NH1 O guerra o nada - Ciro

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67106
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

NH1 O guerra o nada - Ciro

Mensaje por lucia » 14 Oct 2013 22:20

O GUERRA O NADA

A mediados del siglo VII d. C. la península coreana estaba dividida en lo que se dio en llamar los tres reinos: Goguryeo en el norte, Baekje en el suroeste y Silla en el sureste. Su vecino más poderoso y temible es el reino chino Tang. El reino de Silla se apoya fuertemente en una alianza con los chinos Tang y lucha con denuedo contra el reino de Baekje que se alía con otro vecino, Wae, el Japón actual. En este contexto en la corte del reino de Goguryeo se enfrentan dos facciones: los que intentan mantener la independencia del poder coreano y los que ven inevitable un sometimiento al gran imperio chino. En este punto empieza nuestra historia.

Invierno del año 642 d.C.

Entre la nieve del patio del palacio imperial de Pyonyang un muchacho de poco más de 20 años, endeble y asustado, corre dejando las huellas de sus pies que dibujan un inconsistente zig-zag en el blanco y mullido suelo. Corre sin sentido, asustado. En el patio irrumpe un gigante, al menos a los ojos del muchacho, con una voz tronante, ronca y autoritaria. Lleva un casco con unos pequeños cuernos laterales y unos penachos rojos en lo alto y una armadura profusamente adornada. Camina como un búfalo y de sus narices salen bufidos de vaho como de los del animal. Es un general de Gorguyeo. Mejor dicho, es “El General de Goguryeo“. Es Yeon Gaesomun.
El muchacho que corre con sus vestimentas doradas, con dragones bordados en rojo, y una corona de láminas de oro en la cabeza que se tambalea con sus pasos, es el rey actual de Goguryeo, Yeongnyu. Su tremendo susto se debe a que ya sabe que Yeon Gaesomun ha asesinado a más de un centenar de funcionarios y ministros de la corte, que pretendían su derrocamiento y muerte, en un banquete-trampa en el que la excusa era celebrar su ascenso a Gobernador del Este del reino. Aún aumentó más su pavor el oír ruidos de armas en la entrada del palacio y ver que sus más fieles guardianes, o habían caído ante los hombres de Gaesomun, o habían pasado a integrar las filas del prestigioso general. Nadie queda en su defensa. Ahora, se sabe muerto, o encarcelado como mal menor si ruega con insistencia. Y eso último se propone hacer. Todo menos la muerte o la tortura con hierros ardientes quemando sus miembros y palos rompiendo sus articulaciones.
-- H…Ha sido Bu Kiwon quien lo orquestó todo, g…gran general. Sabes bien que soy un rey títere, que conmigo no han contado nunca en las decisiones. Él convenció al resto de funcionarios reales que representabas un peligro para el país por tu hostilidad continua hacia los Tang y que tarde o temprano nos arrasarían si seguíamos así. Y luego los ministros taoístas, que como bien sabes te odian por tu preferencia budista, lo apoyaron. Y…Yo no tuve nada que ver.
Tronó entonces la ronca voz del gigante.
-- Soy ante todo un soldado, no un mequetrefe como tú. Pero ¿te crees que por ser un soldado soy tonto? ¿Piensas que no tengo espías en la corte? El pequeño cuervo de tres patas (1) ha crecido y quiere mandar ¿eh? ¿No sabes que a los pájaros se les pueden cortar las alas?
Varios de los soldados que acompañan a Gaesomun están unos diez pasos detrás, guardándole las espaldas, pero sin atreverse a intervenir. La autoridad del general es enorme y el temor a su ira grande. Gaesomun, desenfunda su enorme espada y sin más palabras tiñe de rojo la nieve del patio de un certero golpe en el cuello del rey. La corona de láminas de oro, con sus tirabuzones dorados, rueda entre la sangre y la nieve. Yeon Gaesomun ordena:
-- Destrozad su cuerpo y echadlo a los perros callejeros. Un cobarde no merece más.

Desde ese momento el poder del autonombrado Generalísimo de Goguryeo en el país es total y el sobrino del rey asesinado, Bojang, un niño manejable, es el nuevo rey títere.

Otoño del año 645 d.C.

-- Generalísimo, el ejercito Tang lleva meses retenido ante el fuerte Ansi, por el bravo general Yang Manchun. Son incapaces de tomar la fortaleza y no quieren dejar al zorro a sus espaldas. No tienen apenas alimentos ni otros suministros. El invierno se acerca y no van a tener otro remedio que retirarse o lanzar un ataque a la desesperada. Se espera un ataque de toda la flota Tang, al mando del general Zhang Liang, intentando tomar Pyongyang en breve.
-- Bien, el pez ya está en la red. Los emboscaremos en los acantilados donde la niebla es casi permanente. Esta va a ser la primera derrota del glorioso emperador Taizong,, ese asesino que no respeta ni a sus propios hermanos o hijos, de Li Shimin (2).
En efecto, la armada naval Tang, compuesta por más de cuarenta mil hombres, fue completamente sorprendida por las naves con las banderas del cuervo de tres patas y la derrota fue total, con más de veinte mil muertos en las filas chinas y todos sus barcos destrozados. Ni una sola vela Tang quedó enhiesta. El resto fueron capturados como prisioneros de guerra y muchos de ellos esclavizados por la población coreana.
Practicando el efecto tenaza, Yeon Gaesomun envió emisarios a Yang Manchun, el valiente defensor del fuerte de Ansi, y persiguieron al emperador Taizong hasta la extenuación diezmando su ejercito y practicando una auténtica sangría en el débil cuerpo Tang. El paso de zonas pantanosas,, además de lento y penoso, enfermó al emperador chino con la fiebre de los pantanos. Exhausto, herido en su físico y en su orgullo, heridas de las que nunca se recuperaría totalmente, Li Shimin, llamado Taizong en todo el imperio chino, juró vengar esta única derrota de su vida y aplastar a Goguryeo y a sus generales.

Verano del año 649 d.C.

En su lecho de muerte un debilitado Li Shimin, en otras épocas fuerte, orgulloso y fornido, ahora delgado, pálido y consumido por las fiebres de los pantanos, pide ver a su heredero Li Zhi, futuro emperador Gaozong.
-- Hijo…
-- Padre, no te esfuerces, estás sumamente débil. Los físicos han dicho que no debes entrevistarte con nadie, que lo que necesitas es descanso y tomarte las píldoras que los alquimistas te recomiendan.
-- ¡Esas malditas píldoras me están matando! Mis físicos no son más que una panda de inútiles, cuando no traidores. Sabes que desde que contraje las fiebres de los pantanos en al retirada ante el ejercito de Goguryeo no he levantado cabeza. Si algo me hierve más que la fiebre es esa derrota. Prométeme…
La tos lo interrumpe por un momento.
-- Prométeme, Li Zhi, que vengarás a toda costa esa derrota. Que traerás en bandeja a la corte de Chang’an la cabeza de los dos generales del enemigo. ¡Quiero las cabezas de Yang Mangchun y de Yeon Gaesomun colgadas en las murallas de Changan mientras son consumidas por los carroñeros y las moscas! ¡Prométemelo y podré morir en paz!
-- Te lo prometo padre, nada hará que mi promesa no se cumpla.
En la cara del hombre de cincuenta años que agoniza se dibuja una sonrisa y pierde el sentido, por última vez en su victoriosa vida. Pasará dos días más en agonía y su muerte será ocultada durante tres días para evitar disturbios y asegurar una sucesión pacífica en el futuro Gaozong. Ha sido un emperador fuerte, que por piedad filial le ofreció el trono a su padre, pero que luego no dudó en asesinar a sus hermanos y a alguno de sus hijos que le disputaban el poder. Sabe que deja el trono en manos de alguien más débil que él, que probablemente se deje manejar por concubinas o esposas, pero es difícil encontrar otro heredero que iguale su valor. Ha llevado a China a lo máximo desde los tiempos de la dinastía Han, ha consolidado la unión de tan vasto imperio, no ha cosechado más que una victoria tras otra, ha fundado una nueva y fuerte dinastía, pero ha sido derrotado por un minúsculo país de la península coreana, Gorguyeo, y eso le ha hecho morir amargado.

Otoño del año 662 d.C.

El emperador Gaozong ha cumplido con la piedad filial y con la promesa que le ha hecho a su padre en el lecho de muerte. Mucho más débil que su padre y fuertemente influenciado por la emperatriz Wu, su segunda esposa, no acude él en persona y envía al general Pang Xiaotai en una campaña que se inicia en el 661 d. C. Acercándose el invierno, el general Tang decide hacer la última y definitiva ofensiva sobre Pyongyang atravesando el río Sasu. Aquí en otros tiempos cayó el enorme ejército de la dinastia Sui, pero espera que las tornas cambien esta vez.
Yeon Gaesomun espera emboscado a las fuerzas Tang y en una nueva demostración de que no sólo es un general gigante de tamaño, sino también en estrategias guerreras, aniquila a la mayoría de los atacantes chinos, que de nuevo huyen en un crudo invierno hacia sus bases seguras.
En la corte de Chang’an los temerosos emisarios comunican la derrota a Gaozong. Desesperado, manda ejecutar a los portadores de tan nefastas noticias, que se habían arrodillado ante el emperador pidiendo ser castigados por su ineficiencia. Esta vez va a satisfacer sus ruegos. Evidentemente, los ruegos son sólo protocolarios, pero la rabia del emperador ha llevado a que los cumpla.
La emperatriz Wu, enterada, acude a toda prisa al lado de su esposo. Intentará calmarlo, pero sobre todo planear una estrategia acertada, dada la incompetencia que cada vez es más manifiesta en su marido.
-- Querido, ¿por qué has mandado ejecutar a los mensajeros?
-- Sabes que otra vez ese bastardo de Yeon Gaesomun ha derrotado a nuestras tropas. Que el general Pang ha resultado muerto y nuestro honor de nuevo arrojado al barro por ese minúsculo país coreano.
-- Sí, pero no creo que la culpa sea de los mensajeros. Hay que plantear una estrategia adecuada. El otro reino coreano, Silla, es nuestro aliado. Hasta ahora lo hemos utilizado poco. Sus ansias de unificar los tres reinos de la península coreana pueden actuar en nuestro favor. Tiene generales muy válidos según mis informaciones. Además contamos con el apoyo de las tribus Khitan. Como fuerza de choque inicial son ideales. Son valientes y alocados, y no son chinos, lo cual hace que la pérdida no sea muy grave en caso de derrota. En la lucha individual difícilmente son derrotados, les falta algo de disciplina, pero para eso tenemos a nuestro general Xue Rengui, que es de su misma raza, pero ha sido formado en nuestras tropas, por lo que sabe bien nuestras estrategias. Gaesomun tiene cerca de sesenta años, no es un joven y las relaciones con Yang Manchun tampoco son las ideales. Ambos compiten en popularidad y eso nunca es bueno para un país. Sembrar la discordia entre ambos será clave. Envía a agentes del servicio secreto a que lo lleven a cabo.
-- Co… ¿Cómo sabes todo eso?
-- Ay, que sería de ti sin mí. Deja que te de un masaje en las sienes.
Tras el masaje ambos acaban en el lecho. La que luego será la emperatriz Wu Zetian y fundará una nueva y efímera dinastía, no dudando en sacrificar a sus propios hijos, es toda una experta en manejar a su débil marido. Es una mujer, pero fuerte, inteligente y despiadada.

Invierno del año 665 d.C.

Sobre el enorme cuerpo desnudo de Yeon Gaesomun se acumulan los conos de incienso humeante. Su frente y parte de su pelo están llenos de pequeñas agujas de acupuntura. Los monjes budistas no hace más que repetir plegarias. El gran general de sesenta y dos años está en su lecho de muerte, pero se resiste a reconocerlo. Aún es fuerte, su voz es potente y enérgica todavía. Sospecha que más que la debilidad de su cuerpo, la razón de su enfermedad es una intriga de los ministros enemigos o más fácilmente de su nuevo enemigo, el general Yang Manchun. Éste último se ha convertido en un soberbio rey, no de nombre, pero sí de hecho, de la zona norte del país. Ha desobedecido su última orden de movilizar al ejercito para atacar al imperio Tang, aduciendo que el pueblo está exhausto, famélico y diezmado por tantos años de guerras continuas con Silla y la China Tang. Ese Yang Manchun es un traidor y probablemente ha mandado cobardes esbirros para envenenarlo. Gaesomun está enloquecido y manda llamar a su hijo mayor y heredero, Yeon Namsaeng.

Tirando todas los conos de incienso y arrancándose las agujas de acupuntura, sudoroso y con los ojos vidriosos y enrojecidos, ordena desalojar su cuarto de monjes budistas y físicos. No quiere más remedios ni más plegarias. Quiere acción. Entra Namsaeng.
-- Padre, ¿estás ya recuperado?
-- No, estoy débil, aunque nadie debe saberlo. Reune las tropas y dirígete a castigar a ese traidor de Yang Manchun. Luego que hayas cortado su cabeza, une todo el ejercito de la gloriosa nación de Goguryeo y ataca al imperio Tang. Goguryeo no tiene fronteras y conquistaremos su extenso imperio haciendo de nuestra nación la mayor del mundo.
-- Sí, padre, así lo haré. ¿Ordenas algo más?
-- Sí, que pasen tus hermanos Namgeon y Namsan.
Inclinándose, como manda la piedad filial, Namsaeung se retira y da la noticia a sus hermanos.
Entran los dos hijos menores de Gaesomun.
-- He dado las ordenes pertinentes para que vuestro hermano asuma el mando de las tropas y castigue a ese traidor de Yang Manchun como se merece y invada el imperio Tang.
El que habla es Yeon Namgeon:
-- Con el debido respeto venerable padre, Yang Manchun no es ningún traidor. Es un héroe similar a Eulji Mundeok (3) que ha salvado al país en varias ocasiones y está protegiendo la provincia de Liaodong de los constantes intentos de invasión externos. Ha sido tu amigo desde la infancia. Es el padrino de mi hermano Namsaeng. Si ha desobedecido tu orden de movilizar las tropas es porque el pueblo está exhausto, muerto de hambre porque no hay gente joven para trabajar los campos debido a que más de cuarenta mil hombres han muerto en las últimas batallas, porque no hemos hecho más que luchar en los últimos veinte años y ya nadie piensa que sea posible que con dos enemigos tan formidables como la China Tang y Silla sea posible la victoria. Debemos pactar con ambos, especialmente con nuestros hermanos del reino de Silla y apaciguar la ira Tang haciéndoles concesiones. Yang Manchun es un leal subdito y tiene razón.
La pálida y sudorosa cara de Yeon Gaesomun se ha convertido en una tea ardiente, su barba de escasos pelos pero largos parece erizarse, su ojos echan fuego.
-- ¡Un traidor entre mis hijos! ¡Un traidor entre mis hijos! ¡Guardias, guardias, traedme mi espada, que yo mismo cortaré esa cabeza parlante que desafía la piedad filial, que se une al enemigo, que intenta arruinar nuestro país!
-- Padre, no te das cuenta que nuestro país ya está arruinado por tus acciones. No te das cuenta que has extenuado a la población. Que has conseguido que no haya brazos jóvenes que trabajen el campo. Que el comercio, bloqueado por los Tang, es nulo. Que nuestros súbditos comen raíces en vez de arroz. Que nuestro ejército son niños que apenas se han destetado. Que todas nuestras victorias han sido estériles porque nos han desangrado hasta la muerte. Que Yang Manchun no es tu enemigo, sino tu conciencia. No más guerra, padre. No más guerra, o Goguryeo será borrado de la faz de la tierra y la bandera con el cuervo de tres patas jamás ondeará de nuevo.
-- ¡Traedme la espada! ¡Traedme la espada!
Mientras esto dice, Yeon Gaesomun, Generalísimo del ejercito de Gorguyeo, y gobernante de hecho del país, cae entre vómitos de sangre.
-- ¿Qué has hecho con mi padre, traidor? Pregunta Namsaeng, el hijo mayor.
-- Solamente decirle la verdad. La que tú le has negado con tu ceguera, con tu ambición por dirigir el ejercito y el país.
-- ¡Lo has matado, lo has matado! ¿Y tú Namsan? ¿Vas a unirte a la traición?
-- Yo me uniré al pueblo de Goguryeo. Contesta el hermano menor. No tengo otra ambición que salvar a mi país.

Otoño del año 668 d.C.

El enfrentamiento por el comando del ejercito entre los hijos de Yeon Gaesomun lleva a una guerra civil que debilita completamente a la nación y finalmente sucumbe ante los ataques combinados del ejército Tang y las tropas del país vecino de Silla, aliadas al gigante chino. Pyongyang cae en Septiembre del año 668 d.C. , el rey Bojang es destituido y exiliado, y el reino de Goguryeo ya no existirá más, se repartirá entre un protectorado Tang y Silla, que logra así reunificar los tres reinos coreanos (4).

Todavía hay quien hoy en día califica a Yeon Gaesomun como un tirano, déspota, cruel y sólo apto para la lucha, que llevó a la ruina a su país y a sus habitantes. Según otros fue un héroe de la resistencia contra los Tang.

Este relato es un alegato contra la guerra y la soberbia personal.

Notas:

(1) Símbolo de Goguryeo, que aparece en sus pendones y banderas de guerra. Para unos es un cuervo y para otros autores una alondra. En todo caso es un ave trípeda.
(2) Efectivamente Li Shimin, o lo que es lo mismo, el emperador Taizong no dudó en mandar eliminar a sus hermanos contrarios y a alguno de sus hijos.
(3) General que derrotó al ejército chino Sui que según algunas cifras, quizá exageradas, sobrepasaba el millón de hombres. En cualquier caso se habla de más de trescientos mil muertos por parte china. En esa batalla murió uno de los hermanos del luego emperador Tang, Taizong y supuso el debilitamiento definitivo de la dinastía Sui.
(4) Esta conclusión es en esencia cierta, aunque se crearon reinos opuestos al dominio Tang como un nuevo reino con capital en Hansung, bajo el mando del general Geom Mojam y con el rey Anseung, un sobrino del derrocado rey Bojang, como cabeza visible o el reino de Balhae en el norte, pero todos ellos de poca duración y trascendencia.

La grafía utilizada es la más común y totalmente aleatoria por mi parte. Evidentemente los nombres chinos, coreanos o khitanes tienen distintas grafías. Por ejemplo, Eulji Mundeok aparece en otros lugares como Ulchi Mundok y así con la mayoría de los nombres utilizados. He tratado de usar la más común o la más utilizada en el mundo anglosajón, que son las principales fuentes a las que tengo acceso al no poder ir a las fuentes asiáticas, que sería lo ideal.

FIN.

Avatar de Usuario
ukiahaprasim
Vivo aquí
Mensajes: 30092
Registrado: 15 May 2007 19:23
Contactar:

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por ukiahaprasim » 17 Oct 2013 20:51

Historia novelada. Es una narracion casi enciclopedica, con algunos dialogos para darle algo de empaque.

Supongo que bien en el plano historico (este no me he puesto a mirarlo, me queda excesivamente ajeno) , aunque he de decir que el continuo cambio de foco genera ausencia de personajes literarios.

Creo que hubiera mejorado más de haberse centrado el relato desde la optica de un personaje, y desde ese punto central haber narrado el resto...

Algunos fallos menores en uso de signos ortograficos (guiones, por ejemplo). ¿problemas transcripcion al foro?


Ukiah
MENSAJE ESCRITO EN ASCII PURO, VT100 COMPATIBLE (Vamos, que no pongo tildes porque no me place... si acaso, alguna que se me escape)
MI LISTA DE INTERCAMBIO
Recuento 2011

Avatar de Usuario
ciro
Vivo aquí
Mensajes: 26911
Registrado: 25 Feb 2006 11:31

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por ciro » 17 Oct 2013 22:09

Lo podría haber escrito yo perfectamente. Me encanta la historia ligeramente novelada. El atrevimiento de escribirlo en forma de flashes y no centrarse en un personaje como dice ukiah yo creo que le quita algo de asertividad hacia el lector y lo hace más frio. No da tiempo en el espacio de un relato a que uno coja unos personajes de referencia y eso es un error. De todas formas se agradece al autor@ el haber escrito algo sobre una civilización de la que no conozco más que "El canto de la espada" como novela traducida al español y no es de esa época.
Suele ser más rentable escuchar que hablar. No hagáis como yo. Cosecha propia

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15231
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por jilguero » 17 Oct 2013 23:34

Tanta información y tan desconocida ha dejado a Jilguero abrumado :shock: . Por eso, en lugar de disfrutar leyendo, ha tenido que centrarse en no perderse. Lo siento, pero al menos en una primera lectura no te colocas entre mis favoritos. :60:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Emisario
No tengo vida social
Mensajes: 1213
Registrado: 26 Oct 2010 18:30
Ubicación: Perdido en una nebulosa, en busca de un quásar, cualquiera en realidad...

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por Emisario » 18 Oct 2013 00:04

Bien, de que tiene historia la tiene, pero me deja un poco frío, pero no congelado. Es muy itinerante, aunque menos que otros que he leído. Se nota que hay una intención de fondo y un hilo conductor, que aunque delgado, sí existe. Enhorabuena por el esfuerzo.
ciro escribió:Lo podría haber escrito yo perfectamente

Mira, pues, no me parece que estés totalmente absuelto de sospecha, mi estimado amigo...

Saludos al autor y mucha suerte.

Emisario

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53637
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por Sinkim » 18 Oct 2013 00:28

Me ha parecido más una clase de historia que un cuento, pero he de reconocer que me ha gustado y entretenido, aunque lo tenía fácil porque es una cultura que me encanta :lol: :lol:

Lo único que igual me ha sobrado han sido las notas, no las veo muy necesarias en este cuento :D
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
elearah
Lector voraz
Mensajes: 197
Registrado: 31 Ago 2013 15:48

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por elearah » 18 Oct 2013 04:01

Me ha resultado muy interesante, porque trata de un lugar y tiempo del que casi no sé nada. La forma de dar vida a los personajes históricos está bien lograda.

La escritura es buena, y la investigación convence (no la he chequeado).

Felicitaciones. :60:
Última edición por elearah el 19 Oct 2013 01:31, editado 1 vez en total.
"El destino de muchos hombres dependió de tener o no una biblioteca en su hogar paterno." Edmundo Amicis

Avatar de Usuario
albatross
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 817
Registrado: 04 Dic 2012 19:56
Ubicación: La mayor de las islas Gimnesias

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por albatross » 18 Oct 2013 10:50

Muchos datos, mucha documentación, muchos nombres coreanos que le dan al relato una pátina de verosimilitud contundente, pero echo de menos la literatura pura, el esfuerzo por contar algo con más gracia que la propia de una crónica histórica.

Avatar de Usuario
David P. González
Pesadilla
Mensajes: 1493
Registrado: 24 Jul 2012 15:33
Ubicación: Madrid

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por David P. González » 18 Oct 2013 16:27

Lo encuentro muy interesante y me ha gustado leerlo, desde luego. Además está muy bien contado.
Sin embargo, no veo la ficción por ninguna parte.
Creo que te has limitado a reconstruir unos hechos que, sí, son interesantes, pero, ¿dónde está tu mérito aquí como autor?
Para mí se acerca más al ensayo que a la ficción. No sé si esto será corriente en el género de histórica, ya que no lo leo, pero si es así, no me gusta. No porque no me haya gustado lo que he leído, sino porque cuando me apetece este tipo de lectura lo busco en ensayo y divulgación. En histórica me gustaría encontrar ficción.
Quiero insistir una vez más en que me ha gustado y he disfrutado leyéndolo, y reconozco tu magnífico trabajo para documentarte y para reconstruirlo.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por Isma » 18 Oct 2013 17:04

¿Cómo expresarlo? Creo que el autor sabe muy bien de qué pie cojea su relato. Veo el esqueleto de una historia, los cimientos de una casa. Pero distingo muy poco de la masa que los une, y desde luego no veo la decoración ni la iluminación… Hay quien dice que a ciertos relatos les falta alma. Este tiene documentación, eso es innegable, pero le falta desarrollo. Un ejemplo de lo difícil que es escribir en este género, al menos para mí. Aun así me ha gustado leerlo y he aprendido un fragmento de Historia que desconocía, sobre ese Lejano Oriente del que conocemos tan poco, encerrados en nuestro centrismo de la cultura basada en el racionalismo griego.

Vale, me callo ya para no meter más la pata...

Posdata: Me encanta el título.

Avatar de Usuario
Fernando Vidal
No tengo vida social
Mensajes: 2373
Registrado: 30 Jul 2011 03:36
Ubicación: Gante, Bélgica
Contactar:

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por Fernando Vidal » 19 Oct 2013 01:21

Me he sentido bombardeado con datos y fechas que se sucedían uno detrás de otro a un ritmo imparable que casi no me dejaban tomar un respiro.
Este texto parece más una crónica sucinta (como las Crónicas babilónicas) que un relato histórico de ficción.
Sin embargo sé que en la confección de relatos históricos siempre está presente el riesgo de resultar en demasía descriptivo, riesgo que surge al intentar acercar al lector a una realidad poco conocida. Con ello, lamentablemente, el autor se ve obligado a dejar de lado confección de imágenes vivas que bien podrían enganchar al lector.
El argumento del texto es interesante pero no me atrajo la forma cómo ha sido contado. :P
«Soy un investigador del Mal, ¿y cómo podría investigarse el Mal sin hundirse hasta el cuello en la basura?» Informe sobre ciegos.

http://fragmentafragmentaria.blogspot.com/

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43745
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por elultimo » 19 Oct 2013 03:11

De todos los relatos que llevo leídos (5, con este) este es, sin duda, el mejor documentado (supongo, porque tampoco me voy a poner a comprobarlo). Solo por la cantidad de datos que ofrece ya se merece un aplauso. Sin embargo, es toda esa cantidad de datos, metida en tan poco espacio de tiempo, lo que hace que esta historia se me haya hecho muy farragosa a la hora de leerla. Para mi gusto le falta más "novelación". Es decir, integrar toda esa información dentro de una historia más amena.

Por otra parte, aunque se agradecen las notas al final, en estos tiempos en los que es fácil buscar información, creo que están de más. La frase final tampoco me ha gustado.

Avatar de Usuario
Miss Darcy
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 309
Registrado: 13 Mar 2013 10:56

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por Miss Darcy » 20 Oct 2013 15:30

Me ha gustado la historia que cuentas, tiene un mérito enorme investigar y escribir un relato sobre la historia de la Corea medieval jeje. Me imagino que poca información habrás encontrado en español, pero incluso así hay mucha más historia que novela en tu relato y aunque a mi me gusta muchísimo, si que he echado en falta un poco más de narración. Gracias por esa cantidad de trabajo que te habrás pegado y...

Enhorabuena autor :60:
:101: Leyendo: Crónicas de la Dragonlance

:user: Blog: http://librosplumasyte.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28757
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: NH1 O guerra o nada

Mensaje por Dori25 » 20 Oct 2013 15:53

No si está todo muy bien enlazado y nos gusta a todos, pero me falta el alma.
Peyton place
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Avatar de Usuario
Peloponesa
Lector voraz
Mensajes: 235
Registrado: 07 Jul 2011 19:37

111º

Mensaje por Peloponesa » 20 Oct 2013 16:34

Más que alma, le falta planteamiento, nudo, giros y desenlace. Es un magnífico trabajo recopilatorio pero sin apenas hueco para la imaginación más que en las escenas que se perfilan con un par de pinceladas de diálogo.
Pero muchas gracias al autor por el trabajo de documentación y por acercarnos a un tiempo y espacio tan poco conocidos por estas latitudes.

Responder