Desorientado (crónica de una fiebre intensa)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Gowe
Mensajes: 9
Registrado: 27 Oct 2008 13:33

Desorientado (crónica de una fiebre intensa)

Mensaje por Gowe » 27 Oct 2008 13:41

Esta es mi presentación en el foro. Las primeras líneas que les entrego. Espero que les gusten.


Durante la larga semana que duró la fiebre, lo único que pude hacer fue quedarme acostado mirando el techo, levantarme para tomar una taza de té, o dibujar unos manchones coloridos sobre unas hojas, intentando, por primera vez en mi vida, acercarme a la pintura. Hablar con el doctor ayudó a no sentirme tan solo. El doctor me había acunado como si fuese un hijo, pero en sus ojos no había ningún aire paternal. Trató de que le contase un poco de mi historia. Le dije que no había nada que contar, aunque eso no era del todo cierto. Llegué a robarle a varias ancianas, me crucé a golpes muchas veces a la salida de algunos boliches, y una vez casi maté a un tipo. Odio a mis padres y odio a las prostitutas. No me gusta ver sangre pero me gusta generarla. Tengo miedo de que algún día se me ocurra saltar por una ventana.

-No sé me ocurre qué decirte.

-Lo que sea –dijo largando por la boca una burbuja de humo-. No me jodas, ¿cómo llegaste hasta acá?

-Me fui de la casa de mis viejos.

-¿Y por qué te fuiste de la casa de tus viejos?

-Porque quería vivir solo.

-Bueno, algo es algo. Por lo menos ahora sé que naciste de algún lado.

Esas eran las conversaciones que le gustaban al doctor. Él me preguntaba cosas y yo trataba de esquivar la respuesta. Y como yo esquivaba la respuesta, él seguía preguntando.

-Está bien, a mí también me gusta la independencia. Me gusta estudiar y me gusta hacer muchas cosas. Pero si tu idea de vivir solo es vivir en un monoambiente… no sé si me entendés.

-Me duele la cabeza.

-Ya casi no tenés fiebre.

-Y un poco la garganta.

A los pocos días, ya me sentía recuperado. El doctor me había dicho que podía pasarse un rato a la tarde, pero le dije que no hacía falta, que ya estaba mucho mejor. Trató de insistir. Dijo que quería asegurarse de que yo estuviera perfectamente bien. Gracias, le dije, pero ya estoy bien. Y supongo que eso lo alteró de alguna forma, porque después de eso estuvo muy callado.

El celular estaba, tal como lo había dejado, sin batería a un costado de la cama. No me había animado a cargarlo, quería esperar hasta sentirme bien. Y eso fue lo primero que hice apenas sentí que las fuerzas me volvían. Lo encendí, le enchufé el cable y escuché el pitido que indica que la cosa marcha bien, que la máquina infernal se está cargando, que ese aparato –a primera vista pequeño e inofensivo- se está preparando para volver a absorberte.

No había ningún mensaje de Antonella.

Pero había un mensaje, era la voz de mi jefe. Me preguntaba qué pasaba que no iba a trabajar. Era una buena pregunta. Miré el calendario en la computadora. Habían pasado casi dos semanas. Dos semanas sin ir al trabajo. Seguramente, pensé, ya me habían despedido.

Volví a pensar en el doctor y en Antonella, y me acordé de ese hombre, Raúl Guinea, al que le había dado unos escritos míos, un tipo que iba a orientarme, a tratar de conseguirme algún trabajo. Si le gustaba, claro. Si le gustaba la mierda que yo escribía.

Pensé que estaba desorientado, que nunca en toda mi vida me había sentido de esa manera. Encendí un cigarrillo y me senté en una silla, junto a la ventana. La misma en la que se sentaba el doctor tarde tras tarde. Miré a los autos amontonados, tratando de alcanzar la siguiente calle. Miré a las pocas personas que pasaban por ahí, a una mujer con pechos demasiado grandes. Miré a un árbol que estaba junto a la puerta de un kiosco, y me pareció que era la primera vez que veía ese árbol. Pensé que si tuviera que dibujar la calle en la que vivía, jamás podría hacerlo.

Y mentalmente agradecí que ya no me gustara escribir poesías.
La literatura es un pedazo de arcilla húmeda.

www.haciendoliteratura.blogspot.com

Gowe
Mensajes: 9
Registrado: 27 Oct 2008 13:33

Re: DESORIENTADO (crónica de una fiebre intensa)

Mensaje por Gowe » 29 Oct 2008 06:38

¡Vaya! Solamente quince lecturas, ningún comentario, para un primer texto eso es muy poco alentador. :|
La literatura es un pedazo de arcilla húmeda.

www.haciendoliteratura.blogspot.com

Avatar de Usuario
Blu
Mensajes: 13
Registrado: 10 Jun 2008 14:25

Re: DESORIENTADO (crónica de una fiebre intensa)

Mensaje por Blu » 29 Oct 2008 22:06

Ok, tendré el honor de dejarte el primer mensaje.

Debe ser que no me agrada el género literario que usas (ojo que no es algo particular contigo, sino general), que encontré el relato muy plano y falto de sorpresas. El primer párrafo se asomaba como el aroma de un plato interesante, y finalmente me quedé mordiendo los cubiertos y dándole a la rodela del ratón para avanzar más rápido (casi sufriendo) para ver si podía encontrar algún ritmo diferente. Sinceramente, la lectura y la idea no lograron envolverme.

Otra cosa, asumo que eres argentino (quizás uruguayo). Bueno, yo provengo del país que teneís al otro lado de la cordillera de los Andes, y personalmente, no me atrevería a colgar un escrito en el foro con modismos puros de la nación a la que pertenecemos, respectivamente. Entendés? :)

Se agradece que hayas compartido tu texto.

Saludos,

Gowe
Mensajes: 9
Registrado: 27 Oct 2008 13:33

Re: DESORIENTADO (crónica de una fiebre intensa)

Mensaje por Gowe » 29 Oct 2008 22:57

Te agradezco, Blu, que hayas tomado la iniciativa de dejar un comentario. Te agradezco por más que tu comentario sea fulminante y (lo digo simpáticamente) asesino.

Voy a tomarme el atrevimiento de preguntarte si alguna vez leíste a Raymond Carver, y acto seguido voy a preguntarte si también con él (si acaso lo has leído) avanzas páginas esperando ver sorpresas en sus historias. Lo segundo es decirte que si no te atreves a escribir con modismos propios de tu país, y escribes (si es que existe exactamente eso) en un español neutro, me siento (ergo) muy valiente al haber dado ese paso y, en efecto, haber tomado el coraje de hacerlo.

Vuelvo a agradecerte que hayas tomado la iniciativa ("honor", aunque supongo que es una ironía) de haber dejado un comentario y espero que en el próximo texto que suba, la rodela de tu mouse (donde yo vivo lo llamamos "bolita", tuve que descifrar usando la lógica lo que rodela podía significar) se amanse un poco y pueda avanzar suave y lentamente por esta bella página virtual que es Ábrete Libro.

Saludos.
La literatura es un pedazo de arcilla húmeda.

www.haciendoliteratura.blogspot.com

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67374
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: DESORIENTADO (crónica de una fiebre intensa)

Mensaje por lucia » 31 Dic 2008 19:51

El modismo es fácilmente entendible, pero es cierto lo que dice Blu. El texto es plano y no dice nada. O mejor dicho, no hace que te impliques y quieras seguir leyendo.

Responder