CRI: Sensaciones ascendentes -Desierto

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67099
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CRI: Sensaciones ascendentes -Desierto

Mensaje por lucia » 09 Oct 2011 17:00

Sensaciones Ascendentes


No se lo termina de creer. A pesar de estar viéndola allí mismo, frente a él, en la penumbra que los aísla ligeramente de los que abarrotan el local. A ella no parece que le incomode estar a una distancia mucho más corta de lo que pueda considerarse familiar. No se lo termina de creer, no. Quizá es por eso que retrasa el paso definitivo y se reprime.
Todavía no; todavía no es el momento.
Ella le habla al oído, un poco empujada por el volumen de la música, no está tan alta en realidad, y un poco por esa marea de los bares de última copa que te arrastra desde los brazos y las tripas y las miradas. Ella le habla pero él no puede comprender sus palabras. Toda la fuerza de sus sentidos se concentra en ese perfume poderoso, en ese aroma denso a hembra que le entra por la nariz, por los poros de la piel y por las yemas de sus dedos, que apenas se atreven a acariciar su espalda mientras le habla, refrenándose en el impulso que le grita que la abrace y la acerque hasta él.
A medida que pasan los minutos enredados en aquel abrazo que no llega a ser, los últimos restos de alcohol se disipan de su mente. Se libra así del peso de la lengua y es invadido por una corriente de alegría simple, viva, por esa euforia suave y lenta que queda tras las copas cuando el cielo comienza a clarear. En ese momento vuelve a estar allí donde nunca soñó regresar, en el campo de trigo de una noche de verano, en el pajar del tío Armando o en el tejado del chalet del vecino, vacío de tejas, con los cimientos y las vigas desnudas que todavía no han terminado de levantar; en aquellos paisajes propios de una edad en la que uno se adentraba en los misterios de la vida adulta sin dejar de contemplar el mundo con los ojos dilatados de un niño, en aquellos escenarios de primer beso y de primer cigarro, de canciones entonadas a media voz sobre los acordes rasgados por una guitarra reparada a fuerza de pasión y deseo y poco más.
La había conocido en aquella época de magia y desenfreno, cuando todo sabe mejor y todo está todavía por descubrir. Sus caminos se cruzaron por un breve instante, pero la imagen de ella se le había quedado clavada en la memoria y en el alma, en ese recóndito lugar de la mente que sólo despierta ante determinados olores.
Nunca la había llegado a olvidar. Y ahora volvía a estar frente a él, mucho más presente de lo que hubiera estado nadie jamás. Tan sólo con su mirada y el roce de su aliento sobre su cuello, siente que su piel estalla en una descarga de deseo desmedido, desproporcionado y mágico en su propia agresiva inmensidad.
Vuelve a estar allí en el instante preciso, ése inmediatamente anterior a saborear por primera vez los labios de ella, en ese momento exacto en el que ya adivinaba que esa vez era la vez, que era cierto, que ya no había marcha atrás.
No lo soporta más y se lanza. Entrecierra los ojos para no mostrar el miedo que palpita en su pecho hasta impedirle escuchar el mundo que le rodea y se adelanta apenas unos centímetros, los centímetros justos para romper con toda fachada de cordialidad, que ponen por fin las cartas sobre la mesa. Es el salto al vacío, el paso final que ya exige una respuesta que no se da nunca con palabras.
No hay nada como ese momento, como ese vértigo que recorre la espalda hasta la garganta y las rodillas antes de sentir en la boca su sí o su no. El momento en el que sabes que ya has jugado tus cartas y sueltas el volante para salir volando o para estrellarte contra la pared.
Hubiese sido demasiado cruel por parte del destino que ella no hubiera aceptado después de haberla puesto de nuevo en su camino. Ella abre la boca sólo un poco y su aliento le llena los pulmones con un calor poderoso y antiguo.
No dicen nada más. Se van hasta su casa agarrados de la mano, con naturalidad, como si lo hubieran estado haciendo durante años. Entran en aquel piso diminuto en que ella vive y no dejan ya que nada los distraiga. Ni música, ni bebidas ni adornos innecesarios. Tan sólo se permiten encender una vela para poder contemplar en silencio la maravilla de su piel desvelándose al ritmo de las caricias.
Están allí, él y ella, sin nada que ocultar debajo de la ropa o las tapaderas, pues ambos se habían conocido bien. No es necesario pretender aparentar ser quien no se es en esas circunstancias. Cada lunar, cada arruga, cada rincón más terso y rosado es parte de lo que podían haber imaginado en sueños locos de años atrás.
A cada minuto, a cada beso, él se va sintiendo más sorprendido y confundido por lo que late dentro de si. Se ha encontrado con aquel regalo del destino y ahora no sabe cómo comportarse ante él. En un primer momento había pensado en disfrutar de aquella llama y seguir su camino, pero su coraza de seductor preciso y osado está ahora derritiéndose ante la evidencia de que él no ha tenido nada que hacer, de que sólo esa energía misteriosa que algunos llaman azar ha permitido que se encontrara con ella tantos años después y estén ahora así, enredados y confundidos.
La sienta sobre él y se adentra en ella. Sin prisa, atento a su reacción en cada vibración de sus músculos. Ella reacciona arqueando la espalda y respira profundamente, llenando el cuarto de una niebla de deseo que queda flotando a su alrededor como un vapor mágico. Despacio, acompasa sus movimientos a los de ella con naturalidad, sin llegar a permitir que su cabeza ordene la situación, sin llegar a sentir en ningún momento que tenga que reprimir la propia necesidad de ritmo.
Es una amante generosa y exuberante. Suspira y gime con pasión sobre su oído sin llegar al teatro de esas exageradas que pueden llegar a reprimirte en un ataque de risa.
A medida que ella va dando a entender que se acerca ese momento álgido, la sombra de un miedo antiguo aparece en su mente, el temor a que después de todo aquello al final no sea más que un tanto de lo mismo, pero… de repente, siente cómo la fuerza que ella le comunica apaga sin más su mente y su voluntad. Sin saber por qué con ella sí, se deja llevar hacia dónde le conduce.
No necesita convocar a ningún fantasma etéreo de su imaginación, no requiere de ningún ejercicio de memoria lasciva. Simplemente, aquella marea que corre por la espalda de ella le arrastra consigo por una pendiente que se desborda directamente en la inmensidad de un orgasmo que le recorre de los pies a la cabeza en un temblor agónico en el que, por un momento, todo lo demás deja de existir.

Luego se ve allí, tumbado boca arriba, sorprendido por la propia intensidad de sus sensaciones, por la abrumadora concupiscencia de su respiración y de la presencia que late a su lado con la misma cadencia, con el mismo pulso.
Un calor nuevo y poderoso explota en sus entrañas y sube hasta prender en su pecho, aferrando el corazón con tal fuerza que casi le corta la respiración. Entonces, una lágrima sola de pura vida concentrada asoma a sus ojos y, sin llegar a caer, se disuelve en el aire húmedo que les rodeaba.
Será amor –se dice a sí mismo, demasiado confundido como para reconocerlo de inmediato y demasiado agitado para que pueda ser de otro modo.
Será amor…
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

Avatar de Usuario
Emisario
No tengo vida social
Mensajes: 1213
Registrado: 26 Oct 2010 18:30
Ubicación: Perdido en una nebulosa, en busca de un quásar, cualquiera en realidad...

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Emisario » 13 Oct 2011 01:26

Hay, efectivamente, una intensidad íntima de sensaciones crecientes. Por momentos te sumerge, te distrae, te saca de la realidad. Me ha gustado en general.
Felicidades al autor/a.

Avatar de Usuario
Conphoos
No tengo vida social
Mensajes: 2245
Registrado: 27 Abr 2008 21:39

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Conphoos » 13 Oct 2011 17:06

Muy bien escrito, tanto la parte que se refiere al deseo como la del erotismo. Me he dejado llevar fácilmente por el hilo narrativo, pero sin embargo, al terminar le he echado en falta algo más.

De todos modos, me parece un buen relato.

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 26909
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por ciro » 14 Oct 2011 13:49

Coincido casi punto por punto con las dos opiniones anteriores. Muy bien escrito, buen relato. Pero... parece un ensayo sobre el romanticismo, no nos involucra en ningun momento, no sabemos ni los nombres de los protagonistas, apenas unas pocas circunstancias previas,... No sé, no me convence del todo, para mi le falta "alma".
Suele ser más rentable escuchar que hablar. No hagáis como yo. Cosecha propia

Avatar de Usuario
Albabooks
Vivo aquí
Mensajes: 15529
Registrado: 19 Ago 2007 17:32

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Albabooks » 14 Oct 2011 16:08

Pues ha conseguido meterme dentro, me ha metido en esa "burbuja" que tanto me encanta, pocos libros lo consiguen.

Enhorabuena al escritor :60:

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Katia » 14 Oct 2011 16:47

Me ha gustado, y el título va acorde con el texto, si bien el principio me ha parecido lento en demasía, el final me ha parecido estupendo, y el estilo bueno.
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Avatar de Usuario
Elisel
Vivo aquí
Mensajes: 5258
Registrado: 21 Ene 2010 19:25

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Elisel » 14 Oct 2011 17:43

Me ha gustado mucho. Creo que está muy bien escrito y es una historia sugerente, pero he echado en falta un poco de más pasión. Me ha parecido no frío, sino un poco carente de emoción, algo mecánico. De todos modos es un buen relato. Felicidades :60:
Leyendo: Un abogado rebelde (John Grisham)

Amor Sinfónico:http://www.harpercollinsiberica.com/hqn ... ico-detail

Avatar de Usuario
imation
Vivo aquí
Mensajes: 16342
Registrado: 30 Nov 2010 09:57
Ubicación: Pamplona

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por imation » 15 Oct 2011 01:02

La idea de ligarte en un bar a alguien que conoces y quieres hace tiempo y volvértela a encontrar está bien, es muy romántica y muy típica. Quizás se podría haber trabajado algo mas, profundizar un poquito mas, resulta un relato bonito, ilusionante y correcto, pero muy sencillo sin que destaque nada mucho. Ademas el papel de ella es muy vago, muy impersonal, ¿ella se acuerda de él?
Confundimos información con conocimiento
***
Se dispersa y se reúne, viene y va

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Isma » 15 Oct 2011 23:27

Buenísima descripción de cada momento de esa primera noche, de esas primeras caricias. Un detalle exacto y minucioso, una exposición brillante bajo el microscopio. Un relato con el que es imposible no identificarse. Vaya don para iluminar los rincones del recuerdo, colega.

Felicidades, y mucha suerte

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12725
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Berlín » 16 Oct 2011 10:28

La había conocido en aquella época de magia y desenfreno, cuando todo sabe mejor y todo está todavía por descubrir. Sus caminos se cruzaron por un breve instante, pero la imagen de ella se le había quedado clavada en la memoria y en el alma, en ese recóndito lugar de la mente que sólo despierta ante determinados olores.
Nunca la había llegado a olvidar.


Para que luego digan que no hay romanticismo en este concurso...

suerte, compañer@
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
xabeltrán
Vivo aquí
Mensajes: 20886
Registrado: 13 Abr 2008 14:31
Ubicación: Barcelona

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por xabeltrán » 16 Oct 2011 20:20

Me ha gustado. Un relato más que correcto, muy bien escrito, romántico y hasta erótico, con las palabras justas para narrar el momento en el que él y ella vuelven a encontrarse físicamente. Me gusta que casi no sepamos nada de los protagonistas; haberlos descrito más habría sido un detalle innecesario: así todos podemos ponerles nombre y cara, y es más fácil que podamos identificarnos con ellos. :D

Enhorabuena al autor y mucha suerte. :60:

Avatar de Usuario
kharonte
No tengo vida social
Mensajes: 1482
Registrado: 01 Jun 2009 11:05
Ubicación: Madrix
Contactar:

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por kharonte » 17 Oct 2011 14:36

Como yo soy de los del relato corto y directo, me ha gustado. Además, en una narración tan centrada en emociones, siempre es complicado alargar el texto sin que se resienta precisamente lo que le da fuerza.

Y bueno, justo porque no hay nombres ni una historia, nos podemos identificar aún más con el protagonista y pensar en esas veces que has estado con "la chica" enfrente sin atreverte a poner las cartas sobre la mesa. Para mí, cumple en todos los aspectos.
Nunca sabes de qué eres capaz, hasta que te pones a ello.

Imagen

Seguirme es fácil en Facebook

Avatar de Usuario
Ángel_caído
Vivo aquí
Mensajes: 5097
Registrado: 05 Ene 2009 14:34
Ubicación: Madrid

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Ángel_caído » 18 Oct 2011 11:25

Muy bien narradas estas sensaciones, te hace meterte de lleno en ese momento tan intenso y algunos párrafos son muy bonitos, como el que ha puesto Berlín. Buen relato aunque yo por mi parte echo de menos algo más de argumento.
Leyendo: La feria de las vanidades
*Pienso, luego insisto* *** Recuento 2012

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Ororo » 18 Oct 2011 12:13

Pues a mí me encanta que no haya argumento, que se base en contar desde lo más profundo del protagonista anónimo lo que siente en cada momento. Y, es más, sólo desde la perspectiva de él. Es un relato sin historia como tal. Son sensaciones y pensamientos concatenados. Me gustan este tipo de escritos.
El autor tiene una gran capacidad para describir sensaciones, tanto tiernas como excitantes.
Cada sensación está detallada al límite, pero de manera tan magistral que no resulta frío ni calculador ni rebuscado.
Muy bonito y muy poético.
Lo único es que al final peca un poco de pasteloso, no sé en qué momento exactamente cambia, pero incluso roza una definición idealizada y exagerada del amor y el sexo.

De todas formas, enhorabuena :D
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
Arwen_77
Vivo aquí
Mensajes: 13592
Registrado: 23 Sep 2007 20:49
Ubicación: Comunidad de Madrid

Re: CRI - Sensaciones ascendentes

Mensaje por Arwen_77 » 18 Oct 2011 12:25

Se me ha quedado un pelín corto, como esquemático. No obstante está muy bien narrado (me parece muy difícil describir las sensaciones como lo hace el autor) y , como ya habéis dicho, tiene párrafos realmente preciosos.
El balance general es muy positivo.
:101: Lorenzo Blanco y los crímenes inoportunos - Eduardo Arias

Ama y haz lo que quieras
Recuento 2019

Responder