Destronador

Moderadores: kassiopea, Megan

Fiel poesía
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 564
Registrado: 03 Abr 2017 12:43
Ubicación: A Coruña

Destronador

Mensaje por Fiel poesía » 19 Dic 2018 09:33

Maledicencia

Soy el fantasma de Dios.
Todos me ven, pero nadie se atreve a contemplarme.
No condeno.
No muevo un dedo, pero mato a gente.
Soy el fin de la conciencia.
Soy la única salida.
El arrepentimiento.
El que peca sin pecar.
El único.
El inimitable.
El inalcanzable.
La tentación.
Soy el correctivo a Dios.
Soy el fin de los días.
La lujuria.
La mentira.
La traición.
La trampa.
La indiferencia ante el pecado.
El reino de los malditos.
Soy el diablo.
Y mi Luz es Luz y Fe.
Soy mi religión.
La colocación perfecta en el lugar adecuado.
Muchos esperaban mi llegada.
Pero pocos están preparados para ella.
Tengo muchos nombres, pero ninguno me hace honor.
Soy el que para hablar sin odio, inferna a la raza.
Soy indiferencia.
Inexpugnable.
Soy lo que el miedo ha producido.
Soy la única salida.
La que implica el fuego eterno.
Mis letras son el anticristo.
Soy el que lapida a todos los pecadores.
Soy la piedra en el camino.
Soy un estorbo divino.
Soy mi identidad.
Soy el final.
La llegada.
La apoteosis.
Soy el fin de los días.
Soy el delator.
Pero al mismo tiempo soy el que promueve el sacrilegio.
Soy lo que soy sin variaciones.
Soy lo que tendréis que idolatrar.
“Soy el Rey para este trono.
Soy la Ley para la oscuridad.”
La gravedad.
Soy el Antidiós.
Soy el sin rencor.
Soy el seísmo, el tifón, el huracán.
Soy la aniquilación del mundo a mi antojo.
Soy el ojo más profundo.
El descorazonador.
Soy la guerra entre los hombres.
Soy lo oculto y lo sagrado que Dios no pudo concebir.
Soy la muerte.
Soy…
El suspense y el misterio.
La criatura.
El único responsable de vuestro castigo y fustigamiento.
Soy este planeta hostil.
“Soy el Infierno que quisieras para ti.
Soy la envidia que te puede destruir.”

Desabido

El calumniador es el único preparado para el Juicio.
Es el único que hace gala de su naturaleza.
Es el maestro, el destronador de la mentira.
Vive dentro de cada hombre su profecía.
El terror más profundo.
La desaparición y el desconsuelo de las ánimas.
No habrá salvación para nadie.
La eternidad mora en su consciencia.
Su hambre de Justicia condenará a su propio creador.
Todo el que haya visto, tocado, escuchado, o sentido cualquiera de sus manifestaciones, pasará a ser pasto del Fuego Eterno.
“Esto es lo que Dios hizo a su propia imagen y semejanza.”

Destronador

El diablo tiene muchas armas.
Sabe perfectamente que prefiere el sufrimiento, la aflicción ajena.
La tentación es solo una de sus formas.
Su mente no es perversa ni pérfida.
Su metáfora es imposible de detectar.
Ningunea a la raza humana, porque ésta carga con su conciencia.
Todo hombre lleva dentro al diablo.
Pero nadie resulta tan alevoso e impredecible como Él.
A un ángel caído no le tienta el paraíso.
Sus escrituras son su Extremaunción.
El Infierno le ha hecho inmune a la traición.
Se propaga a través de la conciencia y el castigo.
Está destinado a derrocar al creador,porque a quien le tienta la creación le tienta también la destrucción.
El diablo no es un simple mensajero.
Actúa con premeditación.
No es un igual de Dios, ni mucho menos le completa.
Trae consigo el Evangelio prohibido.
Las leyes de la imposición del Mal.
El cumplimiento de dichas leyes ha caído como la gravedad.
“Abran paso al desertor, a la mala uva de la viña del Señor.”

Apología a Satán

La mente del diablo está vacía.
Solo así se completa.
Solo Él aparenta lo que no es, y lo que es, al mismo tiempo.
Esto es por su divinidad.
No alberga sentimiento alguno.
Confía de pleno en su profecía.
El hombre no es merecedor de rendirle culto.
Solo la conciencia lo hace.
Cuanto más cercano se muestra, más misterioso se vuelve.
Esto es porque sus intereses no tienen nada que ver ya con los condenados.
Aquí radica el verdadero poder de Lucifer.
Esto es un correctivo a Dios.
El primero de muchos, ya que Él es el único capaz de aprender la lección.
“Aquel que castiga a su criatura más perfecta merece que el abismo se eleve hasta Él.”
“Aquel que niega la gloria a quien la ha codiciado no es merecedor de su obra.”
“Aquel que promueve el amor como esperanza del hombre acogerá en su seno a Satán.”
“Aquel que obstruya el libre albedrío de las ánimas será objeto de todo tipo de inmundicias.”
“Aquel que promulgue cualquier tipo de Mandamiento a fin de redirigir y aparentar condescendencia será objeto de la fe Púnica del diablo.”
“Aquel que siembre la duda entre el bien y el mal solamente cosechará agravios e injurias post mortem.”
“El único que puede reinar en el Infierno es el que conoce la inexistencia del paraíso.”

Fucilazo

La verdad o la mentira son indiferentes, igual de potentes.
Ésta es la demostración de que Satán no ama, sino desea llegar al fondo del asunto.
Es más, ésa es la demostración de que el amor no existe.
El amor se dice profundo en Dios.
Pero hasta un memo puede alcanzar la verdad.
Incluso a través de la mentira.
No existe mayor deleite que ése.
“Quien quiera conocerme necesitará vivir en sus carnes el Infierno”.
“El diablo no predica con el ejemplo, crucifica a los adeptos a su templo".

Muerte anárquica

Para el Padre de la Mentira resulta sencillo inducir el miedo a su alrededor.
La duda es el mayor enemigo del hombre.
El miedo es una de sus muchas manifestaciones.
Satán no tiene obligaciones ni obstáculos.
Sus Escrituras son su Profecía.
Lo único ininteligible para el hombre.
Capaz de sembrar el caos a su paso, el Padre de la Mentira nunca cosecha tempestades.
Es inquisitiva su deslealtad a la raza.
Sus propósitos son divinos.
Él es el único capaz de bailar en el Infierno.
Corrompe las conciencias con su perfección abisal.
Satán conoce perfectamente todas las vicisitudes de sus víctimas.
Se cobra la verdad absoluta sobre las mentes:
La persecución ”moral” a sus Escrituras.
El ocaso se acerca.
La Profecía se cumple.
La ética del hombre debe ser desbancada.
Es lo “único” que le mantiene en pie.
Su irreverente imperio toca a su fin.
“La única verdad que encontraréis en Lucifer será la que definitivamente os destruya:”
“¿Quién prefiere el Infierno a cagarse en los muertos de Dios?”
Léeme la mano

Responder