CP III: "La fatalidad de los sueños"- Jangel

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Arwen_77
Vivo aquí
Mensajes: 13557
Registrado: 23 Sep 2007 20:49
Ubicación: Comunidad de Madrid

CP III: "La fatalidad de los sueños"- Jangel

Mensaje por Arwen_77 » 14 Abr 2008 17:48

15º participante concurso Primavera 2008

La fatalidad de los sueños

Tengo la sensación de que ya he estado aquí.
En efecto, ya he estado aquí. Todo me resulta familiar. Al fondo, veo… algo realmente familiar.

Sonríe, involuntariamente.


Qué torpe estoy. Qué mal me expreso, no hago más que repetir las mismas palabras. Pero, por alguna razón, eso no me importa ahora.
Al fondo, veo… sí, veo la silueta de un edificio peculiar. Su arquitectura resulta muy reconocible. Es el Parlamento de Londres. Está iluminado, porque es de noche. En la distancia parece un palacio de cuento de hadas. Justo al lado diviso la torre del Big Ben. A mi alrededor deberían oírse los ruidos de la ciudad, los sonidos que definen su grandeza y su ritmo, pero para mí es como si no los hubiera, es como si yo estuviera sordo. Además, una especie de bruma lo envuelve todo y aturde mis sentidos.
Entonces, me doy cuenta de que no estoy a ras del suelo. Me encuentro en una azotea y observo todo desde lo alto de una elevada construcción. Sin pensármelo dos veces, me abalanzo hacia el borde y me lanzo al abismo.

Gira la cabeza en la almohada y sus manos se estremecen, como si quisiera sujetarse a la cama.

Vuelo. ¡Vuelo! Estoy volando. Una vez más, como otras noches, estoy volando. Me sumerjo en la oscuridad y hago maniobras en el aire sin abatir los brazos. Me siento como Peter Pan o Harry Potter sobre su escoba.
Esto no es normal. Esto no puede ser real. Solo puede tratarse de un sueño. Pero me apetece prolongar la experiencia. Así que sigo durmiendo. Sigo soñando. Vuelo.

Estira las piernas, pero la tensión repentina de los músculos le obliga a relajarse. Se mueve y le parece que flota sobre el lecho.
Me dirijo hacia la abadía de Westminster, que se empieza a parecer a la catedral de Sevilla, con la Giralda incluida. Siento la fricción del aire en la cara, el viento me sacude el pelo y la ropa. Una extraña sensación hace vibrar mi abdomen mientras sobrevuelo Piccadilly Circus, llena de luces, pero vacía de gente. Atravieso Green Park y el parque de St. James. Son sitios que he visitado alguna vez, los conozco, aunque se presenten algo desfigurados. Me someto al capricho del viento y un escalofrío me recorre la espalda cuando desciendo hacia la hierba. Estoy tan cerca que decido tomar tierra.

Encoge los dedos de los pies y dobla las rodillas, como si fuera a amortiguar el aterrizaje. La expresión de su rostro es de plena satisfacción.

De repente, ya no estoy surcando el espacio. Me encuentro de pie sobre una vasta extensión de césped, salpicada por algún arbusto y unos cuantos árboles. Delante de mí, se erige un enorme edificio con aspecto de templo clásico. Subo las escaleras que me conducen a la columnata del pórtico y empujo la gigantesca puerta hasta que se abre una de las dos hojas.
No dudo en entrar, sorprendiéndome mi propia serenidad, porque fuera, de pronto, Londres se ha desvanecido completamente y dentro no sé lo que me espera. Penetro en el templo, sin miedo pero con bastante inquietud.
Del techo penden varias lámparas de gas, cuya luz es cálida y brillante. Me alumbran el camino por el largo pasillo.

Un nuevo estremecimiento sacude su cuerpo. Los párpados se le cierran con más fuerza por un instante. Algo se ha torcido en el sueño.
Antes de que pueda reaccionar, estoy sentado en un pupitre. No recuerdo cómo he llegado hasta aquí, no recuerdo haber entrado en el aula. Todo es tan incoherente, tan poco racional… Estoy rodeado de más alumnos, que escriben cabizbajos y en silencio. También yo escribo, sobre un papel que no deja de estar en blanco. Es un examen. Estoy haciendo un maldito examen y no sé las respuestas. De inmediato sé que no voy a ser capaz de superarlo. Eso me abruma.
Es extraño. Hacía mucho tiempo que no hacía un examen. ¿O estoy equivocado? ¿No soy muy mayor para estar haciendo un examen de escuela? Juraría que ya había pasado por eso y que tenía un trabajo remunerado. Todo se vuelve tan confuso. Estoy aturdido.
La profesora me mira y yo vuelvo la vista al papel en blanco. En blanco. En blanco.

Suda. Un sudor frío empieza a cubrir su piel.


Claro. El bolígrafo no tiene tinta. O mi cerebro no tiene ideas que imprimir.
Me sumo en la desesperación. Pero, momentáneamente, vuelvo a ser consciente de mi situación y me pregunto por qué no estoy en un sueño de carácter sexual, que seguramente sería mucho más agradable. Sin embargo, sigo adelante, para intentar forzar las circunstancias y tornarlas a mi favor.
Cruzo otra mirada con la profesora. Es guapa. Me recuerda a mi mujer. Me recuerda esa absurda pesadilla que suele tener. La tiene muy a menudo y, cuando me la cuenta, me río, me río mucho. No puedo evitarlo, no sé, me resulta gracioso. Pero ella parece pasarlo bastante mal y termina enfadándose conmigo, por mi falta de comprensión y apoyo. Estas reflexiones se disipan tan pronto como aparecieron.
Me levanto de mi asiento y corro hacia fuera.

Otra vez boca arriba, en medio de una gran agitación.


Fuera, el cielo se ha teñido de negro. Horribles nubarrones cubren todo el firmamento y truena con fuerza, como si el trueno resonara en todas partes, hasta en el interior de mi cabeza. Me quedo en el pórtico, a cubierto, esperando la lluvia que está a punto de comenzar a caer.
Pero no llueve.
En cambio, súbitamente, un rayo se estrella contra una de las columnas y la parte en dos como si fuera de cartón. Afortunadamente, no estoy suficientemente cerca para que me dañen las esquirlas o el mismo estallido. Pero, a mi pesar, un rayo tras otro se suceden. ¡Están lloviendo rayos!
Echo a correr. Me persiguen los relámpagos, como si tuvieran vida propia y quisieran abatirme. Los terribles rayos impactan a mi alrededor, acosándome.

Un brinco violento sobre el colchón. Su mano derecha se extiende hacia el cuerpo de su mujer.

Pero, entonces, observo que allí donde se han posado los últimos rayos, brotan matorrales o fluye espontáneamente un manantial. Los rayos… Los rayos construyen, fabrican vida. Es bastante inquietante, pero me tranquiliza. Las intensas emociones sustituyen a la preocupación.

La mano derecha encuentra la mano izquierda de su mujer y la aferra.

Frente a mí, sin previo aviso, aparece mi mujer. Esta vez sí es ella. Esta medio desnuda. Pero, en realidad, yo también. Apenas llevo ropa encima y siento vergüenza. Le sonrío, con cierta inseguridad. Tiendo la mano. Ella también y me la estrecha.

Aprieta la mano y ella le devuelve la presión inconscientemente.


Algo se transmite a través de ese apretón, por medio de ese contacto. Es algo tremendo y pavoroso, puedo percibirlo. Me doy la vuelta y tan sólo encuentro un páramo desolado. Y descubro lo que ha pasado: estoy en su pesadilla. Es la pesadilla de mi mujer.
Pero ella ya no está, se ha ido. Me ha dejado en la más absoluta soledad, dentro de su pesadilla…

Respira con dificultad, como si le faltara el oxígeno.


Y es… más horrenda de lo que había imaginado, más insoportable de lo que ella era capaz de describir. No sé… No puedo… Me invade el terror. Siento pánico. No voy a resistir. Deseo despertar, pero no despierto. No puedo aguantarlo. No puedo aguantarlo. La angustia es… tan grande…

Su corazón deja de latir.
Última edición por Arwen_77 el 30 Abr 2008 20:33, editado 1 vez en total.
:101: Elantris - Brandon Sanderson

Ama y haz lo que quieras
Recuento 2019

takeo
GANADOR del III Concurso de relatos
Mensajes: 5072
Registrado: 05 Mar 2006 12:19
Ubicación: Al noreste de Madrid

Re: CP III: "La fatalidad de los sueños"

Mensaje por takeo » 15 Abr 2008 19:44

Pasa a la primera página

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Mensaje por 1452 » 15 Abr 2008 23:07

Me gusta mucho la idea y no está mal presentada, sin embargo al leerlo, siento que falta algo...no sé decir el qué, pero algo falta.
Imagen

Avatar de Usuario
Desierto
Foroadicto
Mensajes: 2803
Registrado: 22 Mar 2008 13:27
Ubicación: Salamanca

Mensaje por Desierto » 15 Abr 2008 23:15

A mí me gusta, sin embargo, este tipo de narración acelerada y onírica para mi gusto debe limitarse algo más, si trata de plasmar las sensaciones intensas que producen instantes muy breves, si se prolongan demasiado pueden llegar a marear un poco.
Pero en general muy bien, con una idea más que inquietante muy bien contagiada al lector.
Recuento 2017
Es el terreno resbaladizo de los sueños lo que convierte el dormir en un deporte de riesgo

Avatar de Usuario
al_bertini
Vadertini
Mensajes: 5291
Registrado: 11 Sep 2007 12:54
Ubicación: el otro foro

Mensaje por al_bertini » 17 Abr 2008 10:14

Es interesante esta interpretación de los sueños, y la idea de lo que está pasando fuera del sueño, pero me pasa como a Mil, me falta algo en el relato...
"El mayor riesgo laboral que existe es trabajar"-Proverbio Mirianesco
Recuento 2010
Imagen

Avatar de Usuario
Felicity
Comité de bienvenida
Mensajes: 48765
Registrado: 28 Jul 2006 11:52
Ubicación: La cala más perdida de Eivissa.
Contactar:

Mensaje por Felicity » 17 Abr 2008 11:17

me gusta... pero no deja de seguir siendo una reflexión
Recuento 2019
Hay un momento en la vida, en el que tienes que dejar de vivir y empezar a sobrevivir...

Avatar de Usuario
Fley
GANADOR del III Concurso de relatos
Mensajes: 2871
Registrado: 20 Dic 2007 14:36

Mensaje por Fley » 17 Abr 2008 12:15

Creo que es esa división entre párrafos la que hace que parezca que falte algo de cohesión en el relato. Eso le hace bajar enteros dado que ya de por sí lo onírico del relato le hace atípico de seguir. Pero aunque la forma no me convence, el fondo sí, el tema me atrae.

Avatar de Usuario
El Ekilibrio
No puedo evitarlo
Mensajes: 16701
Registrado: 24 Abr 2006 19:03
Ubicación: Sociedad protectora de animales y barcomaris
Contactar:

Mensaje por El Ekilibrio » 17 Abr 2008 19:53

A mi me gusta. Posiblemente las frases en cursiva contando lo que ocurre sea un recurso fácil que hace que la historia no enganche o no permita que entres del todo. Pero valoro muy positiva la idea que ha querido hacernos llegar el autor. Eso sí, final demasiado trágico para un sueñecico que se pega el hombre... :roll:

Felicidades
Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia
Imagen
http://elekilibrio.blogspot.com/
CAMPAÑA PARA PAGAR LOS ESTUDIOS DE BARCOMARI

Avatar de Usuario
Emma
La Gruñ
Mensajes: 9139
Registrado: 17 Abr 2007 20:31
Ubicación: En mi Gruñidera

Mensaje por Emma » 17 Abr 2008 20:05

Cuesta un poco entrar en la historia, al principio parece que se ha fumado algo para saltar así de un sueño a otro :lol: , pero el final me gusta. Creo que consigue transmitir muy bien el miedo de la mujer, cómo él no se toma sus temores en serio, cómo finalmente se cumple la pesadilla de ella...sí, en general me ha gustado :wink:
Gracias.

Avatar de Usuario
Fley
GANADOR del III Concurso de relatos
Mensajes: 2871
Registrado: 20 Dic 2007 14:36

Mensaje por Fley » 17 Abr 2008 23:34

Las frases en cursiva se me hacen como una voz en off de las películas.

Avatar de Usuario
SHardin
Foroadicto
Mensajes: 3812
Registrado: 20 Dic 2007 15:46
Ubicación: Lejos de ti...

Mensaje por SHardin » 18 Abr 2008 08:52

Leído. Me ha gustado sobre todo la idea y el final (aunque con un susto le valía, pobre hombre).

Avatar de Usuario
isabelita
No tengo vida social
Mensajes: 1993
Registrado: 30 Ago 2007 23:01
Ubicación: Éste tiene que ser mi año

Mensaje por isabelita » 18 Abr 2008 10:27

Queda claro lo que quiere transmitir el autor, lo consigue, aunque para mi gusto, hay demasiada variedad de sueños. El final, ¡vaya susto!, está muy bien.
Me ha gustado mucho la idea
Recuento 2018
:101: :101: "Fin de guardia" - Stephen King

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Mensaje por Katia » 19 Abr 2008 17:12

Interesante. Muy descriptivo
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 15833
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Mensaje por Gabi » 23 Abr 2008 00:04

A mi me gustó mucho, me resultó interesante y muy buenas las descripciones!
Felicitaciones!
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 26892
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Mensaje por ciro » 23 Abr 2008 23:51

Excepcional el intercalado de sensaciones oniricas y fisicas. Me ha gustado, aunque un poquito "mal intencionado" lo de describir la muerte.

Responder