CH 1 El Limbo de los idiotas - Ayrween

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67106
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CH 1 El Limbo de los idiotas - Ayrween

Mensaje por lucia » 12 Oct 2014 21:51

El Limbo de los idiotas


Es jodido estar muerto. Más aún que cuando ya ha ocurrido, no sepas lo que tienes que hacer.

Había ido a entregar un paquete a un cliente en la calle Pérdida y lo recogió su mujer. Aparte de la mala cara que puso cuando firmó, no ocurrió nada anormal. Cuando salía por el portal el paquete me cayó sobre la cabeza. Después supe que la mujer lo había tirado por el balcón en un ataque de rabia hacia su marido. Debía ser algún asunto de cuernos. Ya es mala suerte que yo no pintara nada en aquel enredo.

Estaba muerto. Mi paso por el hospital, la morgue y el tanatorio eran borrosos, los recordaba como un mal sueño. Sabía que había estado allí pero no siempre de forma consciente. Vi a mis padres, hermano, cuñada, otros familiares, varios amigos e incluso mi exnovia que fueron a despedirse por última vez de mí.

Llegó el vacío. Cuando tomé conciencia estaba esperando una cola larguísima. No sabía para qué. El sitio en el que me encontraba era extraño, un espacio exterior pero diferente a todo lo que había visto con mis ojos o en fotografía. Una neblina lo envolvía. No era una niebla que se despejaría, sino que era parte sustancial del lugar donde había ido a parar.

El de delante de la cola, un hombre al que calculé ocho o diez años más que yo y se presentó como Lucas, me lo explicó.

—Hay que esperar para que nos den un formulario y lo rellenemos, para ver donde nos ponen.
—¿Cómo que dónde nos ponen? ¿No estamos…?
—Sí, muertos. Me atropelló un conductor que iba distraído con el móvil. — Es difícil explicarlo, pero desde que aparecí en aquel lugar no dudaba de que había muerto, cómo y cuándo había sucedido.
—A mí me mató el juego.
—¿Algún ajuste de cuentas por deudas?
—No, si nunca he jugado. Un paquete que contenía una consola de videojuegos me cayó en la cabeza. La verdad es que fue tan rápido que no sufrí.
—Qué suerte. Yo tardé dos horas en fallecer.
—Bueno, suerte… Tenía treinta y cinco años.
—Ya me entiendes. No sufriste y tal. Lo que se suele decir. Como ya lo he oído tanto…
—Pensé que acababas de llegar.
—No. Ya he hecho cola dos veces, siempre me faltaba algo.
—¡Ah! Si me dices vuelvo a comprobar todo, por no esperar dos veces.
—No merece la pena. Mejor espera.

Era cierto, y no sabía adónde tenía que volver. ¿Tenía una casa, un despacho con documentos, acceso a ordenadores? ¿Cómo buscaría la información que no sabía que me pedían? Nadie me había dicho lo que debía hacer.

En lo que parecieron ser horas después, aunque allí el tiempo no parecía importar mucho, Lucas llegó a la mesa, con una señora muy seca sentada detrás. Debía tener en torno a los sesenta años en vida mortal, y sus ojos acerados no indicaban amabilidad.

—Falta la memoria sobre su vida, hechos relevantes, aportación y contribuciones a la sociedad.
—Si aquí está — decía Lucas.
—¿Qué redacción es esta? ¿Y letra Comic Sans? Esto no es para tomárselo a chirigota. Le dije un mínimo de seis folios a Times 12 o Arial 11. Aquí ha escrito cinco folios y tres líneas.
—Me he muerto con cuarenta y cuatro años. No he tenido una vida muy larga ni demasiado interesante.
—¡Todos los recién llegados se creen que lo saben todo! Llevo trescientos años aquí y todos los mayores de edad, sin excepción, tienen que presentarlo con ese mínimo. Y no se me pase de los diez folios, que no tenemos tiempo para leer tanto. Suerte tiene que antes era manuscrito con pluma de ave. Ahora hemos permitido las moderneces informáticas. ¡Con lo mayor que soy yo para aprender estas cosas! Y se quejan más que antes.
—¡Siguiente! — Era yo.
—Nombre.
—Eduardo Laguna.

A continuación le di el resto de mis datos identificativos.

—Verá, señora, acabo de fallecer. Solo sé que hay que esperar cola y lo de la memoria que acaba de decir.
—Certificado de defunción. Tome este impreso y lo pide en la mesa siete. Torciendo a la izquierda, derecha, todo al fondo y a la izquierda otra vez. Después tuerza a la segunda a la derecha.
—Y recto hasta el amanecer.
—Esas bromitas se las guarda. Ya tiene apuntada una advertencia negativa en su ficha personal, por listillo.
—Perdón, no sabía que no se podían hacer bromas.
—Allí ya le indicarán todos los pasos que debe seguir para solicitar la entrada.
—Eh, bien. ¿La entrada dónde, señora?
—Eso es después. Primero tiene que demostrar que está muerto. ¿Se cree que con presentarse aquí ya vale? No, señor. —Siguió hablando sin tomar aire. —Declaración de hechos pendientes en su vida humana. Mínimo dos folios completos. Máximo cuatro. No se me enrolle demasiado, mire todos los informes pendientes.

La pila de papeles era monstruosa, ni en los juzgados, que visité en una ocasión, había visto tal acumulación. Continuó explicándome el procedimiento para realizar la memoria de vida que había explicado a mi compañero. Además de tres impresos, por duplicado, solicitando todo lo anterior. Esos tenían que ser rellenados con bolígrafo azul.

Me alejé un poco examinando toda la documentación que tenía. Me sentí abrumado. Y yo que solo quería llegar aquella tarde a casa y tomarme una cervecita fría.

—¡Siguiente!

La siguiente era una señora mayor, que parpadeaba sorprendida. Nunca me imaginé el cielo así, decía. Acababa de empezar a escuchar la perorata cuando la ogresa de la mesa dos le dijo:

—No le voy a poder atender para darle el impreso ni tomarle los datos. No funciona la aplicación.
—Ya que estoy aquí, esperaré —dijo la señora.
—Vuelva en otro momento. Tiene pinta de que va a tardar. Se ha caído la wifi.
—Ay, Dios mío, el guifí ese de mi nieto y que nunca he entendido. Si lo llego a saber rezo menos y hubiera ido a clase de cosas de ordenadores.

En aquel lugar el tiempo era muy relativo. No había relojes ni nada que indicase el paso del tiempo, no se distinguía el día de la noche y la neblina era persistente. No comíamos ni bebíamos ni necesitábamos descanso. Parece evidente si estábamos muertos pero lo aclaro, por si acaso. Aburrirnos, sí, mucho. Para distraernos, mi amigo Lucas y yo charlábamos con otros novatos, cada uno contaba su historia y las esperas en las larguísimas colas se hacían más soportables. Nos costó un tiempo reunir, rellenar y completar —había ordenadores— toda la documentación requerida.

—¡Jajajaja! Dicen que tenía una conversación subida de tono con su novia y con la distracción se mató. Iba conduciendo, el muy pánfilo.

El conductor pánfilo llegó a pelearse con el fumador que llevaba treinta años con el vicio y había muerto a consecuencia de él. No los separamos, hicimos apuestas. El conductor estaba tres a uno pero ganó el fumador. La idea fue de Renata, la viejecita que no sabía de ordenadores, pero avispada era un rato.

Perdimos la paciencia, o estuvimos a punto de perderla en numerosas ocasiones. Las explicaciones no eran claras, a veces se contradecían entre sí y las memorias siempre les parecían largas o cortas y los documentos escasos o muy prolijos. Cuando por fin todo era correcto, lo recogían refunfuñando por haberles hecho perder tanto tiempo con nuestras peticiones. El papel se iba acumulando en unas montañas que parecía imposible que se mantuvieran en pie, pero lo hacían. Al final fuimos admitidos en el siguiente nivel.

Lucas y yo pasamos a la vez. Habíamos vivido, más bien compartido, muchas cosas juntos, así que nos alegramos. Seguían sin decirnos nada de que se esperaba de nosotros. Se suponía que quien hubiera sido “mejor” para la sociedad tendría un destino más cómodo y agradable. Donde habíamos estado era la Antesala, lo nuevo era el Limbo, en el que habría que hacer méritos para encontrarse en el Elíseo. Sobre este todo eran elucubraciones, aparte del nombre, nadie conocía nada más, y los que hubieran podido saberlo no daban información.

En ese mismo momento llegaron dos nuevos. Me sonaban conocidos y en efecto, les había visto en la televisión, eran un conocido empresario y un expolítico muy famoso en su momento. Los rumores decían que habían fallecido hacía pocos días y por causas naturales.

—¿Puedes creerte que en el mundo mortal han pasado tres meses y estos dos se han chupado toda la espera en casi nada? No me puedo creer que también aquí haya clases.

No sé porqué no me sorprendía. Estaba decepcionado pero Lucas estaba rojo de rabia.

—Tenemos que hacer algo.
—¿El qué?
—Nos ponemos en huelga o presentamos una protesta, el caso es no conformarse. Yo trabajé en una de las empresas del potentado millonario. En la muerte somos todos iguales. Sobre mi cadáver va a tener ese preferencia sobre los demás.
—Eso no es tan difícil, tu cadáver… y el suyo.
—Es verdad, Eduardo —dijo, carcajeándose—. Que se me siga olvidando algunas veces…
—A mí me pasa lo mismo.

En el Limbo no teníamos ninguna ocupación, estábamos a la espera de que se decidiera nuestro caso. La revuelta tardó poco en formarse. Estábamos exaltados y nos reunimos todos delante del edificio de “Autoridades”, de las que desconocíamos sus identidades.

La protesta, pacífica en un principio, terminó con pedradas, insultos y peleas, incluso entre los que nos manifestábamos. No tardaron en detener a los instigadores —Lucas y yo—.

—No sé por qué me he dejado liar —me lamentaba—. A saber qué nos hacen.
—Era lo justo. No me arrepiento de haberlo intentado.

Tenía razón, pero me sentía abrumado. Los castigos allí podían ser muy largos. ¿Y quién sabe si crueles?

Estuvimos un tiempo indeterminado en un impasse de espera. Aparte de no poder salir de los límites de un recinto, lo bastante amplio para dar paseos de una hora de uno a otro lado, no teníamos otras restricciones. Un día nos notificaron que teníamos un juicio pendiente.

A Lucas le condenaron a cincuenta años de trabajos para la comunidad. A mí, solo a cuarenta, por circunstancias eximentes. Teníamos todo el tiempo del mundo, así que no era tanto como puede parecer. El empresario y el expolítico también tuvieron que quedarse. Les asignaron mesas de los recién llegados en la Antesala, y pronto estuvieron enterrados entre montañas de papeles, dando instrucciones y exigiendo memorias y acreditaciones y pidiendo documentación.

Nuestro trabajo consistía en construir carreteras e infraestructuras. Tenía su gracia que hubiera dejado el andamio por el trabajo de mensajero cuando me quedé en paro por la crisis y ahora volviera a él.

En el fondo no se está tan mal. Con el tiempo, incluso llegan conocidos de la época en la que estabas vivo.

Y seguimos esperando, en el Limbo de los idiotas, como se conoce popularmente entre quienes moran aquí. Más o menos tiempo, todo el mundo pasa por este lugar. No sabemos lo que hay después, pero tampoco hay prisa. Tenemos toda la eternidad.

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53637
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por Sinkim » 15 Oct 2014 15:50

Una historia divertida aunque asusta pensar que en el más alla la burocracia es aún peor que en el más aca :cunao:

Por cierto, espero que encarcelaran a la mujer esa por defenestrar una Playstation 4 :icon_no_tenteras: bueno y por matar al protagonista también :cunao:
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
IrisCornegie
Vivo aquí
Mensajes: 6611
Registrado: 23 Dic 2011 12:44
Ubicación: Entre Madrid y Valencia

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por IrisCornegie » 15 Oct 2014 18:24

Ha sido entretenido, aunque no demasiado humorístico para mi gusto. Salvo algún que otro punto, como lo de la consola... Pero la historia me ha parecido original.
:101: Lista de pendientes

Soft kitty, warm kitty, little ball of fur. Happy kitty, sleepy kitty, purr purr purr

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15231
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por jilguero » 15 Oct 2014 18:36

Salvo que me ha resultado un pelín largo y le he visto un exceso de gracietas, no está mal. La idea me ha parecido ocurrente y el tono desenfadado me ha hecho leerlo con agrado. Y eso de que en el limbo de los idiotas haya niebla densa y persistente, para contribuir a que sigan sin enterarse de nada, me ha parecido una gran idea. Y quizás, lo que más me ha gustado de todo es la ambientación, ese trasiego de gente que viene y va, en un lugar de ubicación incierta y con un futuro todavía más incierto. Me has dejado buen sabor, lo cual es mucho tratándose de humor. :wink:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
albatross
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 817
Registrado: 04 Dic 2012 19:56
Ubicación: La mayor de las islas Gimnesias

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por albatross » 15 Oct 2014 18:38

El argumento es muy bueno, incluso genial: el limbo es en realidad un purgatorio de burocracia. Está bien visto y bien desarrollado. No obstante, no profundiza mucho en los personajes y sí en la situación, de forma que el lector acaba por conocer muy bien el entorno pero al personaje solo de forma superficial creándose, a mi modo de ver, un cierto desequilibrio que le impide quedar redondo. Se encuadra bien en el género de humor provocando alguna sonrisa aunque la risa abierta está muy cara en nuestros días.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por Isma » 15 Oct 2014 18:56

Al final les voy a dar la razón a los sabios del foro que mencionan que un relato debe tener un conflicto. La pega que le encuentro es esa; la situación que se plantea promete, pero después de la relativa sorpresa inicial, siguen una serie de sucesos que no profundizan mucho más ni ofrecen un desenlace. Me ha gustado que se aborde el tema del trato preferente a personalidades destacadas, tan en boga hoy en día, aunque se entra en él casi de puntillas y sin mucha explicación. El humor está presente en la crítica a la burocracia. Y mira, se me acaba de ocurrir: quizás un giro interesante hubiera sido el hacer que el propio relato fuera la narración del fallecido a entregar en la primera ventanilla. En resumen, no está mal, pero me quedo con ganas de más.

Avatar de Usuario
elultimo
Vivo aquí
Mensajes: 43745
Registrado: 17 Oct 2010 01:37
Ubicación: Alicante

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por elultimo » 15 Oct 2014 19:55

Me da un poco de lástima decir esto, pero me ha parecido una historia desaprovechada. Creo que la situación que planteas puede dar juego para mucho más. De todas formas, me ha parecido una historia muy ágil, no muy cómica, pero sí con lo que yo considero humor, así que me vale. Necesita una revisión en la sintaxis de alguna oración, que hace que sea necesario releer, pero en cuanto a lo formal, nada más que destacar.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10940
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por Gavalia » 15 Oct 2014 21:30

La idea me gusta pero encuentro que en más de una ocasión observé algo de confusión o prisas a la hora de darle forma a ciertas frases p párrafos. No digo que estén mal, solo que se podía haber trabajado más la forma
"Es difícil explicarlo, pero desde que aparecí en aquel lugar no dudaba de que había muerto, cómo y cuándo había sucedido."
No sé si me explico, yo lo veo confuso y aunque puede entenderse, le falta claridad según mi criterio, y no solo pasa en este ejemplo. Trabajo tiene, y te lo reconozco. Me han gustado bastante los diálogos.

766
:wink:
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
ukiahaprasim
Vivo aquí
Mensajes: 30092
Registrado: 15 May 2007 19:23
Contactar:

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por ukiahaprasim » 15 Oct 2014 23:40

Vamos con el segundo relato del dia...

La idea base me parece buena, muy buena... pero el resultado se asemeja mas a un "vamos a ir soltando unas cuantas gracietas" que a algo con un patron previamente elaborado..

Tampoco me gusta mucho el aspecto formal del relato...dejando de lado algun que otro error, la redación de algunos parrafos me deja bastante confuso a veces...

La idea de introducir una revuelta te hubiera estado mas agradecida si la hubieras desarrollado minimamente.. la pobre tenia cierto potencial, y le duele verse reducida a un "protestamos y nos detuvieron"..

No me gusta, la verdad... pero creo que la puedes convertir en algo bastante interesante si coges de nuevo la idea de partida y montas algo con mas enjundia a aprtir de ahi..

Ukiah
MENSAJE ESCRITO EN ASCII PURO, VT100 COMPATIBLE (Vamos, que no pongo tildes porque no me place... si acaso, alguna que se me escape)
MI LISTA DE INTERCAMBIO
Recuento 2011

Avatar de Usuario
Verditia
No tengo vida social
Mensajes: 1200
Registrado: 26 Feb 2014 20:55
Contactar:

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por Verditia » 15 Oct 2014 23:46

Relato distraído y simpático, una buena idea para desarrollar y, sin embargo, me ha dado la sensación de que está incompleto, o que se ha finalizado de una manera apresurada por no saber qué más explicar.

Me hubiese gustado más algún escarmiento ejemplar del político y millonario, y algo más de explicación sobre la otra vida. Creo que esto último podía haber dado mucho más de sí y se deshincha un poco con el final tibio que tienen todos los personajes.

Lo que más me ha gustado: la anciana hablando de wifi, con lo listilla que resulta ser después.

El "pero": que los políticos y los millonarios sigan teniendo preferencia incluso más allá de la muerte, para mi gusto predecible.

¡Suerte!
Alma de fuego, la 1ª novelucha de la saga Invocatio
https://www.amazon.es/dp/B00UQXDLCK

¡Ya la 5ª novelucha! Las heridas abiertas
https://www.amazon.es/dp/B076GMLMS5

Avatar de Usuario
barrikada
No tengo vida social
Mensajes: 2175
Registrado: 27 Oct 2011 19:37
Ubicación: Graná/Alacant/Roma
Contactar:

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por barrikada » 16 Oct 2014 00:50

Tengo que decir que al opinar de este relato estoy muy condicionado porque en mi cajón tengo un relato con un planteamiento algo parecido que le doy vueltas desde hace tiempo y conforme avanzaba la lectura me iba decepcionado, pero de eso no tiene nada de culpa este relato y su autor, imagino que quería leer otro tipo de situaciones y otros devenires.

El caso es que la idea está genial, hablar de cómo es el cielo da mucho a la imaginación y en clave de humor da para mucho. Leyéndolo he sonreído. En general las gracias son sencillas, pero efectivas (yo es que soy muy simplón), aunque la crítica a los poderes me parece mejorable. Creo que no está mal escrito, es ágil y sin grandes adornos. Lo que es mejorable es la trama en sí. Creo que la intención era reflejar como era el cielo y su aspecto burocrático, lo cual está bien hecho al darle algo de dinamismo las situaciones del comienzo y los diálogos (en ese aspecto se suele pecar excesivamente de descripciones excesivamente explícitas), pero al meter la trama final queda como algo metida con calzador, quizá por su ligereza que no deja especular mucho, quizá por su linealidad...

Pero, en líneas generales, me ha dejado buen sabor de boca esta recreación celestial. Buen trabajo, un piacere!!
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados y Reseñas Literarias
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por Isma » 16 Oct 2014 10:38

Isma escribió:Al final les voy a dar la razón a los sabios del foro que mencionan que un relato debe tener un conflicto. La pega que le encuentro es esa; la situación que se plantea promete, pero después de la relativa sorpresa inicial, siguen una serie de sucesos que no profundizan mucho más ni ofrecen un desenlace. Me ha gustado que se aborde el tema del trato preferente a personalidades destacadas, tan en boga hoy en día, aunque se entra en él casi de puntillas y sin mucha explicación. El humor está presente en la crítica a la burocracia. Y mira, se me acaba de ocurrir: quizás un giro interesante hubiera sido el hacer que el propio relato fuera la narración del fallecido a entregar en la primera ventanilla. En resumen, no está mal, pero me quedo con ganas de más.

Voy a elaborar un poco sobre lo que comento del conflicto, porque he visto en el tema general del concurso que se mencionaba.

No me refiero a que sea necesaria violencia, sino a que se echa en falta una encrucijada, una decisión, un choque de caracteres o un desencuentro: algo que rompa lo que ya han comentado otros lectores que mencionan dinamismo o linealidad, o la ausencia de una revuelta más contundente. Un punto de inflexión, tal vez.

Avatar de Usuario
barrikada
No tengo vida social
Mensajes: 2175
Registrado: 27 Oct 2011 19:37
Ubicación: Graná/Alacant/Roma
Contactar:

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por barrikada » 16 Oct 2014 10:41

Isma escribió:No me refiero a que sea necesaria violencia, sino a que se echa en falta una encrucijada, una decisión, un choque de caracteres o un desencuentro: algo que rompa lo que ya han comentado otros lectores que mencionan dinamismo o linealidad, o la ausencia de una revuelta más contundente. Un punto de inflexión, tal vez.

Así creo que lo había entendido todo el mundo...
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados y Reseñas Literarias
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Topito
GANADOR del V Concurso de relatos
Mensajes: 4300
Registrado: 13 Abr 2009 20:43
Ubicación: Los Madriles

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por Topito » 16 Oct 2014 12:28

Idea muy buena, pero le falta maduración.

Alguna frase, no muchas, confunden un poco. Por ejemplo ésta: «un hombre al que calculé ocho o diez años más que yo y se presentó como Lucas». Yo le hubiera puesto un "que" antes del «se presentó como Lucas». Es un apunte, más que nada, pues al leerlo de seguido me chocó.

Me ha entretenido y humor tiene, alguna sonrisa que otra he tenido; sin embargo, me falta que suba un escalón más el relato para que me enganche de principio a fin. Se pasa tan de puntillas por tantos temas que me resulta demasiado «simplón» (ya ves que lo entrecomillo, no es que sea un relato simplón). Le falta un poco de profundidad o centrarse más en uno de los temas para desarrollarlo y dar más juego. Al menos, esa es mi humilde opinión.

Eso sí, aún no he comentado otros, que puede que la redacción o el argumento estén más elaborados, pero no tienen la gracia que el tuyo sí tiene. El esfuerzo es grande cuando hablamos de humor y tú si has conseguido hacer un texto humorístico.

un gran abrazo y mucha suerte en el concurso.
leyendo: Haruki Murakami
leyendo cuentos: Zuñiga, O´Connor, Fitzgerald, Chéjov, Matute

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: CH 1 El Limbo de los idiotas

Mensaje por triste » 16 Oct 2014 19:40

Aaaay, de éste no voy a poner todos los errores en al redacción porque capaz que copio todo el relato :lengua:. ¡Pero cómo me ha gustado! Es muy divertido. En serio. El autor me parece alguien que no debe tener mucha experiencia redactando, pero con todo y eso estoy segura de que está lleno de historias. Me encanta la gente así. Aprender a poner comas, puntos y elaborar párrafos con una sintaxis correcta es lo más fácil, hasta el expolítico y el empresario podrían hacerlo. Tener esa frescura que me dejas ver, autor, no se aprende. Es un gran don. Ya tienes mucho ganado.

Además me identifiqué muchísimo con Lucas. En la muerte todos somos iguales, sí, y en la vida también. Hay que luchar por que así sea. Todos deberíamos dejar salir al Lucas que llevamos dentro.

Felicidades :60:.
Aquí yace un pájaro.

Responder