Madera de boj - Camilo José Cela

Narrativa española e hispanoamericana

Moderadores: Ashling, magali, caramela

Responder
Avatar de Usuario
Jonayla
Foroadicto
Mensajes: 3506
Registrado: 04 Jul 2013 21:14
Ubicación: Desubicada

Madera de boj - Camilo José Cela

Mensaje por Jonayla » 13 Mar 2018 15:30

Imagen

Nº de páginas: 323
ISBN: 9788423979615
Editorial: Espasa
Año de publicación: 1999

Sinopsis:
Sacristanes pecadores y alucinados, hombres lobo, pescadores de sardinas y cazadores de ballenas, curas, meigas, sordomudos, suicidas, choronas, curanderas, fornicadores, sirenas, vírgenes martirizadas. las vidas y andanzas de todos ellos acompañan en un continuo fluir a náufragos, desaparecidos y ahogados, habitantes que danzan, como suspendidos, en ese territorio que está entre la vida y la muerte, o quizás más allá de la vida y la muerte.

Madera de Boj nos sitúa en aquel lugar que los romanos entendieron como el fin del mundo, el "Finis Terrae" y, desde allí, Camilo José Cela dirige su mirada maestra hacia la fachada marítima gallega convirtiéndose en puntual notario de la capacidad destructora de la Costa de la Muerte: da fe de los naufragios porque "al tiempo se le puede dar marcha atrás si se le mece con inteligencia y con cariño".

Avatar de Usuario
bartlebycubano
Foroadicto
Mensajes: 2540
Registrado: 31 May 2016 01:52
Ubicación: Virtualmente virtual.

Re: Madera de boj - Camilo José Cela

Mensaje por bartlebycubano » 14 Mar 2018 02:14

Por cierto, en casa tengo un pequeño libro que trae un par de relatos cortos de Cela, y es lo único que he podido conseguir de este autor. Es un ejemplar de la editorial española Alianza.
:hola:
El camino del necio es derecho en su opinión.
La angustia es el precio de ser uno mismo.

Avatar de Usuario
bartlebycubano
Foroadicto
Mensajes: 2540
Registrado: 31 May 2016 01:52
Ubicación: Virtualmente virtual.

Re: Madera de boj - Camilo José Cela

Mensaje por bartlebycubano » 15 Mar 2018 03:22

Pues nada de un par de relatos _como decía en mi comentario anterior_, que anoche busqué ese librito de Cela, de la colección Alianza Cien, y trae solamente Café de artistas.

Por cierto, alguien me recomendaría esa lectura tan breve? :?
El camino del necio es derecho en su opinión.
La angustia es el precio de ser uno mismo.

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 13869
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Madera de boj - Camilo José Cela

Mensaje por Arden » 15 Mar 2018 17:23

Yo de Cela te recomendaría La colmena o La familia de Pascual Duarte.
30 maneras de quitarse el sombrero de Elvira Lindo. Dorados días de sol y noche de Luis Antonio de Villena.

Avatar de Usuario
bartlebycubano
Foroadicto
Mensajes: 2540
Registrado: 31 May 2016 01:52
Ubicación: Virtualmente virtual.

Re: Madera de boj - Camilo José Cela

Mensaje por bartlebycubano » 15 Mar 2018 18:19

Arden, es lógico que yo no sepa todo lo que se le pueda haber publicado a Cela en Cuba _o al menos yo no tengo la forma de conocerlo_; pero, La familia de Pascual Duarte es lo único que he podido ver en esas listas de obras publicadas que algunas editoriales de aquí generalmente ponen en las últimas hojas de sus libros. Eso lo sé por la lista que aparece en uno de los libros que tengo en casa; y como ese libro tiene ya unos cincuenta años, La familia de Pascual Duarte tampoco podría tener menos. Y, que yo sepa, nunca ha sido reeditada en Cuba esa obra de Cela.

Y reitero que tengo Café de artistas porque es una edición de Alianza Editorial que no sé cómo vino a parar a las librerías cubanas. Por cierto, en aquel momento sacaron esa y unas cuantas obras más de la colección Alianza Cien.

Gracias por la recomendación, Arden; y al menos tengo la esperanza de encontrar, algún día, un ejemplar de esa vieja edición cubana de La familia de Pascual Duarte.
:hola:
El camino del necio es derecho en su opinión.
La angustia es el precio de ser uno mismo.

Avatar de Usuario
salvatraca
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 499
Registrado: 21 Feb 2018 17:47
Ubicación: Galicia

Re: Madera de boj - Camilo José Cela

Mensaje por salvatraca » 05 Abr 2018 07:25

Me ha resultado completamente insoportable. Sin puntos, solo comas; sin orden, sin argumento...sin sentido.
Leí como veinte minutos y no me enteré de nada. Os pongo un trocito de una página, imaginaos 300 segidas así.
Neith y Bandín, los dioses de la guerra, los cisnes de la guerra, bajan del cielo para decir qué soldados deben morir en la batalla y cuáles deben librar, Fofiño Manteiga cuando se pone el sol se revuelca sobre la arena, llora desconsoladamente, a lo mejor le invaden muy tristes recuerdos, y no soporta que lo miren, ¡fuera de aquí, siniestras moscas de los muertos!, ¡me repugna ver cómo os emborracháis con el licor de mi sufrimiento!, ¿no os dais cuenta de que los buitres incuban sus huevos en mi corazón?, el tiempo pasa con incertidumbre y con mansedumbre, como crecen los árboles sin que nadie se dé cuenta, esto del crecimiento tiene más que ver con el latido de la adivinación que con el sentido de la vista, el hombre es un animal tan tosco que ni siquiera ve crecer la yerba, mi primo Vitiño Leis es muy valiente, tiene mucha fuerza, sólo uno pudo llevarle el pulso, uno de Baxantes que se llamaba Feliberto Urdilde y se murió, le dieron con un caneco de ginebra en la cabeza, se la partieron en dos y se murió, el fantasma de Feliberto Urdilde se entretiene ahora en mear los nidos de los albatros y en sembrar rencorosos posos de remordimiento en el corazón de las viudas, cuando se les aparece no vuelven a dormir tranquilas y pasan mucho frío, no es decente que las viudas tomen demasiado café, dicen algunos marineros viejos que las sirenas fueron las primeras palilleiras de los encajes de Camariñas, que copiaron de los dibujos de las algas y de las estrellas de mar y de las trasparencias del agua recién buceada por los cormoranes, ahora ya casi no quedan sirenas y los camariñáns fueron perdiendo poco a poco su afición a enamorarlas, ahora ya no les llevan cañitas de crema hasta la orilla ni les regalan el oído tocándoles la Marcha Real en la gaita, en las noches de luna, mientras la mar rebufa, también dicen ciertos historiadores que el primer fisterrán que se recuerda fue el fruto de los amores de un lobo marino de las islas Lobeiras con una sirena que se puso a tomar el sol, un día que hubo sol, en el Camouco do Sur, que queda en la Lobeira Chica, la más pegada a tierra firme, frente a la costa de Cabra y la aldea de Curra, esto puede no ser cierto porque va contra el sentido común, cuando mi padre hizo la primera comunión había un toliño ourensán que se llamaba Farruco Roque y le decían don Paco, era de Celanova y tenía el carácter muy alegre, don Paco no había visto nunca la mar ni tampoco quería verla...
Imagen Imagen

Responder