I Fantasía: El secreto de la quinta colina - Amanita

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Felicity
Comité de bienvenida
Mensajes: 48769
Registrado: 28 Jul 2006 11:52
Ubicación: La cala más perdida de Eivissa.
Contactar:

I Fantasía: El secreto de la quinta colina - Amanita

Mensaje por Felicity » 26 Oct 2008 20:21

EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Hubo un tiempo en que los hombres vivían en armonía con el Pueblo Mágico de Araven. Convivían en paz, se ayudaban unos a otros, y los jefes de ambos pueblos no ambicionaban gobernar al otro. Durante un tiempo, vivieron en paz…

Pero llegó un día en que uno de los hombres se corrompió hasta tal punto, que acabó enfrentándose al Pueblo Mágico para hacerse con el poder.

Empleando hechicerías prohibidas, consiguió arrebatar su poder a cientos de Mágicos y Estelas, destruyéndolos en el proceso. Eran criaturas hechas de poder, y si se lo quitabas, no quedaba absolutamente nada. Y así, furtivamente, Mavers fue creciendo en poder tanto como en maldad, y cuando llegó el momento, desafió al pueblo de Araven. Aspiraba a gobernar él solo la tierra de Antalis, y para ello era necesario exterminar al Pueblo Mágico. Las Estelas y los Mágicos, con todos sus poderes unidos, lograron derrocarlo, pero pagaron un precio muy elevado. Su pueblo, que había sido numeroso, quedó reducido a unos pocos cientos, y se vieron obligados a abandonar Araven y distribuirse entre las fortalezas de Ephros, Teikos, Braios y Darkos, las cuatro colinas. Concentraron todos los poderes robados de Mavers en las lágrimas de Iona, el último unicornio, y las escondieron en la fortaleza de Araven. Lanzaron hechizos protectores a la Quinta Colina, sumieron en la oscuridad el mar que la rodeaba, y durante siglos vivieron con la única misión de proteger y guardar su secreto. Las antiguas leyendas decían que un día llegaría un humano de alma noble y pura, capaz de hacerse con el poder y no sucumbir a la oscuridad. Durante siglos, los Mágicos y las Estelas de las cuatro colinas esperaron y esperaron, pero ese alma pura que devolvería el esplendor al pueblo mágico de Araven y reestablecería la paz con los hombres no apareció.

***

Arce salió de Braios al caer la noche. No tenía mucho tiempo, así que saltó y se impulsó tan alto como pudo. En el momento en que sus pies se despegaron del suelo, comenzaron a surgir de su espalda unas enormes alas grises, que se pusieron en movimiento velozmente. Había tomado todas las precauciones posibles para abandonar la colina, y estaba segura de que nadie la había seguido. Siguió subiendo, y avanzó hacia el Mar de la Oscuridad, para cruzar al otro lado y llegar a su destino. Volaba con extrema suavidad, pero veloz como un rayo, dejando tras de sí una luminosa estela de aire. Una estela que cualquiera que hubiera oído hablar de estos seres ancestrales habría reconocido.

Al otro lado del Canal, desde la colina de Darkos, Iria emprendía un viaje similar, pero ella escogió el agua como medio de transporte. Se sumergió completamente, y sus piernas se cubrieron de escamas, tomando la forma de una cola de pez. Nadó a través del Mar de la Oscuridad, hasta la orilla opuesta, tan veloz como volaba Arce. La estela que dejaba Iria era espumosa como el agua del mar.

Sila y Alis, desde Ephros y Teikos, echaron a andar a paso tranquilo hacia el lugar acordado. Se encontraron con Iria y Arce en el lugar de siempre, un claro en el centro del Bosque Sombrío, a medio camino entre las colinas de Ephros y Teikos. Cuando estuvieron las cuatro reunidas, cada una de las Estelas se colocó en un lado del claro, y en silencio, comenzaron el ritual de protección. Sila se giró hacia el norte, y murmuró unas palabras al tiempo que trazaba extraños símbolos en el suelo, formando un arco hacia la derecha. Arce, Iria y Alis, mirando hacia este, sur y oeste, hicieron lo mismo, hasta que los símbolos de unas y otras se unieron formando un círculo de protección en torno a ellas. Solo entonces estuvieron preparadas para hablar. Se sentaron en el suelo sin romper los puntos cardinales asignados, para mantener la protección más fuerte. Arce fue la primera que rompió el silencio.

– Pongámonos al día, han pasado tres lunas desde nuestra última reunión, y mucho me temo que ha sido demasiado tiempo. Sila, cuéntanos cómo están las cosas en Ephros. – Arce se mantuvo seria mientras dirigía la vista hacia la primera de sus compañeras, destinada en la colina de Ephros, al norte del Mar de la Oscuridad.

– Las cosas no marchan bien, Arce. En los últimos tiempos los hombres están poniendo más interés en las antiguas leyendas. Por todas partes se habla de la Quinta Colina y el antiguo Pueblo Mágico de Araven, y el jefe de Ephros está buscando con demasiado interés cualquier atisbo de verdad en esas leyendas.– Sila parecía bastante desanimada.

– En Darkos también se escuchan rumores, pero… ¿pueden confirmar las leyendas? ¿pueden descubrirnos? – Iria miraba atónita a Sila– Hemos estado ocultos mucho tiempo, ¿cómo pueden descubrirnos ahora? – había estado segura de que no corrían peligro. Ahora, sin embargo, las palabras y la actitud de sus compañeras la hicieron dudar. – Todo el pueblo mágico de Araven ha vivido estos 1000 años como humanos, hemos sido cuidadosos y nunca hemos dado motivos de sospecha.

– Lo que dices es bastante cierto, Iria, pero quizá ahora los humanos tengan algo que antes no tenían. Quizá alguien les ha hecho ver con otros ojos esas estelas que dejamos cuando nos movemos deprisa, o preguntarse qué se esconde en el Mar de la Oscuridad. Quizá alguien que conoce las leyendas les ha enseñado exactamente lo que llevamos siglos tratando de ocultar. – El rostro de Sila estaba completamente serio.

– Estoy de acuerdo contigo, Sila. Resulta muy sospechoso que las viejas historias hayan salido a la luz justo ahora, es demasiado oportuno, no hay razones evidentes para que se hayan avivado los rumores. Alguien debe haberlos puesto a circular de nuevo. Y ha tenido que ser uno de los nuestros, puesto que no queda ningún humano que conozca nuestro secreto. Creo que podemos estar seguras de que alguien nos ha traicionado. – Arce miró alternativamente a las demás, intentando captar cualquier atisbo de temor. No tenía dudas acerca de su lealtad, pero nunca estaba de más ser precavido.

– Pero eso no es posible, ¡no puede ser cierto! ¿Por qué iba alguien a traicionarnos? – Iria seguía reacia a creer que hubiera un peligro real.

Alis, que no había abierto la boca hasta entonces, levantó la vista hacia Iria y le replicó con voz dulce:

–Iria, a veces pareces una Estela recién nacida, en lugar de una que lleva sobre este mundo varios siglos. Ya sé que hace mucho que no hablamos de eso, pero se acerca la primera luna del año 1000, y todas sabemos lo que eso significa. ¿O acaso lo has olvidado, Iria? – La reprimenda era suave, pero allí estaba.

– Claro que no lo he olvidado. Nuestros antepasados marcaron la primera luna del año mil como el plazo límite para nuestra misión. Si esa luna llega y el Elegido no ha aparecido, las Estelas Mayores tendrán la misión de destruir aquello que han jurado proteger, el secreto de la Quinta Colina, el poder absoluto. Aunque ello suponga acabar con sus propias vidas.

– Y eso es lo que busca el que nos ha traicionado: el poder absoluto. Ha planeado la forma de hacerse con él, pero el tiempo apremia, tiene que conseguirlo antes de que nosotras lo destruyamos. Y para ello, se ha aliado con el hombre. – corroboró Alis, que opinaba igual que su hermana Sila.

–También circulan rumores en Teikos ¿no es así, Alis? – Arce miró a su compañera, esperando el asentimiento que sabía que recibiría. – Lo suponía. Las cosas están igual por las cuatro colinas, quizá se esté fraguando un ataque. ¿Qué debemos hacer? ¿Buscarlo y enfrentarnos al traidor, o extremar las precauciones y confiar en que no superará nuestros hechizos? ¿Proteger a nuestro pueblo o las Lágrimas de Iona? – Las demás la miraron en silencio. A Arce se le daba especialmente bien expresar lo que todas sentían, sabía leer en ellas con la facilidad que dan los años, y exponía estos pensamientos mejor que ninguna de las otras. – No podemos quedarnos de brazos cruzados más tiempo, ya han pasado mil años y el humano de la leyenda no ha aparecido. Siempre pensé que confiábamos demasiado en ello, pues bien, ha llegado el momento de renunciar. Las fortalezas están reuniendo cada vez más información, empiezan a sospechar de nuestra existencia, y lo que es peor, conocen las leyendas sobre la Quinta Colina. Nuestros esfuerzos han sido en vano, debemos prepararnos para luchar. Si no luchamos contra el traidor, tendremos que luchar contra el hombre, pero la batalla será inevitable. – Arce hablaba en voz baja y suave, mirando a sus tres compañeras alternativamente, intentando hacerles entender.

– A menos que… – comenzó Iria, con la vista clavada en el suelo a sus pies, incapaz de mirar a las demás.

– ¿Qué, Iria? ¿Qué vas a sugerir? – Arce la miraba con suspicacia, sospechaba lo que estaba a punto de decir, y no le gustaba nada la idea.

– Hay una alternativa para evitar la lucha. Sólo tenemos que destruir las Lágrimas antes de lo previsto. Llevamos 1000 años esperando. ¿Qué importancia pueden tener unos días más? Si el Elegido no ha encontrado el momento de aparecer en ese tiempo, no creo que lo vaya a hacer ahora. – Iria miraba a Arce a los ojos. Ésta, a pesar de su reserva, no pudo menos que estar de acuerdo con ella.

– Todas hemos dudado alguna vez, y tengo que admitir que no queda más alternativa que la que propones. No nos interesa una lucha encarnizada por algo que no debemos conservar. Sólo tenemos que evitar que caiga en manos indeseadas. En cuanto lo destruyamos, el Pueblo Mágico de Araven podrá marcharse a las Montañas de la Luna, abandonar al hombre, y vivir lejos de las intrigas, las corrupciones y las luchas de poder. – Arce era consciente de que muchos de los Mágicos y las Estelas lo habían deseado a menudo. ¿Qué sentido tenía esperar a alguien para instaurar la paz entre los hombres y el Pueblo Mágico, si no tenían ninguna necesidad de ello? Incluso a las Estelas Mayores les costaba recordar el porqué de aquella extraña misión.

– Creo que tenéis razón, hemos esperado demasiado tiempo. Si las cosas se ponen feas, ya sabéis lo que tenemos que hacer. – la voz de Sila resonó en el claro. Las demás asintieron con la cabeza. – Estad atentas, mantened los ojos bien abiertos, y desplegad todos vuestros poderes. No debemos destruir las Lágrimas sin motivo. Sólo lo haremos cuando el peligro sea tangible y real, cuando estemos seguras de que no hacerlo supondrá el fin del Pueblo Mágico de Araven. Y no lo olvidéis: no podemos confiar en nadie. Absolutamente en nadie. Simplemente, les diremos a los demás que estén preparados por si se deciden a atacarnos.

Se pusieron en pie, cogiéndose de las manos. Cerraron los ojos y concentraron sus poderes, realizando un conjuro que ninguna había puesto en práctica antes. Sabían que solo podían confiar en ellas mismas, las unas en las otras, y para ello tenían que estar unidas más allá de lo físico. Sus mentes quedaron entrelazadas, de forma que pudieran ponerse en contacto de inmediato si así lo requerían los acontecimientos. Se separaron. No necesitaron palabras, y cada una se perdió en dirección a su destino.

***

Al otro lado del Mar de la Oscuridad, junto al Canal, el Mágico Levoryas miraba las estrellas sonriente. Había acompañado a Iria hasta la orilla para su encuentro con las demás. Tenía suerte de estar bajo las órdenes de la más confiada de todas ellas.

“Piensan que lo conseguirán… ni siquiera se han dado cuenta de lo poderoso que soy. He sabido engañarlas, no se puede negar.” Su risa era cruel, fría. Había tejido la tela de su engaño lentamente, sembrando rumores aquí y allá, reavivando en las memorias de los hombres leyendas hacía tiempo olvidadas. Reprimiendo una carcajada, se dirigió hacia la colina de Darkos. Había llegado el momento, tenía cosas importantes que hacer.

***

Poco después de su encuentro, las Estelas estaban de vuelta en sus respectivas colinas. Iria merodeaba nerviosa por las calles de Darkos, mirando con suspicacia los rostros de los guardias, que notaba más atentos esa noche. En Teikos, Sila apresuraba el paso para llegar a su cabaña antes de que la luna alcanzara su punto máximo. Alis conversaba en la plaza de Braios con otros aldeanos, intentando aparentar normalidad.

Arce, sentada tranquilamente junto al fuego del salón, las observaba. Sentía como crecía la tensión en el interior de sus mentes, mientras la suya propia iba en descenso. Estaba extrañamente tranquila. Habían pasado tanto tiempo dedicadas a aquello… hacía mucho que había olvidado las razones para no destruir las Lágrimas y librar a Araven de aquella carga. Hacía siglos que sólo vivían por y para las Lágrimas. Los nervios de sus compañeras eran producto del miedo, pero ella no estaba asustada. Pronto, muy pronto, todo terminaría, y Arce podría descansar por fin.

***

Levoryas cenó tranquilamente, tras reunirse uno por uno con los jefes de las cuatro colinas. No había sido complicado convencerles de que lanzaran un ataque aquella noche. Estaban ansiosos por comprobar la veracidad de sus palabras, así que se habían mostrado más que dispuestos a aceptar su sugerencia. Esa noche, el Pueblo Mágico de Araven sufriría un duro golpe que mantendría ocupadas a las Estelas, mientras él disponía de la oportunidad que llevaba tanto tiempo esperando. Era un plan perfecto, no podía fallar. Estaba seguro de haber atado todos los cabos, de haber mirado cada posibilidad.

***

Los disturbios comenzaron poco antes de las doce de la noche. Las Estelas Mayores se habían reunido en sus respectivas colinas con todos los Mágicos y Estelas del Pueblo Mágico, advirtiéndoles de la posibilidad de un ataque. La espera no duró demasiado. Pronto comenzaron a escucharse los sonidos inconfundibles de la batalla. Los guardias intentaban apresar a los Mágicos y las Estelas, pero éstos, lejos de dejarse atrapar, desplegaban todos sus poderes para protegerse. Por todas partes volaban ondas de ataque hacia los guardias, que solo podían defenderse apartándose de su trayectoria. Trataban de reagruparse y sorprender a alguno de los Mágicos por la espalda. A las Estelas apenas las dejaban respirar. Arce, Sila, Alis e Iria lanzaban veloces ataques mientras ponían sus mentes en contacto desde cada una de sus colinas.

– No tienen nada que hacer contra nosotros, Arce, podemos ganar. – los pensamientos de Sila destilaban confianza.

– Estoy de acuerdo contigo, Sila, quizá podamos esperar un poco más para destruir las Lágrimas. Pero no dudéis: si atrapan a uno sólo de los nuestros, o notamos movimiento en la Quinta Colina, pondremos rumbo de inmediato a Araven. – Alis intentaba vigilar a todos los Mágicos que la rodeaban mientras se defendía velozmente de los ataques de los guardias.

La lucha en cada una de las colinas siguió sin cambios durante un rato, hasta que por fin el ritmo comenzó a decaer. Los guardias se acercaban cada vez más lentamente, parecían a punto de darse por vencidos. Las cuatro Estelas ya casi celebraban la victoria cuando algo en su interior las alertó. La línea de protección que rodeaba Araven se había roto. Alguien que no debía estar allí la había atravesado.

– ¡Estelas, preparaos! ¡A Araven! – Los gritos de Arce resonaron en las mentes de las demás, pero no necesitaban que las instaran a moverse. Alis, Iria y Sila ya habían comenzado a actuar.

Las Estelas Mayores comenzaron a correr velozmente hacia el Mar de la Oscuridad, cada una desde su colina, desde un punto cardinal, dejando tras de sí una estela dorada de polvo del camino. Estaban perfectamente coordinadas, y llegaron a la orilla en el mismo instante. Con un soplido sobre una rama, encendieron una pequeña llama, al tiempo que entonaban apresuradas un hechizo de protección. A continuación, se sumergieron en el agua, dejaron que ésta penetrara en sus cuerpos y se convirtieron en parte de ella. Sus colas comenzaron a agitarse, rápido, cada vez más rápido, sin perder el rumbo. Ya estaban cerca. Eran como una sola mente dividida en cuatro cuerpos. Al acercarse a la isla de Araven, las Estelas cogieron impulso y saltaron sobre el agua. En medio del movimiento sus colas volvieron a ser piernas, y de sus espaldas surgieron unas inmensas alas grises, que les ayudaron a subir la Colina. En lo alto de la torre había cuatro arcos abiertos, norte, sur, este y oeste. Cada una de las Estelas llegó por su entrada correspondiente, y todas al mismo tiempo, lanzaron un ataque contra el traidor, sorprendido en el mismo instante en que su mano se acercaba a las Lágrimas de Iona.


***

Levoryas estaba casi exultante. ¡Había resultado todo tan sencillo! Las Estelas ni se habían dado cuenta de su ausencia, y no había tenido problemas a la hora de atravesar la barrera de protección que rodeaba Araven. Siempre había ido allí con alguna de las Estelas, y temió que hubiera algún tipo de trampa si entraba solo, pero no había sido así. Se acercó al pedestal lentamente, saboreando el momento. Las Lágrimas de Iona no tenían más protección que su envase y los hechizos que las Estelas habían trazado a su alrededor. Pero él sabía como deshacerlos. Comenzó a dar vueltas alrededor del pedestal, mirando los símbolos tallados en la piedra. Su voz retumbaba en las paredes, a pesar de estar entonada con extrema suavidad. Sin prisa, Levoryas fue deshaciendo uno a uno cada uno de los cuatro hechizos puestos por las Estelas. Cuando terminó, contempló la pequeña esfera de diamante que encerraba las Lágrimas de Iona. No tenía ninguna abertura, era una esfera completa, sin juntas. Los Mágicos que idearon aquello gozaban de su más sincera admiración. Habían rodeado las lágrimas de carbono purísimo, cristalizándolo después mediante potentes hechizos, de manera que el diamante cubrió las lágrimas sin una sola grieta. Debía ser muy cauto a la hora de destruir ese diamante, o las Lágrimas se perderían, y con ellas todo Araven, incluido él mismo. Tan concentrado estaba en su próximo movimiento, que no escuchó el suave aleteo del viento en las entradas, y no se percató de lo que sucedía hasta que un súbito impacto lo lanzó contra la pared.

Sila, Alis e Iria se lanzaron hacia Levoryas para tratar de inmovilizarlo mientras Arce se acercaba al pedestal. La esfera de diamante no había sufrido daño alguno. Levoryas era consciente de que un paso en falso habría liberado el poder de forma descontrolada, originando tal descarga que todo a su alrededor habría quedado destruido. Arce se quedó mirando la pequeña esfera, ensimismada, tratando de recordar un momento de su vida en el que no hubiera pensado en ella. Por más que lo intentó, no encontró ninguno. Las manos de Arce rodearon la pequeña esfera sin tocarla, elevándola en el aire. Con un susurro, el diamante desapareció, y una gota de Lágrimas transparente y brillante quedó flotando ante ella.

En el momento en que levantó la vista, sus tres compañeras la miraban expectantes. Sabían lo que venía a continuación, y estaban preparadas para ello. Habían logrado inmovilizar a Levoryas, y esperaban pacientes a que Arce destruyera las lágrimas, llevándoselas también a ellas y a Araven. Pero eso era precisamente lo que Arce no estaba dispuesta a hacer.

– Vamos, chicas, ¿de verdad pensabais que dejaría escapar esta oportunidad? Llevamos toda la vida protegiendo este trozo de cristal, creo que ya es hora de que él nos proteja a nosotras. Todo será diferente después. Volveremos a ser como antes, Araven se recuperará, y podremos volver a vivir.

Las tres Estelas miraron a Arce estupefactas, mientras su boca se abría y se tragaba sin más el poder acumulado de cientos de Mágicos y Estelas.

Imagen
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por Felicity el 05 Nov 2008 22:57, editado 2 veces en total.
Recuento 2019
Hay un momento en la vida, en el que tienes que dejar de vivir y empezar a sobrevivir...

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 26892
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por ciro » 26 Oct 2008 23:37

El autor podría reescribir sin problemas El señor de los anillos de nuevo, caso de que se perdiera. El problema es que aun no se ha perdido. Quiero decir que crea un mundo a la perfeccion pero le falta originalidad. Puntuacion 8.
Suele ser más rentable escuchar que hablar. No hagáis como yo. Cosecha propia

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Ororo » 27 Oct 2008 00:11

Me ha gustado porque crea muy bien el ambiente en que se desarrolla la acción y porque está muy bien escrito y explicado todo. Quizá el argumento peca de clásico.
:D

Avatar de Usuario
Roland
Foroadicto
Mensajes: 4702
Registrado: 14 Jun 2005 10:28
Ubicación: Canarias, hermosa tierra de guanches, noble patria del teide y el can

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Roland » 28 Oct 2008 15:00

Me que quedado pensando: ¿y ahora? Creo que al relato le falta una conclusión. Con los datos aportados no da pie a saber qué vendrá a continuación del punto y final.
El relato está magníficamente escrito, creando un mundo creíble y muy imaginativo. Sin embargo, me ha resultado algo soso, a pesar de que me encanta la idea de los Mágicos y las Estelas que protegen Araven. El relato me ha gustado, pero creo que le falta un punto...Aún asi, enhorabuena al autor! :eusa_clap:
Insta: @raycocruzf
Twit: @raycocruz
Visita mi canal:"Fantaseando"
Apoya mi trabajo desde Patreon

Avatar de Usuario
SHardin
Foroadicto
Mensajes: 3812
Registrado: 20 Dic 2007 15:46
Ubicación: Lejos de ti...

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por SHardin » 28 Oct 2008 15:52

Leído. No hay elfos o enanos. Tiene algún fallo de coherencia y el final me ha parecido brusco (yo esperaba alguna risa malvada o fuegos de artificio, algo así) pero está muy bien escrito y me ha gustado mucho.

takeo
GANADOR del III Concurso de relatos
Mensajes: 5072
Registrado: 05 Mar 2006 12:19
Ubicación: Al noreste de Madrid

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por takeo » 28 Oct 2008 18:27

Entretenido y bien escrito, y algo me olía de Arce.

Avatar de Usuario
Desierto
Foroadicto
Mensajes: 2803
Registrado: 22 Mar 2008 13:27
Ubicación: Salamanca

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Desierto » 30 Oct 2008 00:18

Está muy bien pero no me parece que se adapte a la estrucura de relato corto... recomento: desafío al autor a que prosiga, la trama merece algo más extenso.
Recuento 2017
Es el terreno resbaladizo de los sueños lo que convierte el dormir en un deporte de riesgo

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 15838
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Gabi » 31 Oct 2008 11:04

Me gusta mucho como está escrito. Es una historia muy original y rica en contenido.
Me quedé con ganas de seguir leyéndo, quizás porque el autor tuvo que "adaptarse" a la cantidad de páginas de la reglamentación del concurso.
¡Quiero la versión completa! :P
Felicitaciones al autor!
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
Jaime
Quien tú sabes...
Mensajes: 5445
Registrado: 20 Ago 2005 17:03

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Jaime » 02 Nov 2008 01:01

Muy bueno, me ha gustado mucho. Al principio me he liado bastante con tanto nombre y lugar nuevo, pero la extensión del concurso exigía esta condensación. Me he quedado con ganas de más, el final ha sido más rápido de lo que esperaba teniendo en cuenta cómo se ha desarrollado todo lo de antes. En cuanto se sepa el nombre del autor le pediré expresamente que lo continúe porque esto se merece más.

Nota: 8 (puntuado según tres parámetros: 2'9/3, 4/5 y 1'1/2, sumado 8/10).

Por cierto, buen detalle lo del mapa :wink:
Leyendo...
La víspera de casi todo, de Víctor del Árbol

Nueva cuenta de twitter literario: @jj_caminero

Avatar de Usuario
Emperatriz_Infantil
Foroadicto
Mensajes: 2851
Registrado: 25 Abr 2007 11:10
Ubicación: Reino sin fronteras de Fantasia
Contactar:

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Emperatriz_Infantil » 02 Nov 2008 11:16

¡Es una historia increible! Seré que el día que lo lei estaba un poco pava, pero el final me sorprendió mucho :shock:
Me gusta este estilo de fantasía, quizas esté poco desarrollado, pero entiendo que las paginas eran limitadas y que no de para más. Tambien animo al autor/a a desarrollarlo más en el futuro :mrgreen:

Felicidades!

Kisses
:101: Leyendo: Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle, Stuart Turton
:101: Leyendo 2: Magnus Chase y el Barco de los Muertos, Rick Riordan

Recuento 2019 Libros

Reto PopSugar 2019

Lacedemonia
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 467
Registrado: 25 Feb 2007 20:55

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Lacedemonia » 02 Nov 2008 15:06

Me da la sensación de un relato escrito por alguien con capacidad para tejer una buena historia, pero que no ha tenido tiempo o lo ha hecho sin ganas. Formalmente bueno, sobre todo en técnica y calidad narrativa. Personajes que se quedan cortos en su desarrollo, tal vez por el handicap de estar limitadas las páginas o tal vez por intentar meter varios protagonistas. Y es que eso, el hecho de ser un relato corto, hace que al final sea una historia que adolece de poco emocionante. Creo que este autor puede escribir cosas buenas si no le ponen límites. Nota de 0 a 12: 8.

Avatar de Usuario
Arwen_77
Vivo aquí
Mensajes: 13559
Registrado: 23 Sep 2007 20:49
Ubicación: Comunidad de Madrid

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Arwen_77 » 03 Nov 2008 12:28

Bien narrado y buen final. Como pega, pasa demasiado tiempo en la presentación del "mundo", que es un pelín farragosa, para tratarse de un relato corto
:101: Elantris - Brandon Sanderson

Ama y haz lo que quieras
Recuento 2019

Avatar de Usuario
isabelita
No tengo vida social
Mensajes: 1993
Registrado: 30 Ago 2007 23:01
Ubicación: Éste tiene que ser mi año

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por isabelita » 03 Nov 2008 15:54

Coincido también en que el principio está mucho más desarrollado que el final, supongo que por la brevedad de espacio que se exigía. Pero está fenomenalmente escrito.
Enhorabuena y MUCHA SUERTE
Recuento 2018
:101: :101: "Fin de guardia" - Stephen King

Avatar de Usuario
Matu
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 389
Registrado: 29 Jul 2008 05:24
Ubicación: Argentina

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA

Mensaje por Matu » 03 Nov 2008 21:18

Está bien escrito, me gustó. Crea un mundo, y una historia propia en poco espacio, por lo cual, queda todo muy comprimido. Como dijeron por ahí, es para algo mas extenso. Igualmente está bueno :)

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: I FANTASÍA: EL SECRETO DE LA QUINTA COLINA - AMANITA

Mensaje por Ororo » 04 Nov 2008 10:34

Amanita! Como ya dije, una historia muy bien estructurada.
Felicidades :D
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Responder