CN1 - Navidades frías - Ciro

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66876
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CN1 - Navidades frías - Ciro

Mensaje por lucia » 16 Dic 2012 16:03

Navidades frías


Anne se despertó bruscamente. Le faltaba aire, respiraba aceleradamente. Quizá una pesadilla, pero no recordaba nada, al contrario que en otras ocasiones. El cuarto estaba gélido. Apenas despertar se dio cuenta de la tremenda gelidez. Su garganta áspera exhalaba un vaho que parecía convertirse en escarcha a los pocos centímetros de su boca. Se levantó tiritando, con su camisón, más sexy que abrigado. Se echó encima la manta de la cama, desorganizándola. No podía aguantar el frío.

¿No habría encendido la calefacción como cada noche? Podría habérsele pasado, pues estaban ya en el mes de Marzo y no todas las noches era necesario encender el hilo radiante. No, la había encendido seguro, antes de acostarse. Había acabado de ver el programa de entrevistas políticas de la televisión y había encendido la calefacción, porque recordaba a un tertuliano haciendo apología del ahorro energético y ella pensando: ¡qué se jodan!, los millonarios no nos ajustamos el cinturón.

Entonces que pasaba: ¿se habría estropeado el hilo radiante? ¿en toda la casa? Era más fácil que hubiera habido un apagón de luz. El caso es que mirando por las ventanas la calle no parecía helada y ahora la casa tenía luz, como comprobó dándole al interruptor de la mesilla de noche. Es más en el salón se encendía y apagaban las luces del árbol de Navidad.

Decidió acercarse al árbol y ver el Belén , tradición de su padre napolitano, que estaba montado a sus pies, mientras se calentaba con la manta que llevaba para envolverla. Se acercó con el temblor del frío repentino pero con confianza.

Pero la confianza se transformó en asombro cuando vio que del árbol no colgaban bolas doradas y más tarde en horror cuando comprobó que lo que colgaban eran miembros humanos. En un lugar colgaba lo que parecía un pene chorreante de sangre, en otro un dedo índice, en otro un trozo de antebrazo con los huesos al aire, en el otro un ojo fuera de su órbita con todo su penacho detrás que mostraba un arrancamiento,… Gritó, gritó en el helado ambiente hasta formar halos de gélidos vahos. Se encogió y volvió a gritar, con más fuerza, con más desesperación.

En cualquier edificio de apartamentos aquello habría despertado a todos los vecinos, pero Anne vivía en un magnífico chalet, junto a un precioso lago, que su padre napolitano había tardado toda una vida de comercio y trapicheos en conseguir para su huérfana chica. Una vez colmado el sueño de un hombre mediterráneo, hacía tres meses que había muerto por un cáncer. Estaba por tanto gritando Anne en la soledad, porque para más desesperación, el servicio había sido despedido a la muerte de Ángelo (su padre) y la chica en su desgana tras la muerte de su progenitor, aplazaba “sine die” la contratación de uno nuevo. Total ella comía y cenaba fuera y tan sólo pasaba los días, escasos, de descanso y las noches en el chalet.

Había sido su tía paterna desde Nápoles quien había animado a su alicaída sobrina a alegrar la casa montando un hermoso árbol de Navidad estadounidense y un tradicional Belén napolitano. El buscar las figuras, bolas, adornos, y demás aditamentos en el desván había ayudado a Anne a ir olvidando la angustiosa muerte de su padre y que realmente se quedaba sola en la vida.

Pero esos adornos, bolas y figuras ahora eran otra cosa. Pasada la primera histeria se fijó en el Belén. El niño de la cuna era un niño abortado, la Virgen María tenía una cara extraña de malignidad , fealdad interior y mostraba sin pudor los muslos y su sexo, San José se había convertido en un ojeroso matarife con un hacha en una mano y una navaja en la otra.

¡No podía ser! No se había despertado y estaba soñando aún. ¡Eso era!

Comenzó a dar todas las luces. Todas funcionaban. Tocó el suelo de la casa: estaba caliente, pero ella y el ambiente seguían helados. Encendió una televisión. Estaban dando las noticias internacionales habituales.

Entonces pensó en otra posibilidad. ¡Había alguien! Alguien estaba tratando de asustarla o tal vez matarla. Después de todo era una rica heredera y había sido una enorme imprudencia no contratar nuevo servicio a pesar de tener todas las alarmas conectadas y no haber saltado ninguna. Gritó de nuevo, esta vez no ya de pavor, sino un grito reivindicativo. Un grito que indicaba: estoy aquí, ¿qué quieres de mí? Pero un atronador silencio fue la respuesta. Fue atronador porque a ella le sonó peor que cien elefantes cabalgando sobre cien lámparas de cristal de Bohemia. El silencio la asustaba más que cualquier presencia inquietante.

Dicen que la verdadera amenaza para un ser humano siempre es otro ser humano, pero se equivocan. La verdadera amenaza para un ser humano es uno mismo.

Anne se estaba dando cuenta de que aquel callejón sin salida que la rodeaba no era un sueño, ni un ataque de un asesino o un ladrón buscando sus bienes materiales. Aquello era un ataque del diablo, del peor demonio que nos acecha: nuestra conciencia.

Años y años había vivido ajena a las actividades de su padre. Sabía que era un gran hombre, que una vez viudo dedicó su vida a hacer feliz a su única hija, por cuyo bienestar hubiera matado. ¡Y tanto que lo había hecho! Los contactos con la mafia napolitana, La Camorra, no habían hecho más que intensificarse durante su estancia en Estados Unidos. Cada vez vestía mejor, vivía mejor, llevaba mejores coches. A Anne no le faltaba de nada, ni siquiera el tiempo necesario que un padre dedica a una hija. A Ángelo parecía sobrarle de todo: tiempo, dinero, buen humor,…

Pero Anne no era tonta. Sabía que las actividades de su padre no eran todas legítimas. Era cierto que regentaba algún comercio y algún restaurante italiano, pero nada que pudiese justificar el tren de vida que llevaba. Anne se había tapado los ojos ante las frecuentes amistades que le daban un pista de en que andaba metido su padre. Anne se había tapado los oídos cuando en el sótano de su antigua casa se oía gritar a algún hombre. Anne se había tapado las narices cuando las cajas que trasportaban en los coches de su padre desprendían un olor a carnicería. Anne era la estudiante de Derecho perfecta y eso le bastaba para satisfacer a su padre y su ego interno. Pero ahora a sus ojos, a sus oídos, a su pituitaria nasal, a su sustancia gris llegaban los horrores que se había negado a ver, oír, oler o imaginar. Incluso ahora podía palparlos en esa desangelada Navidad que su conciencia en forma de diablo le había preparado.

Grandes venganzas forma nuestra mente, a veces inmerecidas.

Con los ojos arrancados, los penes cercenados, los brazos rotos, los abortos provocados, la trata de prostitutas y el asesinato incluso familiar, aquel árbol de Navidad y aquel Belén habían trastornado la mente, antes cuerda de Anne.

Sin embargo, tras este episodio, en el psiquiátrico en que internaron a la chica, un celador exclamó: “Nunca había visto una mirada tan inocente y tan clara en ninguna enferma!

Y tenía razón porque aquella catarsis macabra que ocurrió un día de Navidad consiguió limpiar la mente de Anne para siempre de su carga de culpabilidad, aún a costa de su cordura y no fallaban pascuas en el psiquiátrico en que con exquisito gusto no decorase un precioso árbol de Navidad y no colocase unas magnificas figuras de un Belén napolitano que decían pertenecía a su padre, con un niño Jesús magnífico en su belleza, una Virgen María que traslucía pureza y un San José que era el colmo de la bondad, tanto arte tenían los napolitanos en las figuras de los belenes.

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Gisso » 16 Dic 2012 22:43

No estás nada mal este relato, me ha puesto los pelillos de punta, sobre todo al final. Nada mal. Pero aunque es un relato cortillo, me ha faltado un poquito de fluidez al leerlo. Me quedo con ganas de cosas más macabras o imágenes impactantes y un poquito menos de explicaciones. Pero el final me parece redondo :wink: .

¡Felices fiestas terroríficasImagen!

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6389
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Yuyu » 17 Dic 2012 10:22

No pillé muy bien aquí que se quería contar.Es como si me faltaran el nudo y el desenlace.Por qué enloquece en navidad?Cómo acaba en el psiquiátrico?Llama ella para decir que ve miembros en el árbol de navidad?Algo más entenderé con el resto de los comentarios.Los penes colgando,sublimes. :mrgreen: Felicidades igualmente por la creación!!!!!!!
Bleach - Tite Kubo
La quinta estación - N. K. Jemisin
Steelheart (Reckoners 1) - Brandon Sanderson
Tumba de dioses (Crónicas de la Nuncanoche, 2)- J. Kristoff

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Gisso » 17 Dic 2012 11:01

Yuyu, yo entiendo que la chica está internada en un psiquiátrico por matar a su padre (que es un mafioso y que tal vez es lo que se ve colgado del árbol a cachitos). Parece que se le va la olla y lo descuartiza. Luego en navidad, ya internada, pone el árbol y el Belén, pero ella se lo imagina así de macabro (y recuerda), igual que se cree que está en casa. Lo que no entiendo es ese marzo que sale por ahí, me descoloca. Bueno, esto es lo que yo he entendido, sí me equivoco, sacar el hacha :twisted: .

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Ratpenat » 17 Dic 2012 17:08

Las imágenes que se forman están bien, pero también he notado como que falta algo... a lo mejor lo vuelvo a leer y comento de nuevo.

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10735
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por kassiopea » 18 Dic 2012 11:56

Gisso escribió:Yuyu, yo entiendo que la chica está internada en un psiquiátrico por matar a su padre (que es un mafioso y que tal vez es lo que se ve colgado del árbol a cachitos). Parece que se le va la olla y lo descuartiza. Luego en navidad, ya internada, pone el árbol y el Belén, pero ella se lo imagina así de macabro (y recuerda), igual que se cree que está en casa. Lo que no entiendo es ese marzo que sale por ahí, me descoloca. Bueno, esto es lo que yo he entendido, sí me equivoco, sacar el hacha :twisted: .


Pues yo no creo que ella haya matado a su padre :noooo: Yo he deducido que, en realidad, en el árbol y en el belén no hay nada raro: es ella la que imagina los miembros amputados y colgados chorreando sangre y las figuras grotescas del belén. Esas figuras (que ve en su mente) son la representación de su conciencia sucia, que no está tranquila, pues el padre era un mafioso que ganó mucho dinero asesinando y abusando de los demás (con la prostitución también, de ahí la imagen de la virgen María que enseña su sexo), y ella, su amada hija, siempre miró para otro lado y no quiso saber de dónde venía el dinero.

La clave del relato está en esta frase:
Dicen que la verdadera amenaza para un ser humano siempre es otro ser humano, pero se equivocan. La verdadera amenaza para un ser humano es uno mismo.


Es su conciencia quien le pasa factura y la vuelve loca, por eso al final está en el psiquiátrico. Me ha parecido muy acertado el comentario de que una vez allí ella destaque por su mirada inocente y clara... pues ya se ha liberado de su mala conciencia... enloqueciendo. Es muy inquietante :twisted:

La idea del relato es buena (el peor mal es el que llevamos dentro), pero claro, esta idea limita mucho el margen de acción... pues todo lo que inquieta a la protagonista proviene de su propio interior; lo malo de esa idea es que puede que algún lector se quede con ganas de más sangre real :boese040:
Es curioso que tengamos opiniones tan distintas :lol: Pero conseguir esta diversidad de interpretaciones no deja de ser interesante.

Muchas gracias por el relato, autor. ¡Feliz Navidad! :60: :60:


P.D. Lo del mes de marzo es verdad que no cuadra, Gisso :roll: Si se supone que es Navidad, ¿por qué ese comentario, cuando se levanta de la cama, de que en marzo ya no hace falta poner la calefacción todas las noches?
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23492
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Lifen » 18 Dic 2012 12:17

Estoy con Kass en que es la protagonista la que imagina todo y de alguna manera que no sabemos acaba en el psiquiátrico.

Me han descolocado mucho dos cosas, el situar en una noche de marzo el momento en que tiene todas esas visiones y su mente cede y el que se llame Anne, ya se que para muchos será una tontería o una minucia, pero esa manía de colocar nombres extranjeros a personajes a los que se le supone una nacionalidad concreta, no me gusta nada: es italiana, hija de un mafioso, ¿cómo va a llamarse Anne? sería mucho más natural que se llamara Anna.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 26892
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por ciro » 18 Dic 2012 16:49

Coincido con la interpretacion de kassiopea. Es un relato correcto con alguna profundidad, para lo corto que es, sobre el significado del remordimiento o la conciencia. Tampoco entiendo mucho lo de marzo, lo de Anne, sí. El padre se llama Ángelo que es un nombre italiano, pero probablemente lleven toda una vida en EEUU por lo que puede ser lógico que a su hija le pusiera un nombre anglosajón, además de que no sabemos de que nacionalidad era la madre. ¿Terror? Pues mas bien inquietud.
Suele ser más rentable escuchar que hablar. No hagáis como yo. Cosecha propia

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10924
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Gavalia » 18 Dic 2012 17:33

Creo que la interpretación de kass es la correcta. La verdad es que no me ha acabado de gustar. No sé si algun punto y seguido más sobre todo en la primera parte habría mejorado la lectura que tanta coma. Con lo de marzo...no sé, primero pensé que es que estaban en navidad pero ella soñaba que era marzo o al revés. Ya lo aclarará el autor porque canta demasiado para que sea un fallo.
Gracias compañerit@
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
kharonte
No tengo vida social
Mensajes: 1482
Registrado: 01 Jun 2009 11:05
Ubicación: Madrix
Contactar:

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por kharonte » 18 Dic 2012 21:10

Desde luego... esta kas, es que siempre le saca el jugo a todo!!!

El peor defecto es la redundancia en el tema del origen de la prota (o, más bien, de su padre). Demasiado referirse a Napoles, que no creo necesario. Sin entrar luego en lo de la disparidad de fechas, me temo que es un relato de los que se han escrito sin tener tiempo para repasarlo. Hay tensión, pero sin llegar a causarme miedo.

Aunque, eso sí, al aparecer el árbol de casquería me he dado un sustillo.... :wink:
Nunca sabes de qué eres capaz, hasta que te pones a ello.

Imagen

Seguirme es fácil en Facebook

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15010
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por jilguero » 19 Dic 2012 11:46

Yo diría que es un relato digno que se lee bien. Quizás la idea no está suficientemente trabajada o quizás Jilguero no se ha sabido meter en ella, pues el macabro arbolito de Navidad no le ha impactado mucho. No es uno de mis preferidos, autor, pero te agradezco que me lo hayas dejado leer :60: .
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
David P. González
Pesadilla
Mensajes: 1493
Registrado: 24 Jul 2012 15:33
Ubicación: Madrid

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por David P. González » 19 Dic 2012 17:23

También coincido con la interpretación de Kassiopea.
La verdad es que no me ha enganchado, lo siento.
Otra cosa es que creo que el estilo necesita un buen repaso.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12716
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Berlín » 19 Dic 2012 17:28

No me ha gustado mucho este relato, lo siento. Y no me ha gustado por la forma de contarlo, me explico:

me he encontrado de pronto frente a un abeto de navidad del que colgaba un brazo, un pene chorreando de sangre, un ojo y vísceras varias, pero yo debería haber oído antes un redoble de tambores, vuelvo a explicarme:

el ambiente no estaba preparado para esa visión, y eso es fallo del autor. Antes de esa visión yo debería haber olido la sangre, debería haber caminado envuelta en una penumbra plateada, tendría que haberme vuelto loca con los latidos del corazón de la prota, haber escuchado los lamentos de esos miembros amputados.

Pero la confianza se transformó en asombro cuando vio que del árbol no colgaban bolas doradas y más tarde en horror cuando comprobó que lo que colgaban eran miembros humanos.


¿asombro? no creo que esta palabra sea la adecuada, autor sangriento y malévolo, porque si yo me levanto a medianoche y me encuentro en mi árbol de navidad esos miembros chorreantes de sangre no siento asombro, ¡siento un terror lacerante y espantoso!

Entiendo que Anne tiene mala conciencia por haber disfrutado de una vida cómoda de riquezas proporcionada por un padre mafioso y asesino, entiendo que su riqueza ha sido a costa de la vida de algunos seres y eso le carcome por dentro y la aboca a la locura.

En definitiva lo que quiero expresarte es que la historia está bien, pero te ha fallado un poco la ambientación, la manera de contarlo, la forma.

No sé, es mi humilde opinión.

un abrazo, maléfic@ amputador de brazos y penes. :cunao:


¿estaban en el mes de marzo? :roll:
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28725
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Dori25 » 21 Dic 2012 13:11

Bueno os quejais de que estaba en el mes de marzo y todavía tenía puesto el árbol y el Belén. Bien, dos cosas:
1.- Ha habido años en que en mi casa ha durado el Belén hasta mediados de febrero.
2.- Si está loca!!!!!!!!!!!!!!! ¿No podemos asumir que simplemente lo deja más tiempo puesto porque quiere y ya está???

Una vez dicho eso, me ha gustado pero es muy corto para que me empape de la historia la verdad.
El edificio Yacobian
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Avatar de Usuario
Ayrween
Vivo aquí
Mensajes: 7181
Registrado: 01 Nov 2010 01:18

Re: CN1 - Navidades frías

Mensaje por Ayrween » 21 Dic 2012 13:32

Estoy bastante de acuerdo con la interpretación de Kassiopea, no creo que Anne haya matado a nadie, mas bien que tiene la conciencia intranquila por las actividades delictivas de su padre y gracias a las que ella ha tenido una vida de lujos. Creo que antes de aparecer el árbol con los miembros amputados tendría que haber dado alguna pista de lo que iba a ocurrir. Es más inquietante la idea de la locura para salvarse de la mala conciencia y la mirada inocente y clara que tiene en el psiquiátrico.

Me ha cansado tanta alusión a Nápoles y a los belenes napolitanos, quizá sea problema mío. Es cierto que al principio dice que es marzo, si luego están en el día de Navidad. Me ha gustado que no se recree en el árbol macabro pero sí hubiera tenido que ir creando un poco más de intriga antes de ese momento.

Gracias por tu relato, autor.

Responder