CN1 - El sueño de la navidad - Megan

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66891
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CN1 - El sueño de la navidad - Megan

Mensaje por lucia » 16 Dic 2012 15:47

EL SUEÑO DE LA NAVIDAD

Rosie recogió la ropa seca, cerró los postigones y entró a la casa, ya era tarde de la
noche, los niños estaban durmiendo y su esposo estaba acostado mirando la televisión.
Mientras doblaba la ropa pensaba en lo cerca que estaba la navidad, tenía mucho
que hacer por delante, los budines de pasas, poner en sal los lechoncitos que le había
enviado su hermana y lo más tedioso, arreglar la casa con las guirnaldas y hacer el
arbolito. Esto último era desesperante, porque los niños querían hacerlo ellos y se
perdía todo un día entre que se peleaban y decidían qué poner en cada rama. Pero
nada equivalía al estrés de tener que recibir a sus hermanos, sobrinos y primos, unas
dieciocho personas, que además de ser muchas, eran bastante alborotadoras. En fin, se
dijo Rosie – lo mismo de todos los años, sólo que me siento más vieja para resistirlo.

Por suerte para el aseo de la casa venía Polly, su doméstica desde hacía siete años, era
su alivio, pues, viviendo en una casa estilo colonial, de grandes habitaciones y dos
plantas, no podría ni empezar sin su ayuda. Seguía pensando en todo esto mientras se
aprontaba para acostarse, apagó la televisión pues su marido dormía ya y ella se acostó
dispuesta a descansar, - no me voy a estresar –se decía- aún faltan dos semanas para
navidad. Mientras ella pensaba en todo eso, varias sombras se movían por el exterior de
la casa.

A la mañana siguiente, se levantó temprano, tenía que preparar todo para que los
niños fueran al colegio, mientras estaba en esos quehaceres, algo llamó su atención,
cuando miró de refilón por una de las ventanas de la cocina. Salió al patio de atrás y
observó que en varios puntos, el césped estaba quemado. Llamó a su esposo Adam algo
nerviosa, cuando estuvo a su lado, también se quedó sin palabras mirando las partes
quemadas. Ambos se miraron y decidieron que lo mejor era que los niños no vieran eso,
así que entraron a la casa, los prepararon y cuando llegó el autobús los subieron rápido y
se marcharon.

-¿Qué es esto Adam?¿Qué hacemos? –preguntó Rosie, mientras un escalofrío recorría
su cuerpo.
-Realmente no lo sé, creo que lo mejor será llamar a la sheriff Dylan y qué ella nos diga
qué puede ser esto y qué es lo mejor que podemos hacer –le dijo Adam tratando de
calmar la situación.

Adam era dueño de un amplio campo cerca de allí, donde tenía vacas, ovejas y caballos,
era muy responsable, todos los días a las 7:30 llegaba y empezaba a repartir tareas entre
sus peones. Pero ese día avisó que llegaría tarde, pues tenía un problemilla en su casa,
prefirió no contarlo, hasta que lo viera la sheriff Dylan.

Entre la desagradable sorpresa de la mañana, no se percataron que Bob, el siempre
fiel Bob, no estaba con ellos, no lo habían visto desde que se levantaron, horrorizados
fueron a ver su casita, que quedaba del otro lado del jardín de adelante y lo encontraron
muerto, quemado en casi toda su piel.
Rosie, pegó un grito desesperante y comenzó a llorar desquiciada, mientras Adam a
pesar de tener el corazón roto por la muerte de su amigo tan leal y bueno, intentó no
llorar para que Rosie no entrara en pánico.

-¡¡Hay que llamar a la sheriff ahora Adam, por favor hazlo!! –gritaba Rosie
mientras entraba corriendo a la casa y se apoltronaba en el sillón del living llorando
desconsoladamente, en tanto que temblaba.
-Adam, esto es algo muy grave, tengo miedo Adam, me muero de miedo – repetía
Rosie, sin parar de temblar.
-Rosie, lo primero que debemos tener es calma y la cabeza muy fría para poder soportar
lo que nos pasó; llamaré a la sheriff ahora mismo.

La sheriff Dylan quería mucho a la familia Kenton, cuando fue avisada de lo sucedido,
fue de inmediato a la casa.

-No entiendo Adam, no puedo entender qué sucedió aquí -dijo la sheriff totalmente
consternada.
-Nosotros tampoco Amanda, tenemos miedo, Rosie está por entrar en un ataque de
pánico, lo de Bob fue espantoso –dijo Adam mientras se le caían las lágrimas al
recordarlo.
-No se ha reportado algo similar en el condado, ni tampoco se ha reportado algo extraño
que anduviera por ahí … no sé qué decirte Adam, sólo sé que deben salir de aquí, me
da miedo sólo pensar que puedan pasarle algo a ustedes y a los niños. Recuerda que
están muy lejos del centro del pueblo, para ayudarlos no tendremos la rapidez necesaria
para llegar aquí. Deben irse a la hostería del pueblo, en tanto nosotros realizaremos
investigaciones sobre lo sucedido aquí. Piensen bien en qué van a decirle a los niños, y
más aún ahora que vienen las navidades y es una época tan especial

-Hablaré con Rosie, Amanda, déjame ver que piensa ella, si está dispuesta a dejar la
casa e irnos al pueblo.
-Bien, Adam me voy a buscar a mis mejores hombres y rastrearemos toda la zona en
busca de quienes hicieron ésta barbaridad, me propongo encontrarlos. Estamos en
contacto Adam, hasta luego.
-Hasta luego Amanda.

Adam entró a la casa y encontró a Rosie en el baño buscando unas píldoras que tomó
en un momento difícil para la pareja hacía unos meses, era un relajante muscular,
necesitaba estar más tranquila, no podía ni pensar, estaba aterrada.

-Rosie- dijo Adam en tono bajo y con mucha dulzura – Amanda dice que no podemos
pasar la noche aquí, que debemos irnos al pueblo, dormiremos en la hostería, ¿qué
dices?
-Que quiero quedarme en mi casa, sabes que odio ese pueblo, con sus chusmeríos y
fanfarronadas, entiendo que lo que pasó aquí no es nada tonto, pero si nos quedamos
y no dormimos, podremos ver quién es que está haciendo eso, quizás sean los
muchachotes que se juntan con las motocicletas y molestan a todo el mundo, eso es lo
que pienso, no hay nada de misterioso aquí, nada sobrenatural, todo es humano Adam.

-Y ¿qué haremos con los niños Rosie? Ellos no pueden pasar una noche así, es más, no
sé si estoy dispuesto a pasar yo una noche de miedo como esa que quieres pasar tú.

-Los niños van a lo de tu hermana en el pueblo. No sé cómo no hiciste la denuncia a
la sheriff, para que fuera a verlos por lo de Bob, mi pobre Bob –Rosie rompió a llorar
desconsoladamente en el hombre de Adam.

-Rosie, cálmate, tenemos que estar tranquilos, los niños están por venir, les diremos que
Bob fue al pensionado de perros porque nosotros nos vamos de viaje dos días y por eso
ellos se van a lo de su tía, ve a prepararles las mochilas, mientras yo hecho un vistazo
por alrededor.
-Si Adam- sollozó Rosie.

Más tarde …

-No, no quiero ir a casa de tía- gritó indignado Brian, el mayor – por qué no puedo irme
a lo de mi amigo Jess, al menos lo pasaría mejor.
-Yo quiero ir con ustedes papá – dijo medio sollozando Eric, el mimado de la familia.
-Ya les expliqué que tenemos que hacer el viaje solos y sólo durará dos días, ni se darán
cuenta, por favor niños, cooperen con nosotros ¿si?
-Bueno- dijo Brian- pero con la condición de que papá Noél me traiga el tractor con
motor que le pedí.
-Y a mi el robot con control remoto – gritó Eric, con su vocecita tan dulce.
-Enviaré las cartas necesarias para que eso suceda, gracias, sabía que podía contar con
ustedes, son mis chicos maravillosos- dijo Adam y los abrazó con todo el amor de un
padre.

Llegada la noche …

-Adam, tengo miedo-dijo Rosie mientras miraban por las ventanas detrás de los
postigones.
-No puedo decirte que yo no lo tenga amor, sólo quisiera que no pasara nada y que lo
que pasó, ya pasó y nadie más nos moleste –dijo Adam sin mirarla, porque su vista
estaba en el jardín y mientras caminaba iba observando todas las ventanas, subía a la
planta alta y desde allí también podía ver las plantaciones que tenían alrededor de la
casa colonial, pero nada se veía.

De pronto vieron unas luces que se acercaban y Rosie temblando gritó aterrorizada -
¡Son ellos Adam, son ellos, nos vienen a matar a nosotros, ay Dios mío qué horror!

-Cállate Rosie, lo peor que puedes hacer es gritar, hablemos en voz baja, miremos a ver
si son ellos – dijo Adam mientras acurrucaba a Rosie contra sí.

Las luces se acercaban más y más, y Adam confirmó lo que tanto temía, Rosie tenía
razón, eran las motonetas de los jóvenes, qué, lamentablemente, se las habían agarrado
con ellos, no había causa alguna, pero su maldad llegaba a extremos horribles y el que
era señalado, no viviría en paz, hasta que fuera eliminado, después de ser aterrorizado y
luego torturado hasta morir.

Cuando Rosie observó que eran ellos, quiso gritar, pero Adam le tapó la boca, sentía el
llanto histérico de ella y realmente no sabía qué hacer, se enfrentaba con gente malsana
y no acostumbraba a ello, era un hombre demasiado tranquilo como para empuñar un
arma y salirse al cruce de esos malditos.

Estaban sentados debajo de una de las ventanas del living y las motonetas daban vuelta
por alrededor de la casa, acelerando y tirando tiros al aire, de pronto Adam pudo
observar que una de las motos llevaba arrastrando algo y no pudo dar crédito a sus ojos

cuando vio que lo que arrastraba ¡era un ser humano! Intentó calmarse, para que Rosie
no se diera cuenta del horror que estaba pasando allí afuera, pero comenzó a temblar y
ella al notarlo, le dijo –dime ya mismo que viste Adam, que viste allá fuera-
Adam, nada dijo se limitó a temblar y empuñar con firmeza su escopeta, en tanto afuera
seguía el bacanal de aceleradas, hasta que uno de los tiros dio en un ventanal de uno de
los dormitorios de arriba y lo hizo añicos. Rosie temblaba y lloraba y Adam ya no sabía
qué hacer, salir era una muerte segura, pero ¿hasta cuándo resistirían esa locura?

De repente las motos se encaminaron hacia la ruta y desaparecieron tan rápido como
habían llegado, Adam no paraba de temblar y Rosie lloraba y rezaba. Lo que más
preocupaba a Adam era que ese ser humano que arrastraba una de las motos había sido
dejado en su jardín delantero, en primer lugar no se atrevía a decírselo a Rosie y en
segundo lugar le horrorizaba quién podía ser.

Se levantaron de debajo de la ventana y caminaron hasta la puerta, al no sentir más
ruidos, se animaron a abrirla, pero Adam le dijo a Rosie que se quedara dentro, que
prefería salir él por las dudas, ella se quedaría debajo de la ventana, empuñando el
revólver.

Adam salió aterrorizado, mirando de lejos eso, que había sido un ser humano, las ropas
que tenía no permitía ver de lejos, eran ropas de un disfraz de papá Noél. Adam no
sabía qué hacer, tenía tanto miedo de ver a esa persona, le horrorizaba que fuera alguien
conocido, le horrorizaba todo lo que significada la maldad de esa gente.

Adam tomó coraje y se fue acercando, siempre empuñando su escopeta, cuando llegó
vio que el cuerpo estaba hacia debajo, de modo que no podía ver la cara del pobre
infeliz que había caído en manos de esas bestias, pero hubo algo que lo dejó petrificado:
no se trataba de un adulto, lo que había allí era un niño … Adam se tomó del estómago
y vomitó, no tenía la capacidad para dar vuelta ese cuerpecito, pensaba en sus hijos y se
le salía el corazón por la boca. Al final, decidió hacerlo, sin mirar dio vuelta el cadáver
… cuando abrió los ojos un grito aterrador salió de su garganta, vomitó nuevamente y
comenzó a llorar a gritos cuando observó la carita desfigurada de Jess el mejor amigo de
Brian.

Rosie salió de la casa corriendo y llorando, pues creyó lo peor, -es uno de los niños,
¿verdad?, ¡¡¡¡es uno de nuestros niños Dios mío!!!! Cuando llegó al lugar y vio a Jess,
lo tomó en sus brazos y lloró desgarradoramente –¡¡¡¡Dios no puede dejar que pase esto,
un niñito de Dios, Adam, un niñito que jamás hizo nada a nadie, por favor!!!! Adam
intentó sacarla de allí, pero Rosie gritaba y lloraba como desquiciada, entonces se tiró
al pasto junto a ella y lloró desconsoladamente por el horror que significaba aquella
criaturita muerta con tanta saña.

Al cabo de un rato Rosie dijo –Adam debemos ir a la policía, o llamar a Amanda, esto
hay que denunciarlo ya mismo, tendremos que testificar, hazlo tú mientras llamo a casa
de tu hermana para saber como están los niños.

En menos de media hora, más se seis vehículos policiales rodeaban la casa de los
Kenton, la sheriff Dylan estaba al frente, horrorizada por la escena que encontró en el
jardín. – Tendré que avisarle a los padres, eso es lo malo de mi trabajo, la parte más fea,
cómo decirle a unos padres que su hijo murió y todavía de esta espantosa forma. –------

--Adam, tendrán que ir a la comisaría, necesitamos sus testimonios para arrestar a esos
malditos, tú sabes que son de la clase alta de Saint Denis, tendrán los mejores abogados,
ojala logremos condena para esos mal nacidos. – Amanda – dijo Adam – tú sabes que
Jess era el mejor amigo de Brian, no sé cómo enfrentar a sus padres, a mi hijo, no sé
nada, lo que sucedió hoy fue como estar en medio del infierno, aún me cuesta creerlo,
el porqué de Jess, el porqué de nuestra casa … no lo sé, tenemos tanto miedo que no
sabemos qué hacer Amanda, nos atrapó el horror, Rosie está deshecha y yo no estoy
fuerte para darle ánimo.

-Adam, lo que ustedes pasaron hoy fue horrendo, es entendible que estén así, traten de
calmarse todo lo que les sea posible, recuerda que tienen que testificar y deben hacerlo
en su sano juicio, ¿ok? Además están sus niños, piensen en ellos por favor.

-Si Amanda, entiendo, voy con Rosie.

Luego de sacar muestras de las huellas de las ruedas de las motos y todo lo que probaría
que fueron los motociclistas del norte, y envolver el cuerpito de Jess, la policía marchó
a la comisaría a armar todo el caso contra ellos en compañía del fiscal del distrito. En la
mañana llamarían a Adam y a Rosie para entrevistarlos.

No pudieron pegar un ojo, se abrazaron, sabiendo que sus hijos estaban bien, sin
decirle nada a la hermana de Adam, y así se quedaron en el sillón del living, mientras
intentaban tomar un café que Adam había preparado.

Cuando el reloj dio las seis de la mañana, se levantaron y tomaron una ducha para
vestirse e ir hasta el pueblo, morían de ganas de ver a sus hijos, pero sabían que en el
momento en que estaban, no podían presentarse ante ellos.

En tanto llegaban a la comisaría, a los pocos metros escucharon un grito aterrador e
imaginaron lo que estaba sucediendo, la sheriff estaba enfrentando a los padres de Jess,
hubo que llamar a la enfermería y al médico del pueblo para que los atendiera, Adam y
Rosie, los miraron con lágrimas en los ojos, pero no pudieron proferir palabra. Pasaron
a la sala donde los esperaba el fiscal Andrew, que ya tenía un expediente del caso con
fotos y toda la narración por parte de la policía, ahora les tocaba a ellos, los únicos
testigos del horror de la noche. Cada uno contó lo que vio y cuando terminaron el fiscal
les preguntó si los vieran, los reconocerían, Adam dijo que no era posible pues llevaban
sendas gorras que les tapaban hasta los ojos y bufandas rodeándoles desde el cuello
hasta la nariz.

Lo que recordó Adam fue que cada moto tenía un pequeño arbolito de navidad en la
parte trasera de la motocicleta, los que se prendían al tocar los frenos. Fue lo único que
pudieron aportar, nada más, además de lo referente a Jess …

Cuando salieron de la oficina del fiscal, vieron como se llevaban a los padres de Jess en
camillas hacia el hospital del pueblo, ambos con la presión alta y medio desmayados.
La sheriff les pidió que se quedaran en su oficina que quería hablar con ellos, debieron
esperarla bastante, dado que la policía del condado no estaba preparada para todo esto y
ella debía dar órdenes a las que no estaba acostumbrada.

Al cabo de un rato, entró en su oficina, se sentó en su sillón y suspiró –No es fácil,
a veces quisiera ser una simple administrativa, hay cosas que enfrentar que son
demasiado duras … los padres de ese pobre niño … qué injusticia tan grande. –Bueno
… ya tuvieron la entrevista con el fiscal, ahora quiero que me repitan a mi, ahora ya
más calmados, todo lo que sucedió, desde el momento que encontraron los rastros de
quemaduras y a Bob muerto hasta lo de la pasada noche, pero con lujo de detalles, todo
puede servir para encarcelar a esos malhechores.

Adam y Rosie contaron todo, absolutamente todo y le pidieron a la sheriff que por favor
los apresaran antes de la noche, tenían mucho miedo por sus hijos, no sabían porqué se
habían ensañado con ellos, pero estaban aterrorizados por los niños.

-Amigos- dijo la sheriff, no van a quedar fuera de las celdas esta noche, se los prometo,
ya fueron notificados, al mediodía tendrán que venir y testificar todo lo que hicieron en
la noche de ayer, por supuesto que vendrán con sus abogados para enfrentar al pobre de
Martin, es un fiscal intachable, pero ante estos corruptos no sabemos qué podrá hacer.

Cuando salieron de la comisaría, Adam y Rosie se dirigieron a la casa de la hermana
de Adam para ver a sus hijos. Llegaron con aspecto cansado, ojeras y muy deprimidos,
pero tuvieron que hacer un esfuerzo muy grande para hacer que eso no se notara, los
abrazaron con mucha fuerza y les hicieron todos los mimos del mundo. Mamá – gritaba
Eric- me estás asfixiando, no me aprietes tanto- a lo que Rosie respondió – perdona
cariño, es que te extrañaba tanto, no te lo imaginas.

-¿Mandaron las cartas a papa Noél?- preguntó Brian, tan ajeno al horror que había
acontecido, que los tomó por sorpresa a ambos padres, -¿Qué cartas? – dijo Adam sin
dejar de pensar. – Las cartas con los pedidos a papa Noél - no me digan que no lo
hicieron, faltan menos de quince días para que venga – dijo Brian muy preocupado.
Adam lo tomó en brazos y le dijo que no se preocupara que todo estaba arreglado,
mientras en sus ojos se vislumbraban arbolitos de navidad que prendían y apagaban.

Cuando se marchaban, Adam no tuvo más remedio que decirle a su hermana que no
los dejara salir de la casa, había problemas con los motociclistas del norte y el pueblo
estaba algo exaltado, era mejor quedarse dentro de casa. Su hermana lo entendió
perfectamente y le dijo que no saldrían, que no se preocupara, pero Adam era la
preocupación personificada. Aunque la sheriff mandó vigilar la casa de la hermana de
Adam a dos policías vestidos de civil, igual Adam estaba demasiado nervioso y Rosie
no paraba de ponerlo más nervioso aún. Llegó un momento en que no pudo contenerse
y le dijo a Rosie –¡¡¡¡Basta ya, tu crees que yo puedo aguantar mis nervios y los tuyos,
no te alcanza con lo que estamos pasando para que me enloquezcas más aún!!!! Rosie se
puso a llorar y le pidió perdón, no se daba cuenta que Adam estaba cargando con todo el
peso de la pesadilla que habían pasado.

Alrededor de las dos de la tarde, sonó el teléfono, era Amanda, - No me lo van a creer
– dijo sumamente consternada – pero los abogados los lograron salvar de la cárcel,
hasta no tener pruebas contundentes de que fueron ellos, estarán en libertad, lo siento
Adam … no sé qué decirte … dispondremos de vigilancia para tu casa, a partir de ahora
mismo, ya salen los coches para allí, por favor toma las cosas con calma, es lo único
que te pido. – Esta bien Amanda – dijo Adam, como mirando al vacío y cortó.

Se quedó pensando en qué navidad pasarían, sería la primera vez que lo pasarían mal
pero mal de verdad, ¿cómo hacer frente a los niños? ¿cómo mostrarse contentos con
los regalos? No lo sabía … ahora debía dar la mala noticia a Rosie, que seguramente se
pondría histérica, más que nada por los chicos. Y ¿ellos? Cómo volverían a vivir en esa
casa, la casa de su sueños, con ese terror que los acecharía día a día, porque la policía
no iba a estar siempre allí, cuidándolos … ¿cómo sería su vida de ahora en más? Todo
esto lo pensó mientras iba al dormitorio en donde Rosie descansaba, no dormía, pero al
menos tenía la cara un poco más encajada.

-Los han soltado mi amor, los abogados no encontraron pruebas contundentes y los
soltaron, Amanda enviará coches de la policía para aquí, nos cuidarán ….

Rosie, lo interrumpió, cambiando la cara apasible que tenía, - ¡¡¡¡los soltaron, quiere
decir que nuestros hijos y nosotros estamos a merced de esos hijos de putas!!!! Pero
adónde está la justicia Adam ¡¡¡¡ por favor!!!! Y comenzó a llorar como una niña.

-No lo sé Ros, debemos pensar en irnos de este pueblo, de este condado, de este estado,
hacerlo dejando todo como está, sólo llevarnos lo imprescindible que entre en una
cartera de mano, no podemos levantar sospechas. Los niños irán por otro lado y nos
encontraremos en un hotel, mientras buscamos casa para vivir, o mejor un departamento
en la zona más movida de la ciudad. Es lo único que se me ocurre, no tengo otra idea
mejor, debemos salir de aquí, lo más rápido posible, la policía dejará de cuidarnos en
determinado momento y ello hará que no podamos vivir en paz, escuchando sonidos de
motos. Además está en peligro la vida de los niños y la nuestra propia, ya vimos de lo
que son capaces.

Sonó el teléfono, Adam atendió, era la sheriff, para informarles que Jess había muerto
asfixiado y luego lo habían atado a la moto, - Adam - dijo Amanda- van a tener
que venir nuevamente, ustedes son los únicos que vieron al chico enlazado en la
motocicleta, deben testimoniar lo que vieron otra vez, pero ahora frente a los abogados
de estos canallas. –Está bien Amanda, iremos en un rato, dijo Adam.

Rosie dijo – tener que pasar por eso frente a los abogados que nos estarán mirando para
que nos entreveremos y digamos otras cosas que las que vimos, ya verás Adam, son
lobos feroces, harán que nos equivoquemos, tenemos que estar muy seguros de lo que
decimos, debemos ser fuertes muy fuertes, sin miedo Adam.

De pronto sonó el teléfono nuevamente, Adam pensó que era Amanda, para decirles
algo más, pero se equivocó, era su hermana, para comentarles que Brian, había salido
en ese momento a la casa de Jess, - no lo pude contener Adam, no veo nada de malo que
salga, pero como tú me dijiste que se mantuvieran en la casa, te llamo para que estés al
tanto.

-¡¡¡¡Te dije que no los dejaras salir!!!! y colgó el teléfono, le contó a Rosie y salió
disparado en su camioneta para llegar a la casa de Jess antes que Brian; recordó que
había policías haciendo ronda en la casa de la hermana, posiblemente lo siguieran y
cuando vieran adonde se dirigía, se identificaran y lo hicieran volver, Todo eso pensaba,
mientras la camioneta daba tumbos en el camino de grava, antes de llegar a la ruta
que lo llevaría al pueblo donde estaba Brian. De pronto a lo lejos visualizó a Brian
caminando por la ruta, llegó hasta él y lo hizo subir, subió bastante enojado, en tanto

Adam estaba furioso. .No hablaron nada hasta llegar a la casa de la hermana de Adam,
allí, le dijo a Brian – No quiero que salgas de esta casa hasta que yo te lo diga, ni tú
ni tu hermano pueden salir, ha pasado algo que no es agradable, que se los diré en su
momento y no quiero que salgan ¿se entendió? – Si papá – dijo Brian con la cabeza
gacha.

Adam fue a buscar a Rosie para ir a la comisaría a enfrentarse a los abogados de los
malditos, llegaron, se sentaron frente a ellos y comenzaron a contar todo lo que había
pasado, desde el patio quemado, Bob muerto, hasta el cuerpo desfigurado de Jess,
dando vueltas por su casa arrastrado por una motocicleta. El fiscal Andrew estaba con
ellos, los abogados tomaron nota de todo y de inmediato hicieron la pregunta precisa
– ¿Ustedes vieron que eran los chicos que suelen juntarse al norte del pueblo en sus
motocicletas? ¿Les vieron las caras? ¿Pueden reconocerlos ahora? O es que no vieron
sus caras y pudieron ser cualquier joven en una motocicleta el que hizo esa salvajada?
-Rosie dijo – no vimos sus caras, estaban tapadas, pero no me cabe la menor duda de
que eran ellos. – Señora, usted no puede acusar a alguien si no está segura de que fue
quien cometió un crimen, ¿tiene claro eso?

En ese momento se abrió la puerta del despacho y entró la sheriff, quien con una sonrisa
en su rostro dijo – cotejamos que las motos de los jóvenes del norte tienen un arbolito
que se prende cuando frena … -¡¡Son ellos!! gritó Adam - las notos eran esas, se
prendía un arbolito cuando frenaban, ahora no hay duda alguna-

Señor Kenton,- dijo uno de los abogados, de apellido Nate - ustedes dos son los únicos
testigos de los dos ataques, nadie escuchó ni vio nada, entiendo que su casa está en las
afueras del pueblo, pero no podernos guiarnos por dos testimonios de un matrimonio
y unos arbolitos de navidad que prenden o apagan en una motocicleta. Tienen que
entender eso, el caso es muy delicado, la muerte de su perro y la muerte de un niño,
necesitamos más pistas para poder acceder a lo que el fiscal Andrew espera.

-Pues no las hay – dijo el fiscal Andrew – no hay más pruebas que esas y creo que con
ellas son suficientes, los Kenton son una familia de las más respetables del pueblo y las
muertes ocurrieron, no tenemos dudas de quien son, esos jóvenes hay hecho muchas
cosas malas en el pueblo. – ¿Qué quiere más usted?, ¿qué prueba pide?, tiene todo en su
poder para encarcelarlos y llevarlos a juicio por asesinato en primer grado.

-Señor Andrew, los jóvenes no fueron los que hicieron las dos fechorías, se lo digo con
total seguridad.

-¿Seguridad? ¿Qué seguridad tiene usted, ante todo lo que le presentamos nosotros?
-Señor Andrew, estos jóvenes llegaron ésta tarde de Miami – Florida adonde fueron a
festejar su bachillerato. Nos lo dijeron sus padres, a los que vimos esta tarde en su casa,
personas sumamente respetables de este pueblo.

En tanto el abogado Nate daba el alegato, en el jardín de su casa, en la parte residencial
del pueblo, extrañas sombras motorizadas, merodeaban cerca de la casita de su perro, y
podían verse arbolitos de navidad que prendían y apagaban…

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23492
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Lifen » 17 Dic 2012 13:14

Es el tercer relato que llevo leído y desde luego, como esto siga así, no podremos quejarnos de originalidad, al menos desde mi punto de vista.

El pero, como siempre, la puntuación no está muy bien colocada, a veces resulta algo confusa la lectura por ello. Por otro lado se describe demasiado lo que hacen los personajes, van, vuelven, se dan una ducha, eso le quita intensidad al relato.

El final muy bien
una especie de justicia poética. Si consideramos que los culpables son sus defendidos, así comprueba su inocencia en propias carnes. Claro que si realmente los jóvenes gamberros no son los culpables... ¿qué nos queda entonces? ¡¡qué miedo!!! :? :?
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Isma » 17 Dic 2012 14:59

Es un intento valiente de ceñirse a un tema prefijado. Tarea no trivial, y sólo sabe cuánto el que escribe el relato. Dentro del mérito que supone sacar adelante un texto con parámetros fijos, hay aspectos que se pueden mejorar y trabajar más. La puntuación, como comenta Lifen, puede mejorarse. Separas demasiadas cosas con las comas. El punto cierra las frases y les da solidez. Simplemente con eso la redacción sería más consistente.

Otro aspecto que se puede mejorar es el desarrollo. Se narra la historia rigurosamente, casi como en una crónica policial por lo exacto de los acontecimientos. Pero conviene preguntarse, ¿es todo ello relevante? ¿Qué aporta a la historia? Hay que intentar que el lector se sienta atraído como una polilla a la luz, sea esa luz la historia, el estilo o las emociones que se quiere despertar. Por ejemplo (es un ejemplo muy tonto), hacia el final se nos indica que el apellido del fiscal es Nate. ¿De verdad? ¿Qué nos aporta?

Sobre la historia; sácale jugo a tu idea. La sorpresa está bien, pero es injusta con el lector pues no hay manera de que pueda imaginarla. No hay ninguna mención a fantasmas hasta ese momento. Por ejemplo, puede que hubiera en tiempos antiguos una banda de forajidos a caballo que asolaba granjas y que fueron ahorcados (los motoristas serían su versión moderna), o puede que la casa de los protagonistas estuviera asentada sobre un cementerio.. no sé. Has encontrado la idea; ahora elabora la ficción, juega con el lector, sugiere y haz que sea posible. Sé malo. Haz que el lector dude y se carcoma por dentro.

Son sólo sugerencias de otro autor que se equivoca mucho. Espero que aporten algo positivo. Muchas gracias por todo ese trabajo y por el relato que, pese a lo que comento, se lee con facilidad.

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6870
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Nínive » 18 Dic 2012 13:10

¡Hola compañero del miedo! :hola:
Lástima esa puntuación en las comas. Las mismas frases, separadas por puntos, hubiesen estado mejor construídas.
Luego hay una frase al principio que me ha chocado y creo que está mal construída que es :" ya era tarde de la noche", sería mejor "ya era tarde en la noche", a mi modo de ver.
La historia me ha gustado hasta el asesinato del niño. Luego pierde un poco de interés con tantas idas y venidas. Otra cosa que no entiendo mucho es por qué la mujer se quiere quedar en casa a toda costa y luego se muere de miedo, pensando que la van a matar los motoristas, cuando ella ya sospecha que son los responsables de lo del jardín.
El final queda desangelado, para mí.
Pero aún así, el comienzo me ha gustado.
Enhorabuena por el relato :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12716
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Berlín » 18 Dic 2012 15:59

Me ha venido a la mente la película de Peckinpah "Perros de paja", donde un joven matrimonio, huyendo del mundanal ruido de la ciudad y de su violencia, se instala en el campo. Allí, lejos de encontrar la felicidad y la paz, encuentran una espiral de violencia por parte de unos salvajes que atacan continuamente su casa, a él y a su joven esposa. El hombre pacífico, una vez acorralado, se convierte en un animal para defender a los suyos.

Violencia sin motivo, por el simple placer de hacer el mal.

Simplemente tu relato me ha recordado esta excelente película.

Por eso este relato, aunque no me parece muy cuidado, me ha puesto los pelos de punta, pues el verdadero terror se encuentra en lo que nos acecha a la vuelta de la esquina, en lo que puede sucedernos mañana a nosotros.

Nosotros que siempre pensamos "a mi no, a mi no me va a suceder".
Espero no pecar de soberbia si digo que tras esta pluma hay alguien con muchas ganas de escribir pero con poca practica.

He visto varios errores: "hombre" donde debería ir "hombro", "ya era tarde de la noche" aquí la frase se corta pero supongo que se refiere a ese momento en que la tarde se convierte en noche, da igual.

no sabría decirte si me ha gustado mucho o no, pero no me ha dejado indiferente.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6389
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Yuyu » 19 Dic 2012 10:01

No me gustó mucho porque la historia me parece mal planteada,como si no hubiera ni presentación,ni desenlace,todo es nudo.Y el caso es que parece todo interesante pero me deja a medias.La idea me parece buena.Felicidades!! :60: :hola:
Bleach - Tite Kubo
La quinta estación - N. K. Jemisin
Steelheart (Reckoners 1) - Brandon Sanderson
Tumba de dioses (Crónicas de la Nuncanoche, 2)- J. Kristoff

Avatar de Usuario
leonita
Vivo aquí
Mensajes: 11328
Registrado: 26 Ago 2009 07:54
Ubicación: En una Cuesta

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por leonita » 19 Dic 2012 15:33

Desde mi punto de vista es una buena idea pero le sobra paja. Se dan demasiados detalles no necesarios para la historia. Aparte, como ya han indicado, la puntuación deja que desear.
:101: Mi prima Rachel - Daphne du Maurier

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28729
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Dori25 » 21 Dic 2012 12:53

He pasado verdadero terror!!!!!!!!!!!!
Memorias de Sherlock Holmes. SH, 5
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Avatar de Usuario
leonita
Vivo aquí
Mensajes: 11328
Registrado: 26 Ago 2009 07:54
Ubicación: En una Cuesta

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por leonita » 21 Dic 2012 14:28

Dori25 escribió:He pasado verdadero terror!!!!!!!!!!!!


Vale :lol:
:101: Mi prima Rachel - Daphne du Maurier

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15023
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por jilguero » 21 Dic 2012 15:49

Una historia sin demasiada complicación pero que no está mal y con un toque de sorpresa al final. En mi modesta opinión, la pega mayor es que con el 50 % de las palabras nos podrías haber contado lo mismo. Por cierto, lo que observo en los diálogos de este relato (y que es habitual en muchísimos otros diálogos) es lo que hace que Jilguero sea enemigo de ellos y prefiera una buena prosa en estilo indirecto. Este diálogo, por ejemplo, sacado del relato:
"-¿Qué es esto Adam?¿Qué hacemos? –preguntó Rosie, mientras un escalofrío recorría su cuerpo.

-Realmente no lo sé, creo que lo mejor será llamar a la sheriff Dylan y qué ella nos diga qué puede ser esto y qué es lo mejor que podemos hacer –le dijo Adam tratando de calmar la situación."

Podría resumirse por ejemplo en:
"Rosie estaba asustada, no sabía qué hacer. Adam la tranquilizó diciéndole que iba a llamar al sheriff Dylan."

Y seguro que se puede decir más breve y mucho mejor. Ya sé, ya sé, esto es una cuestión de gustos. Pero es que como los textos en estilo directo no sean muy buenos y muy trabajados acaban siendo poco informativos y consumen mucho tiempo del lector. Aunque en este concurso creo recordar un diálogo que no estaba nada mal en el sacamantecas.

Espero, autor, que no te moleste que haya usado tu obra para expilcar por qué no me acaba de convencer el estilo directo :60: , y mucho más entre la gente que escribimos por afición.
Respecto a tu relato, para que enganche más, creo que deberias eliminar información irrelevante, hacer que los personajes hablaran menos y estuvieran más al acecho de los moteros.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10924
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Gavalia » 23 Dic 2012 22:20

Si quizás con menos hubiera quedado mejor. También me hubiera gustado un lenguaje más acertado en cuanto a la forma. Creo que eres del otro lado del charco, y puede ser por eso. Me refiero a tu propia forma de hablar que trasladas al papel y se nota. Esto no es que sea malo compañero, es solo que se me hace algo extraño por decir algo. No me ha teminado de gustar, pero has trabajado duro y eso es muy estimable, y se agradece.
Suerte socio
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Topito
GANADOR del V Concurso de relatos
Mensajes: 4300
Registrado: 13 Abr 2009 20:43
Ubicación: Los Madriles

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Topito » 24 Dic 2012 11:20

La idea no está nada mal. Sin embargo, existe mucha paja que segar. En algunos momentos me resultó algo tedioso por el ansia de saber que iba a pasar. Lo malo de los relatos es que deben ser más directos. Cada frase, cada palabra debe conducirnos algún sitio. No existe momentos de esparcimiento como en las novelas. Si en un momento dado en un relato explicamos una situación cotidiana debe ser por un motivo en concreto. Por ejemplo: al principio del relato está bien que me cuentes situaciones cotidianas para situarme en un hogar apacible, hogareño; sin embargo, no se debe abusar. Esto no quita que a mí me pase lo mismo en relatos que escriba, aunque intento no ser tedioso. A mi entender, un escrito debe ser liviano.
Mi consejo es: una vez finalizado el relato leerlo de nuevo y comprobar si cada frase o párrafo aporta algo a la historia, o al ambiente que deseamos crear, o refleja un sentimiento de los personajes que aporte algo a la situación que están viviendo.
Sobre los diálogos indicarte que son muy complicados porque debemos tener en cuenta la psicología de cada uno. Por ejemplo: la forma de hablar del sheriff se me hace demasiado coloquial cuando, a mi entender, debería ser algo más técnica, más propia de un agente de la ley. Claro que los diálogos es un tema bastante peliagudo. Yo creo que se pueden mejorar. Por cierto, yo también me peleo mucho con ellos y nunca me quedan bien., que conste.

Pues espero que te ayuden los consejos de todos los compis y los míos…

Mi enhorabuena por el relato y mucha suerte en el reparto de votos. Jejeje.
leyendo: Haruki Murakami
leyendo cuentos: Zuñiga, O´Connor, Fitzgerald, Chéjov, Matute

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Ororo » 25 Dic 2012 23:14

El argumento de este relato es realmente terrorífico, puesto que muestra la maldad porque sí, la agresión por placer. El final le da un toque fantasmagórico que deja un gustito de misterio mezclado con "¿Querías caldo? Pues toma dos tazas" muy rico.
La parte formal es la que falla más: habría que sustiuir algunas comas por puntos, es demasiado explicativo, los diálogos no me han resultado creíbles en ocasiones y todo el proceso de testificar, abogados y fiscal demasiado extenso.
Desde el punto de vista argumental se me plantean algunas dudas. ¿Por qué piensan en algo sobrenatural en un principio cuando luego nos llega la información de que ellos saben que hay una banda asesina por la zona? Así nos adelanta el final. ¿Por qué la policía no actúa el primer día y el segundo lo hace de la manera más eficiente haciéndoles testificar hasta 3 veces? Sólo ha pasado una vez en toda la zona, ¿por qué piensan que puede volver a suceder exactamente al día siguiente? ¿Por qué se quedan solos y sin protección en la casa (y yo pensé que sin armas porque no se mencionan hasta más adelante de pronto una escopeta y un revólver)?

Son preguntas que me he hecho mientras lo leía y pienso que pueden ayudar al autor a tener otra perspectiva.

Como ya dije, es terrorífico por poder ser, en parte, una historia real y el hecho de que se suponga que son los chicos pijos de la zona rica con cierta inmunidad sí que podría ser real y bien pensado.

Poco a poco, se aprende y se pule :wink:
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
Ladrona
Lector voraz
Mensajes: 134
Registrado: 04 Dic 2012 05:48
Ubicación: Perdida entre libros

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por Ladrona » 27 Dic 2012 07:24

El relato como ya dijeron utiliza un exceso de información que sobra, la idea en sí me emocionó, me descubrí desesperada leyendo para saber qué iba a pasar, que quizá con menos detalle me hubiera simplemente emocionado.

El final deja mucho que pensar.
Leyendo:

La Casa de los Espíritus - Isabel Allende

Recuento 2013

Mi estantería

Avatar de Usuario
shirabonita
Vivo aquí
Mensajes: 9005
Registrado: 23 Ago 2009 20:47
Ubicación: un pueblo surfero de guipuzcoa

Re: CN1 - El sueño de la navidad

Mensaje por shirabonita » 28 Dic 2012 13:34

Aparte de los fallos ya comentados en puntuación y lo de "ya era tarde en la noche"
que yo habría puesto , por ejemplo "ya era noche avanzada", me ha parecido una historia sencilla que se va complicando a medida que avanza la trama.
En mi caso , ha mantenido el interés hasta el final, y me ha recordado a bandas de moteros como "los ángeles del infierno".
El final me ha sorprendido y gustado a la vez. Si las últimas palabras del abogado Nate son ciertas, existe una segunda banda de moteros que utiliza el arbolito de navidad en las luces de freno, para implicar a la banda "respetable" del pueblo. Entonces: Sí tiene lógica que vayan a por su abogado , pero...¿quienes son? (la verdad es que no se me ocurrió la idea de los fantasmas)
Quitando los fallos de redacción, me parece una buena historia de suspense.
Buen trabajo, autor/a!
Como un gran cielo, color verde claro, desearía que mi corazón fuese así de inmenso. (Emperador Meiji)

Responder