I Fantasía: Emma y Sara - Arwen_77

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Felicity
Comité de bienvenida
Mensajes: 48765
Registrado: 28 Jul 2006 11:52
Ubicación: La cala más perdida de Eivissa.
Contactar:

I Fantasía: Emma y Sara - Arwen_77

Mensaje por Felicity » 26 Oct 2008 20:02

EMMA Y SARA

-¡Emma! ¡Hola guapísima! Déjame que te dé dos besos, muac, muac.Pero que preciosa “ta la tu neña”. ¡Esta enorme! Y tan rica...Gu, gu, gu,... Ta, ta , ta.... Brrrr. ¿Donde está la “neña” más guapa del mundo? ¿Qué meses “tien” ya? ¿Cómo se llama que no me acuerdo hija?

- Se llama Sara y tiene tres meses. . Pasa el tiempo volando.

-Si hija sí. ¡”Vas decímelo” a mi! Que mis nietos ya van a la universidad. Bueno anda, a seguir bien.


En cuanto la efusivísima señora se alejó un poco, Emma se volvió a su amiga Rosa con gesto entre preocupado y molesto.

* ¿Por qué la gente dirá cosas tópicas de los bebés que no piensa en absoluto? ¡Sara enorme! Está muy pequeña para su edad. Nació pequeña y crece muy poco. El pediatra me ha dicho que está muy sana y que es normal. Pero he mirado en Internet y está muy por debajo del peso y altura medios de un bebé de su edad.
* Bueno, eso no es tan importante Emma. Si está sana, ya crecerá.
* No es sólo eso Rosa. Hay más cosas extrañas en Sara. Su propio aspecto. Tan pálida, con esas orejitas tan... raras. Y ... no llora. Hace un ruidín extraño, no es un llanto normal. Bueno y ... más cosas
* Cada niño llora de una forma. La estás criando sola, casi se te muere de recién nacida, es normal que estés nerviosa. Pero ya tienes que relajarte. Todo está bien.



Emma pensó que quizá Rosa tenía razón. Sara se había convertido en el centro de su vida.

Tal vez se pareciera a alguien de la familia de Dani. ¡Dani!. Aquel jovencito guapo y alegre, con el que se enrolló demasiado pronto (con lo modosita que ella había sido hasta entonces) le había dejado el mejor regalo posible.

No le guardó casi rencor cuando un buen día le dijo que lo suyo tenía que acabarse , que él no estaba enamorado, ni lo había estado nunca, que sólo lo habían pasado bien juntos y , en definitiva, que se iba con otra; pero no le quedaron ni tiempo ni ganas de decirle que estaba embarazada. Al fin y al cabo, seguro que aquel cabeza hueca pensaba que ella usaba algún método anticonceptivo, y ella no lo había hecho sin advertirle. Emma se sintió falsa y melodramática, cual protagonista de culebrón , y pensó que cuidaría de su hijo ella sola. Luego la trasladaron, como maestra, de la capital a aquel pueblecito en la montaña. El embarazo fue difícil, se dijo a sí misma que, con bastante más de cuarenta años, aquello tenía mucho riesgo ; pero mantuvo la ilusión contra viento y marea. Incluso cuando le dijeron que la niña había nacido con problemas y que era posible que no viviera, ella mantuvo la esperanza. Contra todo pronóstico, al día siguiente Sara estaba sana como una manzana mirando inteligentemente al mundo con aquellos extraños ojos suyos, grandes y dorados.

A Emma le gustaba aquel pueblo en mitad de la nada. Era absolutamente de postal, rodeado de verdes prados, riachuelos cristalinos, frondosos bosques, escarpadas montañas. Ella no tuvo la suerte de las protagonistas de los telefilmes de fin de semana; que nada más llegar misteriosas y solas a cualquier remoto lugar consiguen que el tío bueno de la zona las invite a cenar y se vuelva loco por ellas; pero en seguida hizo buenos amigos, como Rosa, la farmacéutica; una mujer simpática y cabal como pocas y dispuesta a ayudar en todo momento.

Aquella noche volvió a pasar . Emma tenía la sensación de que alguien merodeaba por su casa. Creía haber visto sombras en la ventana. Cuando se acercaba ya no había nada. Sara se despertó. Se despertó contenta y sonriente, se sentó en la cuna y empezó a mover su manita en el aire. Los peluches, de repente, parecieron cobrar vida. Emma no podía dar crédito a lo que veía y no sabía si llorar, reír o gritar de miedo al ver como la Minnie Mouse se levantaba tres palmos por encima de la cuna y se movía en círculos al ritmo de la manita de Sara. No supo cuanto duró aquello. Al rato Sara dejó de moverse y todo volvió a la normalidad. Emma no pudo volver a dormir en toda la noche y pensó que al día siguiente llevaría de nuevo a Sara al pediatra. Dios mío, aquello era una especie de poltergeist, igual no tenía nada que ver con médicos. A lo mejor debería llevarla al Padre Miguel, el joven sacerdote, que había bautizado a la niña hacía unas semanas. Era un chico simpático y moderno. ¿Qué cara pondría cuando ella empezara a hablarle de poltergeist y de posesiones? Mejor ni pensarlo. Emma ni siquiera había sido capaz de ver “El Exorcista” entera del miedo que le daba. Al fin y al cabo, Sara hacía cosas extrañas, pero no malas. Eso que se ahorraría en pilas si la niña era capaz de mover sus juguetes por ella misma sin ni siquiera tocarlos...

* Hola Emma , ¿como tu por aquí de nuevo tan pronto? No me digas que Sara está malina, porque no creo que sea así – dijo sonriente el Dr. Suárez mientras miraba a Sara que también le sonreía desde su cochecito.
* Pues mire no sé, pero realmente está muy pequeña, apenas gana peso. Ya tiene tres meses. Seguramente necesita algún complemento alimenticio, además de la leche materna, o vitaminas, o algo, no sé....
* Emma, cada niño es diferente. Ya crecerá. Mantenla un poco más con la leche materna. Ahora le echo un vistazo. Me parece que está espabiladísima
* Sí. Mentalmente parece estar muy por delante de su edad. Y también se mueve mucho y tiene mucha fuerza. Se sienta ella sola. Eso también es demasiado para su edad, ¿no?. Sin embargo en tamaño está pequeña. Todo es raro
* ¡Ay el tamaño! ¡Qué preocupación tenéis las mamás con el tamaño de los bebés! Ni que fuerais a venderlos al peso
* Pero...
* Pero nada. Dale sólo leche materna. Llevo más de treinta años de profesión y sé lo que me digo. Confía en mi



El Dr. Ignacio Suárez era un hombre amable, de buena reputación, que inspiraba confianza. Tenía una buena relación con Rosa y a través de ella pronto se hizo también amigo de Emma. Incluso la acompañó al hospital cuando dio a luz.

Pasó otro mes más en el que Sara ganó altura y peso moderadamente. No cesaron los fenómenos de poltergeist en los que los juguetes de Sara se movían o pasaban de posición “off” a “on” sin razón aparente; ni tampoco la constante sensación de Emma de que alguien acechaba la casa. ¿Tendría su niña poderes? ¿Se estaría ella volviendo loca? ¿Estaría la casa embrujada? Emma no paraba de hacerse estas preguntas y acabó por confesar a Rosa todos sus miedos.

Al poco tiempo Rosa apareció con dos paquetitos. Uno era una papilla sin gluten y el otro una pulserita con una pequeña cigua, la famosa mano negra de azabache, que colgó de la muñeca de Emma.

* Por si acaso – dijo Rosa- Esto no le hará mal. La cigua protege del “agüellamientu”, del mal de ojo vamos, y de los malos espíritus. Antiguamente todos los bebés de la zona la llevaban. Y la papilla le vendrá bien. Ya sé que el Dr Suárez es muy amante de la lactancia materna, de introducir tarde los alimentos, pero a los cuatro meses un bebé ya debe empezar con las papillas y más ella que está pequeñina. Todo irá bien Emma



Pero la papilla resultó ser una especie de veneno para Sara. A la segunda cucharada ya estaba roja, con algunos granos y con la cara hinchada. Emma la llevó inmediatamente al centro de salud. Aquello parecía una reacción alérgica. El Dr. Suárez, el pediatra, no estaba. El médico de familia le inyectó antihistamínicos, pero Sara pareció empeorar. Entonces llegó el Dr. Suárez, que al enterarse de lo sucedido se fue hacia Emma con gesto furioso.



* ¿Qué le has dado Emma? Te dije que sólo leche materna
* Papilla de la farmacia. No pensé que tuviera importancia. ¿Usted sabía que era alérgica y no me lo dijo? ¿Hay que llevarla a la ciudad?

- En fin.... Podrá arreglarse. Sal Emma. Voy a ... Bueno, tu sal

- Quiero quedarme

- No te preocupes. Sal si es que quieres que se cure- dijo el doctor en tono ya casi desafiante-. Te digo que se curará.

Emma salió preocupadísima. No sabía que hacer. En aquel momento pensó que quizá hubiera antecedentes familiares de algo extraño en la familia de Dani. ¿Cómo no se había puesto en contacto con él antes? Quizá él tuviera alguna información que pudiera ayudar a su hija. Iba a hacerlo ahora mismo.

Marcó nerviosamente el móvil de Dani y una de aquellas voces metálicas que parecían de una máquina respondió: “El número al que llama no corresponde a ningún abonado”

Volvió a marcar y obtuvo la misma decepcionante respuesta.

Le escribiría un e-mail. ¿Y si el padre de su hija estaba perdido para siempre y no había forma humana de contactar con él? Y ella nunca le había dicho la verdad...

Pasaron dos horas que a Emma le parecieron veinte y el Dr. Suárez apareció con Sara en brazos. Ya no había rastro de hinchazón ni de granitos y la niña estaba sonriente y feliz, como si nada hubiera pasado.

* Tranquila Emma. Una reacción alérgica efectivamente. Dale sólo leche materna un mes más al menos. Luego ya ... ya le haremos más pruebas e iremos introduciendo alimentos. Cuando yo te diga... Tu tranquila.
* ¿Está bien del todo?
* Perfectamente.



Emma se fue feliz por la recuperación de Sara, pero no tranquila.

Además había decidido que tenía que decirle a Dani la verdad lo antes posible. Era lo justo para él y para su hija. Nada más llegar a casa le escribió un “e-mail” diciendo que tenía que hablar de algo importante y recordándole su número de móvil. Esperó un día, dos... Nada, no hubo respuesta.

Decidió viajar a la ciudad, dejando a Sara al cuidado de Rosa, pero todos sus esfuerzos por encontrar a Dani fueron infructuosos. Ya no vivía donde antes y nadie supo, o quiso, decirle a donde había ido. Emma volvió triste, por Sara y por ella misma. En el fondo, quizá estaba enamorada de Dani y hasta entonces, casi de forma subconsciente, mantenía abierta la posibilidad de volver a verle, de contarle todo. La alegró ver como Sara la recibía con la mejor de las sonrisas y alegres pataleos, estirando sus pequeños bracitos para que la cogiera. ¡Quien le iba a decir a ella que iba a acabar teniendo una hija con un tío al que apenas conocía y al que le era totalmente imposible localizar! ¡Quizá había sido una irresponsable, pero... ya no era tiempo de lamentos! Sara era un sol y cualesquiera que fueran las especiales características de la niña, las respuestas no iban a llegar de su padre.. ¿Le habrían pasado cosas así a Dani de niño?

Un día Rosa invitó a Emma y Sara a hacer una excursión por el campo. Salieron temprano y Rosa las llevó con su todo-terreno por los caminos más inverosímiles hasta llegar a un paradisiaco rincón.

* ¿Es o no es una maravilla? – dijo Rosa- No podía ser que llevaras tanto tiempo viviendo en el “pueblu” y no conocieras esto. Todo tan verde, la cascada impresionante, el agua del río tan limpia, tan lleno de flores...
* ¡Achisss!
* Emma hija, ya has roto toda la poesía del momento. Es verdad ,que eres alérgica ¿No tomaste el antihistamínico antes de venir?
* No pensé que hubiera tanta flor en esta época del año. Este sitio parece mágico.
* Si señor, siempre me parece mágico.



Después de comer Rosa se quedó dormida sobre la hierba mientras Emma jugaba con Sara, que estaba especialmente alegre. De repente Emma miró hacia la cascada y vio una pequeña figura que las observaba desde la distancia. Parecía una niña. Al ver que Emma también la miraba la figura echó a correr.

.

* ¡Hola! ¿Quien eres? ¿También has venido de excursión? ¿Donde están tus padres?



La figura siguió corriendo hasta desaparecer extrañamente tras la cascada.Era como si el agua se la hubiera tragado. Se puso detrás de la cascada y simplemente se desvaneció.

* Rosa, despierta. ¡Quédate con la niña!



Emma salió corriendo hacia la cascada y al llegar no encontró ni rastro de la extraña niña.

* Sal. ¿Qué te pasa? ¿Te has perdido? No voy a hacerte daño.



En un movimiento que Emma ni acertó a ver, la figura surgió de nuevo tras la cascada y se situó a su lado. No era exactamente una niña. Parecía más bien una guapísima muchacha, delgada y de pequeña estatura. Tenía la piel muy pálida y el larguísimo pelo muy rubio, sedoso y reluciente, como recién salido de un anuncio de champú. Sus ojos eran grandes y dorados y su vestido, también dorado, brillaba con una intensidad que casi molestaba a la vista. Iba descalza y, contra toda lógica, estaba seca a pesar de acabar de entrar y salir de la cascada, o algo parecido.

* Muy bien Emma. Tu lo has querido. Aquí estoy



Emma se quedo boquiabierta cuando la peculiar muchacha pronunció su nombre. En aquel momento llegó Rosa con Sara en brazos. La voz de la muchacha sonaba melodiosa y dulce, aunque con un extraño acento.

* ¿Como es que sabes mi nombre? - acertó a preguntar Emma
* Sé “muches coses” de ti. Soy la xana de la fuente.
* ¿La qué? – los ojos de Emma estaban fuera de las órbitas
* ¡La xana de la fuente! – intervino Rosa – Si... Antiguamente esta zona se llamaba la de la Fuente de la Xana. Recuerdo esas viejas leyendas.¡Les xanes! Son una especie de hermosas hadas que viven junto a las aguas más puras. Hay diversas teorías sobre si son seres benéficos o no... Uyss... Bueno, sin ánimo de ofender.
* Rosa, ¿te has vuelto loca? Eso son cuentos. Estamos hablando en serio.
* Estoy hablando totalmente en serio Emma- intervino de nuevo la xana- y soy la verdadera madre de Sara. Ella “non ye” una “neña”. “Ye” una xanina



Emma se quedó aún más petrificada. Cogió a Sara de los brazos de Rosa y al mirarla de nuevo no tuvo duda. La misma piel pálida, las orejinas puntiagudas, los ojos dorados. Contra toda lógica esa era la respuesta que andaba buscando. Sara no sólo no era su hija, sino que no era una niña, no era humana.

- Pero..., ¿como puede ser eso?. Y a mi hija biológica, ¿Qué le hiciste? Ya está claro que la xana esta no es un ser benéfico...

- “La tu fia” murió , al poco de nacer. Yo no tuve nada que ver con eso. Sabes que nació enferma. ¡Pobrina! Después, “cambiela por la mi xanina”.

* ¿Y lo dices tan pancha?



La xana respiró hondo, hizo una pausa, como intentando buscar las palabras adecuadas en su mente y comenzó a hablar con una voz cargada de emoción.

* Hubo un tiempo en que los humanos y nosotros vivíamos en armonía. Pocos humanos sabían de nuestra existencia. Los que nos habían visto nos respetaban y nosotros a ellos. Teníamos bosques, prados, aguas limpias, frutos, ... y todas las criaturas disfrutábamos de ellos. Pero el ser humano empezó a talar los árboles, a ensuciar las aguas, a estropear todo. Apenas nos quedan lugares donde vivir en paz y ...
* ¿Y qué? Me has engañado todo este tiempo– gritó Emma interrumpiendo - ¡Bonito discurso! Ahora me hablarás del efecto invernadero y del calentamiento global y de los movimientos antiglobalización. Podrías dar conferencias con el tío ese ex-vicepresidente de Estados Unidos . Seguro que te forrarías.

- Emma, tranquila, por favor. No te entiendo, déjame seguir- la xana miró intensamente a Emma, con ojos llenos de cariño y gratitud- La degradación de la naturaleza nos afecta a “les xanes”. Creemos que es por eso por lo que ahora nos cuesta mucho concebir hijos, y cuando lo conseguimos, muchas de nosotras, no sabemos porqué, ya no producimos leche para amamantarlos. Cuando un xanín nace y ninguna xana tiene leche, la única solución es cambiarlo, mientras dura la lactancia, por un niño. Sabemos que la leche humana les va bien y no pueden tomarla de otra manera. No aceptan “eses coses” que usáis vosotros, los biberones.

* Tu eras la que merodeaba por mi casa, ¿verdad?.Pero y en el hospital, ¿cómo...? Yo estoy segura que la primera niña que me enseñaron como que era mi hija, era Sara.
* Bueno, tu estuviste muy débil. Tardaron en darte a tu supuesta hija y...
* ¿Como supiste lo que pasaba? ¿Como hiciste el cambio?
* Yo ya sabía que tu hija no iba a vivir. Nosotras a veces presentimos cosas.Y además yo tengo mis contactos...

En cuanto la xana terminó la frase vieron que se acercaba otro todo-terreno. De él salió el Dr. Suárez que corrió, con una agilidad inusitada para su edad, hasta llegar a donde estaban todas ellas.

* ¡Lairin! ¡Te descubrieron! – dijo el doctor sorprendidísimo.
* Sí Nacho –habló la xana- Era inevitable. Sara tiene muchas capacidades tempranas. Emma ya sospechaba mucho. No sé como habríamos conseguido llevárnosla sin que se diese cuenta. Además, no podría haberle mentido otra vez a Emma.¡Ah! Como habréis imaginado, me llamo Lairin
* Y también acabo de imaginar quien es tu contacto. ¿Qué tiene que decirme doctor?
* Emma, no hice nada malo.- dijo el doctor suspirando emocionado- ¡Salvar una vida! Aún recuerdo la primera vez que vi a Lairin. Como en un sueño. Yo tenía diecisiete años y ella era exactamente igual que ahora. Me dio por venir hasta aquí yo solo. Aquel día estaba especialmente melancólico y oí su canto. Como un canto de sirenas que me embrujó para siempre. Era la criatura más hermosa y más dulce que había visto nunca. Al principio intentó huir de mi, pero poco a poco me gané su confianza. Ella es lo más mágico y maravilloso que hay en mi vida. Siempre que me he sentido mal ,ella ha sido mi inyección de esperanza. Sigo enganchado a este amor imposible, a pesar de tener a mi mujer. Siempre la amaré ¿Como iba a negarme a salvar a su hija?
* Eres un buen hombre Nacho. Os agradezco a ti y a Emma todo lo que habéis hecho, de todo corazón- dijo Lairin- Además también me la has bautizado, ¿verdad? No estoy muy segura de como funciona eso del bautismo, pero desde antiguo oí que era algo bueno, así que, por si acaso , no está de más.
* Ya, igual que nosotras le pusimos la cigua- intervino Rosa, que llevaba tiempo silenciosa y estupefacta- Por si acaso...
* Ahora debes devolvérmela Emma. Ya es tiempo. Ya puede vivir sin tu leche
* ¿Qué? Sara es mi hija. Me da igual quien la haya parido. No me separaré de ella.
* No es una niña Emma, es una xana, dámela.



Sara pareció estirar los brazos hacia Lairin mientras sonreía divertida. Lairin la cogió con ternura.

Emma ya no podía articular palabra y sus ojos estaban llenos de lágrimas. Como una autómata dio la espalda a la escena y comenzó a alejarse. Pero en ese momento se oyó una voz clara y segura

* ¡Mamá!

Sara estiraba ahora sus bracitos hacia Emma mientras intentaba separarse de Lairin.

Lairin no reaccionó y de nuevo la voz de Sara sonó clara hacia Emma

* ¡Mamá! . ¡Mamá!



Entonces fueron los ojos de Lairin los que se llenaron de lágrimas. Espera Emma. Ella te ha elegido. Ninguna xanina había querido nunca quedarse con un humano. Debes tener algo especial. Llévala .

* Lairin, ¿como podrá una humana criar más tiempo a una xana? ¿Y si os descubren todos los humanos? Eso os pondría en peligro ¿Y si es el final de vuestra raza? – intervino el Dr. Suárez

- Buscaremos la forma Nacho. Lo haremos entre todos. Siempre hay muchas soluciones en las que los humanos ni siquiera pensaís
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por Felicity el 05 Nov 2008 22:04, editado 2 veces en total.
Recuento 2019
Hay un momento en la vida, en el que tienes que dejar de vivir y empezar a sobrevivir...

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 26892
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por ciro » 26 Oct 2008 23:14

Aunque tiene ecos de mi tierra, que me encantan, la historia me parece flojita y que se resuelve con apresuramiento. Puntuacion 5.
Suele ser más rentable escuchar que hablar. No hagáis como yo. Cosecha propia

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Ororo » 27 Oct 2008 00:17

Me ha parecido un cuentecito entretenido y sencillo, aunque está bien escrito y es de lectura ágil.

Avatar de Usuario
isabelita
No tengo vida social
Mensajes: 1993
Registrado: 30 Ago 2007 23:01
Ubicación: Éste tiene que ser mi año

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por isabelita » 27 Oct 2008 21:17

Es una historia muy tierna y con final feliz, que no está mal en los tiempos que corren (por eso es fantasía). Echo de menos algunos acentos, pero es muy entretenida y se lee muy fácilmente.
Enhorabuena y BUENA SUERTE
Recuento 2018
:101: :101: "Fin de guardia" - Stephen King

Avatar de Usuario
SHardin
Foroadicto
Mensajes: 3812
Registrado: 20 Dic 2007 15:46
Ubicación: Lejos de ti...

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por SHardin » 28 Oct 2008 15:59

Leído. Hay Xanas. Me ha gustado. Me parece que el inicio de la historia está narrado muy esquemáticamente pero que cuando se desata la historia mágica gana esa atmósfera que le faltaba.

takeo
GANADOR del III Concurso de relatos
Mensajes: 5072
Registrado: 05 Mar 2006 12:19
Ubicación: Al noreste de Madrid

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por takeo » 28 Oct 2008 18:25

Me ha gustado el trasfondo del tema: las madres biológicas, las adopciones, las creencias... los hijos.

Avatar de Usuario
Desierto
Foroadicto
Mensajes: 2803
Registrado: 22 Mar 2008 13:27
Ubicación: Salamanca

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Desierto » 30 Oct 2008 00:15

Me gusta la corrección en la forma y el lenguaje sencillo y directo. Mucho mejor la primera parte, muy verosímil en la que se intuye que algo "raro" pasa con la niña, luego me parece que la última conversación queda demasido forzada, poco creíble.
Recuento 2017
Es el terreno resbaladizo de los sueños lo que convierte el dormir en un deporte de riesgo

Avatar de Usuario
Amanita
Vivo aquí
Mensajes: 5475
Registrado: 30 May 2007 13:21
Ubicación: Where do you go when you're lonely...?

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Amanita » 30 Oct 2008 13:48

Es un relato sencillo que en algunas partes no me transmite nada, y coincido con desierto en que la última parte es demasiado forzada, no es creíble.
Imagen
Una mirada bajo el mar: hilo más ilustrativo 2008

Avatar de Usuario
SHardin
Foroadicto
Mensajes: 3812
Registrado: 20 Dic 2007 15:46
Ubicación: Lejos de ti...

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por SHardin » 30 Oct 2008 23:05

Aunque se la respuesta y seguramente coincido con vosotros (y como a mi me gusto la segunda parte, por llamarla así) ¿Como se puede pedir credibilidad en la fantasía? ¿Es que alguien cree que Gandalf es un personaje histórico? ¿O creíble?
Última edición por SHardin el 31 Oct 2008 01:05, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 15837
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Gabi » 31 Oct 2008 00:50

Dividiría el relato en dos partes. La primera me gustó mucho, me atrapó el querer saber qué pasaba con la bebé.
A partir del encuentro con la Xana decáe, para mi gusto. Quizás fue muy apresurado el final, muy explicativo y los diálogos no muy creíbles.
Igualmente me parece una historia muy original.
Felicitaciones al autor!
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
Arwen_77
Vivo aquí
Mensajes: 13558
Registrado: 23 Sep 2007 20:49
Ubicación: Comunidad de Madrid

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Arwen_77 » 31 Oct 2008 14:47

La idea me gusta mucho, basada en leyendas asturianas ya existentes, muy “nuestras”; pero el desarrollo no acaba de convencerme del todo. Los toques humorísticos no empastan bien con las partes más serias y el final resulta apresurado y poco impactante.

Respecto a lo que dice Shardin, comentaré que aquí "creible" supongo que se utiliza con un matiz muy especial. En realidad entiendo que la gente quiere decir, "me llega", "no me llega", "soy capaz o no de meterme en la historia" porque ; por definición, ningún relato de fantasía es creíble. Hay relatos enormemente creíbles que pueden no gustar nada y otros delirantes e increíbles que pueden encantar.
:101: Elantris - Brandon Sanderson

Ama y haz lo que quieras
Recuento 2019

Zelti
Lector voraz
Mensajes: 184
Registrado: 27 Abr 2008 22:55

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Zelti » 31 Oct 2008 17:17

SHardin escribió:Aunque se la respuesta y seguramente coincido con vosotros (y como a mi me gusto la segunda parte, por llamarla así) ¿Como se puede pedir credibilidad en la fantasía? ¿Es que alguien cree que Gandalf es un personaje histórico? ¿O creíble?


Todos los relatos de fantasía son creíbles dentro de su contexto :?
Cuando algún elemento del relato se sale de lo creible en el contexto del propio relato (el cual puede incluir que los cerdos vuelen) se convierte en algo poco creible.
Gandalf es un personaje totalmente creíble porque en la Tierra Media se dice que había magos así. Sería poco creíble que Gandalf apareciera en un mercedes. Ahí está la diferencia :D

Sobre el relato... en su favor es que es empático con unos personajes y es sencillo... pero a cambio tiene faltas ortográficas, e incorrecciones en la estructura de las oraciones también. No me refiero a las intervenciones de los personajes, sino a las del narrador.

Avatar de Usuario
Askat
Foroadicto
Mensajes: 2535
Registrado: 07 Dic 2006 18:08
Ubicación: En la segunda parra a la derecha

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Askat » 31 Oct 2008 18:06

Coincido con la mayor parte de las opiniones, la primera parte es mucho mejor que la segunda, la cual está mucho más apresurada. Hay una gran diferencia entre las partes narradas en las que se puede notar la magia del cuento y los diálogos. Estos últimos quedan forzados, se nota que son dialogos "escritos". Les falta naturalidad. Cuando la he empezado me ha encantado y poco a poco me ha desilusionado. Creo que si se reescribiese la última parte para alargarla de forma que no quedara un final tan brusco y abierto; y se retrabajasen los diálogos, podría convertirse en un bello cuento. Probablemente se terminó demasiado deprisa y no se le dio una segunda y tercera lectura profundas.

Si no fuese porque Felicity es jurado... hubiese jurado que la forma de escribir era la suya :meditando:. Ahora me quedo con la duda.

Zelti
Lector voraz
Mensajes: 184
Registrado: 27 Abr 2008 22:55

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Zelti » 01 Nov 2008 14:00

Zelti escribió:
Sobre el relato... en su favor es que es empático con unos personajes y es sencillo... pero a cambio tiene faltas ortográficas, e incorrecciones en la estructura de las oraciones también. No me refiero a las intervenciones de los personajes, sino a las del narrador.


Como soy un tio muy guay me autocito :lol: cuando he dicho "incorrecciones en la estructura" digamos que me he expresado mal, símplemente hay algún fallo de comas y creo que así puesto parece que sea una gran boñiga. No es mi intención; al contrario.

Avatar de Usuario
Emperatriz_Infantil
Foroadicto
Mensajes: 2847
Registrado: 25 Abr 2007 11:10
Ubicación: Reino sin fronteras de Fantasia
Contactar:

Re: I FANTASÍA: EMMA Y SARA

Mensaje por Emperatriz_Infantil » 02 Nov 2008 11:14

Este fue el primer relato que lei, y me gustó bastante, está escrito de una forma que se hace agradable de leer y me gusta que se nombren seres fantásticos distintos a los tradicionales, aunque solo sea en nombres: no conocía las xanas, pero es una buena leyenda.
Quizas vea que el final flojee un poquito, pero en general está bien
¡Felicidades y suerte!

Kisses
:101: Leyendo: Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle, Stuart Turton
:101: Leyendo 2: Magnus Chase y el Barco de los Muertos, Rick Riordan

Recuento 2019 Libros

Reto PopSugar 2019

Responder