CP XI En equilibrio precario - Frigg (3° Pop)

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67660
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CP XI En equilibrio precario - Frigg (3° Pop)

Mensaje por lucia » 17 Abr 2016 22:31

EN EQUILIBRIO PRECARIO

“La memoria es la inteligencia de los tontos”
Albert Einstein.

Cuando se mira en el espejo no se reconoce. Los recuerdos han ido  marcando, de manera selectiva en su memoria, un instante por cada arruga de piel. Poco a poco se ha difuminado el escenario del mundo que le concedió un dios en el que increíblemente aún cree. Piensa que esa imagen no es la suya, ni si quiera se parece a esa mujer que paseaba por la calle con la espalda erguida y los ojos encendidos, esa hembra que dinamitaba a los hombres con su sonrisa. No le importa reconocer que nace un escalofrío en su entrepierna al recordar a alguno de ellos y se yergue inmensa y elegante en las entrañas de la memoria. Estrellas pedigüeñas le piden besos mientras se enredan en su cano pelo, y ella se peina, dejándolas caer y dando paso al amanecer.

Un día, cuando empezó a tener problemas de memoria, la encontré sentada en el suelo, con un zapato en la mano. No encuentro la pareja, me dijo.
Las lágrimas caían por su mejilla mientras me decía que la memoria es como un zapato con el tacón roto.
“Cojeas, maldices el momento en el que algo tan fino se quiebra, te sientes vulnerable y no sabes cuántos pasos vas a ser capaz de dar antes de caer de bruces. A veces ese zapato tiene remedio con un poco de pegamento y otras acabas andando descalza por el asfalto y temblando de frío.”
Y ella insistía: “No quiero perder mis zapatos, hija mía, no lo permitas.”

Pasó un tiempo y empezó a perder cosas, las llaves, el monedero, el pan que acababa de comprar... En ocasiones bromeaba diciendo que quería dejar rastros de su presencia allá a donde iba, marcando los lugares con un objeto que había formado parte de su vida. Iba envejeciendo, pero seguía con su coquetería y se maquillaba a diario mientras repetía siempre la misma historia: “No te lo he contado nunca, pero tu padre solía decir que tus ojos y los míos son azules como las colas de las sirenas que viven en los mares más indómitos”.

Lo siguiente fue el observar la vida como si de una cesta de cerezas se tratara. Al coger una historia nunca se sabía cuál era la que iba a estar atada a ella, entrelazándose a veces otras diferentes de forma arbitraria. Se convirtió en una niña pequeña, impertinente y encantadora, caminando a veces con un solo zapato y con delirios cargados de verdad.
Voy en equilibrio precario, gritaba. Y me explicaba que intentaba domar a la locura haciéndola cómplice de la razón, uniéndolas como dos hermanas siamesas condenadas a vivir juntas. – Mira hija, una habita en el pie izquierdo y la otra en el derecho. Y mientras ellas combaten, mi rumbo no cesa y sigo caminando. Voy huyendo de los fantasmas, pero ellos viven en los armarios de las casas y las casas son la concha que como caracolas llevamos a cuestas. Y no hacen mucho ruido, hija mía, pero aparecen y crean en nuestras vidas telarañas confusas. Las telarañas son débiles y nos engañan, son capaces de atrapar presas y además nunca se sabe cuándo han empezado a crearse. Te descuidas y ha nacido una en tu cerebro, una telaraña abisal.

Por su cumpleaños le regalamos un cuaderno. Pensábamos que era una buena idea que escribiera todo aquello que deseara recordar para leerlo cuando tuviera lagunas en la memoria.
“EL CUADERNO DE LOS ZAPATOS ROJOS”
Escribió el título bien grande y a continuación nos sorprendió con lo siguiente:
“He vivido mi propia historia de OZ. He conocido a personas de paja sin cerebro, a leones que perdieron el valor y a demasiados humanos de hojalata que no tuvieron corazón. Para mí, la familia es ese par de zapatos mágicos que al chasquearlos tres veces me traen de vuelta a casa, con sus luces y sus telarañas, a mi casa con fantasmas y payasos, donde una caricia me rescata de los huracanes y de los vuelos con estrepitoso final.
Pero el final está cerca, y no hay un mago que cambie el cuento. Dentro de poco lloverá a mares y la humedad me cubrirá todo el cuerpo. Entonces, los huesos rotos que parecían haber sanado, desde sus grietas soltarán al aire nostalgias que a todos nos harán temblar. Y habrá que mojarse, sentir la lluvia, porque no hay forma de escapar de la tormenta, habrá que mostrarse soberano ante ella, como el rey de las tempestades erguido ante la paz de millones de gotas de lluvia ambarina. “
El alzhéimer vino de la mano de la literatura. Leía y escribía cada ver más, olvidando su vida para ir poco a poco llenando los espacios de la memoria con poemas recién inventados y la trama de cualquier libro que caía en sus manos.
Me llamaba Ofelia o Bernarda, de repente era su criada o su enemiga. Para mí su mirada era un mar ajeno y misterioso, y sin embargo conocido. Su cuerpo empezó a oler a olvido, a sueño recurrente, a tiempo emborronado en negro de un plumazo, como un tintero derramado sobre las sábanas.
Fueron dos largos años de demonios combatidos y de ángeles en su rostro cuando sonreía. Y llegó la noche. Sonó el mar al romper en la orilla de su cama, con su estela de espuma blanca y un olor mezcla de especias y calima. Ella me llamó, sin decir mi nombre, apenas con un susurro que me buscaba rebotando entre las telarañas de la casa.

Le puse sus zapatos rojos y la besé mientras mi llanto lavaba su cara. Su cuaderno estaba sobre su regazo y su último párrafo decía:
“No sé bien a quién escribo, pero seguro que mis palabras encuentran su destino:
Cuando caigan las hojas, tras el invierno, espero que tu corazón malherido haya sanado y que comprendas que este otoño inexistente por el que me pierdo, es una estación por la que he de pasar. Salta a la comba con la primavera, caza mariposas y si alguna vez se te rompe un tacón, rompe tu otro zapato y ponte a bailar”
Yo la miraba, era hermosa y eterna. Ojalá hubiera olvidado mi nombre muchos más días. Ojalá hubiera podido recordarle cada día que nuestros ojos son azules como las colas de las sirenas.

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Gisso » 18 Abr 2016 22:51

Ju, :( , me has dejado temblando... He empezado un poco reacio al ver de que iba, pero le has dado una vuelta de tuerca al hacerlo de una forma tan bella y poética, pero dura a la vez y repleta de frases memorables y situaciones oníricas. Que me parezca realista la forma que has tratado la enfermedad en este caso es una cosa secundaria. Reconozco que has tocado mi kokoro

Avatar de Usuario
MomoEnSilencio
Lector
Mensajes: 87
Registrado: 27 Mar 2016 21:11

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por MomoEnSilencio » 18 Abr 2016 23:46

:cry: :cry:
Lo he leído dos veces. Me ha llegado al fondo del alma. Se hace magia cuando los temas que nos dan miedo y profunda tristeza se tiñen de colores vivos y hacen que los guardemos con amor.
Me encanta el estilo, la historia, la forma de narrar e hilvanar los recuerdos, las imágenes.
Este relato respira con latido propio. Es una verdadera maravilla
Su mayor virtud, escuchar al mundo
Jirones de inspiración

Avatar de Usuario
Oberón
Mensajes: 9
Registrado: 26 Mar 2016 08:38

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Oberón » 19 Abr 2016 00:14

Aplausos, autor(a). Conciso, profundo y perfectamente elaborado. Se aprecia leer este tipo de cuentos: pocas palabras, pero con más cosas que decir que otros cuentos con párrafos enormes y descripciones interminables.
"Las formas de la tierra corresponden a las formas del cielo; las manchas de la piel son un mapa de las incorruptibles constelaciones." - J.L.B.

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Landra » 19 Abr 2016 19:15

Es un relato precioso. Para los que sabemos que significa que alguien de tu familia tenga esta enfermedad lo entendemos. Seguramente no se ciñe en muchas cosas a la realidad por lo duro que es realmente, pero no por ello podemos quitarle mérito al intento de darle un toque más poético.

Como he dicho en otro comentario soy de "lectura rápida y directa" y quizás demasiado "prosa poética" para mi gusto. Pero sigo diciendo que es precioso el relato.

Un saludo.
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
Bass
Lector ocasional
Mensajes: 51
Registrado: 23 Feb 2016 20:46
Ubicación: Where the streets have no name

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Bass » 19 Abr 2016 20:13

Bello, muy bello. Y directo, sin grandes rodeos. Un gran relato. Quizá la anciana tenga un lenguaje demasiado poético, para mi gusto, aunque puede que precisamente en ese matiz esté la magia de un texto que aborda una enfermedad que a algunos nos toca de cerca.

"(...)Fueron dos largos años de demonios combatidos y de ángeles en su rostro cuando sonreía. Y llegó la noche. Sonó el mar al romper en la orilla de su cama, con su estela de espuma blanca y un olor mezcla de especias y calima. Ella me llamó, sin decir mi nombre, apenas con un susurro que me buscaba rebotando entre las telarañas de la casa.

Le puse sus zapatos rojos y la besé mientras mi llanto lavaba su cara.(...)
"


Estas cuatro líneas, sólo estas cuatro líneas, hacen que merezca la pena la lectura del relato. Preciosas. Enhorabuena, autor/a.
Smell the flowers while you can.
David Wojnarowicz

Avatar de Usuario
Fernweh
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 684
Registrado: 26 Feb 2016 06:42

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Fernweh » 20 Abr 2016 02:37

:whoa:
Es impresionante, bello y maravilloso por donde lo mires, es mucho más que un relato bueno, es magnífico, precioso, ufff, ¿hace falta que siga?
Es tan perfecto, que cualquier cosa que pueda yo decir, sólo lo desmejoraría, así que tan sólo me quedaré un rato aquí aplaudiendo :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap:

P.D. El relato me ha encantado, pero a tí, autor/a, te odio :evil: (que mala es la envidia :-P :marie_bow: )
Última edición por Fernweh el 20 Abr 2016 14:31, editado 1 vez en total.
" El futuro es más ligero que el pasado, y los sueños pesan menos que la experiencia porque la vida no vivida es más leve, tan leve."
Marie Luise Kaschnitz

Avatar de Usuario
blinder
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 714
Registrado: 10 Jul 2005 04:06
Ubicación: Alcorcón y casi toda España
Contactar:

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por blinder » 20 Abr 2016 02:59

Hola Autor/a.

Me uno al coro de compañeros que aclaman tu relato. Desde mi punto personal me toca lo más profundo de mi ser ya que he vivido esa sensación.

Enhorabuena por el relato, me suena demasiado real y espero que no sea así ya que me dolería aun más si cabe. En cuanto al texto no encuentro pegas, al revés. Se mezcla la esperanza en un momento donde otros la pierden, ese andar con la lucidez en un zapato y la locura en el otro, solo puedo decir: Bravo, bravo.

A tus pies.

Gracias y suerte.
"el amante de las cabras antes conocido como Blinder" (Yuyu)
Mis relatos: Paginas mudas
Instagram: Carsanfotografia

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12733
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, más bonita que nunca

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Berlín » 20 Abr 2016 07:06

Ese párrafo final, que bien podría ser un mensaje en una botella lanzado al mar, es precioso. Buen relato, compañero.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Frigg » 20 Abr 2016 11:59

Hola Autor/a
Me gusta mucho el estilo poético, ya lo he dicho también en otros relatos. La historia está llena de sentimientos más que de acción y eso es lo que me atrapa cuando leo.

Pero con una psicóloga has topado... La enfermedad de la que hablas es compleja, así bien no en todos los casos se manifiesta de la misma manera. Imagino que esa parte del interés de la anciana por la literatura se da en una primera fase, pero nunca en las dos últimas etapas de la enfermedad, ya que la capacidad del lenguaje se deteriora.
Te lo voy a perdonar porque agradezco que los relatos no se ciñan a la realidad absoluta y se metan componentes mágicos o fantasiosos. Pero tenía que hacerte ese apunte, sin quitarle mérito a tu trabajo.
Y antes de que llegue Isma por aquí y te lo diga (ya que estamos aprendiendo mucho con sus comentarios), el relato formalmente hubiera ganado con algunas comillas angulares para diferenciar la voz de la que relata de la anciana.
Volveré por aquí a releerlo.
:60: :60:
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por ACLIAMANTA » 20 Abr 2016 14:27

Bello, autora, muy bello.

Me parece bien escrito, aunque en un par de frases sentí que se perdía algo de fluidez en la lectura pero
eso no hace mella en la historia ni en la maravillosa manera en que nos cuentas algo, a mi parecer, muy muy tràgico.
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3291
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Mister_Sogad » 21 Abr 2016 09:12

Joder, leer estas cosas...

Autor/a es un relato precioso, me gusta mucho como tratas algo tan... tan odioso como es perder la esencia de una persona, porque esa es mi percepción y porque esta es una de esas cosas que te hacen temer, por los tuyos y por uno mismo. El uso de las palabras, esos términos y frases que son adornos tan bellos en este escrito, me ha aliviado mucho de la negatividad a la que temas como este me someten, y todo salido de tu puma con un gran acierto. No tengo pegas que poner, es un relato redondo en mi opinión, el problema es el tema en mi caso, no tanto porque duela, sino porque me da sensaciones a ya tratado demasiado, disculpame porque tu esfuerzo y este gran trabajo no se merecen estas palabras mías.

Regresaré autor/a. :60:
Mi agenda Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Leticiamc
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 350
Registrado: 23 Feb 2015 20:59
Contactar:

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Leticiamc » 23 Abr 2016 23:37

Con la primera frase me ganaste, y frase a frase me sumergiste en el interior de las protagonistas. Y cuando vi que llegaba la última frase, noooooo, quería más.
Enhorabuena y suerte, estás entre mis preferidos.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Isma » 24 Abr 2016 17:34

No me ha gustado, lo siento...

Me gusta que se utilice la prosa poética. Pero creo que se abusa un poco de ella. El narrador y la anciana usan el mismo lenguaje: creo que hubiera quedado mejor que cada uno usara un estilo diferente. Hay frases que suenan bien pero que no tienen mucho sentido (los recuerdos que marcan un instante por arruga, o la telaraña abisal). El narrador empieza en tercera persona y luego pasa a primera. Y si vamos a ir a lo simbólico, vayamos de todas todas, y no menciones el alzhéimer, pues estaba claro que de eso era de lo que se hablaba. Y se me queda corto... aún no he asimilado del todo el cuaderno, los zapatos y las sirenas cuando se enlazan para formar el final.

Hay otras cosas que sí me han gustado. Algunas frases sí que me han parecido redondas, como la de las estrellas pedigüeñas que piden besos. La analogía de los zapatos rotos (y que es por lo que veo innecesario reincidir en el nombre de la enfermedad más adelante).

Luces y sombras. Me ha extrañado también la lucidez de la protagonista a pesar de su degradación, pero no conozco la enfermedad como para saber si esa claridad es factible, o si son solo los recuerdos los que se escapan. Yo diría que van asociados: la inteligencia es la capacidad de relacionar recuerdos. Pero reconozco mi ignorancia, igual que en tantas otras cosas (tampoco soy crítico literario, por decir una).

¡Suerte!

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CP XI En equilibrio precario

Mensaje por Isma » 24 Abr 2016 17:38

Ah, olvidé comentar. El relato formalmente hubiera ganado con algunas comillas angulares para diferenciar la voz de la que relata de la anciana.
Frigg escribió:Y antes de que llegue Isma por aquí y te lo diga (ya que estamos aprendiendo mucho con sus comentarios), el relato formalmente hubiera ganado con algunas comillas angulares para diferenciar la voz de la que relata de la anciana.
Ups, llegué tarde :oops: :cunao:.

Responder