Por favor, si queréis colaborar en que la pandemia se reduzca, hagamos como en Chequia o Japón: no salgamos de casa sin mascarilla, aunque sea casera. Aconsejan algodón por su respirabilidad

No te contagies, no me contagies. #mascarillasxatodos

Recomendado el 3 de abril por el CDC americano (inglés) https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-nc ... cover.html

El hombre garabateado - Lehman/Peeters

Aventuras gráficas.

Moderador: peoplespoet

Avatar de Usuario
imation
Vivo aquí
Mensajes: 16538
Registrado: 30 Nov 2010 09:57
Ubicación: Pamplona

El hombre garabateado - Lehman/Peeters

Mensaje por imation » 04 Feb 2020 18:07

Imagen

Título original: L'homme gribouillé
Traducción: Lucía Bermúdez Carballo
328 páginas. Blanco y negro
Cartoné. 17.0 x 24.0 cm
ISBN: 978-84-16880-80-5

Sinopsis:
La historia de El hombre garabateado se centra en tres generaciones de mujeres: Maud es una famosa novelista de setenta y cinco años, autora de cuentos infantiles de éxito; su hija, Betty, trabaja en la editorial que la publica, y cría sola a su hija, Clara, una brillante alumna de instituto que parece haber heredado de su abuela el don de crear cuentos. Tres mujeres en un París contemporáneo, nocturno, lluvioso e invernal.

Una mañana de diciembre, Maud tiene un ictus mientras duerme. Clara trata de llamar una ambulancia, pero un extraño hombre irrumpe en la casa. Le dice que se llama Max y que Maud tenía que entregarle un paquete. De repente se transforma en una monstruosa criatura y amenaza a la joven antes de desaparecer. Betty y Clara se lanzan entonces en una larga investigación sobre los secretos de Maud y de la familia, que se convierte en un viaje iniciático...

Para Serge Lehman y Frederik Peeters, fue el descubrimiento del trabajo fotográfico de Charles Fréger sobre los ritos paganos europeos y el Wilder Mann, el hombre salvaje o ser de los bosques, una figura mitológica que aparece en relatos y obras de arte medievales europeas, lo que les empujó a emprender este proyecto. Peeters afirma que buscaban “acercarse al expresionismo alemán, al ambiente de misterio... despertar en el lector la sensación de estar presenciando no exactamente el fin del mundo, sino un desarreglo”. Lehman, por su parte, indica que querían “jugar con cosas profundas, orgánicas, biológicas; los elementos, la presencia física de la lluvia, de la niebla, del frío y de la nieve. En esta historia los cuentos todavía gobiernan la realidad humana sin que se sepa, por debajo. La lluvia que no cesa es la primera manifestación visual de esa trama invisible”.
Confundimos información con conocimiento
Una noche de esas de pretérito imperfecto y futuro perfecto, Zadie Smith
Se dispersa y se reúne, viene y va, Montaigne

Responder