James Cagney

A petición popular, habemus foro de cine y televisión.

Moderadores: Ashling, Spirito89, Gabi, Judy Bolton

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

James Cagney

Mensaje por masako » 15 May 2012 09:21

Imagen


JAMES CAGNEY

(Nueva York, 17 julio 1899 – Nueva York, 30 marzo 1986)

Biografia y filmografia

Medía 1'69.
Uno de los grandes actores del cine clásico, James Francis Cagney Jr. nació el 17 de julio de 1899 en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) en el seno de una humilde familia de inmigrantes irlandeses y noruegos, siendo su madre Carolyn su principal sustento emocional.

Imagen

En 1918, cuando Cagney estaba estudiando Arte en la Universidad de Columbia, su padre falleció, lo que le obligó, para ayudar económicamente a su familia, a abandonar sus estudios y trabajar en diversos oficios antes de iniciar su carrera como actor en el mundo del vodevil, curiosamente interpretando un personaje femenino.

Tras debutar a mediados de los años 20 en Broadway, protagonizando principalmente comedias musicales, James Cagney consiguió firmar un contrato con la Warner Bros, estudio cinematográfico con el que se le identificaría de por vida a partir de la década de los 30.

Su primera incursión cinematográfica fue en la película "Sinner's Holiday" (1930), pero su primer papel significativo vendría con "El Enemigo Público" (1931), un film dirigido por William Wellman y co-protagonizado por Jean Harlow en el que Cagney afianzaba su acerada imagen de gángster.

Imagen

Los registros interpretativos de este gran actor se expandían mucho más allá del estereotipo de mafioso, protagonizando musicales como "Desfile de candilejas" (1933) de Lloyd Bacon y Busby Berkeley, o divertidas comedias como "El Guapo" (1933) de Roy del Ruth o "Ha entrado un fotógrafo" (1933), película dirigida también por Bacon.

Imagen

Con títulos como los citados, James Cagney se convirtió en una de las máximas estrellas del cine de los años 30, decenio en el que trabajó a destajo, muchas veces acompañado por Pat O'Brien, con quien coincidió en películas como "Aguilas heroicas" (1935) o "Ángeles con caras sucias" (1938), film de Michael Curtiz en el que también aparecía Humphrey Bogart. Por esta película logró su primera nominación al Oscar al mejor actor. La estatuilla fue para Spencer Tracy por "Forja de hombres".

Imagen

La década proseguía con magníficas películas como "Contra el imperio del crimen" (1935) de William Keighley, una curiosa adaptación de la comedia de Shakespeare "El sueño de una noche de verano" (1935) dirigida por William Dieterle y Max Reinhardt, "The Oklahoma Kid" (1939), respetable western realizado por Lloyd Bacon o la espléndida "Los Violentos Años 20" (1939), film dirigido por Raoul Walsh.

Imagen

Los años 40 comenzaron de forma inmejorable para Cagney protagonizando "Ciudad de conquista" (1940) un título de boxeo de Anatole Litvak, "Torrid Zone" (1940) de William Keighley. Más tarde encabezó el reparto del estimable musical de Michael Curtiz "Yanqui Dandy" (1942), película por la que James Cagney consiguió el Oscar al mejor actor,compitiendo por el premio con Ronald Colman por "Niebla en el pasado", Gary Cooper por "El orgullo de los yanquees", Walter Pidgeon por "La señora Miniver" y Monty Wooley por "The Pied Piper".

Imagen

Poco después de este éxito James Cagney abandonó la Warner al no llegar a un acuerdo salarial y fundó una productora independiente llamada Cagney Productions. Esta aventura terminó en fracaso, teniendo que regresar a su antiguo estudio para protagonizar bajo las órdenes de Raoul Walsh y el acompañamiento de Virginia Mayo y Edmond O'Brien la obra maestra "Al rojo vivo" (1949).

Imagen

La década de los 50 contaría igualmente con buenos títulos como "Un león en las calles" (1953) de Walsh, "Love me or leave me" (1955) de Charles Vidor, "Escala en Hawai" (1955) de John Ford y Mervyn Leroy, "El hombre de las mil caras" (1957), biopic de Lon Chaney que dirigió Joseph Pevney y "Luces de rebeldía" (1959), un título de Michael Anderson. Cagney también tuvo tiempo para dirigir una floja película denominada "Short cut to hell" (1957).

Imagen

Por su interpretación en "Love or leave me" (1955) volvió a ser nominado al Oscar, siendo el ganador de esa edición Ernest Borgnine por "Marty".
Después de protagonizar la gran película de Billy Wilder, "Uno, dos, tres" (1961), James Cagney tomó la decisión de retirarse del cine, regresando de manera sorprendente en los años 80 con "Ragtime" (1981), una película dirigida por Milos Forman. En "Ragtime" también aparecía Pat O'Brien, su eterno compañero en tantas películas de los años 30.

Imagen

James Cagney falleció el 30 de marzo de 1986 en Nueva York dejando viuda a su única esposa, Frances Vernon, con la que se había casado en 1922. Tenía 86 años.

Imagen



TRIVIA de James Cagney traducido por Gudula Bavón:
# El primer trabajo de Cagney como intérprete fue como bailarina en un coro.

# Según su biografía autorizada, Cagney, a pesar de sus orígenes irlandés y noruego, sabía hablar yiddish ya que había crecido en una zona judía de Nueva York. Solía charlar en yiddish con otros intérpretes judíos, como Sylvia Sidney.

# Clasificado en el puesto 45 en la lista “Las 100 estrellas del cine más importantes de todos los tiempos” elaborada por la edición británica de la revista Empire en octubre de 1997.

# Actuó junto a Pat O’Brien en 9 películas: Aquí viene la armada (1934), Diablos del aire (1935), El predilecto (1935), Boy Meets Girl (1938), Ángeles con caras sucias (1938), Torrid Zone (1940), The Fighting 69th (1940), Águilas heroicas (1936) y Ragtime (1981), la última para ambos.

# Está enterrado en el cementerio Gate of Heaven, en Hawthorne, Nueva York.

# Presidente del sindicato de actores entre 1942 y 1944.

# Su viuda Frances sobrevivió a Cagney 8 años, muriendo a la edad de 95 años en 1994.

# Tenía 2 hijos adoptados: Cathleen "Cassie" y James Jr.

# Era cinturón negro de judo.

# De manera extraordinaria para lo que era usual en Hollywood, nunca engañó a su esposa Frances, lo que resultó en un matrimonio de 64 años. Lo más cerca que estuvo de sucumbir al engaño fue por los intentos de Merle Oberon mientras ambas estrellas estaban de gira actuando para los soldados en la Segunda Guerra Mundial.

# A pesar de la creencia común de que era de origen totalmente irlandés, no es del todo cierto. Su abuelo nació en Noruega, pero, como dijo el actor poco antes de su muerte en 1986, “el padre de mi madre, mi abuelo Nelson, era un capitán de barco noruego, pero cuando intenté investigar esas raíces no pude llegar muy lejos porque, aparentemente, cambió su nombre por otro que lo hacía imposible de identificar del resto”.

# Su eléctrico estilo de actuación fue una gran influencia para futuras generaciones de actores. Intérpretes tan diversos como Clint Eastwood y Malcolm McDowell le señalan como la principal razón para convertirse en actores.

# A pesar de que muchos imitadores usan la frase “You dirty rat!” (“¡Sucia rata!”), en realidad Cagney nunca la dijo en ninguna película.

# Según la autobiografía Cagney por Cagney (publicada en 1976 y coescrita por el biógrafo del mundo del espectáculo Jack McCabe), la insistencia del actor George Raft detuvo un plan de la mafia para asesinar a Cagney: iban a dejar caer sobre él un foco de varios cientos de kilos de peso. Cagney era en ese momento el presidente del sindicato de actores y estaba decidido a no dejar que la mafia se infiltrase en la industria. Raft empleó sus múltiples conexiones con la mafia para cancelar el atentado.

# Fue votado en el puesto 11 de las grandes estrellas del cine de todos los tiempos por la revista Premiere.

# Nombrado en el puesto 8 de la lista "Las 50 leyendas de la pantalla más grandes" por el American Film Institute.

# Según su autobiografía, su hermano Bill, que también era su manager, persiguió el papel de Cohan en la ultrapatriótica película Yanqui Dandy (1942) como una forma de quitar el estigma de las actividades radicales de Cagney en los años treinta, cuando era un activo partidario de Roosevelt. Cuando el propio Cohan supo sobre los antecedentes de Cagney como cantante y bailarín de vodevil, le dio su visto bueno.

# Perdió el papel principal de la película Knute Rockne All American (1940) a favor de su amigo Pat O’Brien cuando el equipo directivo de la Universidad de Notre Dame (que debía supervisar todos los aspectos de la película) vetó a Cagney a causa de su apoyo a la República en la Guerra Civil española.

# Originalmente un activista del ala izquierda del partido demócrata durante los años treinta, Cagney cambió más tarde su punto de vista y con la edad se convirtió progresivamente en más conservador. Apoyó a su amigo Ronald Reagan en las campañas de 1966 y 1970 a gobernador de California, y en sus campañas presidenciales de 1980 y 1984. Reagan pronunció su elogio fúnebre en el funeral en 1986.

# Su actuación como George M. Cohan en Yanqui Dandy está situada en el puesto 6 en la lista "Las 100 actuaciones más grandes de todos los tiempos" elaborada por la revista Premiere en 2006. Asimismo, la de Tom Powers en El enemigo público (1931) está colocada en el puesto 57.

# Solía decir que no comprendía a los actores del método como Marlon Brando. Cagney admitía que usaba sus propias experiencias personales para crear sus actuaciones y aconsejaba a otros actores a hacer lo mismo. No entendía a los actores que sentían la necesidad de hacer los esfuerzos extremos que realizaban.

# Para protestar por la calidad de los guiones que le ofrecían en la Warner, en lugar de violar su contrato rehusando aparecer en alguna película, dicen que utilizaba su apariencia física para vengarse. En Jimmy the Gent (1934) se rapó el pelo para parecerse al matón que los Warner querían que interpretase. En películas como He was her man (1934) se dejó crecer un fino bigote para enfurecer al jefe del estudio Jack L. Warner, quien también lucía uno.

# Su madre le forzó a aficionarse al boxeo. Ella pensaba que era una habilidad necesaria, especialmente en el duro Eastside neoyorquino donde creció. Solía aparecer y lo observaba con otros chicos en peleas callejeras. Sin embargo, desaprobó cuando quiso dedicarse al boxeo profesional. Comenzó a ponerse unos guantes de boxeo y le dijo “Si quieres convertirte en profesional, tu primera pelea tiene que ser contra mi”. Abandonó la idea en ese mismo momento.

# Rechazó el papel del padre de Eliza en My Fair Lady (1964).

# En la época del rodaje de Al rojo vivo (1949), todavía no se utilizaban pequeños explosivos para simular el efecto de las balas. Los productores empleaban a expertos tiradores que usaban balas de baja velocidad para romper ventanas o mostrar las balas impactando cerca de los personajes. En la escena de la fábrica, no fue alcanzado por una bala por escasos centímetros.

# Se rompió una costilla mientras filmaba la escena de baile de Yanqui Dandy, pero continuó bailando hasta que estuvo finalizada.

# Dijo que los problemas que tuvo con Horst Buchholz en Uno, dos, tres (1961) le habían convencido para retirarse de la actuación.

# Premiado con la Medalla Presidencial de la Libertad por Ronald Reagan en una ceremonia en la Casa Blanca el 26 de marzo de 1984.

# En su autobiografía, menciona que mientras formaba parte del coro del musical Pitter Patter ganaba 55 dólares a la semana, de los que enviaba 40 a casa de su madre. Cuando le subieron el sueldo, aumentó la cantidad que mandaba. En El enemigo público, ganaba 400 dólares a la semana, enviando más de 300. Hasta que su madre murió, nunca se quedó con más del 50% de sus ganancias.

# Con frecuencia solía abandonar el set aduciendo que estaba demasiado enfermo para continuar filmando con el propósito de asegurarse un día extra de rodaje. Así los extras y el equipo técnico, quienes pensaba que estaban muy mal pagados, podían obtener un día extra de salario.

# Escribió que de las sesenta y dos películas que hizo, Quiéreme o déjame (1955), junto a Doris Day, estaba entre sus cinco favoritas.

# Fue miembro del primer grupo de estrellas que se unieron al sindicato de actores en octubre de 1933, con el 50 como número de socio. Antes de su presidencia del sindicato, estuvo casi una década en la junta directiva y como primer vicepresidente. Cagney fue elegido presidente en septiembre de 1942.

# A pesar de estar muy vinculado a su amigo Pat O’Brien, con quien hizo 9 películas, en realidad Cagney hizo más con otro buen amigo, Frank McHugh, 11 en total: Avidez de tragedia (1932), Desfile de candilejas (1933), Aquí viene la armada (1934), Diablos del aire (1935), El predilecto (1935), El sueño de una noche de verano (1935), Boy Meets Girl (1938), Los violentos años veinte (1939), The Fighting 69th (1940), Ciudad de conquista (1940) y Un león en las calles (1953).

# Cagney y sus mejores amigos Frank McHugh y Pat O’Brien eran conocidos de manera afectuosa como “la mafia irlandesa”. Se les podía ver con frecuencia juntos en los clubes de Hollywood tomando una tranquila copa y charlando. Otros miembros de este grupo eran Lynne Overman, Ralph Bellamy, Frank Morgan, Bert Lahr, Allen Jenkins y Spencer Tracy.

# Un estudio cambió su fecha de nacimiento de 1899 a 1904 para sacar provecho de su aspecto juvenil.

# En 1973 le ofrecieron protagonizar la comedia Harry y Tonto (1973), pero Cagney, que tenía 74 años y no había intervenido en ninguna película desde 1961, no quería abandonar su retiro. El papel y el Oscar como mejor actor fueron para Art Carney.

# Rechazó que le pagasen por su cameo en The seven little foys (1955) a pesar de que estuvo 10 días aprendiendo sus complicada rutina de baile para la película.

Frases

No hay mucho que decir sobre la actuación excepto esto. No te duermas en los laureles. Nunca te relajes. Si lo haces, el público se relaja. Y siempre habla en serio.

Todo lo que intento hacer es comprender totalmente al hombre que interpreto. Entonces pongo en mi actuación todo mi conocimiento. Para hacerlo, empleo todo lo que he aprendido, escuchado, visto o recuerdo.

Mi mayor temor es herir por accidente a alguien haciendo una escena frenética.

(A principios de los años sesenta) En este negocio lo que necesitas es entusiasmo. Yo ya no tengo entusiasmo por actuar. Actuar no es el principio y el final de todo.

Te necesitan. Sin ti, tienen una pantalla vacía. Así que, cuando estés ahí, solo haz lo que creas que es correcto y mantente firme.

De donde vengo, si había dinero que ganar no hacías preguntas, solo seguías adelante y lo conseguías.

Una vez un hombre de cantar y bailar, siempre un hombre de cantar y bailar. Estas pocas palabras dicen tanto sobre mí profesionalmente como hay que contar.

Odio la palabra “superestrella”. Nunca he sido capaz de pensar en esos términos. Son exageraciones. No se oye hablar de William Shakespeare como un “superpoeta”, o de Miguel Ángel como un “superpintor”. Solo aplican la palabra en este mercado mundano.

Sabes, el período de la Primera Guerra Mundial y los años veinte fueron en realidad igual a hoy en día. Trabajabas y tenías una vida si podías, e intentabas hacerlo lo mejor posible. Para un actor o cantante, no había diferencia entonces como ah ora. Era una lucha.

Mi padre era totalmente irlandés, así que fui a Irlanda una vez. Encontré que era muy parecida a Nueva York, un bello país, y con hombres y mujeres muy guapos.

Aprende tus frases, encuentra tu marca, mírales a los ojos y diles la verdad.

(Sobre "El enemigo público"). Lo que no mucha gente sabe es que tan solo dos días antes de comenzar el rodaje, yo iba a interpretar al chico bueno. Al final, lo hizo Edward Woods

Cuando era más joven, si alguien me hubiese dicho que solo me quedaban dos años de vida, me habría ido a una isla salvaje para disfrutar yo solo. Pero si alguien me hubiera dicho lo mismo hoy, creo que probablemente viajaría solo para alejarme de todo el ruido y sinsentido que nos rodea.

Las cosas que el mundo más necesita son simpleza, honestidad y decencia. Y las encuentras con más frecuencia en el campo que en la ciudad. Mi sentimiento sobre el campo va más allá. No me gusta para nada estar en las ciudades. Prefiero estar donde están los animales y las plantas.

(Telegrama enviado en 1969 al Comité de Medios y Arbitrios pidiendo que no construyesen un aeródromo en Vacation Isle, San Diego) Durante más de 30 años, he visto el declive de Martha’s Vineyard como maravilla natural y paraíso de paz. Ahora hablan de un aeródromo para jets. ¿Es que no tiene fin la destrucción de todo lo que es natural y merece la pena? Por favor, recapaciten.

(En 1931) Estoy harto de pistolas y de golpear a mujeres. Las películas deberían ser entretenimiento, no baños de sangre.

Todavía me creo esencialmente un artista de vodevil, como un cantante y bailarín. Los artistas de vodevil son, por lo general, gente maravillosa. El noventa por ciento de ellos no tienen estudios, pero tenían un algo que fascinaban absolutamente al público. Esos artistas de vodevil sabían algo que yo acabé de comprender y creer: el público es el que manda. Ellos son los que compran las entradas.
Última edición por masako el 11 Abr 2016 10:38, editado 5 veces en total.
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 15 May 2012 09:36

Imagen

Filmografía

1930 Sinners' Holiday
1930 La senda del crimen
1931 Gente viva
1931 Mujeres enamoradas
1931 El enemigo público (The Public Enemy)
1931 The Millionaire
1931 Smart Money
1932 Taxi (Taxi)
1932 Avidez de tragedia
1932 O todo o nada
1933 Duro de pelar
1933 Ha entrado un fotógrafo
1933 Por el mal camino
1933 Desfile de Candilejas (Footlight Parade)
1933 Ha entrado un fotógrafo (Picture Snatcher)
1933 El guapo
1934 A la caza de herederos
1934 He Was Her Man
1934 Aquí viene la armada
1934 Duro y a la cabeza
1935 Diablos del aire
1935 El predilecto
1935 El sueño de una noche de verano
1935 La tragedia de la Bounty
1935 La ciudad siniestra
1935 Águilas heroicas (Ceiling Zero)
1935 Contra el imperio del crimen (G-Men)
1936 El gran tipo (Great Guy)
1937 Los peligros de la gloria (Something to Sing About)
1938 Ángeles con caras sucias (Angels with Dirty Faces)
1939 El chico de Oklahoma
1939 El forastero en la ciudad
1939 Muero cada amanecer
1939 Los violentos años veinte (The Roaring Twenties)
1940 The Fighting 69th
1940 Ciudad de conquista
1940 Zona tórrida
1941 La pelirroja
1941 Una novia contrareembolso
1942 Capitanes de las nubes
1942 Yanqui Dandy (Yankee Doodle Dandy)
1943 You, John Jones! (Corto)
1943 Johnny Come Lately
1945 Sangre sobre el sol
1947 13 Rue Madeleine
1948 El momento de tu vida
1949 Al rojo vivo (White Heat)
1950 Corazón de hielo
1950 The West Point Story
1951 Veneno implacable
1950 El precio de la gloria
1953 Un león en las calles
1955 Busca tu refugio
1955 Ámame o déjame (Love Me or Leave Me)
1955 The Seven Little Foys
1955 Escala en Hawai
1956 La ley de la horca
1956 These Wilder Years
1957 El hombre de las mil caras
1959 Nunca robes cosas pequeñas
1959 Luces de rebeldía
1960 Los tigres del mar
1961 Uno, dos, tres (One, Two, Three)
1966 The Ballad of Smokey the Bear (Telefilm)
1981 Ragtime
1984 El terrible Joe Moran (Telefilm)

2006 Billy Wilder habla - Volker Schlöndorff (2006) [Documental]

*Última actualización 02/08/2018

Imagen

Premios y nominaciones

En 1938 Nominado al Óscar por " Ángeles con caras sucias ".
En 1942 Ganador del Óscar al mejor actor por " Yanqui Dandy ".
En 1954 Nominado al Óscar al mejor actor por " Ámame o déjame ".
Última edición por masako el 31 Mar 2016 10:57, editado 11 veces en total.
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 15 May 2012 09:46

Imagen

Bailarí­n antes que gánster

Imagen

Tozudos y vitalistas, con un punto ingenuo. Así­ fueron muchos personajes de James Cagney, actor inmenso que aborrecí­a el encasillamiento al que parecí­an abocarle sus papeles de gánster.

El nombre de Cagney quedó indefectiblemente ligado a sus personajes de gánster. Su primer éxito fue El enemigo público (1931, William A. Wellman). Allí­ definió de modo personalí­simo un hampón hiperactivo y chulesco, algo crí­o en sus arranques violentos. Dio vueltas al tipo gansteril, con su peculiar mí­mica y su original modo de ajustarse el pantalón, en Ángeles con caras sucias (1938, Michael Curtiz), Los violentos años 20 (1939, Raoul Walsh) y Al rojo vivo (1949, Raoul Walsh) en que al llegar a “la cima del mundo” lo gritaba como un niñato, buscando el aplauso materno. Cofundador del Sindicato de Actores, lo presidió entre 1942 y 1944. Curiosamente fue objetivo de la mafia, por no permitir su intrusión allí­; la cosa no fue a mayores por intercesión de George Raft, ligado al hampa. 7 filmes hizo con su amigo Pat O’Brien, que vení­a a ser su némesis al otro lado de la ley, uno el citado Ángeles con caras sucias y el último trabajo de ambos en cine, Ragtime (1981, Milos Forman), para Cagney un regreso tras 20 años de ausencia.


Pero como dijo Cagney, “una vez que uno es cantante y bailarí­n, lo es para siempre”. No olvidó sus orí­genes, y querí­a brillar en tal faceta. Lo hizo en Desfile de candilejas (1933, Lloyd Bacon), y como el artista de music hall George M. Cohan en Yanqui Dandy (1942, Michael Curtiz), que le dio el Oscar. El mismo Cohan aprobó a Cagney por su ‘background’. De su versatilidad dan idea la shakespeariana Sueño de una noche de verano (1935), los westerns The Oklahoma Kid (1939, Lloyd Bacon) y La ley de la horca (1956, Robert Wise) y las comedias La pelirroja (1941, Raoul Walsh), donde era un alocado dentista, y Uno, dos, tres (1961, Billy Wilder), crí­tica al capitalismo.

Resultaba curioso comprobar cómo funcionaba una regla de oro en Hollywood: nadie debí­a matar nunca a un Gable o un Flynn o un Cooper o un Peck, pero “matar” a Cagney o Bogart funcionaba”. Las palabras de Walsh constatan esa cualidad inefable del actor, por la que entregaba villanos con encanto. Pero nunca eran clones del mismo. Lo explicaba Peter Bogdanovich al enumerar la ambigüedad de sus villanos, “cómico en Escala en Hawai (1955, John Ford), con un “pathos” nada sentimental en Quiéreme o déjame (1955, Charles Vidor), o con una complicada y perturbadora ambivalencia sicótica en Al rojo vivo (1949, Raoul Walsh).”

Es cierto que es imposible desligar su imagen a la del cine negro de los años treinta, pero no hay que olvidar que en sus más de 50 pelí­culas, Cagney no sólo representó el estereotipo del gánster malvado, sino que también demostró ser un excelente bailarí­n, un solvente comediante y un brillante constructor de personajes complejos.

Ningún otro actor de apenas 1,70 ha infundido tanto respeto en una pantalla de cine como James Cagney. Su rostro, muchas veces dotado de un sadismo infantiloide, amenazaba más que sus puños o las armas que portaba. Fue ese fí­sico, irrepetible, lo que le encumbró. Su vitalidad, su profesionalidad y su versatilidad, le convirtieron en una leyenda. Parafraseando un diálogo suyo en El precio de la gloria, James Cagney olvidó más cosas del oficio de actor de las que muchos otros llegaron a aprender. Era capaz de atrapar al espectador con una sola mirada, con un simple gesto. Porque cuando él aparecí­a en escena, la pantalla, inevitablemente, se poní­a al rojo vivo.



Enlace
Última edición por masako el 10 Mar 2016 10:47, editado 2 veces en total.
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 15 May 2012 10:06

Debia abrirle un hilo a uno de mis actores favoritos de toda la vida. No cabe duda que fué uno de los grandes. Para mí el mejor de su época, esto supongo que va un poco en función de gustos y apreciaciones personales, pero siempre lo he considerado en un nivel muy por encima de sus coetáneos Edward G. Robinson, Bogart...etc. Y es que este pelirrojo y pequeño gran actor hacia algo mas que actuar, traspasaba la pantalla como pocos, desbordaba con su presencia. A pesar de destacar por sus papeles de gángster, era un actor muy polifacético con grandes dotes para el baile, como demostro en " Yankee Dandy ", curiosamente papel que le valió su único oscar. Estupendo actor y gran bailarín.


Enlace



Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
viki fan
Foroadicto
Mensajes: 4996
Registrado: 14 Ago 2011 21:45

Re: James Cagney

Mensaje por viki fan » 18 May 2012 22:33

Gracias Masako por abrile un hilo a James Cagney, creo que debemos de tener una edad parecida porque también es uno de mis actores miticos, creci viendo sus peliculas por la televisión, y me quedaba impresionada y cautivada por la fuerza y autenticidad que imprimia a sus personajes.

Aunque no me conozco su filmografia tan bien como tú, sobre todo recuerdo sus papeles de mafioso y la comedia " Un, dos , tres".

Espero poder ver alguna pelicula más de este gran actor, de nuevo gracias Masako por rendirle homenaje y dar a conocer la carrera de uno de los actores miticos de la época dorada de Hollywood :wink: :60:

Avatar de Usuario
viki fan
Foroadicto
Mensajes: 4996
Registrado: 14 Ago 2011 21:45

Re: James Cagney

Mensaje por viki fan » 18 May 2012 22:53

masako escribió:

Enlace



Enlace



Qué arte tiene cantando y bailando, es increible :ojos4: :cunao:

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 20 May 2012 10:11

VIKI me alegra comprobar que hay mas gente a la que le fascinaba este actor :wink: :60: . La verdad es que transmitia mucho cada vez que aparecia en pantalla, como te sucede a ti siempre me ha impresionado esa energia, carácter y personalidad que desplegaba para construir sus personajes.

VIKI FAN escribió:Qué arte tiene cantando y bailando, es increible :ojos4: :cunao:

Si que la tiene :D . Una pena que no explotaran mas esa faceta suya, a mi me hubiera encantado como seguidora del género :cunao: . Cantaba, bailaba y encima se comia la pantalla como solo sabia hacerlo él...¡ Qué mas se puede pedir ! :mrgreen:

Dejo un reportaje que encontré el otro día buscando información para abrir el hilo, que me ha gustado especialmente.

http://peroquedicesjose.blogspot.com.es/2011/03/el-hombre-que-mato-humphrey-bogart.html

James Cagney, El hombre que mató a Humphrey Bogart.

Es difícil entender como funciona el baremo con el que trabajan los “creadores de mitos” del mundo del cine. James Dean está en la sopa, Natalie Wood, o Vivien Leigh...en el olvido. Es fácil comprar un poster de "El apartamento", e imposible de "Ser o no ser". Hay camisetas, tazas, posavasos de Humphrey Bogart. Y sin embargo hoy por hoy es casi milagroso encontrar una triste foto del actor que lo humilló, maltrató y mató en la pantalla hasta en tres ocasiones. El tipo más duro que creó Hollywood durante más de medio siglo, hasta el levantamiento del código Hays. El ganster, el ladrón, el enemigo público: James Cagney.


James Cagney obtuvo su primer papel importante en 1931, cuando interpretaría al "enemigo público", ese ganster sinvergüenza, atrevido y hasta simpático, que esquivaba con astucia y violencia la ley seca y que cautivaría a los espectadores durante una buena época con diferentes nombres y en diferentes películas, pero casi siempre con el mismo rostro. Mirada dura, sonrisa malévola y puño cargado. Dos de estas películas -la tercera sería el Western "Oklahoma kid"- "Los Violentos años 20" -sin la cuál, confiesa Scorsese, no existiría "Uno de los nuestros"- y "Angeles con caras sucias" están co-protagonizadas por Bogart, que tiene que contentarse con estar permanentemente a la sombra de la poderosa luz de Cagney, cuyo carácter, cuya potente actuación definía tan bien a su personaje que el espectador no podía más que seguirle hasta “la cima del mundo” (su frase más recordada) y sufrir con su muerte como si se tratara de la del tan manido héroe arquetípico creado por la industria, y no de la un hombre que lleva dos horas delinquiendo, matando, humillando a todo el que osa ponerse en su camino, Bogart incluído.

Uno celebra esto aún más cuando descubre que Bogart era en realidad “un imbécil” según palabras de Billy Wilder, que sabría lo que decía pues trabajó con él en "Sabrina". También trabajó con Cagney, "Uno dos tres", y no habla precisamente mal: “Teníamos una escena larga, y yo decía: “vamos a necesitar dos días para rodarla” y él simplemente la hacía...¡a la primera!”

Porque Cagney no sólo era una cara de ganster. También era un cómico, un bailarín destacado y un especialista del drama, un actor sobresaliente. Michael Curtiz, John Ford, Billy Wilder, Raoul Walsh...trabajó con los mejores porque era el mejor. Ganó sólo un Oscar y después...con su muerte el olvido para la mayoría. Ni posters, ni camisetas, ni tazas...nada. Afortunadamente Cagney sigue vivo en la memoria de muchos profesionales. Tony Soprano pasa las noches en vela visualizando una y otra vez las tropelías del primer enemígo público del que opina, como buen experto en la materia: “dirán que Hawks inventó el género, pero Cagney es la modernidad”.

Clint Eastwood, su mejor heredero, confesó que decidió dedicarse al cine gracias a él (y sólo con esto ya valdría para hablar de su figura) y hasta Los Simpsons le rinden merecido homenaje pomelo mediante.

Eastwood, Soprano, Scorsese, Hollywood. Sus figuras y obras no serían las mismas sin la existencia, el trabajo, la mirada fría, sonrisa malévola y puño cargado... del hombre que mató a Humphrey Bogart.
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 25 May 2012 10:18

En " El enemigo público " ( el final de esta película siempre me ha impresionado ), Cagney tiene una secuencia, con el pomelo, que ha pasado a la categoria de mitica :mrgreen: :


Enlace


...versionada y todo por Homer Simpson :cunao:
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
azucena
Inquisidora oficial de primera
Mensajes: 11291
Registrado: 13 Mar 2006 13:25

Re: James Cagney

Mensaje por azucena » 25 May 2012 13:20

Pero que hilo más chulo le habéis hecho a Cagney, también es uno de mis favoritos. A ver si tengo tiempo para leerlo con calma :D :D :D

Avatar de Usuario
viki fan
Foroadicto
Mensajes: 4996
Registrado: 14 Ago 2011 21:45

Re: James Cagney

Mensaje por viki fan » 25 May 2012 18:56

Como se las gastaban los personajes que interpretaba :ojos4: :lol: , aunque sólo alguien con su genio y carácter podria darle bien la réplica a Jean Harlow :mrgreen:


Enlace

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 11 Jun 2012 13:11

azucena escribió:Pero que hilo más chulo le habéis hecho a Cagney, también es uno de mis favoritos. A ver si tengo tiempo para leerlo con calma :D :D :D

Se merecia un hilo :60: :60:

VIKI FAN escribió:Como se las gastaban los personajes que interpretaba :ojos4: :lol: , aunque sólo alguien con su genio y carácter podria darle bien la réplica a Jean Harlow :mrgreen:

Desde luego que sí :lol: . Me ha gustado recordar esa escena :D

Dejo un reportaje sobre la particular manera de actuar que tenia Cagney y el ritmo que imprimia al interpretar mas que interesante :D .

Cuentan que en sus buenos tiempos sus compañeros de reparto tenían miedo cerval a encararse a solas ante la cámaras con James Cagney, sobre todo cuando el diálogo de la escena era de ping-pong y había en él muchas réplicas y contrarréplicas, cosa habitual en el cine norteamericano de entonces. Actuaba Cagney a tal velocidad, sus transiciones eran tan fulgurantes y heterodoxas, tan inesperadas y precisas, que su peculiarísimo ritmo los descolocaba a la primera de cambio y después les era materialmente imposible seguirlo.James Cagney lo sabía y se divertía poniendo patas arriba los nervios de algunos actores de respuestas lentas. Una de sus víctimas favoritas era, en los años treinta, Humphrey Bogart, actor muy torpón en sus años de aprendizaje, al que Cagney martirizaba en estos careos donde no era nada fácil acoplarse a su desenfrenado y extravagante ritmo de actuación. Un biógrafo de Bogart cuenta que años más tarde, cuando comenzaba a sentirse seguro de sí mismo, éste reconoció en una ocasión que fue Cagney, con el desafío de aquellas tretas desarmantes, quien le enseñó a actuar con soltura.

Los actores no tienen otro instrumento de trabajo que su propio cuerpo, y éste es el depósito palpitante del lado transferible de su experiencia de la vida y del paso sobre ella de los años. De ahí que cuando un actor muere muera con él una manera única de hacer visible esa su experiencia del transcurso del tiempo. Y si quien muere se llama James Cagney muere además con él un capítulo único, irrepetible y, en su caso, singularísimo hasta los bordes de la paradoja, del arte de la actuación. La paradoja en Cagney consiste en que su instrumento de trabajo daba la impresión inicial de ser limitado, monocorde e incluso tosco, y, sin embargo, detrás de esos diques escondía no se sabe cómo -y sacaba a relucir en el momento exacto- una cantidad casi ilimitada de registros. La primera impresión que causaba su presencia era que carecía de dotes naturales para alcanzar las esquinas refinadas de su oficio. Pero a medida que su composición de un personaje crecía, Cagney se iba transfigurando y de aquel cuerpo pequeño de pistolero gruñón, policía sentimental o golfo mal encarado y antipático brotaba un torrente expresivo afinadísimo.


Basta ver a James Cagney en su última interpretación de madurez, en la comedia Un, dos, tres, de Billy Wilder, para entender cómo se desencadenaba su inasimilable ritmo de actuación. En esta película Cagney destripó su método de interpretar, y da la impresión de que lo hizo a propósito, añadiendo a su colección de actores burlados un no va más de la ironía: él mismo, mostrándose sus propias trampas dramáticas y dejándose atrapar por ellas, reduciéndolas a farsa. Es el propio actor quien marca con tres chasquidos de dedos acompañados por una señal de arranque de bailarín: "¡Un, dos, tres!"- la legendaria cadencia y quien se avisa a sí mismo, y de paso al espectador, de un cambio brusco en ella.

"!Un, dos, tres!", era la consigna íntima de un actor que actuaba a ritmo de claque. Lo que Fred Astaire hacía con las puntas metálicas de sus zapatos, Cagney lo incorporó a sus vertiginosas maneras verbales y gestuales de actuar. Ganó un oscar por su trabajo en un filme, Yankee dandy en el que bailó hasta la saciedad. Calmó así una frustración nunca autoperdonada del todo: disfrutaba más que con nada bailando, y no lo hacía mal, pero era consciente de que con sus rápidos pies no alcanzaría ninguna cumbre salvo la de los teloneros. Y ya que su pasión le fue negada, bailó por otros medios, con la palabra y la mirada.

Hay una formidable escena en una de sus mejores películas, Al rojo vivo, literalmente bailada: aquella en que en el comedor de la prisión le comunican que su madre ha muerto, su locura estalla y arremete contra la guardia. La secuencia está fijada en plano general: todo el cuerpo de Cagney está en la pantalla. Y actúa con todo el cuerpo, contraviniendo una regla de oro de su oficio: fijar en la mirada los ejes de la composición.

Cagney dramatizaba con las piernas, con los brazos, con el torso, con la cara, con las manos y con los hombros simultáneamente, como los bailarines. Llevaba a este terreno a sus oponentes y devoraba crudos allí a quienes se atrevían a seguirlo.

De ahí que James Cagney Fuera un genio adelantado a los cambios que en los años cincuenta introdujeron en Hollywood actores procedentes de las escuelas teatrales de Nueva York, como James Dean, Marlon Brando y Paul Newman, adiestrados en extraer su lenguaje de la totalidad de su cuerpo.[/i]
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Clarisa
Vivo aquí
Mensajes: 8239
Registrado: 20 Nov 2009 14:04
Ubicación: Escondida en una pequeña biblioteca

Re: James Cagney

Mensaje por Clarisa » 12 Jun 2012 10:11

Y aquí es cuando uno se da cuenta que el aprendiz ha superado al maestro :o ¡¡¡Qué hilo más bonito, masako!!! Ha quedado genial :60: :60: :60:

Sé que he visto alguna película de él, pero si soy sincera no me acuerdo de ninguna. Lo que sí sé es que no le he visto nunca cantar ni bailar :shock:
Voy a intentar localizar alguna de sus películas para este verano, que es cuando suelo ver cine clásico :D

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 12 Jun 2012 13:29

Clarisa :60: :60:

Clarisa escribió:Sé que he visto alguna película de él, pero si soy sincera no me acuerdo de ninguna. Lo que sí sé es que no le he visto nunca cantar ni bailar :shock:

Puede que alguna de las que hizo con Humphrey Bogart hayas visto en alguna ocasión :wink: .
Cuando disponga de tiempo yo también voy a aprovechar para revisionar o ver alguna mas de él :mrgreen: .

Clarisa escribió: Lo que sí sé es que no le he visto nunca cantar ni bailar :shock:


No lo hacia nada mal :D . Películas musicales hizo alguna que otra, ademas de por la que le dierón el oscar "Yankee Dandy " tiene " Desfile de candilejas " y "Quiéreme o déjame" donde realiza una gran interpretación, aunque en esta Cagney no baila, ni canta : las labores musicales corren a cargo de Doris Day.


Enlace


Otra de sus películas musicales " Los peligros de la gloria " donde demostró sus habilidades para el baile.


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Clarisa
Vivo aquí
Mensajes: 8239
Registrado: 20 Nov 2009 14:04
Ubicación: Escondida en una pequeña biblioteca

Re: James Cagney

Mensaje por Clarisa » 12 Jun 2012 14:03

A este actor le tengo asociado a una película que vi cuando era pequeña y que me hizo tener pesadillas durante una temporada. Pero la verdad es que no sé si es de él, porque no la he vuelto a ver y no sé cómo se titula.
Si has visto casi todo de él te cuento la trama
Es un chico malo, supongo que gangster, con muchos asesinatos a sus espaldas. Le atrapan y le condenan a muerte. Cuando va de camino a la silla eléctrica (creo que es la silla eléctrica), sus guardianes, o el fiscal, no sé bien quién, le pide que por favor muestre miedo ante los niños que le están observando y que le tienen como un héroe, porque él va todo orgulloso caminando hacia la muerte, con la cabeza muy alta y desafiante.
Al final, lo hace, finge temor, se arrastra intentando zafarse de su carceleros y consiguiendo que la imagen de valiente, de alguien a quién imitar que tenía ante aquellos niños (supongo que de barrios marginales) se perdiera para siempre y no tomasen ejemplo de él. Una buena acción que hizo al final


Esa escena la tengo grabada en la retina y en mi mente. Me hizo tener pesadillas... el ver cómo llevaban a la muerte a un hombre tan a sangre fría creo que me caló... Nunca he estado a favor de la pena de muerte y supongo que es algo de lo que estoy segura desde que la vi.

Luego en casa veré los videos, masako :60: :60:

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: James Cagney

Mensaje por masako » 13 Jun 2012 09:01

Efectivamente Clarisa. Es de Cagney esa película con Humphrey Bogart en el reparto :wink: . Ya imaginaba que habrias visto alguna de las que hizo con Bogart. " Ángeles con caras sucias " se títulaba la película. Comprendo perfectamente que te dejara huella , me sucedió lo mismo, también la ví de pequeña, no recuerdo bien la edad que tendría pero si que me persiguió durante mucho tiempo por lo mismo que has comentado. Algo parecido me sucedió con el final del " El enemigo público " .
El que le pide que muestre miedo ante la silla electrica es un viejo amigo de juventud que consigue tomar otra camino diferente al de la delincuencia y se convierte en sacerdote.

Estuve buscando ese final para ponerlo en el hilo de nuestras escenas favoritas de cine y no lo encontré, en cambio he encontrado un video resumen que incluye el final. A partir del minuto 1:40. Está desactivado pero siguiendo el enlace del youtu se puede ver :wink:


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Responder