CM - La dama del lago - Kassiopea

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23490
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CM - La dama del lago - Kassiopea

Mensaje por Lifen » 17 May 2014 10:41

LA DAMA DEL LAGO

El vehículo estacionó junto al bordillo antes de llegar al puente. Dos figuras se apearon. Dos tórtolas, molestas, emprendieron el vuelo. El hombre buscó la mirada de la mujer, pero ella se encontraba absorta; contemplaba la franja de agua que destellaba entre los árboles, más allá del parque. De repente ella se giró y, al descubrirse observada, forzó una sonrisa.
—Ven, cariño —dijo él, rodeando con el brazo la cintura de la mujer—. Desde aquí se puede disfrutar de una vista impresionante del lago.
Se acercaron a la baranda de piedra. Claudia fue a apoyar sus manos en el viejo muro y sintió un escalofrío. Una ráfaga de viento procedente de las montañas le azotó la cara y le alborotó los cabellos. Se ajustó la rebeca y, abstrayéndose de todo, contempló el paisaje.
El sol arrancaba destellos dorados de la superficie del lago, cuyas refulgentes aguas se extendían, invitadoras, hacia las montañas que lo rodeaban. Todo era azul, verde y dorado. Un remanso de paz. Claudia percibió una intensa sensación de bienestar. Era casi como regresar al hogar tras una larga ausencia. Suspiró. Resiguió el contorno de la orilla este del lago, reparó en las pintorescas casitas de pescadores que la tapizaban, surgiendo aquí y allá entre la vegetación, mimetizándose con el paisaje. Luego observó la orilla oeste, donde la mole gigantesca de varios hoteles de cinco estrellas ensombrecía el encanto del lugar.
—Allí, muy cerca de esos hoteles lujosos, está la mansión de George Clooney —comentó Mario, señalando con el brazo.
—¿Y en qué dirección está nuestro hotel?
—En la orilla este. Es más económico, pero muy pintoresco. Ya viste las fotografías...
La administradora actual salió a recibirles, como gustaba hacer con todos los clientes. Incluso insistió en cargar con una de las maletas mientras, con el orgullo reflejado en el rostro rubicundo, empezaba a contarles la historia del hotel. Se trataba de un antiguo palacete del siglo XIX que había permanecido cerrado durante mucho tiempo hasta que, hacía medio siglo, fue adquirido mediante subasta pública. A partir de entonces, ya reconvertido en hotelito, había pasado de padres a hijos.
—Incluso tenemos una leyenda local, ya les contaré si les interesan estas cosas —dijo, simulando confidencialidad—. Pero luego, que ahora querrán descansar y estar solos... —añadió, guiñando un ojo a la pareja.
Tras la cena, Claudia tomó asiento en el salón mientras Andrés salió al exterior para poder fumar. Había un moderno televisor de pantalla plana que, entre los elegantes ventanales de doble hoja y la chimenea de mármol rosa, resultaba tan incongruente en aquel lugar como lo habría sido la aparición de un insecto gigantesco.
Entonces, junto a las cortinas, la vio por primera vez. Alta y esbelta, de ojos claros y cabellera negra recogida en un moño alto. Un vestido de terciopelo azul ceñía su fino talle y, con una majestuosidad exquisita, realzaba sus formas de mujer.
—¡Ah! Ya veo que ha descubierto a Alexandra... —comentó una voz femenina. Claudia se sobresaltó al descubrir a la oronda administradora, pues no la había oído llegar.
—¿Alexandra?
—Sí, ese era su nombre —informó la mujer, señalando la figura del cuadro que presidía el salón—. Mi bisabuelo llamó al hotel Villa Alexandra en su honor.
—¿Quién era? —preguntó Claudia, que contemplaba fascinada la mujer del cuadro.
—Según algunos documentos que se hallaron en el edificio fue la primera esposa del noble que construyó este palacete. Se ahogó en el lago. Parece ser que estaba loca —añadió la mujer, chasqueando la lengua—. Algunos pescadores afirman haberla visto en noches de luna llena. Dicen que flota sobre el agua con los ojos muy abiertos, blancos, y que jirones de bruma la envuelven como un sudario. También dicen que, cuando alguien la ve, ella estira los brazos invitándoles a acercarse... La llaman la dama del lago.
—¡Caramba! ¿Y ha dicho que existen unos documentos? —Se interesó Claudia—. Soy escritora, ¿sabe? Me gustaría averiguar más cosas sobre esta historia...
—¡Oh, sí! Están en la biblioteca. Se los mostraré si está interesada.
El día siguiente, que amaneció fresco y lluvioso, la administradora condujo a Claudia a la biblioteca. Entrar en aquella estancia fue como penetrar en otro mundo. En otra época. Solo las lámparas de bajo consumo y un ordenador sobre una mesita del fondo revelaban que el tiempo no había transcurrido en balde. La mujer extrajo una llave del bolsillo y abrió un armario empotrado que había junto a las estanterías repletas de libros. Mostró una carpeta descolorida.
—Aquí está lo que queda de Alexandra. En verdad que no es mucho para toda una vida. ¡No somos nada! —comentó la mujer. Después salió de la habitación.
Había varias cartas y hojas de papel manuscritas que parecían haber formado parte de un diario. Todas estaban bastante deterioradas, con la tinta tan emborronada en algunas partes que la escritura resultaba casi ilegible. También encontró algunos dibujos de perros y apuntes del lago rodeado de montañas. Y, entre los dibujos, halló un daguerrotipo que mostraba una imagen de Alexandra sentada sobre la baranda del puente, acompañada de dos perros.
Las pupilas de Claudia quedaron fijas en aquella imagen. ¡No podía creerlo! Ella misma había estado en aquel lugar el día anterior, contemplando el paisaje desde el puente. ¡Sus manos habían acariciado el mismo muro de piedra! Un escalofrío le recorrió el cuerpo por segunda vez.
A lo largo de la mañana consiguió leer algunos pasajes:

“Me siento tan vacía en este lugar... es como si ya estuviera muerta. Este palacio no es más que un mausoleo. Sueño con estar de nuevo frente al público, ¡en aquel escenario de la ópera con todo París rendido a mis pies! Sí, todos me adoraban. Era tan feliz...”
“Ya hace varias noches que no puedo dormir... Los perros no han dejado de ladrar y gemir. Sus adorados perros. ¡Malditos! Los oigo a todas horas, ¡me vuelven loca!... Y, en cuanto consigo cerrar los ojos, veo el rostro de mi hijo nacido muerto. Me sonríe, pero... ¿cómo es posible? ¡Sonríe con su carita putrefacta y cubierta de gusanos!”
“Ahora ya nunca podré tener hijos... Sé que él los tendrá con otra. Solo me queda este mausoleo... Y esos malditos perros que me siguen a todas partes...”

Claudia volvió en sí. Se había quedado dormida, con la cabeza apoyada sobre la carpeta. Ante ella se encontraban desperdigadas por toda la mesa las cartas, los dibujos y el daguerrotipo. Alexandra. Tuvo la impresión de que los ojos de Alexandra la observaban.
¿Cuánto tiempo habría transcurrido? Miró a su alrededor y vio que tras las ventanas de la biblioteca empezaba a oscurecer. ¿Acaso había pasado el día entero dentro de aquella habitación? Entonces recordó que Mario había aporreado la puerta hacía un rato. ¿O eran horas? Sí, se había puesto hecho un energúmeno. Como siempre.
Siempre había que hacer lo que él decía. Siempre pretendía controlarlo todo.
Como esta súbita escapada a un hotelito perdido. Otra de sus ideas ridículas.
Claudia se incorporó, ordenó todos los papeles y los colocó con mucho cuidado dentro de la carpeta. Encima de todo depositó el daguerrotipo.
—Escribiré tu historia —susurró antes de cerrar la carpeta—, y ya verás como nunca más volverás a sentirte sola.
Abrazó la carpeta, apretándola contra el pecho, y salió. Comprobó que la mayoría de clientes ya estaban en el salón-comedor, esperando la cena. Sin embargo ella no tenía ningún apetito y se dirigió hacia la habitación.
Incluso antes de abrir la puerta pudo escuchar la voz de Mario:
—Pensé que este viaje sería beneficioso para los dos, pero estaba equivocado —explicaba a su interlocutor telefónico—. En lugar de hallar tranquilidad, Claudia se ha obsesionado con una leyenda local y está fuera de sí... Se ha pasado el día encerrada en la biblioteca... En efecto, ha vuelto a escribir... Sospecho que ha dejado de tomar la medicación...
—Estoy aquí. Cariño.
—Ah, ¡ya está aquí! —exclamó él al descubrir su presencia. Se despidió rápidamente de su interlocutor—. Cariño... estoy muy preocupado por ti.
Claudia no quería discutir. Sabía que eso era dar vueltas en círculo para terminar en el mismo sitio. Por eso aceptó de buen grado el vaso de agua y las pastillas que Mario le ofreció. Después él la tomó de la mano y la condujo escaleras abajo para ir a cenar algo.
Ocuparon una mesita del rincón y comieron en silencio, escuchando conversaciones ajenas y mirando alrededor. Claudia estuvo la mayor parte del tiempo admirando la pintura de Alexandra.
—¿Quieres tú un zumo de naranja? Nos lo llevaremos a la habitación —dijo él, antes de abandonar el salón. Mario siempre quería empezar el día bebiendo su zumo de naranja natural en la cama. A ella le daba igual, pero asintió.
Al fin, cuando supo por su respiración que Mario ya había conciliado el sueño tras su espalda, pudo borrar esa sonrisa estúpida que había aprendido a esgrimir como una máscara. Se incorporó y fue a mirar por la ventana.
La luna llena relucía como un enorme ojo abierto sobre las aguas negras del lago. Claudia tuvo la certeza de que la dama del lago estaba allí fuera, observando. Esperando.
Entonces la vio. Se encontraba junto a la orilla. Vestía un camisón largo y blanco y la brisa acariciaba su oscura cabellera. Avanzó y sus pies desaparecieron dentro del agua. Dio otro paso con gran parsimonia. Y otro. Y otro. Entonces se dio la vuelta. Alexandra buscó a Claudia con sus ojos blancos y alzó los brazos saludándola. Invitándola.
Y Claudia, sin saber cómo, se encontró a su lado.
*******

Despertó con un grito en la garganta y con las sábanas revueltas. La sensación de no poder respirar, del agua llenándole los pulmones, era tan vívida que parecía real. De hecho, así había sido para Alexandra. ¡Pero ya todo estaba bien!
Mario, ajeno a todo, seguía roncando. Ella le miró con desdén. Se dirigió al cuarto de baño, se arregló en silencio y metió unas cuantas cosas dentro de una bolsa de mano. Luego fue a por las pastillas que guardaba en el neceser. Sonrió.
Extrajo el zumo de naranja natural de la neverita y empezó a vaciar el contenido de las cápsulas dentro del vaso. Una detrás de otra. Añadió azúcar.
—Aquí tienes tu medicina... cariñito —susurró con gran satisfacción para sus adentros. Y depositó el vaso sobre la mesita de noche de Mario.
Por último tomó las llaves del coche y la carpeta que contenía los restos de la dama del lago. Al pasar junto a la recepción se cruzó con la administradora.
—¡Buenos días! ¿Cómo va esa historia que está escribiendo? —preguntó con amabilidad.
—¡De maravilla! Prácticamente se escribe sola...
Condujo unos kilómetros bordeando el lago hasta llegar a aquel puente. Allí era donde todo había empezado y donde debía terminar. Estacionó justo en el mismo lugar donde lo había hecho Mario el primer día. Tomó la carpeta, acariciándola, despidiéndose de ella, y avanzó hacia la baranda de piedra. Observó aquellas aguas malditas por última vez. Aquel lugar solo le había traído desgracia. ¡Pero al fin había averiguado cómo escapar!
—Adiós, Claudia —dijo, lanzando la carpeta con todas sus fuerzas.
La contempló hasta que el agua se la tragó.
—Hola, pequeñín —susurró luego, acariciándose el abdomen—. Ya verás como voy a ser la mejor madre del mundo.
Y, mientras Alexandra se acomodaba dentro del vehículo para emprender un nuevo viaje, unos perros ladraron en la distancia...
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
noramu
Vivo aquí
Mensajes: 5132
Registrado: 06 Oct 2011 11:32

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por noramu » 17 May 2014 11:14

Si en el último concurso tuvimos una Eva - María ahora tenemos a un Mario - Andrés. Además del nombre mutante ambos personajes comparten la característica de resultar bastante antipáticos.
Este es el primer relato que leo y me ha gustado mucho. La idea del renacer de Claudia con la personalidad de la dama de la fotografía me parece estupenda. Se lee con interés creciente y con facilidad. Para ponerle una pega a la redacción, me chirría un poco la frase "En verdad que no es mucho."
Ahora, se nota que al autor no le gustan demasiado los perros y eso puede dar pistas sobre la autoría :cunao:
Gracias por compartir y suerte :60:

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3890
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Tolomew Dewhust » 17 May 2014 11:33

Es el primero que leo y no me ha sorprendido demasiado. Supongo que el título ya predispone a adivinar por donde van los tiros. Sin embargo el desarrollo sí lo creo acertado. Ya veremos...

En cuanto a lo negativo: la redacción. A mi me sobran unas doscientas comas. Se interrumpe el relato sin necesidad y las descripciones resultan insulsas, se abusa de las frases cortas que impiden evocar las imágenes que nos intentas transmitir.

Bueno, pues como habrá tiempo de sobra, prometo una segunda lectura más sosegada y entrar más en la historia, dejando de lado el aspecto formal. :hola:
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
barrikada
No tengo vida social
Mensajes: 2175
Registrado: 27 Oct 2011 19:37
Ubicación: Graná/Alacant/Roma
Contactar:

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por barrikada » 17 May 2014 11:44

Le he pegado una lectura rápida y hay detalles que no consigo entender muy bien de la historia. Eso sí, me parece que el autor/a ha hecho un buen trabajo, se nota que el texto está muy pulido, tiene una lectura sencilla y las palabras están muy medidas, me gusta mucho el estilo. Sobre la historia en sí, no puedo decir que sea previsible, puesto que hay varios giros que, a mi modo de ver, cambian súbitamente el guión supuesto. Buen trabajo, prometo leerlo con más calma.
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados y Reseñas Literarias
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14999
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por jilguero » 17 May 2014 15:53

Pues qué queréis que os diga: Jilguero se lo ha leído con interés, ha viajado al lado del lago, se ha imaginado perfectamente el hotel, ha comprendido el cansancio de Claudia, su deseo de cambiar su vida y, aunque no está seguro de haber entendido del todo el giro final, le gusta la manera optimista en la que el autor ha rematado el relato. Muy bien la manera de integrar la imagen antigua en una historia actual. Ha notado que los elementos usados para construir tu historia no son especialmente originales (leyenda de dama desgraciada que habitó en el lugar y trueque de destinos), pero los has adornado bien, logrando que la historia se lea con interés.
Como verás, en esta primera lectura hedonista, Jilguero no ha encontrado ningún elemento que le haya impedido disfrutar tu relato. En la segunda vuelta, intentará ser ya más crítico y, si hallase algo digno de ser mencionado, te lo dirá.
El primero que lee y ha sido un placer hacerlo :60:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Ayrween
Vivo aquí
Mensajes: 7180
Registrado: 01 Nov 2010 01:18

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Ayrween » 18 May 2014 01:06

Lo he leído con agrado e interés. Ese Mario que se convierte en Andrés me ha sacado de la historia, luego me he dado cuenta de que es el mismo personaje y un despiste de su autor. La redacción creo que es bastante correcta aunque creo que se abusan de los puntos suspensivos. Me queda una duda: Alexandra toma posesión del cuerpo de Claudia, la mujer de nuestro tiempo. Parece que ella estaba embarazada pero ¿tomaba medicación? He pensado en depresión, ansiedad, o alguna otra enfermedad psiquiátrica, por la conversación telefónica que tiene Mario.
No todo va a ser negativo, por temática y forma de desarrollarlo me ha gustado bastante. La ambientación creo que está muy bien conseguida.
Gracias por tu relato, autor :60:

iliada
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 860
Registrado: 20 Ago 2012 20:34
Ubicación: Soria

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por iliada » 18 May 2014 11:14

Buenísimo relato!! O como pasar del amor fingido al odio por una leyenda local.
Desde el principio Claudia se siente atraída por el lago, sensación de paz, de bienestar, sentía como si llegase al hogar, por lo que no es extraño que acabe en el lago, al lado de Alexandra, y finalmente convertida en ella.
El autor deja el relato abierto para desarrollar las aventuras de Alexandra, esa cantante de ópera que tenía todo París rendido a sus pies, una maternidad truncada. Un personaje interesante para otro relato de continuación...sugiero.

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53564
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Sinkim » 18 May 2014 16:06

Me ha gustado ese final con Alexandra poseyendo la mente de Claudia que había llegado a obsesionarse tanto con ella que le abrió la puerta para que pudiera entrar en ella :lol: :lol: Y parece que ademá ha aprendido de sus errores del pasado y lo primero que hace es librarse de Mario para poder estar tranquila :cunao: :cunao:
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Escritoradesueños » 18 May 2014 19:35

Pues será cosa mía, pero me he liado en el final, ya que creí que era otra confusión del autor como la de Andrés-Mario.
Creí que al poner que Alexandra toma el coche, se había equivocado y quería poner Claudia. Ya que Alexandra no podía quedarse embarazada. Y claro, alomejor Claudia había dejado de tomar la medicación por eso mismo, por su embarazo, pero Mario la induce a que se la tome y ella obedece, como anulada.
Yo interpreto el final como que Alexandra y su maldición no es porqué quedó en Tierra partes de su diario y pertenencias, sino porque quedó a los perros, que eran testigos mudos de su desdicha. (Y lo recalca cuando unos perros le ladran al subir al coche, creo que a Claudia) Si me equivoco, decídmelo.
El caso es que he leido este relato de intrigas con gran interés, ya que ha tenido giros imprevisibles y optimistas. Pues la protagonista no ha corrido ha suicidarse al lago ni nada de esto. Ella tiene ganas de vivir y de comenzar una nueva vida. Un personaje fuerte, además de ser la primera historia actual que leo. Por fin una historia ambientada en nuestra época con ordenadores y tele plasma. Un soplo de aire fresco.
Me encantó como describiste el paisaje, autor. Me sentí allí. Deslumbrada por el brillo del sol reflejado en el precioso lago y más allá las montañas, woooow.
Me ha gustado aunque me ha dejado un poco confusa en el final.
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Isma » 18 May 2014 19:46

Me ha gustado el relato. La historia está bien contada y se cierra muy limpiamente, con elegancia. Me parece interesante que abra el relato con una mujer apoyada en la barandilla del puente, pero no "la" mujer, sino otra. Como diciendo: si te esperabas que saliera la tipa de la fotografía, vas equivocado de relato...

La narración tampoco está nada mal. Le pondría de pegas que se dan datos innecesarios en algunas frases (aparcó junto al bordillo), Mario el metamorfo y quizás un exceso de puntos suspensivos. Se gana fluidez conforme se desarrolla.

Muy bien, un candidato serio a la victoria.

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 4995
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por prófugo » 18 May 2014 22:15

:hola:

Estimado(a) autor(a):

Tu relato me ha gustado muchísimo...pero he tenido que releer varias veces el final para asegurarme de haberlo entendido...y creo que lo logré
pero sigo sin estar seguro :cunao:


Una historia interesante...de esas de terror y suspenso tipo Sarah Waters, Carlos Sisí etc

Mmm...creo saber de quien pudo ser la mente lúcida que creó esta pequeña joya :wink:

Enhorabuena! :60:
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
imation
Vivo aquí
Mensajes: 16330
Registrado: 30 Nov 2010 09:57
Ubicación: Pamplona

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por imation » 18 May 2014 23:00

Primero la escritura me ha resultado un poco rígida y sobreactuada, pero luego ya se ha soltado y me ha acabado enganchando.
Me ha gustado especialmente lo del zumo de naranja del marido, como se lo deja preparado Claudia :twisted: y también, en el sueño, ese toque un poco gore de asquito es una sorpresa, un contrapunto con el tono delicado del relato.
Entiendo que tiene algún tipo de trastorno en su carácter, depresión, apatía o que no sopórta la vida que lleva y a su marido, y por eso está medicada. Pero me da la sensación de que es mas cosa del marido y que además, como ha pasado con varias escritoras, no le dejan escribir porque lo considera pernicioso para ella. No creo que el marido supiera que ella está embarazada.
También esta el juego ese de la escritora que encuentra la foto y piensa en escribir sobre ella, como este concurso; un cuadro dentro de otro cuadro o imagen de espejo.
Y en cuanto al final, diría que es una reencarnación.
Confundimos información con conocimiento
***
Se dispersa y se reúne, viene y va

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Ororo » 19 May 2014 10:48

Un título clásico para una historia también clásica que me ha sorprendido al final.

Al principio lo he leído un poco a trompicones, me ha parecido una redacción mejorable, pero luego ha ganado fluidez y ha conseguido engancharme.

"Era casi como regresar al hogar tras una larga ausencia."
A partir de esa frase, el halo de misterio y de confusión de identidades ha surgido y he empezado a vislumbrar lo que iba a pasar.
Lo que me parece es que hay poco espacio para poder describir la transición que sufre Claudia. El cambio con su marido es demasiado rápido. Sin previo aviso, de pronto, no lo soporta. Sin previo aviso, no está bien con él. Además, el añadido de las pastillas no sé si era necesario. La identificación más o menos fantástica con Alexandra y la futura posesión está bien de por sí. Si añadirmos una enfermedad mental... le resta misterio.

Al final esperaba que se tirara al agua :cunao: víctima de Alexandra y me ha sorprendido que tirara la carpeta... ¡Terrorífico! Me la he imaginado sonriendo malicionamente :noooo:

EN CUANTO A LA FOTO: me parece una historia muy bien relacionada, porque tiene ese punto de misterio, de tristeza en su rostro, pero tristeza dura. Pese a ser una historia clásica, está bien llevada. Me ha producido algún escalofrío y ¡brrrrrrr! me gusta!

Me han echado fuera del relato aspectos mundanos como "allí está la mansión de George Clooney" y que Mario se transforme en Andrés para poder fumar. Otro caso de posesión fantasmal? :cunao:

Ah, que no se me olvide, Claudia siempre ha sido un nombre maldito en los relatos de concurso... ¿Creías que no nos acordábamos, autor? :boese040:
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Ororo » 19 May 2014 12:43

noramu escribió:del nombre mutante

Esto también va a pasar a ser un recurso habitual en los concursos :cunao:

imation escribió:Primero la escritura me ha resultado un poco rígida y sobreactuada, pero luego ya se ha soltado y me ha acabado enganchando.

Exacto. Pienso lo mismo.

Isma escribió:Como diciendo: si te esperabas que saliera la tipa de la fotografía, vas equivocado de relato...

Cierto. Un juego que te pone en guardia.

Escritoradesueños escribió:Por fin una historia ambientada en nuestra época con ordenadores y tele plasma.

Pues a mí esa mezcla de lo moderno y famoseo con las antiguas leyendas no me ha parecido de lo mejor llevado. Veo demasiado contraste. Los elementos no me han parecido bien enlazados.
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6386
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CM - La dama del lago

Mensaje por Yuyu » 19 May 2014 15:29

Es lioso pero me ha gustado bastante. Le veo dos interpretaciones, la sobrenatural en la que el espíritu de Alexandra se ha quedado con el cuerpo de Claudia o la natural, que Claudia está mal de la azotea y haya adquirido la personalidad de Alexandra. Por las pistas que das en el relato, como lo de la medicación, me quedo con la segunda. Eso sí, no pillo lo del bebé. Qué me lo expliquen.
Me ha gustado mucho, gracias por compartirlo. :60: :hola:
Bleach - Tite Kubo
La quinta estación - N. K. Jemisin
Steelheart (Reckoners 1) - Brandon Sanderson
Tumba de dioses (Crónicas de la Nuncanoche, 2)- J. Kristoff

Responder