CP XIV - Caperucita feroz - Ororo

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10836
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

CP XIV - Caperucita feroz - Ororo

Mensaje por kassiopea » 18 Abr 2019 14:31

Caperucita feroz


—¡Vamos, imbécil! —espetó la decrépita anciana cubriéndose la cabeza con la capucha al caer las primeras gotas de lluvia—. ¡Me retrasas!
La indumentaria informal y el delgado cuerpo de la mujer habrían engañado a cualquiera. Vestía como una joven más de la ciudad: camiseta con remaches, mallas rotas, botas estrafalarias y su característica sudadera roja con capucha. Sin embargo, los profundos surcos de su rostro y una larga trenza plateada la delataban.
—¡Gollum! ¡Gollum! —acertó a decir la criatura que la acompañaba.
—Sí, sí, lo que tú digas. ¡Venga! No podemos llegar tarde. Atravesar esta puta ciudad nos va a costar más de lo que pensaba —añadió con una intensa mirada posada sobre el valle—. Se avecinan tiempos aciagos.
El ser la miró de reojo. Logró comprender por un momento que aquella mujer era sabia. Supo durante unos segundos que no estaría en mejores manos y que, aunque le gritaba y descargaba su ira contra él, ella siempre estaría ahí. Pero pronto desapareció ese fugaz pensamiento para dar paso a algo mucho más básico: el hambre. La mujer reconoció el gruñido al instante y lo miró con lástima. Estaba en los huesos, como ella.
—Vamos a ver qué encontramos hoy en el mercado de Ki-Pong, Gollum. Si es miércoles, tendremos suerte y habrá caracoles vivos. —Se le marcaron las gruesas venas en las manos al agarrar la mochila que se cargó en la espalda. —Y leche… —añadió pensativa.
El pequeño monstruo abrió las fauces y comenzó a salivar profusamente. Sus ojillos soñaron con un puñado de babosos y enormes caracoles grises deslizándose por su boca. Correteó alrededor de la anciana antes de poner rumbo hacia el mercado.
La ciudad se había transformado. No había llegado a desaparecer después de las Furias, pero se había convertido en otra cosa. Desde lo alto de la colina divisaron los restos de algunos edificios en pie, partes resquebrajadas de rascacielos apuntando al cielo como cuchillas y tramos de calles con lenguas de asfalto destrozadas. Parecía que quería hablarles. Una ciudad que escupía lodo y excrementos, que se lamentaba y gritaba desde su interior podrido por cada alcantarilla. Desde allí arriba pudieron divisar grupos enormes de lobos cruzándola como si fuera suya. Porque lo era. Alarmando a quienes se encontraban a su paso y marcando el territorio que ahora les pertenecía. Las Furias les habían fortalecido, habían sacado lo más instintivo y feroz de ellos. Habían creado alianzas ante el peligro y la devastación, no como los humanos, que peleaban todavía los unos contra los otros por un puñado de comida. El trabajo en equipo les había hecho fuertes y peligrosos. Iba a ser complicado, pero no tenía otra opción. Debía llegar cuanto antes a casa.
El descenso fue lo más sencillo. Gollum era un excelente rastreador y conocía aquellas tierras inhóspitas como la palma de su mano. Dejaron atrás la explanada que una vez fue un frondoso bosque ahora plagada de troncos calcinados, antesala de la gran urbe gris. Para cruzar el puente de piedra que daba acceso a la ciudad, necesitaron usar las cuerdas y arneses que llevaban, pues los destrozos de los bombardeos de la segunda Furia todavía no se habían reparado. Caperucita, como solían llamarla en su juventud, mantenía por suerte una espléndida forma física para su edad. Gollum se encargaba de ayudarla en lo posible. Tras el esfuerzo, destellos plomizos en los charcos de agua auguraban una mañana complicada.
Callejearon sonrientes al ver que los lobos no hacían acto de presencia. «Deben de dormir», pensó la anciana, así que aprovecharon para pasear con relajada tranquilidad, pero sin bajar el ritmo, hacia el mercado. Al llegar, todo era alboroto, risas, gritos, insultos… «Hogar, dulce hogar», ironizó en su interior, y se perdieron entre la mugrienta multitud.
—¿Veinte rómulos? ¿Estás loco? —gritó Caperucita al comerciante—. Tú lo flipas. Estos caracoles no valen más de cinco. Bah, tienen las cáscaras medio rotas. Los he visto en el puesto de Lea por mucho menos.
—Oye, oye, preciosa, no te vayas —añadió el vendedor en seguida—. Te los dejo a doce.
—Ni lo sueñes. ¿Me has visto cara de pardilla? —contestó ella—. Diez y tan amigos.
—Vale, pero te estoy haciendo un favor, guapa —finalizó guiñando un ojo.
—Trae acá. El favor te lo estoy haciendo yo, baboso. —Y se largó de allí escupiendo y buscando a Gollum con la mirada.
Lo encontró acuclillado en una cornisa rota mirando hacia el final de la calle principal, observando detenidamente un puesto de joyas baratas. Sin duda, buscaba su anillo. Su tesoro. Tenía esa mirada de nuevo.
—¡Eh! ¡Gollum! Vayamos a por la leche y larguémonos de aquí —replicó ella con prisa—. En cualquier momento pueden aparecer los lobos.
Gollum le dirigió una mirada enfurecida, no encontraba su tesoro por ninguna parte, pero el hambre hizo mella de nuevo y, al olfatear los caracoles, sonrió y corrió rápidamente hacia Caperucita. Le esperaba un festín.
Encontrar el sendero que conducía a casa fue demasiado fácil. Después de los ataques químicos, ya no crecía vegetación alguna que obstaculizara el camino, así que pronto se adentraron en el bosque de Gandalf. Lo llamaban así porque decían que el mago que recibía ese nombre había morado durante décadas allí en la abstinencia y la oración, aunque ahora no quedaba ni un solo árbol en pie. «Menudo chalado», se dijo Caperucita, «La ciudad en plena primera Furia y este payaso cobarde aquí resguardado de todo mal, esperando a que se mataran los unos a los otros. Gente sencilla, gente normal enfrentada en una debacle provocada por los políticos que acabó con todo. Y después de la primera, llegó la segunda. No fue suficiente con desahuciar a la población y privarla de todo, incluso de lo más básico, sino que tuvieron que arremeter quince años después para asegurarse de que nada se mantendría en pie. Sin embargo, aquí estamos. Los supervivientes no dejaremos de luchar por… » Un aullido desgarrador interrumpió sus pensamientos.
—¡Por todos los demonios! ¡Gollum, escóndete! —gritó la anciana.
Pero Gollum había desaparecido de su campo de visión. Corrió lo más sigilosamente posible y se acurrucó en el hueco deforme de un roble calcinado. «Venga, venga, venga. No, no, no», suplicó cerrando los ojos con fuerza. «No me puede pasar esto, por favor. No puedo fallarle. La niña necesita leche. Si no, morirá…» Se cubrió el rostro con la pesada mochila y lloró de rabia.
Las pisadas se intuían cada vez más cercanas. Eran bastantes. Una manada de al menos diez lobos gruñían, olfateaban, jadeaban y buscaban comida. Su pelaje gris contrastaba con la tierra y las rocas negras del lugar y brillaba cuando algún finísimo haz de luz atravesaba las nubes. Siempre tan compactas, tan oscuras. Caperucita se atrevió a apartar la mochila y abrir los ojos. No podía, quería cerrarlos y que todo aquello pasara, pues no podía luchar contra diez lobos feroces, pero el instinto la obligó a abrirlos. Entonces los vio.
Jamás había estado tan cerca de ninguno de ellos. Eran hermosos. Encogida dentro de aquel tronco podía contemplarlos sin ser vista. Su pelaje se agitaba suavemente al viento, las fauces, aunque temibles, poseían una belleza animal inigualable y los ojos, esos ojos inteligentes, buscaban. ¿Qué buscaban? La anciana salió de su ensimismamiento y volvió a la realidad. «Gollum.» Un chasquido provocó que la manada al completo avanzara hacia aquella dirección, dejando tras de sí restos de tierra seca de sus pezuñas y a Caperucita.
«Gollum, maldito, ¿dónde estás?» Salió de su escondite y miró en todas direcciones. A lo lejos, le pareció ver una polvareda y a las bestias corriendo. Los lobos se alejaban. Pero, ¿y su compañero? Un ruido y una respiración agitada a su espalda hicieron que se volviera.
—¡Gollum! —gritó la mujer mientras giraba sobre sí.
Pero no era él. Uno de los lobos continuaba allí, moviéndose con lentitud de un lado a otro sin dejar de mirarla. Sus ojos penetrantes parecían sabios y la observaban en silencio. Su pelaje plateado refulgía entre las ramas secas. Y no era lobo, sino loba.
—Tranquila, tranquila… —dijo intentando aplacarla extendiendo el brazo—. No tienes por qué…
De pronto, un grito las sobresaltó. Era Gollum. O lo que quedaba de él. Uno de los lobeznos había vuelto con su presa entre las mandíbulas chorreando sangre. Entre estertores, intentó abrir la boca para volver a gritar, pero no lo consiguió. La anciana se echó las manos a la cara y soltó la mochila, que cayó pesadamente al suelo. El animal, al percatarse, se acercó con velocidad, la olfateó y comenzó a rasgarla con los colmillos dejando los restos del hobbit a un lado. «Mierda, Gollum, amigo…» Caperucita se quedó paralizada ante el horrendo espectáculo. La bestia lamía la leche en polvo que había guardado celosamente hasta el momento. «Es tan difícil encontrarla. Traje toda la que pude encontrar. ¡Maldición! Todo estaba siendo demasiado fácil. No puedo más…»
—¡¡Gollum!!
El grito desgarrador recorrió kilómetros. Los animales se asustaron y se quedaron quietos mirándola. La mujer, hecha un guiñapo, lloraba sobre la tierra yerma. El lobo joven miró a su madre y, recogiendo los restos de su presa, se alejó tranquilamente. La loba, sin embargo, se acercó a Caperucita, y se sentó a su lado agachando la cabeza hasta ponerla junto a la suya.
Se mantuvieron así durante un largo rato, hasta que Caperucita miró al animal a los ojos. Ya poco tenía que perder. La loba, clavando sus brillantes pupilas en ella, la intentó levantar con el hocico y comenzó a gruñir suavemente. «Ahora o nunca», se dijo, y comenzó a correr hacia casa desesperadamente. El corazón palpitaba fuerte, resonaba su respiración con fuerza, las piernas volaban. Llevó la vista atrás en varias ocasiones, pero nada. No la seguía. «Venga, un último esfuerzo. Vamos, ya casi estás». Al cabo de unos minutos, apareció la casa frente a ella. Divisó luz en la planta superior, y eso le dio esperanzas.
—¡Hija! ¿Estás arriba? —preguntó subiendo los escalones de dos en dos—. Ya estoy aquí. No te vas a creer lo que me ha pasado. ¿Y la niña? ¿Está bien? —interrogó faltándole el aliento al oír el llanto de la bebé.
Cuando abrió la puerta de la habitación, se quedó petrificada. Su hija, enferma, reposaba en la cama. Su nieta, una bebé de pocos meses, lloraba desconsolada en los brazos de un desconocido.
—¿Quién eres tú? ¡Dámela ahora mismo! —Y arrancó rápidamente la niña de los brazos de aquel ser estrafalario.
—No temas, anciana, soy Gandalf. Gandalf el mago. He venido a ayudaros —dijo serenamente el hombre que olía a tabaco aromático.
—¿Ayudarnos cómo? ¿Traes leche? ¿Sabes algún truco para calmar a una bebé hambrienta o solo meditar y esperar a que las cosas se arreglen?
El mago, ataviado como tal, con su túnica mugrienta en la que todavía se apreciaban algunas figuras de estrellas cosidas con cuerda y botas con las punteras largas y retorcidas hacia arriba, mesó su barba.
—Verás, mujer… —comenzó. Pero le interrumpió un portazo seguido de un aullido.
Entonces, apareció la loba. La había seguido. Qué ingenua había sido. Creía que podía despistar a un animal como aquel. Gandalf dio un paso atrás asustado, pero tuvo tiempo para extraer su varita mágica del bolsillo de aquella vestidura de feriante y la apuntó con ella.
—¡No! —exclamó Caperucita— ¡Déjala! No me hizo daño cuando tuvo ocasión y ahora… — Interrumpió su discurso para mirar atónita cómo se acercaba sigilosamente a ella.
La miró, y la anciana comprendió. Ante el desconfiado rostro de Gandalf, que comenzaba a salir a hurtadillas de la habitación, Caperucita se agachó. La loba se tumbó y sus ubres rezumaron leche. El instinto hizo lo siguiente.
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
Iliria
Foroadicto
Mensajes: 3370
Registrado: 23 Jul 2014 23:13
Ubicación: Tyris - Valentia

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Iliria » 22 Abr 2019 20:47

Empiezo por este :hola:

Curioso batiburrillo de cuentos (Caperucita y el/los lobo/s, Gandalf y Gollum...) :roll: Sin embargo te aplaudo el riesgo. Muy bien escrito, buenas metáforas y con un final sorprendente.

Mientras lo leía me venía a la cabeza "La Historia Interminable", con la Realidad (la Nada) invadiendo Fantasía, entremezclándose con ella y destrozándola, y he visto algo de eso en los edificios en ruinas y en ese mundo caótico y apocalíptico.

En principio no le veo pegas a grandes rasgos. Pasa mi corte y además preveo que lo puntuaré. Buena vuelta de tuerca, autor/a.

Gracias por participar :60:
"Yo no sigo a Tanis. Sólo vamos en la misma dirección" (Raistlin Majere)

Runners aquí: che-niata

Avatar de Usuario
raumat
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 362
Registrado: 20 Feb 2015 19:56
Ubicación: Castellón

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por raumat » 23 Abr 2019 08:43

Una historia repleta de fantasía y acción. Y muy bien escrita.
Bonita la recreación de míticos personajes (Caperucita, Gollum, Gandalf…). Bueno, a Gollum no sé si le hará mucha gracia cómo acaba él. :cunao:
Original también el desenlace.
Buen trabajo.
Gracias al autor por compartirlo y suerte en el concurso.

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3292
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Mister_Sogad » 23 Abr 2019 14:46

Qué imaginativa tu historia, autor/a!! Navego entre dos aguas, por un lado me gustan unas cuantas ideas que aquí plasmas pero, por otro lado, también hay ideas que por lo que sea no me encajan. Mira que a mí la fantasía me gusta, y esos nombrecitos con que "adornas" tu relato me sacan sonrisas. Lo que pasa es que no los encajo en la historia, en este caso hablo de los dos que empiezan por "G", quizá porque lo que sí me ha gustado más sea el fondo, la idea de fondo que yo veo. Caperucita, los lobos, un futuro postapocalíptico, todo eso te lo compro, me gusta.


Suerte primaveral. :60:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3900
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Tolomew Dewhust » 23 Abr 2019 16:37

Empiezo contigo.

La idea es buena, :chino:. Tenemos a la caperucita del cuento realizando el trayecto inverso, no a casa de la abuela sino a la de su nieta, porque aquella necesita los víveres que esta lleva en su cesta.

En cuanto a la prota, decirte que me gusta que sea una mujer mayor, en contraposición a la del cuento. Sin embargo no consigues hacerla creíble en su manera de dirigirse a los otros personajes ni en su diálogo con el tendero (quien precisamente la trata más como a una jovencita que como a una anciana). En resumen: me trago que tu caperucita sea una persona de la tercera edad solo porque tú me lo dices, no porque yo lo capte en lo que nos ofreces.

La ambientación es otro de los puntos fuertes del cuento. Un mundo devastado tras las Furias: ¿apocalípsis, guerras mundiales...? No hace falta explicarlo, mejor no hacerlo y que cada uno se monte su película. Bien por ahí. Es más, casi me ha sobrado la alusión a los políticos y a una segunda acometida por parte de aquellos... Mejor insinuar, mejor dejarnos con la intriga porque el relato no va de eso sino de Caperucita, es solo su envoltorio, no pequemos de explicativos.

Chino para ti por la ambientación del relato, :chino:.

Punto negativo por tirar de otros personajes conocidos. Que cojas a Caperucita y te marques tu propia historia es bueno. Que la juntes con Gollum y Gandalf... ejem..., parece otra secuela de Los Vengadores, :dragon:.

Jajaja. Ahora en serio, Gandalf no aporta nada a la historia, totalmente prescindible. El personaje de Gollum está bien traído, pero yo no le hubiera llamado Gollum ni hubiera puesto que sigue obsesionado con su anillo. Un niño malformado por las bombas que cayeron, un animal medio humano, un ente sobrenatural para acompañar a tu protagonista en busca de la leche que necesita, sí, cualquiera que te hubieras inventado hubiera encajado fenomenal... Gollum no, :cunao:.

El final con esa loba ofreciéndose para amamantar a la criatura... genial (lástima que la escena de Gandalf lo emborrone un tanto).

En conjunto creo que la idea es muy buena y que está escrito bastante bien, así que salgo contento tras la lectura. Un buen trabajo, con esos matices que espero te ayuden a ganar el año que viene, porque este... :no:.


Esto último es una bromeja, :cunao:.


Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3900
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Tolomew Dewhust » 23 Abr 2019 16:42

Otra cosa que vale para tu relato y el de otros compañeros, pero que digo aquí que me pilla a mano:

Un texto con los párrafos bien separaditos con doble espacio es más atractivo para el lector. Es una nimiedad, pero hacerlo no cuesta dinero.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67720
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por lucia » 23 Abr 2019 19:22

Pero puestos a elegir enviar solo un archivo, mejor sin separación por el recopilatorio :lista:

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1885
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por rubisco » 23 Abr 2019 19:38

La jefa se ha pronunciado y ha pedido que enviemos sólo un archivo. Hágase su voluntad.

Así es como funcionan los mensajes electorales: de digo a Diego, de Diego a dieron y de dieron a dinero.
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

lunaroja
Lector ocasional
Mensajes: 49
Registrado: 23 Mar 2018 20:47
Contactar:

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por lunaroja » 23 Abr 2019 19:48

Es un relato que me pareció muy original con el juego de diferentes personajes de relatos, muy bien llevado.
Quizás confuso en algunos párrafos por lo caótico de toda esa situación a la que se enfrenta esa Caperucita que se reconcilia y que se reconoce como hembra con la loba, esa Caperucita madura que necesita llevar el sustento a su casa.
Me pareció enternecedor e inesperado el final.
Pensé que acabaría con alguna locura tal y como transcurre el relato,sin embargo, esos últimos párrafos me devuelven un espacio de ternura.
:60: :60:

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1885
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por rubisco » 25 Abr 2019 13:16

Hola, autor :hola: . Hola, autora:

Lo último que esperaba en este concurso era hallar un potaje como éste. Y lo digo para bien. Esta mezcla de Caperucita, El Señor de los Anillos y no sé si algo más resulta del todo fresca.

Sólo puedo mencionar una pega, aunque como verás es bastante leve: tanto Gollum como Gandalf están poco elaborados en comparación con Caperucita y los lobos. Descargar la labor de descripción en el conocimiento del lector tiene el riesgo de que un lector se haya perdido. ¿Será posible que alguien no conozca a Gollum o a Gandalf? Sí, lo es. Ése es mi caso. Sé quiénes son, claro, pero cada vez que echan alguna de sus películas en la tele mi cerebro desconecta y no soy capaz de profundizar en la personalidad de cada uno de ellos.

Pero si hay algo que me parece bien traído es el giro del final. No sé si interpretarlo como una oda al instinto maternal o como un elemento de realismo mágico que termina de redondear lo extraño del relato y que lo hace tan original.

De resto, todo está francamente bien. Muy buen manejo del ritmo, muy bien dosificados cada uno de los conflictos y muy bien escrito. Además, creo que el riesgo siempre se valora bien y más todavía si está bien medido.

No tengo mucho más que comentar, más allá de que posiblemente te lleves puntos por mi parte.

Gracias por compartirlo y mucha suerte :60: .
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10948
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Gavalia » 25 Abr 2019 22:20

Tu historia es un cuento muy bien contado, aunque te debes poner un poco en modo Andersen para evitar verlo como un relato de fantasía al uso. Como tal no cuadra, pero aún así se empeña en parecerlo. La ambientación me traslada a los parajes de la Torre oscura de King.

En un cuento es factible que los lobos se paseen por la ciudad como Pedro por su casa, con independencia del hambre que tengan, parece que en tales casos van a buscarse la vida por esos bosques de dios. Que caperucita sea una anciana que se mueve, comporta y habla como una jovencita rebelde, supongo que también. Es un cuento, leñe y a eso me atengo, aunque pienso que desluce un poco a caperucita y le quita credibilidad.

Implementar personajes de la mejor fantasía creo que fastidia el trabajo. Desde mi punto de vista queda como una especie de híbrido. Quizá llamándolos de otro modo habrías minimizado daños.

Gollum te ha quedado de lujo, es el mismo de siempre este chico. Caperucita me gusta pero no me encandila y, entre tú y yo, al mago, desde mi punto de vista te lo podías haber ahorrado.

En algún momento, como por ejemplo en la escena del cachorro y caperucita, tuve que detener la lectura. No tenía muy claro quién se lanzaba contra esta última, quizá tuvo algo que ver la estructura del párrafo, llegué a ver atacando a la loba. Alguna frase me chirrió un poco como el de "algunos edificios en pie" Los edificios suelen estar en pie normalmente ¿"algunos edificios que todavía quedaban en pie"? creo que quedaría mejor, cosas mías supongo. La frase final es muy poética, y además me gusta, pero da la sensación de que es caperucita la que se pondrá ciega de leche. Arrímale la niña coñes. :cunao:

En líneas generales el cuento está chulo, la redacción cumple, y el trabajo se entiende perfectamente por muy hibrido que sea.
Un saludo y suerte.
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 15610
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Megan » 28 Abr 2019 00:34

Autor/a, la verdad que te pasaste.
Una caperucita anciana, Gollum, Gandalf,
los lobos, la nieta de caperucita, no pudiste mezclar más :lol:
Pero te salió muy bien, lo narraste con muy buenas descripciones,
y a pesar del meollo de personajes diversos los hiciste congeniar
y les diste un papel importante en el relato.
Eso tiene mucho peso para mí, esa imaginación tuya es hermosa.
Vas alto/a en mis votaciones, ya te lo digo.

Suerte y gracias por compartirlo :D

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12735
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Berlín » 29 Abr 2019 11:37

Yo, que ando siempre con el hocico metido en premisas de lo más extrañas, intuyo, me huelo, que esto es el resultado de alguna de esas raras, por la mezcolanza. Y el resultado de este "potaje", como lo ha bautizado Rubisco, a mi me gusta mucho. Lo aclaro porque no hace mucho me tocó escribir un relato con Cenicienta y unos héroes raros de los que ni conocimiento tenía. A mi el potaje me quedó mal de la hostia. Y encima era cifi, dios bendito. Me tuve que reinventar a una Cenicienta interplanetaria. :lol: No digo más.

Un buen relato, bien capeado en cuanto a esas dificultades (mezclar lentejas con garbanzos es lo que tiene) y con unas imágenes magníficas, como la del final.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53723
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por Sinkim » 02 May 2019 12:12

Es extraño porque este relato me tendría que haber gustado mucho más de lo que lo hizo. Me encantan los crossovers y la aparición de Gandalf y Gollum debería ser un plus y, sin embargo, no lo siento así. Creo que no llegan a encajar del todo en la historia, quizas porque son personajes con tanta fuerza que no les pega el papel de secundarios :meditando:

Aún así la historia me ha gustado y me ha parecido muy bien escrita, sobre todo lo referente a la Caperucita anciana en un mundo post apocalíptico y los lobos salvajes dominando las llanuras :D :D
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CP XIV - Caperucita feroz

Mensaje por ACLIAMANTA » 02 May 2019 23:49

Buen relato.
Una historia de fantasía muy bien escrita,con pocos personajes y con nombres de fácil recordación (lo que no es usual en el género), que mantiene el interés del lector de principio a fin y con un desenlace impactante y nada predecible.

Suerte para el autor!
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Responder