Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
evilaro
Lector voraz
Mensajes: 235
Registrado: 28 Jul 2016 10:51
Ubicación: Barcelona

Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por evilaro » 17 Mar 2019 22:25

nau patera_4_600.jpg
Las astropatéras

«Lo común en úna migración es el abandóno del orígen querído, el calvário del viáje y la frialdád del recibimiénto.

Lo divérso es el médio de transpórte»


El início del probléma

Húbo un tiémpo llamádo la Éra de la Inversión. Se le dió éste nómbre al invertírse tódos los sistémas de producción, de tal manéra y con tan mála suérte que en úna párte del univérso se producía muy bién lo que no se deseába (y había que exportárlo), en ótro sectór lo que se deseába con mayór ánsia no se producía (y había que importárlo), y en algúnos sítios ni siquiéra se producía lo que se deseába, lo que no se deseába, ni náda.

Ésto creó en el univérso la necesidád de transportár tódo lo no deseádo a los sítios en donde fuése deseádo y traér lo deseádo de los sítios que lo producían y a los que ni tenían ni lo úno ni lo ótro, sólo les quedába la opción de emigrár.

Como las distáncias éran enórmes ya que tódo lo que se deseába estába muy léjos, y lo que no se deseába sólo éra apreciádo en sítios remótos, pués el cóste de tódo éste procéso llevó a un empobrecimiénto de la humanidád núnca vísto.

El Réino·Universál «R·U» viéndo éste treméndo probléma trató de ayudár, priméro intentándo convencér a los que tenían y producían múcho, «péro que no éra lo que querían», que lo más normál sería aprendér a querér lo que se tenía.

A los que éran muy eficiéntes en producír lo que no deseában, sugirió que si bién no con tánta rentabilidád, podrían producír lo que necesitásen y ahorrárse el transpórte de exportár y de importár.

A los que no tenían ni producían lo que querían, ni lo que no querían, como primér páso ántes de encontrár úna solución más idónea, les propúso que aprendiésen a vivír con ménos.

A pesár de que éste planteamiénto e idéa iniciál dejó muy asombráda a la población del univérso, en verdád tenémos que decír que el R·U se esforzó múcho en encontrár úna solución globál a éste probléma pára que fuése más aceptáble pára el humáno común.

El verdadéro conflícto que ésta situación creába, éra la necesidád de emigrár de úna inménsa párte de la población universál a sítios más propícios y en donde hubiése trabájo, ya que por ejémplo la labór que sabían hacér los de aquí, «péro pára la cual ya no había trabájo», sí les serviría si se íban pára allá, ya que habría trabájo pára hacér lo que los de allí necesitában, péro que no tenían ni sabían producír.

Ótro curióso pensamiénto éra que los de allá, estabán pensándo en venír hácia acá, pensándo que aquí habría múchas cósas que los locáles no querían, péro sí los que venían… en fin, que me lo explíquen.

En cuanto a los que ni tenían trabájo ni capacidád o posibilidád de conseguírlo, pués la verdád es que no importába en dónde estuviésen, péro había que encontrár también úna solución pára éllos.

El R·U no intentába impedír las migraciónes, si éso éra lo que la génte deseába. Lo que quería éra que se hiciése de úna manéra ordenáda y humána. Al R·U ya le venían bién las migraciónes, ya que conseguía así úna de las cósas que quería lográr: La uniformización de la génte, la eliminación de las desigualdádes y los aspéctos diferenciadóres exagerádos. La migraciónes unificában bastánte las rázas, los idiómas, las cóstumbres, los gústos, los conocimiéntos y álgo ménos las religiónes. Curiósamente, después de úna etápa iniciál de crecimiénto en variedád de idiómas, ahóra grácias a nuéstro amáble amígo el tiémpo, éstas van póco a póco uniéndose o desapareciéndo, en cámbio las religiónes cáda vez hay más, si bién con ménos fuérza cáda úna. Buéno, péro éste no es el téma de éste reláto.

En éste cáso, aquí ya no se emigrába a ótros países o continéntes del mísmo planéta, ni siquiéra a los ótros planétas de su sistéma solár, ya que tódos tenían el mísmo probléma. Se emigrába a ótras estréllas y hásta a las más lejánas galáxias.

Péro al limitár las galáxias y planétas más prósperos la llegáda legál o ilegál de tal cantidád de inmigrántes, se inició el negócio del trasládo clandestíno de éllos.


Las Astropatéras

Y así apareciéron: Las Astropatéras y tódos los derivádos que el negócio del tráfico de humános en condiciónes imposíbles de imaginár se estába creándo. Únos séres tratándo de huír de la miséria y ótros aprovechándose y enriqueciéndose con élla.

Había tántas náves dedicádas al transpórte de prodúctos éntre galáxias, que las que se íban haciéndo viéjas, se arreglában y se utilizában pára enviár génte a la emigración como viáje finál de su vída comerciál.

Las astropatéras salían llénas de génte que querían abandonár la miséria. Aquí, al contrário de ótras migraciónes pasádas, los que partían lo hacían pára dar un futúro mejór a sus híjos o mejór dícho a sus niétos o bizniétos, lo cual éra lo mísmo que ántes, péro es que aquí, así éra en realidád, ya que éllos (los pádres) cási núnca íban a llegár al sítio de destíno, ya que siémpre el destíno finál estába muy léjos.

Partír sólos, pára que los híjos o niétos que tuviésen duránte el viáje, encontrásen un futúro mejór, paréce cósa de ciéncia ficción, péro éra así. Partían sabiéndo que no íban a llegár. Se imagínan ustédes al famóso Sr. Colón diciéndo a su tripulación que llegarían a Las Índias ¡los niétos de los que iniciában el viáje!

Buéno, tódo hay que decírlo, algúnos se íban ya que no tenían náda, o porque huían y nádie les buscaría.

Cuando llegó ésta Éra de la Inversión, «la de los que tenían, péro que no éra lo que necesitában y los que necesitában no tenían lo que querían», el probléma de la emigración aumentó de manéra exponenciál…

Las astropatéras éran cáda vez más miserábles, se había pasádo de enviár éstas náves con póca génte, pagándo súmas razonábles, en náves bién acondicionádas y con un destíno precíso, horário asegurádo, con pilóto, a cási ser arrojárlas como bálas al azár.

El negócio se convirtió en úno de los más lucratívos del univérso, al finál, las astropatéras éran símples proyectíles que se enviában replétos de génte apuntándo al planéta destíno, sin pilóto, ni médio de aterrizár, en la mayoría de los cásos sin suficiénte comída y combustíble pára llegár, prometiéndo que como cási siémpre pasába, que el R·U al ver que ésa náve se íba a estrellár la salvaría y los pondría a sálvo en tiérra.

Está ayúda le costó al R·U múchas críticas ya que aumentába el efécto llamáda y a que hubiésen más de éstas patéras. Ésto dába arguméntos a los traficántes, al podér decír, que en cáso de problémas el R·U los salvaría, ya que las náves éran muy fáciles de detectár y sabér cuando tenían problémas.

Éstas patéras éran como las bálas de un cañón, las tíran apuntándo al distánte planéta de recepción «al sítio en donde ése múndo en cién o dosciéntos áños estaría», sin sabér… cuando llegásen, quién y cómo los haría aterrizár, ¿aprenderán los niétos a tripulár la náve?

Los traficántes les vénden cualquiér cósa, péro los cliéntes núnca podrán reclamár, ya que ni éllos ni los que se lo vendiéron al llegár existirán.
* * *

¿Has oído la notícia?

Sí y últimamente se está repitiéndo con múcha frecuéncia.

En un día han llegádo tres náves, úna se fundió en la atmósfera, ótra se estrelló al aterrizar y sólo han sobrevivído dos persónas y la última con más de 70 000 pasajéros que embarcáron, han dícho que sólo han llegádo 300 vívos.

A pesár de tódo, las notícias de éste típo no parában el deséo de emigrár.

Úna de éstas náves falló el blánco, pasó de lárgo del planéta prevísto y se metió en el Império de los Agujéros Négros, quien comprendiéndo que no éra úna invasión síno un accidénte devolvió la náve, desgraciádamente ya no había nádie vívo.
* * *


Ensáyos prelimináres pára encontrár úna solución a ésta migración

El R·U estába desbordádo por tan enórme y dispár situación, núnca ántes había tenído que enfrentárse a un réto de tal tamáño y complejidád. Así que tomó úna decisión núnca ántes usáda pára solventár o al ménos reducír el probléma.

La priméra acción que tomó fué la de ser sincéro con la humanidád, explicó las dificultádes pára resolvér el probléma a tódo el univérso, y pidió ayúda a tódos los que pudiésen aportár idéas o soluciónes. Resultó que la humanidád respondió al instánte y algúnas soluciónes fuéron cuando ménos muy curiósas péro que ayudáron a resolvér algúno de los conflíctos… como verémos más adelánte.

Por su párte el R·U, comenzó a trabajár en el probléma:

Decidió ántes de dar úna recéta globál al probléma, probár de encontrár úna solución parciál en un sítio en donde éste tránce fuése muy agúdo, péro a úna escála más pequéña y geográficamente más controláble y así podér practicár y estudiár la mejór opción, pára ofrecérla al résto del univérso.

Encontró un sistéma planetário, úno de los más grándes del univérso, perfécto pára éste estúdio, ya que tenía un enórme sol centrál, y ciéntos de planétas que girában a su alrededór. Como curiosidád algúnos de éstos «planétas» éran también sóles de los cuales a su alrededór también girában ótros planétas y de éllos también múchas lúnas.

La cantidád de sóles más sus planétas y lúnas y el hécho de que la rotación de los planétas ocurría no en un pláno, síno como si el sistéma solár fuése un átomo enórme en dónde sus electrónes (planétas) estuviésen girándo en tódas direcciónes, hacía de éste s·s (sistéma solár), úno de gran belléza, péro muy propénso a que enórmes colisiónes ocurriésen en el sistéma.

Así, la huída o emigración désde algúnos de éstos planétas o lúnas éra cósa muy corriénte (en tiémpo cósmico me refiéro), y hásta ocurría que a véces al llegár al planéta de salvación, tenían que partír úna vez más, por la posibilidád de ótra colisión con ótros objétos del mísmo s·s (sistéma solár) o de los trózos del planéta destruído de donde habían salído. Éra el sítio perfécto pára evaluár el probléma de tántas migraciónes.

El interés del R·U por hacér allí el estúdio, se aceleró, cuando se súpo que dos de los planétas más grándes de ése s·s íban a encontrárse creándo úna gran catástrofe.

La destrucción totál de los dos planétas, por fortúna con muy pócos muértos ya que sus habitántes y el résto del s·s habían calculádo las trayectórias con múcho tiémpo de antelación y como también el R·U lo tenía prevísto, la mayoría de su población emigró y el R·U evacuó al résto de los habitántes cuando no lo podían hacér por éllos mísmos.

Los millónes de pedázos de éstos dos planétas que se estában desplazándo por tódo ése s·s, creában enórmes pelígros. Los trózos más grándes fuéron destruídos por el R·U, péro es imposíble calculár las órbitas de millónes y millónes de pedázos pequéños y mediános que póco a póco íban cayéndo en los ótros planétas, no destruyéndolos totálmente péro sí creándo muérte y cámbios climáticos. La rúta de éstos réstos afectába a únos 30 planétas del sistéma y son éllos los priméros que han comenzádo a emigrár.

El estúdio de los preparatívos de ésa cantidád de vuélos, su logística, la llegáda a nuévos múndos, fuéron un cúrso acelerádo de cómo se podía resolvér el probléma en tódo el univérso y que el R·U prónto aprendió.


Siguiénte páso: La integración

El siguiénte páso que el R·U tenía que dominár éra la adaptación, integración y en múchos cásos la actuación frénte a los géstos de xenofóbia en los planétas que acogían a los llegádos.

Los esfuérzos humanitários pára relocalizár a los que estában en pelígro, después de úna buéna aceptación iniciál en los planétas de llegáda, fué creándo múchos problémas de integración. Los buénos sentimiéntos con el tiémpo se olvídan. Por muy romántico que fuése lo de ir a encontrár exoamígos a planétas lejános, la realidád éra lamentáblemente muy diferénte.

A pesár de que el R·U tratába de enviár a los emigrántes a planétas en donde las cóstumbres, rázas y religiónes fuésen lo más similáres, no siémpre se lográba, (no voy a repetír el gran interés que el R·U tiéne en hacér desaparecér tódos éstos eleméntos diferenciadóres que tánto perjudícan y han perjudicádo a la humanidád).

Un cáso curióso (y que enseñó múcho al R·U y que querémos ponér aquí como ejémplo) ocurrió cuando úno de los planétas más avanzádos recibió várias de éstas astropatéras. Después de los abrázos iniciáles a los emigrántes, se les túvo que integrár a su manéra de ser, o séa, a la del planéta de recepción.

Su «manéra de ser», que dícho séa de páso, había hécho que fuésen úno de los planétas más rícos, eficiéntes y preparádos del univérso, consistía en: (explíco sólo, lo que en relación a los recién llegádos éra más diferénte)

* Nosótros «Así se áuto-lláman los habitántes de ése planéta»
Trabajámos 22 hóras al día.

No dormímos.

Comémos pastíllas o en túbos típo dentífrico y perdémos póco tiémpo en éste menestér.

Nos reproducímos sin séxo (o séa sin contácto personál).

No exíste la palábra alcohól, ni el alcohól… cláro.

Tenémos pócas amistádes que nos hágan perdér tiémpo.

Y así hémos lográdo vivír hásta 300 áños y ser de los más eficiénte y rícos del univérso.

Ejémplos contundéntes de Nosótros: Cuando pasába lo contrário y éran éllos los que por negociós o cámbio de vída íban a algúno de los planétas de los emigrántes, en pócos méses o áños se integrában perféctamente, no les costába conseguír los mejóres empléos y allí siémpre acabában siéndo rícos y respetádos. En pócas palábras, que se hacían los ámos.

* Su opinión de Los inmigrántes:

Se reúnen en grúpos pára sólo charlár, comér, bebér, contár cósas y perdér el tiémpo.

El tiémpo que se tóman en preparár sálsas, limpiár plátos pára preparár comídas que tiénen que digerír… Y volvér a lavár es inaceptáble.

Son únos retrasádos… si se lo explícas se ríen… ¡el tiémpo que piérden riéndo!

Duérmen múcho y tárdan múcho en comér.

¡Hásta quiéren vacaciónes!

Y áunque no lo creáis, tiénen diferéntes religiónes… qué pérdida de tiémpo

*Justificaciónes de los inmigrántes:


Decían que éso no éra vída, que en su planéta se les considerába muy trabajadóres, que éran allí eficiéntes y muy respetádos y que sí, que no podían competír con los del planéta a donde habían llegádo, péro que éso no éra vída. ¿Pára qué vivír 300 áños sin podér comér, bebér y lo demás...? No sómos inferióres decían, tenémos ótros valóres.

Lo curióso de ésta situación éra que en realidád los inmigrántes que habían llegádo a ése planéta, no lo habían hécho a cáusa de que en su planéta fuésen los más póbres, incompeténtes o necesitádos, habían venído ya que su planéta había sído destruído. De hécho en su planéta ántes de su destrucción éllos también había recibído inmigrántes de ótros sítios y también se quejában de que los que venían: trabajában póco, éran póco sérios, bebían múcho y éran póco honéstos.

Y el R·U escuchába y escuchába, y a véces no sabía qué decír.
* * *
Después de aprendér cómo solucionár el probléma del rescáte y transpórte de los inmigrántes y viéndo que la adaptación a ótros planétas con población no éra muy fácil y que éste probléma se le presentába en múchos de los planétas en donde los migrántes llegában, el R·U buscó pára aprendér y practicár un sítio en donde no hubiésen préviamente úna población, ya que experiéncias con planétas con habitántes ya asentádos las tenían a montónes.

Pensáron que sería más fácil usár la inménsa cantidád de planétas no habitádos que exísten en el univérso y alojár allí a úna párte importánte de éstos desplazádos. Al ser planétas vírgenes, les permitiría adaptárlos a sus deséos o posibilidádes sin tenér que interferír o creár problémas con sus habitántes habituáles facilitándo así la integración.

Úno de éstos planétas, el segúndo más gránde del s·s en donde ocurrían todás ésas colisiónes, siémpre había estádo deshabitádo debído a que su atmósfera éra ligéramente venenósa pára los humános, sóbre tódo si se permanecía múcho tiémpo en el planéta.

Éste planéta désde que se descubriéron sus curiósas particularidádes, se decidió considerárlo como un planéta «Património·Universál» por lo cual, había que respetár, protegér, preservár y dárlo a conocér. Así, en ése planéta se había decidído estudiár la evolución de los planétas, cuando no están pobládos.

Miél sóbre hojuélas pára lo que querían probár, ya que éste enórme planéta, no muy léjos de los que tenían problémas, podría cobijár úna inménsa cantidád de emigrántes. Sin topárse con habitántes ya existéntes.

No es que el planéta fuése lo mejór del univérso, péro, grácias a su inménso tamáño tenía cási de tódo. Tenía tres satélites que le añadían un gran encánto, úna de éstas lúnas tenía úna lúna que éra en realidád úna estrélla, cáso único en el univérso en el que úna estrélla girára alrededór de úna lúna.

Las visítas de técnicos, científicos, colégios y exploradóres éran aceptádas, péro limitádas en el tiémpo, de ésta manéra el planéta éra estudiádo, conocído y considerádo como úno de los de mayóres recúrsos naturáles de la galáxia y así su médio ambiénte éra conservádo.

Al finál el R·U presionádo por ésta situación dramática del s·s, decidió usárlo pára cobijár a buéna párte de los emigrántes, ya que el estúdio sóbre éste planéta ya se había realizádo y además había múchos planétas deshabitádos más léjos pára podérlos estudiár.

Como primér páso a ésta colonización, el R·U, logró reducír el gás que producía el envenenamiénto a nivéles muy aceptables.

El llevár aquí a la mayoría de los emigrántes no íba a eliminár tóda la emigración que llegába a planétas ya saturádos, péro reduciría la presión sóbre éllos.

El R·U preparó úna infraestructúra básica pára que tódos los que llegarán, al ménos tuviésen médios pára sobrevivír. Luégo se le dába tiérra o permísos de pésca o cáza, deréchos de minería o educación, tódo según su interés o capacidád.

Se justificó éste deséo de poblár un «Património·Universál» además de pára podér resolvér el probléma de los meteorítos, pára ver también la evolución de los planétas vacíos al ser habitádos. ¡Cuando interésa álgo, siémpre se encuéntran razónes pára justificárlo! Donde díje dígo, dígo Diégo.

Como éste planéta estába a úna distáncia alcanzáble désde múchos ótros planétas, péro núnca a ménos de dos áños luz, se pensó que los que irían allí serían los que estuviésen a ménos de diéz áños luz, péro el resultádo fué úna gran sorprésa.

Cuando las priméras notícias del éxito de ésa colonización comenzáron a llegár, los priméros viájes fuéron de persónas cérca del planéta, luégo de génte que sólo llegaría allí, cási pára retirárse y luégo de génte que ya no llegarían allí. Iniciában viájes que durarían más que sus vídas, y que sólo sus híjos y sus niétos disfrutarían… reálmente éra pára dejár un futúro a sus descendiéntes.

El moménto álgido de ésta colonización se alcanzó cuando se descubrió un cuárzo ahumádo muy especiál y en grándes cantidádes en el altipláno de Cervántes. El cuárzo es un materiál muy abundánte en tódo el univérso y éso no hubiése tenído ningún interés sí no hubiése sído por el hécho, de que cáda cuárzo de ése planéta, cuando las condiciónes de humedád, temperatúra, presión y luz son las adecuádas, tocá úna música siémpre iguál dependiéndo de su fórma y tamáño péro siémpre diferénte a cualquiér ótro cuárzo.

Ésta música que es como su «código genético», podía hacér ríco o millonário al que lo encontrára, dependiéndo de la calidád de la música que generába y los précios (como siémpre) de la oférta y la demánda.

Péro más que tódo ésto, lo que le dába un carácter muy romántico, inesperádo y mágico, éra que núnca se sabía cuándo íba a tocár, lo podía hacér a la luz de la lúna, bájo la llúvia o en un día de frío invernál. Y cuando sonába se iluminába. Lo único que se sabía, éra que ésto ocurría más a menúdo cuando éra sujetádo y calentádo por únas manós.

El deséo de encontrár éste cuárzo llenó el planéta de buscacristáles.

El R·U proporcionába náves y úna planificación muy corrécta pára tódos los que allí querían ir désde ótros planétas de ése s·s. Al finál tódo éste procéso de emigración-inmigración e integración transcurrió bastánte bién, el R·U había aprendído múcho con éste experiménto. Ahóra estában lístos pára el gran páso.

Ótra cósa sería resolvér el probléma a nivél globál y universál.

El R·U con tódo lo aprendído, dándo cuantiósas ayúdas económicas pára la adaptación de millónes de estréllas a los nuévos tiémpos, a la adaptación filosófica de úna gran párte de la población (haciéndoles comprendér que los tiémpos de superabundáncia se habían acabádo, o séa que no hay que «estirár más el brázo que la mánga») y a la mejóra de sistémas de cultívo, logística, transpórte y conservación de lo producído y a úna importánte reducción de la población, el R·U logró estabilizár y muy póco a póco mejorár la situación que tan mal había comenzádo.
* * *


Péro quedába álgo pendiénte muy importánte

Entretánto los diferéntes gobiérnos y principálmente el R·U habían lográdo capturár úna cantidád enórme de traficántes de éstas vídas humánas, su número había seguído creciéndo debído al inménso benefício que éste negócio proporcionába. Ocurrió que un día desapareciéron la mayoría de los más importántes traficántes de tódas las cárceles en donde estában retenídos. Se les buscó hásta bájo tiérra péro allí no estában.

Áños después se súpo «al ver que algúnas náves que se destrozában por el camíno, tenían averías, o que algún asteoríto las había perforádo, o que símplemente llegában a su destíno, llevában acopláda ótra pequéña náve prisión» conteniéndo algúnos de los traficántes (los grándes beneficiários de éste negócio). Así su vída: como la de los emigrántes, dependía y estába ligáda a si la náve llegába a buén puérto». La fórma de ésta náve prisión indicába cláramente su propósito.

Fótos de éstas náves tomádas por ótras náves comerciáles con las que se cruzában y publicádas en tódo el univérso, informában muy bién a los que se dedicában a éste negócio: como podían acabár.

Al enterárse tódos los traficántes de ésto, éste comércio se redújo muchísimo, el mensáje enviádo éra muy cláro: Tódas las pártes del negócio estarían en el mísmo bóte, pára bién o pára mal.

El R·U negó siémpre que hubiése sído su idéa… péro pócos lo dúdan, ya que sólo el R·U tenía la posibilidád de hacérlo. No es fácil atár úna pequéña náve-cárcel a la cóla de la astropatéra, como si de su mascóta se tratára.

Como con la muérte de muy pócos se salvó la vída de múchos y que de cuando en cuando, no está mal enviár mensájes y avísos cláros a los «núnca mejór dícho, navegántes», la cósa se le perdonó y olvidó prónto.

¿Por qué el R·U es tan apreciádo?
* * *


La solución pára los traficántes aportáda por los humános

La náve Y-3476-ZU, fué lanzáda con míles de emigrántes hácia la remóta estrélla de Zilón.

Jústo ántes de su lanzamiénto, un hómbre y úna mujér fuéron introducídos en el nivél 1 de la náve. Y sin ningúna explicación la náve partió.

Variós testígos que los viéron entrár, comentáron que éran los propietários y responsábles de la preparación de ésa náve y que según éllos (los propietários) habían decidído partír con élla pára asegurár el buén fin del viáje ya que éran éllos los únicos que la conocían a la perfección. Éso extrañó múcho a los que lo escucháron, péro después del sucéso, no se súpo náda más.

Málas lénguas asegúran que fué el R·U el que los metió allí, por dos motívos: tal como se díjo, pára tranquilizár a tántos pasajéros de que el viáje saldría bién, y de que como ésos personájes reálmente conocían muy bién la náve, éra úna manéra de asegurár el felíz finál del viáje… Cláro que séa quien séa el que los púso allí, no contó con la caláña, conocimiéntos y plánes de ésos dos forzádos viajéros.

Sin ningúna relación a éste hécho, en el moménto de comenzár el viáje, úno de los pasajéros inició un diário que duraría ciéntos de áños. Sólo anotába los héchos más relevántes del viáje. Y úno de éstos héchos «relevántes» con los que se inició su escríto, fué precísamente ésta notícia que fué bajándo de nivél en nivél hásta el quínto y último «píso», que éra en donde se encontrába nuéstro autór. Se comentába que los responsábles de la preparación, vénta de plázas y distribución de tóda la inménsa náve se habían presentádo en el último moménto pára acompañárles y así tranquilizár a los emigrántes y asegurárles un viáje felíz.

En el nivél 5, en donde se alojába la mayoría de los pasajéros y que habían pagádo múcho ménos que los nivéles superióres y por tánto éran los peór tratádos, habían conocído a los supuéstos responsábles de ésa astropatéra, cúya personalidád se confirmó póco a póco por la descripción que de éllos íba subiéndo y bajándo por los diferéntes nivéles.

Múchos comentáron que los cérdos, «así llamában a los traficántes», ya que el tráto a tódos los del nivél 5 había sído inhumáno y les habían confiscádo tódo lo que tenían ántes de partír, no podían creér que hubiésen subído voluntáriamente a la náve. ¡Y qué razón tenían!
* * *

Tódo funcionó bastánte bién los priméros áños, sálvo los típicos motínes que ocurrían cáda pócos méses exigiéndo volvér al planéta orígen, o podér subír a nivéles superióres en donde no se estába tan apretádo o los típicas quéjas de la temperatúra en la náve… que si hacía múcho frío o múcho calór.

Péro tódo cambió cuando un pequéño asteróide atravesó la náve y destrozó los generadóres de energía eléctrica. Sólo se podían usár las unidádes de emergéncia, que no podían dar lo necesário pára tóda la náve… y al tercér día, la luz desapareció en los últimos cuátro nivéles inferióres de la náve, péro no del priméro.

Y el terrór comenzó.

Los del primér nivél bloqueáron el accéso a su nivél y tódos los sistémas de refrigeración como de la conservación de aliméntos dejáron de funcionár péro no en el priméro.
* * *

La máno de los dos cérdos en el primér nivél, los que los apoyáron incondicionálmente y los que no dijéron náda, ya que sería la única manéra pára éllos de sobrevivír inició la travesía de la pesadílla.
* * *

Úno de los sucésos que el autór anóta con horrór, es el procéso de alimentárse con la cárne de los ótros compañéros de viáje cuando los aliméntos se acabáron. La explicación pormenorizáda de cómo se íba realizándo el procéso de selección, la degradación de la moralidád, y luégo las guérras éntre los diferéntes nivéles de la náve pára lográr éste aliménto, háce que su autór ruége, implóre, espére y pída a su descendéncia que vénguen a los míles de muértos de aquél tan cruél viáje.

Nuéstro autór logró sobrevivír al nivél 5, ya que tenía grándes conocimiéntos del funcionamiénto de náves espaciáles, pués él había ayudádo a construír y acondicionárlas duránte múchos áños. Le fué permitído subír al nivél 1 cuando tenían problémas técnicos a cámbio de que el nivél 1 enviáse álgo de aliméntos, luz de cuando en cuando y água de la que los nivéles inferióres carecían.

Su trabájo y el de sus descendiéntes consistió en hacér las reparaciónes de la náve en cualquiér nivél, así fué testígo de tódo lo que ocurría y trasmisór de notícias por tóda la náve, su trabájo siémpre fué respetádo por tódos los nivéles ya que en múchas ocasiónes logró ayudár en los cásos más gráves.

Y aún con múcho más horrór anóta ótro de sus descendiéntes y continuadór del diario, que pára él y los demás, ahóra el comér cárne humána éra úna cósa muy agradáble y aceptáda hásta en el nivél 1 de priméra cláse. Que el tenér que comérse a los compañéros de viáje podía ser cruél péro necesário.
* * *

De su llegáda a Zilón quéda registrádo en el diário que de cérca de 50 000 pasajéros en la náve, llegáron únos 120, en su mayoría del nivél 1. La náve había sído encontráda paráda cérca de ése planéta y totálmente a oscúras. En el nivél 1 también tódo aliménto se había acabádo.

Allí, en ésas hójas fináles del diário, négro sóbre blánco, quédaba reflejádo la repulsión que los pobladóres de ése planéta de acojída les demuéstran al sabér lo que comían y el ásco al oír tódo el tétrico sistéma pára obtenérlo en la náve.

El procéso pára habituár a los navegántes a comér ótros comídas no fué fácil y algúnos fuéron encarceládos al tratár de alimentárse con los habitántes del planéta que les acogía.

Lo que hízo más difícil el integrárlos no fué su ráza, religión, léngua o filosofía de la vída. Es que duránte múchas generaciónes la génte literálmente se apartába a su páso, sólo al pensár lo que habían comído éllos o sus antecesóres.

Curiósamente no les llamában caníbales síno «los que comían a oscúras», con tódo lo que ésto implicába. Por múchos ciéntos de áños que ya habían pasado, la integración no se lográba, la cúlpa núnca se hechó a los que los habían acogído, síno a los que tan cruélmente los habían enviádo.

Se hábla luégo, míles de áños después de su llegáda y de su cási totál integración a ése planéta, de la decisión tomáda por el descendiénte, poseedór del diário y algúnos familiáres y amígos, de volvér con sus famílias al sítio de orígen. La lectúra (cási la bíblia pára ésta família) de tódos los horróres descrítos en los innumerábles líbros que el diário contenía le había llevádo a la decisión de que debía cumplír con el deséo de su antepasádo.

Éso sí, no sin ántes habér amasádo úna inménsa fortúna que les facilitaría el estúdio, planificación y cóstos de tal lárgo viáje y el lográr cumplír la misión cuando llegásen… sus descendiéntes cláro.
* * *


El regréso


La náve éra úna inménsa bibliotéca de mápas y en la párte recreatíva, líbros del típo: Crímen y castígo, La moralidád del podér castigár, La Vengánza de Don Méndo, El Cónde de Montecrísto, El Padríno, Amistádes peligrósas, Móby Dick, Los castígos del infiérno o Qué dúlce es la vengánza.

Y por ótra párte úna colección inménsa de líbros de cocína sóbre cómo cocinár cárne, ni un líbro sóbre el pescádo.

La náve éra un cúmulo de genialidádes técnicas, preparáda con las últimas tecnologías de producción y ahórro de energía, su autonomía estába garantizáda en 300 áños sin tenér que parár pára repostár o conseguír aliméntos. Totálmente opuésta a la que viniéron sus antepasádos, aquí el lújo y la comodidád éra lo priméro.

La náve éra enórme, considerándo que sólo únas decénas partirían y que como máximo (al reproducírse), llegarían únos pócos centenáres. Las comodidádes éran de palácio, tódo perfécto, elegánte y mesurádo, lo único que desentonába por su exagerádo tamáño éra la bibliotéca, los enórmes hórnos de sus cocínas y los cámpos de cultívos de vegetáles fréscos.
* * *

Y múchos áños después, ya llegádos al planéta orígen: en cualquiér pláza, cuando en las notícias dan información de horríbles muértes en el espácio relacionádas con las astropatéras, siémpre aparécen al amanecér únos asádos, sémi comídos, de únos cuantos séres humános, acompañádos de sálsas, frútas y verdúras que no se prodúcen en el planéta.

¿Avíso pára traficántes?

* * *
F I N

Si deséa descargár el reláto en formáto .PDF, ePUB o .MOBI, puéde hacérlo aquí:

http://www.evilfoto.eu/pagina_cuentos/cuentos_42.htm
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67096
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por lucia » 24 Mar 2019 19:08

Lo malo de los viajes lentos es que su misma lentitud implica que el comercio sea muy escaso y no a la escala que describes.

Avatar de Usuario
forus,legolas
Lector voraz
Mensajes: 167
Registrado: 08 May 2005 21:58
Ubicación: un faro frente al mar

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por forus,legolas » 19 Abr 2019 23:35

:mrgreen: A mi me gusto.!
Forus Legolas.

De un acaro a su acarosita.
_Ven .
_Hagamos el amor detras de un alfajor.

Avatar de Usuario
evilaro
Lector voraz
Mensajes: 235
Registrado: 28 Jul 2016 10:51
Ubicación: Barcelona

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por evilaro » 20 Abr 2019 10:13

Pues gracias Forus:

Emilio

forus,legolas escribió:
19 Abr 2019 23:35
:mrgreen: A mi me gusto.!

Avatar de Usuario
Goriladepravado
Mensajes: 13
Registrado: 04 Jun 2018 12:36

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por Goriladepravado » 21 Abr 2019 20:16

Por qué tantas tildes? xD

Edit: ya está acabo de leer tu ensayo.

Avatar de Usuario
evilaro
Lector voraz
Mensajes: 235
Registrado: 28 Jul 2016 10:51
Ubicación: Barcelona

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por evilaro » 21 Abr 2019 21:36

Goriladepravado:

Gracias por leer el relato y el ensayo...

¿Cómo te has enterado del ensayo?, aquí no lo menciono, ni pongo su enlace.

Saludos

Emilio

Goriladepravado escribió:
21 Abr 2019 20:16
Por qué tantas tildes? xD

Edit: ya está acabo de leer tu ensayo.

Avatar de Usuario
Goriladepravado
Mensajes: 13
Registrado: 04 Jun 2018 12:36

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por Goriladepravado » 22 Abr 2019 13:52

evilaro escribió:
21 Abr 2019 21:36
Goriladepravado:

Gracias por leer el relato y el ensayo...

¿Cómo te has enterado del ensayo?, aquí no lo menciono, ni pongo su enlace.

Saludos

Emilio
Claro que sí, llegué desde tu firma. Reconozco que tengo un don como cotilla explorador.

Avatar de Usuario
evilaro
Lector voraz
Mensajes: 235
Registrado: 28 Jul 2016 10:51
Ubicación: Barcelona

Re: Las Astropateras (Ciencia Ficción)

Mensaje por evilaro » 22 Abr 2019 16:55

Gorila:

Muy bueno, qué capacidad de búsqueda tienes ;)

Gracias

Emilio



Goriladepravado escribió:
22 Abr 2019 13:52
evilaro escribió:
21 Abr 2019 21:36
Goriladepravado:

Gracias por leer el relato y el ensayo...

¿Cómo te has enterado del ensayo?, aquí no lo menciono, ni pongo su enlace.

Saludos

Emilio
Claro que sí, llegué desde tu firma. Reconozco que tengo un don como cotilla explorador.

Responder