CM - Recuerdos para la eternidad - Gisso

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23517
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CM - Recuerdos para la eternidad - Gisso

Mensaje por Lifen » 17 May 2014 11:00

Recuerdos para la eternidad

Jamás pensó que ese sería el último momento que los vería con vida, que guardaría ese instante congelado en el tiempo. Cada vez que observaba el retrato le temblaban las manos recordando lo que pasó. No se dio cuenta, no lo vio venir. Él no. Estaba absorto contemplando la belleza de Elisa a través del visor de su cámara fotográfica. Pero ellos sí vieron acercarse la desgracia empuñando la muerte en su mano. Lo que tenía que haber sido un instante mágico y hermoso se convirtió en un trágico recuerdo...

Hacía un hermoso y soleado día para la fotografía, así que Felipe cogió la maleta donde guardaba su cámara y, acompañado de su fiel Balto y la pequeña Channel, salió a la calle a capturar como solía decir él: «recuerdos para la eternidad». Le gustaba coleccionar instantes cotidianos, recorriendo calles y parques a la caza de ellos. Esa mañana se disponía a volver a casa, tras tomar unas instantáneas de un padre y su hijo empinando una cometa en el Parque Central, cuando unos gritos frente a la puerta de una casa llamaron su atención:
—No te marcharás, ¡maldita seas! No voy a permitir que me abandones...
El hombre gritaba sujetándose en el marco de la entrada con fuertes signos de embriaguez. Una mujer, con un par de maletas, se giró por unos instantes y se quedó observándolo con el miedo dibujado en el rostro.
—Esto no puede seguir así... —dijo con temor y, dando media vuelta, comenzó a caminar.
—¡Furcia! —la insultó mientras se abalanzaba tambaleante hacia ella y la sujetaba con dureza por un brazo. Ella dejó caer las maletas.
Balto, al presentir la escena que estaba a punto de ocurrir, se lanzó a la carrera y se interpuso gruñendo entre los dos. El hombre se quedó paralizado y la soltó.
—Maldito chucho... —murmuró.
El borracho se enojó ante la presencia del perro, que le mostraba los colmillos, y fue a propinarle una patada en el hocico.
—Deje a mi perro y ni se le ocurra tocar a la señorita ante mi presencia.
En ese momento, Felipe seguido de Channel con la maleta en una mano y blandiendo el trípode en la otra, entró tembloroso en la escena sin pensar en las posibles consecuencias. No iba a permitir que patearan a su perro en su presencia, y menos a una señorita. El borracho seguía paralizado observando con odio a Felipe, a su perro y a los curiosos que se habían congregado a su alrededor. Trastabilló.
—Esto no va a quedar así, Elisa, no podrás escapar de mí. Ahora lo haré, pero no te dejaré marchar para siempre, ¡lo juro!
Y dándose media vuelta, sin girarse ni una sola vez, entró en la casa. La mujer se aovilló en el suelo tras fallarle las piernas, cubriéndose el rostro con las manos. Felipe se lanzó a ayudarla.
—¿Se encuentra bien, señorita?
—Sí —contestó sollozando—, mejor que nunca.
Felipe la ayudó a levantarse y, al hacerlo, observó unos ligeros moratones en su pómulo y ojo derecho. Tembló de rabia y a punto estuvo de ir y llamar a la puerta. La mujer, dándose cuenta de su intención, lo sujetó del brazo.
—De verdad, me encuentro mejor. Gracias.
La piernas de la señorita aún temblaban de pánico, así que decidió acompañarla a un café, no muy cercano de la casa, para que pudiera tomar algo para tranquilizarse haciendo oídos sordos ante sus negativas. Después de unos primeros momentos de incómodo silencio, la conversación comenzó a fluir tras el primer té. Así conoció a Elisa y, sentada con la taza en la mano, Felipe hizo la primera de sus incontables fotos. Sus primeros recuerdos para la eternidad de la bella Elisa.
Se despidieron con la promesa de volver a verse. Quería convertirla en su musa y ella, sonrojada, aceptó. Felipe observaba, día tras día, la imperecedera belleza de esa primera foto anhelando un nuevo encuentro, pero tuvieron que pasar poco más de cuatro semanas para que sus caminos se volvieran a cruzar. Ella se asustó al escuchar su nombre por la espalda. Felipe se disculpó y la invitó de nuevo a un té. Así entablaron una relación amistosa, pero después de un roce furtivo, una mirada apasionada de soslayo, un primer beso; su amistad se convirtió en innumerables noches de pasión. Felipe la invitó a vivir con él. Ella aceptó. Con el tiempo se convirtieron en una familia feliz: Felipe, Elisa, Balto y Channel. Pero un espectro acechaba oculto en las tinieblas esperando su momento. Su venganza.
Los meses pasaban y por fin Felipe se decidió pedirle matrimonio. Pero lo que tenía que ser un momento lleno de felicidad, se convirtió en amargos recuerdos. Una sombra cubrió la luz en el semblante de Elisa y confesó, entre lágrimas, que ya estaba casada. Ella ocultó su desdichado rostro entre sus manos. Felipe se acercó y la abrazó con ternura.
—Todo se arreglará, amor. Todo se arreglará...
A la mañana siguiente, Felipe, maleta en mano y acompañado por Balto, Channel y una entristecida y silenciosa Elisa, salieron a pasear a la búsqueda de nuevos recuerdos. El día había salido gris, como el rostro de su amada. Tal vez era el preludio de la desgracia que estaba a punto de ocurrir.
Comenzaron a cruzar un puente. El río discurría embravecido por el comienzo del deshielo en las níveas montañas cercanas. Asomándose, Elisa observó el poderoso fluir de las aguas con la mirada perdida. Esto asustó a Felipe, funestos pensamientos pasaron por su mente. Se acercó con premura y la abrazó con suavidad por la cintura, apartándola del antepecho de piedra y besándola en los labios. Al separarse, ella le ofreció una gélida sonrisa. Él la intentó animar proponiéndole que posara junto a Channel y Balto. Felipe había tomado una decisión: iría por las buenas, o por las malas, a pedir el divorcio a su marido. Nada debía arruinar su mutua felicidad.
La invitó a sentarse en el antepecho de piedra con Channel entre sus brazos y Balto a sus pies. Felipe cuadró la foto con sus dedos y dispuso el trípode y la cámara, preparándola en el lugar exacto para crear un nuevo recuerdo. Se puso tras el objetivo y observó el rostro taciturno de su amada. Se asomó tras la cámara y la intentó animar.
—Elisa, que nada destruya tu hermosa sonrisa y nuestra felicidad. Todo se arreglará, te lo prometo. —Y dicho esto, Felipe sonrió con total franqueza. Esto hizo que en los labios de Elisa se dibujara un tímida sonrisa.
—Así, cariño, así estás mucho más bella.
La sonrisa de Elisa se hizo más amplia iluminando su rostro. No hace falta grandes palabras para conmover un corazón si se dicen con sinceridad y amor. Felipe volvió tras la cámara henchido de felicidad e hizo la foto captando el preludio de la desgracia...

Siempre que miraba la foto para recordar, observaba los indicios que, tras el objetivo, no pudo advertir. La primera en darse cuenta fue Channel, poniéndose en guardia ante el peligro; la mirada de reojo, el apagado de su sonrisa y el abrazo protector a la pequeña de Elisa; y el movimiento brusco del rostro de Balto. Felipe no pudo distinguir todas estas señales de alarma tras la cámara y que ahora observaba congeladas para la eternidad, convirtiéndose en un espectador de la terrible escena que iba a ocurrir tras la foto.

Todas las miradas de pánico se centraban en la llegada del marido de Elisa, ebrio y pistola en mano al encuentro de su mujer en busca de venganza. Alzó el revólver con mano temblorosa hacia ella.
—Maldita zorra. Si no eres mía, no serás para nadie —gritó antes de disparar.
La atronadora detonación rasgó el silencio y tiñó de rojo el gris pero apacible día. A Felipe no le dio tiempo a reaccionar viendo impotente como caían al suelo Elisa y Channel. La sangre comenzó a manchar la piedra. Balto se lanzó atacando al asesino, mordiendo con fuerza el brazo que aguantaba la pistola. Ambos forcejearon y un nuevo disparo resonó en el aire. Balto embistió de nuevo, acercando al marido a la barandilla de piedra. Un último envite y ambos cayeron al fragor del aguas del río, desapareciendo de inmediato. Felipe salió corriendo, gritando, al encuentro de Elisa. La agarró entre sus brazos esperando lo peor. Su respiración era débil pero solo estaba desmayada, la desgracia había recaído sobre Channel, que cubriendo el torso de Elisa, la salvó de la bala y de una muerte segura. El pequeño cuerpecito de la perra, ahora sin vida, cayó al suelo. La gente comenzó a acercarse, mientras Felipe lloraba desconsolado sobre el húmedo pecho manchado de carmesí.
Elisa, tras el ataque, estuvo muy enferma con fiebres y pesadillas y Felipe temió por su vida. Pasaron los días. Las autoridades buscaron el cuerpo de ambos pero solo encontraron el de Balto, dando por desaparecido y muerto al marido. Felipe lo enterró junto a la pequeña Channel en el jardín trasero que tenía en su casa. Cuando la desesperanza estaba a punto de consumirlo, Elisa despertó de su letargo y él, por fin vio un poco de luz en su vida. Cuando la mejoría de ella se hizo patente, Felipe le volvió a pedir matrimonio. Esta vez, con pesarosa felicidad, contestó que sí. Se casaron al mes siguiente.

Felipe observaba la foto recordando los terribles hechos junto a María, su primera y, por el momento, única hija y que daba golpecitos al cristal de la foto mientras balbuceaba. Elisa se acercó por su espalda y abrazándolo, lo besó en la mejilla. Se quedó observando la foto, como tantas otras veces, triste pero agradecida. Sin ellos nada de esto —su matrimonio, su pequeña, su feliz vida...—, habría sido posible. Felipe se levantó, ofreciendo a María para que la cogiera Elisa, y dejó la foto sobre la chimenea. En ese momento, dos cachorrillos se acercaron y comenzaron a jugar con sus pantalones. Felipe se agachó y comenzó a acariciarlos.
—Balto, Channel...
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3896
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Tolomew Dewhust » 17 May 2014 17:23

:hola: No sé qué decir. Mejor me paso más tarde.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15524
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por jilguero » 17 May 2014 20:12

¡Pobres perros! :(
Una historia muy bien engarzada con la foto de marras y que se lee bien. En lo formal hay frases que se repiten y que quizás quedaría el relato mejor sin ellas. Me refiero a ese adelantarse a los acontecimientos que se intercala de vez en cuando al final de los párrafos. Por el contrario, a Jilguero le ha gustado eso de empezar adelantando acontecimientos pero sin dar todos los detalles con lo cual el final, que el lector cree previsible, acaba no siéndolo tanto. ¡Eso te ha quedado bien! :60:
En esta primera vuelta, la única peguilla :wink: que le ha visto Jilguero es que en la narración se dan demasiados detalles y quizás descargando el texto de elementos no esenciales la lectura sería más fluida y el relato ganaría.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 5003
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por prófugo » 18 May 2014 02:48

:hola:

Estimado(a) autor(a):

Otra bonita historia de amor...aunque algo triste :( Mucha pena me dieron Balto y Channel ..pero me encantó el final..
me ha recordado al final de "Mil Soles Espléndidos" y del relato de Topito en el concurso anterior ( París..je t aume)
al nombrar a los nuevos cachorros igual que a los anteriores héroes.

Enhorabuena...vi una buena descripción del escenario, un lenguaje sencillo y fácil de seguir y que me ha hecho pasar un buen momento.

:60:
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
barrikada
No tengo vida social
Mensajes: 2175
Registrado: 27 Oct 2011 19:37
Ubicación: Graná/Alacant/Roma
Contactar:

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por barrikada » 18 May 2014 10:23

La historia me ha gustado mucho, pero, en cierto momento se dejaba adivinar. Me refiero al detalle de Felipe, pero imagino que se debía colocar así, y apareciendo de entre la nada hubiera tenido menos sentido. La redacción es buena, aunque hay momentos que por la sobrecarga de detalles se entorpece el ritmo. También ha captado muy bien la esencia de la foto. Se nota que el autor tiene un buen dominio del vocabulario y está acostumbrado a la escritura. Enhorabuena, me parece un buen trabajo.

PD: Me ha encantado esta cita:
A la mañana siguiente, Felipe, maleta en mano y acompañado por Balto, Channel y una entristecida y silenciosa Elisa, salieron a pasear a la búsqueda de nuevos recuerdos
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados y Reseñas Literarias
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

iliada
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 860
Registrado: 20 Ago 2012 20:34
Ubicación: Soria

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por iliada » 18 May 2014 16:05

Otro relato que me ha gustado bastante, los perros como héroes y la fotografía como preludio de una desgracia. Una historia original y bien contada con un lenguaje sencillo.
Enhorabuena al autor o autora!!

Avatar de Usuario
Ayrween
Vivo aquí
Mensajes: 7184
Registrado: 01 Nov 2010 01:18

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Ayrween » 18 May 2014 21:32

Me ha gustado, es una historia que parecía muy previsible según el comienzo y que luego no lo es tanto. La historia de amor es bonita y menos trágica de lo que parece en un prinicpio. La fotografía resulta ser un momento muy importante, justo el de antes de la tragedia, y los perros son unos héroes. Muy bonito el detalle de que los nuevos cachorrillos se llamen como los que sacrificaron su vida por Elisa. La narración me parece buena, quizá se dan demasiados detalles, pero pese a ello se lee con gusto. Una cosa que me parece curiosa es que no dice dónde está situada la historia cuando las que he leído hasta ahora lo han hecho. No tiene mayor importancia, ese puente y ese río podría ser cualquiera del mundo. :wink:
Gracias por compartir tu historia, autor :60:

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Gisso » 18 May 2014 22:55

Pues comienzo contigo. Sin ser una historia original, me ha parecido emotiva y no muy mal llevada. En un comienzo parece previsible el final, pero das un pequeño giro, ya que Felipe es un mero espectador de la escena y termina, dentro de lo que cabe, con un "viveron felices y comieron perdices". Reconozco que me han dado pena los perritos... El adelantar acontecimientos, diciendo que va a llegar una desgracia, se hace algo repetitivo. Ahora hay una cosa que no logro ver y tengo duda, y es si el perro podría tirar al marido puente abajo :meditando: .

Suerte

Imagen

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53713
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Sinkim » 19 May 2014 01:10

Me ha gustado la historia y eso que con lo que me encantan los perros el hecho de que los hayas matado no me ha gustado nada, aunque sea para salvar la vida a la chica :D Pero bueno, excepto ese pequeño detalle la historia me ha parecido muy buena y muy bien narrada, se nota que tienes mucha soltura y tablas al escribir :D
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Escritoradesueños » 19 May 2014 03:20

Pero que relato tan bonito y emocionante. Nos cuenta dos grandes historias de amor. Y es que la lealtad y el amor de nuestros amigos peludos puede llegar hasta el extremo de dar su vida por nosotros. Me han emocionado Baltos y la pequeña. A mi si me ha gustado que el autor avisase que se avecinaba una desgracia pues esto ha dado más intriga al relato. Me encanta el aire soñador de Felipe, buscando recuerdos que captar y fue a capturar un horrendo recuerdo.
Una historia interesante que habla de maltrato, de amor, de la fidelidad de nuestras mascotas, etc...A mi me ha parecido ágil y uno de los mejores relatos de los que llevo leidos, pues ha logrado sumergirme en la historia que aunque anunciase desgracia ha tenido un final feliz y precioso. Aunque el detalle de nombrar igual a los nuevos perritos ya no me ha gustado tanto, ya que cada mascota es irremplazable y mucho más esos héroes. Y otro punto casi sin importancia que no me ha gustado ha sido volver a leer por enésima vez las palabras aovillado y níveas. Por lo demás, genial, autor. :60:
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3896
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Tolomew Dewhust » 19 May 2014 17:53

Buena historia, sí señor/a, y sobretodo bien contada.

La primera vez que la leí me recordó a "No fue un sábado más" y a "L10N", ambas historias del concurso de primavera. ¿Por qué? Pues porque me ha transmitido los mismos sentimientos que aquellos.

Me ha gustado la narración, la prosa y particularmente la idea, que no por repetida o previsible deja de generar imágenes potentes.

Felicidades.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4413
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Estrella de mar » 19 May 2014 19:27

Jo, pobres perretes. :( :lol: Me ha gustado mucho la historia, he ido viéndola mientras la leía. Tiene frases muy bonitas. :wink: Lo que me ha chirríado un poco ha sido insistir en la tragedia que estaba por venir. :roll: Pero, en general, me ha hecho disfrutar. :P Una cosa que me ha encantado ha sido lo de la metáfora con salir a hacer fotos: salir a la busca de recuerdos para la eternidad. :wink:

Gracias por fotografiar tus palabras, compañer@. :chino:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Dori25
Ranita
Mensajes: 28776
Registrado: 22 Jul 2011 18:01
Ubicación: Mursiya

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Dori25 » 20 May 2014 12:20

Ay que cosa más triste!!!!
Era todo tan bonito, unos perros tan buenos y tan preciosos, un amor para siempre y al final me los tienes que matar a los dos!!! :icon_no_tenteras: :icon_no_tenteras:
No se si te voy a perdonar lo suficiente, eh? Que soy muy rencorosa!
Si es que los perros son tan buenos, sobre todo con la gente a la que quieren, dan la vida por ellos si hace falta.
El pecado del abate Mouret. Zola, 6
Recuento 2019
Este año me he hecho un sandwich fantástico, entre Mariki y Judy.

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5744
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Ratpenat » 20 May 2014 15:22

¿Recuerdos para la eternidad? Esta frase:

La atronadora detonación rasgó el silencio y tiñó de rojo el gris pero apacible día



Muy buen relato autor, prosa estupenda. Bravo :eusa_clap:

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10944
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CM - Recuerdos para la eternidad

Mensaje por Gavalia » 20 May 2014 15:51

Es un relato entretenido que gusta leer. Sencillo y sin pretensiones, bien escrito, y felizmente cerrado. Vale que alguna cosa rara vi en cuanto a la pedida de mano y a los tiempos necesarios para gestionar un divorcio. Creo que por ahora es el que más me ha gustado...claro que habiendo chuchos héroes de por medio era fácil que me pasara esto :mrgreen:
Gracias y suerte porque hay mucho y bueno que superar.
2579
Una madre arropaba en su camita a su pequeño niño invidente y mientras esto hacía, le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Responder