Por favor, si queréis colaborar en que la pandemia se reduzca, hagamos como en Chequia o Japón: no salgamos de casa sin mascarilla, aunque sea casera. Aconsejan algodón por su respirabilidad

No te contagies, no me contagies. #mascarillasxatodos

Tutorial para hacerlas https://neurosalus.com/coronavirus/tuto ... rillas.pdf

El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

En principio incluye biografías, autoayuda, libros de viajes, arte y otros que no sean ensayos o de divulgación.

Moderador: magali

Avatar de Usuario
moranis
Foroadicto
Mensajes: 3321
Registrado: 15 Ene 2007 17:24
Ubicación: Valentia

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por moranis » 14 Nov 2011 16:33

Panfilini escribió:Confirmado. Es un desastre absoluto :cry: . De hecho, según leía me encontraba con tantos errores y tantas tonterías que comenzé a sospechar que eso no era normal, y que por malo que fuera el traductor, lo que yo estaba leyendo no era posible. Así que empezé a considerar la hipótesis, espeluznante :shock: , de que no se trataba de que la traducción estuviese mal hecha, sino que no fuese una traducción del original. Y poco a poco se abrió paso la certeza de que estaba ante una traducción del diario de Scott... en otro idioma diferente al inglés.

Primero sospeché del noruego, pero ahora pienso que es del francés. Es decir, que los traductores, en vez de traducir del original inglés, han optado por traducir de una traducicón francesa (o de otro idioma). Para llorar. No se puede ser más cutre y más chapucero.



Se impone una queja en toda regla a la editorial :icon_no_tenteras:

Gracias por las noticias, nos ahorramos muchos disgustos.
:101: Ready Player One, de Ernst Cline

Avatar de Usuario
Vlad Tepes
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 656
Registrado: 08 Feb 2011 15:51
Ubicación: Valaquia

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por Vlad Tepes » 11 Dic 2011 18:45

Esta Navidad voy a regalar a un familiar un libro, esta temática le gusta así que pensaba regalar El Terror de Dan Simmons pero he topado con este y creo que va a ser mi elección, el otro me lo reservo para la próxima ya que introduce elementos de ficción por lo poco que he podido leer.

Sin duda yo también lo leeré, ya que me gusta mucho la supervivencia.

Un saludo.
"Los libros que de verdad me gustan son esos que cuando acabas de leerlos piensas que ojalá el autor fuera muy amigo tuyo para poder llamarle por teléfono cuando quisieras"

Panfilini
Lector ocasional
Mensajes: 45
Registrado: 13 Feb 2011 23:33

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por Panfilini » 06 Sep 2012 00:12

Se han publicado recientemente:

-Amundsen-Scott: Duelo en la Antártida, de Javier Cacho. Un libro excelente y que resume a la perfección las dos expedicones.

-Carrera al límite, de Ross MacPhee. Recomendable sobre todo por las fotografías, mapas, diagramas y dibujos.

Seguiré informando.

Avatar de Usuario
moranis
Foroadicto
Mensajes: 3321
Registrado: 15 Ene 2007 17:24
Ubicación: Valentia

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por moranis » 06 Sep 2012 14:49

Muchas gracias Panfilini, parece muy interesante el de MacPhee, será como editar este hilo con la de fotos y comentarios técnicos que aportamos... :mrgreen:
:101: Ready Player One, de Ernst Cline

Panfilini
Lector ocasional
Mensajes: 45
Registrado: 13 Feb 2011 23:33

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por Panfilini » 08 Sep 2012 01:34

Actualizo sobre la cuestión de los diarios de Scott publicados por Interfolio. He descubierto que su edición de hace unos meses es en realidad una copia de una traducción (por llamarlo algo) del año 1945. El título de la obra es "La epopeya del capitán Scott. Diario de Viaje" y fue publicada en el citado año por Ediciones del Tridente, en Buenos Aires.

En vano buscaremos en el libro de Interfolio alguna referencia a que los traductores realizaron su trabajo hace más de 65 años, y no indican la lengua de la que tradujeron. Por aquellos años el inglés no estaba tan extendido como ahora, y el francés y el alemán eran lenguas muy utilizadas. Hay un libro de Shackleton (El corazón del Antártico) traducido al español desde una traducción alemana, en vez de la versión original inglesa, como sería normal.

En fin, que se han limitado a fusilar un texto chapucero e incorrectamente traducido de hace 65 años. Lo que me llama la atención es el aviso al final del libro donde prohiben la reproducción por ningún medio sin el permiso del los propietarios del copyright. ¿¿¿???

¿Quienes son los propietarios del copyright?. :boese040:

Avatar de Usuario
Alf de Melmac
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 369
Registrado: 22 Ago 2015 10:36
Ubicación: Valencia

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por Alf de Melmac » 15 Ene 2018 09:13

Acabo de leer el libro de Cherry-Garrard. Muy interesante, me fascina todo lo relacionado con la exploración de los polos, de tal forma que me ha abierto la puerta a los libros de Javier Cacho, que a pesar de que el primero ya va por la quinta edición, "Amundsen-Scott duelo en la Antártida" no había leído nada de este autor, que me está pareciendo ffascinante.

El de Cherry-Garrard está bien como he dicho, aunque quizá en ocasiones se hace un poco pesado de leer, quizá es un poco demasiado largo, sin embargo tiene pasajes fascinantes, como el viaje que realizan buscando los huevos de los pingüinos.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17126
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

El peor viaje del mundo - Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por jilguero » 01 May 2020 11:19



El peor viaje del mundo.jpg


Título: El peor viaje del mundo
Título original: The worst journey in the world (1922)
Autor: Apsley Cherry-Garrard
Año: 1999
Nº de páginas:912
Traducción: Daniel Aguirre Oteiza
Colección: Biblioteca- Grandes viajeros
Editorial: Ediciones B, S.A.

Sinopsis: Las memorias de los tres años de expedición del capitán Scott al Polo Sur narradas por Apsley Cherry-Garrard, quien sobrevivió a las extremas y duras condiciones.

La exploración polar es la forma más cruel y solitaria imaginable. El explorador británico Apsley Cherry-Garrard nos lo cuenta a través de sus vivencias en la expedición del capitán Scott al Polo Sur (1910- 1913), en la que éste y tres de sus hombres hallaron la muerte.

Esa expedición estuvo marcada por el infortunio desde el comienzo, cuando, en una etapa previa, Cherry-Garrard y otros dos hombres, al borde de la congelación y la locura, consideraron entonces la posibilidad de fenecer. El itinerario hacia el Polo, más terrible aún, se vio además ensombrecido por la noticia de que el noruego Roald Amundsen se les había adelantado por solo unas semanas. A partir de las anotaciones que dejó Scott y, sobre todo, de su propia experiencia, Cherry-Garrard reconstruye en este libro aquellos tres años de penalidades y heroísmo.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17126
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El peor viaje del mundo - Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por jilguero » 01 May 2020 11:45


Para los que tenemos espíritu aventurero, pero no el coraje necesario para correr los riesgos que ellos supone, viajar de la mano de exploradores valientes como estos es un gustazo. El libro lo escribe Apsley, que era uno de los más jóvenes, pero intercala cartas que sus compañeros mandaron a su familia o anotaciones de estos en sus diarios. De momento lo estoy disfrutando mucho.

Pongo a continuación algunas citas para que se sepa el tono en que está escrito y el tipo de descripciones que se hacen.

Por ejemplo, da gusto lo bien que hablan unos de otros, las admiración mutua que se tenían y lo bien que trabajaban en grupo:
Puedes estar segura de que la versión de los hechos del capitán Scott será moderada. Aun así, créeme si te digo que es uno de los mejores, y que en los momentos en que debía de ver las cosas realmente negras su comportamiento estuvo a la altura de nuestras mejores tradiciones.

Pasaron momentos muy malos:
Priestley escribió lo siguiente en su diario sobre la tempestad:
Me figuro que si Dante hubiera visto nuestro barco en los momentos más difíciles, se le habría ocurrido una buena idea para describir otro círculo del Infierno, aunque no habría sabido qué hacer con una pandilla de individuos tan alegre y desfachatada como la nuestra.


Pero incluso en esos momentos, su vitalismo les lleva a hacer afirmaciones como esta:
Bowers concluye su relato de modo característico:
Incluso en las peores circunstancias, la Tierra es un buen lugar para vivir.


También tuvieron momentos de bonanza en que pudieron disfrutar del apisaje:
Hemos tenido un día maravilloso. Durante la guardia de alba estaba nublado, pero el cielo se ha ido despejando poco a poco y al final se ha puesto de un azul radiante que sobre el horizonte se atenuaba y adquiría una tonalidad verde y rosa. Los bandejones también eran de color rosa y flotaban en aguas de un azul intenso, mientras que las sombras eran todas malvas.

En otra ocasión, Scott escribió:
Me he quedado en cubierta hasta medianoche. El sol acababa de esconderse tras el horizonte austral. Era un espectáculo incomparable. Al norte el cielo tenía un soberbio tono rosa y se reflejaba en las tranquilas aguas entre el hielo, que variaba entre el cobre bruñido y el rosa salmón. Los icebergs y los bancos de hielo presentaban un tono verdoso pálido con sombras de un púrpura subido, y el cielo se iba tiñendo de azafrán y verde pálido. Nos quedamos largo rato contemplando estos bellos efectos.

Como bióloga, disfruto también mucho con las descripciones que hacen del comportamiento de los animales y comprendo su disfrute mientras los observaban:
Estos pequeños habitantes del mundo antártico guardan con los niños una semejanza extraordinaria, aunque habría que decir que con los niños y con los ancianos, pues llegan con retraso a cenar, muestran una enorme petulancia, llevan fracs negros y pecheras blancas, y además adoptan una actitud muy digna. Solíamos cantarles, tal como hacían ellos con nosotros; a menudo se podía ver a «un grupo de exploradores en el castillo de popa, cantando a pleno pulmón " Lleva anillos en los dedos y campanillas en los pies, y tendrá música esté donde esté" a un grupo de admirados pingüinos de Adelia.»

También hablando de los pingüinos de Adelaida nos cuentan:
Cuando se encuentran con un págalo antártico, que es uno de sus enemigos pues se come sus huevos y crías en cuanto tiene la menor la oportunidad, se suelen juntar unos cuantos y obligan a otro a plantarle cara. Del cinturón de hielo no se arrojan al agua a menos que hayan persuadido a uno de sus compañeros de que salte en primer lugar, ya que tienen miedo a que una foca leopardo esté esperando abajo, lista para agarrarlos y jugar con ellos tal como puede jugar un gato con un ratón. [...]Cuando lograban empujar a uno al agua, todos estiraban el cuello para mirar, y si veían a su predecesor sano y salvo se lanzaban detrás de él.


Terra Nova.jpg
Terra Nova, el barco de la expedición
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17126
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por jilguero » 01 May 2020 21:43

Nos da idea de la dureza de la expedición esta descripción de las ventiscas, cuando no les quedaba otra que deternerse:
A veces las ventiscas constituyen una magnífica ocasión para descansar: tras semanas de dura marcha, levantándote cada mañana con gran esfuerzo, sintiéndote como si acabaras de acostarte, y quizá con la tensión mental que conlleva avanzar entre grietas, resulta muy placentero verse obligado a guardar cama durante dos o tres días. Puede que duermas como un tronco la mayor parte del tiempo, que sólo te despereces para las comidas o que de vez en cuando te despiertes para oír desde la suave calidez de tu saco de piel de reno el retumbar de la tienda, que se agita a merced del viento, o que visites amodorrado otras regiones del mundo mientras las ráfagas de nieve susurran junto a tu cabeza al rozar la verde tienda.
Pero fuera reina un verdadero caos...


Los ponis lo pasaban fatal, los perros en cambio se lo montaban mejor. Me ha encantado esta pareja de hermanos protegiéndose en uno al otro por turno:
A los perros en cambio no les afectaba. Aquellas tormentas, que eran bastante templadas, constituían para ellos, sencillamente, una ocasión para descansar. Acurrucados cómodamente en agujeros practicados en el suelo, dejaban que les cubriera la nieve. Bieleglas y Váida, dos hermanos que tiraban juntos, insistían siempre en compartir el mismo agujero, y para estar más abrigados se tendía uno encima del otro. A intervalos de dos horas más o menos cambiaban fraternalmente de lugar.

¡Bien por Bieleglas y Váida! :chino:

Ponis en expedición de Terra Nova.jpg
Perros.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17126
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por jilguero » 06 May 2020 22:11

Pese a la dureza:
...aquellos días en la punta de la Cabaña se contaban entre los más felices de mi vida. Teníamos lo justo para comer y no pasar frío, y nada más: ni adornos ni arreos superfluos. Hay vidas mucho más difíciles y complicadas: las necesidades de la civilización eran lujos para nosotros, y tal como descubrió Priestley en circunstancias que en comparación con la vida que llevábamos en la punta de la Cabaña dejaban mucho que desear, los lujos de la civilización satisfacen únicamente las carencias que ellos mismos crean.

Da qué pensar esa afirmación de que "los lujos de la civilización satisfacen únicamente las carencias que ellos mismos crean" :roll:.

Interesante este punto de vista del heroísmo: Scott pasará a la historia como el inglés que conquistó el polo sur y que murió de la forma más honorable que pueda imaginar. Cosechó muchos triunfos, pero no cabe duda de que el más importante de todos fue el conseguir vencer su debilidad y convertirse en un jefe fuerte al que empezamos obedeciendo y acabamos queriendo.

Quienes hablan del heroísmo de los moribundos no saben lo que dicen. Sería tan fácil morir… Bastaría con una dosis de morfina, una grieta acogedora y un plácido sueño. El problema es seguir adelante.


Tremenda la dureza de las condiciones: ...nos habíamos armado de valor dentro de la tienda, donde se estaba relativamente abrigado. Una vez fuera, alcé la cabeza para mirar alrededor, pero entonces descubrí que no podía bajarla. Llevaba allí unos quince segundos, y la ropa se me había quedado rígida, por lo que me pasé unas cuatro horas arrastrando el trineo con la cabeza levantada. A partir de entonces tuvimos cuidado de agacharnos para ponernos en posición de arrastre antes de que se nos helara la ropa.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17126
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El peor viaje del mundo -Apsley Cherry-Garrard

Mensaje por jilguero » 22 May 2020 19:49

Me ha resultado curioso leer esto. Nunca me había planteado que allí se pasa mucho frío pero hay menos riesgo de enfermar de ciertas cosas:
En la Antártida no hay gérmenes, si se exceptúan unos pocos especímenes aislados que casi a ciencia cierta traen de la civilización las corrientes altas de aire. Uno puede dormir toda la noche con la ropa y el saco de dormir mojados y arrastrar el trineo durante todo el día cubierto por una coraza de hielo sin pillar resfriados ni sufrir ningún dolor. Lo que sí se pueden contraer son enfermedades carenciales, como el escorbuto, ya que en el interior de esta región no existen las vitaminas. También se puede ser víctima de intoxicaciones si se deja descongelada la comida durante mucho tiempo o si no se tapan las provisiones del depósito con suficiente nieve, pues el sol acabará dañándolas, por mucho que la temperatura ambiente esté por debajo del punto de congelación. De todos modos, no es fácil enfermar.

Aunque ya sabía el final desde antes de empezar la travesía, que penita llegar a este momento:
Aquella escena nunca se me borrará de la memoria. Íbamos con los perros, y vimos que Wright se apartaba del camino él solo y que el grupo de muías viraba hacia la derecha delante de nosotros. Wright había visto algo parecido a un mojón y una cosa negra a su lado. La ligera sensación de asombro que teníamos se trocó paulatinamente en un sentimiento de auténtica inquietud. Nos aproximamos a ellos completamente desconcertados. Wright se nos acercó. «Es la tienda.» No sé cómo lo adivinó. No era más que un páramo de nieve: a nuestra derecha estaban los restos de uno de los mojones del año anterior, reducido a un simple montón; en medio de la nieve asomaba un metro de una solitaria caña de bambú y a continuación había otro montículo de nieve, quizás un poco más puntiagudo. No llegamos hasta él. Creo que no nos hacíamos cargo de la situación, pero alguien extendió enseguida la mano para quitar algo que sobresalía en la nieve. Era la ventanilla verde de ventilación de la tienda; entonces supimos que debajo estaba la puerta.

Dos de nosotros nos metimos por la entrada de la parte exterior de la tienda y avanzamos por entre las cañas sobre las que se extendía la cubierta interior. Entre las dos cubiertas había algo de nieve, aunque no mucha, pero debido a los ventisqueros no llegaba nada de luz adentro y no podíamos ver nada. No cabía otro remedio que quitar la nieve de fuera. Pronto vimos las siluetas. Había tres hombres.
Bowers y Wilson estaban como dormidos en sus sacos. Scott se apartó las solapas del suyo en el último momento. Tenía la mano izquierda extendida sobre Wilson, su amigo de toda la vida. Debajo de la parte superior de su saco, entre éste y la tela del suelo, se encontraba la carpeta verde en que llevaba su diario. Dentro estaban sus cuadernos marrones; sobre la tela del suelo había unas cartas.
Todo se encontraba en su sitio. La tienda estaba tan bien montada como siempre, con la puerta orientada hacia los sastrugi, la cubierta bien extendida sobre las cañas, y la tienda propiamente dicha tirante, limpia y ordenada.


Los cinco.jpg
Los cinco que se dejaron la piel y la vida por llegar al Polo Sur


¡Increíble el aplomo que tuvieron y cómo reinó el compañerismo hasta el final!

Me ha costado decirle adiós después de tantas jornadas en su compañía. :60:
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder