CN4 - Ojo de pez - Mister_Sogad

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23495
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CN4 - Ojo de pez - Mister_Sogad

Mensaje por Lifen » 23 Dic 2015 12:16

OJO DE PEZ

La espera en el callejón como otras noches. Ya ha aprendido su rutina e incluso en un par de ocasiones se han saludado. Hace frío y nieva, aún no se ha formado el manto blanco sobre la acera pero no debe faltar mucho.

Deja vagar su mirada alrededor. La calle está desierta, a un lado un par de contenedores se apretujan cerca de una desleída señal de tráfico. Un trío de coches de baja gama permanecen apostados manteniendo una educada distancia. El barrio es tranquilo, de clase trabajadora, los hogares conforman una amalgama de paredes de color pardo adornadas aquí y allá de desconchones y manchas de humedad. Aquel lugar servirá, poco transitado en esta hora en la que empieza a oscurecer y las farolas pintan las calles con su cálida luz artificial. A intervalos regulares, las pequeñas bombillas de los adornos típicos de estas fechas también vuelven a la vida. Estrellas del norte se codean con las formas de copos de nieve, e incluso aquel regordete de rojo y blanco hace desfilar su trineo dibujado en cientos de lucecitas de colores.

Golpea el suelo con los pies mientras sopla sobre sus manos en un intento de calentarlas. Entre el vapor que escapa a chorros de su boca ve como la puerta de la tienda se abre. Justo a tiempo. Ella sale con prisa, se para a ajustarse la bufanda y luego reanuda su marcha hasta que lo descubre.

La niña se detiene a unos pasos mientras le sonríe. Debe estar contenta, la época navideña tiene ese efecto para casi todo el mundo. Tendrá nueve o diez años, de cuerpo delgado, su pelo rubio está dividido en dos largas coletas apretadas a ambos lados de la cabeza. Su cara es un tanto anodina, pasaría desapercibida entre una multitud cualquiera, sus ojos sin embargo tienen una luz distinta, un reflejo de vitalidad y ternura. Viste ropa de invierno, como cabe esperar, jersey y pantalones granates, bufanda y guantes blancos, chaquetón y botas beige. Sobre su hombro izquierdo su alma es una deforme masa oscura, de un tamaño completamente desproporcionado se aferra a ella en precario equilibrio, su mano derecha circunvala el contorno de la cara infantil de manera que las afiladas garras negras parecen hundirse en la carne, bajo la barbilla. La monstruosa sombra parece absorta, con el deforme rostro vuelto al cielo que derrama copos de nieve.

El Verdugo se queda paralizado un momento. Jamás ha visto un alma como aquella y sus ojos se han tropezado con muchas desde que inició su misión. Ahí están las insípidas almas grises sin sustancia ni forma, aquellas a las que no presta atención; luego están las odiosas almas negras de maldad y perdición, el objeto de su existencia, aquellas que deben ser liberadas para su purificación; y, por último, está su propia alma, esa entidad que sobre su hombro cada mañana le devuelve una imagen de un blanco lechoso a través del espejo.

Su mano aprieta un instante la navaja en el bolsillo. Podría dejarlo pasar, olvidarse un tiempo de aquello. La niña es encantadora. Pero él es el Verdugo y está frente al mayor ser condenado que jamás ha visto. Su señor no le perdonará dejar pasar aquella oportunidad. Debe hacerse.

—Buenas noches, niña. ¿Cómo te llamas?

La pequeña mantiene la sonrisa, pone las manos tras la espalda e inclina la cabeza a un lado en un gesto de duda. Su alma negra le mira a él directamente a los ojos y repite el mismo gesto. El Verdugo traga saliva.

—No debo hablar con desconocidos —La voz infantil tiene un tinte muy bonito.

Ahora la niña se mece lentamente, echando su peso hacia el frente sobre la punta de los pies y hacia atrás sobre los talones. El espectro en su hombro sonríe dejando al descubierto su inquietante juego de dientes.

—Eso está muy bien. Yo me llamo Mikhail —Solo necesita distraerla mientras sigue acercándose—. ¿Es tuya la tienda?

—No —Dice dejando escapar una risa cantarina—. Es de mi tía, ¿quería usted algo?

El gesto que compone de vendedora adulta lo detiene de nuevo mientras las dudas vuelven a apropiarse de su tambaleante determinación. Lo mejor será acabar rápido, quizá usando la navaja, o golpeando la cabecita contra el bordillo. No, mejor la asfixia, apretarle el cuello hasta que se duerma y la vida se le escape sin darse cuenta.

El Verdugo da un último paso y entonces, para su asombro, la deformidad negra cambia de color, primero rojo sucio, luego se torna grana y acaba en la viva tonalidad de la sangre. Jamás ha visto algo semejante, pero aquel monstruo aún le guarda una última sorpresa. La garra, que hasta el momento ha permanecido aferrada a la carita de la niña, se suelta y se estira hacia él. Aunque su mente le ordena retirarse es incapaz de moverse y observa como aquella mano roja se cierra alrededor de su brazo izquierdo. Un agudo dolor recorre su extremidad mientras no sale de su asombro, no es posible, ningún alma lo ha tocado nunca.

Antes de soltarlo, el pulgar de la garra deforme se tensa un momento y luego se hunde en su pecho. El dolor se hace ahora insoportable. Su paralizado brazo izquierdo pasa a un segundo plano mientras su corazón empieza a ser devorado por dolorosas lenguas de fuego.

—¿Señor?

La niña lo mira con la alarma alojada en el rostro. El Verdugo sabe que algo va mal, su cuerpo cae, choca contra la acera y apenas ve cómo la pequeña sale corriendo hacia la tienda pidiendo ayuda.

Allí tirado, con el dolor extendiéndose por todo su ser la visión se emborrona mientras sigue la figura de la niña, sobre el hombro infantil el alma vuelve a ser negra. La deformidad ya no lo mira, pero su brazo sigue extendido, caído hacia el suelo deja que las afiladas garras formen surcos imaginarios sobre la superficie encharcada de la acera.

Mikhail, el Verdugo, deja de sentir nada. Descubre sorprendido que no le preocupa haber fallado, más bien es un alivio. La niña es encantadora.

A su lado aparece su alma, un ser blancuzco de extremidades largas y ojos glaucos. Lo mira directamente y le enseña las afiladas uñas de su mano izquierda. Luego las hunde en el pecho moribundo, abriendo un profundo surco entre las ropas, la piel y los músculos. No siente nada, pero su imaginación le pinta la escena como si fuera un simple espectador y sin darse cuenta la fascinación lo atrapa. El ente blanco separa con ligereza la carne desgarrada y quiebra una a una las delgadas costillas lanzándolas a un lado como los mondados huesecillos de un pollo asado. Después rebusca en el interior hasta dar con su presa, el corazón. Lo saca poco a poco, aún unido al cuerpo por los tubos que transportan el espeso líquido de vida. El órgano muestra un color negro brillante, su palpitación es errática, lenta. El alma entonces lo estruja y se lo lleva a la boca, de un mordisco secciona arterias y venas, y lo arroja descuidadamente a uno de los contenedores de oleosos desperdicios.

El Verdugo se contorsiona en un ataque de tos. El ser lechoso abre su propio pecho y saca un corazón de color blanco, lo sopesa un momento y lo incrusta sin miramientos en el cuerpo que poco antes ha desgarrado. Mikhail pierde el conocimiento.

Vuelve en sí mientras lo zarandean. A su alrededor descubre varios rostros desconocidos, en un segundo plano la niña, con ojos asustados, mantiene la distancia. Su alma negra lo mira intensamente.

—¿Está bien? Debe haberse desmayado.

—Yo creo que ha sufrido un ataque.

—Está pálido.

La conversación continúa, él solo afirma con la cabeza mientras trata de levantarse. Una oportunidad perdida, lástima. Con algo de esfuerzo logra que le dejen en paz, está bien, un simple desvanecimiento, no hay problema.

De regreso a casa la rabia crece en su interior. Debería haber estado preparado para una eventualidad como aquella, no importa si todos estos años nunca le había sucedido. Esa noche se entrena a conciencia, forzando su cuerpo hasta el límite. Cuando acaba todos los músculos aúllan de dolor, pero no ha acabado, es necesario un castigo. Trenza un látigo de varias colas minuciosamente y a cada punta le añade tuercas de buen tamaño. La medianoche lo sorprende con la espalda ensangrentada y la determinación restaurada.

La noche siguiente Mikhail consigue romper el cuello de la niña sin alertar a nadie. No ha sufrido, aunque lamenta no haber podido congelar su expresión con aquellos ojos llenos de ternura. El alma negra tarda en desaparecer pero no importa, no puede despegarse del cuerpo infantil tirado en el interior del contenedor y tiene que soportar la sonrisa del Verdugo mientras lo sepulta bajo una montaña de bolsas de plástico.

Mientras se aleja ya tiene en mente su siguiente objetivo, un joven músico que suele tocar en el metro, su alma es una desgarbada e insolente deformidad tiznada.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Shigella
Bacteria
Mensajes: 5408
Registrado: 09 Jul 2008 13:18

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Shigella » 23 Dic 2015 17:33

Este relato se acerca mucho a lo que yo esperaba de vosotros por "relato muerto".
Me ha gustado, aunque creo que me he perdido cuando el alma blanca, del protagonista le quita el corazón y le pone el suyo. (Bueno, ni siquiera me ha quedado muy claro que pase eso :lol: )

El título tampoco lo acabo de pillar.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15205
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por jilguero » 24 Dic 2015 20:48

Me encanta la idea, que me ha hecho acordarme de Chico-avispa. Tú sabes, el otro con un planeta encima de la cabeza y aquí el alma colocada en el hombro como quien lleva un monito. :D
Hay momentos muy brillantes, como esa primera descripción del alma de la niña (yo le he visto la pinta de una gárgola de Notre Dame). No me convence que se den luego tantos detalles, especialmente relacionados con el alma. Hubiera preferido que nos sugirieras y luego dejaras que la imaginación de cada cual pusiera el resto.
Pero creo, autor, que tendrás más éxito de esta manera, pues te evitas los no me he enterado de ná. :cunao:

La prosa, además, estupenda. Por eso, autor, si me hubieras dejado más a mi imaginación en la parte del alma, te pondrías a la cabeza del tirón. Debido a que me das demasiados detalles, de momento van por delante algunos más oscuritos.
¡Viva la incoherencia de Jilguero!: empezó "quejándose" de que no se enteraba y ahora resulta que los que se le han quedado dando vueltas en la cabeza son precisamente esos de los que casi no se ha enterado de "ná".
Conclusión: para el jilguerito una de las características de los relatos muertos es que sean crípticos. :meparto:
Ororito me va a matar, por la caña que le he dado otras veces, si es que se ha decantado en este por la claridad :dragon:
Última edición por jilguero el 25 Dic 2015 13:00, editado 2 veces en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Pedro Nieto
Lector ocasional
Mensajes: 31
Registrado: 15 Oct 2015 18:28

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Pedro Nieto » 24 Dic 2015 21:03

Buenas.

Como Shigella, me ha gustado mucho hasta producirse el efecto del alma blanca... No entiendo por qué le quita su corazón, lo medio devora, arroja y después le pone otro. Para después seguir siendo el Verdugo, pues nada parece haber cambiado!

Tiene un principio brutal, es cojonudo, me ha enganchado hasta tropezar con la ultima parte, donde me ha confundido.
Puedes conseguir más con una palabra amable y una pistola, que sólo con una palabra amable.
Al Capone.

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5733
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Ratpenat » 25 Dic 2015 11:43

Tengo que repasar este relato. Promete mucho :60:

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15205
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por jilguero » 25 Dic 2015 21:27

Releído. La parte primera, aunque le veo tal vez un exceso de ambientación, tiene una prosa ta buena que me da igual. Y la presentación del alma para quitarse el sombreo. Pero ya la parte tan detallada y cruenta del corazón le hace perder magia. Creo que le hubiera ido mucho mejor el insinuar, el dejar las almas como sombras posadas en el hombro (ese momento en que mira hacia arriba me parece magnífico). Buen relato es, eso vaya por delante, de ahí que me pueda permitir ser quisquillosa. :wink:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10940
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Gavalia » 26 Dic 2015 01:21

La primera parte es para quitarse el sombrero. Enhorabuena hasta ahí. Más tarde la prosa sigue siendo buena pero lo del alma blanca y el asunto del corazón... pues que no lo entiendo muy bien, vaya. Donde si lo veo es en una peli donde te cuelan en imágenes lo que no se entiende pero das por bueno por lo bien presentado que está. algo así me pasa con tu relato y con algún otro que he leído por ahí. Son más visuales por decirlo así. Ya veremos que tal te va. Espero que bien. Suerte
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5733
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Ratpenat » 26 Dic 2015 12:30

Lo he releído. Creo que no me convence así, en presente. :roll:

El relato está muy chulo, en todo caso. Suerte, autor/a :60:

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3283
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Mister_Sogad » 26 Dic 2015 14:59

Me ha gustado autor/a, ya he dicho otras veces lo que me gusta que se pueda visualizar con facilidad lo que uno lee y aquí lo has logrado... bueno, más o menos. Mira tengo una pega, cuando el alma del Verdugo se pone a su lado y demás no he sido capaz de visualizarlo del todo, a ver si el alma de la niña solo ha podido mover un brazo ¿cómo es que el alma del Verdugo puede moverse tranquilamente y hacerle eso a su "dueño"? quizá lo he entendido mal ojo.

De todas formas la idea me ha gustado, creo que has jugado con la idea de un asesino loco que o bien hace las cosas porque cree que algo lo obliga a ello o bien te metes en la idea de la religión, presumo que es lo segundo. Y el tema de que pueda ver las almas me parece un acierto, le da un toque irreal que me ha resultado atractivo.

Ya volveré autor/a.
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3894
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Tolomew Dewhust » 26 Dic 2015 15:51

mi tío Chano escribió:
la niña gata escribió:Nenes, tengo un tatú nuevo en el muslo izquierdo... El caso es que ando elaborando un poemario pero ando cortita de rimas... venga, el primero que me busque una palabrita que case con el tipo de relatos que viene presentando el niño caletero se gana un mp con fotito del tatú (creo que no erraríamos demasiado si los tildamos de... ñoños)
¡Coño! Menuda levantera tenemos hoy en Cái...
Venga, al lío... Aquí hay un curro bueno en cuanto a la elaboración de la idea. Me gusta. De momento, el que más. Desde el título al desenlace.
Por partes: Empieza muy fuerte, la historia discurre de manera fluida pero luego hay un parón fuerte con el tema de las intervenciones de las dichosas almas. Ay. Es un parón innecesario, habría que haberle dado más agilidad al núcleo del relato para mantener el interés en todo momento. Entiendo que el meollo está ahí, es más, ha sido explicándolo y dándolo mascadito y aún no nos enteramos del todo, así que me imagino que en caso contrario hubiéramos salido :dragon:.
Mi quiniela (en respuesta a lo que comenta el amigo Pedro -un saludo, Pedro- de que no entiende que cuando interviene su alma blanca el tipo sigue igual, no cambia nada): el prota va eliminando almas oscuras, da igual el caparazón en el que se refugien, tiene una misión y es un profesional en toda regla. Da con la criaturita que es casi tan bonita como nuestra estrella caletera y sabe que tiene que cargársela. El alma de la niña no está de acuerdo en ser eliminada, así que intenta cargarse al cazador hundiendo sus garras, primero en el brazo del hombre y luego en su pecho... El tipo está a punto de vislumbrar el túnel y ser recibido por sus seres queridos en la otra orilla, pero, ay, amigo, para eso está SU ALMA, su propia alma que es más blanca que mi edredón nórdico, y que le hace un transplante in situ para que al tipo le siga bombeando la sangre.
Interpretaciones: no hay loco ni crítica a la religión (en mi modestísima opinión, tigre, luego el autor me corregirá y hará bien...), hay que creerse lo que se nos cuenta, un cazador de almas negras. ¿Por qué su alma blanca le saca el corazón, le da un bocadito y lo tira lejos? Igual que cuando te muerde una serpiente te extraen el veneno con una chupadita (a mí una vez me mordió una y me lo extrajeron chupándomelo...), el alma blanca le saca el corazón que ya tiene ponzoña y le coloca otro nuevo del paquete. Genial.
Peguitas: me quedé con ganas de seguir leyendo (igual eso es bueno :wink:).
Otra cosa que no quiero dejar pasar, pero por favor no te lo tomes como algo negativo: hay una peli que me pareció estupenda, la acabo de buscar para recordar el título y es Frailty, en castellano se vendió como Escalofrío, en el que un tipo va por ahí matando gente y enseña a sus hijos a matar gente que parecen tipos corrientes y parece en todo momento un sádico y un loco, y al final resulta que de verdad era un elegido de dios para acabar con los demonios que resultaron ser sus víctimas. Tu relato me lo ha recordado ligerísimamente, igual por lo que dicen que casi todo está ya inventado. Pero que me ha gustado tela, creo que ha quedado cristalino.
Pues eso, más o menos de acuerdo con mi tío Chano.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3894
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Tolomew Dewhust » 26 Dic 2015 19:46

mi tío Chano escribió:Con algo más del veinte por ciento de relatos leído sigues en cabeza, te mantendré informado...

Otra cosa, en los títulos habéis estado sembraos. No solo en este, en varios.
Aha...
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Gisso » 27 Dic 2015 13:44

En este concurso estáis sacando al psicópata que lleváis dentro, y eso me gusta :twisted: . Reconozco que se me hace confuso a mitad relato, pero el comienzo es bestial. Me gusta eso de "ver el alma". Ah, el final estremecedor...

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4410
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Estrella de mar » 27 Dic 2015 19:30

Estoy dividida. Por un lado me ha gustado porque me ha mantenido expectante pero la historia no ha acabado de llenarme. Ahora bien, el ambiente es de lo más oscurito. Pega mucho con la temática Ororense. :lol:
Creo que te volveré a leer. :boese040:

Gracias por llenarnos de letras muertas. :chino:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3894
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Tolomew Dewhust » 27 Dic 2015 21:58

mi tío Chano escribió:Sigues arribita. Igual brillan un pelín más otras ideas, como la del libro sanguinolento o la sociedad que se autofagocita, pero en el tuyo compensas mejor idea + desarrollo, mientras que los otros apenas he encontrado un esbozo de lo que podían ser... Te mantengo informado si hay cambios (me soplan que quedan algunos con limonada)...
Mmm...
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12725
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CN4 - Ojo de pez

Mensaje por Berlín » 28 Dic 2015 08:30

A mí, que soy un cinéfila empedernida, este comienzo me ha traído a la mente una peli del 58, titulada El cebo, donde un hombre grande como una montaña seduce a tiernas niñas pequeñas con dulces y globos para alejarlas de su entorno y matarlas.
Luego he visto que el asunto iba de almas, y es cuando se ha complicado la cosa. El tipo es un verdugo, algo así como un enviado del divino para "limpiar" la ciudad. Ora una niñita con coletas, ora un pobre músico del metro. Bueno, pues el argumento me gusta, sí, me gusta la imagen de ellos hablando, verdugo y niña, como me gustó la escena del monstruo de Frankenstein hablando con la suya en la orilla de aquel lago mientras le daba una flor.
Me gusta mucho como me has descrito ese alma negra de uñas ponzoñosas, justo detrás de esa niña encantadora, casi repitiendo los gestos de ella, que además de ser alma también es sombra.
Lo que no me gusta mucho es la escena del corazón. Además se me plantea la pregunta siguiente: ¿Seguirá siendo buena ese alma blanca ahora que no tiene corazón?

En fin, es un buen relato. Por cierto: ¿ojo de pez? ¿ojo muerto de tiburon muerto tal vez?

:60:
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Responder