CN2 - La tienda de juguetes - Elultimo

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23492
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CN2 - La tienda de juguetes - Elultimo

Mensaje por Lifen » 01 Ene 2014 12:54

LA TIENDA DE JUGUETES

Sebastián llegó aquella mañana a su pequeña tienda de juguetes a las ocho en punto, tal y como hacía todos los días. Abrió la puerta y la campanilla sujeta al marco repiqueteó cuando esta la golpeó. A pesar de llevar tantos años escuchando aquel sonido, a Sebastián le seguía gustando. Cerró por dentro porque hasta las diez no tenía intención de abrir al público y pasó a la trastienda, donde tenía su taller.
Entre trajes y vestidos diminutos, cabezas, brazos, piernas y cuerpos de muñecos, ojos de cerámica de diferentes colores, polvo, herramientas, trozos de madera que se convertirían en vagones de un tren o en las alas de un avión, pintura, pinceles, olor a cola, agujas, retales y mil cosas más, Sebastián se colocaba sus gafas de pinza, encendía el viejo transistor y trabajaba en sus juguetes. Allí construía y reparaba todos los juguetes que luego vendía en su tienda. O, más bien, deberíamos decir que intentaba vender. Sebastián aprendió el oficio de juguetero de su padre. Desde niño le había interesado más construir sus propios juguetes que ir a la tienda y comprarlos. Ironías de la vida que ahora él mismo viviera de vender juguetes.
A las nueve y media hacía un descanso y, haciendo sonar la campanilla iba a la cafetería de Genaro a tomar un café con una gotita de leche y un par de porras. Vale que el médico le había dicho que moderara el consumo de fritos, pero no iba a cambiar su rutina de los últimos veinte años porque un matasanos le contara una historia sobre el colesterol, venas obstruidas y corazones rompiéndose. Allí, en el bar de Genaro, se encontraba, como cada día, a Felipe, el dueño de la tienda de comestibles de la esquina, justo al lado de la juguetería de Sebastián. De todos los pequeños negocios que antaño existían en la calle, los suyos eran los únicos que quedaban aún abiertos. Culpa de ello la tiene el gran centro comercial que un par de años antes habían construido muy cerca de allí. Recordaron la sastrería de doña Reme, que, en realidad, se llamaba Teresa, pero todo el mundo empezó a llamarla doña Remiendos, y de ahí se quedó en doña Reme; o la librería del “profesor”, pero que no era ni profesor ni nada, pero había leído tantos libros que sabía de todo… o eso se decía.
Al salir de la cafetería, Sebastián miró hacia el final de la calle adornada de luces navideñas, hacia donde se encontraba el centro comercial. A pesar de ser apenas las diez de la mañana, ya se veían oleadas de gente entrando y saliendo de allí, cargados de bolsas y paquetes de toda forma y tamaño. Corriendo como si tuvieran prisa por si alguien se llevaba justo lo que necesitaban y desesperados por encontrar el regalo perfecto. Sebastián no comprendía todo aquello. Él podía fabricar juguetes al gusto de quien lo quisiera. ¿Una muñeca con el pelo de tirabuzones rubios, un puzle a partir de la fotografía o un ejército de soldados de madera con el uniforme pintado con los colores que pidiera el cliente? Eso estaba hecho.
Sobre las once, el sonido de la campanilla lo sobresaltó. Se asomó a la tienda y vio a una mujer acompañada del que, supuso, era su hijo: un crío de esos con pinta de conseguir todo lo que piden y casi sin ningún esfuerzo. Salió de la trastienda, sonriendo, con la certeza de que no iba a vender nada, que la mujer se pondría a alabar los juguetes que colmaban las estanterías, que le haría notar a su hijo que ya no se hacían juguetes así y, seguramente, diría que le recordaban a los juguetes con que ella de pequeña jugaba en casa de su madre con juguetes, mientras él pensaría que aquello era una tienda y no un museo; pero acabaría preguntando por la Ultrabox 700 o por el Spin Warrior, los juguetes de moda aquella Navidad, porque eso era lo que quería su hijo, lo que quería todo el mundo. Y así fue como sucedió.
A las doce menos cuarto un cliente se compró una muñeca de trapo. Para la cabecera de la cama de su hija, dijo.
A las doce en punto, como cada día, Sebastián llamó a su mujer. Era jueves y sabía que habría cocido para comer, pero el ritual de cada día implicaba preguntarlo; lo mismo que la consiguiente respuesta con enfado fingido por parte de su esposa.
A las doce y cinco colgó el teléfono y salió a la puerta a fumarse un cigarro. Lo tuvo que apagar a medias porque una pareja entró en la tienda. Querían saber si Sebastián les podía hacer un juego de tablero con las fichas personalizadas. Claro, que podía. Les dijo que volvieran en una semana, pero era demasiado tiempo, que no podían esperar tanto… cinco días, ¿y no puede ser en tres?... No, imposible.
A las doce y diez salió a fumarse el medio cigarro que le quedaba y volvió a mirar hacia el final de la calle. La música de los villancicos se filtraba a través del tráfico y del murmullo de la gente.
Una venta en un día no le daban para mantener la tienda abierta. Había sobrevivido a malas penas desde la inauguración del centro comercial, pero, por lo menos, había conseguido llevar suficiente dinero a casa como para tener que comer y, al mismo tiempo, mantener el necesario para poder abrir cada día la tienda. Pero las reservas se iban agotando.
Había recibido ofertas para trabajar con mayoristas que, a la vez, trabajaban con distribuidores que repartirían sus juguetes por ¿centros comerciales? Además, la idea de trabajar para otros, con exigencias de cantidades y plazos, no es que le agradara demasiado. Y más a su edad.
Cuando llegó la hora de cerrar. Se puso su abrigo de pana y los guantes de lana; le dio la vuelta al cartel de “Abierto/Cerrado”; se subió a una silla para descolgar la campanilla sobre la puerta, que se guardó en uno de los bolsillos y cerró sabiendo que aquella iba a ser la última vez que lo haría.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53567
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Sinkim » 01 Ene 2014 14:25

Una historia triste de rabiosa actualidad, y, desgraciadamente, cada día más frecuente. Me ha gustado como está escrita :D
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43693
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por elultimo » 01 Ene 2014 18:42

Me ha gustado la idea y lo que pretende contar, pero creo que le falta un poco más de intensidad, que se note más el sentimiento del tendero. La ha visto un poco fría. Por otra parte, me ha gustado que se narre un día cualquiera, que no pase nada especial que haga a Sebastián cerrar la tienda y que todo sea una acumulación de un tiempo hasta ahora.

Avatar de Usuario
elearah
Lector voraz
Mensajes: 197
Registrado: 31 Ago 2013 15:48

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por elearah » 02 Ene 2014 14:12

Una historia cotidiana, de vida, bien lograda. Me quedo con ganas de contarle a Sebastián que puede trabajar desde su casa y vender por internet. Que va a hacer mucho más sin tantos costos fijos, porque hay mucha gente buscando ese tipo de productos, pero no necesariamente en su pueblo.

Felicitaciones. :60: :60:
"El destino de muchos hombres dependió de tener o no una biblioteca en su hogar paterno." Edmundo Amicis

Avatar de Usuario
noramu
Vivo aquí
Mensajes: 5142
Registrado: 06 Oct 2011 11:32

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por noramu » 02 Ene 2014 15:19

Por desgracia es una historia de total actualidad. (Anteayer puso el cierre definitivo a su juguetería la madrina de mi hijo). Me gusta la cotidianidad del relato pero creo que le falta pasión. Aunque eso a su vez pueda ser deliberado. Suerte :60:

Avatar de Usuario
Vientoo
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 800
Registrado: 03 Feb 2011 12:14

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Vientoo » 02 Ene 2014 22:45

Creo que la idea es buena, y la historia de rabiosa actualidad, pero a todo se le podía sacar más jugo.
Tal vez porque los que leemos necesitamos impresionarnos; y conocer las mismas historias de cada día, pero vistas de una forma diferente.
Al menos tiene algo muy importante: alma
Gracias por compartir.
Último relato en "los foreros escriben" "La mirada (1º)"

Shigella
Bacteria
Mensajes: 5408
Registrado: 09 Jul 2008 13:18

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Shigella » 03 Ene 2014 00:34

Puf, no estoy de acuerdo con los que dicen que les ha resultado fría, a mi me ha dejado :( . Otra cosa es que el protagonista no lo viva como un dramón, sino que está resignado a que las cosas sean así, pero no por ello deja de ser triste.

Pero me hubiera gustado que se desarrollara más la historia, me ha gustado mucho y creo que daba para un poco más. Me ha sabido a poco.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12716
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Berlín » 03 Ene 2014 16:17

Pues a mi me ha encantado, pero mucho. No sabría decir porqué, o igual si, tal vez es porque suelo quedarme embobada mirando una juguetería pequeñita y esquinera que aún sobrevive en el centro de mi barrio. Allí compraban mis padres los escasos juguetes de reyes para mi y para mis hermanos. Y aún está en pie, y no entra casi nadie, y huele a moho y está algo oscura y los juguetes parecen prehistóricos. Pero sigue en pie, y siempre que paso por allí me pregunto si algún dia, al pasar por la puerta, me encontraré en su lugar una tienda de telefonía móvil y rezo porque no sea así.

Lo dicho, tu relato (breve) tiene olores de infancia.

No creo que pueda decirte nada más bueno. Un abrazo.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Ratpenat » 03 Ene 2014 17:30

Has empezado muy mal, autor, pero cada vez parece mejor (hablo de los comentarios) :cunao:

Me ha encantado tu historia, ¡con lo que me gustan a mí esos tienduchos! No creo que le falte alma para nada. Es exactamente como creo que iría esa situación. No se le ha quemado el local, era una idea que llevaría en la cabeza durante muchos meses (varios años, quizá). El tono es de resignación, no de catástrofe y para mí, lo has conseguido, autor. ¡Love! :60:

Lo que tu personaje es un poco vago, eso sí. Que yo hice un juego de tablero en día y medio y soy un patoso. :lol:

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6389
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Yuyu » 03 Ene 2014 20:11

Es una buena crítica, un bonito homenaje a la artesanía, pero me pareció poco apasionante. Llamarme loca pero en el último momento pensé que el hombre se colgaba con la cuerda de la campanita :cunao:
gracias por participar.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Bleach - Tite Kubo
La quinta estación - N. K. Jemisin
Steelheart (Reckoners 1) - Brandon Sanderson
Tumba de dioses (Crónicas de la Nuncanoche, 2)- J. Kristoff

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Isma » 04 Ene 2014 16:31

Hum... no está mal, pero podría estar mejor. Por ejemplo, el centro comercial, que es el antagonista de esta historia, se presenta de manera muy evidente. No pasa nada; todos tenemos noticias de cómo afectan al pequeño comercio. Pero yo hubiera querido que su presencia fuera más física. Por ejemplo; que su sombra se abatiera sobre la pequeña tienda. Que sus luces de colores estentóreas la oscurecieran. Que su tamaño la eclipsara. Que las miradas giraran hacia allá como hipnotizadas. Todo muy subjetivo, ya ves, pero es que esa es justamente la pega que le veo. Que es muy directo al dar por hecho el estereotipo de centro comercial.

De todas maneras es un texto muy coherente y compacto de principio a fin. La presentación del protagonista, su vida diaria (un acierto) y el cierre final.

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por triste » 04 Ene 2014 18:32

Pobre Sebastián :cry:. Me gusta mucho, pero es muy triste. Estas historias me ponen muy triste. No me gusta cuando lo viejo es desplazado por lo nuevo, no me gusta que triunfe lo que dura poco (los centros comerciales representan mucho de los que odio de estos tiempos, con todos sus aparatejos diseñados para durar poco tiempo y que la gente compra porque les hacen creer que los necesitan), no me gusta que cierre la tienda :(. Yo quiero que su campana suene siempre. Exijo al autor que me escriba un final feliz.

Ayyyyñ.
Aquí yace un pájaro.

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Ratpenat » 04 Ene 2014 20:25

Isma escribió:Hum... no está mal, pero podría estar mejor. Por ejemplo, el centro comercial, que es el antagonista de esta historia, se presenta de manera muy evidente. No pasa nada; todos tenemos noticias de cómo afectan al pequeño comercio. Pero yo hubiera querido que su presencia fuera más física. Por ejemplo; que su sombra se abatiera sobre la pequeña tienda. Que sus luces de colores estentóreas la oscurecieran. Que su tamaño la eclipsara. Que las miradas giraran hacia allá como hipnotizadas. Todo muy subjetivo, ya ves, pero es que esa es justamente la pega que le veo. Que es muy directo al dar por hecho el estereotipo de centro comercial.

De todas maneras es un texto muy coherente y compacto de principio a fin. La presentación del protagonista, su vida diaria (un acierto) y el cierre final.


¿Y no lo haría aún más evidente?

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Isma » 04 Ene 2014 20:54

Ratpenat escribió:
Isma escribió:Hum... no está mal, pero podría estar mejor. Por ejemplo, el centro comercial, que es el antagonista de esta historia, se presenta de manera muy evidente. No pasa nada; todos tenemos noticias de cómo afectan al pequeño comercio. Pero yo hubiera querido que su presencia fuera más física. Por ejemplo; que su sombra se abatiera sobre la pequeña tienda. Que sus luces de colores estentóreas la oscurecieran. Que su tamaño la eclipsara. Que las miradas giraran hacia allá como hipnotizadas. Todo muy subjetivo, ya ves, pero es que esa es justamente la pega que le veo. Que es muy directo al dar por hecho el estereotipo de centro comercial.

De todas maneras es un texto muy coherente y compacto de principio a fin. La presentación del protagonista, su vida diaria (un acierto) y el cierre final.


¿Y no lo haría aún más evidente?

¿Tú no estabas estudiando? :lol:

Ya sabes que me gustan los enfoques más poéticos. Cuando digo que se presenta de manera evidente, no me refiero a que evita la sorpresa. La sorpresa no me importa. Lo que quiero decir es que se menciona el centro comercial y todos asumimos que es malo, porque sabemos lo que pasa con los centros comerciales y las tiendas pequeñas. A mí me hubiera gustado que el texto me insinuara que es malo, pero ya ves que es un comentario muy subjetivo basado en lo que a mí me gusta...

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN2 - La tienda de juguetes

Mensaje por Ratpenat » 04 Ene 2014 21:07

Isma escribió:¿Tú no estabas estudiando? :lol:


Yo es que procrastino como procrastinan los señores: leyendo y discrepando.

Isma escribió:Ya sabes que me gustan los enfoques más poéticos. Cuando digo que se presenta de manera evidente, no me refiero a que evita la sorpresa. La sorpresa no me importa. Lo que quiero decir es que se menciona el centro comercial y todos asumimos que es malo, porque sabemos lo que pasa con los centros comerciales y las tiendas pequeñas. A mí me hubiera gustado que el texto me insinuara que es malo, pero ya ves que es un comentario muy subjetivo basado en lo que a mí me gusta...


Sí, creo que sé lo que quieres decir, que lo piense el lector, que es el malo, ¿no? No que se lo digan directamente.

Responder