CT II - Cabalgando en su aliento - Mister Sogad

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66851
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CT II - Cabalgando en su aliento - Mister Sogad

Mensaje por lucia » 21 Oct 2017 20:24

CABALGANDO EN SU ALIENTO

Sonrió de manera cruel mientras disparaba una nueva tanda. Aferraba la Canon con suavidad, pero su mente bullía con imágenes de violencia mientras espiaba por el visor. Aquella chica le ponía, y le ponía mucho. Menudo culo tenía la muy guarra, y unas tetas… joder, ¡qué tetas! Valdría la pena morderlas hasta verlas sangrar. Ya lo creo que sí, jugosas, rojas. Con un fuerte deseo en la entrepierna se apresuró a echar un vistazo rápido en la pantalla de la cámara, a ver si tenía o no el permiso.

No, no estaba. La señal no aparecía. ¡Joder! A lo mejor haciendo las fotos desde otro ángulo... Pero sabía que no, las cosas no eran así. Frustrado le dio un puñetazo a la pared de la furgoneta. Ni el dolor ni la nueva abolladura le importaron lo más mínimo, en cuanto la rabia se disipó volvió a buscar un nuevo objetivo. Esta vez dejó la mente en blanco y simplemente disparó a personas al azar. Salió bien, en la rápida revisión su compañera apareció besando a una mujer trajeada cuya imagen había quedado congelada mientras gritaba por un teléfono móvil.

Chasqueó la lengua, no era fea, pero tampoco era su tipo. Echó otro vistazo al vaho condensado que salía de aquella tía para cerciorarse y luego salió de la furgo.

No fue difícil localizarla, estaba esperando el autobús mientras trataba de mantenerse bajo el tejadillo de la parada. Había empezado a llover. Se acercó con las manos en los bolsillos y se colocó lo más cerca que pudo, la marquesina estaba hasta arriba de gente. De soslayo la espió, las bocanadas de aliento salían descontroladas en el airado cruce de palabras que mantenía con su interlocutor. Escudriñó cada vaharada por si distinguía “a la sonriente”, pero sabía que era un gesto inútil, la señal solo aparecía en las fotografías. Por ahora. Estaba convencido que llegaría el momento en que no necesitaría de ninguna cámara para descubrir a los elegidos.

El bus se detuvo traqueteando. Siguió a la ejecutiva hasta el interior y luego simplemente se aseguró de bajar donde ella lo hacía. Zona de apartamentos, poco transitada con este frío y la jodida tormenta que se estaba desatando. No era fácil seguirla de cerca, un par de veces lo miró inquisitiva, hasta que se detuvo en una puerta y él pasó de largo.
La gente baja la guardia cuando llega a casa y al menos una puerta se interpone entre los desconocidos y ellos, le dio tiempo a regresar y espiar un poco por la cristalera. La mujer sacaba en ese momento un par de cartas del tercer buzón de la segunda hilera, contando desde la izquierda. Perfecto.

Regresó sin problemas a la furgoneta. En el camino dejó traslucir su buen humor, mientras la tormenta descargaba finalmente un chaparrón silbó Highway to hell unas cuantas veces. La lluvia no le molestaba, no era lo ideal para capturar el aliento, pero hoy ya había aparecido su presa y no debían faltar muchos días para que la nieve hiciera su aparición. Si todo iba bien podría disfrutar de nuevas víctimas tras acabar con la mujer trajeada.

Con espiarla de nuevo un par de días se dio por satisfecho, seguía la misma rutina para volver a casa, misma hora, mismo bus. Eligió el viernes simplemente porque habría otra tormenta, de las gordas. Así sería más fácil y tendría el fin de semana entero para jugar un poco.

Todo salió como esperaba. Tenía ya bastante destreza en las capturas. Golpe en la sien y arrastrar a la furgo, si alguien lo había visto sería demasiado tarde. Tipo grande en mono de trabajo con furgoneta blanca. Una vez lo habían tratado de detener en un control policial, no le costó abrirse paso con el parachoques. Hoy el mal tiempo lo salvaguardaba sin problema, menudo aguacero.

Nada más llegar al almacén y meterla en la sala la chica despertó. Miedo, asco, de sus ojos corrían dos regueros negros mientras suplicaba entre hipidos. La obligó a desnudarse y luego la examinó a conciencia. Demonios, no estaba mal, sin ropa ganaba bastante; no estaba buena, cómo a él le hubiera gustado, de echo estaba bastante delgada, pero tenía curvas. Castaña, piel clara, sus tetas eran firmes y el culo estaba en su sitio. El vello rizado apenas era una delgada línea que dejaba ver sin problema un coño rosadito. Lo iba a disfrutar, estaba seguro.

Logró arrancarle su temperamento tras una noche salvaje, el odio se solapó con el miedo y se deleitó con aquél coraje. El segundo día debía destruirla como persona, conseguir que no le importara que hiciera con ella lo que quisiera. Aguantó más que muchos hombres que habían pasado por sus manos. Aquella piel blanca su cubrió de moratones, arañazos y marcas de dientes. Cuando empezó a trabajar con el cuchillo volvieron las suplicas, las promesas desesperadas. No era eso lo que buscaba. La meta era la derrota total, la apatía, la muñeca de trapo que no quería ya tener que ver nada con este mundo.

El tercer día, por la tarde, no tuvo que despertarla y ya desde la entrada pudo ver los ojos apagados y la inexpresividad de la cara. Ya estaba hecho. Follársela en aquellas condiciones ya no le ponía, así que puso el aire al máximo y esperó a que bajara la temperatura lo suficiente. Cuando los alientos de ambos empezaron a ser visibles se acercó y mezcló una vaharada del suyo con el de ella. Pronto se materializó el ser, un demonio de humo blanco. La mujer pareció darse cuenta de la presencia de aquella cosa a pesar de todo, pero eso ya no importaba.

El monstruo lo miró y, como tantas otras veces, se imaginó que le sonreía, igual que hacía él mismo en aquél momento. Luego esperó impaciente mientras el demonio se volvía a la chica y extendía una zarpa. Hilachos negros comenzaron a salir de los poros de la piel femenina y se arremolinaron alrededor de la presencia, tejiendo y entretejiendo una fina mortaja que acabó por ajustarse a la forma del monstruo como una piel tersa y lustrosa. Abrió los simiescos brazos como si cogiera aire y luego se puso a andar alrededor de la chica. ¿Qué demonios hacía?

—Ya está, dame lo mío —Estaba impaciente.

Ni puto caso. Aquella mujer debía parecerle muy curiosa. Ahora alargaba una de las garras hacia su rostro aterrorizado. Mierda, llevaba semanas sin sentir el poder.

—Oye, venga. Lo he hecho de puta madre, como siempre. Estas aquí.

El monstruo lo miró con intensidad y él tragó saliva.

—Es que…

<<Silencio, mortal>>.

Algo iba mal. No recordaba haber hablado con el demonio más que las primeras veces, hacía años de aquello. Se pasó la lengua por los labios, de pronto hacía allí mucho frío y él no debería sentirlo.

<<Tu tiempo se ha extinguido>>.

—¿Qué?

De una zancada el ser lo cogió por el cuello y sus pies despegaron del suelo. Con la otra garra empezó a “sacarle los hilos”, como había visto hacer a tantos. Sin embargo, sus hebras eran rojas. Sintió más frío aún y notó como se le empezaba a enturbiar la cabeza.

—Esp… espera —Balbució.

Le costaba pensar.

—Lo he hecho bien… todos… todos estos años —La presión en su cuello aumentó–. ¿Por qué?

<<Silencio>>.

—…no… hazme como tú. Dame… dame el poder.

Los ojos demoníacos refulgieron un instante, pero lo soltó y cayó al suelo. Se sentía muy débil.

<<¿Cómo yo? ¿Quieres ser un demonio?>>.

La risa produjo una cacofonía de sonidos diversos, entre humana y animal, de muchos y de uno solo, ecos lejanos y fuertes carcajadas al oído. Todo a la vez.

<<Mírala. Ya lo eres>>.

Sus ojos tardaron un poco en enfocar hasta que pudo centrarse en la chica. Un guiñapo que se aferraba las rodillas, en su piel apenas había espacio para más heridas, bajo ella pequeños charcos de sangre pegajosa empezaban a cristalizar.

—Quiero más —Le soltó enfadado entre los labios amoratados.

<<Ven>>.

Entonces le tocó la cabeza, apenas un roce, y sintió náuseas y vértigo. Alrededor algo cambió, todo parecía temblar, sisear. Vomitó como un animal, a lo bestia.

<<Este es mi mundo>>.

Su curiosidad se impuso a la agonía de sus entrañas y miró con avidez. Parecía una extraña dislocación del mismo mundo en que estaban hacía tan solo un segundo. Allí estaba la sala, con las paredes de azulejos blancos, la puerta metálica, el suelo moteado de manchas encarnadas y la mujer asustada. Pero todo tenía un toque irreal, como si temblara, cada cosa parecía tratar de querer enfocarse, materializarse, pero no podía. Los contornos se dividían, los perfiles se multiplicaban, era como estar observando un terremoto a cámara muy lenta. Y los colores… estaban hipersaturados, cada tono dañaba la vista. Pero había algo más, podredumbre, aquí y allá; azulejos cuyos bordes estaban amarronados, desgastados; metales donde la herrumbre estaba a punto de darse un festín; y la chica… a su alrededor se había formado un halo negruzco, que pasaba del granate al verde oscuro y de ahí se fundía a negro.

<<Mírame>>.

Asombrado descubrió a un muchacho desgarbado con los ojos del monstruo y una sonrisa entre divertida y cruel.

—Eres… ¿eres humano?

La sonrisa se ensanchó mientras el joven se llevaba una mano a la barbilla y hacía un teatral gesto pensativo.

<<Quizá lo fui, quizá vaya a serlo>>.

Confundido sacudió la cabeza.

—Juegas conmigo, esto no es real.

<<¿No?>>.

De nuevo se vio agarrado por el cuello y fue lanzado a través de una de las paredes. Notó el impacto, sus huesos crujieron, pero de alguna manera atravesó el muro, mientras este permanecía en pie.

Reconoció el polígono y trató de levantarse. El dolor lo asaeteó. A lo lejos un chillido estridente le puso los pelos de punta. El origen era un anciano que lo miraba con avidez, luego se puso a cuatro patas y se lanzó a por él. No dudó un instante, aquél era otro demonio. Gimoteó descontrolado, pues el terror que sentía era asfixiante.

<<Podría dejar que jugara contigo>>.

El muchacho apareció a su lado con los brazos cruzados. El viejo se acercaba velozmente.

—No, por favor —Logró articular.

El chico le puso una mano sobre el brazo y entonces sintió el poder. Vitalidad, fuerza, el absoluto control sobre sí mismo. A unos pasos el anciano se detuvo dubitativo, luego se dio la vuelta y huyó.

<<Es un Antiguo menor>>.

Sintió el desprecio del demonio y se preguntó a qué se refería, pero tenía ansias de cazar, de ir tras aquél viejo y…

<<No>>.

No discutió, se sentía invencible pero no era estúpido, incluso lleno de poder podía sentir la enorme diferencia entre ambos.

Lo siguió de nuevo a la sala, ni siquiera notó nada al atravesar la pared.

<<Dentro de poco habrá una vacante en este mundo>>.

El muchacho miraba a la mujer con una sonrisa.

—El tuyo —Lo comprendió al instante—. Serás humano a través de ella.

<<¿Humano? Tal vez>>.

—Yo podría…

<<Si ocupas mi lugar no te será fácil reunir poder suficiente para lo que anhelas>>.

—Pero la otra opción es…

<<Desaparecer>>.

El mundo volvió a girar sobre sí mismo y regresaron a la realidad. En el mismo instante se derrumbó sobre el suelo, regresaban el dolor y las náuseas. Pero aún persistía algo de poder, así que respiró y se levantó.

El demonio lo miró intensamente y luego fijó sus ojos en la chica.

<<Libérala y espera, tendrás lo que deseas>>.

—¿Cuándo?

Pero ya el ser se deshilachaba introduciéndose entre los labios de la aterrorizada mujer.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10924
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Gavalia » 26 Oct 2017 18:06

Entretenido creo que es. El comienzo parece que es la mejor parte, aunque eso si, algo confusa en las alusiones al vaho y lo que quiere dar a entender como pista para lo que después pasará en el desarrollo del relato. Creo que tanto la prosa como la forma de redactar se puede mejorar. Construye frases que confunden más que aclaran en alguna que otra ocasión. La introducción de lo sobrenatural me ha rechinado un poco, hubiese preferido parámetros más racionales o mundanos. Ya tenemos suficientes monstruos como para tener que recurrir al más allá para encontrarlos y el prota se basta y sobra para ser un grandísimo ejemplo de maldadm, claro que en esto sólo doy mi opinión personal pues cada uno crea lo que le da la gana según le dicta su inspiración. Entiendo lo que cuenta la historia pero no me gusta mucho la forma de hacerlo. Entretenido es, aunque quizás algo plano desde la mitad en adelante, no por la idea, si no más bien por como se lleva a cabo. Te doy un 6 raspadillo sobre diez. Un saludo y suerte. Te releeré.
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6870
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Nínive » 26 Oct 2017 18:42

O sea... Que es entretenido, ¿no, Gava? :cunao:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53564
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Sinkim » 26 Oct 2017 19:00

Me ha gustado la historia, todo el asunto de los demonios y su mitología me ha parecido muy bien construido y la psicología del protagonista está muy bien desarrollada:D

La idea de que el mundo demoniaco no difiera tanto del nuestro, sin llamas ni nada similar creo que es un gran acierto :D
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Isma » 26 Oct 2017 19:17

Uhh… bueno, no me ha impresionado. Parece que el punto de vista de la narración es la del psicópata, y por eso puedes usar ese lenguaje despreciativo. Vale, pero me disgusta: creo que hay otras maneras menos explícitas de hacernos ver que el hombre es un desalmado. Soy más amigo de las sugerencias, de hacer que el lector intuya: es un mecanismo más poderoso, porque lo que uno se imagina no tiene límites: desde el punto de vista de la sugestión, cada cual puede llegar a imaginarse el peor mal posible. No así cuando eres explícito, pues es lo que hay.

El tema tampoco me llama. Un sádico violador y torturador. Que lo único que tiene de extraño es lo del demonio ese, y tampoco me resulta tan novedoso (me he leído la serie de Hellblazer a lo largo de su buena veintena de guionistas y medio centenar de dibujantes).

Se hace referencia a un Antiguo menor que no pinta nada en todo esto, y además el final es inconcluso.

En conjunto no me ha gustado, pero está escrito con bastante corrección.

¡Mucha suerte!

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Isma » 26 Oct 2017 19:17

Nínive escribió:O sea... Que es entretenido, ¿no, Gava? :cunao:
Cuidado con Nínive, que viene pisando fuerte :cunao:.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10924
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Gavalia » 26 Oct 2017 19:43

Nínive escribió:O sea... Que es entretenido, ¿no, Gava? :cunao:
Es el tuyo? Jolines, siempre te doy leña. Al menos es entretenido :cunao:
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
konchyp
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 589
Registrado: 23 Oct 2015 18:28

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por konchyp » 26 Oct 2017 21:53

Hola aut@r :hola:

Esta era uno de mis títulos favoritos. Para mi son muy importantes porque me evocan mucho sobre la historia que hay detrás antes de sumergirme en ella. Creo que ha sido un acierto en ese aspecto porque me ha ofrecido lo que esperaba.

El problema que he tenido con este relato no ha sido la prosa, aunque he visto algún fallo de los tontos. No en la parte formal, esa yo no la controlo, lo cito: (
Aquella piel blanca su cubrió de moratones, arañazos y marcas de dientes.
), sino en la historia en sí.
He visto un gran parecido con una película que vi hace un tiempo, no me acuerdo ahora mismo del nombre, lo busco y la otra pongo. La recomiendo a aquellos que tengan un gran estómago. Esta similitud me ha cabreado un poco pero lo has arreglado con una resolución diferente. Tengo que decir que me gustó más la idea en la película y eso ha hecho que no me llene tanto tu historia.
Luego, otro parecido de escena ha llevado mis recuerdos al famoso videojuego de terror Silent Hill. De nuevo, me parece más tenebrosa y escalofriante la trama del Silent Hill.

You creo que la casualidad ha jugado en mi contra y ha hecho que desvalore, sólo un poco, tu relato.
A fin de cuentas me ha gustado y lo he disfrutado.

Te deseo suerte y espero que en la foto final no salga tu sonriente vaho a la luz... :D
Última edición por konchyp el 26 Oct 2017 22:00, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
konchyp
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 589
Registrado: 23 Oct 2015 18:28

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por konchyp » 26 Oct 2017 21:57

Ya he encontrado la película. Se llama Martyrs de pascal Laugier

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6159
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Isma » 27 Oct 2017 09:36

konchyp escribió:Ya he encontrado la película. Se llama Martyrs de pascal Laugier
Por el baremo que marca el argumento de esa película, nada de lo que leamos por aquí va a ser verdadero terror :lol:.

Avatar de Usuario
konchyp
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 589
Registrado: 23 Oct 2015 18:28

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por konchyp » 27 Oct 2017 15:26

Isma escribió:
konchyp escribió:Ya he encontrado la película. Se llama Martyrs de pascal Laugier
Por el baremo que marca el argumento de esa película, nada de lo que leamos por aquí va a ser verdadero terror :lol:.
La verdad es que no... y bueno, ya se sabe que lo visual es siempre mas terrorífico que lo escrito y esta película miedo miedo tampoco, pero asco, agobio y repelús a mogollón. Aun así creo que hay una buena conexión entre la película y este relato, lo que no se es si el autor realmente la conocía... Yo creo que ha sido casualidad... ya nos lo confirmara.

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1838
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por rubisco » 27 Oct 2017 17:13

¡¡¡ATENCIÓN!!!
SE AVECINA TOCHO RUBISCENSE.
ABRÓCHENSE LOS CINTURONES Y NO PULSEN EL BOTÓN DE REPORTAR.
HE DICHO.
Querido autor, querida autora:

¿Cómo decirlo sin escribir un comentario del tamaño de un relato?

Veamos, intentaré ir por partes...

La idea es buena. Juegas con uno de los grandes anhelos del ser humano: el poder; y además no es un poder cualquiera, sino el poder del sometimiento. Parece ser que ese sometimiento se produce por la liberación del vaho. Eso tiene mucha fuerza.

El estilo es bueno. Por lo menos para mi gusto, el ritmo y las groserías puntuales le van al relato. Isma opina, con bastante acierto, que le resulta innecesario ese estilo, pero a mí me parece que, como autor, tienes el derecho a forzar un punto de vista que pueda obligar al lector a pensar de una manera determinada, incluso a incomodarlo; y aunque eso pueda conllevar la pérdida de potenciales lectores, es tu relato y tú sabes lo que buscas, así que bien hecho por ese estilo tan marcado.

Los personajes están bien estructurados. Creo que se comportan como uno se lo imaginaría. También es verdad que en los límites de la racionalidad todo es imprevisible, así que casi que cualquier cosa vale, pero eso no quita que hayas sabido encaminarlo.

El género, bien. Me aterroriza más la parte del secuestro y la violación que la del espíritu (o lo que quiera que era aquello), que me resultó más difícil de creer. Diría que es uno de los que tiene más carga terrorífica de entre los que he leído (que no son ni la mitad).

La narración no me ha gustado tanto. Tiene frases bastante complicadas de comprender, sobre todo al principio. No sé si porque has querido saborear la escritura o porque es tu forma habitual de escribir, pero creo que han jugado en contra de mi comprensión y me han sacado de la lectura en alguna ocasión.

El desarrollo argumental me ha resultado extraño. Creo haber entendido todo lo que se cuenta en la historia, y sin embargo me fallan varios elementos. El primero es qué pinta la cámara. Quizá la fotografía capte algo que el ser humano no puede, pero no me terminó de quedar completamente claro. Tampoco terminé de ver si el sexo era el objetivo final del protagonista o si sólo era un camino hasta conseguir ese sometimiento del que hablaba antes; como lo que entendí fue lo segundo, no termino de comprender por qué el protagonista parece mostrar tanta pasión, y si es lo primero, entonces hay algo que me falla dentro de la coherencia del relato. Siguiendo en esta línea, coincido con Isma en que el Antiguo menor no parece ejercer ningún papel relevante (ni relevante ni de apoyo) en el argumento y que el final es inconcluso. No, concluir los finales no es obligatorio, claro... pero el lector se merece algo más que una escena que parece cortada a mitad (véase el final de Piratas del Caribe 2). Dame algo con lo que yo pueda pensar "Creo que sé lo que va a hacer... ¡quiero que salga ya la continuación!"; porque lo que he pensado es "Ah, ¿ya se acabó? ¿O se habrá equivocado la jefa al colgarlo? No, mejor no le digo nada a Lucia no sea que me cuelgue del palo mayor".

También tengo mis más y mis menos con los diálogos. En general están bien, pero hay partes, sobre todo en la conversación con el ¿espíritu? ¿demonio? ¿vaho? ¿sueldo a fin de mes? que me parecen demasiado crípticas, y, con el esfuerzo que tuve que realizar en determinados puntos de la historia, ya mi neurona estaba demasiado cansada para seguir descifrando cosas.

En resumen (a ver si consigo hacerlo corto :cunao: ): echo de menos que me des algún lugar en la narración donde pueda caminar con calma para reposar y analizar lo que acabo de leer antes de encontrarme el siguiente elemento. Cuando no es por los propios elementos del género es por la forma de narrar o por figuras fantásticas que exigen un plus de imaginación. ¡Tiempo muerto, autor!

Pues eso, que a ver cuántos puntos puedo guardarte porque algo me gustaría darte, pero depende de los demás autores.

¡Suerte con las votaciones y muchas gracias por compartirlo :60: !
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6870
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Nínive » 30 Oct 2017 16:53

Mmmmmm... No me convence cómo enlazan las diferentes partes del relato.
Tenemos por un lado un asesino psicópata que mata según una señal que capta con la cámara (pero no nos hablas de ello).
Luego un demonio que le otorga poder cuando se hace con el alma de las asesinadas (pero tampoco nos cuentas qué tipo de poder).
Ese demonio le enseña "su" mundo... ¿Para qué? Tampoco nos cuenta sus planes, ni su motivación. Ni para qué necesita el alma de las chicas, ni para qué utiliza al humano.

Lo siento, autor, no me gustan tantos flecos, ni que cuentes cosas que no enlazan unas con otras (quizá en tu cabeza sí, pero no nos lo muestras). El final también queda bastante delavazado... Me da la sensación de que al principio querías contarnos una cosa, pero que la historia se ha hecho contigo y al final nos has contado otras. Ya me dirás si tengo razón.

Un abrazo. :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por Gisso » 01 Nov 2017 23:34

Pues se me ha hecho muy confuso este relato, deslavazado, y por eso no creo haberlo disfrutado en su totalidad, al menos me gusta ese giro sobrenatural que le das a mitad, pero ahí es cuando comienza la parte más confusa, con esas apariciones y conversaciones. Creo que muestras poco y que el lector haga bastante esfuerzo por comprender todo lo que ocurre. Tampoco ha habido ninguna escena que me haya perturbado del todo...
konchyp escribió:Ya he encontrado la película. Se llama Martyrs de pascal Laugier
Buff, pocas películas me han dejado tan mal rollo como esa y me ha hecho pasarlo tan mal :noooo:

Avatar de Usuario
konchyp
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 589
Registrado: 23 Oct 2015 18:28

Re: CT II - Cabalgando en su aliento

Mensaje por konchyp » 02 Nov 2017 17:48

Gisso escribió:
konchyp escribió:Ya he encontrado la película. Se llama Martyrs de pascal Laugier
Buff, pocas películas me han dejado tan mal rollo como esa y me ha hecho pasarlo tan mal :noooo:
Hola Gisso! No te recordó a la película esa forma de humillar, torturar y destrozar a una persona hasta que ya no sienta nada de nada?

Responder