CPVIII Una misteriosa herencia - Miss Darcy

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66842
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CPVIII Una misteriosa herencia - Miss Darcy

Mensaje por lucia » 18 Abr 2013 18:31

Una misteriosa herencia

Recuerdo lo acontecido aquel día como si lo viera desfilar ahora mismo ante mis ojos. La tarde avanzaba despacio, con la pesadez propia de los días de invierno previos a la primavera. El antiguo reloj dorado de sobremesa marcaba las 18:29, aunque apenas podía ver sus manecillas a través de la penumbra de mi despacho. Los informes se apilaban sobre mi mesa, parecían aumentar por momentos, pero me sentía incapaz de realizar tarea alguna. Esa misma noche celebraría mi cincuenta y cuatro cumpleaños, y como heredero de la Casa de Asera, sabía que este sería, con toda probabilidad, el último cumpleaños que celebraría con vida. Apagué la luz de la lámpara de sobremesa y masajee mis sienes, en un vano intento de disminuir el incipiente dolor de cabeza.
Su cita de las 18:30 señor -anunció María a través del interfono.
Maldita sea -mascullé- se me había olvidado... Que pase.
Ahora mismo -contestó María- ¡Eh, espere! ¡vuelva!
¿Qué ocurre María? -pregunté a través del interfono.
María abrió de inmediato, y de manera algo brusca, la puerta de mi despacho. Es una joven de unos treinta años, cuyo rostro siempre luce una agradable sonrisa, aunque en esos momentos aparecía desfigurada por la sorpresa.
Lo siento señor -explicó María- creo que su cita se ha marchado repentinamente. Pero antes ha dejado esto.
María sostenía entre sus manos una pequeña caja de madera. Sobre la tapa, grabado en letras doradas, estaba el apellido de la familia.
¿No te ha dicho nada antes de irse? -le pregunté extrañado.
No -respondió María- y si me lo permite, ese hombre tenía un aspecto siniestro... es mejor que se haya marchado.
De acuerdo, -dije, tomando la caja entre mis manos- gracias. Avísame cuando llegue mi cita de las siete.
María se marchó despacio, asintiendo, y dejándome atónito con la caja aún en mis manos. Me volví hasta mi sillón de cuero negro y abrí la misteriosa caja de madera. Su contenido me sorprendió aún más. Allí dentro se encontraba un pequeño cuchillo de doble hoja y mango negro. Lo identifiqué de inmediato, pues había pasado mucho tiempo estudiando distintas órdenes secretas. Era un cuchillo de magia ritual.
Un athame -murmuré- no puede ser... ¿Y esto qué...? - me pregunté al sacar un pequeño pergamino escondido bajo el arma.
Lo desenrollé con cuidado, pues parecía muy antiguo y gastado. Estaba manuscrito, y mostraba una larga lista de nombres y fechas, algunos ilegibles, sobre todo los más antiguos y otros muy claros, como el último nombre fechado.
Era el de mi madre, escrito por su puño y letra. La reconocí enseguida, tenía una letra picuda y estilizada, muy elegante. Su nombre estaba fechado el día de su cincuenta y cinco cumpleaños.
No puede ser -dije derrumbándome- no puede ser...
Recordaba perfectamente esa fecha. Mi madre adoraba las celebraciones y había preparado una gran fiesta, una fiesta elegante, a la que habían acudido todas las personalidades de la alta sociedad del país. Pero algo raro pasaba, no se comportó como de costumbre durante toda la velada. Estaba ida, parecía asustada. Cuando no apareció durante el brindis comprendimos que ya no estaba entre nosotros. No hizo falta buscarla, sabíamos que estaría en el despacho familiar, como había ocurrido con todos los demás antes que ella.
Se había suicidado, al igual que había hecho cinco años antes mi padre; al igual que mis abuelos y así sucesivamente, durante los últimos tres siglos.
Todos los miembros de mi familia se suicidaban al cumplir cincuenta y cinco años.
El informe del forense había sido claro. Mi madre se había quitado la vida con un arma blanca, un cuchillo de doble hoja y de dimensiones muy concretas. Pero ese cuchillo había desaparecido misteriosamente, no estaba en el despacho y nunca había sido encontrado. Lo buscamos a instancias de la policía, incluso contratamos un detective privado, pero todos sabíamos que ese cuchillo no aparecería. No al menos hasta el próximo cincuenta y cinco cumpleaños. El mío.
A pesar de la desaparición del arma homicida, la policía dictaminó suicidio, por la posición de la propia herida, y por la pequeña nota dejada por mi madre, la cual era exactamente igual a la dejada por todos mis parientes. Nota cuyo significado jamás conseguimos comprender.
No culpemos al diablo por aquello que hacemos los humanos.
Susana.
El caso se archivó, enterramos a mi madre y me olvidé del cuchillo desaparecido. Me centré en ocuparme de la herencia de la familia. Pasaron los años. Me casé, tuve tres hijos y me divorcié. Perdí buena parte de la herencia en el proceso. Años después me volví a casar y mi cuarto hijo estaba a punto de nacer. Mi vida era normal, hasta que de repente había dejado de serlo, pues sostenía entre mis manos el cuchillo que había estado segando la vida de mi familia desde hacía tres siglos. Cerré los ojos con fuerza, angustiado.
Cuando los volví a abrir, ahí seguía. En mi mano derecha, sujeto fuertemente por mis dedos -que no parecían míos- y que se aferraban a él como garras. No podía respirar. No tenía sentido hacerlo, no en ese momento. Pero aún así lo intenté con fuerzas. Sentí como la sangre golpeaba mis venas, como fluía, bramando, hasta llegar a mi corazón para explotar en un dolor sordo, incontenido. Los contornos de la oscura habitación se desdibujaban ante mis ojos. Ver no era importante. Ya no veía, no tal y como vemos normalmente. Veía el alma de las cosas, de los objetos. Brillaban con fuerza para mí por primera y única vez en mi vida. Me gustaba. Los colores dejaron de ser planos y variaban, volátiles, según el ángulo en que se miraban. Todo se volvió rojo. Mientras, la sangre continuaba golpeando con fiereza mi sien. Un sonido rítmico, peligroso. El tiempo pasaba. Volví a observar mi mano. Ahí estaba. Ahí seguía. El miedo volvió a apoderarse de mí, derrumbándome. Caí en el suelo de rodillas y lo observé. Abrí mucho los ojos y de pronto comprendí que era verdad, que lo tenía aferrado en mi mano, sujeto por mis dedos. La realidad me golpeó de frente. Su tacto frío y metálico era real. Su fino acabado, su pesadez, su afilado dorso, de brillo plateado, que relucía ante mis ojos.
Voy a morir. En un año, voy a morir -pensé. - Pero no quiero morir, así que me desharé de este horrible cuchillo. He de deshacerme de él. Lo haré.
Pero. ¿Cómo hacerlo desaparecer si nadie en mi familia había podido? ¿Cuál era su fin exactamente? ¿Era un elemento preparado únicamente para matar? ¿Por qué había llegado a mí un año antes? No podía hacerlo. No me desharía de él. No mientras sintiera semejante fascinación por el misterio que lo envolvía. Este frío puñal había asesinado a mi familia durante generaciones. Tenía una función, un cometido. Me preguntaba el por qué. Ansiaba desesperadamente descubrirlo. Todo el mundo en la familia sabía que acabarían suicidándose. Todos tendrían que usarlo, incluido yo, al menos una vez. Pero todavía no, no hasta mi próximo cumpleaños. Tenía tiempo de resolver este enigma. Así que me levanté, ajusté mi corbata de seda y dejé la daga en su caja, brillando impenetrable.
Descubriré que escondes -dije- Lo descubriré y libraré a mi familia de su aciago destino. No sé si me llevarás, pero si te puedo asegurar, que esta maldición se acabará conmigo.
Era un iluso. Yo mismo sabía que no lo conseguiría, y tenía razón, la maldición no se ha acabado conmigo, y hoy, en mi cincuenta y cinco cumpleaños solo puedo pasarles el testigo a mis hijos. Pero tienen un código, escondido en esta nota. Espero que ellos consigan descifrarla. Ya solo me queda observar este frio cuchillo, memorizar su penetrante filo, antes de hundirlo en lo más profundo de mi propio pecho.
No culpemos al diablo por aquello que hacemos los humanos.
Rodrigo

Avatar de Usuario
Ismael González
Lector voraz
Mensajes: 178
Registrado: 12 Ago 2012 17:32
Contactar:

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Ismael González » 19 Abr 2013 16:26

Cuenta una historia interesante, aunque algo extraña. Me gusta. :wink:
Sin embargo, tiene ciertas cosas que me han sacado de la lectura, como el formato de los diálogos o ese “el por qué” (preposición + pronombre interrogativo), cuando debería ser “el porqué” (sustantivo). :roll:

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Gisso » 19 Abr 2013 16:34

Desde luego que misteriosa es, no entiendo de que va la herencia del cuchillo y por qué ocurre. Me parece que falta algún pequeño dato que aclaré de que va la maldición, la frase no me dice nada. Y aunque al principio lo había cogido con ganas, al llegar al final me he dicho: “pues bueno, pues vale y ¿ya está? Pues a otra cosa. Que venga Olivia Dunham (antes eran Mulder y Scully) y que lo aclare”. Una pequeña corrección: faltan las rayas al principio de los diálogos :?:

:60:

—Rodrigo, tío, ¡tienes un cuchillo en el pecho!
—Nada, tranquilo, me viene de familia. Ya sabes, la herencia genética y tal...

Imagen

Avatar de Usuario
Saber
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 887
Registrado: 12 Jul 2011 23:03

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Saber » 19 Abr 2013 16:37

Me parece una buena idea para una historia. El relato tiene ciertos enigmas que lo hacen interesante… aunque la mayoría de ellos no se acaben resolviendo. Luego, también tiene algunos puntos más débiles… incluso dentro de esa “magia” que tiene el arma (algo aceptable para quien gusta del género fantástico), hay cosas que no cuadran del todo... como por ejemplo: el hecho de que alguien muera por arma blanca… y no hallándose el arma, la policía o incluso la familia lo considere un suicidio… dado que difícilmente el fallecido haya podido llevársela, alguien habrá tenido que hacerlo...

Avatar de Usuario
Tadeus Nim
No tengo vida social
Mensajes: 1314
Registrado: 13 Nov 2012 13:55
Ubicación: Eso ¿Donde estoy?

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Tadeus Nim » 19 Abr 2013 18:58

No le pillo el intríngulis, no le pillo. No, no me ha llegado.

Avatar de Usuario
Desierto
Foroadicto
Mensajes: 2803
Registrado: 22 Mar 2008 13:27
Ubicación: Salamanca

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Desierto » 20 Abr 2013 02:23

A veces, al intentar hacer más sonora una frase, se cometen errores de coherencia

sabía que sería, con toda probabilidad, el último cumpla que celebraría con vida


¿Se puede celebrar de otra forma?

Todo el mundo en la familia sabía que acabarían suicidándose. Todos tendrían que usarlo, incluido yo, al menos una vez.


¿Alguno se suicidó más de una?

Ese tipo de detalles te sacan del ensueñolee ficción para pasar a ver la forma y no la historia.
Recuento 2017
Es el terreno resbaladizo de los sueños lo que convierte el dormir en un deporte de riesgo

Avatar de Usuario
Medianoche
No tengo vida social
Mensajes: 1622
Registrado: 29 Ene 2010 02:18
Ubicación: Londres

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Medianoche » 20 Abr 2013 02:59

Un buen chispazo inicial, pero nada más. Hay algún fallo gramatical y muchos de puntuación. Demasiadas cosas dejadas en el aire, sin atar. Innumerables incógnitas sin resolver y ninguna pista para atar cabos. Parece que esté incompleto.

No me ha gustado.
Sígueme en Instagram @bukovy
En twitter @RankineBukovy
En mi blog: http://palabrasbajolasestrellas.blogspot.co.uk/

Avatar de Usuario
doctorkauffman
Vivo aquí
Mensajes: 7920
Registrado: 26 Ago 2007 02:04
Ubicación: Hill Valley

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por doctorkauffman » 21 Abr 2013 00:08

por un momento pensé que iba a aparecer el padre Brown, y lo digo como cumplido.
sin embargo, no puedes meter el caramelo en la boca al lector y luego quitárselo.
el misterio ha de resolverse sí o sí.

Avatar de Usuario
moskita
No tengo vida social
Mensajes: 2423
Registrado: 02 Feb 2011 16:34
Ubicación: Sevilla

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por moskita » 21 Abr 2013 17:10

Interesante, pero me he quedado con ganas de más, de descubrir el misterio. No esperaba ese final tan rápido. Por otra parte, faltan los guiones de diálogo y hacen un poco confuso el relato.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por RAOUL » 21 Abr 2013 17:25

Esos "Susana" y "Rodrigo"... No los entiendo. Algo se ha perdido en la transcripción del fichero original, supongo.

No está mal pero tampoco bien. Es una idea aceptable mal defendida, a mi entender. Había espacio y papel para un desarrollo mayor, que quizás no se encontró (simplemente).
y, en mi cincuenta y cinco cumpleaños solo puedo pasarles el testigo a mis hijos. Pero tienen un código, escondido en esta nota. Espero que ellos consigan descifrarla.

¿Qué significa? Que el relato contiene una clave para descifrar el misterio o parte del misterio?

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53563
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Sinkim » 22 Abr 2013 18:30

La historia prometía más de lo que al final da, tiene un gran comienzo pero al final no termina de concretar, una pena porque podría haber sido un gran relato :D
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6386
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Yuyu » 22 Abr 2013 18:57

Lo estaba leyendo agustito y entretenida, pero llegué al final y "ostras Pedrín", está cortado al ras, lo cortaste en lo mejor. Tuve la sensación de leer una presentación y me faltan el nudo y el desenlace. Gracias por la creación!! :60: :hola:
Bleach - Tite Kubo
La quinta estación - N. K. Jemisin
Steelheart (Reckoners 1) - Brandon Sanderson
Tumba de dioses (Crónicas de la Nuncanoche, 2)- J. Kristoff

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12716
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Berlín » 22 Abr 2013 23:14

Autor, a mi el relato me deja a medias, es un relatus-interruptus :cunao: ¿Por qué a los 55? ¿Quien lanzó esa maldición?
¿Quien era el mensajero?

Me faltan muchos datos.

El relato está bien, pero a mi modo de ver está incompleto. Otra cosa sería que una vez satisfecha mi curiosidad, hubieses dejado un final abierto.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14995
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por jilguero » 23 Abr 2013 08:28

Conciso y contundente. Entiendo que lo de Susana, Rodrigo, son los nombres de la madre y del hijo, los dos últimos de la cadena, por el momento, claro. Un misterio que queda sin resolver, lo cual no me desgrasa necesariamente. Pero en tal caso, si iba a seguir siendo un misterio, quizás hubiera requerido una narración mucho más velada. Pero dicho esto, debo reconocerte, autor, que me has dejado buen sabor de boca. :D
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28716
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: CPVIII Una misteriosa herencia

Mensaje por Dori25 » 23 Abr 2013 09:56

Pero si son todos los de su familia ¿por qué el padre y la madre? Quiero decir sólo uno de ellos tiene el mismo apellido que el hijo, el otro será por afinidad, y las maldiciones están no son por sangre?
Jo, me pasa como a yuyu; iba yo toda emocionada leyendo y me he encontrado a medio!!!
El edificio Yacobian
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Responder