CP XIV - El éxtasis de Verónica - Lunaroja

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
kassiopea
Vivo aquí
Mensajes: 10724
Registrado: 07 Dic 2008 19:18
Ubicación: Aovillada en la Luna...

CP XIV - El éxtasis de Verónica - Lunaroja

Mensaje por kassiopea » 18 Abr 2019 14:36

EL EXTASIS DE VERONICA

I

Acaba de amanecer, y los primeros rayos de luz se cuelan a través de los vitrales de la capilla silenciosa.
Arrodillada en uno de los bancos con la frente apoyada en sus manos entrelazadas, una delgada figura reza.
La hermana Verónica acude todos los días a la capilla del convento y su juventud destaca como una luz brillante en ese frío espacio consagrado a la oración. Se arrodilla sumisa en un banco y oculta el rostro entre sus manos, entregándose a sus rezos repitiendo los salmos aprendidos que resuenan fervorosos como letanías.
Pero a pesar de su concentración no puede evitar que sus ojos se claven una y otra vez, día tras día, en el ángel que asoma entre los santos de una de las sagradas imágenes que adornan la iglesia. Una rubia figura cubierta tan solo por un paño blanco entre sus delgadas piernas y cuyos brazos se unen amorosamente en el centro de su pecho pálido, casi transparente, con los dedos de las manos entrelazados. En su rostro enigmático los ojos se abren reverentes y la sonrisa es un gesto casi imperceptible.
Pero son esos inocentes ojos color turquesa los que arrebatan el corazón de la hermana Verónica, envolviéndola en un calor absolutamente humano, mientras que en las frías paredes pareciera extenderse un halo de luz que une la mirada del ángel con el azorado corazón de Verónica que siente como su alma se regocija con una sensación cercana al éxtasis. Y se confiesa confusa sin poder darle nombre a su pecado, estrujando con angustia un papel que guarda dentro del bolsillo de su hábito. Una imagen del ángel adorado que arrancó secretamente de una de las enciclopedias de la biblioteca y a la que noche tras noche aprieta contra su corazón.
Sabe que lo que siente es algo cercano a lo prohibido, al deseo de tocarlo, de acercarlo a su pecho y sentir esa piel. Por eso se cuela por los pasillos que conducen a la iglesia cada vez que encuentra un motivo para ir a rezar.
Corre agitada por las galerías y se inclina reverencialmente ante el altar. Y como siempre, una y otra vez, se promete no volver a elevar sus ojos ni su corazón ante la inocente imagen -que con una sonrisa- la invita a romper constantemente su promesa cuando esa mirada fija se clava en sus pupilas y en su alma desolada, sintiendo como su pecho se llena de calor, sus mejillas arreboladas arden de gozo y de vergüenza y sus uñas se clavan en la palma de sus manos haciéndola sentir un doloroso placer.
-“Perdona nuestros pecados, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores-“
-“Líbrame señor de todo mal, de toda tentación, por mi culpa, por mi culpa”-
–“Ave María Purísima…”- (No me mires, no quiero mirarte… Mírame por favor)
En la soledad de su cama, el temblor de su carne al mirar la figura que guarda entre sus vestiduras, la mantiene insomne hasta que por fin cae en el sopor de un sueño inquieto y febril, mientras comienza a iluminarse el cuarto al llegar el día.

II

Todas las mañanas sale del convento con paso ligero, con el pan y las galletas que las monjas preparan para repartir entre los más necesitados que acuden a la asociación vecinal.
Camina presurosa sin mirar a nadie, concentrada en su reflexión, pero no puede evitar encontrarse con el mundo real, con lo que sucede tras los muros del convento, la gente, la calle, los negocios que reclaman con brillantes escaparates para que uno se detenga a mirar. Sobre todo el que ella mira fugazmente de reojo, y que promete una especie de eternidad, un “para siempre” que queda rondando como un eco en su cabeza.
Día tras día el corazón de Verónica late más de prisa cuando pasa por la puerta y es entonces cuando la idea comienza a crecer como una ligera pompa de jabón, casi como una voz celestial que responde a sus ruegos. Ha visto la puerta por donde puede entrar sin exponerse demasiado, y comprueba también que el interior no se ve desde la calle, protegido por unas persianas decorativas. Sólo unos dibujos adornan la puerta de entrada cruzados por un cartel que invita a atreverse.
Y hoy por fin va a entrar. La respuesta a su oración febril ha llegado, y en su mente los azules ojos angélicos brillan animándola a cumplir esa especie de pacto divino. Sabe que romperá un voto sagrado, pero en su éxtasis no puede sustraerse al deseo. Finalmente avanza con seguridad y abre la puerta.
Una vez dentro del local, despliega alisando nerviosamente con los dedos, la imagen arrugada que la acompaña siempre, la pone delante de los ojos del hombre que la mira con incredulidad y saca de su bolsillo un puñado de billetes que coloca sobre la mesa. Él entonces la acompaña por el pasillo hasta un pequeño cuarto iluminado por una lámpara dirigida hacia una camilla y le pide que se acueste mientras prepara lo necesario.
Verónica se sienta en el borde y abre con lentitud y cierto temor los botones de sus enaguas, enseñando la carne inmaculada de su pecho, como el corazón coronado de espinas del Señor, como una ofrenda sagrada.
Cuando el hombre vuelve a entrar, ella está ya preparada, con los ojos clavados en el techo, entregada al vértigo anticipado. Siente los dedos del hombre hurgar su piel, y entonces cierra los ojos cuando la aguja toca su pecho y el zumbido rompe el silencio de la habitación.
–“Bendita tú eres entre todas las mujeres”-
–“Creo en la resurrección de la carne, la vida perdurable”
–“Perdona Señor mis pecados…no soy digna de recibirte”
(Mírame por favor, no dejes de mirarme).
Y cuando todo acaba, se levanta despacio, acercándose al espejo. La imagen que ve es la de una virgen iluminada. Su secreto le hiere la piel y su pecho vibra por fin.
Abotonando rápidamente su túnica, sale del recinto, con el ángel tatuado para siempre en el pliegue interno de su pecho izquierdo.
Para este Sant Jordi, el recopilatorio "Girándula en la niebla" ya disponible en Amazon

Leed en Los foreros escriben: Desbarre en el orfanato abretelibrense

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3282
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Mister_Sogad » 23 Abr 2019 14:50

Fascinante historia la tuya, autor/a! A veces me fascina la facilidad con la que podemos aceptar sin problemas la realidad de lo leído. Porque de eso va, de que esto que expones es más que posible. Me gusta la idea, sí, las escenas y el momento en que lo ideaste y luego yo lo leo. Por cierto, bien narrado también. Buen trabajo.

Suerte primaveral. :60:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3887
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Tolomew Dewhust » 23 Abr 2019 15:45

Imagen
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

lunaroja
Lector ocasional
Mensajes: 49
Registrado: 23 Mar 2018 20:47
Contactar:

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por lunaroja » 23 Abr 2019 19:43

No soy de extenderme mucho en los comentarios,porque en realidad , al no tener demasiada formación en cuanto a estructura, composición etc, me guío por lo que me llega del relato.
En concreto este me parece un texto original, de lectura cómoda, que tiene imágenes muy poéticas, especialmente con relación al fervor de la plegaria, y hago hincapié en la dualidad de la monjita (culpa-transgresión).
Me lo he pasado muy bien leyéndolo y sobre todo imaginando cada escena.
:wink: :wink: :wink:

Avatar de Usuario
raumat
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 266
Registrado: 20 Feb 2015 19:56
Ubicación: Castellón

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por raumat » 25 Abr 2019 09:38

Bonita y original historia, muy agradable de leer.
Ese ángel rubito tan mono, casi desnudo… No me extraña que le entren esos calores a la joven monjita… :boese040:
Destacar en especial el fino erotismo que se respira a lo largo de todo el relato.
Gracias al autor por compartirlo y suerte en el concurso.

Avatar de Usuario
Mario Cavara
No tengo vida social
Mensajes: 2225
Registrado: 08 Oct 2016 18:26

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Mario Cavara » 25 Abr 2019 10:52

Confieso que este relato me ha gustado mucho. La escritura es firme y bien estructurada, con un depurado estilo que se refleja en una sintaxis fluida y ambiciosa. He disfrutado leyéndolo, sobre todo la primera parte.

Me ha gustado especialmente la forma en que el autor o autora muestra la agitación de la hermana Verónica cuando contempla arrodillada la imagen del ángel y siente ese conflicto interno entre deseo y pecado. Consigue, a través de una narración acertada, componer una mezcla de misticismo y voluptuosidad que hace apreciar tanto el éxtasis como la concupiscencia, la luz dorada que emana de los ojos del ángel y el calor humano que desprende el cuerpo de la monja. Eso, insisto, me ha encantado. Esta construcción, por ejemplo, me resultó exquisita: “se promete no volver a elevar sus ojos ni su corazón ante la inocente imagen -que con una sonrisa- la invita a romper constantemente su promesa cuando esa mirada fija se clava en sus pupilas y en su alma desolada, sintiendo como su pecho se llena de calor, sus mejillas arreboladas arden de gozo y de vergüenza y sus uñas se clavan en la palma de sus manos haciéndola sentir un doloroso placer”. Eso sí, la acotación entre rayas sobra, a mi juicio. Hubiese quedado mejor de esta forma: “…la inocente imagen que, con una sonrisa, la invita a…”.

Considero, no obstante, que las oraciones que sirven de introducción a las dos partes del relato deberían ir unidas, en todo caso, mediante puntos y seguido, no puntos y aparte.

Un buen trabajo, sin duda alguna :wink:

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12714
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Berlín » 25 Abr 2019 21:09

Yo, que tengo algunos tatus aquí y allá te diré autor, autora, que cuando lo que te dibujas en la piel significa algo importante para ti, duelen muy poco, casi se gozan, porque van a caminar contigo en esta vida tan vertiginosa. Me encanta la imagen de esa monjita enamorada y luminosa frente al espejo, desabrochada de las enaguas, arrebolada. Luego, al cerrar la puerta, se irá a repartir pastelillos hechos con sus manos, y más tarde rezará mucho, rogando perdón por lo que es, seguro, un gran pecado. Pero yo estoy segura que ese Dios en el que ella cree la va a perdonar, porque el amor nunca puede ser malo.

Otra cosa ya es la cara del tatuador, que eso sí que debió ser un gran poema. Y una anécdota sabrosa y suculenta, no te quepa la menor duda.

Me ha gustado mucho esa mano que se cierra hasta clavarse las uñas. Muy buen trabajo.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1838
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por rubisco » 25 Abr 2019 22:43

Hola, autor :hola: . Hola, autora:

Una monja ve sus rezos continuamente interrumpidos por una imagen que se le aparece de cuando en cuando. La imagen, a la que compara con la de un ángel, no deja de perseguirla, hasta que finalmente decide dar cumplimiento a su necesidad de tatuárselo, momento en el que su fijación se convierte en realización personal.

Tengo que felicitarte por lo que considero un relato polifacético. El relato en sí está muy cargado de sentimientos, los cuales describes de forma muy gráfica mediante metáforas adecuadas.

Además, creo que el relato en sí pueda interpretarse como una gran metáfora, en la que podemos olvidarnos de que la protagonista sea una monja para convertirla en una mujer atormentada por sus creencias, su cultura o sus complejos.

Por algún motivo en la primera lectura me había saltado la aguja y el zumbido, y había entendido que el texto era todo una sátira en la que una monja hace uso de los servicios de un prostituto en lugar de ser un cura el que haga uso de los servicios de una prostituta, lo cual es infinitamente más real. Esa primera interpretación me parecía terriblemente atractiva, de modo que cuando descubrí lo del tatuaje se me desinfló un poco el enamoramiento.

Dentro de lo malo, señalaré una expresión que me chocó y que yo hubiera reescrito: “se confiesa confusa”. A lo mejor la escribiste así para generar confusión, y de ser así has cumplido con tu objetivo, pero me hubiera gustado ver otra expresión en su lugar.

¿Sabes? Te ha quedado un relato redondo, a mi parecer. Veremos qué puntos te doy, pero espero que sean muchos.

Gracias por compartirlo y mucha suerte :60: .
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3887
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Tolomew Dewhust » 26 Abr 2019 13:40

Otro relato muy bien escrito, :chino:.

Tiene una buena primera lectura porque no sabes por dónde va a ir la historia hasta que termina la monjita tatuándose a su amor platónico en el pecho.

Como punto menos positivo diría que después de esa primera lectura no necesita el lector ninguna más, porque la idea no tiene luego mucho más recorrido. Me ha dado este concurso por comparar relatos, y en este voy a citar al de La ciudad amurallada. Allí tenemos todo un mundo inventado con nuevas reglas de juego y una compleja estratificación social. Terminas de leerlo y aún puedes darle una segunda vuelta y una tercera al texto, o se te queda el runrún de cómo es posible que al prota le hayan convencido de que ese modelo de sociedad es bueno y conveniente...

El tuyo, muy bien narrado, repito, tiene menos correa al respecto (también sucede que yo soy rarito para los argumentos, y este se me ha quedado corto). No obstante, como es lo que querías contarnos y lo has hecho muy bien, pues enhorabuena.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10922
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Gavalia » 27 Abr 2019 21:20

Poco puedo decir ya que no te hayan dicho.
La redacción es de nota y el desarrollo de la historia cumple su objetivo. Las escenificación del conflicto de la monja con sus creencias está muy logrado.
-A mi me criaron los curas. No digo más...-
El final me ha sorprendido. Lo último que esperaba era lo del tatu, y creo que funciona, porque me ha dejado cierto sabor a transgresión que me encanta.
Por aportar algo de leña al asunto, quizá algunos párrafos, sobre todo en la primera parte, se me hicieron algo largos de sostener. Pero no te apures porque la arquitectura de tu trabajo lo sostiene todo.
Saludos y suerte.
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 15301
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Megan » 27 Abr 2019 23:35

Autor/a, qué bien escribís, me encantó tu relato.
La devoción de la chica por ese ángel que siente que la mira,
la has plasmado de forma exquisita. Por otra parte me encanta
tu originalidad al hacer que la pasión llegue hasta nuestra
modernidad de tatuarnos algo que adoramos.
Es una historia muy bonita, llena de amor y devoción.
Lograste unir todos los ingredientes y te quedó la receta
perfecta, te felicito :60:

Suerte y gracias por compartirlo :D

Avatar de Usuario
ACLIAMANTA
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 539
Registrado: 29 Oct 2014 13:01

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por ACLIAMANTA » 30 Abr 2019 00:46

Un comienzo muy bueno para un relato que desde el título prometía ser muy interesante.

La historia bien escrita, bien tejida y bien contada, con un final sorpresivo pero que, para tanto arrebato de la protagonista, le faltó poco para ser decepcionante.

Suerte para el autor!
Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Avatar de Usuario
Ginebra
Foroadicto
Mensajes: 3486
Registrado: 29 Mar 2005 19:48
Ubicación: por aquí y por allá...

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Ginebra » 30 Abr 2019 20:18

primero lo negativo: que encuentro frases muy largas en algún momento del texto, se podrían arreglar
después, que me gusta mucho la historia, la forma de narrarla, la originalidad de la idea, todo; el final me encanta :)
mucha suerte! :D
Alea iacta est. Atribuido a Julio César

Recuento 2019

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53551
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Sinkim » 02 May 2019 13:14

Me ha gustado mucho esta historia, me ha parecido muy original y con un giro final muy gracioso. No me esperaba para nada lo del tatuaje :lol: :lol:

Como curiosidad y, siempre que no hagáis llegar la foto a la Madre Superiora, os enseño como quedó el tatuaje en cuestión :boese040: :boese040: :cunao: :cunao:

Imagen
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Iliria
Foroadicto
Mensajes: 3267
Registrado: 23 Jul 2014 23:13
Ubicación: En el lado oscuro de la risa (D.D)

Re: CP XIV - El éxtasis de Verónica

Mensaje por Iliria » 03 May 2019 23:37

Sinkim, así que eras tú el tatuador... :lol:

Autor/a, enhorabuena por un relato además de original, muy bien escrito. Pocas pegas le pongo, está de 10 :hola:
El nombre de Verónica, además de ser uno de mis preferidos, puede significar "imagen verdadera", así que muy bien elegido el nombre.
Gracias y suerte :60:

Huy, Tolo, de las que me educaron a mí, esa era la menos mala. Si hubieses visto al resto del aquelar... colegio... :dragon:
"Yo no sigo a Tanis. Sólo vamos en la misma dirección" (Raistlin Majere)

Runners aquí: che-niata

Responder