CPVII: Tercer asalto - Igor Rodtem

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Ashling
Vivo aquí
Mensajes: 25469
Registrado: 01 Sep 2007 20:06
Contactar:

CPVII: Tercer asalto - Igor Rodtem

Mensaje por Ashling » 12 Abr 2012 16:08

Tercer asalto


Giancarlo era un boxeador veterano, un auténtico trabajador del ring. Sin llegar a ser nunca un gran campeón, sus momentos más brillantes ya hacía tiempo que se habían esfumado, pero era capaz de dar guerra a cualquier rival. Hacía meses que venía valorando la posibilidad de retirarse definitivamente, pero antes quería volver a dar un campanazo en el cuadrilátero. Esa oportunidad se le había presentado por fin, casi de casualidad: un ex-campeón estatal, agobiado por las deudas y las aficiones insanas, estaba dispuesto a medirse a Giancarlo en un combate a doce asaltos. Uno buscaría el dinero que necesitaba. El otro pretendería reencontrarse con un momento de gloria sobre el ring. El combate había conseguido, además, levantar la suficiente expectación como para colgar el cartel de completo, e incluso iba a ser retransmitido por una cadena de televisión.

Giancarlo estaba realmente emocionado, aunque no nervioso. El hecho de que visitara a una echadora de cartas, apenas unas horas antes del combate, respondía únicamente a una vieja costumbre que heredó de su abuela. Durante sus mejores años como profesional no hubo combate en el que previamente no hubiera consultado la suerte del tarot. Las respuestas abiertamente ambiguas de las pitonisas y brujos, de alguna manera, conseguían imbuirle confianza en el posterior combate. Abandonó esta costumbre tras su primera gran decepción en el ring, cuando en una ocasión acabó tirado en la lona, completamente inconsciente, en un combate en que le habían asegurado la victoria (y con el que podría haber tenido opciones reales de acceder a un título de campeón, ocasión que ya no se volvería a repetir en su dilatada carrera). Ese fracaso profesional se vio unido además a su mayor decepción a nivel personal, con un doloroso y ruinoso divorcio, a pesar de que las cartas le habían augurado también una bien avenida familia numerosa (que debió perderse en el limbo de los imposibles).

La decisión de acudir nuevamente a una echadora de cartas había surgido de forma natural, como si no hubiera otra opción. Ni siquiera fue consciente de los años que habían pasado desde la última vez. Casi sin pensarlo, Giancarlo se encontró ante aquella estrafalaria mujer de ojos saltones tras unas viejas gafas de concha, y de un imposible cabello rizado. Una vez ante ella, Giancarlo fue directo, sin preámbulos:

—Soy boxeador –dijo–. En unas horas tengo un combate y quiero saber qué me depara el futuro. Qué dicen las cartas.

La mujer barajó y cedió las cartas a Giancarlo, para que éste realizara el corte. A continuación, comenzó a sacar una carta tras otra...

—Las cartas no son propicias para ti –dijo la pitonisa, poniendo mala cara.
—¿Voy a perder el combate?
—No sé si vas a ganar o perder, sólo que las cartas indican que este combate no va a ser bueno para ti –insistió la bruja–. Tal vez deberías pensar en no presentarte...
—¡Jamás! –se encolerizó Giancarlo–. Eso nunca.
—Yo sólo te digo lo que veo en las cartas.
—Quiero algo más concreto.
—En realidad, quieres mejores noticias –respondió la mujer, sin perder la compostura a pesar del enfado del boxeador–, pero no voy a mentirte con respecto a lo que me dicen las cartas...
—Necesito algo más concreto –insistió Giancarlo, y algo en su mirada convenció a la pitonisa.
—Haré lo que pueda.

Volvió a barajar las cartas, esta vez de forma diferente, y las volvió a plantar sobre la mesa de madera, formando un dibujo distinto al anterior. Se quedó silenciosamente pensativa.

—¿Y bien? –preguntó Giancarlo, sin poder ocultar su ansia.
—Quieres que concrete –respondió la bruja, aún más seria–, y lo único que puedo decirte es un número: el tres.
—¿El tres?
—Eso es.
—Pero, ¿qué significado tiene ese tres? –preguntó Giancarlo, desconcertado–. ¿A qué se refiere? ¿Se refiere al tercer asalto?
—Eso eres tú quien debe averiguarlo –contestó ella, recogiendo la baraja y dando por finalizada la sesión–. Pero recuerda que es malo para ti.

Unas pocas horas después la campana dio comienzo al combate, y Giancarlo se lanzó sobre su rival con una furia y un ansia inusuales y descontroladas, golpeándole continuamente y sin perder ni una décima de segundo. Parecía tener prisa por derrotarle lo antes posible pero, sin embargo, su contrincante aguantó bastante bien el envite. La campana que indicaba el final del primer asalto sonó mucho antes de lo que Giancarlo esperaba y se marchó a su rincón estando aún acelerado. La bronca de su entrenador fue considerable, ante el espectáculo que había dado. Le pidió, le exigió más bien, que se relajara y se tomara el combate con más calma, pues la victoria estaba en sus manos, pero ese ritmo acelerado lo único que haría sería cansarle demasiado pronto.

—¿Por qué has comenzado con este ritmo? –le preguntó el entrenador, finalmente.
—Debo derrotarle antes del tercer asalto –contestó un ensimismado Giancarlo, quien apenas había hecho caso a la arenga de su entrenador–. El tercer asalto es malo...

El entrenador se quedó boquiabierto ante la respuesta de su pupilo pero, sin tiempo de replicarle, la campana volvió a sonar, dando comienzo al segundo asalto.

Giancarlo volvió a mostrarse excesivamente alocado en sus movimientos, sin pensar en una estrategia de desgaste del rival, a largo plazo, sino intentando acabar con él al instante. En su cabeza sólo regía un pensamiento: acabar antes de que diera comienzo el siguiente asalto. Las palabras de la pitonisa le habían convencido de que si no derrotaba a su contrincante antes de comenzar el tercer asalto, su contrincante le noquearía entonces. Cerca del final del segundo asalto, Giancarlo soltó un potente derechazo que tumbó al ex-campeón en la lona y pensó entonces que lo había logrado, pero en lugar de sentir la felicidad de rememorar sus tiempos de gloria (pues tal era el objetivo inicial que se había planteado con este combate), sólo sintió el alivio de haber logrado superar el vaticinio de las cartas de tarot.

Mas la alegría duró poco, y se desvaneció completamente cuando su oponente se irguió nuevamente en el ring, levantándose antes de que la cuenta del árbitro llegara siquiera a la mitad. Poco después, el segundo asalto terminó, y Giancarlo se dirigió de nuevo a su rincón, esta vez cabizbajo y pensativo. La nueva bronca del entrenador cayó igualmente en saco roto, pues Giancarlo estaba enfrascado en sus propios pensamientos. Y así llegó el tercer ¿y definitivo? asalto.

Sonó la campana y Giancarlo se puso en pie, convencido de que su derrota llegaría de un momento a otro, de que caería derrotado en ese tercer asalto. Ese instante de indecisión lo aprovechó su rival para atacarle con potentes y colocados golpes y, casi sin darse cuenta, Giancarlo se vio tirado en la lona, medio aturdido, oyendo cómo comenzaba la cuenta del árbitro. Pensó en quedarse como estaba, en el suelo, dejando marchar el combate. Pero enseguida comprendió que eso sería una terrible estupidez. No podía dejar que las palabras de una echadora de cartas le privaran de un éxito que estaba en sus manos. Sí, estaba en el tercer asalto, ¿y qué? Él podía ganar aquel combate, y lo iba a hacer. Se levantó con una energía renovada, y el árbitro reanudó el combate. Giancarlo peleó entonces como en sus mejores épocas: con la fuerza, colocación y precisión adecuadas. Vio la oportunidad y la aprovechó. Un hueco en la defensa de su oponente tras un duro castigo. Un gancho de izquierda en el momento y el punto exacto. El ex-campeón volvía a pisar la lona, y esta vez parecía incapaz de levantarse. La cuenta del árbitro llegó irremisiblemente hasta diez, y el combate llegó a su fin, cuando aún no había acabado siquiera el tercer asalto. Giancarlo era el vencedor. Levantó los brazos en alto y gritó de alegría. Un instante después, se desplomó al suelo, completamente desvanecido. Su corazón había dejado de latir, debido a la tensión a la que le había sometido en las últimas horas, y al sobreesfuerzo realizado durante el combate.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Imagen

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6870
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por Nínive » 15 Abr 2012 18:24

Ashling escribió:Su corazón había dejado de latir, debido a la tensión a la que le había sometido en las últimas horas, y al sobreesfuerzo realizado durante el combate.


Esta frase me sobra. Si hubieras dicho en vez de "desvanecido", "muerto", hubiera sido un final más dramático e impactante. Aunque se veía venir.
Podías haber sacado más partido al esoterismo y al misterio además.
Pese a eso, el relato me ha gustado y creo que está bien escrito.
Buen trabajo :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por Isma » 15 Abr 2012 19:17

Bueno, pero ganó el combate, ¿no? ¡No todo es malo!

Es un relato gracioso. Me gusta el diálogo intermedio con la pitonisa, creo que con un poco más de humor ahí habría quedado perfecto. Giancarlo, atado a los designios del destino, y la pitonisa, con su pelo rizado y su bola de cristal, decidiendo el futuro en un cuadrilátero. Suena bien. Se me queda un poco corto, me hubiera gustado que continuara un poco más.

Buen relato, felicidades :)

Avatar de Usuario
jarri el sucio
Lector ocasional
Mensajes: 54
Registrado: 14 Mar 2012 13:52
Ubicación: galicia

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por jarri el sucio » 15 Abr 2012 22:39

La temática me gusta y me ha entretenido más que otros que formalmente e incluso de contenido son mucho mejores. Pero no es un gran relato, está a mi entender poco trabajado y se antoja bastante previsible. Lo mejor: la temática . Lo peor: Las pocas sorpresas que nos depara siendo esto lo que se pretendía (o esa impresión me dio).
-Let me ask you something, what do women want?
-who cares...

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43680
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por elultimo » 16 Abr 2012 20:28

A mi me ha gustado esa mezcla entre la superstición y el deporte y como eso hace que la historia se desarrolle. Me hubiera gustado que el momento de lucidez, en el que se da cuenta de que el Tarot no puede manejar su vida, hubiese estado un poco más desarrollado. Lo he leido de un tirón, y eso para mí cuenta mucho, pues significa que me ha entretenido.

Avatar de Usuario
joserc
GANADOR del IV Concurso de relatos
Mensajes: 1490
Registrado: 17 Ago 2006 13:52
Ubicación: Madrid

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por joserc » 16 Abr 2012 20:47

Estaba esperando que se desvelara el significado del número pero no lo he encontrado por ningún lado al final. Qué lástima porque le hubiera dado el punto que necesita. Bien escrito, aunque me ha dejado con la miel en los labios.

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43680
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por elultimo » 16 Abr 2012 20:50

joserc escribió:Estaba esperando que se desvelara el significado del número pero no lo he encontrado por ningún lado al final. Qué lástima porque le hubiera dado el punto que necesita. Bien escrito, aunque me ha dejado con la miel en los labios.


Yo creo que el "tres" hace referencia en exclusiva a ese tercer asalto.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10924
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por Gavalia » 16 Abr 2012 21:08

TERCER ASALTO Si es que somos como somos y eso no lo cambian ni las Moiras. Tendemos a obsesionarnos con nuestros propios demonios, es cierto. Alguien me dijo una vez, que si te vaticinan un accidente, de alguna forma nos predisponemos a que tal accidente ocurra. Otra cosa es que lo resuelvas con su muerte dándole ese matiz sobrenatural a la historia. Muy bien contada, y fácil de leer. Enhorabuena y gracias compañer@
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
sergiocossa
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 347
Registrado: 22 Jul 2011 21:25
Ubicación: Río Cuarto - Argentina
Contactar:

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por sergiocossa » 16 Abr 2012 22:59

Buena narración e idea interesante. Sin errores y bien presentado, lo que se agradece.

Creo que de a ratos abunda en descripciones que no son trascendentales.
Ej.: Uno buscaría el dinero que necesitaba. El otro pretendería reencontrarse con un momento de gloria sobre el ring.

El diálogo con la pitonisa merece más trabajo.

Al igual que Nínive, considero que la frase final pierde toda la fuerza. Algo parecido a: Un instante después, se tomó el pecho y cayó muerto., cerraría de modo tajante, sin necesidad de contarnos que tuvo un ataque, etc.

Un saludo.
Sergio Cossa
Argentina
Mi blog: http://sergiocossa.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por Gisso » 16 Abr 2012 23:14

Cortito pero bien escrito y que te mantiene en vilo tanto por ese toque esotérico que le da, como por la pelea. Aunque el final sea algo predecible. Esta bastante bien, me ha gustado la historia, es una pena que se quede tan cortito. Gracias por el relato :402: Imagen.
Última edición por Gisso el 18 Abr 2012 13:00, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
shirabonita
Vivo aquí
Mensajes: 9005
Registrado: 23 Ago 2009 20:47
Ubicación: un pueblo surfero de guipuzcoa

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por shirabonita » 18 Abr 2012 12:39

Desde mi punto de vista, la redacción es correcta, y la historia consigue atrapar al lector, pero el final es previsible.

No me refiero al hecho de que la causa de la muerte sea un infarto, pero se intuía que Giancarlo iba a morir, en el tercer asalto, independientemente de que ganara o perdiera.
A mí también me habría gustado un poco más de longitud en el encuentro del boxeador con la pitonisa. Esta es la parte más interesante del relato, desde mi punto de vista.
Y ya es el segundo relato con temática esotérica :lol: ¿será el efecto 2012?
Es un buen trabajo pero se puede mejorar.
Como un gran cielo, color verde claro, desearía que mi corazón fuese así de inmenso. (Emperador Meiji)

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23492
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por Lifen » 18 Abr 2012 12:49

Un relato más que correcto. Que quizá sea previsible pero a mi me ha tenido en vilo todo el rato hasta el final. Y lo he leído casi sin respirar.

Buen trabajo, sí. Sin ninguna duda.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
xabeltrán
Vivo aquí
Mensajes: 20887
Registrado: 13 Abr 2008 14:31
Ubicación: Barcelona

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por xabeltrán » 18 Abr 2012 13:10

Un relato muy bueno. Original en cuanto a la temática y con una redacción espectacular. De hecho, en todo el relato sólo me ha chirriado esa coma agramatical:

-Pero, ¿qué significado tiene ese tres?


El resto me ha parecido bien escrito, con el ritmo adecuado y unos diálogos estupendos. Enhorabuena. :60:

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28720
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por Dori25 » 19 Abr 2012 14:36

Está muy bien escrito y es muy rápido, muy ágil. Al igual que todos (ayyy que predecibles) me hubiera gustado más diálogo con la pitonisa pero entonces habríamos perdido el centro del relato que era el combate.
Muy bueno, lo votaría pero no me acaba de llegar el contenido del relato, a mi gusto debería ser más largo, da para un relato que hubiera apurado las 6 hojas.

Gracias autor! Gran trabajo!
El edificio Yacobian
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Avatar de Usuario
imation
Vivo aquí
Mensajes: 16333
Registrado: 30 Nov 2010 09:57
Ubicación: Pamplona

Re: CPVII: Tercer asalto

Mensaje por imation » 19 Abr 2012 15:56

Está bien escrito, pero muy predecible y no me ha llamado la atención por nada.
Confundimos información con conocimiento
***
Se dispersa y se reúne, viene y va

Responder