Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Mar Dic 11, 2018 3:32 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 59 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: Jue Mar 29, 2018 9:09 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 64404
Ya veo cómo juntaste las dos mitades de historia :lol:

_________________
Se admiten donaciones para mantener el foro y poder quitar la publicidad Imagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Abr 02, 2018 9:33 am 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
lucia escribió:
Ya veo cómo juntaste las dos mitades de historia :lol:

XD... pues si.
Tenia que juntarlos por que todos son parte de algo grande... aunque en los proximos capitulos se desarrollara mas la historia de dhervius... Pero luego estaran a la par.. XD.

salu2

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Abr 02, 2018 9:33 am 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
DiosMuerto Capitulo 16: El mundo de los sueños.

Dhervius pregunta ¿Que ha pasado? Dhiak le responde: Los he matado. Esta sensación de sentir la sangre en mis manos. Ya la había olvidado. Es tan embriagante y quiero más. Dhervius sorprendido de lo que escucha le pregunta ¿A qué te refieres? Dhiak no responde. Dhervius pregunta: ¿Estas Allí? Dhiak al parecer reacción y le responde: Si.
Luego de ese incidente Dhervius le pide a Dhiak que le ayude a pararse y que lo lleve a un lugar más cálido. Ya que está sintiendo aún mucho frio. Este le ayuda a levantarse y le dice: Los humanos dejaron un monumento de metal y también dejaron una carpa, supongo que algo te podrá servir. Dhervius le dice: Si podría ser. Llévame hasta allí. Dhiak lo lleva y lo recuesta dentro de la carpa. Al parecer hay muchas cosas, una mesa y unos papeles encima. Dhiak ve algo curioso en la mesa. Lo recoge y lo huele. Al presionar el botón sale una pequeña llama y le sorprende… “Era un encendedor, pero él no lo sabía” Le comenta a Dhervius: Creo que encontré una máquina que hace fuego. Debería usarla para descongelar tus ojos. Dhervius le dice: ¿Fuego? No creo que sea buena idea acercar fuego a mi cara. Mejor enciende una fogata y yo me acercare para calentarme. Dhiak así lo hace. Junta algunos maderos y la enciende, luego lleva a Dhervius y lo recuesta al lado. Media hora después Dhervius puede sentir los músculos de sus ojos y los abre. Dhiak le pregunta: ¿Ya puedes ver? Dhervius al comienzo no puede ver, pero luego de un momento la luz comienza a aparecer. Ya veo le dice, pero se da cuenta que su ojo izquierdo no ve nada. Y entra en pánico… Dhiak, no puedo ver nada con mi ojo izquierdo. Dhiak sin saber que decir solo le dice que ha tenido suerte. Que podría ser peor… Que no viera con sus dos ojos. Dhervius asustado se acerca más a la fogata y su herida comienza a sangrar. Dhiak le dice: Creo que no deberías moverte mucho. Esa herida tardará semanas en sanar por completo. Creo que hay una forma de curar tu ojo. Recuerdas a los humanos que me dieron esas bolas mágicas que use para reparar tu corazón. Tal vez tengan más y podamos reparar tu ojo. Dhervius pregunta: ¿Tú crees? Dhiak le responde: Es posible. Pero no sé dónde habrán ido. Seria cosa de buscarlos… Dhervius le pregunta a Dhiak: ¿Me ayudarías a buscarlos? Dhiak responde: Si. Pero recupérate un poco.

Dhiak le cuenta sobre las armas que usaron esas personas. Es curioso que ellos me dispararan con esta arma tan extraña. Mira Dhervius son muy raras nunca vi algo como esto. Dhervius también extrañado le dice: Es verdad y ¿Cómo se utilizan? Dhiak le responde: No lo sé, pero los humanos con los que nos topamos antes. También traían unas parecidas. Solo apuntaban como si se tratara de un arco. Aunque no dispararon, pero vi a estos dos que presionaron esta pequeña cosa “refriéndose al gatillo” luego de eso lo presiona, pero no sucede nada. Dhiak intrigado busca la otra arma y también lo presiona, pero no sucede nada. Comenta: Se abran acabado las municiones o será de un solo uso… Imposible saberlo. Y las deja caer. Dhervius pregunta: ¿Qué podrá ser esa cosa de metal que pusieron? “Refiriéndose a la gran antena” Dhiak le responde: Bueno, podría ser también algún arma o un canalizador de energía. Anteriormente he visto canalizadores de cristales, pero nunca uno de metal. Dhervius pregunta: ¿Canalizadores? Dhiak le cuenta que son grandes estructuras que arrojan cantidades inmensas de energía, principalmente se usan para defender ciudades o en raros casos llevarlos a la guerra. Justo después de decir eso Dhervius se desmaya. Dhiak se da cuenta y camina hacia él. Pregunta ¿Te moriste? Al no escuchar respuesta toca a Dhervius y puede sentir que aún vive. Entonces lo carga y lo lleva de nuevo a la carpa. Al recostarlo sobre el piso puede ver una foto que llama su atención. Era la de una niña pequeña y se queda mirándola. También en la mesa había unos planos y toda la información sobre El proyecto Luna. Aunque Dhiak ni Dhervius podían entender este tipo de letra.
18 – Diciembre – 4099 Por horas de la noche.
Dhevius tiene un sueño: Esta en un lugar oscuro. No puede escapar y logra ver la silueta de una persona quien le dice: ¿Qué esperas? Dhervius pregunta ¿A qué te refieres? Esta le responde: Ya es hora. Busca la esfera. Y Dhervius se despierta… Al despertarse lo primero que nota es que Dhiak está sentado a su lado y le dice: Soñé algo raro. Dhiak le pregunta: ¿Qué? Dhevius le cuenta su sueño y le dice que la voz que escuchó era tan familiar. Y le pregunta Dhiak si él también puede soñar. Este le responde sí, pero que hace mucho tiempo no lo hace. Porque no duerme desde hace muchos años. Dhervius sorprendido le pregunta ¿En serio? Dhiak le responde que sí, que ya no tiene esa necesidad. Dhervius le dice: Es sorprendente. Ojalá yo pudiera ser como tú. Dhiak no le responde.

Dhervius: Dhiak, ahora siento una necesidad.
Dhiak: ¿Necesidad?
Dhervius: Si. Esa esfera celeste. Tenemos que encontrarla.
Dhiak: Si. Eso ya me lo habías dicho ¿Acaso se te olvidó?
Dhervius: ¿Ya lo dije antes? Realmente no lo recuerdo.
Dhiak: Si. Me lo dijiste cuando nos conocimos. Cerca de la puerta de tu sector.
Dhervius: Ahora que lo mencionas empiezo a recordar. Pero esto es muy confuso, no puedo recordar como llegue allí.
Dhiak: Creo que estar congelado te hizo perder la memoria. Tú estabas muerto. No sé en qué momento moriste, pero así lo estabas. Luego tu esqueleto se convirtió en carne y piel. Tú te levantaste y allí te conocí. Realmente hasta ese momento creí que revivir era algo imposible para cualquier ser existente, pero ahora creo que es posible. Y ahora la pregunta sería ¿Qué tan posible es? Lo más probable que sea una posibilidad a la cual muy pocos pueden acceder y por alguna razón te toco a ti. Una pregunta Dhervius ¿Te acuerdas que sentías cuando estabas muerto? O ¿Dónde estabas?
Dhevius: No puedo recordar donde estaba. Y sin eso no puedo saber si sentía algo o no. La verdad me sorprende. Si no fuera porque me lo acabas de recordar ya lo estaba olvidando por completo. Pero ahora que mencionas sobre que hacía antes. No puedo recordar nada de mi vida. Parece que todo mi pasado fuera algo inexistente, como si de un sueño que olvidas al despertar se tratase. Estoy muy confundido. Realmente parece que mi mente no existía hasta el momento en que nos conocimos. Dhiak ¿Tu desde cuando recuerdas estar vivo?
Dhiak: ¿Vivo?... No lo recuerdo. No entiendo el propósito de mi vida. Sé que he vivido mucho por muchos recuerdos, pero todos mis recuerdos sobre mí son que siempre he tenido esta forma y siempre seguía a los líderes. No recuerdo haber existido antes de eso.
Dhevius: Vaya, al parecer coincidimos en algo. “Y ríe irónicamente”
Dhiak: Sabes Dhervius, yo busco a mi amo. Pero no creo que este con vida. Si un humano vive promedio los 70 años. No creo que este vivo aun y tampoco creo que lo encontremos. Pero aun así lo estoy buscando. Y no porque tenga esa necesidad. Es por que tú me acompañas. Seguramente al estar con alguien y sentirme útil de nuevo me dan ganas de continuar un camino que ya hace tiempo abandoné. Aunque fuera de eso, Siento una enorme necesidad de encontrar mi propósito real. Como te comenté cuando nos conocimos. Tal vez mi propósito sea buscar mi propósito contigo y solo el futuro sabrá si conseguiré encontrarlo.
Dhervius: Hmm… Es muy profundo eso que dices. Te ayudaré a buscar tu propósito y encontraré el mío también. Si es que tengo uno. ¿Por qué crees que nacen las personas?
Dhiak: No lo sé. Solo veo que nacen para intentar ser felices. He visto muchos humanos morir de maneras desagradables y he matado muchos con mis propias manos. Creo que la mayoría de los humanos nacen para vivir un sueño. Un sueño en el que creen que pueden llegar a ser grandes, pero muchos despiertan mucho antes. Incluso cuando ni siquiera empiezan a soñar. La vida no es justa para tu especie. Si hay algún propósito para ustedes. Es nacer, sufrir y morir.
Dhervius: … Eso podría ser…

Luego de esa charla. Dhiak le dice a Dhervius que lo mejor sería que trate de dormir. Dhervius le comenta que tiene hambre. Dhiak le dice ese es un problema. Pero buscando en la carpa puede ver unos botes de metal extraños “latas de comida” al acercarse y olerlos, puede saber que tienen comida dentro. Las tira al suelo y las parte con una roca. Se las muestra a Dhervius diciendo: Mira parece que estas de suerte. Los otros humanos tenían comida guardada en estos contenedores de metal. Dhervius las prueba y dice: Saben bastante bien si le quitamos la tierra. Pero gracias amigo. Y las come con gusto.

Mientras tanto.
Caeli, Frank, Rain, Niceto, Henrik están preparándose para pasar la noche. Caeli quien parece más cansada se acuesta al lado de la fogata y se duerme rápidamente. Sus compañeros le cubren con una manta vieja y se turnan para hacer guardia.

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Abr 03, 2018 11:30 am 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
DiosMuerto Capitulo 17: El mundo de los sueños. END. Parte 1
19 – Diciembre – 4099 8:00 AM
Dhiak le despierta a Dhervius, le dice que se acercan unos humanos pequeños, hay unos 11 aproximadamente. ¿Humanos pequeños? Se pregunta Dhervius se levanta y puede ver a unos niños caminando hacia él o eso parecía. Se preguntaba ¿Que hacían allí? Al cruzarse con ellos. Uno de ellos le pregunta: ¿Eres bueno o malo? Dhervius algo confuso le responde: Bueno y les pregunta ¿Que hacen allí? Nadie le responde y siguen su camino. Una niña que iba hasta el final. Se detiene para descansar al lado de Dhervius. Esta le dice: Hola ¿Eres bueno o malo? Dhervius amigablemente le dice: Bueno. Y ella le dice: Que bueno. Me alegra que gente grande sea buena. Dhervius aprovecha para preguntarle ¿Qué hacen aquí? Ella le dice: Somos los elegidos. Estamos en una prueba final. Dhervius pregunta ¿Prueba? ¿A qué te refieres? Ella le cuenta algo impactante: Le cuenta que ellos nacieron de la oscuridad, que su propósito es matar dioses y ahora están yendo a matar a uno. También le cuenta que muchos de sus compañeros morirán e incluso es posible que todos mueran, pero no les asusta morir. Si logran matar a un dios se convertirán en uno y podrán regresar a su sector y vivir con la realeza. Luego de contarle eso Dhervius queda asombrado, se decía ¿Quién podría ser tan miserable para hacerle esto a unos niños? Ella le pregunta: Ese demonio ¿Es bueno o malo? Dhervius le dice: Dhiak. No te preocupes él es bueno. La niña se molesta y le dice: ¡No! Todos los demonios son malos. Luego se levanta y sigue caminando. Al parecer ninguno de sus compañeros la esperó y ella se apresura para alcanzarlos. Dhervius al ver que se aleja le grita y pregunta ¿Qué edad tienes? Ella voltea y le dice 11 y luego sigue adelante. Esto desconcierta a Dhervius… Se dice: ¿Realmente está pasando esto? Imposible de creer. ¡Dhiak! Dhiak le responde: ¿Qué ocurre? Dhervius le pide que le ayude a caminar, quiere ir tras los niños. Le dice a Dhiak: No puedo dejar que esto ocurra. ¿Cómo podría hacerlo? Niños tan pequeños no sobrevivirán por aquí. Además, les piden algo imposible. Definitivamente morirán si continúan. Vamos.
Dhiak le ayuda a caminar a Dhervius y asi salen tras el rastro de los niños. Una hora más tarde caminando, aun no pueden alcanzarlos, aunque ya los han divisado. Dhervius puede ver a un niño echado más adelante y se acerca diciendo: Niño ¿Qué pasó? te cansas…te. Puede ver que está muerto.

Dhiak: Hmm. Creo que por eso lo dejaron.
Dhervius: ¿Ha?... Definitivamente ellos no son personas. ¿Qué demonios ocurre con ellos?
Dhiak: Déjalo, debemos continuar o los perderemos ¿Si aún quieres seguirlos?
Dhervius: … Si.
Dejando el cadáver del niño siguen al grupo. Luego de un rato Dhervius comienza sentirse mal y se desmaya. Poco después despierta. Dhiak está sentado a su lado. Y Dhervius pregunta ¿Me volví a desmayar? Dhiak le responde: Si, eso parece. Pero alcanzamos uno de ellos. Dhervius pregunta: ¿Quién? y Dhiak le señala a la niña que anteriormente habló con Dhervius. Dhervius le pide a Dhiak que le ayude a levantarse y que la lleve donde ella. Ella al parecer estaba descansando de nuevo. Dhervius se acerca y le pregunta: ¿Cansada? Ella le responde: Si, pero aun debo seguir. Dhervius le dice: No, espera. Descansa un poco más. Dhiak buscara algo de comer ¿Verdad? Dhiak responde que sí. Ella dice no gracias. Yo no necesito comer. Ellos nos dieron esto. Y saca una botella con un líquido rojo. Dhervius le pregunta: ¿Qué es eso? Ella le responde: Es una medicina. Al comienzo solo nos lo daban cuando estábamos heridos o muy enfermos, pero para la prueba nos dijeron que podíamos tomar toda la que queramos. Con esto ya no necesitas comer y además te quita el cansancio y sueño. Yo tenía dos, pero tire una y por eso la guardo para cuando la necesite de verdad, por eso estoy descansando aquí. No te puedo dar por que la necesito para completar mi prueba. Dhervius al escuchar eso voltea a ver a Dhiak y le hace un gesto con los ojos. “Indicándole que vea que es lo que tiene” Dhiak se acerca. Y la niña grita: ¡No! Tu demonio eres malo. Dhervius le dice: No, él no es como los demás. Él es bueno. Ella le dice: ¿Qué no sabes? Ellos matan humanos, ellos tienen energía mala y si te acercas a ellos te mataran. Dhervius le dice: No, no te preocupes. Dhiak es mi amigo. Él siempre me ha ayudado y me ha salvado la vida. ¿Tú crees que alguien malo haría eso por mí? Ella le responde: No lo sé, pero ellos nos enseñaron que son malos y nunca debemos acercarnos. Dhervius pregunta ¿Quiénes ellos? Ella le responde: Los de la casa, pero ya no tengo tiempo para hablar. Tengo que seguir o me quedare atrás y terminaré igual que Joel. Dhervius le pregunta: ¿Ese es el nombre del niño que murió? Ella le responde si y luego destapa su botella, toma un trago y sin decir nada se marcha.

Dhervius: Vaya. Algo de locos, no puedo creer la crudeza de esa niña.
Dhiak: Ese líquido que tomó se llama. En-189
Dhervius: ¿En-189? ¿Qué quieres decir?
Dhiak: Es un veneno. Los venenos son llamados “En” seguido de un número que indica el efecto.
Dhervius: ¿Me estás diciendo que esa niña está tomando veneno?
Dhiak: Si, pude olerlo. Anteriormente he visto muchos venenos. El 189 es usado por humanos cuando ya van a morir. Generalmente usan el 188 por que es más rápido, Pero el 189 tiene el mismo efecto a más largo plazo.
Dhervius: ¿De que estas hablando? ¿Cómo puede saber eso?
Dhiak: Anteriormente cuando luchaba contra humanos y cuando ya estaban sin esperanzas, usaban ese veneno. Al tomarlo, Les daba fuerza, les quitaba el miedo y eran indiferentes al dolor. Luchaban hasta morir gastando toda su energía, sin importarles nada o que ya no pudieran moverse por falta de miembros. Pero los volvía dementes rápidamente, incluso si no los matábamos, ellos solo se quedaban tomando esa cosa hasta morir. Pasaban días, incluso semanas sin comer ni dormir. Los humanos quedaban como esqueletos vivientes hasta espirar. Pero ese es el número 188. Su olor era muy fuerte. Este es más suave, por lo tanto, es el número 189. El efecto inmediato es fuerza más la pérdida del sueño, además elimina el miedo y suprime el dolor. El segundo efecto viene luego de unos dos días aproximadamente. Locura, perdida de sentidos como la vista y el oído. Finalmente, muerte por agotamiento.
Dhervius: No puedo creer eso. No, debes estar bromeando. ¿Quién le daría eso a unos niños?… Imposible de creer. Tenemos que detenerla Dhiak. Yo soy una carga y si voy contigo no la alcanzaremos. Ve tras ella y tráela aquí. Tenemos que preguntarle a donde están yendo todos.

Dhiak sale corriendo rápidamente, Dhervius se sorprende por la velocidad que toma. Es muy rápido. Un poco más rápido que la persona promedio. Unos momentos más tarde El regresa y trae a la niña quien grita que la suelte. ¡Suéltame! Y así repetitivamente.

Dhiak: ¿La suelto aquí?
Dhervius: No, tal vez intente escapar, ponla en el suelo pero no la sueltes.
Ella: Suéltame demonio, déjame ir. Tengo que llegar o me perderé de la prueba. Lo vez tu demonio es malo.
Dhervius: No. Él no es malo. Yo le pedí que te trajera.
Ella: ¿Por qué?
Dhervius: Bueno. Tienes muchas preguntas que responderme.
Ella: No, no te responderé nada. Tu también eres malo, me mentiste.
Dhervius: No, yo trato de ayudarte. Créeme.
Ella: No, no te creo.
Dhervius: Dhiak quítale la botella.

Dhiak rebusca a la niña y le quita la botella, luego Dhervius le dice: Dámela, y este se la arroja.
La niña muy molesta le grita. ¡Devuélvemela! Dhervius no lo hace, destapa la botella y huele ese olor. Parece un olor dulce y amargo a la vez. Dhiak le dice: No lo tomes, o tus horas estarán contadas. Dhervius le pregunta a Dhiak ¿Hay alguna manera de curarse de eso? Dhiak le responde: No lo sé, nunca he visto a nadie sobrevivir después de tomar eso. Aunque a la mayoría de los humanos que vi. Terminaron muertos por otros demonios.
Dhervius: Niña ahora dime tu nombre.
Ella: No, devuélveme mi medicina.
Dhervius: Si me dices tu nombre te la regresaré.
Ella: Nitt, ahora devuélvemela.
Dhervius: Eso fue fácil. Pero no. Ahora tienes que responder algunas preguntas.
Nitt: No, me has mentido otra vez. Ya no te creeré nada de lo que me digas.
Dhervius: Vaya que complicado. De acuerdo te la regreso si prometes responder algunas preguntas y no tomártela en mi presencia.
Nitt: … ¿De verdad?
Dhervius: Si, toma tu botella.
Nitt: Gracias. ¿Qué quieres saber?
Dhervius: Bueno, primero de dónde eres.
Nitt: Sector 5-A
Dhiak: Ese es el mismo sector de dónde eres tu Dhervius.
Dhervius: Espera Dhiak, Cuéntame dónde vives y como es tu casa.
Nitt: Vivo en el sector 5-A, debajo de la tierra, Hay mucha gente allí, aunque nunca he podido hablar con ellas. Vivo en un lugar donde hay muchos niños como yo. No se nos permite salir de ese lugar a menos que tengamos que hacer la prueba.
Dhervius: Ya veo, explícame sobre la prueba.
Nitt: Cuando cumplimos los 11 años, tenemos que salir a completar la prueba. Para poder venir aquí fuera, tenemos que pasar otra prueba antes si es necesario.
Dhervius: ¿Necesario?
Nitt: Si, solo 11 niños pueden hacer la prueba y si ese mismo año hay más niños que tengan 11 años. Tenemos que tomar unas medicinas. Los que se duerman no pasaran. Este año hubo muchos niños con 11 años y muchos se durmieron al tomar la medicina, pero yo y mis compañeros somos los ganadores y ahora tenemos la oportunidad de hacer la prueba final. Una prueba que tú me estas impidiendo completar.
Dherivius: Te refieres a matar un dios ¿Verdad?
Nitt: Si, ya estamos cerca y necesito llegar con los demás o alguien podría matarlo primero y quedarse con su corazón.
Dhervius: Si bueno ¿Y cómo lo vas a matar?
Nitt: Rompiéndolo en muchos pedazos
Dhervius: ¿Cómo harás eso?
Nitt: Ellos nos dieron estas ropas de metal. “y le muestra debajo de su ropa” No pesa mucho y cuando nos acerquemos al dios. Solo tenemos que presionar esto que está aquí “Señalando a la altura de su corazón” Y el Dios se romperá.
Dhervius: Eso no tiene sentido.
Nitt: Si lo tiene. Nos enseñaron como hacerlo. Tenemos que correr rápido hacia el dios y usar nuestras ropas de metal. Ya lo hemos practicado muchas veces.
Dhervius: Esa medicina que te dieron ¿Sabes de que está hecha?
Nitt: No, pero siempre nos la daban cuando estábamos enfermos o heridos. Siempre nos ha funcionado bien.
Dhervius: Supongo que después de todo no mata o tal vez sí. Supongo que depende cuanto tomes.
Dhiak: Es probable.
Nitt: No hace daño. Yo la he tomado antes y no me pasó nada.
Dhervius: ¿Tomaste una botella entera?
Nitt: No. Ellos solo nos daban muy poco.
Dhervius: Supongo que es eso. Debes dejar de tomarla o te puede hacer daño.
Nitt: No. No hace daño. Además ellos me la regalaron para completar la prueba.
Dhervius: Que problema… ¿Quiénes son ellos?
Nitt: Ellos son nuestros protectores. Son Dioses.

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Abr 06, 2018 1:07 pm 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
DiosMuerto Capitulo 18: El mundo de los sueños. END. Parte 2
A Dhervius le causa sorpresa que ella mencione que los dioses los cuidan. Es algo ilógico se decía. Luego le pregunta a Nitt: ¿Estas segura que son dioses? Nitt le responde si, Ellos son dioses buenos y nos cuidan desde pequeños. Le pregunta a Dhiak: ¿Qué crees? Dhiak le responde: No lo sé, los dioses son seres hostiles y no creo que estén cuidando a nadie. Seguro que miente. Nitt se enfada y le grita: ¡No Demonio! Ellos son dioses humanos y nos cuidan. Digo la verdad. De pronto se siente un temblor.

Dhervius: ¿Sienten eso?
Nitt: Si.
Dhiak: Si, parece ser un temblor.
Dhervius: Si eso parece. Pero porque se detiene y luego continua.
Dhiak: Esto es extraño, parece como si no fuera un temblor cualquiera. Se siente como pasos gigantes.
Dhervius: ¿Pasos? ¿Qué podría ser tan grande para tener tales pasos?
Dhiak: No lo sé, pero ya se detuvo
Nitt: Yo sé que es. Los de la casa nos dijeron que la prueba seria por aquí. Seguro es el dios que buscábamos.
Dhervius: Un dios, que dios podría ser tan grande.
Dhiak: No lo sé, pero definitivamente esos no eran temblores. Creo que deberíamos marcharnos de aquí. Puede ser peligroso si aparece. Recuerda que los dioses matan demonios siempre que pueden.

Justo después de decir eso. Los temblores empeoran y se escuchan más cerca. Dhiak suelta a la niña y sube a un árbol para ver el origen. Con asombro puede ver que bajando de la montaña una gran criatura de aproximadamente 50 metros de alto con forma humanoide. Tenía los brazos largos y piernas algo cortas. Un gran cuerpo hecho de piedras y hielo. Además, tiene unas grandes cavidades en los ojos, donde al parecer no hay nada. Para su mala suerte se dirige justo donde están. Dhiak baja rápidamente del árbol y le dice: Dhervius. Esa cosa viene directo hacia nosotros. Tenemos que irnos ahora. Pero Dhervius le dice: La niña se fue. Dhiak le dice: No hay tiempo para ella y carga a Dhervius y comienza a correr. Dhervius le dice: La niña se fue por aquí. Tal vez la alcancemos. Más adelante pueden verla correr y cada vez los pasos se hacen más fuertes. Hacen temblar la tierra de manera escandalosa… Dhiak tropieza y deja caer a Dhervius con violencia. Dhervius trata de incorporarse, pero se siente mareado… Dhiak se levanta rápidamente. Recoge a Dhervius le ayuda a correr. Hasta que escucha un gran estruendo cerca de allí y los temblores cesan. ¿Qué habrá pasado? Pregunta Dhervius. Dhiak le dice no lo sé, pero no es tiempo de averiguarlo. Sigamos. Luego escuchan otro estruendo y otro más… Al seguir más adelante pueden ver a la niña. Dhervius dice: Allí esta vamos por ella, está en nuestro camino. Pero la niña cae en un desnivel de unos 5 metros. Dhervius dice: Vamos Dhiak. Ayudémosla. Dhiak le dice: No lo sé Dhervius. Si esa cosa viene aquí será el fin para los tres. Dhervius: Por favor Dhiak solo saquémosla de allí y vayámonos. Dhiak sin decir nada le hace caso. Llegan a lugar donde la niña cayo y ven que está tratando de salir del desnivel. Al parecer la caída le causó grandes daños. No puede mover su pierna izquierda y está sangrando por la boca. Dhervius le grita: ¡Aguanta Nitt! Dhiak ya va por ti. Dhiak baja y cargándola comienza a subir. Cuando Dhiak ya está por subir el desnivel, se escucha un gran estruendo muy cerca y junto a él un gran temblor… Dhiak se sujeta para no caer. Después de eso ven una gran sombra que les cubre y la criatura se desploma sobre ellos. La caída fue tan grande que Dhervius salió disparado hacia un lado y a Dhiak le cayó un árbol encima y la niña cayó cerca de él.

1 minuto más tarde.
Dhervius al parecer se desmayó por el golpe, hay ramas y tierra sobre él. Se da cuenta de lo que acaba de pasar y trata de sentarse, puede ver a la niña tirada a varios metros y a Dhiak bajo el árbol. Parece que no le está yendo bien, porque está comenzando a emanar energía oscura. Dhervius quiere acercarse a ayudarlo, pero no puede y comienza a gatear hacia ellos. Cuando está en medio camino, la criatura se intenta levantar, parece que ha sufrido mucho daño y está intentando levantarse cual animal herido. Sus ojos vacíos ahora comienzan a votar agua por montones. Su brazo derecho está casi destrozado, solo intenta sostenerse con su otro brazo. No emite quejido alguno, como si no tuviera voz. La criatura avanza gateando un poco y queda encima de Dhiak. Dhiak al parecer esta inconsciente por que no se mueve ni parece reaccionar. Pero la niña se mueve. Al ver a la criatura tan cerca intenta pararse, pero no puede. También comienza a gatear hacia él. Dhervius le grita: ¡Nitt no vayas! Olvídate de esa estúpida prueba, solo terminara matándote. Ella voltea a ver a Dhervius le responde: Que tonto eres, nosotros somos los elegidos. Dhervius le dice: ¡No niña! La tonta eres tú, Ellos te están utilizando. Por favor regresa. Nitt le responde con una sonrisa: Nadie nos utiliza, nosotros somos muy valiosos para ellos y tenemos que hacerlo por el bien de todos en nuestra casa. Dhervius le grita una última vez: ¡Regresa Nitt! Y con voz calmada le dice: ¿Por qué lo haces? No lo hagas por ellos hazlo por ti. Nitt le responde: Lo hago porque somos ENDs. Dhervius pregunta: ¿ENDs? Nitt responde: Si. Ellos nos llamaban ENDs.
Luego de eso ella sigue gateando hacia la criatura.

Dado que la criatura también se dirigía hacia ellos. Nitt queda ubicada bajo su pecho luego de eso ella presiona con fuerza su pecho a la altura de su corazón y explota. La explosión creo una pequeña bola de energía de color negro de 5 metros de diámetro, pero el sonido que ocasionó fue muy fuerte.

La criatura pierde sus dos brazos y su pecho de piedras y hielo queda destrozado, tanto es así que los pedazos salen volando por todas partes. Cayéndole uno de estos pedazos a Dhiak y haciéndole un daño grave en su brazo derecho, pero a la vez despertándolo.
Dhiak despierta y se da cuenta que no puede zafarse del árbol. La criatura al parecer sigue viva y comienza a regenerarse. Con el agua que le sale de los ojos las usa para convertirlas en nuevos brazos y manos, se acerca a Dhiak, quita el árbol que lo aplasta y lo agarra bruscamente con su mano de agua. Dhiak puede ver a la criatura directo a sus ojos oscuros, puede ver que son vacíos y carentes de expresión. Solo escurren agua y cada vez con menos intensidad. Parece que la criatura lo mira, ¿Pero que estará pensando? Se preguntaba Dhiak. Unos segundos pasan y la criatura solo lo sostiene. Pero el daño ocasionado por la niña al parecer fue devastador al punto de llegar a su corazón. Mientras se desmorona entre los escombros Dhiak puede ver que cae el corazón de un dios. Al suceder eso los brazos y manos formados de agua se diluyen y Dhiak cae.

Dhiak está mal herido, pero aun así puede caminar. Se acerca a los escombros del dios y recoge su corazón. Mirándolo se dice. Es la tercera vez que tengo uno de estos y nada que pueda hacer con él. El corazón era como un pequeño cristal, solo que este era de color celeste y emanaba agua. Luego voltea para ver el terreno. Y puede ver a Dhervius a unos metros del lugar. Se acerca caminando a paso lento. Dhervius estaba estupefacto o consternado. Solo se quedó echado con una mirada de “No puedo creer que mierda acabo de ver”. Dhiak se acerca y le dice: Parece que eres muy afortunado. Dhervius le dice con voz irónica: ¿Tú Crees? Dhiak le responde: Si. Tengo algo para ti enseñándole el corazón. Le dice: Al parecer esa cosa era un dios. Qué tipo de magia es tan potente para matar a un dios. Imposible de creer.
Dhervius: ¿Imposible? Cierto.
Dhiak: Ahora toma póntelo.
Dhervius: En serio quieres que me ponga otra de esas cosas.
Dhiak: Es eso o tirarlo y que otro más lo encuentre.
Dhervius: Cierto, Cierto.
Dhiak: ¿Algo te sucede?
Dhervius: ¿Sucederme a mí? ¿No? ¿Tú Crees?
Dhiak: No entiendo tus palabras
Dhervius: Y yo no entiendo que está pasando en este mundo. Nitt era solo una niña.
Dhiak: ¿Nitt? ¿Dónde está ella?
Dhervius: Pues posiblemente en todas partes. ¿Acaso no la viste?
Dhiak: No ¿Qué ocurrió?
Dhervius: Mientras estabas debajo de ese árbol ella uso algún tipo de magia y salió un poder muy extraño que hizo el mismo sonido que escuchamos anteriormente. Al parecer los otros niños también usaron lo mismo y se sacrificaron. ¡Todos se murieron! No puedo comprender que mente tan enferma, tiene que ser un loco, un demente, una mierda de persona, un ser que no merece existir … Deberíamos matarlos. Si algún día llego a saber quién les hizo esto. Los matare con mis propias manos. Dame esa cosa. Yo mismo me lo pondré.

Y así Dhiak le lanza el corazón a Dhervius. Dhervius se descubre el pecho y lo introduce con fuerza dentro de su pecho por la herida que aún estaba abierta. Siente dolor, pero esta vez no grita ni se queja. Luego una luz tenue comienza a brillar en su pecho. Su cuerpo se siente fresco y no puede respirar. Luego de un momento. Todo el dolor desaparece y el corazón de Dios se ha fusionado con el corazón mecánico de Dhervius. Esta vez no salió ningún destello ni nada fuera de lo común. Tampoco sanó la herida abierta. Solo que ya no sentía dolor en el corazón, más si en la herida abierta. Todo parece estar bien hasta que una gran luz celeste ilumina por completo a Dhervius. Dhiak retrocede un poco. Luego de unos segundos la luz desaparece. Dhervius parece estar igual solo que su ropa se ha desmoronado y está totalmente desnudo. Además de su mano izquierda comienza a brotar agua. Dhervius se pregunta: ¿Qué es esto? El agua al parecer no se detiene... y sale de manera constante. Dhiak le pregunta: ¿Sientes que eso te quita energía o algo? Dhervius le responde: No. Parece que todo está bien. Luego de eso le pide a Dhiak que le ayude a pararse. Le pide que le ayude a caminar. Piensa regresar a donde estaba la carpa. Tal vez haya algo de ropa que ponerse allí. Dhiak también estaba herido, aun así, con su mano izquierda le ayuda y continúan a paso lento. Mientras caminan Dhervius comienza a atorarse. La energía que vota Dhiak es el causante. Dhervius le comenta: Espero que te cures pronto o me matara ese horrendo humo. Dhiak le dice: Esto tardará unos días.

Más tarde.

Dhervius y Dhiak están llegando por donde murió el primer niño. Y pueden ver a un hombre con una vestimenta extraña. Tiene una capa roja, una armadura de mallas, un cinturón y una espada. Este está sosteniendo el cadáver del niño. Dhervius le dice a Dhiak: Hay que acercarnos sin que nos vea. ¿Qué demonios estará haciendo? Así lo hacen. Se acercan sigilosamente y pueden escuchar que está hablando con alguien. Aunque ese alguien no parece estar presente. Le dice: END Muerto en acción. Causa. Sobredosis de NTE. Maldito mocoso se tomó una botella entera. Bueno que se hace. Su traje sigue intacto. Procedo a explotar el cuerpo. Luego saca de un costal una caja “Una carga de pólvora” y la coloca al lado del cadáver.

Dhervius: ¿Tu eres el que mandó a estos niños a morir?
X: ¿Ah? ¿Quién eres tú?
Dhervius: Responde o te mueres.
X: Un demonio. Maldita sea “Saca su espada” No estoy preparado para esto.

Luego de decir eso. Saca un encendedor “Y prende la mecha de la pólvora” Y se las arroja Dhiak y Dhervius. Dhiak reacciona rápido y decepciono la pólvora y se la lanza contra aquel hombre. El hombre asustado intenta escapar, pero es demasiado tarde la bomba explota y acaba con él. El cadáver del niño que estaba cerca también sale volando. Dhiak y Dhervius se tiran al piso y cuando pasa el caos del estruendo se levantan para ver lo ocurrido. Los daños son asombrosos. Un gran hoyo en el suelo y el cadáver del hombre a unos metros. Ni que decir del niño. Dhervius le dice a Dhiak: Pobre niño no merecía esto ni siquiera, aunque este muerto. Por favor recoge sus pedasos y enterrémoslo. Dhiak sin decir nada solo le hace caso. Dhervius a paso lento y tambaleando se acerca al cadáver de aquel hombre. Lo mira con desprecio y odio. Lo maldice. Su cabeza se llena de ideas de rencor.

Dhiak termina de recoger los restos del niño. Dhervius le pide que lo entierre Dhiak cava un hoyo no muy profundo y lo entierra. Se acerca a Dhervius y le enseña un frasco. Mira. Este es el veneno. Es muy resistente esta botella. Con toda esa magia ni siquiera se rompió. ¿Lo tiro? Dhervius: Le dice haz lo que quieras. Dhiak solo lo conserva. Dhervius al parecer queda algo trastornado por esos incidentes. Aun no puede creer lo que le toco vivir. Finalmente decide ponerse la ropa de aquel hombre. La espada quedó destrozada por la explosión y la ropa algo destruida, pero igual se las pone.

"Y asi terminamos con un dibujo del 2014" XD
Imagen

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Abr 10, 2018 6:46 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 64404
Pues Nitt les ha salvado al inmolarse, mismamente igual que los fanáticos.

_________________
Se admiten donaciones para mantener el foro y poder quitar la publicidad Imagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Abr 12, 2018 2:14 pm 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
lucia escribió:
Pues Nitt les ha salvado al inmolarse, mismamente igual que los fanáticos.


Así es, pero ella no sabía que moriría. Le dijeron que iba matar al dios y tendría que conseguir su corazón. Ya tendrá su explicación completa más adelante.

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Abr 12, 2018 2:14 pm 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
DiosMuerto Capitulo 19: Mi mundo.

26 diciembre 4099 Por la mañana.
7 Días pasaron del ultimo evento. Dhervius está algo mejorado. Ya puede caminar por sí mismo, aunque con dificultades y algo de dolor. Dhiak por su parte se ha recuperado por completo y ya no emana energía oscura. Ellos ahora si dirigen al oeste. Están caminando a paso lento por la evidente situación de Dhervius. El Corazón de dios no le ha servido de mucho, incluso se podría decir que le ha causado más problemas. Siempre tiene que dormir con la mano a un lado para no mojarse y sus piernas siempre paran húmedas. Aunque lo bueno es que siempre tiene agua fresca. Ellos partieron del lugar donde se encontraban, dado que la carpa donde Dhervius se alojaba fue quemada accidentalmente por Dhiak. Dhervius le dijo que a falta de leña tenemos la carpa y fue una situación cómica. Dhiak le prendió fuego y no pudieron apagarla a tiempo. Se quemó todo lo que había dentro. Dhervius se rio mucho después de eso y Dhiak no dijo nada como siempre.
26 diciembre 4099 Por la noche.
Dhervius se detiene para descansar el día fue mal. No comió nada y está muy agotado. Aún siguen en el bosque, pero ahora ya el terreno está cambiando. Se puede ver menos vegetación, piedras blancas y algo de arena. A los pies de un gran árbol sin hojas Dhervius se acomoda y se queda dormido. Dhiak se queda a su lado haciendo guardia.
Mientras la noche era cada vez más profunda se escuchó un sonido extraño. Era como el viento al soplar sobre un montón de vidrio. Dhiak se pone en alerta se levanta mira por todos los lados y no logra ver nada… Y de pronto se escucha una voz que dice: Dhervius. Dhiak se asombra y no sabe de dónde proviene el sonido. Le despierta a Dhervius diciéndole: Despierta. Creo que algo te está buscando. Dhervius pregunta ¿A mí? Dhiak le responde: Si. Y la voz dice: Dhervius. Soy tu dios. Recuerda con qué propósito te devolví la vida. Ve por la esfera de hielo. Desde tu posición dirígete hacia el sur. Debes cruzar un gran océano y en medio de él encontraras una gran isla. La esfera se encuentra allí. Dhervius sorprendido: Pregunta ¿Tu eres dios? Esta voz le responde: Date prisa antes que pierda la paciencia. Dhervius pregunta de nuevo: ¿Quién eres? ¿Dios? ¿El dios de verdad? La voz ya no responde.

Dhervius: Lo has escuchado Dhiak. ¿Era dios?
Dhiak: Si lo he escuchado, pero su voz parecía tan humana como la tuya. No sé si fuera un dios. Además, él dijo que te regresó la vida y sabia tu nombre. ¿No recuerdas nada de él?
Dhervius: No recuerdo… No. Espera un momento esa voz es la misma que escuché en mi sueño anterior. ¿Entonces?
Dhiak: ¿Entonces qué?
Dhervius: Entonces él debe saber quién era antes. Ese pasado que he olvidado. Tengo que averiguarlo.
Dhiak: ¿Cómo lo llamarás?
Dhervius: No lo sé. Supongo que llamándolo ¡Dios estas allí!
Dhiak: No creo que eso funcione. Dijo que la esfera de hielo está yendo hacia el sur ¿Deberíamos creerle?
Dhervius: No lo sé. Esto me ha dejado impactado. Lo decidiremos mañana. Ahora estoy cansado y tengo hambre.

Pero Dhervius ya lo tenía decidido. Esa noche pensó en que tenía que saber su pasado. Le causó curiosidad y lo de la esfera lo sentía como una necesidad imprescindible.

Mientras tanto lejos de allí.

Caeli dormía y escucha una voz en forma de eco. Quien decía: La esfera se encuentra allí. Date prisa antes que pierda la paciencia. Se despierta. Mira a todos los lados para ver de dónde viene esa voz. Solo logra ver a sus compañeros durmiendo. Se pregunta ¿Lo habré soñado? Y luego se acuesta y sigue durmiendo.
27 diciembre 4099 Por la mañana.
Dhervius se despierta. La mañana se ve muy calmada. Parece ser un buen día.
Dhiak le pregunta ¿Qué haremos? Dhervius le responde pues ir por esa esfera. Dhiak le dice: Así que lo has decidido. Bueno vamos, total no tengo nada que hacer.
Así parten y caminan durante toda la mañana. Dhervius logra comer algunos frutos. Pero su alimentación estos últimos días no ha sido del todo buena. Esta algo delgado y no refleja una buena salud. Mientras llega el ocaso pueden ver el océano. Dhervius se sorprende, es la primera vez que él puede ver algo así. Está fascinado y al llegar pregunta a Dhiak ¿Tú has estado en este lugar antes? Es increíble ¿No lo crees? Dhiak le responde: En preciso este lugar no, pero he visto el océano muchas veces.

Dhervius: Increíble de verdad. Ese olor salado.
Dhiak: Es el olor de estas aguas. Son saladas y no creo que deberías beber de ellas.
Dhervius: ¿Por qué? ¿Moriré?
Dhiak: Si. Eso creo. He visto morir humanos después de unos días de beber esa agua.
Dhervius: Vaya. Hermoso pero mortal. ¿Y cómo lo cruzaremos?
Dhiak: Podríamos robarle esa barca a ese humano que nos está mirando.

Dhervius voltea y puede ver a un hombre quien los mira algo asustado. Trataba de esconderse detrás de su pequeña barca. Dhervius dice: Es cierto. Como es que no lo había visto antes. Vamos acerquémonos a él. Así Dhiak y Dhervius se acercan a aquel hombre. El hombre al darse cuenta que van por él intenta huir, pero no logra alejarse mucho antes de caer. Dhervius le grita: ¡No se preocupe no le aremos nada! Al llegar a su lado Dhervius puede ver que se trata de un anciano.
Dhervius: anciano no te asustes. No te haremos nada. Soy Dhervius y él es Dhiak. Queremos usar tu barca para cruzar el océano.
Anciano: No se acerquen más. Aléjate demonio.
Dhiak: Creo que debería alejarme un momento mientras hablas con él.
Dhervius: Si, eso creo. Espérame por allí “Señalando unas rocas”
Anciano: Como es posible que viajes con ese demonio. ¿No te ha hecho nada?
Dhervius: No. Dhiak es diferente. Es mi amigo y ha me salvado de muchas. Realmente el no ataca a nadie a menos que esté en peligro. Hmm… y ahora que lo pienso supongo que atacaría a quien yo se lo pidiera. Pero obviamente no a usted. ¿Entonces nos prestaría su barca?
Anciano: No entiendo tu relación con ese demonio, pero será mejor que no se acerque a mí. Y no puedo prestártela. La necesito para conseguir peces para alimentar a mis nietos.
Dhervius: No… Vaya y dígame dónde puedo conseguir una.
Anciano: A menos que construyas una, no creo que puedas conseguirla por aquí. Yo soy el único que vive por este lugar.
Dhervius: ¿Vives solo con tus nietos? ¿Y por qué por aquí?
Anciano: Bueno. Este lugar nos da comida del mar y los demonios casi nunca vienen por aquí. Además, en caso vengan tenemos un buen refugio y no pueden entrar. Aunque algunos no se quieren ir y demoran días en irse. Es necesario tener comida almacenada para esos días. Creo que tu contenedor de agua se rompió. Te está escurriendo por la mano.
Dhervius: ¿Esto? No. Lo que sucede es que tengo el corazón de un dios y esta es mi maldición. Aunque no están mala. El agua es limpia y nunca se acaba.
Anciano: ¿En serio?
Dhervius: Si
Anciano: No puedo creerlo, entonces eres un dios de verdad. Ya entiendo por qué pudiste domar a ese demonio. En ese caso tu podrás ayudarme.
Dhervius: ¿Ayudarte?
Anciano: Por este lugar la tierra no es fértil. Los pocos cultivos que cosecho no me dan abasto. No puedo plantar más, porque el agua dulce es escasa. Es difícil conseguir más por el temor a encontrarme con algún demonio en mis búsquedas. Tengo grandes vasijas vacías. Podrías llenarlas de agua. Si lo haces yo te ayudare a construir una barca para que puedas cruzar el mar.
Dhervius: Así me gusta anciano. Gracias. ¿Cuál es tu nombre?
Anciano: Cierto. Yo me llano Ruo.
Dhervius: ¿Ruo? Que significa.
Ruo: Es el nombre de un antiguo rey que era protagonista en las historias que me contaba mi madre de niño. Era el señor de las arenas Ruo.
Dhervius: Bien Ruo. ¿A dónde vamos?
Ruo: A mi casa. Sígueme.
Dhervius: ¡Dhiak! Ya nos vamos.
Ruo: Tu demonio no puede venir.
Dhervius: No te preocupes Dhiak no te hará nada. Te lo prometo.
Ruo: Si tú lo dices, pero que no se acerque a mis nietos.
Dhervius: Está bien, el entenderá.
Caminan por un rato y no lejos de allí pueden ver una casa de manera toda roída por el paso del tiempo. Está ubicada sobre unas piedras al pie de una gran montaña de piedras blancas y arena.
Al llegar pueden ver que se asoman dos niños pequeños… Una niña y un niño. Dhiak pregunta: ¿Esos son tus nietos? Ruo le responde: Si, ella es Catterine tiene 4 años y él es Dael que tiene 5. A Dhervius le causa algo de sorpresa. Dos niños tan pequeños viviendo en ese lugar.

Dhervius: Ruo ¿Dónde están los padres de ellos?
Ruo: … Bueno… pasa te lo contare adentro.

Mientras Dhervius Entra Dhiak se queda afuera. Los niños con asombro se asoman por la ventana para verlo. Dhiak los mira y ellos se esconden. El anciano atiza su fogata, saca una olla vieja y sucia, se acerca a Dhervius diciéndole ¿Me la llenas? Dhervius con una sonrisa le dice claro. Así el anciano la pone a hervir y luego prepara unas hierbas extrañas y se la da a beber a Dhervius y a los niños.

Dhervius: Gracias. ¿Esto no me matará cierto?
Ruo: Jaja, no son hierbas que yo mismo cultivo. No te harán nada.
Dhervius: Bien gracias.
Catterine: Abuelo. Hay un señor oscuro allá afuera. ¿Por qué no vamos al refugio?
Ruo: No se preocupen. Ese señor no les hará nada. Solo no se acerquen a él.
Catterine: Si
Dhervius: No se preocupen de nada niños. Dhiak es mi amigo. Tal vez hay demonios malos, pero el no.
Ruo: Vayan a jugar a la otra habitación. Tengo que hablar un rato con nuestro invitado.
Catterine: Si
Dael: Si
Dhervius: Bueno perdón que te pregunte esto de nuevo, pero tengo curiosidad ¿Qué paso con los padres de esos niños?
Ruo: Bueno. Mi hija murió enferma. La tenemos enterrada aquí cerca.
Dhervius: Lo siento. Creo que no debí preguntar.
Ruo: No, no te preocupes está bien. Te lo contaré para que tengas cuidado en tus viajes allá afuera. Ella enfermo de una enfermedad creada por los demonios.
Dhervius: ¿Creada por los demonios?
Ruo: Si, ella y su esposo habían salido a conseguir agua. Al regresar ella estaba herida. Tenía un gran rasguño en la espalda, me contaron que un demonio los atacó, pero lograron escapar. Pero la enfermedad ya estaba en ella. Su piel con los días se llenó de venas negras y sentía mucho dolor. En las últimas horas comenzó a vomitar una sustancia negra y su dolor parecía insoportable… Ella temblaba y pareció perder la conciencia y murió. Recuerdo que de niño me hablaron de la enfermedad de los demonios. Lo llamaba la peste del demonio. No tiene cura y si a alguien le daba lo mejor era matarlo antes que comiencen los síntomas y sufra más. Nunca vi algo así y no pensé verlo en mi propia hija… Después de ese triste día el padre de ellos siempre me ayudaba con la pesca y a conseguir agua, pero un día se fue a conseguir agua y no regresó. Lo más probable es que los demonios lo hayan matado. Me arrepiento de no haber ido yo. Soy un viejo inútil. Si me pasa algo quien vera por esos niños.
Dhervius: No te culpes viejo. Tu aun tienes muchos años por vivir. Perder a alguien de la familia debe ser muy difícil. Yo no recuerdo mi pasado. No sé si he perdido a alguien alguna vez.
Ruo: Tienes razón en esa parte. Desde que murió mi hija mi vida se derrumbó. Pero mis nietos son lo único por lo cual vivo ahora. Si no fuera por ellos ya estaría muerto… Pero creo que te estoy aburriendo con viejos lamentos…
Dhervius: No, para nada. Te contare algunas cosas raras que he visto, tal vez tu sepas de que se tratan.

Dhervius le comenzó a contar todo sobre su viaje. En eso los niños salieron de la casa.

Catterine: Tú no eres malo ¿O sí?
Dael: No nos lastimaras dijo ese señor.
Dhiak: No.
Mientras tanto dentro de la casa:
Dhervius: y bien algo que me puedas decir de lo que te acabo de contar.
Ruo: Vaya me has dejado sorprendido. Nunca he visto esas cosas de las que hablas. Tampoco esos grandes monumentos de metal. Realmente tampoco sabía que las personas podrían convertirse en dioses. Sobre los ENDs no he escuchado nunca nada.
Dhervius: Vaya. Bueno había que intentarlo.
Ruo: Lo siento. No escucho a mis nietos.
Dhervius: Habrán salido.
Ruo: No creo, les dije que no lo hicieran.

Ruo se levanta y va para el otro cuarto. No logra ver a sus nietos y al asomar por la ventana ve que están jugando con Dhiak. Uno está agarrándole la mano y el otro trepado en su espalda, mientras que Dhiak solo estaba sentado. Ruo se sorprende y sale corriendo rápido gritando ¡Niños aléjense de él! Dael le responde: No te preocupes abuelo. El no hace nada. Dhervius al salir solo atina a reírse y le dice al viejo: No te alteres. Realmente él no les hará nada. El viejo parece entender que Dhiak no es como los otros y dice: Increíble de verdad.

Ya llegada la noche. El anciano invita a pasar a su casa a Dhiak y dentro les sirve una comida a base de pescado hervido. Dhervius lo come. No le gusta mucho el sabor, pero con el hambre que llevaba se lo come todo. Dhiak por su parte no come nada. El anciano pregunta ¿Los demonios no comen? Dhiak le responde: Puedo hacerlo, pero ya no tengo la necesidad y no me trae beneficio alguno. Mejor cómanlo ustedes. Los niños terminan de comer y el anciano los acuesta.
Ya más tarde el anciano le dice a Dhervius: Ven, iremos al refugio. Estaba a unos pocos metros de la casa. Una cueva tapada por unos maderos. Dentro había muchas vasijas y ollas de barro. Le dice a Dhervius que por favor llenase todas. Dhervius le dice: Vaya que son muchas, me tomara un buen rato. Ruo le responde: Es probable, pero las que puedas. Dhervius le dice no hay problema. Serán todas.

Luego el anciano regresa a su casa y Dhervius se queda con Dhiak para llenar esos recipientes.
Dhiak: Que extraña vida tienen estos humanos.
Dhervius: Vaya estabas muy callado. Pues si tienes razón. A cada quien le toca vivir una vida diferente. Cada quien en su mundo.

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Abr 17, 2018 2:41 pm 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
DiosMuerto Capitulo 20: Dios, Dios Errante.

28 diciembre 4099 Por la mañana.

Ruo: ¿Amaneciste bien Dhervius?
Dhervius: La verdad que no, Ya he acabado de llenar tus contenedores. Me llevo toda la noche y no he dormido nada.
Ruo: Lo lamento, te traje algo de comer ¿Y Dhiak?
Dhervius: Está a tu lado. Solo que arriba de ti.
Ruo: Joder, que susto que haces allá arriba.
Dhiak: Nada, Observo.
Ruo: Pues me has dado un susto de muerte.
Dhervius: “Ríe”. Eso fue gracioso de cierto modo.
Ruo: “Ríe” Ahora que lo veo de este modo es verdad… Termina de comer y comenzaremos a construir la barca.
Dhervius: Gracias.

Luego de comer. Dhervius sale de la cueva… Se dirige a hacer sus necesidades y el sol comienza a salir. Parece que será un buen día. La construcción de la barca comienza. Ruo les manda a conseguir maderas medianas y algunas enredaderas para hacer las amarras. Dhiak va por ellas y en varias vueltas trae la cantidad necesaria. Ya en el medio día. Dhervius pregunta: ¿Crees que podamos hacer una barca como la tuya? Ruo le responde: La verdad no lo creo. Nos faltan muchas herramientas, pero te podré hacer una buena balsa que de seguro podrás usar para cruzar el mar sin problemas. ¿Balsa? Pregunta Dhervius. El viejo le responde Sí. Yo las he usado antes y son estables a menos que el mar este agitado, entonces solo te hundirás. Dhervius riendo le dice: Solo nos hundiremos Dhiak... ¿Qué te parece? Dhiak le responde: No lo sé. Yo puedo flotar… Dhervius sigue riendo y continúan con la construcción.

Al atardecer ya han concluido. Se nota que la balsa es muy improvisada, pero se ve sólida y resistente. El mar está un poco agitado y Dhervius decide continuar el siguiente día. Dhervius esa tarde aprovecha para jugar un rato con los niños. Luego comienza a regar las plantas que el viejo plantó. Finalmente, por la noche comen lo mismo de ayer… Dhervius sin quejarse de nada solo se lo come. Después eso se acuesta temprano por el sueño que llevaba.

29 diciembre 4099 Por la mañana.

Dhervius se despierta demasiado temprano. Dhiak que estaba cerca de él se percata y se acerca preguntando: ¿Qué ocurre? Dhervius le responde: Nada, solo que me acosté muy temprano y ahora ya no tengo sueño. Veo que el mar está muy calmado. Creo que sería oportuno partir. Así tal vez podamos regresar para el atardecer. Dhiak le dice: No creo, si hay una isla cruzando este mar, debe estar muy lejos. Porque si no lo alcanzaríamos a ver.
Dhervius: El viejo debe seguir durmiendo. Supongo que lo mejor será irnos sin despertarlo. Igual él sabe que partiremos temprano.
Dhiak: No lo sé. Eso depende de ti.
Dhervius: Bueno pues ayúdame a mover la balsa.

Así Dhervius y Dhiak comenzaron su travesía por el océano. Dhervius solo cargó dos remos, algunos peces secos que el viejo le dio antes, y del agua no tenía que preocuparse.

29 diciembre 4099 Por la tarde.

Dhervius: Ha… Este maldito sol me está matando. Y aun no logramos ver nada.
Dhiak: Supongo que es tu traje de metal. El sol las calienta y tú lo padeces.
Dhervius: Si. Es verdad me las quitare. “Se quita toda la ropa”. Así está mucho mejor. No sé por qué no se me ocurrió ponerle un techo a esta cosa. ¿A ti no te molesta el sol?
Dhiak: Ahora no, pero si tal vez estuviera en un desierto con el sol abrazador comenzaría a deshacerme.
Dhervius: Hmm. Ya veo, después de todo hasta a ti te daña algo.
Dhiak: Si, eso y muchas cosas más. Yo soy algo parecido a los humanos. Solo que más resistente. Yo no tengo sangre, en su lugar tengo esta energía oscura que me cura. En cambio, los humanos tienen la sangre que les cura si tienen alguna herida, pero eso se les acaba rápido si se desangran. En cambio, mi energía es ilimitada. Yo no puedo morir a menos que reciba un gran daño que haga que toda mi energía se disperse impidiéndome regenerar mis heridas.
Dhervius: Interesante. Hmm ¿Esa energía oscura afecta a los humanos?
Dhiak: Si. Un poco, pero solo les hace toser. Realmente no sé qué tanto les afectaría a largo plazo. Nunca he estado con un humano más de unos minutos en la batalla.
Dhervius: Entonces cuando me descongelaste ¿Cómo fue que me diste esa energía para poder vivir?
Dhiak: Yo no te descongelé. Fueron los humanos. Y la energía que te di. Era mi energía oscura transformada en aire y calor. Dado que la energía traspasa cualquier cosa, tu cuerpo la absorbió y la usó para seguir viviendo.
Dhervius: Vaya es sorprendente. Entonces me estás diciendo que puedes transformar esa energía oscura en cualquier cosa. Me sorprende de verdad.
Dhiak: No realmente. Yo puedo agitar la energía muy rápido de manera que genere viento y del mismo modo también genera calor. Tu no lo vez porque todo está dentro de mí.
Dhervius: Ya veo, entonces ¿Por qué no puedes hacer fuego con ella?
Dhiak: Bueno el calor que se genera no es muy grande. Pero esa vez fue lo suficientemente necesaria para calentar tu cuerpo.
Dhervius: Hmm. Y hay algo que no entiendo. Yo sé que una persona no puede vivir sin respirar. Al yo estar congelado no debería morir por falta de aire o tal vez por enfriamiento.
Dhiak: Si. Es debió pasar, pero no pasó. Recuerdo que aquel señor demonio que nos congeló dijo: Descuida no morirás. Él debe saber por qué no moriste mientras estabas congelado.
Dhervius: Entonces este es un misterio muy complicado. No quiero ni ver a esa cosa de nuevo.
Así continuo la travesía, pero al llegar el ocaso. Las cosas comenzaron a cambiar. Una tormenta se acercaba. Su precaria balsa comenzó a tambalear. Dhervius se aferraba con fuerza a ella. Se puso su ropa para no perderla. Las olas comenzaban a golpear con fuerza y la neblina combinada con la lluvia nublaban la vista.
Dhervius: No puedo ver nada Dhiak. ¿Qué hacemos?
Dhiak: Pues estamos a mitad de la nada o eso creo. Lo mejor sería quedarnos aquí y esperar que esto no vuelque. Parece que esta tormenta no durara mucho. Solo no te caigas.
Dhervius: Es fácil decirlo para alguien que sabe flotar.
Dhiak: Puedes sujetarte de mí si algo ocurre. Pero eso que puedo flotar tampoco es de todo cierto. Se flotar por que se nadar. Lo que tienes que hacer es solo relajarte y flotaras solo. No es muy difícil.
Dhervius: Espero no tener que llegar a ese extremo.

La tormenta duró una hora. Dhervius cayó al agua una vez, pero Dhiak Pudo subirlo a tiempo. Le dijo que lo mejor sería que se quitara esa ropa tan pesada o no podría flotar. Dhervius está pensativo y está por hacerle caso a Dhiak cuando la tormenta comienza a cesar. La cosa parece más calmada pero aun así ya ha oscurecido. El cielo esta nublado y no hay luz que los alumbre. La noche se vuelve oscura y siniestra.

Dhervius: Creo que mi herida anda mal. Me está doliendo más de lo normal.
Dhiak: Es posible que sea por la sal. Deberías lavártela con el agua que sale de tu mano.
Dhervius: Mojarme más… Bueno que más da ya estoy empapado.
La noche transcurrió lento. Dhervius se comenzaba a sentir muy mal. Tenía náuseas y luego comenzó a vomitar, sus ojos le comenzaron a picar y se le dificultaba respirar. Su corazón parecía dolerle un poco. Aun así, se aferró a la balsa toda la noche y poco antes del amanecer se quedó dormido.

30 diciembre 4099 Por la mañana.

Dhervius se despierta. Se siente mareado y débil. Dhiak estaba remando con la mano.
Dhervius: ¿Qué paso con el remo?
Dhiak: Se me cayó y no lo pude recuperar.
Dhervius: Ese es un problema y a dónde vamos.
Dhiak: Mira adelante, es la isla. Al parecer la corriente de la tormenta nos arrastró rápidamente aquí.
Dhervius: Vaya es enorme. Espera eso que veo cerca de la playa ¿Son casas?
Dhiak: Si, así parece.
Dhervius: Entonces debe de haber personas viviendo allí. Ojala que tengan mejor comida que el viejo.
Dhiak: Pues lo averiguaremos pronto.

A si Dhiak continuo remando con la mano. Unos minutos más tarde llegaron a la isla y encallaron en la playa. Dhervius se sentía mal y le pide ayuda a Dhiak para caminar. Dhiak lo lleva del hombro hacia la casa más cercana. Estas casas estaban hechas principalmente por maderas, techos de paja y junco.
Para su desilusión, al llegar Dhervius se da cuenta que todas las casas tienen mucho tiempo de abandono. Están destruidas, pero tienen cosas dentro como sillas, mezas, libros, platos rotos, etc.
parecía que nadie intentó llevarse nada al irse y el tiempo marcó estragos en ese lugar. Al revisar todas las casas que pudo, todas presentaban ese mismo patrón. Se preguntó ¿Qué demonios ocurrió aquí? Al recoger un libro. Dhervius no reconocía esa escritura. Le preguntó a Dhiak quien tampoco pudo saber leerlo.
Dhervius: Vaya que complicado este lugar. Necesitaba un buen lugar para descansar un poco. Ni modo aun así tendré buscar una buena cama en alguna de esas casas.
Dhiak: De acuerdo.
Dhervius: ¿Oyes eso?
Dhiak: ¿Oír algo? No realmente. ¿Qué escuchas?
Dhervius: Es como un zumbido de un mosquito. Creo que se hace más fuerte… Mi cabeza… siento que se hace muy fuerte… ¿Qué está pasando?
Dhervius comenzó a sentir el zumbido más y más fuerte. Se sujetaba la cabeza y cae de rodillas. Comienza a gritar ¡Que es esto! ¡Maldiciendo que pare de una vez! Y de pronto se detuvo en seco.
Dhiak le pregunta ¿Estas bien? Dhervius babeando y recuperando el aliento le dice: Se fue. Justo después de decir eso comienza a vomitar, pero esta vez sangre y de la sangre comienza emanar un humo negro, como si de energía oscura se tratase. Dhervius confundido se pregunta ¿Qué está pasando? ¿Qué demonios es eso? Y Dhiak le dice: Lo oigo.

Dhervius: ¿Lo oyes? ¿Qué oyes?
Dhiak: Ese zumbido del que hablabas.
Dhervius: Pero yo ya no lo oigo. De donde proviene.
Dhiak: De esa cosa que traes en la oreja izquierda.
Dhervius: ¿Qué cosa?
Dhiak: Parece un mosquito.
Dhervius: ¿Un mosquito?
Dhervius se toca la oreja para ver que tenía. Pero no puede sentir nada. “En realidad lo que había en la oreja izquierda era un pequeño punto de energía oscura, a simple vista parecía un pequeño mosquito. Dhervius intentaba tocarlo según las indicaciones de Dhiak, pero no lograba sentirlo. Hasta que Dhiak intentó agarrarlo y la diminuta bola de energía comenzó a absorber la energía de Dhiak y se hizo más grande. Dhiak al darse cuenta da un salto para atrás. Pero la bola de energía ha crecido al tamaño aproximado de 20 centímetros de diámetro. Dhervius ahora si puede verlo y dice: ¿Qué es esto? No puedo tocarlo, ni quitármelo. La bola de energía le perseguía por donde se moviera, hasta que de un momento a otro se quedó estático. Dhervius preguntó: ¿Crees que ya pasó? Y la bola comenzó a crecer y a emitir ese molesto zumbido. Y una voz se escuchó: Dhervius la esfera de hielo está muy cerca. Debes viajar un poco más, rodea la isla por el este y la hallarlas. Estaré pendiente y te informare el siguiente paso cuando la consigas. Después de eso la bola de energía comenzó a desvanecerse sin antes comenzar a lanzar pequeños rayos de energía oscura por cualquier lugar.

Dhiak: Al parecer esa cosa uso una magia rara que absorbe energía oscura. No entiendo si lo hizo para comunicarse mejor contigo, pero si vuelve a aparecer eso tratare de alejarme.
Dhervius: Maldito dios. Me ha dado un susto de muerte...
Dhiak: ¿Que harás ahora?
Dhervius: ¿Qué crees? Rodeare la isla como dijo. Pero antes búscame algo de comer. Yo iré a dormir a esa casa “Señalando una casa cercana”
Dhiak: Si. Dhervius.

Mientras tanto en el mundo de los muertos.
DiosMuerto se decía: Vaya es interesante este método. Usar la energía oscura para poder hablarle, me pregunto si esa misma energía me servirá para poder regresar. Supongo que es posible. Pero si no fuera por ese demonio no hubiera conseguido la suficiente energía para hablar nítidamente y Dhervius seguiría escuchando mi voz como un zumbido. Creo que ese demonio me será de gran ayuda.

Dhervius después de comer y descansar. Comenzó a moverse por el este para rodear la isla.

30 diciembre 4099 6:33 PM.

Dhervius: Creo que deberíamos acampar ya casi no se puede ver. Además, esta isla es demasiado grande. Creo que hemos caminado por horas y aun no hay ni rastros de la esfera.
Dhiak: Cierto.
Dhervius: Hmm… Hielo por aquí. Es extraño. Como es posible que haya hielo.
Dhiak: Hmm es verdad no me percaté. Creo que proviene de allí. “señalando con el dedo un montículo más grande de hielo que se encontraba a unos 20 metros.”
Dhervius: Es verdad, Allí debe estar la esfera. Vamos.
Dhiak: ¡Espera! No te muevas. ¿No lo ves?.
Dhervius: ¿Ver? No sé de qué hablas ¿Ver qué cosa?
Dhiak: Es un demonio parado frente a ti.
Dhervius: No, de que hablas no veo nada.
Dhiak: Supongo que no puedes ver su color. Los humanos tienen limitada la vista. Está parado justo al frente de ti, será a unos 4 o 5 metros. Creo que deberías retroceder un poco.
Dhervius: Hmm está bien… no puedes hablar con él para que nos deje pasar. Supongo que a ti te hará caso.
Dhiak: Con esa mirada no creo que quiera hablar, pero lo intentaré.

Dhervius retrocede y se pone detrás de Dhiak. Dhiak intenta hablar con el demonio, pero al intentar acercarse más, este demonio genera una especie de daga con energía oscura y se prepara para atacar. Dhiak le dice a Dhervius quédate detrás de mí. Parece que eres su objetivo… Dhervius se oculta detrás de Dhiak aunque se asoma y no logra ver nada. El demonio con una voz extraña “que parecía una voz metálica” les dice: Demonio y humano me deben respeto, me deben la existencia. ¿Cómo es que osas mirarme demonio? Morirás y el humano después, cambia el orden, pero el resultado es el mismo. Y comienza a moverse de manera extraña de derecha a izquierda y cada vez más rápido. Hasta que de manera inesperada ataca.

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Abr 21, 2018 7:55 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 64404
Estos dos últimos capítulos parece como si no los hubieses revisado. Hay abundancia de z en donde debería haber s y la puntuación de los diálogos hace que sean confusos en algunos momentos. Por lo demás, creo que esto de la isla no me está gustando mucho. Lo de antes me parecía mas entretenido.

_________________
Se admiten donaciones para mantener el foro y poder quitar la publicidad Imagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Abr 22, 2018 11:45 am 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
lucia escribió:
Estos dos últimos capítulos parece como si no los hubieses revisado. Hay abundancia de z en donde debería haber s y la puntuación de los diálogos hace que sean confusos en algunos momentos. Por lo demás, creo que esto de la isla no me está gustando mucho. Lo de antes me parecía mas entretenido.


Hola mi gran y única seguidora XD... espero que no sea la única...
Bueno lo que pasa que hay algo que se tiene que recuperar que es la esfera de hielo. La misma que llevaba Dasiu que ya se resolvía en el siguiente capítulo. Tampoco es muy largo. Y también se va revelar una gran historia de uno de los personajes más importantes dentro de toda la historia. Dhandharu y justamente el siguiente capítulo se llama Dhandharu. XD
No es por hacer spoiler, pero se revelarán más tramas planteadas en los 3 últimos capítulos y como es costumbre los dos últimos son los más largos.

DiosMuerto Capitulo 20: Dhandharu
DiosMuerto Capitulo 21: La última canción.
DiosMuerto Capitulo 22: Quien Soy
DiosMuerto Capitulo 24: Desandar
DiosMuerto Capitulo 25: Vivir de prestado
DiosMuerto Capitulo 26: El fin de mi recuerdo

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Abr 24, 2018 7:04 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 64404
Está bien saber que ya quedan poquitos capítulos :cunao:

_________________
Se admiten donaciones para mantener el foro y poder quitar la publicidad Imagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Abr 26, 2018 8:05 pm 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
lucia escribió:
Está bien saber que ya quedan poquitos capítulos :cunao:



Malvada xD... pues si... quedan pocos para el final de esta temporada... La siguiente creo que la dejare por un mes o algo así... Primero corregiré todos los errores ortográficos que encuentre y de allí si continuaré. Pero antes de eso escribiré una saga corta de 2 o 3 capítulos de Dlega que también es parte de la historia, pero no se profundiza porque creo que merece unos capítulos completos...

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Abr 27, 2018 11:06 am 
Desconectado
Lector ocasional

Registrado: Mié May 04, 2016 9:52 pm
Mensajes: 45
DiosMuerto Capitulo 21: Dhandharu.

El Misterioso demonio se abalanza contra Dhiak y Dhervius. Aquí empieza una gran batalla de agilidad. Dhiak empuja con mucha fuerza a Dhervius mandándolo un par de metros hacia atrás. Y esquiva el golpe con el puñal de energía oscura que ese ser intentaba ensártale. Dhiak le dice a Dhervius aléjate lo más que puedas. Yo me encargo. Dhiak esquiva cada movimiento del otro demonio. Dhervius solo puede ver un cuchillo de energía oscura intentando darle a Dhiak. Se dice: No puedo quedarme aquí sin ayudarlo, tengo que hacer algo. Comienza a rodearlos y corre hacia el montículo de Hielo. Al llegar puede ver un esqueleto humano bastante desgastado por el paso del tiempo. En una de sus manos puede ver la esfera de hielo. Y se dijo ¡es esa! pero está todo congelado. Necesito algo para romper este hielo. Busca una piedra y comienza a golpear el hielo para liberar la esfera.
Mientras tanto Dhiak y el otro demonio. Están teniendo un enfrentamiento muy intenso. Dhiak dado que no tenía armas. Intenta golpear con puños y garras sin éxito, ya que el otro demonio también es muy ágil. En una de tantas el demonio logra herir levemente a Dhiak en uno de sus brazos, pero Dhiak en ese momento también logra golpearlo en la cara, dándole un gran arañazo. El demonio retrocede un poco y deja de atacar... Solo mira a Dhiak y luego comienza a cubrir su silueta de energía oscura. Ahora es más parecido a Dhiak. Y genera otro cuchillo de energía para su otra mano, y se abalanza a Dhiak.

La batalla continua y Dhiak cae. El demonio se abalanza y comienza a acuchillarlo muchas veces en el pecho. Dhiak comienza a expulsar gran cantidad de energía oscura. El demonio levanta las dos manos para clavarle los cuchillos en la cabeza y así acabar con Dhiak. Pero justo en ese momento le cae un rayo de energía en la cara… este rápidamente salta hacia atrás e intenta descongelarse su cara a golpes y arañazos, pero el rayo le cae nuevamente y lo congela más y más. Al final termina de congelarlo por completo. Dhervius se acerca sin dejar de congelarlo, pero poco a poco la energía que sale de la esfera se torna oscura. Ya al llegar al lado de Dhiak le pregunta ¿Estas bien? Dhiak le responde que no. Esta muy herido, pero sobrevivirá. Después Dhervius deja de usar la esfera. Su mano derecha con la que agarró la esfera está totalmente congelada y se comenzó a extender llegando hasta su codo. Dhervius dice: Maldición, ¿Cómo detengo esto? Creo que me congelara por completo y no puedo soltar la maldita esfera. Dhiak se levanta y golpea la mano de Dhervius rompiendo algunos pedazos de hielo, pero el hielo se regenera, pero ya no avanza más allá del codo de Dhervius. Dhiak le dice: Ese es un problema… Justo en eso comienza a emanar mucha energía del demonio congelado. Esta energía oscura se extiende como una brisa de aire caliente. Dhervius y Dhiak saben que tienen que encargarse del demonio primero. Dhiak le dice: Yo lo hare. Dhervius pregunta ¿Qué harás? Dhiak no responde… Luego comienza a caminar y se acerca al demonio y con una gran fuerza, da un pisotón en el pecho, y luego otro y otro… rompiendo el hielo… Tantos fueron los golpes que recibió, que el demonio ceso de emanar energía oscura y se hizo invisible para Dhervius. Dhiak aun lo podía ver y sabía que estaba vivo. Pero sin vacilar le da un gran pisotón en la cabeza acabando con el de una vez por todas. Al morir aquel demonio comenzó a expulsar una energía blanca que se disipó poco a poco hasta no quedar ningún rastro de aquel demonio. Dhervius pregunta ¿Se acabó? Dhiak le responde: Si. Este era un señor demonio. Uno muy débil, por cierto.

Después de eso. Dhervius intentó por todos los medios descongelarse la mano sin éxito. Ahora tenía una mano muerta y otra con agua chorreante. Dhiak estaba herido y tardaría algunos días en recuperarse. Ellos se dirigen a aquellas casas abandonadas para reposar y esperar noticias de su Dios.

Más de 100 Años antes.


Dhandharu. Un gran líder, Rey de todo el sector 4A. Un rey humano en un mundo de opresores. Los opresores pueden ser criaturas o humanos con capacidades extraordinarias. El sector 4A estaba gobernado por un rey. Dlega el dios del tiempo como le llamaban. A su mando tenía 9 opresores. Los opresores mantenían el orden en su gran ciudad, una ciudad única dentro del sector. En la ciudad todos los habitantes a excepción de los opresores y el mismo Dlega eran humanos. Humanos que Vivian con miedo a los opresores, miedo a su rey. El rey no toleraba disturbios. Igualdad para todos era su lema y así hacia que se cumplan las cosas. Nadie tenía más que otros y todos trabajan para todos. Los castigos eran duros, muchas veces la muerte, pero aun así era un lugar próspero. Con leyes tan duras los disturbios y la desigualdad eran cosas atípicas. Un día alguien logró abrir las puertas del sector desde fuera. Un humano con unos pocos seguidores. Ellos entraron y Dlega en ese momento sintió miedo. Porque no imaginaba que poder podría haberse usado para abrir la puerta. Ya que el mismo al apoderarse del reino hace muchos años atrás, selló las puertas con más poder del que fue forjado en su inicio. Dlega temiendo ser conquistado. Ordenó a sus opresores acabar con los intrusos, pero el sintió como la energía de los opresores que mandaba desaparecían. Se dio cuenta que su fin era inminente. Ordenó a uno de sus opresores que tenía el poder del viento, crear un gran tornado y arrasar con la ciudad, Pero poco después su energía desapareció. El fin de Dlega estaba cerca. Dhandharu no mataba personas, solo le interesaba deshacerse de los opresores y al llegar al trono de Dlega. No lo mató si no que lo esclavizó. Dhandharu el nuevo rey del sector 4A cambió las reglas de Dlega e instauró una nueva política basada en la riqueza. Le gustaba el poder.
Ansioso de poder partió en la búsqueda de uno de los poderes más grandes jamás concebidos. La esfera roja. Una esfera que concedía el poder de un dios a cualquiera quien la tuviera. Pero dicha esfera se encontraba en el trono del dios reinante. Toda aquella información yacía en el trono de Dlega. Dlega como esclavo de Dhandharu le conto todo lo necesario para obtenerla. La única manera de conseguir robar esa esfera era trepar la torre de dios y acceder a su trono. Pero en un momento preciso. El cambio de dios. En ese momento hay unos pocos segundos antes de que la torre desparezca y aparezca en un nuevo lugar, y dado que ese momento ya no hay ningún dios. Se podría obtener y salir lo más rápido posible. Dhandharu buscó por años la ubicación de la torre del dios reinante, hasta que la halló. La halló muy lejos del sector 4A, su viaje le tomo unos meses, dado que viajaba con un gran ejército. Se decía que, si uno se acercaba a la torre, esta disparaba rayos y mataba a los que se acercaba, pero la torre era lenta y disparaba uno a la vez. Dhandharu al saber esto. Llevó más de 3000 soldados con él para que justamente mientras la torre esté acabando con su ejército el pudiera escalar la torre y apoderarse de la esfera. Él no era tonto, pero sí muy despiadado.

100 Años Antes.

Año: 3999 – 25 diciembre 23:40 PM

El Día y la hora llegó. Todos los soldados esperaban las ordenes de avanzar. Dlega quien ahora era el comandante de las tropas ordena que el ejército avance a la gran torre. Mientras el ejército se acerca a la torre esta les dispara rayos, uno cada segundo. Matando a algún desafortunado hombre. Dhandharu aprovechando la aleatoriedad del rayo. Cabalgó hasta el pie de la torre. Todos sus soldados se aglomeraron al pie y Dhandharu comenzó a escalar la inmensa torre. Esta no tenía escaleras, pero si grandes balcones que facilitaban la escalada. Y para alguien con tanta destreza como Dhandharu, no fue tan difícil. Segundos antes de que logre llegar a la sima. Una gran luz cegadora ilumina todo el lugar. Él se cubre los ojos y se sujeta con firmeza a la torre ya que también hay un gran viento. Segundos después. Todo desaparece el viento y la luz. Al recuperar la visión, puede ver a una persona cayendo. Esta traía un traje blanco, tenía la piel blanca y sus ropas emitían un suave resplandor blanco. Este era el dios existente hasta ese momento, quien cayó al mundo de los muertos ya que su fin había llegado. Este dios cayo hasta casi topar el piso y fue engullido por una energía oscura que lo llevó al mundo de los muertos. Dhandharu supuso eso y estaba acerado. Pero sin perder tiempo terminó de escalar la torre. Pero para su mala suerte al dar el primer paso todo desapareció. No fue un problema de cálculo de tiempo, si no fue un problema impredecible. La creación. Al crear dos dioses al mismo tiempo, provocaron que la torre desaparezca más rápido de lo normal y Dhandharu quedo en el aire a cientos de metros sobre la tierra. En su caída él podía ver como su ejército se hundía. Primero pensó que eran arenas movedizas, pero luego se dio cuenta que era agua. Al caer el agua no lo lastimó a pesar que llevaba una gran armadura. El intentó nadar, pero se dio cuenta que algo lo arrastraba a las profundidades. Sus últimos recuerdos serán las estrellas que en el cielo brillaban esa noche. Dlega se hundió junto con todos los soldados, ya que estaba al pie de la torre cuando todo ocurrió. Un triste y lamentable fin para un rey, o eso parecía.

Poco más de 100 años después.

30 diciembre 4099

Despierta. Una voz se escuchó. Al abrir sus ojos solo podía ver oscuridad. La oscuridad era total, tanto así que cuestionó estar ciego. Intentó preguntar, pero no podía hablar. Intentó respirar, pero no podía. Se preguntó ¿Estaré muerto? Al intentar moverse no sabía si podía porque no lograba sentir sus extremidades. La voz de nuevo se escuchó: ¿Miedo? No deberías. Seguro te preguntas ¿Quién soy? Pues soy el dios de este lugar. Un dios errante me llamaría tu gente. Yo he vivido aquí por miles de años, pero hace más de 1000 años un dios colocó su hogar encima de mí. Transformando mi gran manantial en arena y muerte. Al terminar su reinado su magia desapareció y yo pude reclamar estas tierras como mías nuevamente. Mi intención nunca fue lastimar a nadie, pero muchos de tus hombres cayeron y se ahogaron en mí. Ahora tu estas flotando en alguna parte dentro de mi basto lago. No estás muerto por que llevas un extraño campo de energía que repele el tiempo y espacio cerca de ti. Parece como si acabaras de caer del cielo. Dhandharu al darse cuenta de eso abre los ojos y puede ver que está dentro del agua, voltea con desesperación a todos los lados y al mirar arriba puede ver la luz del sol. La armadura le impide flotar. Pero esta voz le dice: Vete y no vuelvas nunca. Luego de eso se forma un tornado cerca de Dhandharu y este lo lanza fuera del agua y cae cerca de la orilla. Dhandharu tose y toma aire con desesperación. Logra ponerse en pie y caminar unos pasos, para luego desplomarse después de unos metros. Mientras esta echado boca arriba tomando aire, puede escuchar unos pasos que se acercan y ve una silueta negra. Esta le dice: Has tardado mucho. Amo.

Regresando con Dhervius y Dhiak.

Ellos han caminado de regreso a la casas abandonadas. Dhervius aun sin poder descongelarse y Dhiak expulsando energía oscura. Dhervius se echa a descansar en una cama y Dhiak se sienta en el piso al lado de la cama. Mientras esta echado mirando el techo roído de la casa pregunta: ¿Qué harás ahora Dhiak? Dhiak le responde con otra pregunta ¿A qué te refieres? Dhervius le dice: Si ya sabemos que tu amo está muerto. ¿Qué harás a partir de ahora? Dhiak: Le responde. No lo sé, no lo había pensado hasta ahora. Supongo que mi propósito actual era encontrar a mi amo, y ahora que está muerto ya no tengo más propósito. ¿Qué crees que debería hacer? Dhervius le responde: Pues… Deberías seguir conmigo. Tal vez encuentres un propósito real. Dhiak pregunta ¿Seguirte como tu esclavo? Supongo que podría hacer eso. Dhervius le dice: ¿Esclavo? Jaja. No, como mi amigo.

Regresando con Dhandharu.

Dhandharu se levanta y le dice a su esclavo: Tanto tiempo Dlega. Supongo que estoy vivo gracias a ti. No creí que una cosa como tu realmente tuviera palabra. Bien mi fiel esclavo. Tenemos que regresar al sector, tengo que reunir fuerzas y encontrar la nueva torre del dios actual.

Así comienza a caminar y de repente un pequeño portal de energía oscura aparece frente a ellos. Dhandharu pregunta. ¿Lo has hecho tu Dlega? Dlega le responde que no. Y una voz les habla de allí: Saludos mi nombre es Ezkel soy el sirviente del dios de los muertos. La razón por que ahora les hablo es porque tengo que encomendarles una tarea. Tarea que será bien recompensada si logran cumplirla. Mi amo DiosMuerto tiene la intención de regresar al mundo de los vivos. Para ello está usando a un humano llamado Dhervius. Realmente no sé cómo planea hacerlo, pero tienen que impedirlo, porque si eso llegase a ocurrir sería una gran catástrofe para este reino. Todas las almas serian destruidas y la muerte seria el final para cualquier cosa. Tu Dhandharu eres el indicado para realizar este trabajo, ya que actualmente también deberías estar muerto. Mi recompensa consiste en dejarte vivir hasta que tus días terminen de manera natural, además te puedo decir la posición de la nueva torre del dios actual. ¿Quieres la esfera de fuego verdad?... Dhandharu algo sorprendido y con un claro interés por la oferta pregunta ¿Quién es ese Dhervius? Ezkel le responde: Dhervius solo es un simple humano que revivió con el poder de DiosMuerto. El tampoco debería estar vivo ahora. No es muy fuerte y no deberías tener problemas para matarlo. Dhandharu pregunta ¿Y si me niego? Ezkel le responde con una voz fría: Tu vida termina aquí mismo… Dhandharu le dice: Calma, calma. ¿Dónde lo encuentro? Ezkel le cuenta que se encuentran muy lejos de su posición en una isla. Pero es probable que se muevan pronto. Él les avisará donde le pueden dar el encuentro en los próximos días.


30 diciembre 4099 Por la tarde.

Muy lejos de allí. Caeli, Frank, Rain, Niceto, Henryk están cerca de una ciudad. Frank les cuenta a Caeli y Rain que aquella ciudad cercana es un lugar un poco peligroso. Un lugar para mercenarios. Tiene seguridad para combatir a los demonios, pero dentro también puede ser muy peligroso porque los mismos habitantes son muy pobres y buscan siempre la manera de sobrevivir…

Caeli lo comentó una vez, pero al parecer nadie le tomo importancia salvo Frank. Su cumpleaños está cerca. Y por eso toma la decisión de adentrarse en esa peligrosa ciudad. El vestido negro de Caeli ya está muy sucio y desgastado por días de caminata. Además, están mal alimentados y algo de buena comida les sentaría de maravilla. Para su mala suerte ese día son atacados por unos tres demonios. Estos eran agresivos y no dudaron en atacarlos. Niceto y Henrik sacaron sus mosquetes y de un tiro certero mataron a dos de ellos, pero para su mala suerte el tercero parecía que quería escapar, pero di un giro rápido y comenzó a correr hacia ellos y de un salto le dio un arañazo a Niceto. Rain rápido usando su espada logra cortarle un brazo al demonio. Luego Henrik termina de cargar su mosquete y le el tiro de gracia. Todos preguntan si Niceto está bien. Al ver su herida no es muy profunda y Frank le dice: Has tenido suerte. Eso sanará por completo en unas pocas semanas. Niceto le dice: Si, esto no me afectará en nada estaré bien. Luego continúan su camino a la ciudad y para el anochecer habían llegado. Pagan a los guardias de fuera para poder entrar y buscan una posada para pasar la noche.

Regresando con Dhervius. Esa noche Dhervius recibe un mensaje de DiosMuerto. Quien le dice: Escúchame Dhervius, creo que tengo la manera de regresar ese mundo. Pero necesitare que consigas una corona, esta se encuentra en una ciudad muy alejada de donde te encuentras. Sal de inmediato. Dirígete hacia el norte, llegaras en unos días. Dhervius mal herido y sin cuestionar las ordenes sale de la isla. Toma su balsa y junto a Dhiak salen de regreso. Esta vez no lleva comida para el tiempo que le tome en cruzar el océano.

Mientras tanto lejos de allí dos personas tienen una plática.
X1: Señor los ENDs han tenido éxito, pero no logramos encontrar el corazón del dios en ninguna parte. Parece que alguien se lo llevó.
X2: ¿Cuándo estarán listos los siguientes ENDs?
X1: Para fines de enero. Tendremos una gran cantidad de ENDs, pero igual que la generación anterior no tenemos suficientes trajes. Deberíamos hacer la selección otra vez.
X2: SI.

_________________
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado


Última edición por DiosMuerto el Dom May 13, 2018 8:02 am, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar May 08, 2018 11:04 am 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 64404
Tienes un par de partes aquí que hacen un tanto difícil de ubicarlas dentro de la intrahistoria porque dan la sensación de salir de la nada.

_________________
Se admiten donaciones para mantener el foro y poder quitar la publicidad Imagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 59 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente


Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  




Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España