Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Sue_Storm, Giada

Avatar de Usuario
fresa_charly
Vivo aquí
Mensajes: 11333
Registrado: 14 Ago 2007 19:44
Ubicación: Sentada ante el ordenador

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por fresa_charly » 05 Jul 2012 20:49

Me ha gustado mucho Maleficio, especialmente por la aparente contradicción que se da en el
aumento de autoestima y el nuevo valor a partir de lo que es un hecho negativo: ser considerada bruja... Pero es que las brujas, durante mucho tiempo, fueron las únicas mujeres libres... ¿o era que a las mujeres libres se las consideraba brujas? :twisted: Imagen


Supongo que este es uno de los cuentos que reescribió con el tiempo, pues siendo de los primeros se ve más maduro, más complejo...

Sue_Storm escribió:También me parece que es mucho más que "una evocación realista de las costumbres italianas". A ver qué os parece a vosotras...


Vaya, no recuerdo haber leído la frase entrecomillada (¿es del prólogo y ya no me acuerdo? 8) ), pero sí es mucho más que eso ¿no? Salvo que con "costumbres italianas" se refiera a las diferencias de clase, a la superstición, a las relaciones de pareja como forma de "supervivencia social" para las mujeres (la que no tiene un hombre al lado, aunque no sea un marido legal, es invisible, no es nada...), a la superioridad que da la belleza sobre la fealdad... Cómo me alegra que Algenare
se haga consciente de su nuevo poder, de que ya no va a ser ninguneada por su supuesta amiga, que ya no va a tener que hacer favores a las vecinas casadas y con hijos... que ahora ya es alguien... y mejor sola que mal acompañada ¿no?


Es al mismo tiempo una visión positiva del poder de las mujeres (su solidaridad, su ayuda mútua cuando alguna lo necesita) y de su cara más negativa (la humillación de la soltera, de la fea...) que da una dimensión más profunda y humana a los personajes; y lo que no me gustó de La primera noche (la poca relevancia de la mujer) aquí queda compensado con creces :wink:

De Fuegos por ahora sólo he leído el prólogo y los aforismos iniciales. Creo que nos ayudará a entender los cuentos de una forma diferente el saber que son fruto
de un desamor


Magnífica frase: El alcohol desembriaga. Después de beber unos sorbitos de coñac, ya no pienso en ti :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap:
Únete a nuestro Miniclub bimestral sobre FEMINISMO

Mi blog: Un país, un libro Voy a leer un libro de cada país del mundo

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 10713
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por Sue_Storm » 05 Jul 2012 23:13

Huy, sí, vaya fraseeeeee :mrgreen: A ver si me pongo pronto con el primero de Fuegos, el de Fedra.
Imagen

Avatar de Usuario
fresa_charly
Vivo aquí
Mensajes: 11333
Registrado: 14 Ago 2007 19:44
Ubicación: Sentada ante el ordenador

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por fresa_charly » 11 Jul 2012 20:33

Fedra

Lo he leido dos veces y reconozco que no me entero mucho de qué va :? Sólo percibo dolor y rabia, y quizá se trate de eso... Teniendo en cuenta la introducción de los cuentos
el amor perdido
imagino que Fedra transmite los sentimientos en una situación así... pero supongo que tendré que leerlo de nuevo :cunao:

Melione, ¿has conseguido el libro? :60:
Únete a nuestro Miniclub bimestral sobre FEMINISMO

Mi blog: Un país, un libro Voy a leer un libro de cada país del mundo

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 10713
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por Sue_Storm » 14 Jul 2012 17:00

Leído Fedra, que me parecido un poema en prosa más que un relato. Como del mito de Fedra sólo recordaba que se trataba de una mujer casada y enamorada de su hijastro, he buscado algo de información sobre la obra de Racine -que según el prólogo es la inspiración directa de Yourcenar, más que el mito griego en sí- y ahí sí que he encontrado la fuente de muchas referencias del relato. Entre ellas, el personaje de Aricia, que resulta que es la novia de Hipólito, a la que no tenía el gusto de conocer :-D

Pero vaya, creo que Yourcenar aquí simplemente recorre la historia de Fedra, sin aportar nada nuevo. Lo que más me ha gustado ha sido esta imagen, que mezcla el laberinto del Minotauro y la laguna Estigia con los pasillos del metro:

"Empujada por la cohorte de sus antepasados, se desliza por aquellos pasillos de metro, llenos de un olor animal, donde remos y vagones se hunden en el agua espesa de la laguna Estigia, donde los raíles relucientes sólo proponen el suicidio o la partida."
Imagen

Avatar de Usuario
fresa_charly
Vivo aquí
Mensajes: 11333
Registrado: 14 Ago 2007 19:44
Ubicación: Sentada ante el ordenador

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por fresa_charly » 26 Jul 2012 11:00

Aquiles o la mentira
Patroclo o el destino
Antígona o la elección


Los comento juntos porque la valoración es muy semejante... No los entiendo, me desasosiegan, me inquietan; transmiten dolor y hasta crueldad
las imágenes de la guerra en el cuento de Patroclo son terribles
pero no les veo el sentido :?

Me parecen más un juego estilístico que una intención de contar una historia; no sé, quizá no esté preparada para estos cuentos ahora...

En cambio las frases finales que acompañan a cada cuento, las breves reflexiones sobre el amor y la pasión me parecen sublimes; lo mejor de los cuentos... sin ser realmente del cuento :roll: Aunque son desgarradores, terribles... qué dolor debió sentir Yourcenar en su desengaño amoroso, para escribir cosas como estas:

Lo único horrible es no servir para nada. Haz de mi lo que quieras, incluso una pantalla, incluso un metal buen conductor

Soporto tus defectos; uno se resigna a los defectos de Dios. Soporto tu ausencia; Uno se resigna a la ausencia de Dios

Necesitábamos el amor para que nos enseñara el Dolor
Únete a nuestro Miniclub bimestral sobre FEMINISMO

Mi blog: Un país, un libro Voy a leer un libro de cada país del mundo

Melinoe
Foroadicto
Mensajes: 4063
Registrado: 24 Abr 2011 03:51

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por Melinoe » 26 Jul 2012 18:22

Sí, fresa, lo conseguí. :)

También me gustan los aforismos. No tienen desperdicio.

Hace una semana leí Fedra y Aquiles, pero no siento que sea algo que quiero leer ahorita, así que no he vuelto al libro, ya le llegará su momento. También estaba leyendo un libro de poemas y nada, no pude seguir.
Voy a esperar a que pasen al siguiente. Supongo que será Como el agua que fluye o Cuentos orientales (el que me recomendaron).

Estaré pendiente.

:hola:

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14845
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por jilguero » 18 May 2019 15:31

Voy a releer Como el agua que fluye y entiendo que este hilo de los cuentos completos de la autora debe ser el lugar adecuado para comentar Ana Soror, Un hombre oscuro y Una hermosa mañana. Me pongo a ello.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14845
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por jilguero » 18 May 2019 21:36

Ana, Soror...

Pues ¡qué gustazo de relectura! Guardaba muy buen recuerdo y, en el arranque, pensé que tampoco era para tanto. Pero para mi gusto la historia va a más y, al final, estaba totalmente imbuida en la historia y disfrutándola de nuevo como la primera vez.

Con ambientación histórica en el Nápoles de la segunda mitad del siglo XVI, que a la sazón formaba parte de la monarquía española, los protagonistas son los hijos del gobernador, Don Álvaro de la Cerna y de su esposa, doña Valentina: Ana y Miguel. Los dos hermanos crecen estrechamente unidos y escuchando las lecturas que su madre le hacía de los autores clásicos y también de nuestros místicos. La madre muere pronto y eso los deja más solos y más necesitados el uno del otro. Llegada la pubertad, su sensualidad se despierta y se sienten atraídos. Primero no son muy conscientes y luego, cuando ya lo son, luchan contra este sentimiento. El tabú del incesto es en torno al cual teje esta historia Marguerite Yourcenar, de modo parecido a como lo hace en torno a la homosexualidad en Alexis. Un relato no excesivamente largo pero que da tiempo a conocer bien a Ana de la Cerna y a acompañarla durante toda su vida.

Me asombra que con 22 años, al menos eso he leído, Marguerite Yourcenar fuese ya capaz de urdir esta historia y estos personajes.
Dejo algunos fragmentos que me han gustado y que son representativos de la prosa y de la sensibilidad con la que está escrito este texto:

Le leyó a los místicos: Luis de León, el hermano Juan de la Cruz, la piadosa madre Teresa. Pero aquellos suspiros mezclados con sollozos los dejaban agotados. El vocabulario ardiente y vago del amor de Dios conmovía más a Ana que el de los poetas del amor terrestre, aunque en el fondo era casi idéntico. Las efusiones emanadas, no hacía mucho, de los santos personajes a quienes ella no conocería nunca, por hallarse encerrados tras los muros de sus conventos, allá en España, se convertían en un mosto que la embriagaba. Con la cabeza un poco echada hacia atrás y los labios entreabiertos le recordaba a Miguel el muelle abandono de las santas en éxtasis, que los pintores representaban casi voluptuosamente penetradas por Dios. Ana sentía la mirada de su hermano sobre ella; confusa, sin saber por qué, se incorporaba en su asiento; la entrada de una sirvienta los hacía cambiar de color como si fueran cómplices.
[...]
La oyó huir y perderse en la lejanía con el ruido mate, ligero y precipitado de sus pies descalzos.
[...]
…se ensimismaba pensando en los castigos eternos infligidos a las criaturas de carne, en pago a los breves estremecimientos de un placer que no procura la felicidad. A su hijo, al que no había amado mucho en vida, lo sentía ahora más cerca, unido a él por un parentesco más íntimo y misterioso: el que establecen entre los hombres, a través de la lúgubre diversidad de las culpas, las mismas angustias, las mismas luchas, los mismos remordimientos, el mismo polvo.
[...]
Su cabeza se debilitaba; en ocasiones caía en unas ausencias misteriosas, que lo llevaban desde las fronteras del país ardiente, pero sin color ni forma, en donde, de todas nuestras acciones, sólo sobreviven los remordimientos.
[...]
Resignada a soportar a un marido al que, por lo menos, no amaba, se alegraba de que su rostro, sus manos y sus pechos hubieran adelgazado y fuesen diferentes de aquellos que unas manos, ya convertidas en polvo, habían acariciado.
[...]
…cada uno de ellos leía de forma distinta ese libro de la creación, que puede descifrarse en dos sentidos, y en ambos sentidos poseen un mismo valor, pues nadie ha averiguado aún si todo vive para morir, o si sólo muere para vivir de nuevo.
[...]
Con los años, la soledad, el cansancio y una especie de estupor cayeron sobre ella. No tenía el consuelo de las lágrimas: se consumía en aquella sequedad como en el interior de un árido desierto. En ciertos momentos, algunos delicados retazos del pasado se insertaban inexplicablemente en el presente, sin que se supiera de dónde provenían: un ademán de doña Valentina, el enredarse de una parra en torno a la polea de un pozo viejo en el patio de Acropoli, un guante de don Miguel encima de una mesa, con el calor de su mano todavía... En aquellos momentos parecía como si corriese una brisa tibia: se sentía casi desfallecer.
[...]
Había vuelto a leer a los místicos: Luis de León, el hermano Juan de la Cruz, la santa madre Teresa, los mismos que antaño le leía, al sol de la tarde napolitana, un joven caballero todo vestido de negro. El libro permanecía abierto al alcance de su mirada, en la ventana; Ana, sentada al pálido sol de otoño, posaba de cuando en cuando, en alguna de sus líneas, sus ojos cansados. No trataba de seguir el sentido, pero aquellas hermosas frases ardientes formaban parte de la música amorosa y fúnebre que había acompañado su vida. Imágenes de otros tiempos resplandecían de nuevo en su juventud inmóvil, como si doña Ana, en su insensible descenso, hubiera empezado a alcanzar el lugar en donde todo se reúne. Doña Valentina no andaba lejos; don Miguel resplandecía con el fulgor de sus veinte años; estaba muy cerca. Una Ana de veinte años ardía y vivía también, inalterable, en el interior de su cuerpo de mujer ajada y envejecida. El tiempo había destruido sus barreras y roto sus rejas. Cinco días y cinco noches de una violenta dicha llenaban con sus ecos y sus reflejos todos los recovecos de la eternidad.

Aunque de forma casual, he concatenado dos lecturas con un trasfondo histórico casi coincidente en el tiempo y, por ende, en el peso que tenía la religión católica. Me refiero a Crónicas de un rey pasmado, de Torrente Ballester, ambientado en la España de la primera mitad del siglo XVII, y este texto de Marguerite Yourcenar, ambientado en la segunda mitad del siglo XVI. Y eso me ha permitido enfrentarme a dos miradas contrapuestas de ese rigor religioso contra la sensualidad, con humor en el caso de Torrente Ballester, con absoluta seriedad en el de Yourcenar, lo cual hace que en un caso nos encontremos ante una comedia divertida de leer, y en el otro de una biografía trágica que conmueve al lector.

PD: acabo de leer un comentario de la autora y resulta que la versión que he leído de Ana, Soror[/i] está corregida por ella mucho tiempo después. Así se entiende mejor el buen nivel de su prosa. :wink:.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14845
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por jilguero » 19 May 2019 18:31

Una hermosa mañana

Pues esta vez como protagonista tenemos a una chaval de doce años, Lazare, que vive con su abuela en Ámsterdam, y por las tardes se disfraza de lacayo para recibir a los clientes que visitaban la casa de su abuela, que entiendo era una especie de madame de un prostíbulo de cierto abolengo. Aunque su actividad favorita era cuando ayudaba en una cercana posada, donde conocía a gente muy variada.

Su abuela tuvo como inquilino a un viejo actor, con quien el chaval hizo amistad. El buen hombre le había adentrado en el gusto por el teatro y, por ese motivo, Lazare se sabía de memoria algunas obras clásicas. Hecho que le brinda la oportunidad de fugarse "una hermosa mañana" con un grupo de actores que había conocido en la fonda.

Quizás lo que más me gusta de este cuento es la complicidad/amistad que se establece entre el viejo actor y el niño; así como el hecho de que, gracias a las obras de teatro, cuando Lazare se escapa esa mañana, en cierto modo ya había vivido muchas vidas, tantas como las de los personajes de las obras que se sabía de memoria. Eso le hace ser quizás un chaval muy maduro para la edad que tiene.

Una agradable lectura, con agradables personajes, si bien la historia en su conjunto me ha sabido a poco, como si fuese solo un buen preámbulo de un texto más largo.

Edito: me salté El hombre oscuro y ahora que lo estoy leyendo he descubierto que hice mal, puesto que el nacimiento Lazare aparece en él y eso le da algo más de consistencia en conjunto a este otro texto.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14845
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por jilguero » 23 May 2019 22:16

Un hombre oscuro

De la mano de Nathanael, el protagonista, conocemos distintos ambientes y distintos modos de vida en aquel momento. Pero posiblemente lo más interesante es el cambio de punto de vista que, con gran naturalidad, experimentaremos acompañando al protagonista. Porque siendo Nathanael humilde pero ilustrado, al acompañarlo en sus peripecias vitales, a ratos veremos el mundo desde una perspectiva de suma sencillez, casi animal en el sentido de integración con la naturaleza; en otros, en cambio, lo miramos desde una perspectiva más existencialista, de la soledad en la que vive el hombre y de lo azarosa que es su vida. Y él tiene una cualidad que me lo ha hecho muy entrañable, que es su gran tolerancia, su enorme capacidad para encontrar una explicación exculpatoria al comportamiento de los demás. Lo único que me ha resultado un poco más duro es el final, que no voy a describir, pero que sí diré que al tiempo que angustioso es muy bello.

Dejo aquí algunos párrafos/frases que posiblemente sea la mejor manera de que los potenciales lectores se hagan idea de su contenido:

Todo sucedía en la vida como si, por un camino que no conduce a ninguna parte, fuera uno tropezando sucesivamente con diversos grupos de viajeros, ignorantes ellos también de su objetivo, y con los que uno se cruzara por un espacio de tiempo tan corto como un abrir y cerrar de ojos. Otros, al contrarío, nos acompañan por el camino durante más tiempo, para terminar desapareciendo sin razón alguna a la vuelta del próximo recodo, volatilizándose como si de sombras se tratara. No era fácil entender por qué esas gentes se imponían a nuestra mente, ocupaban nuestra imaginación y, en ocasiones, podían incluso devorarnos el corazón, antes de revelarse como lo que eran: unos fantasmas.

Se despertó en una estancia espaciosa, de paredes encaladas; los cristales de las ventanas eran unos inmensos cuadros grises. Ayer, hoy y mañana formaban un único y largo día enfebrecido, que contenía asimismo a la noche.

...un hombre viejo y de aspecto febril hablaba sin parar, muy de prisa, inagotable como el hilillo de agua que desborda de una fuente. Tal vez estuviera narrando toda su vida. Nadie le hacía caso.

...entre simples y sabios no existe más fosa de separación que el vocabulario.
[...]
Las pasarelas de los teoremas y los puentes levadizos de los silogismos no llevan a ninguna parte, y quizá lo único que consigan alcanzar sea la Nada. Pero es hermoso.

El magister, que sólo tenía un Virgilio, había puesto en guardia a su alumno contra las lúbricas elegías de Tibulo y Propercio, que reblandecen el alma, o contra los obscenos poemillas de Catulo y de Marcial, que encienden los sentidos.
Tras cuatro años vividos sin pensar (o al menos así lo creía), había vuelto al mundo de las palabras acostadas en los libros.

Y ese miedo a morir, cuando aún siento latir la vida con pasión hasta la punta del dedo gordo del pie... Cuando basta con una bocanada de aire fresco que entra por la ventana para henchirme de gozo, como un odre...

Había conocido alegrías que nadie parecía tener en cuenta; como el hecho de mordisquear una hierbecilla. Nunca había sido rico, ni famoso, pero tampoco deseó ser ni una cosa, ni otra. Creía asimismo no haberle hecho daño a nadie, ni siquiera a un pájaro tirándole una piedra, ni recordaba ninguna palabra cruel que supurase en la memoria de alguien.


En resumen, una lectura muy agradable y, al menos en mi caso, me ha hecho también reflexionar.

En cuanto a los tres relatos que componen Como al agua que fluye, mi favorita es Ana, Soror..., seguida de e Un hombre oscuro.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 14845
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Cuentos completos - Marguerite Yourcenar

Mensaje por jilguero » 24 May 2019 21:30

Sue_Storm escribió:
25 Jun 2012 20:59

Cuento azul me ha parecido una lectura muy agradable, por las descripciones tan vivas y sensoriales, y por la gran fuerza de algunas imágenes, pero en lo que se refiere al argumento lo encuentro claramente fallido.
Pues totalmente de acuerdo con tu opinión, Cuento azul tiene imágenes preciosas, como pequeños cuadros colgados en la pared que uno mira con gusto. Pero la historia en sí no hay por donde cogerla. Da la sensación de que se le ocurrió tejer una historia en torno a los distintos azules posibles y que le pudo más el meter la paleta de azules que el contar una historia bien hilada.

Tal vez por ser, además de un intento fallido, tan poético y, a ratos, tan mágico, me ha hecho recordar ese cuento posterior que, en mi opinión, ya no fue en absoluto fallido; me refiero a Cómo se salvó Wang-Fô.


Y en La primera vez, aunque todavía sin el nivel con que luego lo logró en otros textos, intenta mezclar la perspectiva más superficial y cotidiana de la vida, con otra más filosófica/existencial. Una pareja de recién casados viajan camino de su primera noche, y contrasta la visión (menos desarrollada) de ella, inexperta y candorosa, que va embelleciendo lo que ve con la idea romántica que ella se había hecho de esta primera vez, con la de él, más experimentado y desencantado, que busca en ese matrimonio con lo que se supone que los demás hombres se conforman.

Hablando de la amante que acaba de abandonar: Tras la pasión, vino la costumbre y, al fin, el aburrimiento: el placer de la ruptura era el único ya que podía obtener de aquella mujer.

Y es a través de él, que Yourcenar intenta profundizar un poco más. A modo de ejemplo de esto último, algunas de sus reflexiones:

...la mayor parte de los momentos de nuestra vida serían deliciosos si el futuro o el pasado no proyectaran su sombra sobre ellos, y generalmente no somos desdichados más que por recuerdo o anticipación.

Los hombres y las mujeres van y vienen, dentro de un espacio que se han creado, encuadrado en sus casas y su muebles [...] Sus espacios propios los transportan con ellos, dondequiera que vayan; y porque esa noche había gente que se complacía en remar en barcas iluminadas, el lago Leman parecía servirles de promontorio virtual a las parejas. Y, sin embargo, el lago existe; existe por sí mismo [...] comprendía, con una emoción que casi le hacía saltar las lágrimas, que la belleza de ese paisaje tan manido consiste, precisamente, en resistir a todas las interpretaciones que le confiere el acontecer pasajero, en limitarse a ser lo que es, y por más esfuerzos que se hagan para intentar alcanzarlo, permanecer inasequible.

¿Cómo era posible, haciendo tanto tiempo que los hombres piensan en ello, que no hubieran aún comprendido que la belleza es incomunicable y que ni los seres, ni tampoco las cosas, pueden llegar a penetrarse?

Sue_Storm escribió:
03 Jul 2012 17:24
Leído Maleficio. Realmente me ha enganchado: no podía soltarlo y me daba rabia tener que interrumpir la lectura, ¡quería saber qué pasaba a continuación, cómo se resolvía la historia...! Y creo que ese resultado se debe a que el dominio de la técnica narrativa es mucho mayor que en los otros dos relatos anteriores.
Y aunque sin entusiasmarme tanto como a Sue, el tercero en discordia de este libro, Maleficio es una historia mejor articulada y con un final sorprendente, que le ha hecho ganar puntos ante mis ojos. Me refiero a la transformación que experimenta Algénare.

Pero visto lo que la autora fue capaz luego de gestar, estos tres cuentos, que yo he leído agrupado en un libro titulado Cuento azul, diría que son prescindibles y mejor leer otros textos más maduros de ella, o bien reescritos con posterioridad.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder