CP XI Coleccionistas - MomoEnSilencio

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67373
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CP XI Coleccionistas - MomoEnSilencio

Mensaje por lucia » 17 Abr 2016 21:26

Coleccionistas

Él coleccionaba cubos. Ella, mariposas voladoras. Comenzaron separando creencias en ese sencillo acto de definir actividades que no necesitan ser llevadas a cabo por más de una persona.
Para ello, Clara comenzó fabricando, prácticamente de la nada, sobre el tejado de su casa, una enorme semiesfera hecha de cristales de diferentes colores y tamaños unidos por hilos de plata. Bruno, por el contrario, decidió hacer realidad sus mentales apetitos en el húmedo sótano al que, antes de todo, habría que dotar de un ambiente seco que no cubriera de moho su obra, una vez terminada.

Ambos, sin darse cuenta, hicieron caso a sus ilimitadas mentes, y ninguno notó que el horizonte de éstas no se vislumbraba cercano.

Uno de aquellos primeros días, tras haberse levantado bien temprano, haber desayunado tortitas, él con queso y finas hierbas, ella cubiertas de dulce de leche y nata azucarada, se pusieron manos a la obra.

Clara subíó las escaleras corriendo, movida por la energía que otorgan los sueños que se saben cumplidos antes de existir. Se dirigió a la habitación azul, donde había ordenado cuidadosamente, uno por uno, cada uno de los materiales y herramientas que iba a utilizar: por un lado, sobre una sábana blanca, multitud de cristales reciclados que habían pertenecido a diferentes lugares, como colegios e iglesias, todos derruidos tras el terremoto ocurrido hacía ya quince años, ordenados por tamaños. En el extremo opuesto de la habitación, sobre una mesa de madera de pino, bovinas de hilos plateados de diferente grosor y longitud, tenazas, alicates, varias reglas y metros de tela, hojas de papel, lápices de colores y bolígrafos de tinta negra.
Su idea era unir las diferentes piezas, redes tejidas de no más de un metro de diámetro, hasta formar una cúpula bajo la que albergar mariposas de diversas subespecies que se sintieran en un lugar seguro donde brillar y hacer piruetas en el aire.

Bruno, tras acabar deprisa su café, bajó al sótano para asegurarse de que todas las superficies permanecían secas tras dos días de prueba sin haber apagado el deshumidificador. No solo no había rastro de olor a moho sino que un nuevo aroma embriagaba la estancia, como salido de la nada. Misteriosamente, parecía que el lugar hubiera estado albergando miles de rosas y, tras habérselas llevado de allí, hubieran dejado su vida tras de sí, en aquel oscuro espacio cerrado.
Había elegido estanterías blancas, de varios tamaños, que le servirían para colocar de manera ordenada y por categorías, cada uno de los cubos: metálicos, de cerámica y vidrio, grises o coloridos, cubos rotos, grandes y pequeños, defectuosos y perfectos, y en la estantería de mayor tamaño, la que ocuparía toda la pared del fondo, sus cubos preferidos, aquellos que por varios motivos merecían ocupar el primer puesto en el concurso imaginario que tenía lugar en su mente: cubos tan perfectos que sorprenderían a científicos y arquitectos.

El pequeño edificio, testigo de tanta actividad, constaba de una planta a la que se accedía desde la calle, tras atravesar un pequeño huerto. Debajo de ésta se encontraba el sótano de Bruno. Sobre la planta principal se extendían la soleada terraza de Clara y un pequeño cuarto, utilizado para guardar sus materiales de construcción.

Tras la primera semana, Clara ya había entrelazado cristales y metal, logrando así dejar preparadas quince piezas que serían montadas y unidas el denominado “Día de la cúpula de las mariposas” en su cuaderno de notas que tantas ideas, poemas y sueños nocturnos albergaba, todo contenido entre un globo aerostático dibujado en la portada, y una contraportada adornada por notas musicales sin orden ni concierto.

En el cuaderno de Bruno, tras varias páginas repletas de esquemas, fórmulas y números, aparecía el plano final de su proyecto, cuyo orden perfecto le hacía sentirse casi orgulloso de su trabajo. Casi. Siempre casi. Nunca orgulloso por completo.

La víspera de aquel día tan importante para ambos, ni la mujer de ojos claros ni el hombre de cabellos rubios podían conciliar el sueño. Una mezcla de plantas relajantes cuidadosamente elegidas y recogidas en el huerto, preparadas en infusión, reposaban en una taza sostenida por las femeninas manos. En el cuarto de baño, una cascada de agua muy caliente llovía con insistencia sobre el cuerpo masculino, cuyos músculos iban relajándose, pero no lo suficiente.

No entendían por qué ninguna de estas soluciones había surtido el más mínimo efecto, pero Morfeo parecía haberse olvidado de pasar por su habitación para darles las buenas noches.
Espero que las mariposas se sientan a gusto. Creo que les gustará el lugar. Además, he elegido las flores y plantas adecuadas para ellas...
Seguro que sí. Creo que las estanterías encajarán en cada uno de los lugares que elegí para colocarlas...
Bueno, si no es así, siempre podrás cambiarlas de sitio
No es tan fácil, Clara. ¡Tienen que encajar al milímetro! Si he cometido algún fallo, tendré que comenzar desde el principio. Lo he repasado varias veces, pero aún así...
Si, seguro que lo hiciste bien. Lo tuyo son los cálculos, los números. Y si no, podrías calcularlo de nuevo. En cambio yo no puedo saber si ellas estarán cómodas allí arriba, tanto como para quedarse a vivir. Estoy tan nerviosa...
Esos bichos se adaptan a cualquier cosa. Hay miles de especies; a alguna le gustará el lugar, ¿no? No es tan difícil, Clara. En cambio, colocarlo todo en orden y comprobar que una vez hecho tienes que empezar de nuevo, es como haber estado perdiendo el tiempo.
Bueno, estamos hablando de seres vivos que pueden incluso morir si su hábitat no es el adecuado. No creo que sea lo mismo que recolocar estanterías y cubos
La muerte forma parte de la vida pero mi tiempo es oro ,y si tengo que hacerlo todo desde el principio, habría perdido días de mi cómputo total de existencia, ¿no crees?
Eso es bastante egoísta por tu parte – dijo Clara sentándose de un salto sobre el colchón.
¿Egoísta? Es terrible comprobar que has estado dedicando tiempo a algo improductivo – replicó Bruno al tiempo que se levantaba de la cama y la miraba con el poder de la verticalidad.
Ya empezamos... Nadie te pide que seas productivo. ¡La vida no está para ser productivo, ni para controlarlo todo! La vida es disfrutar y fluir, no vivir controlando resultados.- Clara, ya frente a él, al otro lado de la cama, movía los brazos al tiempo que hablaba en un tono algo más alto.
Como siempre, no me entiendes.
Tú tampoco me entiendes a mí.

En pijama de rayas y zapatillas, Bruno bajó las escaleras, pisando fuerte cada escalón. Al abrir la puerta del sótano, se vió sorprendido por ese nuevo aroma penetrante a flores. No sé de dónde ha podido salir, no lo entiendo, - rompía el silencio su voz, mientras cogía su cuaderno de apuntes, y lo abría por la última página – si aquí nunca hemos tenido rosas plantadas, ni puestas a secar, ni nada parecido.
Descalza sobre el frío suelo de la terraza, Clara admiraba la vasta red de estrellas, planetas y agujeros negros que conformaban el universo. Se preguntaba quién había podido crear algo con una perfección tal que cada elemento conociera su misión y su auténtica forma de existencia, de manera que las dudas no tuvieran cabida en su desarrollo.

Decidieron que, ya que sus mentes no creían necesario descansar, sus cuerpos aguantarían, e iniciaron, ella arriba y él abajo, sus respectivas obras aquella noche.

Se olvidaron el uno del otro. Se centraron en metales, cuadernos, cristales y fórmulas matemáticas.

Y un día, pasadas varias semanas, cuando tras varios intentos ella tuvo que asimilar que no podía colocar la última pieza de la esfera, la más alta, la que cerraría el semicírculo, porque caía una y otra vez, y él se dió por vencido al haber recalculado parámetros lógicos, sumas, restas y fórmulas aparentemente seguras, y haber presenciado que en cada colocación aparecía un nuevo error que impedía encajar cada una de las partes, ambos buscaron refugio en un paréntesis de café. Para él, una taza alta, de color naranja, café con leche, y una pizca de canela; para ella, vasito de cristal transparente, café solo.
La última pieza no encaja. No puedo cerrar la cúpula
He desmontado once veces las estanterías; no encajan.

Ambos se miraron, se sorprendieron. ¿Tanto tiempo había pasado? La barba de él, la melena aún más larga y despeinada de ella. Los dedos, manchados, agrietados. Ojeras de impaciencia y decepción. Todo aparecía en blanco y negro.

El sonido de una silla que se mueve ligeramente. Un pie descalzo que inicia un paso hacia delante. El roce de la tela, la calidez de unos dedos en la mejilla que, por arte de magia, transforman palidez en matices rosados. Manos antiguas entrelazadas renovando sensaciones.

Alrededor, el paisaje cambia. Ya no es una cocina con muebles de madera y desayunos atropellados. Dos almas que vuelven a ver se observan dentro de una esfera de cristal y destellos metálicos, soprendidos por pinceladas de colores que vuelan deprisa, por delante, por encima, cerca y lejos, que entran y salen de miles de cubos en una coreografía espontánea; cubos perfectos suspendidos en el aire, flotando, luminosos, atravesados por los coloridos insectos alados que juegan con ellos.

Fuera, las paredes se derrumban sin hacer ruido. Cada teja se desintegra antes de poder romperse contra el suelo; los ladrillos que sostenían el lugar, desaparecen elevándose hacia el cielo azul que comienza a vislumbrarse entre las grietas y los grandes agujeros de lo que era un techo liso y uniforme.

Labios que se dibujan mutuamente, ojos que se descubren permaneciendo cerrados.

Avatar de Usuario
blinder
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 714
Registrado: 10 Jul 2005 04:06
Ubicación: Alcorcón y casi toda España
Contactar:

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por blinder » 19 Abr 2016 00:34

Hola autor/a.

Según entiendo la historia va sobre ciencia y arte que por si solos no son capaces de terminar una obra, pero que juntas son la bomba.

Si es así me gusta. Me gusta también la forma de contarlo. No veo faltas graves (eso sí he visto un Bovina de hilo en vez de Bobina, pero no pasa nothing. Peores errores cometo yo :) )

Gracias y suerte.
"el amante de las cabras antes conocido como Blinder" (Yuyu)
Mis relatos: Paginas mudas
Instagram: Carsanfotografia

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Frigg » 19 Abr 2016 10:01

Hola autor/a:
Una vez leí que en un relato breve es más importante la historia subyacente que aquello que relatas en sí mismo.
En cuanto a lo que me cuentas, con ese estilo mágico que a mí particularmente me encanta, encuentro dos personas de mundos antagónicos que intentan hacer un gran proyecto, aislándose del resto del mundo e incluso de la propia relación entre ambos. Me gusta el estilo poético en el que lo enmarcas, con esas mariposas y cubos que no terminan de encajar en el hábitat creado para ellos.
Lo que interpreto, como bien dice Blinder, es que se trata de una conjugación de arte y ciencia, de mente creativa y positiva frente a la analítica y pendiente del fallo... Cada uno absorto en su proyecto sin darse cuenta de lo que se necesitan, de lo que cada uno puede aportar al otro, de la simbiosis imperfecta pero también mágica que resulta al conjugar los dos mundos.

En resumen, que me voy por los cerros de Úbeda, me gusta mucho la historia que planteas, contada casi como un cuento a la hora de dormir, pero incluso me gusta más esa historia subyacente que ha hecho que mi mente vuele como las mariposas de tu relato y que se desordenen los cubos de mi lógica.
:60: :60:
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Avatar de Usuario
Fernweh
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 684
Registrado: 26 Feb 2016 06:42

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Fernweh » 19 Abr 2016 11:48

:hola:
Me gusta mucho tanto la idea como la ejecución. Veo lo que dice Blinder, pero también veo que dos personas, por muy distintas que sean, y aunque en principio no se entiendan la una a la otra, pueden llegar a complementarse y crear algo maravilloso entre ellos, y que no hay que cerrarse a distintos puntos de vista, pues a veces, ver las cosas desde otra perspectiva puede enriquecernos.
Y tambien que el tiempo apremia... Bruno y Clara pasan tanto tiempo absortos en sus propios horizontes, que no se ven el uno al otro, y tan sólo cuando se dan cuenta de que se han convertido en dos ancianos, que han estado juntos y a la vez sólos, son capaces de entrar cada uno en la pupila del otro y por fín volar juntos fuera de esas cuatro paredes.
Un relato lleno de magia. Me ha llegado, y mucho.
:60:
" El futuro es más ligero que el pasado, y los sueños pesan menos que la experiencia porque la vida no vivida es más leve, tan leve."
Marie Luise Kaschnitz

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Landra » 19 Abr 2016 11:53

Este relato es magia pura y hay que perderse en él para poder disfrutarlo al máximo. Cierto es que he tenido que leer el final un par de veces para dar en mi cabeza una explicación a lo que quieres transmitir. Pero si en algún sitio debo buscar la magia, sé que aquí la encontraré.

Un saludo! :60:
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3283
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Mister_Sogad » 19 Abr 2016 15:31

Autor/a un relato curioso sin duda, me gusta la idea, y en realidad pensé que no, que no me iba a encajar cuando empecé a leer, por lo de las colecciones, pero ay, la idea de fondo es buena, me gusta, ya digo. Usas a los coleccionistas para hablar de la realidad de cualquier pareja que no logra conjugar sus intereses particulares para hacerlos en conjunto, hasta que encuentran un equilibrio y se dan cuenta que pueden poner todo en común y lograr lo que desean. Me queda sin embargo una sensación rara, no entiendo el olor a rosas en el sótano o que, en mi mente, que quizá está cansada, de pronto visualizara al final el derrumbre de la vivienda con la pareja dentro...

Sea como sea la narración es muy buena, fluida y con palabras y frases que me seducen. Buen trabajo autor/a. :60:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Bass
Lector ocasional
Mensajes: 51
Registrado: 23 Feb 2016 20:46
Ubicación: Where the streets have no name

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Bass » 19 Abr 2016 19:30

Me parece que voy a ser la nota discordante, pues me ha resultado espeso, pesado. No es un mal relato, no me atrevería a decirlo, pero creo que se esfuerza en ser -aprovechemos la temática- demasiado matemático y calculador durante la mayor parte del relato. Cuando pretende dar ese toque humano, ese calor, al final del relato, yo ya estoy muy desconectado.

Quizá la mayor parte de culpa de esta sensación que tengo tras leer este relato resida en dos párrafos de la parte inicial en los que se describen las actividades de los dos integrantes de la pareja. Parecía más un programa de Bricomanía que otra cosa.

No es mal relato, insisto, pero esa frialdad que he sentido en la lectura ha hecho que no me enamore de él.
Smell the flowers while you can.
David Wojnarowicz

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por ACLIAMANTA » 19 Abr 2016 20:27

Me gustó tu relato autor. Además de muy bien escrito creo que está bien tejido.
Para mí lo que nos cuentas, con mucha poesía, es esa vida en pareja que comienza uno al lado del otro, dos seres que se encuentran y se desencuentran cada día tratando de proteger su individualidad mientras el tiempo pasa y va cobrando su peaje, para al final ponerlos frente a frente con lo único que en su mundo encajó siempre y encajará, sin fórmulas matemáticas ni cálculos milimétricos: el conocimiento del otro, la compañía del otro, la ternura del otro.
Vivir juntos, no uno al lado del otro.

No era eso lo que nos querías contar? :oops: :oops:
Espero que expliques por qué el olor a rosas: va muriendo sin darse cuenta?
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Leticiamc
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 350
Registrado: 23 Feb 2015 20:59
Contactar:

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Leticiamc » 20 Abr 2016 21:40

Me ha gustado el transcurso de los acontecimientos pero al llegar a los diálogos y que faltara los signos de puntuación me ha hecho tener que frenar en la lectura porque no entendía bien.
Salvo por ese detalle, me ha gustado y el final lo que más.

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Frigg » 20 Abr 2016 23:43

Leticiamc escribió:Me ha gustado el transcurso de los acontecimientos pero al llegar a los diálogos y que faltara los signos de puntuación me ha hecho tener que frenar en la lectura porque no entendía bien.
Salvo por ese detalle, me ha gustado y el final lo que más.

Seguro que este relato es de un novato que no ha sabido poner los bbcodes. Ha pasado en unos cuantos, no es el primero que veo así. Hay una rayita que me hace imaginar que en un word se vería bien. Por eso intento no fijarme demasiado en eso.
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 27177
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por ciro » 21 Abr 2016 00:07

Aspecto formal: Mejorable. Es que ¿hay mariposas no voladoras? ¿Las mariposas están vivas o muertas? Si vivas ¿dónde? ¿sabe el autor/a que hay mariposas que duran muy poco tiempo vivas? ¿son especies o subespecies? ¿existen los sótanos secos?...
Argumento: Pues es uno de los que más me han gustado. Creo que retrata muy bien el mundo de arriba y abajo en que vivimos, desconectados. A mi, me hubiera gustado más un final sin reencuentro, para marcar más ese desencuentro perpetuo, pero que se le va a hacer, no soy el autor.
No entiendo la vida sino como aprendizaje constante. Cosecha propia

Avatar de Usuario
Leticiamc
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 350
Registrado: 23 Feb 2015 20:59
Contactar:

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Leticiamc » 21 Abr 2016 10:23

Frigg escribió:
Leticiamc escribió:Me ha gustado el transcurso de los acontecimientos pero al llegar a los diálogos y que faltara los signos de puntuación me ha hecho tener que frenar en la lectura porque no entendía bien.
Salvo por ese detalle, me ha gustado y el final lo que más.

Seguro que este relato es de un novato que no ha sabido poner los bbcodes. Ha pasado en unos cuantos, no es el primero que veo así. Hay una rayita que me hace imaginar que en un word se vería bien. Por eso intento no fijarme demasiado en eso.
Yo sí es algo que tengo en cuenta. Para guiones no es necesario bbcodes.

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por Landra » 21 Abr 2016 10:28

Leticiamc escribió:
Frigg escribió:
Leticiamc escribió:Me ha gustado el transcurso de los acontecimientos pero al llegar a los diálogos y que faltara los signos de puntuación me ha hecho tener que frenar en la lectura porque no entendía bien.
Salvo por ese detalle, me ha gustado y el final lo que más.

Seguro que este relato es de un novato que no ha sabido poner los bbcodes. Ha pasado en unos cuantos, no es el primero que veo así. Hay una rayita que me hace imaginar que en un word se vería bien. Por eso intento no fijarme demasiado en eso.
Yo sí es algo que tengo en cuenta. Para guiones no es necesario bbcodes.
Cojamos al autor y quemémosle en la hoguera.... :lista: :lista: :lista: :lista:

Un fallo lo tiene cualquiera, a saber si el word/programa que use le pasó una mala jugada.

Paz y amor! :60: :60: :60: :60:
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
MomoEnSilencio
Lector
Mensajes: 87
Registrado: 27 Mar 2016 21:11

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por MomoEnSilencio » 21 Abr 2016 11:18

Sinceramente, tal como se desarrolla la historia, no me pega mucho que de repente esté ese párrafo ahí sin signos... No sé

¡Ánimo!
Última edición por MomoEnSilencio el 21 Abr 2016 11:50, editado 1 vez en total.
Su mayor virtud, escuchar al mundo
Jirones de inspiración

Avatar de Usuario
MomoEnSilencio
Lector
Mensajes: 87
Registrado: 27 Mar 2016 21:11

Re: CP XI Coleccionistas

Mensaje por MomoEnSilencio » 21 Abr 2016 11:36

Leticiamc escribió:
Frigg escribió:
Leticiamc escribió:Me ha gustado el transcurso de los acontecimientos pero al llegar a los diálogos y que faltara los signos de puntuación me ha hecho tener que frenar en la lectura porque no entendía bien.
Salvo por ese detalle, me ha gustado y el final lo que más.

Seguro que este relato es de un novato que no ha sabido poner los bbcodes. Ha pasado en unos cuantos, no es el primero que veo así. Hay una rayita que me hace imaginar que en un word se vería bien. Por eso intento no fijarme demasiado en eso.
Yo sí es algo que tengo en cuenta. Para guiones no es necesario bbcodes.
Landra escribió: Cojamos al autor y quemémosle en la hoguera.... :lista: :lista: :lista: :lista:

Un fallo lo tiene cualquiera, a saber si el word/programa que use le pasó una mala jugada.

Paz y amor! :60: :60: :60: :60:

jajajajajaa a la hoguera!!!!
Su mayor virtud, escuchar al mundo
Jirones de inspiración

Responder