CPVII: La bailarina - Minea

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Ashling
Vivo aquí
Mensajes: 25576
Registrado: 01 Sep 2007 20:06
Contactar:

CPVII: La bailarina - Minea

Mensaje por Ashling » 12 Abr 2012 16:09

La bailarina

El rayo de sol que entraba por la ventana fue a parar al cuadro que presidía el salón. Amanda se fijó con atención en que la luz iluminaba a una de las jóvenes bailarinas de Degas. El tutú parecía moverse a medida que los ojos de Amanda escudriñaban la escena. “La clase de ballet” siempre había estado en el salón, dueño de todas las miradas curiosas que se adentraban en su hogar, pero sobre todo de las de su madre. Amanda a veces la sorprendía mirándolo fijamente con un brillo extraño en los ojos. Era el cuadro favorito de su padre, un padre que nunca había llegado a conocer, porque había muerto siendo ella muy pequeña.
Tardó muchos años en mirar la pintura como algo más que parte de la decoración del salón. Cuando era pequeña su madre le señalaba las estrellas, le contaba historias y le decía que su padre era una de ellas, pero cuando empezó a crecer se dio cuenta de que no lo encontraba en el cielo estrellado, pero sí en aquella escena de ejercicios y música.
Y aquel día, cuando el sol iluminaba el tutú de aquella joven, Amanda encontró algo más. Una chispa que le decía que no quería pasar el resto de su vida mirando, una pasión desconocida hasta entonces que le dijo que debía formar parte de ella. Quería ser una de aquellas chicas que Edgar Degas había inmortalizado.
Empezó las clases un poco mayor de lo acostumbrado, tenía trece años la primera vez que se enfundó las zapatillas de punta, y aprendió lo que era el esfuerzo a base de sudor y lágrimas.
Una tarde, al salir de una clase especialmente dura, Amanda resbaló y cayó al suelo. Un hombre mayor acudió en su ayuda.
-¿Te has hecho daño? –le preguntó mientras la ayudaba a ponerse en pie.
-No, sólo ha sido el golpe –le respondió medio avergonzada- Tengo que aprender a mantener el equilibrio.
Fijó su mirada en los ojos azules de aquel hombre, que interesado, no le soltaba el brazo.
-Gracias por ayudarme –añadió, pensando que eso era lo que esperaba el desconocido- Mi madre vendrá pronto a buscarme.
El hombre la soltó y asintiendo con la cabeza, desapareció entre el gentío.
A la semana siguiente lo volvió a encontrar, sentado en un banco, con un libro entre las manos. Amanda iba a pasar de largo, cuando él levantó la vista y sonriendo le preguntó por su equilibrio.
-Mejor –respondió sonrojándose- Voy a clases de ballet.
-¿Si? ¿Sabes que cuando era joven fui bailarín, y luego profesor un tiempo? Era mi vida y sólo quería vivir para ello.
-¿De verdad? –preguntó Amanda vivamente interesada- ¿Qué pasó?
-La vida. El tiempo. Me hice viejo.
A partir de aquel momento las charlas entre Manuel y Amanda se hicieron costumbre. No duraban mucho, apenas diez minutos en las que Manuel le contaba anécdotas de una época pasada, trucos para mejorar o ejercicios que practicar.
Manuel le contó su vida, lo había dejado todo por perseguir a la danza y a la música, y Amanda lo entendía, sentía que podría hacer lo mismo, dejarlo todo y bailar.
La muchacha no le había contado a su madre nada acerca de Manuel, le daba vergüenza por aquello de hablar con desconocidos, cuando en realidad no sentía que estuviera haciendo nada malo. Tan sólo hablaban de su pasión en común. La trataba como la trataría su padre de seguir con vida.
Para celebrar el final de curso, la escuela de danza iba a representar El Cascanueces, y Amanda quería invitar a Manuel. Para ello, casi sería obligatorio contárselo a su madre. Estaba dispuesta a hacerlo cuando Teresa los sorprendió una tarde hablando. Se había adelantado a la hora en la que solía recogerla, y se acercó a ellos casi corriendo, con el susto en la cara. Pero cuando Manuel y ella quedaron frente a frente, ninguno de los dos pronunció palabra.
Amanda se puso en pie de un salto, y empezó a hablar, explicándolo todo desde el principio, desde su caída y las historias que le había contado Manuel, pero enseguida se dio cuenta de que ninguno de los dos le escuchaba.
Los ojos de su madre brillaban, y la cara de su amigo se había vuelto como el papel. El silencio se adueñó de la situación.
-¿Os conocéis? –preguntó Amanda con un temblor en la voz.
Pero no hubo respuesta. Manuel dio media vuelta y desapareció antes de que pudiera detenerlo. Su madre, paralizada, le extendió la mano susurrando un débil “vámonos a casa”. Aquel día descolgó el Degas del salón y lo escondió.

-Lo invité a la representación –le contó Amanda a su madre al día siguiente mientras desayunaban.
-No irá, no lo esperes.
-¿Por qué? ¿Quién es mamá?
-Un amigo muy antiguo –respondió sin darle importancia- Desapareció hace muchos años persiguiendo sus sueños. No pienses más en él, no se lo merece.
Amanda le hizo caso a regañadientes, tenía claro que aquel día su madre no estaba por la labor de contarle más.

La noche de la representación, la madre de Amanda ocupó su lugar en la butaca, tenía el corazón en un puño por si Manuel aparecía. Había demostrado mucha cobardía metiéndose así en sus vidas. La función empezó y el pulso de Teresa se relajó, pero casi al final, cuando el Vals de las Flores empezaba a sonar, Manuel apareció.
Se sentó titubeante en la butaca vacía, a su lado, aunque no se atrevía a mirarla.
-No sabía si venir…
-Llegas tarde, muchos años tarde. Quizás fue una mala idea dejar que Amanda se apuntara a clases de ballet. Después de lo que pasé contigo hubiera sido mejor tirar el cuadro a la basura y nunca hablar de él.
-Teresa…
-No, no digas nada. Ahora no. Luego. Ahora es su momento.
Los antiguos amantes quedaron en silencio observando la escena. Cuando su hija apareció, a Manuel se le llenaron los ojos de lágrimas. Por lo que había sido, por lo que era y por lo que había perdido.
-Es preciosa… –susurró.
Por primera vez la miró a los ojos, sólo durante una fracción de segundo, descubriendo que también los ojos de Teresa brillaban de lágrimas, ella correspondió a su mirada y sin esperarlo, sin pensarlo, se dieron la mano y las mantuvieron unidas hasta que la música llegó a su fin.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Imagen

Avatar de Usuario
Saber
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 887
Registrado: 12 Jul 2011 23:03

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por Saber » 15 Abr 2012 16:14

Una historia encantadora (:

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por Katia » 15 Abr 2012 16:20

Está muy bonita, muy sencilla y humana a la vez, desprende emoción. Felicitaciones. Para ti:


Enlace
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Avatar de Usuario
andres451
No tengo vida social
Mensajes: 1030
Registrado: 31 Oct 2010 19:12
Ubicación: Argentina
Contactar:

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por andres451 » 15 Abr 2012 20:27

No me terminó de convencer. Quizás porque la trama no me atrapó.
Tampoco me emocionó mucho el final. Se veía venir que ese tipo era el padre, se me hizo algo predecible.
Leyendo: El castillo de los buhos Ryōtarō Shiba
Recuento 2015
Mi blog literario

Avatar de Usuario
jarri el sucio
Lector ocasional
Mensajes: 54
Registrado: 14 Mar 2012 13:52
Ubicación: galicia

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por jarri el sucio » 15 Abr 2012 22:31

Bueno he de decir que no me parece un gran relato. Me explico, la trama creo que daba para darle más intriga a la relación tanto entre el hombre y la bailarina, como la secreta con la madre, cierto que es un relato corto pero podría haberse mejorado por ahí.
-Let me ask you something, what do women want?
-who cares...

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por Gisso » 16 Abr 2012 14:28

Una historia de abandono y reencuentro, al que hay que sumar un “volver a empezar” al final del relato. Aunque no la veo muy bien llevada, no me convencen ni las razones ni como vuelven juntos. Todo muy sencillo para alguien que ha abandonado a su familia durante tantísimo tiempo, no me parece del todo creíble (o es que soy muy rencoroso :P ...). La historia del padre me lía un poco, me imagino que la madre le contaría que murió al dejarlas. Es una pena, porque la idea no me ha parecido nada mal. Gracias por el relato :402: Imagen.
Última edición por Gisso el 18 Abr 2012 12:01, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
sergiocossa
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 347
Registrado: 22 Jul 2011 21:25
Ubicación: Río Cuarto - Argentina
Contactar:

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por sergiocossa » 16 Abr 2012 15:42

Una historia sencilla. Predecible en lo que refiera a que el amigo era el padre. Bien narrada en general, aunque poco convincente. Con algunas repeticiones evitables, como por ejemplo de los pronombres aquel, aquella, etc.

Un saludo.
Sergio Cossa
Argentina
Mi blog: http://sergiocossa.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10944
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por Gavalia » 16 Abr 2012 21:07

LA BAILARINA Encuentro esta historia tan simple como bella a la vez. La parte afectiva es una gozada. La actitud de la madre. La perspectiva de que Manuel fuera el padre, y finalmente la reunión. ¿Que más se puede pedir? Gracias comapñer@
Una madre arropaba en su camita a su pequeño niño invidente y mientras esto hacía, le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
moskita
No tengo vida social
Mensajes: 2423
Registrado: 02 Feb 2011 16:34
Ubicación: Sevilla

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por moskita » 17 Abr 2012 18:25

Un relato sencillo y bonito, aunque un poco predecible. Quizá sería algo más atractivo si se hubiera desarrollado un poco más. Felicitaciones al autor o autora.

Avatar de Usuario
shirabonita
Vivo aquí
Mensajes: 9005
Registrado: 23 Ago 2009 20:47
Ubicación: un pueblo surfero de guipuzcoa

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por shirabonita » 17 Abr 2012 18:34

Es una bonita historia, sencilla pero de un hermoso estilo costumbrista.
Se intuye , desde el principio que Manuel es el padre de Amanda, lo que no me esperaba era esa reconciliación de los padres.
Personalmente, di dos años de ballet entre mis 13-15 años, también empecé tarde y también representé un pequeño fragmento de Cascanueces,al final del segundo curso.
Quizá , por ello, la historia me haya calado más hondo. Bonito relato, buen trabajo.
Como un gran cielo, color verde claro, desearía que mi corazón fuese así de inmenso. (Emperador Meiji)

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6894
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por Nínive » 17 Abr 2012 18:48

Sencilla. Bien escrita. Un poco plana para mi gusto.
Lo dle padre es predecible desde que aparece, y quizá por eso, pierda puntos.
No será de mis favoritas, pero alabo el trabajo del autor. :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4547
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por RAOUL » 17 Abr 2012 19:06

Imagen

Seguramente no es el cuadro pensado por la autora -porque imagino que el relato lo habrá escrito una mujer-, pero bueno... para ilustrar un poquito. :wink:

Es una historia narrada de forma sencilla, lo que no es nada malo. Y que sea predecible la identidad del hombre no importa. Lo que sí que creo es que se podría haber aplicado una mayor sutileza, buscar mucho más la sugerencia. Porque en la relación de los adultos, que pienso que es el tema más importante del relato, hay un gran trasfondo en sombras por el que dejar ver alguna penumbra. :roll: Eso es lo que echo en falta. Por lo demás, me parece un ejercicio muy correcto.

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43866
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por elultimo » 17 Abr 2012 20:10

Éste es el segundo relato que leo en este concurso que se inspira en un cuadro, lo que demuestra que de cualquier cosa se puede imaginar una historia :60:

Mi opinión es más o menos como las anteriores. Es una historia sencilla (nada malo en eso, por supuesto) que me ha resultado muy agradable de leer, pero quizás sea demasiado sencilla para lo que intenta contar. Me hubiera gustado saber más sobre los sentimientos de la niña al recuperar a su padre, los motivos por los que se fue, por qué la madre se lo oculta... Pero eso son caprichos míos como lector.

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10817
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por kassiopea » 18 Abr 2012 11:47

¡Me ha emocionado mucho! ¡Mis felicitaciones! De todos los relatos que llevo leídos, éste es el que me ha emocionado más... lo he terminado a puntito de llorar. Una historia muy tierna, sensible, hermosa. Se veía venir que Manuel era el padre, pero no me ha importado. Al contrario, eso ha conseguido despertarme más interés y, a la vez, he soñado con un esperanzador reencuentro. Me ha parecido un gran acierto que toda la historia esté narrada desde los ojos de Amanda, la niña que siempre pensó que su padre estaba muerto. Además, la historia está bien escrita, es ágil, se lee muy rápido. Sí que me hubiera gustado que fuese más larga, que se profundizara más en la relación de Manuel y Teresa, que queda en el aire... me he quedado con ganas de un poco más :wink:

Gracias por compartir tu relato y un fuerte abrazo :60:
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
xabeltrán
Vivo aquí
Mensajes: 20885
Registrado: 13 Abr 2008 14:31
Ubicación: Barcelona

Re: CPVII: La bailarina

Mensaje por xabeltrán » 18 Abr 2012 11:54

Pues voy a romper una lanza a favor de este relato y diré que, hasta el momento, es uno de mis favoritos. :D

Es tierno, sencillo, poco ambicioso de una manera espléndida. Me gusta cómo el autor sabe que alargar la historia habría restado puntos, porque cuenta lo que debe contar sin excederse en descripciones innecesarias o diálogos interminables. Es predecible pero sucede lo que yo quería que sucediera; es precioso. :08:

Está muy bien escrito -cuidado con la puntuación de los diálogos- y a mí me ha llegado y emocionado. Mi más sincera enhorabuena. Quizá hasta te lleves un voto. :60: :60:

Responder