CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte - Sinkim

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66858
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte - Sinkim

Mensaje por lucia » 16 Oct 2016 15:30

Nadie puede escapar de la muerte

Su nombre era Muerte y el infierno le seguía.
En realidad se llamaba Ferdinand pero ese no era un nombre apropiado para un cazarrecompensas y menos aún si, como era su caso, el físico no le acompañaba demasiado.
Alto pero delgado, poco corpulento y bastante torpe, no poseía el perfil típico de sus compañeros de profesión. Era por eso que había decidido hacerse llamar Muerte y vestir completamente de negro, con un sombrero de ala ancha que le daba un aspecto de tipo duro que no le venía nada mal y además ayudaba a ocultar sus orejas en punta.
Su herencia élfica solo había sido una fuente de problemas. Su pelo, negro como ala de cuervo, únicamente servía para resaltar aún más sus diferencias con todos los elfos que vivían en Eressëa, el pueblo natal de su madre.
Todavía no entendía qué había llevado a alguien tan dulce como su madre a lastrarlo con semejante nombre, tan fonéticamente parecido a uno de los mayores insultos en lengua élfica. El supuesto homenaje de una elfa enamorada a un hombre del que nunca había querido hablar, ni con él ni con el resto de los habitantes de Eressëa.
Por si ser un bastardo y un semielfo no fuera suficiente al alcanzar la madurez la maldición despertó en toda su gloria. Hasta entonces solo había mostrado pequeñas señales que habían pasado desapercibidas incluso a los agudos sentidos de los elfos, pero al despertar sus devastadores efectos se hicieron notar de inmediato. Como consecuencia su destierro fue expeditivo, sin que ninguno de los elfos derramara una sola lágrima por su marcha, excepto Erestor, el hijo del herrero, y su único amigo verdadero. Aun así no pudo evitar sorprenderse cuando Erestor se acercó a él en las afueras y con un caluroso abrazo le entregó a Isilindil, la espada que su padre había forjado durante décadas y que le había regalado en su mayoría de edad. Saber lo que ese florete significaba para él le emocionó más de lo que hubiera podido hacer cualquier discurso.
Isilindil era un arma muy especial, hasta donde ambos amigos habían podido comprobar no había ningún material que se resistiera a su afilada punta ni nada que pudiera mellar su cortante filo. Era un arma de reyes, el alma de un guerrero, el corazón de un amigo.
Los otros regalos con los que partió de Eressëa fueron un amuleto de la diosa Faelivrin que, según su madre, tenía grandes poderes sanadores aunque hasta ese momento nunca había tenido necesidad de ponerlos a prueba y Daeron, el corcel más salvaje de las cuadras de su abuelo, un regalo envenenado que, sin embargo, encantó a Ferdinand pues ese caballo siempre había sido su favorito.
Debido a su maldición, tuvo que acostumbrarse a la vida errante desde el principio, ningún lugar era seguro una vez que él llegaba. Nunca se atrevía a quedarse más de un día en el mismo sitio y, a veces, incluso eso era demasiado.
Su profesión fue perfilándose ante sus ojos casi sin darse cuenta al comprobar que, aunque entre los elfos era considerado bastante lento y torpe, los humanos y el resto de las razas sí que se movían despacio de verdad.
Ferdinand prefería cazar a fugitivos que tuviera que devolver vivos pero los deseos no siempre se cumplen y su apodo de Muerte muchas veces había demostrado ser más exacto de lo que él hubiera querido. En el caótico mundo que le rodeaba la línea que separa la justicia de la venganza es tan delgada como el filo de una espada y los que le contratan saben que la muerte llega a todas partes y alcanza a todo el mundo.

Dorvan, «Última esperanza» en el idioma de los Nénmac, un nombre que parecía una burla para referirse a una aldea olvidada por todos, los dioses y mortales. Situada en la frontera de dos reinos enfrentados en una guerra eterna que ya nadie recuerda por qué empezó ni quién la declaró. Diez granjas cochambrosas y una posada que si aún se llama así es porque el cartel todavía conserva el borroso perfil de una jarra de cerveza.
La tarde caía ya cuando Muerte llegó a Dorvan. En la granja más alejada una despreocupada pareja de medianos tendía las sábanas mientras su hijo pequeño intentaba llevarse el pulgar de uno de sus peludos pies a la boca. El matrimonio levantó la vista para mirar, con premonitorio temor, al extraño que cabalgaba hacía ellos.
El sol a su espalda convertía su cara en poco más que una sombra y el contraste del negro fúnebre de su vestimenta con el blanco níveo del ruano hacían de él algo casi fantasmal.
Una ráfaga de viento sorprendió a la pareja que, absorta en el jinete, fue incapaz de sujetar la sábana que salió volando para regocijo del crío que reía mientras señalaba la tela con su mano regordeta.
El cazarrecompensas extrajo de sus alforjas el retrato que le habían proporcionado para encontrar a su presa y volvió a memorizar sus rasgos. Findecán, un mago renegado que había asesinado a su maestro y a toda su familia y que había conseguido eludir a la Cofradía de hechiceros desde hacía más de un año. La Cofradía no podía soportar por más tiempo el ridículo que suponía la desaparación de Findecán así que habían recurrido a un profesional y ahora Muerte tenía un trabajo que hacer.
Tras seguir varias pistas infructuosas y tener que repetir unos cuantos interrogatorios de una forma mucho más persuasiva, estaba bastante seguro que, esta vez, encontraría a su hombre.
El semielfo cruzó la calle entre miradas de desconfianza y recelo sin darles ninguna importancia, estaba tan acostumbrado a ellas que ya ni las sentía. Desmontó y ató a Daeron XVI a un árbol algo alejado de la taberna. Con paso firme y la mano en la empuñadura de Isilindil se adentró en el maltrecho edificio para descubrir una habitación pequeña pero bien iluminada y sorprendentemente limpia para lo que esperaba encontrar, sobre todo viendo al barrigudo y grasiento posadero que dormitaba tras la barra. Pero lo que inmediatamente llamó su atención fue la mesa en la que cuatro hombres jugaban a las cartas.
— ¡Findecán, por orden de la Cofradía debe usted acompañarme para responder por sus crímenes! —la suave pero imperiosa voz de Muerte silenció a todos los presentes.
La mirada del mago estudió al cazarrecompensas y no debió quedar demasiado impresionado por lo que veía porque cometió el que, a la postre, resultaría ser el peor error de su vida.
—Chicos, deshaceros de esa basura —su orden, dicha entre carcajadas, fue inmediatamente obedecida.
Los tres hombres se levantaron y cogieron sus armas. Uno de ellos, un gigante que, vista su cara, debía tener algo de sangre orca cogió un enorme garrote y se adelantó dejando a sus compañeros atrás. En un paso redujo la distancia que le separaba de su objetivo y balanceó el madero, rematado con un terrorífico pincho de hierro, en un arco destinado a destrozar la cabeza de su víctima.
Muerte esperó al último segundo para agacharse y dejar que el garrote se deslizara inofensivo sobre su cabeza. Bueno, quizás inofensivo no sea la mejor palabra porque, al no encontrar resistencia, el arma siguió girando, desequilibrando al gigante y alcanzando al hombre que intentaba flanquearle por la izquierda. El sonido de su cabeza al reventar es uno de esos que nunca se olvidan.
El gigante titubeó atónito ante el resultado de su acción y su cara de sorpresa aumentó cuando sintió la punta de Isilindil atravesando su corazón y saliendo por la espalda. Si no hubiera estado ya muerto se habría sorprendido aún más al sentir una flecha clavándose en su espalda. Tras sentir el pinchazo de la espada su cuerpo agonizante se había tambaleado y se había interpuesto entre el cazarrecompesas y el tercero de los asaltantes que había resultado ser un arquero bastante competente.
Antes de que pudiera dar dos pasos para acercarse a la mesa de juego otra flecha apuntaba ya al corazón de Muerte quien, impasible, miró a los ojos del arquero y esperó con el florete preparado. Aunque solo le separaban unos pocos pasos no tenía dudas de que podría partir la flecha por la mitad antes de que llegara a tocarle. Sin embargo no iba a necesitar demostrarlo porque un Re sostenido seguido de un grito en La mayor le indicó que la cuerda del arco se había partido y el consecuente latigazo le había sacado un ojo al pobre desgraciado.
Isilindil volvió entonar su canción de muerte y una sonrisa roja apareció en el cuello del hombre aliviando definitivamente su dolor.
—¡No se lo volveré a repetir, Findecán, acompáñame! —la voz del semielfo se mantenía imperturbable y el hechicero empezó a temer al hombre que tenía en frente.
—¡No sé quién diablos eres pero yo soy Findecán, el magnífico, y no me rindo ante nadie! —gritó el hombre mientras se levantaba de la silla y, estirando su mano derecha, lanzaba 4 misiles mágicos a través de sus dedos.
No era el primer mago al que se enfrentaba el cazarrecompensas así que el ataque no le sorprendió demasiado. En cuanto el hechicero empezó a moverse Muerte propinó una fuerte patada a la mesa, volteándola y golpeando con ello el brazo del mago que se torció en un ángulo nada natural. Por desgracia para el posadero el hechizo ya se había completado y su intento de ayudar a Findecán quedó solo en eso cuando los cuatro misiles le alcanzaron en el estómago destrozando todos sus órganos internos. El cuerpo del hombre cayó a plomo y el enorme cuchillo que había sacado de detrás de la barra resbaló lentamente de su mano.
Entre gritos de dolor el hechicero apartó la mesa y comenzó a gesticular con su mano izquierda.
—¡Maldito seas, voy a acabar contigo, voy a reducirte a cenizas!
En cuanto el semielfo vio el movimiento de los dedos empezó a tirarse al suelo, no se puede vivir tantos años entre los elfos sin aprender algo de magia. Estaba claro que Findecán había perdido la cabeza, nadie en su sano juicio lanzaría ese hechizo en una habitación cerrada.
La bola de fuego surgió de la mano del mago y voló por encima del cuerpo de Muerte que se cubría la cabeza con las manos a la espera de la inminente explosión. La bola no tardó nada es explotar contra la pared de madera, destrozándola por completo y prendiendo fuego al techo y al resto de las paredes. Acto seguido, la onda expansiva alcanzó al hechicero arrojándole contra la pared opuesta con tal fuerza que su cuello no pudo soportarlo.
—Menudo idiota, hay que ser muy inútil para hacer algo así —mascullaba Muerte mientras se levantaba, se acercaba al cadáver del mago y, con un par de tajos del afilado cuchillo del posadero, le rebanaba la cabeza. Un cuerpo siempre es más difícil de transportar que una cabeza, primera regla de un buen cazarrecompensas.
Desde su nacimiento Ferdinand había sido gafe pero con la edad su maldición fue aumentando y haciéndose mucho más peligrosa. Para cuando llegó a la mayoría de edad la mala suerte atacaba ya, de forma casi inmediata, a todo aquel que se encontrara cerca de él. Tras varios accidentes que estuvieron a punto de acabar con la vida de algunos elfos y de quemar medio pueblo, el Consejo no tuvo más remedio que desterrarlo de forma inmediata.
Allá donde iba la gente no tardaba en darse cuenta que las desgracias le perseguían de una forma antinatural pero, mientras todos los demás sufrían, él siempre permanecía incólume, inmune a todas las catástrofes y el dolor que se desencadenaban a su alrededor.
Muerte se alejó de Dorvan dejando la posada en llamas y las granjas cercanas intentando luchar contra el fuego que, transportado por un repentino y travieso viento, empezaba a propagarse de una a otra.

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Gisso » 18 Oct 2016 00:02

Bueno, aquí me parece que el autor/a ha ido a pasárselo bien y hacérnoslo pasar a nosotros también. En mi caso lo ha conseguido aunque reconozco que no hay mucho que destacar en esta historia, aunque está bien esos medianos tendiendo la ropa y algún níveo (¡serás maldito por utilizar la palabra prohibida!). En la primera parte te has dedicado a sacar nombres del Legendarium de Tolkien, a saber: Eressëa, Erestor, Isilindil, Faelivrin, Daeron :lol: . A partir de Dorvan ya no sé si haces más referencias o ya empiezas con nombres propios inventados. Sobre el tema de las referencias, por el tono del relato, me hubiese gustado encontrar más para darle vidilla al asunto. La lucha bien solventada, pero lo dicho, poco que destacar que no sea para pasárselo bien.

Edito por otra referencia: Apocalipsis 6:8 :lol:
Última edición por Gisso el 21 Oct 2016 22:16, editado 3 veces en total.

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 15841
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Gabi » 18 Oct 2016 18:08

Me gustó :P Todo lo que me lleve de regreso a la TM me resulta atractivo y me llama la atención. La historia es corta, me quedé con ganas de un poco más.
Gracias por compartirlo y suerte :60:
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 15394
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Megan » 19 Oct 2016 19:45

Me gustó la forma en que describes a tus personajes y su entorno, lo haces muy bien.
El tema no es de los más reiterativos y eso le das más atracción, me gustó, redactas muy bien.
Que tengas mucha suerte :60:

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Landra » 19 Oct 2016 22:51

A mí personalmente me ha encantado.

Tiene mezclas de tolkien, de Dungeons and Dragons, reinos olvidados entre otros. Es fantasía clásica, Elfos, semi-elfos bastardos repudiados por las dos razas. Armas con nombres y habilidades. Sin muchas descripciones, como a mí me gusta, directo al meollo de la acción.

Compañero, crear un personaje que se hace cazarecompensas gracias a que es GAFE me parece de DIEZ, cuando he terminado el relato me he dado una buena “panzá” de reír pensando en el personaje. Es lo que más me gusta también dentro de la fantasía, buen humor. Un enano cascarrabias que siempre está quejándose de todo, un semi-gigante medio lelo que solo sabe golpear tipo Hulk, un ermitaño medio loco… son personajes que llenan de vida y color cualquier relato de fantasía.

Bravo Autor! Mucha suerte!
F:8 H:8 E:6 G:9
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Frigg » 22 Oct 2016 17:21

Mira por dónde... por el mismo motivo que a Landra le ha encantado, a mí me ha hecho no entrar demasiado en la historia. Soy muy consciente de que tengo un problema personal con los típicos personajes de fantasía épica, espero que no te lo tomes a mal.
Me ha parecido bien redactado y entretenido pero no soy tu público.
Pero tranquilo, valoro otras muchas cosas en los relatos, como que tiene humor, un ritmo adecuado, personajes definidos...
A ver qué hago yo contigo...
Suerte.
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Escritoradesueños » 23 Oct 2016 13:40

Cuando he comenzado a leer esta historia me ha atrapado el personaje del medio elfo Ferdinand. Pero ha sido leer como se desarrolla todo y me he llevado un chasco.
La verdad es que este tipo de relatos con tanta violencia y tétricos, no son de mi gusto. Al menos que la violencia esté justificada y lo tétrico sea a su vez misterioso. Pero no ha sido el caso.
Me han chirriado cosas como; Ferdinand está frente a las granjas pero va caminando por la calle...eso me ha descolocado por completo. Se supone que las granjas están rodeadas por grandes extensiones de campo o tierra, no de calles urbanas por donde pasa gente que lo mira con recelo...Aún peor, en un lugar apartado del mundo donde apenas habrá gente transitando.
A nivel técnico está bien narrado y las escenas están muy bien conseguidas, pues transmiten, aunque se podría haber incrementado el punto de tensión en vez de ponérselo todo tan fácil al Muerte.
He visto redundancias por ahí, algunas palabras sobrantes y donde debía ir un con iba un por.
Lo bueno es que se entiende a la perfección y encuadra en fantasía, llevando seres de la literatura fantástica al límite. Metiendo a un mestizo de Elfo en una batalla de sangre y muerte.
Los personajes son más del género fantástico que el propio relato que nos cuentas, autor. Yo encasillaría tu obra en negra o de acción.
Aunque a mi no me haya gustado, te deseo mucha suerte pues reconozco que tu pluma se desenvuelve con fluidez. :60:
Última edición por Escritoradesueños el 23 Oct 2016 19:14, editado 1 vez en total.
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
joserc
GANADOR del IV Concurso de relatos
Mensajes: 1490
Registrado: 17 Ago 2006 13:52
Ubicación: Madrid

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por joserc » 23 Oct 2016 14:07

El primero que leo. Vamos allá.

Veo dos partes en este relato. En la primera, autor, intentas ponernos en antecedentes del personaje y en la segunda nos metes en una escena de acción que entiendo quiere ser la primera que de origen a la leyenda, ¿no? O quizá lo he entendido mal. En todo caso, yo diría que la primera parte sobra. Es mejor que me metas directamente en la acción y todo eso me lo cuentes como añadidos a esa misma acción. Si no, corres el peligro de que el lector no pase de los dos primeros párrafos, porque lo que busca es la acción.

Por ejemplo, nos hablas de una espada con nombre (florete, pero esto lo comento luego) y nos dices lo que significa para el personaje. Está bien, pero estaría mejor algo así como "Muerte desenvainó a Elendil, aquel regalo tan especial de su amigo, y la usó.. etc etc". Es un ejemplo tosco, pero solo es para hacernos una idea. No es que la forma en la que lo has hecho sea mala, pero esta es mejor para la acción. Esto son opiniones, ya sabes.

Respecto al florete, se trata de una espada sin filo y algo débil. Puede partirse en una batalla con facilidad. Hubiera sido mejor una espada de filo normal.

La escena de acción es buena, aunque quizá algún retoque en algún sitio no le hubiera venido mal.

Y en cuanto al tema, es un clásico. Toma elementos ya existentes. Metidos en este berenjenal quizá hubiera sido mejor ir a algo más original.

Por todo esto opino que es un relato en la media, ni bueno, ni malo.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12716
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Berlín » 23 Oct 2016 18:16

Tienes una expresión que ha hecho que se me erice el lomo como a los gatos: negro como ala de cuervo. Está muy vista, autor. Huye siempre de eso.
En cuanto a la historia, bueno, reconozco que no me he aburrido mucho, aunque la he visto más como un western que como un relato de fantasia.
La escena de la pelea muy chula, el momento en que va a caballo y se vuela esa sábana me ha parecido verlo. Genial. Y cojonuda esta frase: Un cuerpo siempre es más difícil de transportar que una cabeza, primera regla de un buen cazarrecompensas.

Gracias por compartirlo. Suerte.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Ratpenat » 24 Oct 2016 20:06

Le ha faltado originalidad a mi modo de ver y creo que si hubieras exagerado más el humor le habría ido bien.

He visto otro, por cierto:
En la granja más alejada una despreocupada pareja de medianos tendía las sábanas mientras su hijo pequeño intentaba llevarse el pulgar de uno de sus peludos pies a la boca
Ahora me da miedo :lol: ¿no lo habréis puesto todos?

También le sobra una R a un imperativo.

Y ya poco más que decir, está entretenido y en términos generales me ha gustado. ¡Suerte! :hola:

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Isma » 24 Oct 2016 22:46

—EL TÍTULO ESTÁ MUY BIEN ELEGIDO.
—Ya, bueno.
—Y EL CABALLERO ME HA PARECIDO MUY MORTÍFERO.
—¿De verdad lo crees?
—NO. LA VERDAD ES QUE NO.
—Ya me parecía a mí —dijo Mort. Arrugó el papel y lo echó a la papelera. ¿Un semielfo cazarrecompensas? ¿Cómo se le habría ocurrido? De todos modos, ¿qué esperaba, al presentarle a la Muerte un relato sobre alguien mortífero? ¿Impresionarla?
—PERO ME HA GUSTADO LO DE LOS MEDIANOS HACIENDO LA COLADA.
—¿Qué piensas tú, Rincewind?
—Bueno, verás, es que yo... —comenzó a responder. Había captado de refilón la mirada que la Muerte le dedicaba desde debajo de la cofia. Si es que se puede llamar mirada a los dos puntitos de luz que brillaban con la intensidad de una supernova desde la oscuridad de las cuencas vacías de una calavera. Rincewind contuvo el aliento. Los puntitos de luz no desviaron su posición ni un milímetro—. Ah, eh... yo creo que no está tan mal, Mort.
—¿En serio? ¿Qué es lo que más te ha gustado?
Rincewind intentó deglutir, sin éxito. De algún modo, los puntitos de luz habían secado completamente los depósitos de saliva. Sentía el calor de su atención en la parte derecha del rostro. La parte racional de su mente intentó convencer a la otra de que no se encontraba expuesto a la lava de un volcán. Desesperado, intentó recuperar algún fragmento del relato.
—Bueno, eh, la escena de acción tiene un, ah, toque existencialista que, um, llena de significado el... la... el... espacio, ihh, narrativo —consiguió pronunciar. Volvió la cabeza hacia la Muerte. Esta asintió imperceptiblemente.
—¡Estupendo! ¡Muchas gracias por vuestros ánimos! ¡Sois los mejores!
—GRACIAS, RINCEWIND. MORT, ¿PUEDES ACOMPAÑAR A NUESTRO INVITADO A LA PUERTA?
Mort, visiblemente contento, se puso en pie. El mago se levantó mascullando y se dejó hacer, moviendo la cabeza hacia los lados. Años de práctica en los comedores de la Universidad Invisible le habían hecho un experto en huídas disimuladas. Cuando ambos salieron de la sala, la Muerte se reclinó en el asiento con un crujido de huesos. Después alargó una mano huesuda hacia la estantería y tomó un sombrero de ala negra. Lo miró, pensativa.
—CUÁNTO TE ECHAMOS DE MENOS...

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Isma » 24 Oct 2016 23:02

Es muy difícil impresionar a la Muerte de Terry Pratchett así que no se lo tengas en cuenta. Piensa que ella podría tenértelo en cuenta a ti. No te conviene.

No me ha impresionado especialmente, autor. Has intentado romper los tópicos de los relatos de fantasía mezclando el género con el western, pero ha quedado una mezcla bastante rara. Yo creo que ese es el camino a seguir: al lector le gusta que le cuenten algo que no sabe, algo que le sorprenda y de lo que pueda aprender. Muchos lo han intentado antes. Es difícil. Pero mejor esto que irse a lo conocido, creo yo. Así que por ahí tienes todo mi aplauso.

Avatar de Usuario
Topito
GANADOR del V Concurso de relatos
Mensajes: 4300
Registrado: 13 Abr 2009 20:43
Ubicación: Los Madriles

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Topito » 25 Oct 2016 07:40

¿Ese es el final? ¿No hay más? :|

Bueno. Me has enganchado de principio a fin. Y eso que no me va la fantasia para nada y aun menos el western :cunao:

Pero has sabido captar mi atención, y mira que en este concurso estoy bastante espeso.
leyendo: Haruki Murakami
leyendo cuentos: Zuñiga, O´Connor, Fitzgerald, Chéjov, Matute

Avatar de Usuario
Verditia
No tengo vida social
Mensajes: 1200
Registrado: 26 Feb 2014 20:55
Contactar:

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por Verditia » 25 Oct 2016 13:27

Un relato fantástico, pero fantástico de verdad :mrgreen:

Marco: Bebiendo de los grandes de la alta fantasía, imagino un mundo muy tolkiniano, con sus razas conviviendo en una paz dispar. Lo bueno de esto es que casi no hacen falta las descripciones, porque se supone cómo son los lugares por el marco fantástico en el que te has reflejado. Eso deja mucho espacio para la acción, que es lo que más domina la historia.

Personajes: Ferdinand Muerte me parece un prota muy casposo :cunao: un chulo de esos atormentado pero que por suerte tiene buen fondo; lo bueno de este personaje es que la historia tiene cierto aire humorístico muy sutil, así que me ha gustado mucho. Además, que sea portador del "gafismo" colectivo lo hace muy interesante para un posible relato fantástico-humorístico.

Historia: Esta parte ha sido bastante dispar. Primero se nos presenta la biografía del personaje y después lo vemos en acción en una de sus misiones. La verdad es que para mí este relato es un "tastet", es decir, que es el gérmen de una novela más completa y explicativa, y aquí se me ha quedado como una muestra embotellada de esas colonias que te regalan con una revista de moda. ¡Pero huele muy bien esa muestra! Y además, intencionado o no, tiene ese "tufillo" humorístico que no acababa de arrancar y sin embargo me ha parecido tan simpático. Este es otro de esos relatos que exigo la novela larga :vb_manifa: porque sé que puede dar mucho de sí, porque quiero leer más coladas de medianos en el río, porque ese gafe tiene mucho potencial, y porque el prota es un chulo que se hace llamar Muerte :lol: ¡si es que lo tiene todo!

Nivel de fantasía: Tolkien

Me recuerda a: El sopor de los anillos, de Henry N. Beard.
Alma de fuego, la 1ª novelucha de la saga Invocatio
https://www.amazon.es/dp/B00UQXDLCK

¡Ya la 5ª novelucha! Las heridas abiertas
https://www.amazon.es/dp/B076GMLMS5

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15009
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CF 2 - Nadie puede escapar de la muerte

Mensaje por jilguero » 26 Oct 2016 17:12

La verdad, autor, que la presentación del personaje, el arranque, me ha gustado mucho y me he dicho: mira por donde vas a disfrutar con un semielfo gracias a que va de cazarrecompensas vaquero por la vida. Me has hecho reír cuando has cumplido el deseo de rat. Eso está bien: has dado gusto a un forero y, para quien no esté enterado, el detalle ni lo notará. :wink:

Luego, conforme la historia ha ido cogiendo ya aire más épico me ha interesado menos. Y como ya estoy escarmentada de los líos en los que me mete el lorito, mejor no le busco explicación. Simplemente, que no soy mucho de Fantasía y no soy una buena lectora. Lo cual te diría que puede ser hasta buena señal. Vamos, que más posibilidad de que les guste a los que entienden.

De todas formas, quiero que sepas que tu persoanje me ha caído simpático y eso ha hecho que la lectura no se me haya hecho muy cuesta arriba, que no es poco. :roll:
Mucha suerte. :60:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder