CPXII - El danzar de las flores - Escritoradesueños

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67726
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CPXII - El danzar de las flores - Escritoradesueños

Mensaje por lucia » 14 Abr 2017 11:42

El danzar de las flores


En un pequeño pueblo de oriente rodeado por la vasta naturaleza, llegó de nuevo la primavera y con ella unos asustados campesinos se dispusieron frente a la puerta del ayuntamiento para hacer un llamamiento al alcalde o al menos a la policía municipal, para dar noticia de que algo demasiado extraño estaba sucediendo.
Más allá de sus parcelas, en campo abierto y sin dueño, habían crecido una especie de flores que poseían una rara forma, colores y tamaños. No supieron ponerle nombres, eran unas plantas exóticas de las cual juraban haberlas visto incluso bailar.
La asistenta social y el alcalde, reunidos, rieron ante la ingenuidad de estos labradores. Seguramente se trataba de algunas flores poco comunes en aquellas tierras. No le dieron importancia a tal fruslería y se dedicaron a los asuntos que requerían mayor atención.
Sin embargo, los rumores fueron creciendo día a día. La gente, fascinada ante aquellas plantas, decían no atreverse ni a rozarlas siquiera.
El alcalde, movido por la curiosidad, se dirigió como ciudadano hacia la nombrada zona. Campo de diferentes tonalidades de verdes intensos donde crecían margaritas silvestres y alguna amapola comenzaba a asomar.
Caminó un gran trecho, hasta que dio con el recóndito lugar. Alrededor de la famosa vegetación se encontraban varias personas, señalando maravilladas, sin percatarse siquiera de la presencia de su alcalde.
Este observó atónito aquellas ¿flores? Tallos rizados, ondulados, con formas cónicas y de corazón. Azules, verdes y amarillos. De ellos salían lo que podía llamarse pétalos. Los exóticos brotes solían componerse de un solo color, en su mayoría. Aunque había un par que tenían varios colores. Las demás eran, una flor alargada, con pétalos en forma piramidal y totalmente negros, a su lado lo que parecía una rosa, pero con varios tirabuzones de un prístino azul. También había “flores” de color verde, marrón, coral y moradas. Lo más insólito es que todas, al unísono, se encontraban lanzando polvos destellantes al aire, cada una en su propio tono.
La mandíbula del alcalde se desencajó al ver aquel mágico ritual. Aun su estupefacción creció más, cuando a la puesta del sol las flores tomaban vida y emprendían un hipnotizador baile. Parecía que estaban despidiendo al sol en una danza mágica. Las flores se abrían y cerraban, se sacudían, agitando al viento en vez de al contrario.
Después de retorcerse y alzarse se abrieron al máximo y tras estirarse grandiosas e iluminadas, fueron cerrándose a la vez que oscurecía y se introdujeron dentro de sus tallos, que las recibieron.
− ¡Dios mío! −El señor alcalde, Samelión, se llevó las manos contra la boca. Anonadado, no daba crédito a lo que acababan de presenciar sus desorbitados ojos− ¿Qué es esto, Señor?
−Las maravillas de la naturaleza −suspiró una mujer, abstraída.
El alcalde negó con la cabeza y se fue corriendo de aquel lugar que parecía embrujado.
Samelión hizo llamar a varios investigadores botánicos, que inspeccionaron el lugar con suma profesionalidad. Detallaron un informe en el que se pedía un permiso especial para extraer lo que parecían ser unas flores y analizarlas. Debían saber de qué semilla habían brotado, pues jamás habían visto algo parecido en la naturaleza.
El lugar donde habían crecido las extravagantes plantas era un pedazo de tierra que apenas ocupaba dos metros cuadrados. Más allá solo crecía hierba y florecillas silvestres.
Los botánicos estaban entusiasmados ante tal descubrimiento, pues pensaban ya descubiertas y reconocidas todas las plantas y familias, habidas y por haber. Pero aquellas eran una novedad muy interesante y digna de un profundo estudio.
Una investigadora botánica, dirigía a los trabajadores de su equipo y una vez obtenido el permiso, se fue con uno de sus compañeros hasta el lugar. Eliris se colocó frente a las flores y expresó:
−Las he estado observando durante días y noches, apenas he descansado. Forman una especie de danza a la alborada, después duermen hasta el mediodía y cuando despiertan de nuevo, comienza a escupir una especie de polvos brillantes.
−Mi señora, hemos recogido varias muestras de esos “polvos”, están siendo analizadas.
Eliris afirmó con la cabeza.
−Cuando el sol se pone, dejan de lanzar sus polvitos al aire y vuelven a danzar, enredándose entre ellas, como si se tocasen…− decía la asombrada botánica− Tras su especial baile, cuando el sol se apaga, ellas, se encierran en su tallo y vuelven a dormir. −miró al joven que estaba a su lado− No he visto nada tan asombroso en toda mi vida.


Pasaron varios días.

Turistas comenzaron a llegar de todos los pueblos de alrededor, con sus teléfonos móviles y cámaras en mano, para grabar esa majestuosidad de la naturaleza.
La botánica sintió una inmensa e inexplicable tristeza, al tener que desarmar aquel bello regalo de la Tierra. Los investigadores comenzaron a excavar, extrayendo las plantas con sus raíces, al completo. La tarea era ardua, pues los tallos estaban profundamente enraizados.
Eliris y sus subordinados duraron más de una semana con la delicada labor. Uno de aquellos agotadores días, Eliris alzó la mirada al ver allí al alcalde, Samelión, que venía a preguntar cómo iba todo. Eliris, desde dentro de la fosa de metro y medio que se habían vistos obligados a excavar, conversaba con Samelión, a la vez que secaba con la manga de su blusa el sudor que perlaba su frente. Ella se mantenía en que aún era pronto para especular, sobretodo porque el hallazgo era asombroso.
Un rato después, sintiéndose más cómoda sin la presencia del alcalde, se agachó ante las largas raíces de la flor negra y encontró alrededor de ellas unas pequeñas bolitas. Se preguntó si aquello serían nuevas semillas, cuando de repente tocó algo raro. Ahogó un gritó…volvió a tocar. No podía ser lo que estaba pensando. Escarbó con sus propias uñas y empalideció al ver unos huesos. Tragó saliva.
− ¡Chicos, venid aquí! Mirad esto.
Varios investigadores de botánica se asomaron donde Eliris les estaba indicando y se asustaron al ver aquellos huesos.
−Dios, Dios ¿Qué es esto? −emitió uno de los más jóvenes, queriendo salir de allí− ¡No me digas que estamos dentro de una tumba!
El grupo de investigadores que allí se encontraba, miraron con perplejidad hacia el muchacho, dejando sus quehaceres.

El pueblo se escandalizó. Aquello que habían descubierto parecía una tumba con flores ¿Aquello eran flores? ¿Por qué sembradas? ¡Nunca habían estado allí! ¿Por qué ahora y bajo ellas unos restos?
Nadie entendía nada, por lo que aquel lugar campestre se llenó primero de forenses, que desenterraron el cadáver y dieron la voz de que aquellos restos no eran de un ser humano.

Aquel caso era cada vez más intrigante y misterioso. Samelión no se detuvo ahí y aconsejado por sus superiores llamó a un grupo de arqueólogos y paleontólogos. Quizás aquel hallazgo era algo único y por fin sacaría de la miseria a aquel pequeño pueblo desconocido, que solo había vivido guerras y hambre en los últimos tiempos.
Los restos fueron trasladados al laboratorio del paleontólogo Gadhán, que había llevado el caso de los huesos desde el principio. A su vez los arqueólogos continuaban con las excavaciones e investigación de lo que parecía una tumba y sus alrededores.

Gadhán abrió la bolsa de cuero negro donde se encontraba el cuerpo, que medía más de un metro de largo, pero no era muy ancho. Rozó con sus pinzas lo que parecía un brazo y se encontró pegado al hueso una especie de escama, de la cual tomó un pequeño trozo y miró de cerca.
La escama era de un color blanco amarillento. Frunció el ceño. Era extraño aquel tipo de escama, aunque mandaría a analizarla. Un empleado le dejó el primer informe sobre la mesa. Gadhán agradeció y leyó lo que suponía, aquel cuerpo era un fósil con unos 450.000 años de antigüedad.
Gadhán hizo llamar al mejor grupo de paleontólogos de la zona y les pidió que comparasen los restos que habían encontrado con todas las especies de Dinosaurios que existían; El Coritusario, el Thiranosaurios, el Maiasauria, etc…
Todas las sospechas de los profesionales apuntaban a que aquello era alguna especie de dinosaurio, aunque era algo inusitado, pues no carecía de ciertas características humanas, sobretodo en su cuerpo, más que en su cráneo.
Al enterarse hacia dónde apuntaban las sospechas y que querían cerrar pronto el caso, por falta de presupuesto, Eliris se presentó ante el mismo Gadhán, muy indignada.
−Aquello que yo encontré, no es un Dinosaurio −le espetó.
− ¿Ah no? ¿Entonces que sugiere que es?
−Eso lo tendrá que averiguar usted, que es el profesional. Pero yo encontré esos restos y vi que estaban envueltos en unas finas telas transparentes, rotas, muy viejas.
− ¿Y?
− ¿Usted cree que un dinosaurio enterraría así a un familiar suyo? ¿Con sus telas y todo…?
−Deje su ironía y sarcasmo. Algunos trabajamos. Descartaré todas las hipótesis. Usted váyase con sus flores y déjeme en paz con las cosas que si son importantes.
Eliris frunció el ceño y contrajo todas sus facciones, enfadada.
− ¿Está insinuando que mi trabajo no es serio o importante? ¿Cómo se atreve? −lo miró de abajo a arriba− Vaya investigador de paleontología de pacotilla nos han ido a traer.
Gadhán le dio la espalda y continuó con su trabajo, mostrándole un total desprecio e indiferencia.
Transcurridos cinco minutos, ella seguía allí, observándolo en silencio.
−Suficiente con aguantarla en la escuela, señorita sabelotodo. -susurró con odio.
Eliris recordó como ella y sus amigas se reían de aquel ratón de biblioteca y de repente se sintió mal. Se marchó del laboratorio de paleontología, rauda y veloz, avergonzada.
Gadhán tiró uno de sus bisturís contra la mesa, con rabia. Enfurruñado tomó un libro y tiempo después se concentró en estudiar la filogenia de aquel ser que había llegado a descontrolar a todo un pueblo.
−Apenas ha cambiado en tantos miles de años−se dijo a sí mismo, asombrado.
Mientras más ahondaba en sus estudios y en los análisis, junto a sus compañeros, más extraño y caótico se le antojaba aquel caso y aquella criatura.
Gadhán apenas durmió en meses. Se encontraba estudiando la tafonomía de los restos. Cada vez le apasionaba más el caso, la intriga lo llevaba a querer desvelar más cosas. Aquellos huesos…todo lo estudiado, le hacían mirar hacia las extrañas pinturas de los jeroglíficos egipcios, aquellos cráneos parecidos a los de la criatura. ¿Pero porqué con escamas?
Un día, cuando estaba a punto de sucumbir al sueño, Eliris se presentó ante él.
− ¿Otra vez tu aquí? −preguntó él, con un deje de dolor en sus palabras.
−No he venido a pelear−le aseguró ella entre susurros, acercándose lentamente.
Gadhán retrocedió unos pasos, instintivamente. Eliris, con una triste sonrisa dibujada en su rostro, le mostró una mochila de cuero marrón.
− ¿Qué es eso?
−Gadhán, tenemos que trabajar juntos. Esos restos no son nada sin las flores y esas flores, no tienen vida sin los restos.
− ¿Las habéis trasplantado?
Eliris asintió.
−Están continuamente cerradas, como si hubieran muerto. Les trajimos Tierra de ese mismo campo, dejamos que le caiga la lluvia natural y que miren al sol, pero no reaccionan.
Gadhán no podía creer algo así, su mente científica se lo impedía.
− ¿Viste esas flores danzar?
Gadhán negó con la cabeza.
−Las mecería el viento.
− ¡No era el viento! Parecía…parecía…magia.
Gadhán la miró a los ojos, le brillaban, estaba entusiasmada con este caso.
−La magia no existe Eliris, somos científicos. ¡No fantasees mujer, que ya no eres una adolescente!
−Aquella adolescente que te dañó ¿Verdad?
Gadhán desvió el rostro, dejándola de mirar. Negó, restándole toda importancia.
− ¿Qué llevas en esa mochila? −cambió de tema, con incomodidad.
Eliris la mostró ante los oscuros ojos de Gadhán y sonrió.
−Yo ya sé quién es el ser que tanto examinas y analizas.
Gadhán no quiso mostrar su inquietante sorpresa.
− ¿Ah sí? ¿Qué es? Porque yo llevo meses rompiéndome la cabeza y…
Eliris cazó su mano en el viento y mirándolo a los ojos musitó:
−Es un Anunnaki.
− ¿Un qué? – dejó resbalar su mano de la de Eliris, separándolas.
− ¿No sabes nada de los Anunnaki?
Gadhán negó con la cabeza, sin entender.
−Por eso tantos meses de estudios…porque estudias con muchos límites. Muchísimos límites… ¿Nunca has escuchado hablar de los sumerios y acadios?
− ¿Qué tienen que ver aquí las malditas religiones?
−Los Anunnaki no tienen que ver con una religión, pero si hay muchas teorías que dicen que ellos crearon al ser humano. Los Anunnaki son unos extraterrestres, su planeta se llama Nibiru.
− ¿Pero qué película me estás contando? −le soltó despectivamente, encogiéndose de hombros− No me hagas perder el tiempo con estolideces.
−Al menos dame una oportunidad ¡Todos la merecemos!
−No tengo tiempo ni para ti, ni para tus absurdos.
Eliris bajó la cabeza, aún así no se detuvo.
−Dicen que viajaron porque les faltaba algo. Algo que encontraron en el planeta Tierra y…que ellos crearon al ser humano, ellos hicieron evolucionar al hombre para convertirlos en sus esclavos. ¡Necesitaban esclavos!
−Cállate y vete ya, eres una pesadilla.
−Ellos eran Dioses o algo así y mira, maldito cabezota de mierda−colocó la cartera de cuero sobre la mesa y se fue de allí corriendo.
Gadhán la observó salir y sintió una punzada de arrepentimiento en su interior.
Abrió la cartera de cuero y sacó unas extrañas tablillas de barro, con letras y dibujos. Eran siete tablillas, pero no entendía nada de lo que había escrito en ellas.

Pasó un día completo y aún Eliris seguía triste, limpiando la flor color coral a la vez que le hablaba.
−Me reí de él y yo le gustaba. Ahora no me quiere ver ni en pintura. ¿Sabes? ¡Guau! ¡Eres tan bonita! Tu tallo parece un corazón y a esta ñoña le gusta ¿Por qué ya no te abres?
La flor estornudó polvos de color coral y Eliris dio un repullo, sobrecogida.
−Oooh ¿Qué ha sido eso? -rio sola.
Uno de sus compañeros le trajo un informe.
−Ya hemos averiguado algo sobre esos polvitos que echan…A propósito, alguien desde la puerta te mira−bajó la voz al comentarle esto último.

Eliris volteó la mirada y se ruborizó al ver allí a Gadhán.
“¿Me habrá escuchado?”
Gadhán se adentró en el laboratorio de botánica, cargando con la mochila marrón en sus manos.
−No he conseguido dormir en toda la noche ¿De dónde las has sacado? ¿Qué significan?
− ¿No decías que no te importaba? −lo increpó y Gadhán comenzó a reír− Ah ¿Encima te ríes de mí y en mi cara?
−En tu cara manchada de…
Eliris se puso aún más colorada, como una chavala de quince años. Gadhán tomó unas servilletas que había a mano y comenzó a limpiarle el mentón, la nariz y por último los labios.
Eliris tosió, temblando sin poderlo controlar. Se distanció de él y sacándose su bata blanca, le explicó;
−Esas tablillas me las ha dejado el arqueólogo para ayudarme con mi investigación. Las han encontrado en la tumba de la criatura.
− ¿Y qué dicen? ¿Qué es un Anunnaki? -se burló.
−El arqueólogo vendrá en media hora, si quieres esperarlo…vendrá con su traductor. Si, las tabillas son sumerias y en ellas hay escritas varias cosas sobre…la criatura.
Gadhán miró a Eliris perplejo. En un segundo ella sabía desmoronar su arduo trabajo de tantos meses.

Tras la espera, al fin se presentó el arqueólogo con el traductor.
−Le dije que estas tablillas tenían un contenido interesante. −le guiñó un ojo el arqueólogo a Eliris− Algo le conté sobre lo que me había dicho mi traductor, pero hoy vino dispuesto a desvelarnos su contenido, al completo.
Todos asintieron, ansiosos.
El traductor tomó con delicadeza las siete piezas y las distribuyó según sus conocimientos. El arqueólogo aseguró que se encontraban ante el mejor traductor que había conocido.
El hombre comenzó a descifrar y hacer apuntes, contándoles que los restos que hallaron enterrados eran de una niña Anunnaki, bastante pequeña, no llegaba a los seis años.
Los Anunnaki eran seres muy altos y longevos, solían vivir más de tres mil años.
Según las tablillas, aquella niña había sido asesinada por un humano, que la secuestró y dio muerte, cansado de vivir en esclavitud, bajo la tiranía de los padres de aquella inocente Anunna.
El traductor siguió desvelando cosas increíbles. Los sumerios decían que los Anunnakis maldijeron al ser humano por haber matado a una de sus niñas, la que iba a ser la Diosa Estindia. Fue entonces que el ser humano conoció lo que era vivir menos de cien años, contraer enfermedades, sufrir, padecer dolor y lo más cruel, ir detrás siempre de una felicidad que jamás lograrían alcanzar, pues les estaba prohibida.
Prohibida hasta el día en que el alma de la Diosa Estindia despertase y fuese convirtiendo su materia en semillas de flores. Flores que crecerían en su tumba, que se alojaba en lo que había sido el antiguo Edén Anunnaki, aquel que todos habían perdido.
Cada flor que creaba el espíritu de la niña y Diosa Anunnaki representaría una bendición para el ser humano. Hasta que brotasen todas y bailaran, revelando que el perdón estaba muy cerca.
La flor del perdón, la flor de la comprensión, la flor del amor, la flor de la sanación eterna, la flor de la hermandad entre los hombres, la flor de la paz y la flor de la felicidad.
Los polvos quedarían esparcidos por el mundo, borrando la maldición y el dolor humano.
Gadhán y Eliris unieron los restos de la niña con las flores, en su tumba. Las flores volvieron a lanzar sus polvos brillantes y a bailar, otorgando su perdón al mundo.
Eliris sonrió a Gadhán, que tomó su rostro y besó suavemente sus labios.
Eliris lo miró enamorada.
−Así que esta es la verdadera historia de nuestro Edén perdido.
−Pero por fin esta historia ya se acaba. Ahora creo -acurrucó a Eliris entre sus brazos− Ahora sé, que empieza una nueva historia.

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1885
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por rubisco » 21 Abr 2017 14:50

Querido autor, querida autora.

Un descubrimiento inusual desvela la presencia de una civilización alienígena que creó el ser humano. Las labores de investigación reúnen a dos científicos con una enemistad de años que deberán dejar de lado para que sus estudios lleguen a buen puerto.

Creo que ése podría ser un buen resumen comercial de este relato, y leyéndolo no veo exagerado afirmar que da para mucho más que un relato corto, así que, autor o autora, aquí tienes materia prima para trabajar en algo más ambicioso si te lo propones.

El relato está escrito con corrección. Creo que hay cosas que atacas de forma acertada y otras a las que yo les habría dado una vuelta más o habría enfocado de otro modo. En cuanto al estilo, aunque eso es algo personal de cada uno, creo que el uso de las comillas ("") te ha privado de dirigir mejor al lector. Al poner cosas como "flores" te has ahorrado una frase como esas formaciones que parecían flores, que a mi juicio enriquecen el texto (aunque, insisto, son impresiones particulares).

El ritmo me parece lento al principio, y creo que no le va, pero a medida que avanza me parece que el ritmo se adapta más a lo que necesita. Por otra parte, veo una inconsistencia clara en el estilo: el inicio me recuerda a los típicos de los cuentos, pero luego cambia la forma de narrar.

La historia en sí está bien hilvanada, y que hayas introducido una subtrama en forma de odio-amor merece una mención aparte, porque no es fácil hacer algo así en tan poco espacio.

En líneas generales me parece que se trata de un buen relato, aunque tal vez merezca un trabajo de repaso de algunas expresiones para facilitar la comprensión.

Gracias por compartirlo :hola: .
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12735
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Berlín » 21 Abr 2017 14:53

El danzar de las flores

Amor entre paleontólogos mezclado con unas pinceladas de mitología babilónica que ha dado como resultado un relato pelín ñoño que podría haber sido más interesante, porque todo este tema de los Annunakis venidos a la tierra del supuesto planeta Nibiru es cojonudo, la verdad. Vale, ¡que pasa! Me mola cuarto milenio. Paso de soltaros el tostón, si os apetece lo buscáis que es muy muy chulo.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Escritoradesueños » 21 Abr 2017 23:15

¡Otra obra que me ha gustado!
Me encanta leer sobre temas espirituales, más cuando estos se dan la mano con la ciencia y la Historia. Creo que aquí se juntan muchos elementos; Botánica, paleontología, arqueología, traductores, sumerios, acadios, anunnakis, extraterrestres, Historia, Religión, la creación del hombre, la esclavitud, el bulling...¡Muchos temas en un solo relato! Que está muy bien hilado y me ha llegado a conmover.
Me ha encantado lo de la niña Anunna, me hubiese gustado una historia donde ella tuviera más protagonismo y saliese más su vida, lo que le ocurrió...pero en fin...Me pregunto ¿Cómo hubiera sido verla como la Diosa Estindia?
Me encanta cuando se habla del origen del sufrimiento o dolor humano y muchos lo tratan desde el punto de vista religioso y se van a Adán y Eva y me parece muy original que aquí también se haya tocado de una manera religiosa, pero con los Anunnakis, que a su vez he leido que muchos teorizan que existieron ¡Eso ya me parece increible! ¿Teorías de la New Age?
Usas vocabulario técnico, se te nota documentado, autor.
No le puedo poner pegas al relato, porque me ha gustado hasta la última frase y también me ha encantado que el chico y la chica acaben juntos.
Lo que no se muy bien es como acaba el alcalde, el primer implicado en todo esto y sobretodo ese pueblecito que pasa hambre y guerras, me parece un cabo suelto.
Por lo demás nada que decir, me parece muy completo y creo que tendrás buenas puntuaciones. Y pensar que Prófugo me pone como autora de esta perlita a mí ¡Ojalá!
Entrañable relato.
Muy buena suerte, autor. ¡La mereces!
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10949
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Gavalia » 21 Abr 2017 23:24

Una historia bonita pero aburrida. Sorprender no sorprende porque la trama es algo inocentilla y un poco liosa de entender. Se nota que has currado el vocabulario y la redacción es más que digna pero no transmite emoción alguna. Creo que se podría podar el texto y hacerlo más liviano sin que se resienta por ello su mensaje y también ganaría en agilidad. No está mal el trabajo pero no me llega. Un saludo y gracias por compartirlo. Lo que yo diga, no significa mucho autor, ni para lo bueno, ni para lo malo. Ánimo y suerte.
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Landra » 21 Abr 2017 23:29

Autor/a, no ganarás el concurso pero a mí me has ganado. Tienes un nuevo FAN. Me ha encantado como has intentado explicar el significado de la humanidad y la vida a través de la leyenda/conspiración/fábula/teoría o como lo quieras llamar de los Annunaki.

Creo que ha sido un gran trabajo de imaginación, aunque ha fallado un poco las conversaciones, quizás faltas de un poco más de seriedad científica o de esa seriedad entre profesionales, parecían dos niños enfadados.

Aún así creo que tendrás una buena puntuación por mi parte.

Un saludo y mucha suerte!
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15623
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por jilguero » 23 Abr 2017 18:29

Una historia que al empezar pensé que prometía y que no me atrevería a decir que es mala, pero el desarrollo hace que me haya terminado resultando aburrida. La idea de una flores hermosas alimentándose de unos restos humanos no será Jilguero quien te lo critique (sería tirarse piedaras sobre el tejadito de su Noceda), pero en tu afán por contarnos tantas cosas en un solo relato hace que pierdan fuerza cada uno de los componentes.

Conclusión, autor, no me ha convencido tu texto porque mezclas elementos mágicos (candorosos, diría yo) con una explicación casi científica de su origen. Habría preferido que te decantaras por una u otra perspectiva, pero no por ambas a la vez porque el resultado me ha parecido poco creíble. Suerte. :60:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 5005
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por prófugo » 23 Abr 2017 23:36

Estimado(a) autor(a):

Me ha gustado mucho tu trabajo al principio..hasta que se descubre de donde provienen esas flores y que hacen que vivan, bailen, etc. El resto confieso que me ha aburrido un poco...se me hizo largo y poco atractivo.

Demás esta decirte que está muy bien escrito y cuidado...pero no ha llegado a mi como hubiese deseado.

Un fuerte abrazo y gracias por compartir tu criatura con nosotros :60:



Enviado desde mi ALE-L21 mediante Tapatalk
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 15610
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Megan » 24 Abr 2017 03:25

Al parecer hoy estoy negativa.
Pero te digo autor/a que no me ha gustado tu relato, en realidad me aburrió.
Suelo poner mucha énfasis en el tema descripciones, que es lo que estoy aprendiendo y tu relato, en mi opinión adolece de ellas o no las manejas bien.
Gracias por compartirlo y suerte :D

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Ororo » 24 Abr 2017 11:51

Es un cuentecito cuya temática y ejecución no me han enganchado nada.

Me ha parecido, en líneas generales, infantil y algo cursi, especialmente cuando los dos investigadores comienzan a comportarse como adolescentes enamorados. La profesionalidad que se les presupone se ensucia con esas viejas rencillas de amores de patio de colegio. Me parece poco verosímil. Los diálogos tampoco ayudan. No me creo a los personajes.

Pero no sólo es mi gusto particular el que rechaza el texto, sino la forma de contar la historia: creo que es discontinua, poco elaborada y contiene cantidad de errores, puntuación extraña… Vamos, que el texto no fluye en absoluto.

No sé, un poco desparramado e incongruente, aunque la imaginación del autor es más que evidente. Lo siento.
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Avatar de Usuario
Dama Luna
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 723
Registrado: 26 Ene 2016 21:18
Ubicación: Atravesando la Montaña Negra

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Dama Luna » 24 Abr 2017 16:07

Por partes. En el apartado formal, debo decir que me ha parecido bastante justito de estilo. Hay cosas que pueden arreglarse con un repaso (o dos, si es menester) atento, como las cacofonías en forma de rimas, puntuación, y eso.

Luego, hay cosas raras por ahí, como el hecho de que alguien se refiera a la botánica diciendo "Mi señora", o que el campo "se llene de forenses", incluso que puedan llegar a pensar en un dinosaurio hace solo 450.000 años. Ese tipo de cosas hay que trabajarlas en condiciones, porque en este tipo de detalles se distingue a una obra buena de una mediocre.

En cuanto a la historia: la idea original es interesante, y bien trabajada, podría dar lugar a una novela incluso. La cosa es que necesita de más desarrollo que el que ha encontrado en un texto tan breve. Demasiada condensación de conceptos, de relaciones entre los personajes (un poco infantiloides y hasta merluzos en su interacción), las civilizaciones del pasado... El autor ha tocado demasiados palos y no hay sitio material para desarrollarlos como merecen, por lo que el resultado es un poco zaborrero.

Yo insistiría con la idea porque tiene una base interesante sobre la que trabajar, pero con más solidez y cuidando mucho más tanto el estilo como a los personajes. Suerte!

Avatar de Usuario
Topito
GANADOR del V Concurso de relatos
Mensajes: 4300
Registrado: 13 Abr 2009 20:43
Ubicación: Los Madriles

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Topito » 24 Abr 2017 19:16

Repasa la redacción.

Al principio pensé que era un cuento infantil. El estilo así me lo parecía. Sin embargo, creo que no era tu intención, ya que luego comienzas a utilizar palabras algo más «elevadas» para la mente de un infante. No sé. Ya me dirás cuando acabe el concurso.

En rasgos generales, la historia me parece interesante. Botánica, paleontología, medicina forense... son ciencias muy interesantes para utilizarlas en un relato o una novela. Además, si encima aunamos todas en el escrito, podemos crear una historia muy atrayente. Pero uno tiene que documentarse bien para que sea todo creible. Ese es el punto flojo del relato. El estilo es tan infantil —entiendase, dirigido a un público infante— que los diálogos se me hacen cuesta arriba. No llego a creer en la profesionalidad de los científicos, ya que su forma de ser me parece más adolescente que adulta. Tanto en la forma de hablar como en sus actos.

No obstante, en terminos generales, es una historia atractiva con mucho potencial.

Muchas suerte en el concurso. Y a seguir creando historias.
leyendo: Haruki Murakami
leyendo cuentos: Zuñiga, O´Connor, Fitzgerald, Chéjov, Matute

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5747
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Ratpenat » 24 Abr 2017 23:02

Esto lo he visto en varios relatos, así que lo voy a poner aquí: pero anotad los otros.

Sobretodo es una prenda de vestir.

Sobre todo es sinónimo de principalmente.


Usadlo bien, por favor.


Y sobre el relato, pues está entretenido pero tampoco me ha impactado. Quizá lo relea, eso sí. El tema es interesante.

Avatar de Usuario
Paraná
No tengo vida social
Mensajes: 1285
Registrado: 07 Feb 2017 18:02
Ubicación: Tucumán - Argentina

Re: CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Paraná » 25 Abr 2017 00:28

Un relato que despierta sentimientos encontrados. Por una parte, el intento de explicar los orígenes, ligado a todo lo que vamos leyendo por ahí sobre anunakis y demás, lo hace interesante, sabroso. Pero por otro, encuentro problemas de verosimilitud, inexactitudes o incongruencias que desaniman para tomarlo en serio. Los personajes son infantiles, como niños jugando con conceptos de adultos; más parecen de animé que de cuento. No obstante, celebro la imaginación y la elección del tema, que es apasionante. ¡Buena suerte, escritor@!

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

CPXII - El danzar de las flores

Mensaje por Isma » 25 Abr 2017 21:27

No me ha gustado, lo siento. Me parece bien que sea ambicioso y que mezcle conceptos diversos, pero te diría que si quieres escribir fantasía, hazlo sin titubeos: arrójate a la piscina y crea tu mundo mágico sin necesidad de dar explicaciones. Con que el mundo sea coherente en tu cabeza basta. Pero si intentas dar razones científicas a un mundo imaginario tienes todas las papeletas para patinar.

Muy bien por lo ambicioso, me gusta quien quiere ser el dios de su propio mundo. Pero si creas tus propias reglas no puedes usar las de otros.

Responder