CN5 - Cacería navideña - Sinkim

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10736
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

CN5 - Cacería navideña - Sinkim

Mensaje por kassiopea » 25 Dic 2016 11:03

Cacería navideña


La emoción de la caza, nada puede compararse a sentir la suavidad de la nieve bajo tus patas mientras corres, bañado por la luz de una luna llena, y te acercas cada vez más a tu objetivo.
Marcus alzó el hocico e inhaló el aire helado de los bosques de Canadá, el rastro de su presa seguía por delante pero se había dividido en dos, no, en tres.
Algo no iba bien, su instinto de hombre lobo gritó en señal de peligro y obedeciéndole el lobo detuvo en seco su carrera.
Justo en ese momento, una mano, con uñas afiladas como cuchillas, cortó el aire donde debería haber estado la cabeza del canido.
—¡Has fallado, Vladimir! —el vampiro escondido entre las ramas de uno de los grandes pinos se rió ante el fracaso de su compañero.
—¡Cállate, Lucián! —contestó Vladimir volviéndose para hacer frente al enorme lobo blanco que llevaba persiguiéndoles desde hacía dos días.
—¿Necesitas que te eche una mano? —se burló Lucián, sabía que nada molestaba más a Vladimir que recordarle la ausencia de su mano izquierda. La había perdido cuando era humano y lo lógico hubiera sido que, con semejante imperfección, nunca le hubieran convertido en vampiro; pero las cosas no siempre suceden como deberían.
—¡Te dicho que te calles, bastardo! —chilló Vladimir girándose hacia Lucián con los ojos echando chispas de pura rabia.
Marcus no necesitó más, ese segundo fue suficiente para que sus poderosos músculos le impulsaran a una velocidad sorprendente y sus dientes se hundieran en la desprotegida garganta del vampiro. Un par de movimientos de su enorme cuello y la cabeza del vampiro rodó separada de su cuerpo, tiñendo de rojo el níveo pelaje del animal.
—¡Maldito seas! —bramó Lucián lanzándose en picado desde la rama con los brazos extendidos y los dientes ansiosos por saborear la sangre del licántropo.
La mandíbula de Marcus agarró el hombro de Vladimir y lo balanceó, como si fuera un bate de beisbol, golpeando con él a Lucián en el aire. El tremendo impacto desvió su vuelo haciendo que se estrellará contra uno de los árboles atravesándolo por completo.
—Está claro que Vladimir cometió el error de subestimarte pero yo no voy a hacer lo mismo —dijo Lucián mientras se levantaba y se sacudía las astillas de su traje gris de Tommy Hilfiger—. Supongo que tú eres el motivo de que John y Samuel no se hayan reunido con nosotros esta noche. No es una gran pérdida, ese par de neonatos no eran más que un incordio, pero ahora no te enfrentas a críos. Yo ya mordía cuellos cuando Napoleón asolaba Europa.
Marcus no dijo nada. Sin dejar de moverse en círculos ambos se estudiaban buscando una oportunidad. Lucián no las tenía todas consigo, había visto la velocidad del licántropo y, aunque pensaba que podía superarla, prefería contar con alguna ventaja extra. Así que continuó hablando intentando encontrar alguna debilidad en su oponente.
—Está claro que Gregory ha hecho bien en dejarnos en la retaguardia mientras él y lo otros persiguen a la traidora, aunque debería haberme hecho caso cuando le dije que Vladimir era un inútil, bueno para nada —comentó tratando de distraer al lobo, aunque visto el nulo resultado decidió probar con otro enfoque más directo—. Me pregunto ¿dónde estabas escondido cuando matábamos al resto de tu manada? Seguro que te quedaste debajo la cama mientras nuestro líder acababa con tu Alfa y con toda su familia…
El lobo gruñó rabioso mostrando una dentadura que hizo que Lucián se cuestionara la idea de enfurecer aún más a un lobo ya enfadado de por sí. De repente, el lobo comenzó a brillar y a titilar y, donde antes había un animal, ahora se encontraba un hombre lobo de casi tres metros de altura y con unas garras de más de veinte centímetros.
—¡No puede ser, eres un Alfa! ¡Pero Gregory dijo que te había matado! —gimoteó Lucián retrocediendo paso a paso.
—Era mi padre —aclaró Marcus en un susurro que, sin embargo, sonó como un disparo.
La voz grave y profunda del hombre lobo invocaba a la Muerte y el vampiro podía oírlo perfectamente. Desesperado ante la visión de su inminente destino Lucián atacó en un relámpago de miedo e ira, arrojándose sobre Marcus en un intento de clavarle los colmillos.
Desgraciadamente para él su velocidad no era nada comparada con la del licántropo quien detuvo su salto en pleno vuelo cogiendo cada uno de sus brazos con una de sus poderosas garras. El licántropo abrió los brazos y empezó a tirar mientras el vampiro forcejeaba impotente a un metro del suelo lanzando fútiles patadas que eran completamente ignoradas. El sonido de los hombros al romperse fue seguido inmediatamente por el alarido de Lucián, pero Marcus, impasible, siguió tensando sus músculos hasta arrancar los dos brazos de cuajo. La sangre del vampiro bañó el cuerpo del licántropo que alzó la cabeza para aullar a la Luna su victoria antes de abrir completamente la mandíbula sobre la cabeza de su enemigo y cortarla de un solo mordisco.
Marcus había vuelto a encontrar el rastro y, convertido otra vez en lobo, reanudó la caza. Aunque los dos chupasangres le habían entretenido no había resultado una completa pérdida de tiempo. La información recibida le había aclarado varias dudas sobre las que no tenía respuestas. Ahora entendía la discrepancia que había encontrado la noche anterior:
En el bosque que rodeaba un asentamiento maderero un ciervo completamente desangrado mostraba a las claras el lugar donde se había alimentado «la traidora».
Por otro lado, el grupo de vampiros había asolado el pequeño poblado masacrando a las veinte personas que vivían allí. Familias enteras habían sido descuartizadas y muchos de los cadáveres conservaban aún una gran cantidad de sangre, señal de que los habían asesinado simplemente por el placer de matar. La sangre y las vísceras mancillando los adornos navideños y bautizando a las figuras del belén, así como los cuerpos de una de las familia colocados para emular, de una forma macabra, las figuras del Nacimiento daban a toda la escena un tono dantesco que hubiera petrificado a cualquiera menos acostumbrado a la violencia y la muerte.
Era de día cuando Marcus llegó al pueblo y nunca olvidaría el espectáculo que habían visto sus ojos argentados. Uno que, desgraciadamente, le recordó demasiado al que había encontrado al volver a su hogar. Afortunadamente, pese a lo que creyeran los vampiros, muchos de los miembros de su manada habían sobrevivido. En cuanto los chupasangres atacaron la mayoría de las mujeres cogieron a los cachorros y se encerraron en la bodega, eso no solo los salvó del asalto sino también del fuego con el que quisieron deshacerse de los cadáveres. Ojalá su esposa, Marian, no hubiera sido tan valiente y hubiera corrido a ponerse a salvo junto con su bebé, pero claro, entonces no habría sido la mujer que amaba.
Nunca se perdonaría haber estado ausente en ese momento, había tenido que acudir a una cumbre de los Alfas de todo Canadá y con él, como correspondía a su cargo, había asistido su guardia personal. De haber estado todos con la manada la cosa habría sido muy diferente, aunque estaba seguro que los que quedaban se lo habrían hecho pagar caro a los malditos chupasangres.
A pesar del olor a sangre y restos humanos a Marcus no le costó localizar la esencia a putrefacción de varios vampiros. Sin duda neonatos que, saciados de tanta sangre, se habían visto sorprendidos por el amanecer y habían quedado inconscientes sin tiempo de enterrarse o buscar un buen lugar para ocultarse. Encontrar un hacha fue aún más fácil y cortar sus cabezas y exponer sus cuerpos al sol resultó un juego de niños.
Incluso en su forma humana seguía teniendo los sentidos mucho más desarrollados que un homo sapiens corriente y, por suerte, dado que vivían en Canadá, los rumores que contaban que los hombres lobos acababan completamente desnudos tras la transformación no eran más que una leyenda urbana que a ellos les convenía fomentar por su propia seguridad. La licantropía tenía mucho más de magia que de física.
Por los rastros que habían dejado en el asentimiento el grupo de vampiros no debía constar de más de seis o siete miembros. Tras las últimas muertes el tal Gregory no tendría que contar con más de dos aliados, una sonrisa peligrosa asomó al hocico de Marcus mientras seguía corriendo tras ellos.
La luna llena brillaba en lo más alto cuando el lobo escuchó voces y ruidos de pelea, dejó de correr y, con el máximo sigilo, se acercó, parapetado por los pinos centenarios, a su origen, un claro circular en medio del bosque.
Ante sus ojos, en el centro del claro, una vampira con una cabellera rubia que le llegaba hasta la cintura y unos ojos azul zafiro que brillaban de ira luchaba con un vampiro pelirrojo mientras otro, que podría ser su hermano gemelo, yacía en el suelo con la garganta rajada y la cabeza casi completamente cercenada. Una tercera sanguijuela, alta, con pelo negro y vestida completamente de negro, contemplaba impasible el combate con una sonrisa de suficiencia que irritó profundamente a Marcus que lo veía todo situado casi a su espalda.
El combate parecía bastante igualado, ambos sangraban por distintos cortes que, aunque dolorosos, no parecían mortales.
De repente, algo distrajo a la mujer que giró la cabeza para mirar unas grandes rocas a su espalda, el pelirrojo no necesitó más que ese momento para evitar su guardia y desgarrar el estómago de la vampira. La herida era terrorífica, los intestinos asomaban completamente visibles y la sangre manaba como de una fuente. La mujer se llevó inmediatamente las manos a las tripas intentando contener la hemorragia y taponar la herida todo lo posible.
—¡Te dije que podía hacerlo, Gregory! ¡He matado a esa perra y he vengado a mi hermano y el honor de los MacGrey! —gritó exultante volviéndose hacia Gregory.
—¡Muy bien, Cennor, ahora remátala y acabemos de una vez! —respondió hastiado el vampiro.
Cennor se giró dispuesto a terminar con la moribunda solo para encontrarse con el índice y el corazón de una mano derecha que se dirigían directos hacia sus ojos. Antes de poder reaccionar sintió las uñas rojas y afiladas atravesando sus globos oculares y hundiéndose hasta el fondo de su cráneo. Aullando de dolor MacGrey retrocedió sin poderse creerse lo que había sucedido mientras la mujer, exhausta, resbalaba hasta el suelo.
—¡Idiota, estoy rodeado de idiotas! —se lamentó Gregory decidiendo ignorar los lloriqueos de Cennor y se dirigía a donde yacía la mujer.
Entre las sombras de los árboles el lobo sonreía. Había que reconocer que la vampira los tenía bien puestos y si no se hubiera distraído por lo que fuera que llamó su atención estaba seguro que hubiera podido ganar a ese pelirrojo tan inútil. Hablando del cual entre tropiezos y traspiés se estaba acercando, sin darse cuenta, a su puesto de vigilancia. Una sonrisa aún más grande apareció en su boca mientras empezaba a brillar y se volvía a transformar en hombre lobo.
—Alina, Alina, hija mía, hay que ver los problemas que me has causado. Por si no fuera suficiente con que la maldita manada de lobos matara a diez de los nuestros tú tuviste que traicionarnos. A tu familia, a nosotros que siempre te hemos cuidado y protegido —le regañó un cansado Gregory, aparentemente más triste que enfadado.
—Yo no te pedí nada de esto. Tú me separaste de mi familia, me robaste mi vida, la posibilidad de tener hijos. Tú me hiciste el monstruo que soy ahora. No hubiera podido vivir conmigo misma si hubiera dejado que… —barboteó la vampira entre grandes dolores antes de ser interrumpida por un ruido extraño.
Cuando Cennor pasó frente a Marcus éste salió de entre los pinos y poniéndose a su espalda colocó sus enormes manos en la cabeza del vampiro y con un simple movimiento la cabeza de MacGrey giró 180º. El estallido de las vértebras resonó como un cañonazo haciendo que ambos vampiros interrumpieran su conversación y se centrarán en él. Un fuerte tirón, un suave lanzamiento y la cabeza cayó rodando a los pies de un asombrado Gregory.
—Interesante, otro Alfa, imagino que estás aquí para vengar a la manada del otro día y he de suponer también que has eliminado a Vladimir y a Lucián, impresionante —reflexionó el vampiro mientras fijaba sus ojos verde esmeralda en los del licántropo.
Su voz se suavizó aún más y paso a paso se fue acercando sin dejar de hablar, Marcus se sintió impotente, los brazos le pesaban tanto que no podía ni levantarlos, sus piernas se negaban a moverse y se veía incapaz de hacer otra cosa que escuchar y seguir mirando los ojos de Gregory. Hacía mucho tiempo que no se encontraba con un vampiro tan poderoso y, esta vez, no estaba seguro de si su fuerza de voluntad sería suficiente para romper el hechizo de su mirada.
—Yo ya andaba por el mundo cuando Cristóbal Colón decidió salir a hacer turismo, para mí eres poco más que una mosca de la que me puedo librar en cualquier momento —fanfarroneó el chupasangres parado a menos de un metro de su presa y mostrando sus afilados colmillos con una sonrisa de desprecio absoluto.
En su visión periférica Marcus no había podido dejar de notar como Alina se arrastraba agónicamente por el suelo hasta coger algo de detrás de unas rocas, aunque el cuerpo de Gregory le impedía ver que estaba haciendo exactamente.
De repente, un enérgico llanto de bebé resonó en el claro haciendo que el vampiro apartara la vista durante un instante rompiendo así el poder que tenía sobre Marcus que no necesitó nada más para alzar el brazo y atacar. Gregory bajó la vista para descubrir el brazo enterrado en su pecho y cuando miró a su espalda lo último que vio antes de morir fue su corazón aún latiendo en la garra del hombre lobo.
Marcus se deshizo del cuerpo de una patada y centró su atención en la vampira que quedaba. Lo que descubrió en sus brazos fue un auténtico mazazo, su hija, Moon, viva y llorando. En dos zancadas la había arrebatado de las manos extendidas que se la ofrecían.
—El corazón, por favor —imploró una agonizante Alina.
Aún en shock por la sorpresa, Marcus soltó el corazón, sin dedicarle ni un pensamiento, mientras comprobaba el estado de su hija. Parecía que se encontraba bien de salud, los ojos dorados, iguales que los de su madre, le miraban con ese amor que tan bien recordaba, incluso daba la impresión de que la vampira había conseguido alimentarla de alguna forma. Lo único que pudo encontrar fue un moratón donde, ahora lo comprendía, Alina había pellizcado a la niña para provocar su llanto y romper el hechizo de Gregory. El licántropo miró con un nuevo respeto Alina que, en ese momento, terminaba de devorar el corazón de su creador y cuya herida en el estómago comenzaba a cerrarse muy lentamente.
—Te debo la vida, vampira, y yo siempre pago mis deudas —dijo Marcus mientras se arrodillaba a su lado, se cortaba la muñeca con una uña y la ponía en la boca de Alina.
Marcus comprobó como su sangre la curaba con rapidez, no en vano su línea de sangre era muy poderosa, llevaba muchos años a sus espaldas, a veces pensaba que demasiados. Aunque no le gustaba presumir de ello su clan era muy antiguo, su padre luchó contra Julio Cesar y él mismo había sido uno de los nueve caballeros que fundaron la Orden del Temple.
Cuando Alina estuvo completamente recuperada Marcus la apartó, la mirada de la vampira refulgía con un curioso azul plateado y su cabello, antes completamente rubio, lucía ahora un mechón blanco de unos diez centímetros de ancho.
—Ahora estamos en paz por mi vida pero también te debo la vida de mi hija, y eso es algo aún más valioso. El clan Silverclaw está en deuda contigo, siempre serás bienvenida a nuestro hogar y si alguna vez necesitas nuestra ayuda la tendrás —sentenció con toda la autoridad de un Alfa hablando por su manada.
Marcus se relajó y el hombre volvió a reemplazar al hombre lobo. Extendió su mano y ayudó a levantarse a una asombrada Alina. Una vez en pie se soltó y, sin decir nada, se agachó entre las rocas para levantarse con una mochila y ofrecérsela a Marcus.
—Ten, dentro hay algunas botes de comida para niños que robé en una gasolinera cuando escapaba —ofreció con una sonrisa que hizo que su cara se iluminara de una forma que enterneció al adusto hombre.
—¿No tienes más pertenencias que esto? —preguntó Marcus sorprendido.
—No, pero tranquilo, siempre he viajado ligera de equipaje —la sonrisa traviesa con la que contestó removió algo en el corazón del lobo que no supo describir.
—Vuelve conmigo, te prestaré algo para que puedes empezar de nuevo —ordenó Marcus.
—El Alfa mandón vuelve a aparecer —respondió Alina entre risas mientras acariciaba la cabeza de Moon y empezaba a andar siguiendo al que iba a ser su destino.
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
Sagaz
Lector voraz
Mensajes: 222
Registrado: 05 Dic 2016 22:18
Ubicación: Alianza-Maui
Contactar:

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Sagaz » 25 Dic 2016 22:49

Bueno, a ver, lo primero decir que me chiflan las historias de vampiros y hombres lobo y me ha gustado mucho encontrarme con una. Creo que el núcleo de la historia es interesante pero he notado que le faltaba ritmo. Creo que hay excesiva información, o tal vez muy concentrada. Lo que veo es que el/la autor/a ha intentado crear un marco bastante completo pero que el límite de palabras no ha jugado a su favor. Hay muchas referencias que diluyen la acción. Algunas han estado bien, pero otras, a mi juicio, no eran necesarias para comprender qué estaba pasando. Si estuviéramos ante un relato de 6.000 palabras, tal vez hubiesen entrado con más facilidad y al final hubiese quedado un contexto bastante rico sin perder la dinámica de la historia.

En cuanto a la forma, creo que le faltan un par de revisiones para pulir puntuación y alguna falta que se ha colado por ahí, seguro que por falta de tiempo. Eso sí, hay una cosa que tengo que decir porque soy muy quisquilloso con eso ( :cunao: ): ¡muchos adverbios! He contado unos 20 "-mente" a lo largo del texto, y algunos bastante concentrados. Por ejemplo:

Ante sus ojos, en el centro del claro, una vampira con una cabellera rubia que le llegaba hasta la cintura y unos ojos azul zafiro que brillaban de ira luchaba con un vampiro pelirrojo mientras otro, que podría ser su hermano gemelo, yacía en el suelo con la garganta rajada y la cabeza casi completamente cercenada. Una tercera sanguijuela, alta, con pelo negro y vestida completamente de negro, contemplaba impasible el combate con una sonrisa de suficiencia que irritó profundamente a Marcus que lo veía todo situado casi a su espalda.

No tiene mucha importancia, pero es algo en lo que me fijo bastante y que hace que el texto no suene del todo bien en mi cabeza al leerlo.

En resumen, una historia divertida de leer -siempre es divertido ver a unos vampiros morir ante un superior licántropo :mrgreen: -, amena, con buenas ideas, pero a la que le falta un poco de margen para terminar de cuajar al querer abarcar mucho en en poco espacio.
Imagen

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53565
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Sinkim » 25 Dic 2016 22:59

Me ha gustado el relato, aunque no era muy difícil porque me encantan las historias de hombreslobo aunque igual es demasiado gore para ser un relato navideño :lol:
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por ACLIAMANTA » 25 Dic 2016 23:39

Me atrapó en las primeras líneas, pero a la mitad empecé a sentirme fatigada por el esfuerzo que me suponía no perder de vista tantos personajes en tan pocos renglones… y al final eso terminó por sacarme del relato.
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 15402
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Megan » 25 Dic 2016 23:52

Me gustó por lo bien tratado que está el tema de vampiros y hombres lobo,
aunque no sean las hitorias que más me agradan.
También me gusta por lo prolijo que está narrado.

Gracias por compartirlo y mucha suerte :60:

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66884
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por lucia » 26 Dic 2016 15:08

Muy entretenido y con un ritmo rápido y bien medido :mrgreen:

Y con un final que da pie a pensar en que Alina por fin podrá ser madrastra :lol:

Avatar de Usuario
noramu
Vivo aquí
Mensajes: 5142
Registrado: 06 Oct 2011 11:32

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por noramu » 26 Dic 2016 19:08

Zarzuela:plato elaborado a partir de seres marinos exquisitos, a cada cual más reinvicativo de su unicidad y juntados todos al azar, que cazurras como yo que no comen elementos salidos del agua no pueden apreciar.

Pues eso. Que no soy el público objetivo para este relato. Me he perdido totalmente y aunque ese níveo me haya hecho sonreír no he encontrado la manera de orientarme en el laberinto de tantos seres seguro que totalmente diferenciados para el resto de los mortales pero que a mí me resultan harto difíciles de degustar. Los fallitos de falta de repaso son lo de menos pero han hecho que me pueda agarrar a un hilo de concentración y comprensión que me han reconciliado conmigo mismo y mi falta de capacidad de comprensión del conjunto.

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5726
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Ratpenat » 28 Dic 2016 17:51

No soy muy fan de estas historias, pero ha sido muy entretenido, la verdad :cunao:

Quizá algunos momentos son de película de Schwarzenegger: "yo ya andaba por el mundo cuando Colón salía a hacer turismo". El tema de la vampiresa hot y el lobo cachas parece de Underworld o de Crepúsculo.

Imagen
(aunque esta es morena y no rubia)

También tienes errorcillos: "Te dicho" (te he dicho); "que estaba haciendo" (qué); "con un nuevo respeto Alina" (algo falta entre respeto y Alina).

En definitiva, muy entretenido. :60:

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1838
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por rubisco » 28 Dic 2016 21:10

Hola, autor o autora:

Disclaimer: no estoy acostumbrado a las historias de vampiros y/u hombres lobos, por lo que es posible que mi comentario pierda parte de su sentido.

Pero allá voy:

Me ha parecido original que en un entorno de invierno peculiar hayas considerado la opción de mezclar ambos personajes, al estilo Crepúsculo. Sin embargo, me ha costado seguirlo, quizá por dos motivos: por una parte, creo que la información está ofrecida a destiempo, lo que hace que una narración inmersiva y trepidante de pronto se vea interrumpida por una acotación que podrías haber incluido de forma menos intrusiva; por otra parte, creo que el ritmo sube y baja demasiadas veces para lo corto que es, y eso conduce al cansancio y la confusión.

También tengo la sensación de que tienes una ambientación muy elaborada y hay muchos diálogos e interacciones pero luego la historia resulta un tanto corta, como si hubiera un argumento breve que está agrandado por la vía de la adición de escenas, sin ninguna pretensión argumental.

Al margen de eso, que es lo más importante, he de destacar que tienes algunos fallos de ortografía, fundamentalmente con tildes diacríticas, y con las comas. Hay frases donde creo que debería ir alguna yuxtaposición, para dar un respiro a la lectura y porque ayuda a comprender el sentido de la oración, y otras en las que el signo sobra. De todos modos, lo que comento en este párrafo es menos importante porque con un par de revisiones se corregirían.

Espero haber resultado constructivo. Como dije al principio, mi opinión puede estar condicionada por mis gustos :)

Gracias por compartirlo :60: :60:
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6389
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Yuyu » 29 Dic 2016 16:36

Creí que estaba en crepúsculo al principio. Muy entretenido, ameno y con final cerrado y bonito. Gracias por oscurecer mi navidad. :60: :hola:
Bleach - Tite Kubo
La quinta estación - N. K. Jemisin
Steelheart (Reckoners 1) - Brandon Sanderson
Tumba de dioses (Crónicas de la Nuncanoche, 2)- J. Kristoff

Avatar de Usuario
zilum
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 775
Registrado: 16 Dic 2015 11:46
Contactar:

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por zilum » 01 Ene 2017 12:09

:hola:

Me ha parecido una buena historia, que me ha entretenido de principio a fin, si bien creo que ganaría muchísimo con un buen repaso. Al margen de erratillas que no cortan el ritmo, si lo he notado con la ausencia o mala situación de algunas "comas". Me gusta cómo has narrado las escenas de acción, menos la del final, que me pareció demasiado simple. Un malote tan poderoso que con una simple distracción rebaja la fuerza de su hechizo y se vuelve totalmente vulnerable... me chirrió bastante.

En su conjunto me pareció una buena historia, escrita con muy buena pluma, si bien creo que, por lo que sea, le faltaba un repaso o dos para pulirla como se merece.

Enhorabuena y mucha suerte!!
:60: :60: :60:

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10924
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Gavalia » 01 Ene 2017 18:45

Jodo, voy a parecer el malo de la peli pero es que me ha resultado demasiado infantil el relato. Este asunto de los vampiros y los licántropos lo encuentro demasiado manido como para sorprender a nadie, pero es que además la historia que planteas la veo poco original, casi que adivinas lo que va a pasar párrafo a párrafo antes de que suceda. No te lo tomes a mal pero es una trama facilona que por otro lado no has trabajado como debieras. Fallos tienes unos pocos en cuanto a redacción a la hora de configurar escenas, podría ser cuestión de comas o signos ortográficos más adecuados a fin de darle ritmo a la lectura, pero algún fallo como que el lobo, hombre, licántropo y además padre, agarre con una sola zarpa al vampiro por sus dos brazos para estirarlos hasta sacárselos de los hombros pues me chirrían un poco, supongo que es algo imposible de realizar ni para un licátropo poderoso como Marcus. Así lo has redactado socio y supongo que debo decírtelo. Alguna cosa más me ha parecido ver, pero es cuestión de repaso antes de la entrega del trabajo y no estoy por la labor de darte demasiado la murga. Es lo que tiene exponer tu trabajo plumilla. La redacción es ágil, eso no te lo quita nadie. Saludos.
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Topito
GANADOR del V Concurso de relatos
Mensajes: 4300
Registrado: 13 Abr 2009 20:43
Ubicación: Los Madriles

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Topito » 01 Ene 2017 20:00

Relato interesante, aunque me recuerde muy mucho a todas las películas de vampiros vs licántropos que he visto. La acción es trepidante pero yo le daría un repaso de puntuación: el lector necesita respirar. Al menos yo lo necesito. Me gusta el aire, no es nada personal.

Me hubiera gustado un toque más personal, un giro propio del autor que me llamara, que me dijera: «Ole, me gusta ese punto de vista, esa forma de narrar, esa idea aunque ya vista está muy bien tuneada.»

No obstante, en términos generales es un relato muy entretenido con toque juvenil.

Gracias por hacerme sentir adolescente de nuevo.
leyendo: Haruki Murakami
leyendo cuentos: Zuñiga, O´Connor, Fitzgerald, Chéjov, Matute

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12716
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Berlín » 01 Ene 2017 22:49

¿Teneis algo en contra de La momia o de Frankenstein? :colleja: No me ha gustado mucho el relato, lo siento. Me va mucho este género, mucho, pero una de dos, o me sorprendes con la historia o haces que se me caigan las bragas con el estilo.

Me cuesta mucho escribir con una sola mano, ya hablamos más cuando te desveles. Abrazo.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CN5 - Cacería navideña

Mensaje por Isma » 01 Ene 2017 23:57

Es un relato que desborda entusiasmo y eso está muy bien. Creo que es bueno escribir sobre aquello que nos gusta.

He leído los comentarios previos y creo que puedo aportar algo útil y que es distinto. Primero: explora un lenguaje distinto del audiovisual. La narración se asemeja mucho a una película. Puedes obviar detalles que son imprescindibles en el cine, y sugerir cosas que son muy difíciles de mostrar en una pantalla. Segundo: confía en el lector. Deja que él descubra tu historia. No hables de hombres lobo. No hables de vampiros. Simplemente muestra lo que tienes en la cabeza al respecto. Deja migas de pan, da pistas. Eso es muchísimo más entretenido.

¡Espero que ayude!

Responder