CP XI El poemario - Leticiamc

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67091
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CP XI El poemario - Leticiamc

Mensaje por lucia » 17 Abr 2016 22:31

El poemario

Cada noche el sueño se apoderaba de él en horas tempranas, llegada la madrugada un despertar súbito le acompañaba. En su lecho la mente enmarañaba pensamientos. Intentaba recuperar la somnolencia, pero su dolor se transformaba en palabras que unidas formaban poemas que repetía una y otra vez en su cabeza. Al final siempre se levantaba, por miedo a olvidar en la mañana. De hecho bien sabía que siempre olvidaba, que esa inspiración que viene en duermevela o en las noches de vigilia cuando asoma el sol desaparece, todas las palabras son borradas, cada letra extraviada.
Aquella noche, como todas desde que ella se marchó, se levantó de la cama. En su escritorio, sentado en su silla y con una vela alumbrando la mesa, cogió su pluma y un bote de tinta roja que guardaba en un cajón. Todos sus poemas creados de ausencia fueron escritos en este color. Las palabras resonaban dentro de él, pero cuando pretendía elaborar una frase no conseguía encontrar ninguna que expresase correctamente lo que sentía. Mojó la pluma en el tintero y dejó que su mano fluyera sola sobre la hoja. Alcanzaba una especie de trance en el que lograba que mente y pluma fueran uno, y la hoja se llenaba de esas palabras que portaba tan dentro.

«De sueños creado
hecho de ilusiones
insomnio y desilusión conjugados.
Deseo forjado
tormenta al ocaso
la lluvia se congela en mis manos.
Sueños, ilusión, deseo
por todos matado».

Al plasmar su sentir en el papel un leve alivio recorría su cuerpo, y durante unos instantes se desprendía de su sufrimiento, el suficiente para recuperar el sueño de nuevo. Cerró su poemario y regresó al calor de sus sábanas, su propio calor, el de la soledad. En la cama rememoraba su primer beso, quería recordar siempre la sensación que le produjo, y con esa imagen conciliaba el sueño y dormía plácidamente el resto de la noche.
Por las mañanas era preso de la tristeza, frente al espejo derramaba lágrimas cargadas de furia, su rostro era tormento. Su interior se llenaba de rabia haciendo tensar su cuerpo, sus dedos procuraban arrancar su piel y en un intento de salvamento sus manos se hacían puño focalizando en su apretar toda la inquina contenida. Con el paso de las horas iba recobrando autoestima, confianza e incluso felicidad. Así eran sus horas, sus días, una y otra vez.
Su poemario contaba con decenas de hojas llenas. Poemas, palabras, un sin fin de pensamientos que plasmaban su sentir. Unos días mostraba alegría: había estado con ella aunque hubiese sido un solo día, la había abrazado y besado, visto su sonrisa de cerca y sin duda eso era para él la felicidad. Otros días exponía tristeza: ella le había dejado sin opción a hablar, sin pedirle opinión, sin saber su sentir y sin poder escuchar los motivos que la habían llevado a abandonarle de aquella manera. Otros días manifestaba rencor: ella no respondía a sus llamadas, no estaba ahí como había prometido, su angustia aumentaba al recibir tan solo desprecio de su parte.
Otra noche llegaba y el cansancio se apoderaba de él. Apenas caído el sol se dejaba vencer y sus párpados no tardaban en cerrarse. De madrugada sus ojos se abrían, palabras y palabras bullían en su interior esperando a ser escritas. Se levantó, fue hasta el escritorio, se sentó, cogió su pluma y la mojó en el tintero. Mente y pluma hechos uno, y las palabras surgieron:

«Por un momento sentí tu alma, creyéndola mía. Se detuvo el tiempo y de un solo instante experimenté una vida inundada por dos almas unidas…»

El bote de tinta estaba vacío, fue a buscar otro al armario para terminar de escribir lo que había comenzado. Solo encontró tinteros azules y negros. Necesitaba tinta roja. Rebuscó por toda la habitación. Sacó todo de cajones y armarios y lo tiró al suelo, aún sabiendo que no la encontraría. Finalmente se sentó en la cama abatido. Todas las tiendas estaban cerradas y debía completar aquella frase. «Roja, roja, necesito tinta roja», se repetía incansablemente. Sin dudar agarró el frasco y en la cocina se cortó con un cuchillo en la yema del dedo, apretó hasta que salieron unas cuantas gotas de sangre, las suficientes para terminar su escrito. Regresó al escritorio, metió la pluma en el tintero y con su sangre continuó escribiendo:

«Que despiadado el destino que rasgó sin dudar tu alma y la mía».

Miró detenidamente la hoja y la arrancó, los tonos de rojo eran diferentes. Escribió de nuevo todo con su sangre:

«Por un momento sentí tu alma, creyéndola mía. Se detuvo el tiempo y de un solo instante experimenté una vida inundada por dos almas unidas. Que despiadado el destino que rasgó sin dudar tu alma y la mía».

Había encontrado el color perfecto para escribir, a partir de ese día comenzó a escribir con su sangre. Cada noche se pinchaba en un dedo y lo retorcía hasta conseguir las gotas necesarias. Percibía que la conexión era mayor, sus escritos se le antojaban inmejorables. Durante noches llenó hojas y hojas. Los dedos le dolían de tantos cortes y cada vez le costaba más obtener una gota. Faltaban pocas páginas para completar su diario de escritura, una obra que encerraba todo lo acontecido, todo lo soñado, lo real e irreal mezclado, y cada pensamiento solo por ella.
Llegó la noche que tanto ansiaba, la que creía le liberaría de todo dolor, escribiría en la última hoja. Su poema final, con él cerraría ese período de dolor, eliminaría todo recuerdo y con ello toda sensación.
Seccionó la yema de su dedo corazón, apenas consiguió unas gotas que le sirvieron para plasmar una frase, necesitaba más. Fue repitiendo el proceso en cada dedo, en algunos la costra se lo impedía, otros estaban amoratados y la sangre no fluía. Su estado pasó a la inquietud, empezó a sudar nervioso, la desesperación le hacía perder las palabras. Cerró los ojos y respiró hondo. Asió su pluma con delicadeza, siguió respirando lentamente a la vez que acariciaba la pluma de cisne, pero sus dedos ya no eran capaces de sentir su plácido tacto. Su rostro mostraba una mirada perdida, apenas pestañeaba, en su mente no quedaba razón, tan solo existía un color, el rojo. En un movimiento rápido clavó el cuchillo en su cuello provocando una gran incisión. Sumergió la punta de su pluma en el charco creado en su mesa, tinta suficiente para su poema. Su visión se tornó nebulosa, y comenzó a derramar sus palabras junto a su sangre:

«Lloró,
desde el interior, sin lágrimas.
Su llanto se convirtió en grito,
intrínseco, sin voz.
Quería borrar recuerdos,
pero al evocarlos,
sonrió».

Avatar de Usuario
Dama Luna
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 706
Registrado: 26 Ene 2016 21:18
Ubicación: Atravesando la Montaña Negra

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Dama Luna » 19 Abr 2016 09:38

Bonito relato, poético no solo en el contenido sino también en la forma de expresarlo. Al leerlo en voz alta se advierte una cadencia que marca el ritmo del relato.
Me ha recordado a Poe en cuanto a la historia, muy bueno. Enhorabuena.

Avatar de Usuario
Fernweh
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 684
Registrado: 26 Feb 2016 06:42

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Fernweh » 19 Abr 2016 10:34

:hola:
Me ha gustado, muy bien escrito, es muy poético y tiene una atmósfera oscura que me agrada.
Por poner un "pero", desde el momento en que se queda sin tinta roja me he visto venir que acabaría desangrándose para dar fin a su poemario, claro que eso no ha hecho de deje de disfrutar del relato, pues está tan bien escrito que, la historia en sí, ha pasado a formar parte de un segundo plano.
:60:
" El futuro es más ligero que el pasado, y los sueños pesan menos que la experiencia porque la vida no vivida es más leve, tan leve."
Marie Luise Kaschnitz

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12723
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Berlín » 19 Abr 2016 12:15

¡Dios bendito! Pásame la pluma que yo tambien me la quiero clavar en la yugular. ¿Pero que os pasa con las plumas con la sangre y con mojar en el tintero?

Argggggggggggggggggggg, me he cambiado el avatar y no sé que me pasa...autor no creas que mi dedo enhiesto es una provocación, ni un gesto infame, es por si necesitas mi sangre. Te la doy.

Luego vengo a comentarte de manera formal y sensata. Es que de vez en cuando necesito dejar salir a la loca. Tú tranquilito.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Landra » 19 Abr 2016 19:35

Bonito poemario. Creía que no me iba a gustar y al final me he dado una auto colleja :colleja:

Un saludo.
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Isma » 19 Abr 2016 20:01

Pues no sé. El comienzo tiene tantas rimas que he entrado en trance y me ha costado entender lo que estaba leyendo:
Cada noche el sueño se apoderaba de él en horas tempranas, llegada la madrugada un despertar súbito le acompañaba. En su lecho la mente enmarañaba pensamientos. Intentaba recuperar la somnolencia, pero su dolor se transformaba en palabras que unidas formaban poemas que repetía una y otra vez en su cabeza. Al final siempre se levantaba, por miedo a olvidar en la mañana. De hecho bien sabía que siempre olvidaba, que esa inspiración que viene en duermevela o en las noches de vigilia cuando asoma el sol desaparece, todas las palabras son borradas, cada letra extraviada.
Soy muy quisquilloso con los aspectos formales porque a veces me impiden disfrutar de un texto, así que no tengas mucho en cuenta mi opinión. Seguramente veo la paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio. También me ha parecido ver muchas repeticiones: su sentir, sus... posesivos, me resultan repetitivos, en particular en el segundo párrafo. A partir de la mitad me parece ver un cambio y la prosa mejora, o tal vez yo ya empiezo a captar el significado y la dirección del relato. Creo que mejora y que la lectura es más fluida. Me entretengo más y llego al final mejor que como empecé.

Quitando ya mi manía formalista, al echar la vista atrás veo que lo que impulsa al protagonista a escribir es más la obsesión que el amor. Me resulta un poco incoherente. Él está obsesionado con escribir, no con el amor perdido. No sé. Creo que te he leído cansado o en mal momento porque el relato se me ha atragantado.

Intentaré darle una vuelta más si me da tiempo, a ver si en otro momento lo cojo mejor. En cualquier caso, ¡suerte!

posdata. Por la parte buena, usas comillas angulares. Shigella sabe que eso me gana...

Avatar de Usuario
Dama Luna
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 706
Registrado: 26 Ene 2016 21:18
Ubicación: Atravesando la Montaña Negra

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Dama Luna » 19 Abr 2016 21:10

Isma escribió:Pues no sé. El comienzo tiene tantas rimas que he entrado en trance y me ha costado entender lo que estaba leyendo:
Cada noche el sueño se apoderaba de él en horas tempranas, llegada la madrugada un despertar súbito le acompañaba. En su lecho la mente enmarañaba pensamientos. Intentaba recuperar la somnolencia, pero su dolor se transformaba en palabras que unidas formaban poemas que repetía una y otra vez en su cabeza. Al final siempre se levantaba, por miedo a olvidar en la mañana. De hecho bien sabía que siempre olvidaba, que esa inspiración que viene en duermevela o en las noches de vigilia cuando asoma el sol desaparece, todas las palabras son borradas, cada letra extraviada.
Soy muy quisquilloso con los aspectos formales porque a veces me impiden disfrutar de un texto, así que no tengas mucho en cuenta mi opinión. Seguramente veo la paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio. También me ha parecido ver muchas repeticiones: su sentir, sus... posesivos, me resultan repetitivos, en particular en el segundo párrafo.
A mí me ha parecido que es algo intencionado. Léelo en voz alta: es como un poema, las repeticiones y las rimas marcan un ritmo, una cadencia.
Hacia la mitad del relato es cierto que van desapareciendo, yo diría que es cuando la obsesión por escribir le lleva a empezar a usar su propia sangre y en cierta manera comienza a vislumbrar su propio final, por eso la lectura se agiliza, sus ansias de escribir (y por tanto lo que le impulsa a seguir viviendo) se desvanecen. Y eso, más que la pérdida de la sangre, es lo que le mata.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Isma » 19 Abr 2016 21:36

Dama Luna escribió:
Isma escribió:Pues no sé. El comienzo tiene tantas rimas que he entrado en trance y me ha costado entender lo que estaba leyendo:
Cada noche el sueño se apoderaba de él en horas tempranas, llegada la madrugada un despertar súbito le acompañaba. En su lecho la mente enmarañaba pensamientos. Intentaba recuperar la somnolencia, pero su dolor se transformaba en palabras que unidas formaban poemas que repetía una y otra vez en su cabeza. Al final siempre se levantaba, por miedo a olvidar en la mañana. De hecho bien sabía que siempre olvidaba, que esa inspiración que viene en duermevela o en las noches de vigilia cuando asoma el sol desaparece, todas las palabras son borradas, cada letra extraviada.
Soy muy quisquilloso con los aspectos formales porque a veces me impiden disfrutar de un texto, así que no tengas mucho en cuenta mi opinión. Seguramente veo la paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio. También me ha parecido ver muchas repeticiones: su sentir, sus... posesivos, me resultan repetitivos, en particular en el segundo párrafo.
A mí me ha parecido que es algo intencionado. Léelo en voz alta: es como un poema, las repeticiones y las rimas marcan un ritmo, una cadencia.
Puede ser, desde luego. No tengo la verdad absoluta en la mano y tampoco soy el lector más perspicaz. Si es como dices, intencionado, entonces echo en falta que se rellenen algunos huecos, para que el ritmo sea parecido en todas las "estrofas". Si es intencionado, me hubiera gustado que continuara a lo largo del relato, ¿por qué no?
Dama Luna escribió:Hacia la mitad del relato es cierto que van desapareciendo, yo diría que es cuando la obsesión por escribir le lleva a empezar a usar su propia sangre y en cierta manera comienza a vislumbrar su propio final, por eso la lectura se agiliza, sus ansias de escribir (y por tanto lo que le impulsa a seguir viviendo) se desvanecen. Y eso, más que la pérdida de la sangre, es lo que le mata.
Sí, parece que la pérdida de sangre es una metáfora de la pérdida de las ganas de vivir: sangre es vida.

Avatar de Usuario
blinder
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 714
Registrado: 10 Jul 2005 04:06
Ubicación: Alcorcón y casi toda España
Contactar:

Re: CP XI El poemario

Mensaje por blinder » 20 Abr 2016 00:39

Hola autor/a.

Aunque al principio me costó un poco entrar en el relato, poco a poco has ido aumentando el ritmo de forma elegante, al menos para mi gusto. Sí que he sabido su destino, pero he de decir que el detalle de tirar el papel por ser dos tonos distintos de rojo me ha parecido genial. Me ha sido un poco previsible, pero no quita que me haya gustado y mira que eso es difícil, me gusta que me sorprendan :)

En cuanto a la forma he visto algunas repeticiones, sobre todo la palabra "alma" (que Isma una vez me comentó en un relato que era muy genérica y apenas la he vuelto a usar más) y el hecho de repetir en el relato la frase completa, haciendo al lector volverla a leer, no me gusta. Quizás, si no dejas al lector leer la última parte, solo al final, quedaría mejor. Todo esto es desde mi humilde opinión eh?

Gracias y suerte.
"el amante de las cabras antes conocido como Blinder" (Yuyu)
Mis relatos: Paginas mudas
Instagram: Carsanfotografia

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CP XI El poemario

Mensaje por ACLIAMANTA » 20 Abr 2016 02:35

Difícil comienzo, autor, se me antojó un poco destemplado.

Previsible la solución para la falta de tinta pero gracias a que la prosa se fué haciendo más fácil de leer lo terminé y me quedo una sensación de agrado.
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12723
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Berlín » 20 Abr 2016 07:32

Todos sus poemas creados de ausencia fueron escritos en este color
Entiendo que este poeta comienza a escribir en rojo cuando su amor le abandona. Digamos que el poemario ha nacido de ese desamor, o eso al menos he entendido.

Uf, no sé, compañero, a mi -que se me acusa de ser poeta- este trabajo no me ha seducido del todo, y mira que tiene todos los ingredientes necesarios.

Pero no sufras, que lo que ocurre es que ya llevo demasiados concursos a cuestas y lo que ya busco es un terremoto bajo mis pies y eso ya a estas alturas va a ser dificil.

Conclusión: la idea es preciosa, pero para mi gusto es un tanto manida. La forma de contarla está bien, pero no se me ha resquebrajado el suelo, que es lo que sucede cuando algo me conmueve.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Isma » 20 Abr 2016 10:05

blinder escribió:En cuanto a la forma he visto algunas repeticiones, sobre todo la palabra "alma" (que Isma una vez me comentó en un relato que era muy genérica y apenas la he vuelto a usar más)
Estoy atormentando a demasiados compañeros. Cualquier día de estos me encuentro con un grupo de sicarios en la puerta de mi casa para romperme las dos piernas... :lol:

Avatar de Usuario
blinder
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 714
Registrado: 10 Jul 2005 04:06
Ubicación: Alcorcón y casi toda España
Contactar:

Re: CP XI El poemario

Mensaje por blinder » 20 Abr 2016 11:10

Isma escribió:
blinder escribió:En cuanto a la forma he visto algunas repeticiones, sobre todo la palabra "alma" (que Isma una vez me comentó en un relato que era muy genérica y apenas la he vuelto a usar más)
Estoy atormentando a demasiados compañeros. Cualquier día de estos me encuentro con un grupo de sicarios en la puerta de mi casa para romperme las dos piernas... :lol:
Jajajja, estuve a punto fijate jajaja, pero luego me di cuenta que lo hacías de buena fé y lo paré a tiempo jajajaja. No, tus comentarios son de mucha ayuda, Isma.
"el amante de las cabras antes conocido como Blinder" (Yuyu)
Mis relatos: Paginas mudas
Instagram: Carsanfotografia

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3283
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Mister_Sogad » 21 Abr 2016 09:11

Vaya... es un bello relato, pero creo que no estoy en buen momento para leer estas cosas. Perdona pues si alguna de mis palabras no es acertada autor/a. Me gusta el uso de las palabras que das, el ritmo, la rima en la narración... de hecho últimamente estas cosas me pasan a mí y las dejo fluir, así que en serio, me gusta, y mucho. El tema en sí... no me llama tanto, lo siento, muy poético y creíble, al menos en mi caso, pero pierdo de vista la originalidad, desde el inicio al comentar lo de la tinta roja sabía cómo acabaría... Es más, temía una mayor profundidad en los sentimientos un... hacer que me sumergiera en ello y no ha sido excatamente así, lo he percibido más ligero de lo esperado y eso, aunque me ha agradado por lo que te comento de mi sentir de estos días de modo subjetivo creo que podías haberme llevado más hondo, haciendo del relato un texto aún más bello y con más fuerza.

Volveré autor/a, espero que con un talante más... positivo. :60:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CP XI El poemario

Mensaje por Frigg » 21 Abr 2016 12:20

Hola Autor/a:

Con tu relato tengo un problema:

Creo realmente que está muy bien escrito y tiene muchos componentes que me atrapan. Pero me pasa lo mismo que te han comentado antes, que lo veía tan predecible que mi interés iba disminuyendo al comprobar que mis sospechas se hacían realidad. Es original, no, pero bello desde luego. :60:
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Responder