CP XIV - Porque hay cosas más grandes -Acliamanta (3º Pop)

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10825
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

CP XIV - Porque hay cosas más grandes -Acliamanta (3º Pop)

Mensaje por kassiopea » 18 Abr 2019 15:06

PORQUE HAY COSAS MÁS GRANDES QUE LA VIDA MISMA



Ese sábado en la tarde, las principales cadenas noticiosas relataban al mundo el desplome de un avión suizo con cuarenta y siete personas a bordo, y daban cuenta de las angustiosas y dramáticas postreras palabras del copiloto a la torre de control: “330 en caída, adiós a todos”.

La noche anterior, en Aman, el hombre que había llegado apenas cinco minutos antes de las nueve, cerró la ventana y apagó la luz.

No se quitó las botas, solo aflojó los cordones. Abotonó por completo la chaqueta azul y se sentó en el piso, muy cerca de la cama. Colocó y ajustó en el candelabro de latón una vela corta y gruesa y la encendió, empujándola bajo el camastro de metal, hasta toparse con la jarra de agua. Se recostó contra la pared y echó de menos algo blando para reposar la cabeza; jaló la almohada y la colocó de canto, se caló los anteojos y comenzó a leer, arrimando el libro muy cerca de la vela.

En la exigua claridad, los ojos grandes y el espeso bigote oscuro resaltan en la cara tapizada por una barba de pocos días, más bien rala, donde ya asoman las primeras canas. Lee y respira despacio. Al parecer no lee con mucha atención. Cada tanto levanta la mirada del libro y la detiene en la esquina izquierda del techo, donde una araña ha tejido su tela. La luz de la vela se estrella contra los cristales, iluminando las pupilas negras que brillan expectantes en medio de la oscuridad. Tras cada crepitar de la llama, cuando el amarillo brillante da paso a la luz blanca azulada, frunce el ceño enfocando y
aguzando la vista en inútil búsqueda de la perturbadora y diligente intrusa.

Más allá, cuatro hombres bastante jóvenes vigilan, sentados de a dos a lado y lado de la puerta entreabierta, con sus metralletas apoyadas sobre las piernas.

La casa, enclavada en una calle polvorienta y solitaria de Aman, no tiene más que dos habitaciones y un espacio pequeño con un inodoro y una vasija de peltre a modo de lavamanos, bajo un espejo rectangular, al que el óxido le ha carcomido los bordes y nublado casi toda la superficie. En la segunda habitación seis jóvenes más de la guardia personal, armados también con metralletas, tratan de dormir recostados en mantas colocadas sobre el piso de cerámica.

Ya es más de media noche. Suelta el libro, se quita las gafas y cierra los ojos. Pero no duerme. El aroma de la lluvia sobre el pavimento caliente asalta su memoria; han pasado algunos años desde que dejó esta ciudad y aún resuenan en su cerebro los lamentos de las madres y los llantos infantiles. Entrecruza las manos todavía jóvenes y suaves, con dedos largos y uñas
fuertes y bien cortadas, en cuyas yemas quedaron grabados, para siempre, los rostros de los pequeños a los que acaricia, mientras ellos sonríen hacia adentro, sin levantar los ojos del suelo; sin atreverse a mirar la cara de aquel que limpia sus lágrimas y calma su dolor.

No saben que es un dolor pasajero, el dolor del cuerpo, el que le enseñaron a aliviar en la facultad. Un dolor que, él lo sabe, no se puede comparar con aquel que los aguarda a la vuelta de la esquina, en el camino tortuoso del exilio. Ese, el que los acecha, es otro. Lo conoce bien. Comenzó a gestarse como una sabandija, con la humillación en la marcha de la muerte de mil novecientos cuarenta y ocho y se transformó en dragón cuando, casi veinte años después, en Lidda, fue salpicado con los gritos y el llanto de los miles que, bajo un sol ardiente, a empujones y golpes de fusil lo perdieron todo. Desde entonces, en su espíritu hecho jirones, la rugiente boca, oscura y profunda, amenaza con tragarse su fe, sus ilusiones y toda su esperanza.

Trató de mantenerlo a raya, intentó acallarlo dedicándose con devoción a preservar la vida y a curar a sus hermanos; pero fue en vano. Ama a estos niños, ama a estos padres empobrecidos, ama a este pueblo ahora errante, cada día más humillado y desvalido que apenas sobrevive, hacinado, respirando los vapores de la pobreza en campamentos improvisados.

Como cristiano libró una lucha encarnizada consigo mismo. Pero la perdió. Ese dolor nuevo, fiero e inmenso, se convirtió en un sentimiento que lo invadió todo; el cuerpo y la mente… y el espíritu.

Y, entonces… la transformación. Porque entendió que hay cosas más grandes que la vida misma, sin decir nada, sin explicaciones y ahogando la tristeza, abandonó la clínica, su carrera de médico pediatra y a sus pequeños enfermos. Lo abandonó todo…en una metamorfosis íntima, lacerante e irreversible.

Interrumpe el flujo de recuerdos y ahuyenta la nostalgia sirviendo un vaso de agua que consume con lentitud. Con los dedos humedecidos en saliva apaga la vela, desliza la almohada y, sobre el suelo desnudo, duerme apenas un par de horas. Tiene que salir antes de que amanezca, le espera una jornada difícil. No piensa, porque no quiere pensar, en las vidas que hoy son y mañana ya no serán. Antes de la hora en que el sol engulla su sombra debe estar en un lugar seguro, más seguro, donde pueda concentrarse en atender y emitir comunicaciones.

En la oscuridad ata los cordones de las botas y al salir, con un latigazo de su fular rojo abate la araña en el techo de la habitación.

Dos días atrás, a muchos kilómetros de allí, mientras almorzaba con tres hombres más en un pequeño restaurante, al término de una breve conversación telefónica tomó una servilleta blanca de papel y escribió, con pulso firme, en tinta morada: Swissair SR330/ Zurich-Tel Aviv/ Febrero 21, 12:15. A renglón seguido, sin vacilar, estampó su firma: G.H-Al Hakím.

Y la entregó al joven estafeta, doblada y protegida apenas por un trozo de cinta adhesiva. Sin vacilar…y sin pensar, porque no quiere pensar, en las vidas que ya no serán.
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
Iliria
Foroadicto
Mensajes: 3365
Registrado: 23 Jul 2014 23:13
Ubicación: Tyris - Valentia

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Iliria » 22 Abr 2019 21:10

En primer lugar, autor/a, felicidades por tu prosa tan cuidada, y por el acierto a la hora de hacer saltos en el tiempo.

No sé si he entendido bien la trama (¿el proceso de conversión de un hombre en terrorista al ver sufrir a su pueblo?) :roll: Creo que me he perdido un poco. Permíteme una segunda lectura. Pero el relato es bueno :hola:

Gracias por participar :60:
"Yo no sigo a Tanis. Sólo vamos en la misma dirección" (Raistlin Majere)

Runners aquí: che-niata

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3291
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Mister_Sogad » 23 Abr 2019 15:05

Inquietante historia la tuya, autor/a! Creo que has sabido plasmar bien el escenario y las imágenes en tu relato. Imágenes como las de tu prota, o escenarios como la habitación donde pretende descansar. También debo destacar la difícil inmersión en la mente de un individuo cuyas motivaciones, si bien pueden ser lícitas, no es nada fácil aceptar a qué clase de conclusiones le llevan, por cuánto estas últimas son muy complicadas de aceptar moralmente.

Suerte primaveral. :60:
Mi agenda Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1883
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por rubisco » 23 Abr 2019 19:34

Hola, autor :hola: . Hola, autora:

Veo que tenemos aquí un relato basado en hechos reales (redimiendo el resultado del concurso de otoño, ¿eh?). En efecto, el Swissair 330, un vuelo de Zurich a Tel Aviv operado por un Convair 990 Coronado (como los que operaba la española Spantax; sí, es uno de mis aviones preferidos :luf: ) se estrelló después de que una bomba inutilizara su sistema eléctrico. El atentado fue reivindicado por el Frente Popular para la Liberación de Palestina en represalia por un juicio en Suiza contra tres palestinos. Con esa excusa nos brindas un texto que trata algunas ideas que rozan lo metafísico.

El relato me deja algunas dudas y cuestiones que te plasmaré a continuación:

Por una parte te diré que no me ha quedado claro quién es el protagonista. Es evidente que es alguien muy relacionado con el atentado; si no el organizador, sí un colaborador necesario. Lo que no logro es identificar a la persona, al ciudadano :fustrado: . Por el hecho de dormir en una habitación vigilada por hombres con metralleta asumo que se trata del dirigente del país o de un alto mando; también podría ser un preso, pero veo que tiene demasiada libertad como para ello. Como ves, me faltan elementos para terminar de unir todos los cabos.

Por otra, hay un pasaje en el que cambias de tiempo verbal, pasando de pasado a presente. No sé si es un fallo o si es aposta. Es cierto que consigues que el tiempo vaya más despacio, pero no termino de acostumbrarme a esos cambios sin una pista adicional que me muestre las intenciones del escritor :quefallo: .

Y, por último, desde el principio ya me veía venir que el protagonista era quien había ocasionado, ordenado o promocionado el atentado. No es que sea malo, pero eso lo hace previsible y reduce dramáticamente algo que considero fundamental: el impacto de la historia. La mejor forma de que la historia perdure en la memoria del lector es, a mi juicio, que le obligue a cambiar su forma de pensar, que le golpee en lo más profundo de sus creencias y le haga dudar de sus ideas, sus bases filosóficas y su concepto del mundo que le rodea :8_cafe: . Eso no lo consigue este relato. No veo motivaciones, no veo dilemas morales; sólo veo a un hombre que vive un atisbo de tormento y lo supera porque, como dice el título, hay cosas grandes que la vida misma.

En cuanto a lo positivo, lo primero que tengo que destacar es que el relato está muy bien escrito. Los detalles son graduales y van construyendo todo: la personalidad, el entorno, el contexto y las consecuencias. Eso es un punto muuuuy a tu favor :D .

También tengo que elogiarte por la estructura. El comenzar por la consecuencia nos sitúa en la pista de que vamos a averiguar no qué pasó, sino por qué ocurrió y quién lo ocasionó. Es una forma clásica de enfrentar el relato de suspense pero, en este caso, no hay un detective que averigüe quién fue, sino que nos vemos en la tesitura de vivir la mentalidad del asesino.

Te felicito igualmente por la documentación. No das demasiada información extra :tisores2: , con lo que el contexto queda recluido a lo estrictamente necesario, pero la información que aportas la aportas bien fundamentada y buscando la conexión lógica entre los elementos.

También es un relato valiente :batman: . Ante un conflicto político siempre es más cómodo situarnos en el lado bueno, es decir, en el que conocemos, en el que estamos integrados y en el que nuestros intereses individuales como ciudadanos se ven salvaguardados. Lo difícil es lo contrario: la empatía hacia una persona que tiene intereses completamente opuestos a los nuestros, hasta el punto de que puede considerar que nuestra vida tiene menos importancia que sus realizaciones personales o colectivas. Lamentablemente creo que el relato podría haber ahondado más en ese aspecto :icon_no_tenteras: .

Por último, algo que no suelo mirar y que me he propuesto valorar en este concurso, son las figuras literarias. Las usas, y las usas bien, tanto en oportunidad como en utilidad. Consigues que el texto quede muy enriquecido y que la historia gane estética, de modo que a tu buen hacer escribiendo le sumas ese efecto adicional.

Como dirían los ingleses: güel don :eusa_clap: . Creo que este relato puede terminar arriba si la competencia se duerme en los laureles.

Gracias por compartirlo y mucha suerte :60: .
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

lunaroja
Lector ocasional
Mensajes: 49
Registrado: 23 Mar 2018 20:47
Contactar:

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por lunaroja » 23 Abr 2019 20:05

Un relato muy bien escrito, documentado, expresivo y con mucha emoción contenida. La austeridad de las palabras y la poca adjetivación lo hacen seco y duro,tal como supongo quieres que sea. Casi un documento.

También tengo cierta confusión con respecto al personaje, que presupongo es el autor o instigador del atentado como una especie de reivindicación o de reconversión ante el dolor y muerte de los que no pueden defenderse.

Si bien existen esas partes poco claras, es un relato que me gustó leer y que disfruté.
Mucha suerte!

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por ACLIAMANTA » 24 Abr 2019 18:07

La historia basada en un hecho real me pareció buena, me gustó el comienzo aunque los dos párrafos siguientes me parecieron un poquitín aburridos.

Al terminar la lectura quedé con la sensación de que tal vez hubiera estado mucho mejor si se hubiera narrado en primera persona. No sé si es idea mía pero pienso que ese narrador no permite la total identificación con el drama del protagonista.

Suerte para el autor!
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12733
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, más bonita que nunca

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Berlín » 25 Abr 2019 09:40

George Habash, que era un estudiante de medicina cuando fue expulsado de Lod con toda su familia, se convirtió en el líder de uno de los grupos militantes palestinos más conocidos, el Frente Popular para la Liberación de Palestina. En septiembre de 1970, fue el cerebro de una serie de cuatro secuestros de aviones que se dirigían a Nueva York, un ataque en el que solo murió un secuestrador pero que consiguió dar gran publicidad a la lucha palestina. El FPLP también fue responsable de la masacre del aeropuerto de Lod en 1972, en la que 27 personas murieron, y del secuestro en 1976 de un avión de Air France que acabó desviándose hacia Entebbe, y que se hizo famoso por el rescate israelí de sus pasajeros. En 2008, Habash murió de un ataque al corazón en Amán

Autor, me ha encantado tu trabajo. No le pongo ninguna pega, ni en el fondo ni en la forma. :60: Lo de arriba es un poco de información para iluminar un poco más, pero me acabo de dar cuenta de que ya nuestro Rubisco ha hecho los deberes. Suerte.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
Mario Cavara
No tengo vida social
Mensajes: 2468
Registrado: 08 Oct 2016 18:26

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Mario Cavara » 25 Abr 2019 11:55

Me ha gustado bastante el relato, aunque hay algunos errores de puntuación que sería conveniente corregir. Pero sí, tiene fuerza y está correctamente escrito, con un estilo muy sobrio en líneas generales. Quizá excesivamente sobrio, diría yo, pues he echado en falta una mayor presencia de figuras retóricas (metáforas, comparaciones, etcétera), ya que el texto se prestaba a ello, habida cuenta el alto dramatismo que encierra. La literatura está precisamente para eso, para producir un mayor impacto en el lector que la mera narración de unos hechos (incluso aunque, como aquí sucede, se correspondan con un caso real), y para ello existen figuras que coadyuvan en ese cometido. No se trata de exornar el lenguaje, sino de noquear al lector y hacerle vibrar con el poder de las palabras.

Tampoco entiendo muy bien por qué el autor o autora comienza utilizando primero el pretérito como tiempo verbal (“no se quitó las botas, aflojó los codones”) para pasar, casi de inmediato, al presente (“lee y respira despacio”, “lee con mucha atención”, etcétera).

Por lo demás, el escenario está muy bien descrito, la imagen de la habitación, los terroristas recostados sobre mantas, los ojos enfebrecidos brillando en medio de la oscuridad, son estampas estupendamente dibujadas que, como tales, el lector atrapa fácilmente en su imaginación. El proceso de transformación del terrorista me resultó algo más confuso, aunque también se consigue aprehender sin mayor dificultad. Ya digo, el relato me ha gustado, aunque me habría gustado todavía más bajo una capa algo más profunda de literatura.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3897
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Tolomew Dewhust » 27 Abr 2019 17:13

Más o menos con las mismas impresiones que ya te han comentado. Muy pulcro, perfectamente redactado. Como decía Iliria más arriba, muy buena utilización de los saltos temporales.

Dicho lo cual y aceptando que es tu propuesta y que te ha salido redonda, como lector hubiera preferido enfrentarme a otra lectura ligeramente distinta. El nudo del texto peca de explicativo y parece solo la justificación de lo que el protagonista se lleva entre manos. Sueltas la bomba (nunca mejor dicho) en el primer párrafo, algo que alabo y de lo que a mí también me gusta tirar, pero es cierto que todo lo que viene después de esas primeras líneas es un poco cuesta abajo hasta que se pierde el interés por el "qué pasará", pues ya es sabido.

Creo que yo me hubiera decantado por presentar a un tipo corriente, dejando caer que había sido médico y que venía de un lugar en permanente conflicto, pero así a vuela pluma, echando un día en el cine, en la playa, con la novia o como fuera, y los dos últimos párrafos, cuando nadie se lo espera, presentarlo fabricando la bomba o siendo custodiado por la guardia pretoriana no sea que se arrepienta antes de perder la vida subiendo al avión de la muerte. De tal manera la historia terminaría con el clímax...

No sé, :comp punch:. De todos modos, como esto va de puntuar lo que se ha presentado y no lo que nos gustaría haber leído, pues te puntuaré bien, claro, dado que lo que nos traes está muy logrado.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 15603
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Megan » 27 Abr 2019 23:03

Autor/a, la verdad es que está excelente.
La narración, los saltos de tiempo, todo lo que piensa el terrorista,
hiciste un relato tan bien trabajado, porque supongo que también
hay estudio en tus descripciones, que son muy buenas.
Se lee tan sombríamente porque la mente del protagonista así lo indica,
con todas las cosas horrorosas que ha visto y que seguramente verá.

Un placer leerte, aunque el tema sea tan duro :60:

Suerte y gracias por compartirlo :D

Avatar de Usuario
raumat
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 356
Registrado: 20 Feb 2015 19:56
Ubicación: Castellón

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por raumat » 29 Abr 2019 12:56

Tema trascendente el que trata este relato: el terrorismo.
Supongo que a muchas personas nos resulta tan horripilante y repulsivo el fenómeno del terrorismo, que tampoco dedicamos mucho tiempo a intentar comprender los motivos que llevan a los terroristas a actuar como lo hacen. Pensamos que son unos descerebrados, o malos por naturaleza, o les han lavado el coco, etc.
Interesante en ese sentido esta historia, contada desde el punto de vista de un terrorista, que profundiza en el tema y nos cuenta algunas de las posibles razones que les mueven.
Gracias por compartirlo y suerte en el concurso.

Avatar de Usuario
Ginebra
Foroadicto
Mensajes: 3539
Registrado: 29 Mar 2005 19:48
Ubicación: por aquí y por allá...

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Ginebra » 30 Abr 2019 21:07

de los que más me gustan, y eso que hay nivel. El estilo perfecto para lo que querías narrar. La atmósfera y el interior del personaje los has clavado, me has metido de lleno.
muy buen trabajo, mucha suerte! :D
Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias. Eduardo Galeano

Recuento 2019

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10945
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Gavalia » 30 Abr 2019 21:18

El relato a pesar de pecar de corto me ha gustado. El tema que trata, aunque no sea el más original, es delicado y difícil de lidiar. Lo resumes bien pero quizá necesita más recorrido para transmitir todo lo que podría dar de si.
Radicalización por causas naturales ante la cruda realidad de la experiencia. No se comenta contacto alguno previo con islamistas o nada por el estilo. No conozco al personaje y tampoco sé nada de esos hechos.
El texto es fácil de seguir, no obstante, al principio me enredé un poco hasta situar la primera escena y verla con claridad. Me pasó por la cabeza la idea de un secuestro. Quizá fueron las comas, nada serio.
Un saludo y suerte.
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53722
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por Sinkim » 02 May 2019 21:48

Una historia con un tema difícil de tratar y que sin embargo resuelves con mucha soltura y pulcritud, el relato está muy bien escrito pero, no sé porque, no he conseguido empatizar con la historia, se me ha quedado fría, igual por un estilo demasiado periodístico, no sé. De todas formas por lo que he visto en los comentarios has gustado a todo el mundo así que no hagas demasiado caso a mis impresiones que no valen demasiado :lol: :lol:
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1883
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CP XIV - Porque hay cosas más grandes que la vida misma

Mensaje por rubisco » 03 May 2019 01:16

Aquí estoy de nuevo. Estás, como dirían los catalanes, a una miqueta de encabezar mi lista de votaciones. Usando un símil hípico, otro relato te gana por un diente, así que tendré que pensar con mucho detenimiento qué quiero hacer contigo.

Dice mi editor que sí, que te de a ti los 8 puntos, y a todos los demás relatos, todo con tal de que el mío quede abajo. ¿A que es un sol :icon_no_tenteras: ?
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Responder