CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Ashling
Vivo aquí
Mensajes: 25585
Registrado: 01 Sep 2007 20:06
Contactar:

CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Ashling » 12 Abr 2012 16:04

El séptimo hijo de la Luna

¿Qué diferencia a un humano de un monstruo, a parte de la genética? ¿Además de la terrible verdad?
Somos como ellos, caminamos como ellos, vestimos como ellos… respiramos el mismo aire… pero a pesar de todo sabemos recordar lo que una vez llegamos a ser. Llegamos a temer lo que ahora podemos hacer, y quizás como los humanos, nos obsesionamos con el amor… con la vida… y con toda causa perdida a nuestro alrededor.
Soy Gédéon, el Macho Alfa del clan de los licántropos. Y esta es mi historia.

- ¡Por todos los santos, Garlois! ¡Este hijo tuyo no viene solo!-. Le dijo su cuñada Agnese mientras asistía a su hermana Sháden, que gritaba al sentir los dolores del parto.
- ¿Qué quieres decir? ¿Qué vienen dos?-. Preguntó Garlois acercándose a la cama.
Garlois era el líder del poblado de Arverni, perteneciente a la antigua Céltica. Había asumido el liderazgo cuando su padre Kolbeinn Heingnorsk murió y desde entonces ejercía como líder del clan.
Vivía feliz junto con su esposa Sháden Eirikdóttir y sus cinco hijos, pero hacía ocho meses Sháden le anunció que volverían a ser padres. Lo que no se imaginaba era que vendrían dos en el mismo parto.
- ¡Dejad de hablar y sacármelos! ¡No puedo más!- gritaba Sháden desesperada.
- ¡Empuja hermana!-.
Una cabecita salió de su interior seguida de unos fuertes hombros. Agnese tiró del bebé y lo cubrió con un paño limpio, mientras lo observaba detenidamente para ver que todo estuviera correcto.
- ¡Es un varón!-. Le dijo al matrimonio mientras le cortaba el cordón umbilical- ¡Sujétalo Garlois tengo que sacar a otro!-. Le entregó al niño mientras se agachaba a la cama para seguir atendiendo el parto de su hermana.
- ¡Sigue empujando Sháden!-. Le dijo Agnese.
- ¡No puedo más Agne! ¡No tengo fuerzas!-. Oyó como la voz de Sháden se volvía susurro.
- Garlois llama a Ragna. Tu mujer está perdiendo mucha sangre y pronto se desmayará-. Le ordenó su cuñada.
Garlois salió de la habitación con su hijo recién nacido en sus brazos. Era un hombre alto y robusto, de aspecto tosco, de cabellos largos dorados como el mismo sol y ojos azules de igual belleza que el mar en calma.
- ¡Ragna! ¡Ragna!-. Gritaba con desesperación el nombre de la curandera mientras recorría el poblado.
- Aquí estoy mi señor-. Respondió una anciana de cabellos blancos que salía de una cabaña a su encuentro, ataviada con pieles de ciervo.
- Necesitamos que vengas. Mi mujer ha perdido mucha sangre y no tiene fuerzas para seguir empujando. Viene otro bebé y hay que sacarlo-. Le explicó el líder a la comadrona mientras se dirigían hacía la cabaña de Garlois.
Cuando llegaron Sháden ya estaba inconsciente. Agnese trataba por todos los medios de reanimar a su hermana. Le había puesto paños húmedos en la frente y golpeaba suavemente su mejilla. La desesperación se reflejaba en su rostro.
- ¡Sháden, por favor despierta! ¡No te vayas!-. le rogó Garlois, cayendo de rodillas frente el lecho donde yacía su esposa.
Sháden siempre había sido una mujer muy bella, de rostro rosado y cabellos rizados color bronce, pero ahora solo podía ver el cuerpo pálido de su esposa y de la mujer que antes era solo conservaba la magnífica cascada de rizos descansando sobre la almohada.
- Hay otro bebé dentro, Ragna, y si mi hermana no empuja morirá con ella-. Le dijo Agnese a la vieja curandera.
- No te preocupes hija-. Le tranquilizó Ragna, acercándose a Sháden. La curandera comenzó a susurrar unas palabras en el oído a la esposa de Garlois.
- Amun setri atri…
En ese momento una ráfaga de aire frío recorrió toda la estancia. De golpe, Sháden abrió los ojos y comenzó a empujar. Era como si un espíritu hubiera poseído el cuerpo de su esposa.
- ¡Agnese, prepárese, el otro bebé va a salir!-. Le gritó la curandera.
Y así fue. Dos empujones bastaron para que el diminuto cuerpo del bebé saliera del interior de su madre.
- ¡Es una niña!-. Gritó Agnese con su sobrina en brazos. La recién nacida lloraba a pleno pulmón. Se la veía sana a pesar de que había sufrido dentro del cuerpo de Sháden.
Pero Garlois no se fijó siquiera en su hija recién traída al mundo, solo le preocupaba su esposa.
- ¡Sháden! ¡Sháden!- gritaba Garlois-. ¿Ragna que le pasa?-.
- Nos está abandonado, mi lord-. Le dijo la curandera.
- ¡Por todos los dioses de la Galia! ¡Te ordené que la salvarás!- le gritó Garlois acercándose a la curandera y cogiéndola del pecho.
- No mi señor, me ordenó sacar al bebé que aún había dentro, no me ordenó salvar a su esposa-. Le respondió serenamente Ragna.
- ¡No juegues conmigo vieja bruja! ¡O no verás otro amanecer!-. Le volvió a gritar el líder.
- No me amenace señor, porque puedo hacer que se arrepienta los días de vida que le quedan-. Le amenazó Ragna.
- ¡Dios mio!-. Garlois cayó de rodillas frente a la curandera-. ¡Le ruego por favor que salve a mi esposa! ¡Le daré lo que deseé!-.
- Su esposa ha muerto señor. Lo siento mucho, pero ha sido el deseo de los dioses. Sólo le voy a dar un consejo. Bautice a estos dos bebés. Es el séptimo hijo de esta familia y ha traído consigo a su gemela.- Fue lo último que dijo Ragna antes de salir de la cabaña.
Los llantos de los hermanos gemelos se mezclaban con el llanto de dolor de Garlois por la muerte de Sháden.

Habían pasado varios años y Gédéon se había hecho un joven fuerte y valiente. Vivía junto con su tía Agnese y su hermana gemela Adrienne, en Arverni, en el clan donde había nacido.
Tenía los cabellos dorados como el poderoso oro y sus ojos azules, de igual intensidad que el cielo en verano. Su hermana Adrienne era igual que él, pero sus cabellos largos, le llegaban a la cintura. Ambos tenían la misma sonrisa que su madre, según les decía su tía Agnese todas las noches cuando les daba el beso de buenas noches.
Gédéon entrenaba todos los días junto con su primo Erbin. Juntos combatían con sus espadas, demostrando cuál de ellos era más fuerte. Pero esa era una batalla que Erbin siempre perdía, pues Gédéon, era el joven más poderoso del clan.

- Veo que te has preparado bien, muchacho-. Escuchó Gédéon a sus espaldas. Cuando se giró vio que estaba su padre junto con su séquito. Habían llegado tras varios meses cazando en tierras extranjeras, pues la escasez en la que vivían les obligaba a buscar el alimento fuera de sus fronteras.
- ¡Padre!-. Gritó Gédéon acercándose corriendo hacia él. Pero en seguida encontró un muro de frialdad en su padre.
- ¡Te tengo dicho que un hombre jamás se comporta como una mujer!- y dicho esto le golpeó brutalmente en la cara, tirando de espaldas a su propio hijo.
Gédéon se pasó la mano por la boca y vio la sangre procedente del labio. Una punzada de dolor recorrió su corazón pero más odio sentía al ver el rechazo al cual su padre siempre lo sometía.
Garlois se alejó de él, acercándose a su cuñada Agnese y a su hija Adrienne que lo miraba atemorizada. Había golpeado a su hermano sin motivo ninguno y esto jamás se lo perdonaría.
- Bueno, ¿Qué tal ha ido todo por aquí?-. Le preguntó a su cuñada sin apenas mirar a su hija.
Desde la muerte de su madre en el parto, había renunciado totalmente a sus dos gemelos, culpándolos con crueldad por la partida de su esposa hacia el otro mundo. Gracias a su tía Agnese, habían sido criados con el amor de un familiar, pero siempre habían encontrado un vacío en la figura paternal.
- ¿Por qué le ha golpeado a mi hermano?-. Le preguntó Adrienne. Pero ante la ignorancia de su padre siguió insistiendo- ¿Le pregunto qué porque ha golpeado a mi hermano?-. Esta vez la joven alzó la voz todo lo que pudo para captar la atención de su progenitor.
- ¡No te atrevas nunca a volverme a hablar así! ¡No tengo que darte ninguna explicación, mocosa!-. Esta vez el guantazo fue directo a la mejilla de la joven, tirándola hacia atrás por el impacto y golpeándose en la cabeza con la puerta de la cabaña.
Su hermano no pudo contener el odio que sentía hacia su padre al ver como golpeaba a su hermana y se abalanzó contra él sin dudarlo.
- ¿Crees que puedes vencerme, bastardo?-. Le gritó su padre, desenfundando la espada y repeliendo el ataque de su hijo.
- ¡Puedo permitirle que cargue su odio contra mí, pero a mi hermana jamás vuelva a ponerle la mano encima!-
Pelearon sin parar durante más tiempo de lo que pensaba Garlois que durarían. Al contrario de lo que pensaba, tenía que reconocer que aquel joven estaba más que preparado para vencerlo.
Gédéon se lanzó hacia su padre con toda la rabia contenida durante tantos años, pero Garlois le asestó un puñetazo, haciendo que su hijo cayera al suelo.
- ¡Te crié para que te levantaras por tus propios pies!-. Le gritó a su hijo mientras éste se levantaba.
- ¡No padre! ¡Me criaste para arrodillarme ante los tuyos!-. Le respondió su hijo, en el momento que su espada atravesaba el pecho de su padre.
El joven totalmente paralizado observó como su padre caía frente a él de rodillas con los ojos abiertos como platos por la sorpresa de haber sido vencido por su propio bastardo, como él lo llamaba.
El cuerpo inerte de Garlois cayó al suelo mientras Gédéon sin moverse de su sitio lo miraba.
Se sorprendió al no sentir lástima por aquel hombre, ni siquiera pena. Pero sí se sentía por fin libre.
Había acabado con el sufrimiento de veintiún años de odio y reproches. Por fin ese hombre, al que llamaba padre, se reuniría con la mujer que le dio la vida a él y a su hermana, y a la que tanto amaba.
Por fin había llegado también la liberación para su padre.

Aún recuerdo aquella mañana que desperté desnudo en mitad del bosque. Mi cuerpo estaba cubierto de sangre seca y en mi boca sentía aún el sabor de la carne cruda.
No sé cómo había pasado y apenas mantenía pequeños fragmentos de lo ocurrido la noche anterior en mi memoria, pero lo que sí sabía era que se había convertido en un hombre lobo.
No culpo a mi padre por no haberme dado el cariño que necesité. Tampoco lo culpo por cargarme encima todo el dolor que sentía al haber perdido a su mujer, mi madre, en el parto cuando nacimos mi hermana y yo.
Pero lo que si le culpo, es de haberme entregado a mí y a mi hermana gemela, a esta maldición de ser licántropos por no considerarnos sus hijos y bautizarnos como le advirtió la curandera el día que nacimos.

En la primera luna llena de nuestros veintiún años, nos convertimos en licántropos y desde entonces debo lidiar con el miedo de que cada vez que me acerco a un humano, pueda hacerle daño.
Llevo demasiado tiempo negándome a mí mismo el contacto de otra persona, pero sin embargo lo he hecho por que incluso para nosotros, los monstruos, es imposible lidiar con el miedo de verte a ti mismo como un monstruo en los ojos de alguien a quien amas.
Tengo treinta y dos años y soy el séptimo hijo de la luna y junto con mi hermana Adrienne, debo vivir con una maldición que me acompañará hasta el final de mis días.

FIN
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Imagen

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Isma » 15 Abr 2012 16:22

Muy bien. Seguramente este relato será vilipendiado por tener un tema fantástico, pero a mí me ha gustado. Cuenta muy bien una historia, desde la concepción hasta el desenlace, y mantiene viva la lectura todo el rato, haciéndose entretenido. Hay una planificación de lo que se quiere contar y creo que el autor lo ha trabajado. Cambia el narrador, de primera persona al principio y al final, a tercera persona en la parte central, y lo hace bien.

El tema de la licantropía y de la rebelión de los hijos contra los padres no es nada nuevo, así que no lo encuentro muy original. Me gusta mucho, eso sí, el nombre, y la explicación que tiene.

En el apartado de mejoras, hay algunas que formalmente se pueden hacer, pero si el relato tiene suerte y entra en el recopilatorio (espero que sí), estoy seguro de que el revisor las podrá indicar mucho mejor que yo.

Muchas gracias por compartirlo y felicidades por un buen relato.

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Katia » 15 Abr 2012 16:32

Está muy bien, mezcla en las dosimetrías adecuadas realidad y fantasía. No se nota disrupción alguna entre ambos planos, magistralmente entrelazados. Felicitaciones al autor y especialmente para ti, gracias por esta fantástica historia:


Enlace
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Ororo » 16 Abr 2012 12:14

Al leer este relato me ha dado rabia no poder hacerlo con fluidez por la redacción mejorable. Es una pena porque la historia va ganando fuerza a medida que avanza. Es interesante, aunque la recreación del mundo fantástico que muestra no esté del todo definida.
El fragmento final me parece que aparece de sopetón aunque se entienda que es una reflexión y explicación final del protagonista aparte del desarrollo.
Necesitaría mejorar la redacción para no hacer difícil la lectura.
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43868
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por elultimo » 16 Abr 2012 17:52

Tengo que decir que, nada más leer el título, me ha echado un poco para atrás, pues estaba claro que iba a ser de tema fantástico y, la verdad, a mí no me llama mucho el tema. Pero para sorpresa mía, me ha gustado más de lo que esperaba.

El principio me ha recordado el típico de fantasía del nacimiento no buscado que tiene que huir para volver años más tarde convertido en un hombre y salvar a su pueblo, pero la historia nos lleva por otros derroteros menos convencionales.

Me ha gustado mucho que haya acción desde el principio hasta el final.

Algunas cosas que no me han terminado de convencer es que el protagonista diga que va a contar su historia y luego ésta se nos narre en tercera persona, me parece que es incoherente; también se podía haber jugado un poco más con el hecho de que sean hombres.-lobo, pues hasta que no se dice al final no hay nada que nos haga pensar en eso.

Avatar de Usuario
joserc
GANADOR del IV Concurso de relatos
Mensajes: 1490
Registrado: 17 Ago 2006 13:52
Ubicación: Madrid

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por joserc » 16 Abr 2012 18:02

No está mal escrito y se deja leer. No me llama mucho la temática y la forma de contarlo, pero es mi gusto personal.

Felicidades al autor.

Avatar de Usuario
moskita
No tengo vida social
Mensajes: 2423
Registrado: 02 Feb 2011 16:34
Ubicación: Sevilla

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por moskita » 16 Abr 2012 18:32

Al principio prometía ser un estupendo relato, pero el final es demasiado precipitado. ¿Por qué se ha convertido en licántropo? ¿Sólo por no ser bautizado? ¿La vieja curandera los maldijo? No termino de entender la razón. El autor podría haber desarrollado un poco más la transformación, los sentimientos que desencadenó en los dos gemelos, la vida que tienen ahora. De todas formas está muy bien escrito, sólo ha faltado un poco más de desarrollo.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Isma » 16 Abr 2012 18:39

moskita escribió:¿Por qué se ha convertido en licántropo?
Por ser el séptimo hijo; si hubiera sido el octavo hijo de un octavo hijo, habría salido mago, como Rincewind en Mundodisco... :wink:

Avatar de Usuario
moskita
No tengo vida social
Mensajes: 2423
Registrado: 02 Feb 2011 16:34
Ubicación: Sevilla

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por moskita » 16 Abr 2012 18:55

Isma escribió:
moskita escribió:¿Por qué se ha convertido en licántropo?
Por ser el séptimo hijo; si hubiera sido el octavo hijo de un octavo hijo, habría salido mago, como Rincewind en Mundodisco... :wink:


¡Aaah, que es algo propio de la fantasía! Suelo leer el género, pero no tanto como para saber estas cosillas :lol:

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Isma » 16 Abr 2012 18:58

moskita escribió:
Isma escribió:
moskita escribió:¿Por qué se ha convertido en licántropo?
Por ser el séptimo hijo; si hubiera sido el octavo hijo de un octavo hijo, habría salido mago, como Rincewind en Mundodisco... :wink:


¡Aaah, que es algo propio de la fantasía! Suelo leer el género, pero no tanto como para saber estas cosillas :lol:
Bueno, no digo que esté en los manuales de fantasía... sólo digo que hay precedentes :lol:

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12733
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, más bonita que nunca

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Berlín » 16 Abr 2012 19:46

El caso es que la historia me gusta, pero siento que lo mejor se ha quedado para el final y se ha desarrollado muy poco, para mi desconsuelo.
Y me da un poco de rabia, porque cuando me he dado cuenta de que el tema iba de licántropos casi me caigo de la silla de gusto. :oops: Me encanta la figura del hombre lobo, y la de la momia y la de ...jaja vaya que el cine de terror me chifla en casi todas sus vertientes.

De todas formas tengo que decir que pese a ese "fallo" (que no lo es, sólo es la forma en que el autor ha decidido resolverlo) me ha gustado bastante.

Creo que esta historia daría mucho juego si se hubiese desarrollado más. Pero ha sido todo un placer leerla, vaya por delante.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10945
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Gavalia » 16 Abr 2012 21:20

EL SÉPTIMO HIJO DE LA LUNA quizá me ha faltado odiar más la figura de ese padre tan intolerante y despreciativo para con sus propios hijos. No encajé muy bien la transformación licantropa sin previo ataque, ya sabes, que quieres que te diga... la ortodoxia y tal y tal. Me ha sido fácil leerla. Gracias comp@
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6894
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Nínive » 16 Abr 2012 22:28

Hay que revisar algunas cosillas de redacción. El tema me gusta, aunque se podía haber desarrollado de otra manera. Por ejemplo, al contarnos sólo el episodio del fraticidio, no sentimos ese odio hacia el padre. Yo hubiera sacado más partido también a la transformación y cómo se entera el protagonista de que no está bautizado y por eso arrastra esa maldición.
Buen trabajo, con un poco más de esfuerzo conseguirás muy buenas historias. :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28784
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por Dori25 » 17 Abr 2012 18:33

Muy bonito si señor.
Solo hay una cosa que me preocupa y es que mi padre es el séptimo hijo varón y también nació con un gemelo... :? No es broma.

En fín, que no soy en absoluto dada a la fantasía pero me ha gustado mucho el relato, tampoco entendía porque se convertía en hombre lobo asi por que sí pero nos ha explicado Isma que es por la circunstancia de ser el séptimo hijo (papi deja de morder a la gente!!!).
Y rompo una lanza en favor del padre egoista que amaba tanto a su mujer que odia a los hijos que causaron su muerte, no es justo pero me parece taaaan romántico.
Gracias autor!!! (aunque lo de mi padre me sigue mosqueando)
Lucía en Londres. Mapp y Lucía, 3
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Avatar de Usuario
shirabonita
Vivo aquí
Mensajes: 9005
Registrado: 23 Ago 2009 20:47
Ubicación: un pueblo surfero de guipuzcoa

Re: CPVII: El séptimo hijo de la Luna

Mensaje por shirabonita » 17 Abr 2012 18:42

La narración es buena, en general, aunque he echado en falta una descripción un poco más generosa de la vida de Gedeón y su hermana, una vez convertidos en licántropos.
Es un auténtico drama, aunque he visto alguna pequeña falta como signos de interrogación sobrantes o una conjunción "y" que debería haber sido un "ni" para entender mejor la frase.
Como otros han comentado, un mayor desarrollo de la parte final, le habría dado muchos más puntos. Con todo, me parece un relato interesante y que se arriesga con un tema muy especial. (los vampiros están muy de moda, los hombres lobo no tanto, a no ser que uno sea fan de la saga de películas Underworld)
Como un gran cielo, color verde claro, desearía que mi corazón fuese así de inmenso. (Emperador Meiji)

Responder