Crónica del rey pasmado - G. Torrente Ballester

Narrativa española e hispanoamericana

Moderadores: Ashling, caramela, magali

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7181
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Crónica del rey pasmado - G. Torrente Ballester

Mensaje por Gretogarbo » 15 May 2019 12:06

jilguero escribió:
15 May 2019 12:02
El segundo que que he dicho es un clérigo muy apuesto que anda facilitándole el encuentro al rey y la reina.
Lo cual ratifica lo dicho en mi mensaje anterior: soy muy malo sospechando.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15517
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Crónica del rey pasmado - G. Torrente Ballester

Mensaje por jilguero » 15 May 2019 19:28


Terminado, que mañana me será imposible leer nada ni comentar.

Cuando lo acabes, Greto, te preguntaré un par de dudas que me han quedado. No íbamos nada mal encaminados, como en breve comprobarás, si es que no lo has comprobado ya. Pero no sé si mi adicional sospecha era certera o no. Ni tampoco me queda claro lo del caballero de la mano en el pecho. Ya lo hablaremos en algún “recuncho” apartado para no fastidiar al futuro lector.

"Parecía bastante distraído, y alguna vez se le escapaba la mirada por encima de los lejanos encinares, hacia el horizonte: unas miradas perdidas que buscaban algo. Lo que ahora veía el Rey, en sus ensueños, era la figura de una monja corriendo, cuyas faldas, en su revuelo, habían dejado entrever unos zapatos de hebilla y unas medias coloradas.". Ver de nuevo al rey así me ha hecho acordarme de esa teoría de que lo peor que nos puede ocurrir con algunos deseos es que se hagan realidad. Y es que algunos deseos/ensueño s están destinados a permanecer en nuestro horizonte, siempre anhelados pero también siempre inalcanzables; y justo por ello, siempre vivos.

En ocasiones anteriores, creo haber comentado que don Gonzalo es muy, muy bueno, creando situaciones y embelesando al lector, pero que quizás lo más flojo era el remate, como si se metiera en tales berenjenales que luego acabar con el mismo nivelazo con el que había empezado se le hiciese un pelín cuesta arriba. En este caso, sin embargo, no he tenido esa sensación, posiblemente porque es, como bien me anunció Greto, un divertimento, sencillo como historia y, por ende, chupado para don Gonzalo. Además, se ha inventado una elegante niebla para sembrar el olvido y se ha sacado de la manga un ocurrente apartado de cabos sueltos que le ha permitido rematar el asunto sin demasiadas complicaciones.

¡Pues qué bien me lo he vuelto a pasar, Greto, con la historieta del abuelo! Así que, cuando te apetezca meterle mano a otro, y tus compromisos te lo permitan, avísame que con mucho gusto el pájaro te acompañará en la aventura.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7181
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Crónica del rey pasmado - G. Torrente Ballester

Mensaje por Gretogarbo » 17 May 2019 11:50

Ayer por la mañana no dije nada porque me faltaba todavía por leer el capítulo final: Cabos sueltos y olvidos; por cierto, título muy apropiado, como bien indicas tú en tu último mensaje. Lo rematé de regreso a casa.
jilguero escribió:
15 May 2019 19:28
Cuando lo acabes,... te preguntaré un par de dudas que me han quedado. No íbamos nada mal encaminados,...
No lo íbamos, no, pero no pluralices, jilguero, porque tú levantaste la liebre muy acertadamente; yo me limité a seguirla con la vista. Así pues, el mérito es tuyo.
jilguero escribió:
15 May 2019 19:28
Ver de nuevo al rey así me ha hecho acordarme de esa teoría de que lo peor que nos puede ocurrir con algunos deseos es que se hagan realidad. Y es que algunos deseos/ensueños están destinados a permanecer en nuestro horizonte, siempre anhelados pero también siempre inalcanzables; y justo por ello, siempre vivos.
Disiento. Todos los deseos deberían tener un atisbo de poder realizarse en algún momento. Imaginarlos alcanzables sí es la forma de mantenerlos vivos hasta el final, sea cual sea este final. Y aquí viene muy bien una sentencia de Victor Hugo (la recuerdo porque se citaba ayer en HA!): la melancolía es la felicidad de estar triste.
jilguero escribió:
15 May 2019 19:28
... creo haber comentado que don Gonzalo es muy, muy bueno, creando situaciones y embelesando al lector, pero que quizás lo más flojo era el remate, como si se metiera en tales berenjenales que luego acabar con el mismo nivelazo con el que había empezado se le hiciese un pelín cuesta arriba.
Los que escribís sabéis que eso es siempre lo más difícil. A mí, como mero lector, así me lo parece.
jilguero escribió:
15 May 2019 19:28
Además, se ha inventado una elegante niebla para sembrar el olvido y se ha sacado de la manga un ocurrente apartado de cabos sueltos que le ha permitido rematar el asunto sin demasiadas complicaciones.
La relación de los gallegos con la humedad atmosférica, en cualquiera de sus variantes, es como la de la uña y la carne que la sostiene: íntima y necesaria. Recuerda que Torrente ya recurrió a la niebla cuando Castroforte del Baralla levitaba en La saga/fuga de J.B.

Un inciso. ¿Te has dado cuenta que el autor no le pone nombre al Rey (Felipe IV), a la Reina (Isabel de Borbón), al Valido (Conde-duque de Olivares) y al Gran Inquisidor (Andrés Pacheco), citándolos únicamente por su condición? ¿Por qué será?
jilguero escribió:
15 May 2019 19:28
¡Pues qué bien me lo he vuelto a pasar, Greto, con la historieta del abuelo! Así que, cuando te apetezca meterle mano a otro, y tus compromisos te lo permitan, avísame que con mucho gusto el pájaro te acompañará en la aventura.
Celebro que te haya divertido, jilguero. Mis compromisos no suelen pasar de la lectura que me ocupa, y en muy contadas ocasiones, de la siguiente, así que avísame tú y cuenta conmigo para cuando quieras seguir leyendo la obra de este ferrolano genial.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15517
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Crónica del rey pasmado - G. Torrente Ballester

Mensaje por jilguero » 17 May 2019 16:57

Gretogarbo escribió:
17 May 2019 11:50
Disiento. Todos los deseos deberían tener un atisbo de poder realizarse en algún momento. Imaginarlos alcanzables sí es la forma de mantenerlos vivos hasta el final, sea cual sea este final. Y aquí viene muy bien una sentencia de Victor Hugo (la recuerdo porque se citaba ayer en HA!): la melancolía es la felicidad de estar triste.
Empezando por el final, diría que la melancolía es la tristeza por haber sido feliz. Y es por ello una tristeza bella, pero no diría que sea en sí misma una felicidad. Como me gusta el cuadro de Degas, cuelgo aquí a la señorita que está también ensimismada, como el rey pasmado, solo que en este caso no sabemos pensando en qué.
Melancolía.jpg
Quizás no me he expresado bien y he generalizado mucho. Me refiero a que una ilusión o un sueño se mantiene vivo mientras lo creemos alcanzable porque lo suponemos real, pero cuando se realizan nos damos cuenta de que las cosas no son como pensábamos y el sueño muere o se marchita un poco.
Gretogarbo escribió:
17 May 2019 11:50
¿Te has dado cuenta que el autor no le pone nombre al Rey (Felipe IV), a la Reina (Isabel de Borbón), al Valido (Conde-duque de Olivares) y al Gran Inquisidor (Andrés Pacheco), citándolos únicamente por su condición? ¿Por qué será?
Sí, me he dado cuenta, y he pensado que tal vez lo haría por dos motivos: Uno) hacerlo más universal y que el lector no se sienta, como pasa con Victor Hugo, ignorante y con necesidad de consultar: tal como él lo hace, da igual que sea todo inventado o tenga un trasfondo histórico, pues el texto es en sí mismo un divertimento completo; dos) porque eso le daba a él más libertad para bordear la realidad a su gusto y que no viniese luego ningún crítico diciéndole que no había sido riguroso con esto o aquello.

Respecto a mis dudas, casi que te las comento en el recuncho luego para no fastidiar a nadie. Y lo de leer otro de don Gonzalo, pues dentro de un par de semanas (arranque de junio) con gusto lo haría. Mi comentario es porque me consta que tenías en cola ya una lectura compartida tras esta novela, pero no recuerdo cuál era ni si os llevará mucho o poco leerla.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7181
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Crónica del rey pasmado - G. Torrente Ballester

Mensaje por Gretogarbo » 17 May 2019 17:15

jilguero escribió:
17 May 2019 16:57
Me refiero a que una ilusión o un sueño se mantiene vivo mientras lo creemos alcanzable porque lo suponemos real,...
En esto coincidimos, no en vano es lo que dije yo.
jilguero escribió:
17 May 2019 16:57
... lo de leer otro de don Gonzalo, pues dentro de un par de semanas (arranque de junio) con gusto lo haría. Mi comentario es porque me consta que tenías en cola ya una lectura compartida tras esta novela, pero no recuerdo cuál era ni si os llevará mucho o poco leerla.
Pues no se diga más. En cuanto termine aquí, volvemos a vernos. Tendré que ir como el romero.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Responder