¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Vie Ene 18, 2019 2:27 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 7 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Jue Nov 01, 2012 2:51 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Ene 14, 2009 4:39 pm
Mensajes: 21588
Imagen

Francisca Aguirre
(Alicante, 1930) es una poeta y narradora española.

Biografía.

Francisca Aguirre nació en Alicante en 1930. Es hija del pintor Lorenzo Aguirre, a quien le dedicó el poemario Trescientos escalones, y que fue condenado a muerte por el régimen dictatorial franquista. Está casada con el poeta Félix Grande y es madre de la poeta Guadalupe Grande.

Su poesía ha sido traducida al inglés, francés, italiano, portugués y valenciano. Su primer poemario, premio de poesía Leopoldo Panero, fue Ítaca, publicado cuando la autora contaba con 42 años. Desde entonces, y con la excepción de la década de los 80, la autora ha continuado publicando su obra de manera ininterrumpida.

Gana el Premio Nacional de Poesía 2011 con su poemario Historia de una anatomía (Hiperión, Madrid 2010), libro con el que ya ganó el premio Miguel Hernández 2010.

Singularidad de la poeta a nivel generacional.

Aunque la poeta pertenece por fecha de nacimiento a la generación del 50 (Jaime Gil de Biedma y José Ángel Valente nacen en 1929, Francisco Brines en 1932 o Claudio Rodríguez en 1934) lo cierto es que la tardía publicación de su primer poemario ha supuesto que su nombre se vea apartado de las antologías de su generación y que sólo hasta hace poco su reconocimiento como poeta haya crecido significativamente. Como la misma autora dice “considero que pertenezco a esa Generación del 98 paciente, sin prisas, que como explicaba Antonio Machado, pensaba que el arte es largo y además no importa, porque lo único importante es la vida”.

Premios.

Premio Leopoldo Panero, 1971
Premio Ciudad de Irún, 1976
Premio Galiana, 1994
Premio Esquío, 1995
Premio María Isabel Fernández Simal, 1998
Premio de la crítica valenciana al conjunto de su obra, 2001
Premio Alfons el Magnànim, 2007
Premio Internacional Miguel Hernández, 2010
Premio Nacional de Poesía, 2011.

Poética.

Como la propia poeta declara, “la poesía es una herramienta del conocimiento y sirve para sacar lo que llevamos dentro”.

En este sentido, a nivel temático, la poesía de Francisca Aguirre se mueve por un lado como testigo del mundo en el que vive: “Si el artista no acepta un principio de realidad está perdido. Para modificarla es necesario que previamente la aceptemos. A lo largo de todos mis libros yo he intentado eso: dar noticia de mi historia”. Por otro lado, la reflexión, de un marcado carácter existencial, se une umbilicalmente a su mirada externa para conformar un universo propio, proteico, dual y a la vez concentrado en un núcleo en el que la poesía es el rastro de la vida, lo perenne.

Poemarios.

Ítaca (Premio Leopoldo Panero 1971), Cultura Hispánica, Madrid, 1972.
Los trescientos escalones (Premio Ciudad de Irún 1976), Caja de Ahorros Provincial de Guipúzcoa, San Sebastián, 1977.
La otra música, Ediciones Cultura Hispánica, Madrid, 1978.
Ensayo General (Premio Esquío 1995), Sociedad de Cultura Valle-Inclán, Ferrol, La Coruña, 1996.
Pavana del desasosiego (Premio María Isabel Fernández Simal 1998), Ediciones Torremozas, Madrid, 1999.
Ensayo General. Poesía completa 1966-2000, Calambur, Madrid, 2000.
Memoria arrodillada. Antología, Institució Alfons el Magnànim, Valencia, 2002.
La herida absurda, Bartleby Editores, Madrid, 2006.
Nanas para dormir desperdicios (Premio Alfons el Magnànim), Hiperión, Madrid, 2008.

Obra en prosa.

Espejito, espejito, libro de recuerdos, Universidad Popular José Hierro, San Sebastián de los Reyes, Madrid, 1995.
Que planche Rosa Luxemburgo, relatos, (Premio Galiana, 1994), Germania, Alcira, provincia de Valencia, 2002.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisca_Aguirre

_________________
Recuento 2019


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Nov 01, 2012 2:52 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Ene 14, 2009 4:39 pm
Mensajes: 21588
Y ahora, algunos poemas:

Testigo de excepción
Un mar, un mar es lo que necesito.
Un mar y no otra cosa, no otra cosa.
Lo demás es pequeño, insuficiente, pobre.
Un mar, un mar es lo que necesito.
No una montaña, un río, un cielo.
No. Nada, nada,
únicamente un mar.
Tampoco quiero flores, manos,
ni un corazón que me consuele.
No quiero un corazón
a cambio de otro corazón.
No quiero que me hablen de amor
a cambio del amor.
Yo sólo quiero un mar:
yo sólo necesito un mar.
Un agua de distancia,
un agua que no escape,
un agua misericordiosa
en que lavar mi corazón
y dejarlo a su orilla
para que sea empujado por sus olas,
lamido por su lengua de sal
que cicatriza heridas.
Un mar, un mar del que ser cómplice.
Un mar al que contarle todo.
Un mar, creedme, necesito un mar,
un mar donde llorar a mares
y que nadie lo note.

Hace tiempo
Recuerdo que una vez, cuando era niña,
me pareció que el mundo era un desierto.
Los pájaros nos habían abandonado para siempre:
las estrellas no tenían sentido,
y el mar no estaba ya en su sitio,
como si todo hubiera sido un sueño equivocado.

Sé que una vez, cuando era niña,
el mundo fue una tumba, un enorme agujero,
un socavón que se tragó a la vida,
un embudo por el que huyó el futuro.

Es cierto que una vez, allá, en la infancia,
oí el silencio como un grito de arena.
Se callaron las almas, los ríos y mis sienes,
se me calló la sangre, como si de improviso,
sin entender por qué, me hubiesen apagado.

Y el mundo ya no estaba, sólo quedaba yo:
un asombro tan triste como la triste muerte,
una extrañeza rara, húmeda, pegajosa.
Y un odio lacerante, una rabia homicida
que, paciente, ascendía hasta el pecho,
llegaba hasta los dientes haciéndolos crujir.

Es verdad, fue hace tiempo, cuando todo empezaba,
cuando el mundo tenía la dimensión de un hombre,
y yo estaba segura de que un día mi padre volvería
y mientras él cantaba ante su caballete
se quedarían quietos los barcos en el puerto
y la luna saldría con su cara de nata.

Pero no volvió nunca.
Sólo quedan sus cuadros,
sus paisajes, sus barcas,
la luz mediterránea que había en sus pinceles
y una niña que espera en un muelle lejano
y una mujer que sabe que los muertos no mueren.

Ítaca
¿Y quién alguna vez no estuvo en Ítaca?
¿Quién no conoce su áspero panorama,
el anillo de mar que la comprime,
la austera intimidad que nos impone,
el silencio de suma que nos traza?
Ítaca nos resume como un libro,
nos acompaña hacia nosotros mismos,
nos decubre el sonido de la espera.
Porque la espera suena:
mantiene el eco de voces que se han ido.
Ítaca nos denuncia el latido de la vida,
nos hace cómplices de la distancia,
ciegos vigías de una senda
que se va haciendo sin nosotros,
que no podremos olvidar porque
no existe olvido para la ignorancia.
Es doloroso despertar un día
y contemplar el mar que nos abraza,
que nos unge de sal y nos bautiza como nuevos hijos.
Recordamos los días del vino compartido,
las palabras, no el eco;
las manos, no el diluido gesto.
Veo el mar que me cerca,
el vago azul por el que te has perdido,
compruebo el horizonte con avidez extenuada,
dejo a los ojos un momento
cumplir su hermoso oficio;
luego, vuelvo la espalda
y encamino mis pasos hacia Ítaca.

_________________
Recuento 2019


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Nov 01, 2012 2:55 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Ene 14, 2009 4:39 pm
Mensajes: 21588
Frontera
Yo, que llegué a la vida demasiado pronto,
que fui-que soy-la que se anticipó,
la que acudió a la cita antes de tiempo
y tuvo que esperar en la consigna
viendo pasar el equipaje de la vida
desde el banco neutral de la deshora.

Yo, que nací en el treinta, cuando es cierto
-como todos sabéis-que nunca debí hacerlo,
que hubiera yo debido meditarlo antes,
tener un poco de paciencia y tino
y no ingresar en este tiempo loco
que cobra su alquiler en monedas de espanto.

Yo, que vengo pagando mi imprudencia,
que le debo a mi prisa mi miseria,
que hube de trocear mi corazón en mil pedazos
para pagar mi puesto en el desierto,
yo, sabedlo, llegué tarde una vez a la frontera.

Yo, que tanto me había anticipado,
no supe anticiparme un poco más
(al fin y al cabo para pagar
en monedas de sangre y de desdicha
qué pueden importar algunos años).

Yo, que no supe nacer en el cuarenta y cinco,
cometí el desafuero, oídlo,
de llegar tarde a la frontera.

Llegué con los ojos cegados de la infancia
y el corazón en blanco, sin historia.
Llegué (Señor, qué imperdonable)
con nueve años solamente.
Llegué, tal vez al mismo tiempo que él
pero en distinto tiempo.
No lo supe.
(Oh tiempo miserable e injusto.)
Estuve allí-quizá lo vi-
Pero era tarde.
Yo era pequeña
y tenía sueño.
Don Antonio era viejo
Y también tenía sueño.
(Señor, qué imperdonable:
haber nacido demasiado pronto
y haber llegado demasiado tarde.)

_________________
Recuento 2019


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Nov 13, 2018 3:53 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Abr 11, 2007 11:10 am
Mensajes: 5900
Ubicación: En tránsito
Pues esta señora acaba de ganar el Premio Nacional de las Letras 2018.

_________________
Even if I lose everything


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Nov 14, 2018 7:54 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 13, 2011 4:03 pm
Mensajes: 4909
Ubicación: Euskadinavia
El oráculo

"Has ido una vez más hasta la orilla
y esta vez has mirado el horizonte
con la avidez del fugitivo.
Te has preguntado con tristeza
quién notaría en Ítaca tu ausencia:
el mar hacia el que siempre miras,
el cielo al que nunca preguntas,
la tierra que te espera segura.
Naturaleza impávida son tus vínculos.
¿Piensas ahora en destruirlos,
piensas en escapar negando
ese sendero que han formado tus pies?
Lo sientes, no lo piensas,
no se puede pensar la ruina.
Miras las aguas con premura:
con premura cansada.
Eres como un oráculo que no cree en el futuro".

Francisca Aguirre,
Premio Nacional de las Letras 2018.

_________________
La casa estaba callada y el mundo estaba sereno,
el lector se convirtió en libro; y noche de verano.(Wallace Stevens)


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Dic 31, 2018 9:56 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Ene 14, 2009 4:39 pm
Mensajes: 21588
Cierro el año con La herida absurda, muy bueno. En enero quiero leer Una larga dolencia, su último poemario (2017), incluido en su poesía reunida (Calambur)

_________________
Recuento 2019


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Ene 11, 2019 2:10 pm 
Desconectado
Vivo aquí

Registrado: Jue Feb 19, 2009 3:28 pm
Mensajes: 42740
Ubicación: Al lado del Torico.
¡No la conozco!, :no: :oops:

¡Tomo nota!, :164nyu:

_________________
Pasado: Política de Aristóteles.

Presente: Cerebro y meditación de Matthieu Ricard y Wolf Singer.

Futuro: Meditaciones de Marco Aurelio.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 7 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España