que es ciencia-ficción de lo que no lo es?

y otra pregunta, tu nick es por harlam ellison? no era él el que intentó cambiar el nombre de ciencia-ficción por el de ficción especulativa?


No he leído nada de Ballard, aunque es un autor claramente asociado a la ci-fi. Eso no quiere decir que no pueda escribir en otros generos, evidentemente...

Sobre tu segunda pregunta, arriba en 'características frecuentes', puedes encontrar una pequeña referencia, aunque normalmente el sentido común es la mejor opción. No hay una fórmula matemática... De todas maneras, es evidente que no se puede 'anclar' sólo la ciencia ficción al 'espacio exterior'; no tiene sentido diferenciar 'espacio exterior' del 'espacio interior' para clasificar ci-fi. Desde mi punto de vista, claro.

Y mi nick no es por ese señor, es por Andrew Harlan, el protagonista de El fin de la eternidad, de Asimov.

Saludos!


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Ago 25, 2006 5:03 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 25, 2006 12:31 pm
Mensajes: 24393
Yo he leido alguna novela de Ballard y, la verdad, a mi si me parecen de cifi, otra cosa es que me gusten o no. Yo creo que la discursion es similar a lo que es arte o no lo es. Todo lo que alguien defina como arte lo es por definicion, otra cosa es que te tenga que gustar. Por ejemplo Tapies hace arte, pero a mi no me gusta. Yo creo que los patrones definidos por Harlan son muy acertados, aunque a mi me guste mucho mas la cifi hard que las distopias por ejemplo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Ago 25, 2006 8:24 pm 
Desconectado
No puedo vivir sin este foro

Registrado: Dom Jul 30, 2006 12:42 pm
Mensajes: 969
Ubicación: en las catacumbas del foro
pues ciro estoy bastante de acuerdo contigo con tu comparación con la definición de arte.

la ciencia-ficción a pesar de sus comienzos claramente definidos ha tenido tantas revoluciones y se han creado tantos sub-géneros que es practicamente imposible que a alguien le pueda gustar todo lo que se denomina ciencia-ficción. E incluso algunos no estamos de acuerdo en que determinados sub-géneros se deban incluir en ella.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Sep 18, 2006 11:35 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 16, 2005 8:19 pm
Mensajes: 11457
Ubicación: Sevilla y olé
Harlan, un hilo muy interesante y documentado. Gracias. :wink:

_________________
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Nov 02, 2006 9:07 pm 
Desconectado
No puedo vivir sin este foro
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Nov 02, 2006 8:23 pm
Mensajes: 642
Hola:

Sobre que 1984 (o un mundo feliz por poner un ejemplo) puede que hoy en día no parezcan ci-fi, pero si tienes en cuenta cuándo están escritas lo son con todas sus consecuencias. Los futuros alternativos (o ucronías), ¿fantasía o ciencia ficción? No sé, dado lo que generalmente se llama fantasia pues para mí es ciencia-ficción, pero es un límite difuso.

Flores para Algernon, o cualquiera que entre ya en los límites de lo social, obviamente no van de navegación al espacio, pero creo que son tan dignas de serlo como cualquiera.

Para mí "Soy leyenda" es una mezcla entre terror y especulación sobre un mundo alternativo, como lo veas.

Y Vance, muchas son fantásticas pero otras entran en la ciencia ficción (space-opera en muchos casos, que es aventuras en el espacio) o en géneros muchos más raros, como "Los lenguajes de Pao".

No sé, digamos que los géneros no son ciencias exactas ni mundos aislados, y cada uno encuadra las cosas donde más las siente él.

_________________
Saludos

Marisa

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Nov 23, 2006 9:42 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 28, 2006 11:38 am
Mensajes: 2892
Ubicación: Perdido en la eternidad
Sub-Generos dentro de la Ciencia-Ficción:

Space opera

La space opera u opera espacial u opereta espacial es un subgénero de la ciencia ficción donde a menudo se encuentran historias acerca de aventuras románticas, viajes espaciales y particularmente batallas espaciales, frecuentemente ambientadas en lugares extraños, distantes, espaciales y futuristas. Éste estilo narrativo hace uso frecuente de personajes más grandes que la vida misma. Puede estimarse que la space opera es la continuación natural de las novelas de aventuras en escenarios exóticos.


Ciencia ficción dura

La ciencia ficción dura (traducción literal del término inglés «hard science fiction o hard SF») es un subgénero de la ciencia ficción bajo cuyo epígrafe se incluyen aquellas novelas y relatos en las que el componente científico desempeña un papel fundamental en la trama de la historia.

La característica fundamental que distingue la ciencia ficción dura de otras es el énfasis que pone en las descripciones de una tecnología o ciencia avanzada, y en la verosimilitud de las descripciones tanto científicas (generalmente de las ciencia "duras", como la física, la química o la biología, en contraposición de las ciencias sociales) como técnicas incluidas o esbozadas.

Históricamente la ciencia-ficción dura se ha consolidado como una corriente importante dentro de la ciencia ficción, llegando incluso a considerarse por ciertos sectores (generalmente científicos o asociados a éstos) como su esencia misma. Esta consideración ha derivado en frecuentes choques con los cultivadores y aficionados de otras corrientes de la ciencia ficción, polémicas generalmente englobadas bajo epígrafes como "El Fondo frente a La Forma".


Distopía

Una distopía es aquella sociedad que se considera indeseable, por algún motivo determinado. El término fue acuñado como antónimo de utopía y se usa principalmente para hacer referencia a una sociedad ficticia (frecuentemente emplazada en el futuro cercano) en donde las tendencias sociales se llevan a extremos apocalípticos.

De acuerdo al Oxford English Dictionary, el término fue acuñado a fines del siglo XIX por John Stuart Mill, quien también empleaba el sinónimo creado por Bentham, cacotopía, al mismo tiempo. Ambas palabras se basaron en el término utopía, entendido como eu-topía o el lugar en donde todo es como debe ser. De ahí, entonces, se deriva distopía, como un lugar donde no ocurre tal cosa. Comúnmente, la diferencia entre utopía y distopía depende del punto de vista del autor de la obra.

Los textos basados en distopías surgen como obras de advertencia, o como sátiras, que muestran las tendencias actuales extrapoladas a finales apocalípticos. Es así que difieren de las utopías, que no se basan en la sociedad actual, sino que transcurren en una época y un lugar remotos o luego de un quiebre en la continuidad histórica (por ejemplo, las obras de H. G. Wells).

Las distopías guardan mucha relación con la sociedad actual. Una gran cantidad de historias de ciencia ficción ambientadas en un futuro cercano y etiquetadas como cyberpunk utilizan una ambientación distópica, en que el mundo se encuentra dominado por las grandes transnacionales tecnológicas y los gobiernos se vuelven cada vez más irrelevantes.

La ciencia ficción postapocalíptica se caracteriza por transcurrir frecuentemente en una distopía.


Ucronía

La Ucronía es un subgénero de la ciencia ficción que también podría denominarse novela histórica alternativa, ya que se caracteriza porque la trama transcurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de forma diferente a como lo ha hecho en realidad (por ejemplo, los perdedores de determinada guerra son los ganadores, etc). Se considera que la primera ucronía fue escrita por Tito Livio en uno de sus capítulos de la Historia de Roma desde su fundación, en la que relata una hipotética guerra entre el imperio de Alejandro Magno y Roma en el siglo IV adC; sin embargo, el género no resurgirá hasta 1836 con la publicación de Napoléon et la conquête du monde, 1812-1823 por Luis Napoleón Geoffroy-Château. Este término fue acuñado, en realidad, el filósofo positivista francés Renouvier. La ucronía, como el mismo lo señala, es "la utopía en el tiempo". Renouvier pretendía, por medio de un "mythos" imaginar el desarrollo de la civilización occidental si el cristianismo (y el despotismo militar) no hubiesen triunfado en el Imperio Romano del siglo II.Se trataba de una obra, bastante pesada de leer, por otra parte, de lo que algunos, ahora, llaman historia contrafactual... una manera de escribir muy desacreditada por los estudiosos serios de la ciencia histórica, pero útil, a veces, como ilustración.

Un ejemplo típico es la especulación acerca de la victoria de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, como hace Philip K. Dick en una de las más famosas ucronías, El hombre en el castillo. Pero otros autores también han especulado en este mismo sentido, como Doble destino, novela corta de Cyril M. Kornbluth, El Cuerno de caza de John W. Well ("Sarban"), o la antología de relatos de Gregory Benford Hitler victorioso. Otra vuelta de tuerca la da Norman Spinrad en El sueño de hierro, donde nos dibuja un Hitler emigrado a Estados Unidos y convertido en escritor de ciencia ficción de segunda.

Otras veces las ucronías se mezclan con viajes en el tiempo. Poul Anderson ha escrito varios relatos en este sentido, agrupados luego bajo el título de Guardianes del tiempo o La patrulla del tiempo. Harry Turtledove es un autor prolífico en este tipo de historias, teniendo en su haber títulos como Guns of the South y Gunpowder Empire. No obstante, tanto crítica como lectores tienden a alabar más los trabajos de Turtledove en los que no existen viajeros temporales, sino que la historia se ve alterada en un único punto y sigue entonces su camino natural. Este es el caso de las novelas agrupadas en la llamada "línea temporal 191", que arranca en septiembre de 1862 cuando un soldado confederado no pierde el papel donde Robert E. Lee escribió su plan de ataque en la Batalla de Antietam, desembocando así en la victoria de la Confederación en la Guerra Civil Estadounidense y la división de EEUU en pleno siglo XX. Turtledove es considerado un genio de la ucronía debido a la gran cantidad de obras sobre este tema que ha escrito, aunque por ahora sólo una ha sido traducida al español, Britania Conquistada donde narra la victoria de la Armada Invencible sobre Inglaterra, y que cuenta con Lope de Vega y William Shakespeare como protagonistas.


Cyberpunk

Cyberpunk es un subgénero de la ciencia ficción, conocido por su enfoque de "Alta tecnologia y baja vida" y toma su nombre de la combinación de cibernética y punk. Mezcla ciencia avanzada, como las tecnologías de la información y la cibernética junto con algun grado de desintegración o cambio radical en el orden social.

Los personajes del cyberpunk clasico son seres marginados, alejados, solitarios, que viven al margen de la sociedad, generalmente en futuros distopicos donde la vida diaria es impactada por el rápido cambio tecnologico, una atmosfera de información computarizada ubicua y la modificación invasiva del cuerpo humano.

El argumento de la escritura Cyberpunk se centra a menudo en un conflicto entre hackers, inteligencias artificiales, y megacorporaciones, tendientes a ser puestos dentro de la Tierra en un futuro cercano, en oposición del futuro lejano o panorama de encuentros galacticos en novelas como la Fundación de Isaac Asimov o Dune de Frank Herbert. Las visiones de este futuro tienden a ser distopías post-industriales, pero están normalmente marcadas por un fomento cultural extraordinario y el uso de tecnologias en ámbitos nunca anticipados por sus creadores ("La calle encuentra sus propias aplicaciones para las cosas"). La atmosfera del genero en su mayoría hace eco en el cine negro y se utiliza a menudo en este genero tecnicas de novelas policiacas. Entre los primeros exponentes del genero cyberpunk se encuentran William Gibson, Bruce Sterling, Pat Cadigan, Rudy Rucker y Jhon Shirley. El termino Cyberpunk se acuñó en los años 80 y continua siendo actual.

Diferente de la ciencia ficción de la Nueva ola, que importó las técnicas y las preocupaciones estilísticas que ya existían en literatura y la cultura, el cyberpunk se originó en la ciencia ficción primero, antes de incrementar la tendencia dominante de su exposición. A comienzos y a mediados de los años ochenta, el cyberpunk se convirtió en un tema de moda en los círculos académicos, donde comenzó a ser objeto de investigación del postmodernismo. En este mismo período, el género ingreso a Hollywood y se convirtió en uno de los estilos de la ciencia-ficción del segmento del cine. Muchas películas influyentes tales como Blade Runner y la trilogía de Matrix se pueden ver como consecuencias prominentes de los estilos y de los temas del género. Los juegos de computadora, los juegos de tablero y los juegos de rol, tales como Shadowrun, o el apropiadamente nombrado Cyberpunk 2020, ofrecen a menudo guiones que están fuertemente influenciados por las películas y la escritura cyberpunk. Iniciando los años 90's, algunas tendencias de la moda y la música fueron etiquetadas como cyberpunk.


Steampunk


¿Qué pasaría si hubiéramos tomado un camino científico diferente al que ahora tenemos? ¿Qué pasaría si en vez de transistores, electrónica, y combustibles nucleares hubiéramos continuado el camino de la tecnología a vapor y el combustible de carbón? ¿Qué pasaría si hubiéramos avanzado a la actual era de la informática por la máquina sumadora de Charles Babbage con ruedas dentadas y tarjetas perforadas en vez de la válvula de vacío y posteriormente del transistor?

Esto es steampunk: las respuestas a estas preguntas, un mundo que parece anclado en las historias de Julio Verne y H.G. Wells pero lejos de la realidad, tan avanzado científicamente (en su extraña y retorcida forma de hierro, carbón y vapor) como el nuestro.

El género ucrónico Steampunk se resuelve en un siglo XIX, en una era Victoriana alternativa, donde los problemas de esa época (superpoblación, racismo, pobreza y desempleo) conviven con los más extraños inventos propulsados por carbón y vapor.

(Extraído de la wikipedia)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Nov 24, 2006 10:00 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 16, 2005 8:19 pm
Mensajes: 11457
Ubicación: Sevilla y olé
Interesantísimo compendio, Harlan. Muchas gracias otra vez.

_________________
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Nov 24, 2006 5:02 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 28, 2006 11:38 am
Mensajes: 2892
Ubicación: Perdido en la eternidad
De nada, a mandar :)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Dic 15, 2006 5:52 am 
Desconectado

Registrado: Mar Nov 07, 2006 2:29 am
Mensajes: 12
Ubicación: Costa Rica
:shock: :shock: Vaya, muy ilustrativo. Muchas gracias :wink:

_________________
Ahora son... Visiones


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Dic 16, 2006 11:17 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 28, 2006 11:38 am
Mensajes: 2892
Ubicación: Perdido en la eternidad
Me alegro que te haya gustado, Laura :)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Ene 05, 2007 3:14 am 
Desconectado
Lector voraz
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Oct 24, 2006 11:37 pm
Mensajes: 102
Ubicación: Rota (Cádiz)
Encuentro el hilo muy interesante, si señor. Hay q ver lo q se aprende por akí!! Eso sí, me gustaria Harlan, como el especialistra del foro, o cualquier otr@ q se animase pusiera ejemplos de cada uno de los subgeneros para q la gente pudiera identificarlos mejor o animarse a leeralguno de ellos si le ha atraido algun subgenero en especial.
Así, por ejemplo, y yendome a lo fácil (espero no equivocarme) 1984 de Orwell sería distopía, ¿no?, una Space-Opera, yendome ahora al cine, serian las "Guerras de las Galaxias" o como ucronía, siguiendo en el cine, podria ser "white man's Burden" una del Travolta en la q es la raza negra la dominante.

Siento poner ejemplos de cine Pero es lo q swe ocurria ahora mismo al leerlo. Además asi dejo más espacio para q la gente ponga lo suyo

_________________
Último: "Se lo que estás pensando" John Verdom
Leyendo: "Forastero en Tierra extraña" Robert A. Heinlein


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Ene 05, 2007 7:54 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 28, 2006 11:38 am
Mensajes: 2892
Ubicación: Perdido en la eternidad
Gracias Norby por lo de especialista, pero uno es un mero aficionado :)

Me parece muy buena idea lo de los ejemplos que comentas, y creo que los que has escogido están muy bien. Pensaré en algunos... :wink:

Un saludo.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 76 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España