CM - Eran uno dos y tres - Isma

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23490
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CM - Eran uno dos y tres - Isma

Mensaje por Lifen » 17 May 2014 10:40

Eran uno dos y tres

Se habían conocido desde siempre. O, siendo más exactos, el motivo de su unión se había perdido en el recuerdo. Para los tres perros, la convivencia no había tenido inicio y, por lo que a ellos atañía, iba a continuar del mismo modo hasta el final de los tiempos. No había día en el que los tres animales no dejaran de encontrar un motivo para la alegría, bien fuera porque Amigo había encontrado una madriguera de conejo deshabitada, bien fuera porque Pórtico había desparramado todo el contenido del comedero por el patio, o bien porque Chucho les había retado a una carrera interminable alrededor de la casa del amo. Sus hazañas, más de mil, nunca tenían fin. La mansión y sus jardines eran una fuente inagotable de juegos, pero la estrecha camaradería entre los tres perros era la verdadera fuente de su amistad, el equilibrio de un triángulo de caracteres complementarios.

Amigo tenía un carácter dulce. De talla más reducida, era sin embargo todo corazón, el primero en perseguir palomas, cuervos y ratoncillos silvestres, el primero en avanzar desafiante hacia las oscuras tinieblas de la vegetación en las noches más cerradas. Si el desafortunado objeto de sus atenciones era capturado, Amigo no sabía qué hacer con él, pues no estaba en su ánimo el dar muerte a otro compañero de juegos, así era cómo veía el mundo.

Pórtico era, de los tres, el más voluminoso y el de modales más pausados. Le encantaba comer y se echaba unas siestas larguísimas que también daban para juegos, pues no pocas veces su cuerpo aovillado había terminado cubierto de briznas de hierba, tierra o plumas, para regocijo de los otros dos canes. Su presencia imponente llamaba a veces la atención de otros machos ajenos al trío que confundían su estatura con una posición de liderazgo, desconociendo que Pórtico era para los tres tanto como ellos eran para él. Una vez que comprendía este hecho, el forastero retador se marchaba con el rabo entre las piernas y no volvía a perturbar la paz de la casa.

El último de la cuadrilla era llamado Chucho. Más serio y adusto, constituía el soporte en el que los otros dos se apoyaban. Fuera porque Amigo se había topado con un gato callejero mal encarado o porque Pórtico había hecho tropezar a algún visitante de la casa con su mole lenta y pesada, Chucho siempre había estado detrás como una presencia reconfortante y unificadora. De los tres, Chucho era el más leal y ejercía de contrapeso a la velocidad histérica de Amigo y a la exuberancia perezosa de Pórtico.

El amo de la mansión viajaba mucho. Por lo que los animales habían podido deducir —y sus herramientas no eran pocas, porque a olfato y oído muy pocos pueden plantar cara a un perro— la razón de tanto viaje era que el amo tenía un trabajo de suma importancia en la capital. Los tres fantaseaban con que el amo servía a alguien en verdad poderoso a quien llamaban, en su jerga, Presidente. Gozando del favor de tan insigne personaje, el amo había medrado, permitiéndose una mansión opulenta en la que a los perros no les faltaba de nada.

Adusto como era, Chucho sufría por las ausencias del señor. Su lealtad era suprema para aquel que había permitido que los tres vivieran bajo su mismo techo. Y su intuición le hacía entender que la razón última de la felicidad de los tres animales residía en la benevolencia del amo. Pero ocultaba este sufrimiento a sus compañeros para que la vida en común pudiese continuar sin mácula de tristeza.

Un día de invierno el amo trajo a la casa a una mujer. Las risas y las miradas cómplices que se intercambiaran no dejaron lugar a dudas a los tres perros de que aquella hembra había conquistado el corazón del señor de la casa.

Los sirvientes de la mansión se referían a ella como Milady. Los animales desataron toda su batería de sensores ante la desconocida presencia. Vestía con elegancia y una sombrilla ocultaba sus níveas facciones de la tenue luz del sol invernal. Las manos formaban gestos que acariciaban el aire y de sus labios nacía al hablar un sonido suave e hipnótico. Sirvientes y animales eran dados a obedecer sin más motivo que la misma tersura de sus palabras. En cuanto al olor, olía, dedujeron los tres perros, como deben oler los ángeles en el cielo, pues en el perfume se discernían fragancias, aromas y efluvios tales que los animales quedaban extasiados durante largas horas. A la par que hechizante, era aquella una esencia perturbadora, ya que los animales no podían dejar de notar en la marisma de sensaciones olfativas trazas de olores extraños; se encontraba allí el olor a la cera quemada de las velas, a incienso y a madera aceitada, todas ellas de origen desconocido para los tres perros.

Los días en que el señor de la casa estaba presente Milady se convertía en la guinda del pastel, un súmmum de perfección para la convivencia de todos. Era alegre e ingeniosa, juguetona con los animales. Tanto Amigo como Pórtico bebían los vientos por una caricia de sus manos blancas. En cuanto a Chucho, su corazón brincaba de placer por la alegría no disimulada del señor. Las cuitas que Presidente le imponía, cualesquiera que fueran, eran borradas por aquella mujer viva y despierta. Eso era suficiente motivo de alegría para Chucho.

La nueva presencia alteró el equilibrio de la casa. El cariñoso Amigo se pasaba las tardes subido al regazo de Milady. Pórtico, por otro lado, se convirtió en su sombra. No había paseo que diera por el campo al que el robusto animal no diera escolta, guardián y protector de aquel ángel venido del cielo. Al principio, Chucho fue feliz también, abstraído de su sufrimiento causado por las ausencias del amo. Pero poco a poco una semilla de desasosiego fue creciendo en su pecho. Milady solía marcharse varias horas por la tarde y regresaba después acompañada de aquellos olores perturbadores a túnica seca y a piel apergaminada, que sumían al fiel Chucho en un estado de inquietud. No encontraba solaz en sus dos camaradas pues Amigo y Pórtico estaban volcados por completo en la que se había convertido la señora de la casa. Chucho sentía desde sus raíces leales que algo estaba cambiando, que obraban en la mansión fuerzas que estaban más allá de su control, e intuía que detrás de ellas había una mano oculta.

Mas, ¿cómo transmitir su inquietud al amo? ¿Cómo poner nombre a sus temores? Siendo un perro sus posibilidades de comunicación estaban limitadas, y estaba dividido por la alegría que sentía por el amor de su dueño y la inquietud que se iba forjando en su interior. No podía sino observar el desarrollo de los acontecimientos mientras la turbación aumentaba.

—Venid aquí —dijo un día Milady a los tres perros—. Juguemos a un juego divertido.

La dehesa que rodeaba la mansión estaba formada por un bosque claro de encinas y alcornoques. El camino que salía de la mansión lo cruzaba, y más allá atravesaba el río en dirección a la capital. Por allí pasaba el amo en sus frecuentes viajes.

Milady, con Amigo y Pórtico a sus talones, se detuvo a mitad del puente de piedra que cruzaba el río. Pidió al sirviente que les acompañaba que colocara allí un trípode y, sobre él, una cámara fotográfica. Una punzada de dolor recorrió la espalda de Chucho cuando Milady se apoyó en el borde del puente y se compuso la escena. Amigo había saltado a su regazo y Pórtico estaba a sus pies. Chucho no se movió, torturado en sus entrañas por una preocupación sin nombre. Su intuición le decía que aquella era la imagen de la separación; una brecha insalvable se había abierto entre los animales. Ya nunca volverían a ser tres para uno.

El fogonazo resonó como un disparo. La foto había sido tomada.

El sirviente recogió el aparejo. Milady se mostraba extrañamente inquieta y no dejaba de otear el horizonte. Los tres perros levantaron al unísono las orejas. Por el camino de la capital se acercaba un vehículo. El corazón de Chucho latió de anticipación; aquel traqueteo inconfundible sólo podía anunciar a su amo. Pero, ¿por qué volvía a esa hora temprana?

Cuando el transporte se detuvo y el señor se apeó, los tres animales se apresuraron a darle la bienvenida, pero su entusiasmo fue ignorado. El amo estaba alterado. El desasosiego se extendió esta vez también por Amigo y Pórtico, que nunca antes habían sido rechazados de esta manera. Siguió una conversación entre el señor y Milady. Las palabras no podían entenderlas los animales, pero por el timbre de la voz del amo dedujeron que algo malo había sucedido. No a él, eso era evidente. ¿A quién, entonces? ¿A quién, sino al Presidente?

El olor a incienso y a mirra asaltó de nuevo la nariz de Chucho. Fue el único en darse cuenta de que, mientras el señor exponía atropelladamente su alarma y su sorpresa, una fina sonrisa, ladina y maliciosa, nacía en los labios de Milady.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Ratpenat » 17 May 2014 20:36

Un relato infantil de perros bien escrito.

Las referencias a los tres mosqueteros son evidentes. No quiero decir mucho, no sea que alguien no haya leído el libro.

La redacción es muy buena, de principio a fin. No puedo sacarle fallos por ahí. Las descripciones de los perros son muy largas pero está totalmente justificado. Y la trama se desarrolla perfectamente.

La temática... ¡ay, la temática! No puedo con ella. Me va a costar ser justo :roll: Pero prometo intentarlo.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3890
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Tolomew Dewhust » 18 May 2014 10:22

Sus hazañas, más de mil, nunca tenían fin
:alegria: Ja ja ja, esto solo ya merece un aplauso.

Ayer lo leí y no me hizo demasiado tilín, sin embargo lo he vuelto a leer y le he encontrado un puntillo gracioso recordando a los tres amigos peludos y animados y a su inseparable Dartacan.

Ha supuesto un soplo de aire fresco entre tanta rusa y tanta nieve nívea y aovillada de otros relatos. Felicidades autor/a.

:hola:
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
barrikada
No tengo vida social
Mensajes: 2175
Registrado: 27 Oct 2011 19:37
Ubicación: Graná/Alacant/Roma
Contactar:

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por barrikada » 18 May 2014 10:40

La idea está bastante delimitada respecto a las demás del concurso, aunque no me ha acabado de enganchar. Creo que hay que un momento inicial, que faltan comas y encuentro las frases un pelín largas, aunque creo que el autor sabe donde perfectamente las técnicas narrativas. Por otro lado, al final, la trama que se plantea queda un poco coja (si no conoces ciertas cosas) y a diferencia de la opinión de mis compañeros, yo creo que no hacía falta una descripción tan lineal de los animales. Quizás enmarcándolos en un par de escenas donde se vean esos rasgos hubiera quedado más ámenos e integrado en la redacción. De todas formas, está bastante bien, y por momentos he disfrutado mucho.
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados y Reseñas Literarias
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14999
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por jilguero » 18 May 2014 13:45

Pues el cuento le estaba resultando muy entretenido, pero de repente se ha acabado y Jilguero se ha quedado así: :shock:
Al margen de ese desconcierto, de ese sentimiento de que se ha perdido algo importante, decirte que está bien escrito, que es ameno y que, en el contexto de los demás, el enfoque tiene cierta originalidad, convirtiendo casi en principal protagonista justo al tercer perro que no vemos.
Jilguero se lo ha pasado bien leyéndote :60: , autor, pero el final del historia le ha resultado oscuro y por ello un tanto desangelado.
(Supongo que tiene que ver con la novela de Dumas que Jilguero no ha leído :oops: )
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

iliada
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 860
Registrado: 20 Ago 2012 20:34
Ubicación: Soria

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por iliada » 18 May 2014 13:46

Relato con referencias mosqueteras, interesante en su planteamiento pero con un final sin desarrollar. El pretexto de la fotografía para escribir un relato está metido con calzador y es totalmente prescindible.

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 4995
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por prófugo » 18 May 2014 22:44

:hola:

Estimado(a) autor(a):

Bonito relato que hace alusión a Los tres mosqueteros pero que me ha dejado mal sabor de boca al final. No se si era tu intención dejar ese final abierto, si es que el tiempo se te vino encima y tuviste que terminarlo apresuradamente...pero todo lo bien que me lo estaba pasando se cortó de golpe.

Un detalle...en aquella época usar una cámara fotográfica no era tarea sencilla...y un simple criado no creo que tuviera la destreza y conocimientos para manipularla y hacerlo bien...pero bueno...es una chorrada de mi parte.

De todas formas me ha divertido...escribes muy bien

:60:

PD: Por cierto, me imagino que al título de tu obra le falta una "coma" :roll: vale..ya se lo de la famosa canción pero...
Última edición por prófugo el 18 May 2014 23:34, editado 1 vez en total.
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Gisso » 18 May 2014 23:25

Lo siento autor, pero no he conectado con tú relato. Me gusta la forma en que describes a los perros y su forma de ser. Pero tras su lectura, esperaba algo más claro al llegar al final.
No sé si lo he pillado bien, pero...

¿Milady se la pegaba con el Presidente :roll: ?


No está mal, pero no ha me ha llamado mucho la atención...

Suerte

Imagen

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53564
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Sinkim » 19 May 2014 00:20

Gisso, como en la novela y en la serie de dibujos animados Milady estaba con el Cardenal, por eso el olor a incienso y a mirra. El presidente es el rey y el amo de los perritos el jefe de los Mosqueteros :D

Me ha gustado la historia, autor y la frase de "Sus hazañas, más de mil, nunca tenían fin" ha sido todo un puntazo, felicidades :lol: :lol:
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6870
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Nínive » 19 May 2014 17:03

Supongo que autor ha jugado con que todos pillaríamos las referencias a "Los tres mosqueteros" y por eso el final ha sido tan críptico.
A mí me ha gustado mucho. Me parece que se lo ha pasado pipa hilando todos los detalles para ir contando la historia de Dumas desde una perspectiva diferente. Quizá no hubiera estado mal dar el todo por el todo y jugar hasta el final. Por ejemplo, si nos cuentas alguna anécdota de los perros y de ello, podemos sacar cómo son cada uno de los perros y su lugar en la historia mediante la acción, hubiera quedado un relato redondo, como en la misma novela original, que comienza con acción.
Un buen trabajo, autor :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Gisso » 19 May 2014 18:00

Gracias Sinkim, ante mi defensa quiero decir que no he leído el libro de Dumas, y que puede que haya visto alguna película y también los "Tres Mosqueperros", pero ya hace tanto que me he perdido con las referencias :oops: . Ya decía que me sonaba de algo :cunao: , pero...

:dragon:

Avatar de Usuario
albatross
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 817
Registrado: 04 Dic 2012 19:56
Ubicación: La mayor de las islas Gimnesias

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por albatross » 19 May 2014 18:54

Yo sí coincido en que las referencias a la novela y el punto de vista diferente es lo que más valor tienen en este relato. En ese sentido está muy bien hilada. En cuanto a las referencias a los mosqueperros, la serie me pilló un poco mayorcito y me son extrañas, pero supongo que tienen su gracia para quien sí las conozca.

Me quedo con una prosa clásica y cuidada que te lleva con parsimonia hasta el final del relato dejando un regusto a cuadro barnizado por una luz invernal y uniforme y rubricado, como una firma que destaca sobre lo demás, con esa "fina sonrisa, ladina y maliciosa" en los labios de Milady.

Enhorabuena.

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10731
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por kassiopea » 19 May 2014 21:07

Hola autor :hola: Me ha hecho mucha gracia encontrarme con los tres mosqueperros, ¡qué recuerdos! Me parece muy original haber narrado la historia de los tres mosqueteros pero desde el punto de vista de los perros, yo lo veo bien conseguido. ¡Y encontrarnos a la mujer misteriosa de la fotografía en el papel de Milady, nada menos, es un puntazo! :shock: :shock: Con tu permiso voy a subir unas fotografías de los mosqueperros, que me he puesto nostálgica :P

Aquí tenemos a Amis, Portos y Dogos, que así se llamaban en la serie:
Imagen

Y la pérfida Milady, una minina de mucho cuidado:
Imagen

Lo malo es que en la fotografía solo salen dos perros, pero bueno... Es que Chucho se quedó fuera del encuadre :lol: Lo del extraño olor apergaminado y a incienso que notaba Chucho en Milady es porque ella visitaba al cardenal Richelieu para mantenerle informado y llevar a cabo sus pérfidas maquinaciones. Parece ser que Chucho era el más observador de los tres :wink:

Me ha gustado esta versión de los mosqueteros, lo que pasa es que tal vez ha faltado espacio para desarrollarla mejor. Pero vamos, la sonrisa final de Milady, ladina y maliciosa, no tiene desperdicio y es clara como el agua. Además, veo el texto muy cuidado. Buen trabajo y felicidades, autor :P Mucha suerte en las votaciones :60: :60:
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por Escritoradesueños » 19 May 2014 21:40

Comenzando con que el relato hace alusión a los mosqueperros, tiene ya su puntito.
Lo he estado leyendo como un relato muy fraternal. Cada perro tan diferente pero tan unidos...Hasta que llega ella.
El relato ha sido ameno, me he reido bastante pensando si mis perros tendrán también ciertas reticencias cuando algunas personas visitan la casa, pues unos se muestran más cariñosos que otros.
El caso es que la historia iba interesante...el pálpito de un perro y una mano oscura que había empezado a cambiar las cosas en la casa ¿Qué cosa tan oscura escondía Milady?
Al final creí que iba a tirar a los perros por el puente o al menos a Chucho.
Después he pensado que el marido venía encabrestado porque había descubierto algo terrible y tachaaaaán, acaba ¡Y todo porque el perro no entiende ni jota! :shock: :shock: :shock: Perdón, pero vaya cagada de final, pufff. :shock: :shock: :dragon: :dragon:
Me he quedado con ganas de saber porque la señora huele a incienso y a mirra ¿Hay que adivinar también en esto? ¿Quizás pertenece a una extraña secta? No se me ocurre más nada o....¿Es prostituta de lujo?
La Milady pone una sonrisa maliciosa y ladina y ahí nos quedamos, con el presidente plantao y los tres perros desalentados. ¡Que leches! ¡Yo quiero saber que se está cociendo ahí! :colleja: :colleja: (con cariño ¿eh autor?) Porque mira que me has tenido absorta pero este final me ha enfurrunchado.
Aún así, muy bien narrado. Cristalino y ágil.
Gracias autor. :60:

Pd: Leyendo a Kassiopea se me aclararon varias dudas. Pero es que yo no he visto estos dibus, solo algunos trozos ¿como iba a saber? Gracias Kassiopea.
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10731
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

Re: CM - Eran uno dos y tres

Mensaje por kassiopea » 19 May 2014 22:00

Escritoradesueños escribió: ¡Que leches! ¡Yo quiero saber que se está cociendo ahí! :colleja: :colleja: (con cariño ¿eh autor?) Porque mira que me has tenido absorta pero este final me ha enfurrunchado.
Aún así, muy bien narrado. Cristalino y ágil.
Gracias autor. :60:

Pd: Leyendo a Kassiopea se me aclararon varias dudas. Pero es que yo no he visto estos dibus, solo algunos trozos ¿como iba a saber? Gracias Kassiopea.


Los dibujos de los mosqueperros están basados en la novela de Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas, un clásico entre los clásicos. El relato se entiende bien si sabes de qué va la novela :wink:

El amo de los perros de este relato se entiende que debe ser el señor de Treville, que digamos que era el "director" de los mosqueteros y por encima de ellos estaba el Rey, a quien servían y defendían. El archienemigo del Rey era el cardenal Richelieu, que siempre intentaba fastidiar sus planes, y al servicio del cardenal estaba Milady de Winter, que era una pérfida y maliciosa espía. De ahí la referencia a que sus ropas olían a incienso y tal, porque venía de visitar al cardenal. A partir de todo esto el autor del relato se ha montado su propia historia, con los perritos y colocando en el papel de Milady a la señora de la fotografía :P

Un placer haberte ayudado, Escritora :60:
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Responder