CV4 - Azul - Fernweh (fuera del concurso)

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23520
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CV4 - Azul - Fernweh (fuera del concurso)

Mensaje por Lifen » 04 Jul 2016 08:23

Azul


Bajo un cielo plomizo y denso se extendía aquella ciudad de casas viejas y personas grises. Un calor húmedo y pegajoso inundaba todas las calles, derretía los tejados, las paredes, hasta formar pequeños charcos de hastío a los pies de Sara.
El día había llegado.
La familia permanecía en silencio, escuchando el tic-tac de un reloj como única señal de que el tiempo aún no se había detenido. Los impávidos rostros de sus padres y hermanos hacían destacar el horror reflejado en los ojos claros y transparentes de la joven. Parecía como si los corazones de los demás se hubieran vuelto impermeables al miedo.
Todos sabían que aquello ocurriría, y parecían aceptarlo como quien asume que el sol se oculta cada día para dar lugar a la noche. Todos menos Sara, que jamás quiso creerlo. Pero ahora la verdad estallaba ante sus esperanzas como las bombas que no tardarían en caer sobre ellos.
La guerra les había sido declarada, no se sabía por quien o por quienes, ni tampoco la razón. Lo único que se sabía al respecto era que nadie podía defenderse ante tal amenaza y que a las diecinueve horas debían acudir al lugar que les había sido asignado, y esperar…, esperar a que los explosivos cayeran del cielo y la nada inexorable advirtiera de que la batalla había cesado.
Al fin el padre habló dirigiéndose a la madre.

_ ¿Por qué no te cambias de calzado? Caminarás mejor con algo más cómodo.

Nadie contestó, pero Sara, animada al ver que la única voz que habitaba esa tarde en aquella casa no era la que plañía en su mente y sus entrañas, dejó caer de sus labios aquella idea a la que tanto se había estado aferrando.

_ Podemos ocultarnos, escapar, nadie puede obligarnos a ir, seguro que ni se dan cuenta, no tenemos por qué hacerlo. Podemos quedarnos aquí sin más…_ Las miradas de todos se clavaron en sus ojos como aletargados puñales de tristeza.
_ No podemos huir, nadie puede, es mejor aceptarlo. _ Fueron las cansadas palabras del padre.

El reloj marcaba las dieciocho y treinta minutos cuando alguien llamó a la puerta. El padre se levantó con desgana de su asiento para ir a abrirla, y mientras, Sara, apretaba con fuerza sus puños. Desde el salón tan sólo se escuchó una voz masculina, de tono sólido, rotundo y distinguido.

_ Se acerca la hora, deberíais poneros en marcha.

Al volver, el padre sujetaba un trémulo papel en las manos. En él se mostraban unos números y símbolos sin aparente relación entre sí.

_ ¿Que significan? _ Preguntó Sara.
_ Se refieren a la hora exacta de cada detonación y las víctimas que habrá en cada una de ellas._ Contestó el padre con apatía.
_ ¡Pero eso es imposible, ellos no pueden saber cuantas personas caerán en cada ataque!_ La voz de la joven denotaba más desconcierto que enojo.
_ Ellos lo saben todo._ Sentenció el padre.
_ ¡Ellos no saben nada! ¡Eso es como si yo dijera que este jarrón se va a romper en menos de un minuto y luego lo arrojo al suelo!

Ahora sí, la ira contenida de Sara le hizo agarrar el desnudo florero y cumplir su propia profecía. Nadie se inmutó ante el estruendo de la porcelana rompiéndose en mil pedazos ante sus pies.

_ Tenemos que irnos._ Habló la madre por primera vez con la mirada perdida.

Sara se quedó inmóvil viendo como su familia salía por la puerta. Le daba igual lo que dijeran, ella no iría, se negaba, no podía aceptarlo. Y con lágrimas de fuego rodando por sus ojos subió corriendo hasta su habitación.
Desde la ventana podía observar el recinto, algunos ya habían llegado y caminaban tras la verja, alrededor de una vieja fábrica, lentamente y con las manos asidas en la espalda. Otros iban acercándose, arrastrando lo que les quedaba de vida tras sus pasos.
Fue entonces cuando el verdadero miedo inundó su alma. Sabía cual sería su destino si acudía con los demás a aquel lugar, pero si se quedaba allí sola, la incertidumbre por no conocer lo que le depararía la suerte, se tornaba de pronto en algo mucho más aterrador que la propia certeza del inminente final.
Sin saber de dónde sacó las fuerzas, abandonó el hogar y caminó hasta introducirse en aquel recinto. Una vez allí intentó buscar a su familia, si había de morir no quería hacerlo sola, pero su mirada sólo se encontraba con rostros desconocidos que pasaban junto a ella sin fijarse más que en sus propias pisadas sobre la tierra yerma.
A lo lejos, una figura captó la atención de Sara, y al acercarse comprobó que se trataba de un chico joven que, con una mano sostenía una paleta de colores y, con la otra, blandía un pincel con el que dibujaba en el aire, como si de un lienzo se tratara.

_ ¿Qué estás pintando? _ Se aventuró a preguntar la joven después de observarle durante varios minutos.
_ Da igual, de todas maneras no puedo terminarlo, a mi paleta le falta el color azul, y sin el azul no hay verde, ni violeta, ni morado…, _ negó con la cabeza _ y sin esos colores nunca estará completo. _ Mientras hablaba, el chico no apartó la vista de su invisible obra inacabada.
_ ¿Azul? Hace mucho tiempo que no se ve ese color en ningún sitio… _ Dijo Sara con la mirada empañada por la nostalgia.
_ Pero… ¿Recuerdas como era? _ El chico la miró directamente a los ojos.
_ Por supuesto, nunca podría olvidarlo._ Contestó Sara con timidez.
_ Entonces, _ el muchacho esbozó una cálida sonrisa _ todavía existe. _ Concluyó volviendo la vista hasta el lugar donde había estado pintando y cediendo el pincel a la joven.
_ ¿Que quieres que haga con esto? _ Preguntó ella.
_ Piensa en el azul…, y pinta. _ Contestó el muchacho mostrándole con un gesto de la mano el lugar donde debía pintar.

Sara cerró los ojos e intentó visualizar en su mente el ansiado color. Millones de tonos diferentes se cruzaron ante ella hasta dar con los deseados. Luego, sin saber muy bien qué debía hacer, comenzó a dar pequeñas pinceladas sobre el lienzo imaginario, y para cuando volvió a abrir los ojos, le esperaba la sonrisa del aquel joven, ampliándose a cada instante.

_ ¡Ya está listo!
_ ¿Y ahora qué? _ Preguntó ella mientras escudriñaba el aire en una búsqueda frustrada del cuadro, y sin comprender la finalidad de todo aquello.
_ Caminemos.

Él le tomó la mano y caminaron en silencio durante un buen trecho, hasta que ella se percató de que la puerta de hierro que daba acceso al recinto aún continuaba abierta, y de nuevo el ímpetu por rebelarse contra aquello inundó su alma.

_ ¡Vamos! _ Alentó al muchacho. _ ¡Vayámonos de aquí, aún estamos a tiempo de huir!

El joven echó a correr junto a ella hacia la salida, pero en el mismo instante en el que se disponían a cruzarla, la puerta se cerró con un estruendo ensordecedor.

Todo tembló. Un viento bajo y abrasador les envolvió, no sólo a ellos, todo aquel que se encontraba en el recinto se paró de golpe, paralizado por aquella brisa incendiaria.
Del cielo surgió una luz roja, violenta.

_ Demasiado tarde._ Se lamentó Sara.
_ No, no lo es. _ Dijo el chico sin perder su sonrisa.

Pero ella sabía que el final había llegado. Aquella flor de fuego empezaba a abrir sus pétalos, haciéndose cada vez más grande sobre sus cabezas, amenazando cerrarse sobre ellos, sesgando toda esperanza.

Sara miró por última vez a su alrededor. Nadie parecía asustado, apenas sí había expresión en sus semblantes.
No hablaron más. Poco a poco el cuerpo de la joven se fue desplomando sobre la tierra, encogiéndose, como queriendo hacerse cada vez más pequeña y desaparecer antes de que la muerte los engullera. Él se agachó con ella, abrazando su tembloroso cuerpo, ofreciéndole su regazo como último refugio, y ella lo aceptó, ocultando en él su rostro.

Fue entonces cuando lo vio, el cuadro que habían pintado estaba allí, ante sus ojos. Era un paisaje desbordante de azules y verdes y violetas, entremezclados con otros colores más cálidos y acogedores. En el corazón de Sara se agolpó una alegría desmesurada, un sinfín de sensaciones hermosas, de sueños y de vida.
Apretó aún más su cuerpo con el de aquel joven, fundiéndose en un solo latido acompasado, respirando aquella sensación de libertad, y aferrándose a aquella imagen, como queriéndola arrastrar consigo hasta la oscuridad inminente.
No fue hasta que la luz le alcanzó, cuando Sara se dio cuenta de que en realidad era su propio cuerpo el que abrazaba. Ya no estaba aquel joven, pero sí el cuadro… Sí, ahí estaba aquel paisaje, podía verlo, olerlo, sentirlo, incluso cuando el fuego empezó a apoderarse de él, devorando cada pincelada, negando su existencia, ella aún podía contemplarlo.
Quiso parar el tiempo, eternizar aquel momento, pero el tiempo huía. La muerte le aguardaba, implacable. Pudo sentir sus dentelladas sobre su fragilidad, arrastrándola hasta el negro más desolador. Y así, mientras caía en aquella oscuridad, se asió al recuerdo de aquella pintura, a su cuadro, a sí misma…

Cuando el ruido cesó, aquellos que habían quedado indemnes continuaron caminando, en silencio, esperando pacientemente a que la próxima bomba les alcanzase.
Tras una cortina de humo, en el lugar dónde Sara había estado, nadie se percató de que una pequeña y hermosa flor azul empezaba a crecer entre las cenizas y escombros.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15533
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CV4 - Azul

Mensaje por jilguero » 04 Jul 2016 14:35

:hola:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CV4 - Azul

Mensaje por Landra » 04 Jul 2016 15:52

Está muy bien escrito. Es una bella lectura donde la magia y un mundo decadente se unen.

Dicho esto no lo veo kafkiano y me aburre un poquito..
suerte autor es un bonito relato
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
zilum
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 775
Registrado: 16 Dic 2015 11:46
Contactar:

Re: CV4 - Azul

Mensaje por zilum » 04 Jul 2016 16:20

:hola:

Elegí este relato como el primero a leer por el título, pues el azul es mi color preferido. Escribes de maravilla y el relato rebosa ternura dentro de ese mundo gris, decadente, sin esperanza. Sara es la única que sigue viva y es así incluso después del desenlace final. Me resultó un poco confuso cuando pinta el cuadro, cuando lo deja de ver y luego ya lo puede ver, pero le pegaré una segunda lectura.

En resumen, a mí me ha gustado y me mantuvo intrigado. Pensaba que al final se metería en el cuadro y huiría con el chico, pero creo que es mucho mejor tu final.

Enhorabuena y suerte!! :60:

Avatar de Usuario
noramu
Vivo aquí
Mensajes: 5166
Registrado: 06 Oct 2011 11:32

Re: CV4 - Azul

Mensaje por noramu » 04 Jul 2016 17:50

:alegria:

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CV4 - Azul

Mensaje por ACLIAMANTA » 04 Jul 2016 17:55

Me atrapó con las primeras frases pero fui perdiendo el interés a partir del momento en que surge el pintor. Esa parte no me pareció muy bien lograda y mejoró con el final.

No sabría si es kafkiano... me parece que no, pero me gusta que te hayas atrevido :hola:
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CV4 - Azul

Mensaje por Frigg » 05 Jul 2016 12:19

Hola Autor/a:

Creo que el término kafkiano ha despertado cosas muy diferentes en cada uno de nosotros, acercándonos a su figura e impregnándonos de los colores del autor que más nos ha convenido. No pasa nada, parece ser que es algo común (y me incluyo en el saco).
Tu relato, además de estar muy bien escrito, me ha arrastrado por la historia. A mí me gustan las personas que en medio de un mundo gris son capaces de pintar colores. Es una visión romántica del mundo, aún cuando parece que no hay solución. Me encanta ese personaje inconformista que en medio de la sumisión ante el caos se revela, pensando que hay alguna solución y que no se debe abandonar la lucha ante la muerte inminente.
El pintor, para mí, es esa luz que nos hace seguir adelante en situaciones difíciles, la esperanza verde, la pasión del rojo, el amarillo del sol... En esa paleta faltaba el azul, el color del equilibrio, el color que permite a las personas sentirse relajadas y en paz. Por eso creo que el pintor le hace a la protagonista buscarlo, para que la paz en esa guerra anidara en su corazón.
Kafkiano, puede que no. Que me gusta, lo he dejado claro.
Precioso y un gran trabajo.
:60: :60:
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CV4 - Azul

Mensaje por Ororo » 05 Jul 2016 15:21

Aquí no veo nada kafkiano, si es que la guerra y los bombardeos pueden excluirse de ese concepto.

Veo una historia triste, gris, emotiva, con su final simbólico y un tanto, con perdón, cursi y fuera de lugar.

No está mal la historia que tampoco es que sea la originalidad en sí misma, pero, bueno, tiene su punto cuando nos preguntamos qué hará Sara ante el inminente bombardeo.
Ha habido momentos en los que he pensado que estaban en un campo de exterminio: al leer que les daban unos papeles con números, que entraban en una "vieja fábrica", que entraba el viento bajo y abrasador. Pero luego ya he visto que no, que algunos habían sobrevivido.

También he visto un cambio radical tanto de trama como de estilo: primero está la familia, todos tristes, sin hablar, resignados (me ha faltado ver más pasión en Sara y más cabreo, eso sí), creo que está bien conseguido. Y luego se olvida de todo, ya no quiere rebelarse, va con su familia, se pone a hablar con otro niño y a fantasear... Es bonito, para qué negarlo, pero en esa realidad tan cruda me ha costado creer que se pone a pintar ese cuadro imaginario y es feliz por un momento.

Bueno, no tomes muy en serio mi opinión, autor, es que esperaba algo azul tirando a negro, no a rosa :cunao:
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
Fernweh
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 684
Registrado: 26 Feb 2016 06:42

Re: CV4 - Azul

Mensaje por Fernweh » 05 Jul 2016 18:52

Lo siento chicos, sé que esto no os va a gustar, pero necesito hacerlo, y espero que sepais comprender mis motivos.
Este relato es mio, y no debería estar aquí, ya que desde el principio sabía que no era kafkiano.
Siento mucho las molestias a todos los que ya han leido y comentado, a Lifen por recogerlo y ponerlo en el foro, y a todos lo que han tratado de convencerme de que no hiciera esto, pero creo que es necesario, ya que como ya dije, estoy pasando unos días un poco tensos (nada grave, pero me ha pillado con la sensibilidad un poco tonta), y yo pensaba que participar en el concurso, aunque fuera con algo no kafkiano, me ayudaría a distraerme, pero lejos de eso, me estoy agobiando más. Así que abandonando el concurso creo que me sentiré bastante mejor, o al menos con una carga menos :cunao:. Además, no me veo capáz de comentar el relato como si no fuera mio, se me iba a ver demasiado el plumero cuando lo pusiera de vuelta y media :mrgreen: .

Bueno, lo único que este relato tiene de kafkiano es que fué un sueño que tuve en una época en la que me sentía igual que Gregorio Samsa convertido en cucaracha, y aunque el sueño no es kafkiano, sí que pensaba que algo de surrealista y agobiante tenía. Supongo que no es lo mismo vivirlo (soñarlo), que contarlo, y más sin tener las herramientas necesarias para saber transmitir todas las sensaciones que me abordaron mientras soñaba.
Es una guerra y hay bombas, pero no se trata de una guerra "normal", ya que no sólo es que no se sepa quién lanza esas bombas ni por qué, sino porque además no se permite a nadie el poder defenderse, y la gente lo asume como si nada. Luego está ese papelito con las horas de cada bomba y el número de víctimas que caerían con cada una de ellas, eso a mí tambien se me hizo bastante surrealista, y más cuando fué el mismísimo Constantino Romero quien llamaba a la puerta para entregar ese papel :cunao:.
Es cierto, como dice Ororo, que la trama tiene un cambio brusco, cuando la chica ( mi yo de 16 años), se encuentra con el pintor y parece que nada le afecta. Es verdad, en el sueño fué así, mientras hablaba con él, todo lo demás se desvanecía, ¿poco creible? por supuesto, pero es lo que tienen los sueños...
Hace mucho tiempo que quería escribirlo con forma de relato, pero desde luego me equivoqué, este no era el momento, ni mucho menos el lugar donde publicarlo ( me refiero al concurso, no al foro). Pero como vengo diciendo desde que se abrió el plazo, no se me ocurría nada kafkiano, y es que tampoco tengo muy claro el concepto, pues fuera de La Metamorfosis, todos lo relatos cortos que iba leyendo de Kafka, no hacían ota cosa que confundirme más :? .

Ahora os pido un favor. No quiero que ahora que me he destapado (aunque sé que hay al menos un par de personas que ya sospechaban que era mio :60: :60: ), vengais a intentar darme consuelo. Lo único que quiero es salir del concurso, porque no me siento cómoda participando con este relato, por lo que pediré a Kassio, si puede ser, que lo traslade a LFE :roll:. Los que quieran podrán seguir comentando allí, ya que al estar incluido en los Epub, muchos lo leerán y tienen derecho a dar su opinión. Y por favor, sed libres de opinar abiertamente, soy muy consciente de que no he hecho un buen trabajo, además de no ajustarme a la temática.
Y que quede claro que no son las crítcas negativas las que me afectan, sino el hecho de estar participando con algo que no creo que merezca estar en el concurso, así que podeis meterme toda la caña que querais :cunao:.

Espero que podais comprenderme, o al menos respetar mi decisión.
Para el próximo concurso, si veo que no me ajusto a la temática, no volveré a cometer el mismo error, que muy capáz soy de que me salga algo kafkiano en el de fantasía :cunao:, eso de tener que ceñirme a un género o tema determinado nunca se me ha dado bien...

Abrazos para todos :60: :60: :60: :60: :60: :60:

P.D. Volveré para contestaros a los que ya habeis comentado como os mereceis.
:60: :60: :60: :60: :60: :60: :60: :60:
" El futuro es más ligero que el pasado, y los sueños pesan menos que la experiencia porque la vida no vivida es más leve, tan leve."
Marie Luise Kaschnitz

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3291
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CV4 - Azul

Mensaje por Mister_Sogad » 05 Jul 2016 18:55

Autor/a he alucinado, así como lo digo. Creo que has hecho un ejercicio muy complicado desde mi punto de vista, porque has jugado con la realidad y la irrealidad (¿pongo mejor surrealismo?) de una manera que a mí me ha gustado bastante, pero que en algo acaba perdiéndose, no sé bien qué es, pero me ha dejado un sabor agridulce tu historia, y no hablo de si es dramática y tal, no, hablo de no acabar de encajarlo todo como yo quisiera. Eso sí, me encantan las imágenes que me has "plantado" en la mente, siempre me pierde el juego visual, y si encima se barajan imágenes dentro del propio texto ya es que lo flipo, como se diría vulgarmente. Aquí utilizar pintura imaginaria, el juego del azul... me encanta vamos, le da un punto de ternura a la situación que valoro bastante, además con lo fan que me he vuelto últimamente a la delicadeza ese azul recordado en medio de los bombardeos me ha ganado.

A pesar de todo, déjame señalarte un par de cosas que no me han convencido, pero que intuyo necesarias para que crearas la historia. A ver, me han parecido pelín forzadas dos situaciones: que la chica acabara deciendo ir finalmente a "ver" qué pasaba en ese lugar me ha sacado un poco del relato, como si hubieras forzado que la chica tuviera que vivir esa situación, a pesar de que antes tratabas de hacer ver que tenía un carácter diferente. La segunda situación es ya cuando ella y el "pintor" se abrazan, ahí he echado en falta algo de emoción anterior, algo que hiciera necesaria ese buscar refugio de ella en el regazo de él, porque me ha parecido una solución demasiado peliculera y me ha sacado del relato, y te pido disculpas por mi expresión.

Pero vamos, que seguro necesito otra lectura para encajarlo todo bien, así que ya regresaré por aquí en mi segunda vuelta. :60:
Mi agenda Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3291
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CV4 - Azul

Mensaje por Mister_Sogad » 05 Jul 2016 19:36

Jo... bueno, entiendo lo importante que es estar con ánimo y demás, así que... Me quedo con los abrazos y brindo mi comprensión. :60: :60: :60:
Mi agenda Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10820
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

Re: CV4 - Azul - Fernweh (fuera del concurso)

Mensaje por kassiopea » 05 Jul 2016 20:05

Es el deseo de Fernweh salirse del concurso, por lo que anoto junto al título que está fuera del concurso.

Me da penita, pero te comprendo y respeto tu decisión. Espero que ahora estés tranquila y sigas en el concurso como lectora, comentarista y votante. Podemos seguir comentando este relato, por supuesto, yo lo haré en cuanto lo lea. Un besazo, preciosa :beso:
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
zilum
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 775
Registrado: 16 Dic 2015 11:46
Contactar:

Re: CV4 - Azul - Fernweh (fuera del concurso)

Mensaje por zilum » 05 Jul 2016 20:13

Tenías que haber metido a Constantino Romero!! Eso es lo único que no te perdono!! :cunao:

por lo demás, gracias por este relato que, como es habitual y magistral en tus escritos, desprende ternura por los cuatro costados!!

:60: :60: :60:

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10945
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CV4 - Azul - Fernweh (fuera del concurso)

Mensaje por Gavalia » 05 Jul 2016 20:20

Respeto tú decisión pero no la comparto, lo siento.
Espero que todos toméis nota, y ya sabéis, los que no cumpláis podéis ir solicitando la baja, yo el primero 8)
Mi relato no es kafkiano Fernweh y además soy consciente de ello, la verdad es que he tenido poco en cuenta tal detalle. De hecho mi intención era colgarlo en Lfed, de vez en cuando lo hago, pero después decidí enviarlo al concurso porque de esta manera me aseguro más lectores que en el otro subforo. Aquí tengo toda vuestra atención, y lo que busco es saber si gusta o no gusta la historia. La verdad, me preocupa muy poco si es o no es kafkiano. Es obvio que no tengo posibilidades de nada en el concurso por la misma razón, pero leer, me vais a leer, vaya que sí, ea.
Creo que te equivocas y no pienso consolarte :60:
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CV4 - Azul - Fernweh (fuera del concurso)

Mensaje por Frigg » 05 Jul 2016 20:39

Sabes que a mí me da rabia que hagas estas cosas, porque te automachacas y no miras al frente. Ojalá pudiera pintar de azul el mundo cuando tú lo ves gris.
Y ahora un toque de humor de hermanas, que si no, no sería yo... Constantino tenía que haber salido, incluso Jesús Hermida cuando se manifestaba en el cuarto de baño, y Cirano volando por el techo, y el mosquito Duncan siempre inmortal.
Creo que toda tú eres kafkiana, fantasiosa, crítica, objetiva, surrealista o lo que te propongas... Sólo te falta la confianza para darte cuenta... :60:
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Responder