La cocina en un fragmento literario

Moderador: julia

Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 10188
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: Recetas en libros que no son de cocina

Mensaje por magali »

Tomates rellenos en Noticias de la noche - Petros Márkaris (Jaritos 1)

Aunque en el libro solo mencionan los tomates rellenos, en realidad la Gemista se puede hacer con varios productos.


Enlace



Enlace



Enlace
Avatar de Usuario
Ashling
Vivo aquí
Mensajes: 27931
Registrado: 01 Sep 2007 20:06
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por Ashling »

Luego Arthur sugirió que fuéramos a Chez Hélène a tomar budín de pan; fuimos y comimos dos cada uno. Al marcharnos, el dueño de Chez Hélène nos dio la receta, y voy a incluirla porque es el mejor budín de pan que he probado jamás. Sabe como a harina de maíz acaramelada. Se baten 2 tazas de azúcar con 2 barritas de mantequilla. Se añaden luego 2 1/2 tazas de leche, una lata de unos 350 gramos de leche evaporada, 2 cucharadas soperas de nuez moscada, 2 cucharadas soperas de vainilla, una hogaza de pan húmedo cortado en trozos (vale cualquier clase de pan; cuanto peor sea, mejor) y 1 taza de pasas. Se bate todo bien. Se pone en una cacerola bien untada y se pone al horno a 350º durante dos horas, empezando a remover al cabo de la primera hora. Se sirve caliente con crema inglesa.


Se acabó el pastel, de Nora Ephron

Imagen
Avatar de Usuario
Ashling
Vivo aquí
Mensajes: 27931
Registrado: 01 Sep 2007 20:06
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por Ashling »

Pudín de pan con mantequilla de Ruthie

5 huevos grandes
4 yemas de huevo
220 gr. de azúcar
1 gr. de sal
1 litro de leche entera
250 gr. de nata espesa, y otro tanto para servir
4,5 gr de extracto de vainilla
12 rebanadas de brioche de 1,25 cm. de grosor, sin corteza, untadas por un lado con una generosa capa de mantequilla.
70 gr. de azúcar de repostería.

Precalentar el horno a 190ºC. Untar con mantequilla una fuente de horno de dos litros.
Batir despacio los huevos, las yemas, el azúcar granulado y la sal, hasta que esté todo bien mezclado.
Calentar la leche y la nata en una cazuela a fuego fuerte sin que llegue a hervir. Retirar del fuego cuando borbotee o chisporrotee al inclinar la cazuela, y añadir el extracto de vainilla. Añadir a la mezcla y remover con cuidado, sin batir, hasta que se mezcle con el huevo.
Colocar en la fuente de horno las rebanadas de pan superpuestas, con la parte untada de mantequilla hacia arriba, y cubrirlas con la mezcla de huevo. Poner la fuente al baño maría. Meter al horno unos 45 minutos, o hasta que el pan cobre un tono entre dorado y tostado y al pincharlo con un cuchillo, este salga limpio. El pan tiene que estar dorado y el pudin inflado. Se puede hacer con unas horas de antelación. No hay que meterlo en el frigorífico.
Antes de servir, rociar con azúcar de repostería y gratinar. Quédense cerca del horno: estará listo en cosa de un minuto. También se puede tostar el azúcar con uno de esos cacharros para hacer crème brûlée.

Servir con una fuente de nata espesa.


No me acuerdo de nada, de Nora Ephron

Imagen
Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 10188
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por magali »

¡Qué bien que te hayas acordado de este hilo, @Ashling !

Tengo entendido que Nora Ephron cocinaba muy bien. Lo mencionan en el documental y se sobrentiende en su libro.
Avatar de Usuario
Ashling
Vivo aquí
Mensajes: 27931
Registrado: 01 Sep 2007 20:06
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por Ashling »

Sii, me hice una pestañita en el lector, para cuando terminara el libro colgar aquí la receta. En la imagen que he puesto no parece muy apetecible, pero me encanta el brioche, quizá algún día me anime y lo haga. :D


¿A qué documental te refieres?
Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 10188
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por magali »

El documental es Todo es una copia que realizó el hijo de Nora: viewtopic.php?f=31&t=61734
Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 48401
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por julia »

Parece una versión de pudín de pan. Tiene que estar muy rico.

A ver si crece este hilo.
¡¡Qué la suerte nos acompañe!!. ¡Ya tenemos nuestra lotería de navidad!
Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 48401
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literari

Mensaje por julia »

Esos Duelos y Quebrantos de El Quijote, receta típica manchega.

“En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos.”


Ingredientes

2 huevos
Chorizo o chistorra
Tocino de cerdo o panceta
Preparación

Se corta muy pequeña la chistorra y el tocino de cerdo. A continuación lo ponemos fríe a fuego bajo para que se haga poco a poco y se vaya deshaciendo soltando toda la grasa. Una vez están hechas la chistorra y el tocino retiramos parte de la grasa sobrante, haciendo que queden en la sartén más o menos 3-4 cucharadas, y agregamos dos huevos batidos con una pizca de sal y empezamos a mover sin parar, para que haga revuelto como más nos guste.
¡¡Qué la suerte nos acompañe!!. ¡Ya tenemos nuestra lotería de navidad!
Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 48401
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por julia »

Ese Salpicón :lol:
Ingredientes (para 2-3 personas):
1-2 cebolletas
1-2 ajos
Un tomate (opcional)
500 gramos de morcillo del cocido
150 gramos de punta de jamón del cocido
50 gramos de tocino del cocido
Perejil
Pimienta negra molida
Pimentón
Aceite de oliva
Sal
Un chorrito de vinagre (opcional)

Elaboración:
Pon un chorro de aceite a calentar, mientras cortas la cebolleta en rodajas y pelas los ajos. Añade a la sartén y sofríe a fuego medio-bajo. En algunas versiones, aquí añaden un tomate maduro rallado o picado fino.


Mientras se pocha, desmenuza la carne de morcillo y pica muy fino el jamón (o chorizo, como yo en este caso) y el tocino.

Añade a la sartén y rehoga. Adereza con un poco de perejil, pimienta negra molida, pimentón y ajusta el punto de sal. Como la carne está previamente cocinada, sólo necesitamos que se caliente. Cuando esté listo, sirve.


Puedes servirlo caliente o templado casi frío con un chorrito de vinagre, a modo de ensalada.
(Receta de La cocina de Rebeca)
¡¡Qué la suerte nos acompañe!!. ¡Ya tenemos nuestra lotería de navidad!
Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 48401
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por julia »

Los palominos eran una comida de domingo tradicional en la época. Hay muchas recetas, eran tradicional guisarlas al vino o en empanada, que me imagino similar a la pastela marroquí. Muchos hidalgos tenían palomares para criar para esos lujos de domingo.

Las lentejas, ojo cuidado, que se comían los viernes, día de abstinencia de carne, así que se estofaban con verduras.
¡¡Qué la suerte nos acompañe!!. ¡Ya tenemos nuestra lotería de navidad!
Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 11820
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por Sue_Storm »

Imagen

«El príncipe tenía demasiada experiencia como para ofrecer a los huéspedes sicilianos en un pueblo del interior una comida que comenzase con un «potaje», e infringió tanto más fácilmente las reglas de la alta cocina en cuanto esto correspondía a sus propios gustos. Pero la información sobre la bárbara costumbre extranjera de servir un caldo como primer plato había llegado con tal fuerza insistencia a los señores de Donnafugata como para que un temor residual no palpitase al comienzo de cada uno de estos solemnes banquetes.

Por eso, cuando tres sirvientes en verde, dorado y rosa llegaron con una enorme placa de plata que contenía un timbal de macarrones, sólo cuatro de cada veinte personas se abstuvieron de expresar una feliz sorpresa: el príncipe y la princesa porque lo esperaban, Angélica por la afectación y Concetta por falta de apetito.
Todos los demás (incluido Tancredi, huelga decirlo) expresaron su alivio de diferentes maneras, desde los silbidos aflautados de éxtasis del escribano, hasta el chillido agudo de Francesco Paolo. La mirada circular amenazadora del dueño de casa cortó de cuajo, por lo demás, todas estas manifestaciones indecentes.

El aspecto de esos pasteles monumentales era bien digno de evocar temblores de admiración. El oro bruñido de la cobertura, la fragancia de azúcar y de canela que emanaba de él, no era más que el preludio de la sensación de deleite que exhalaba el interior cuando el cuchillo rasgaba la corteza: irrumpía al principio un humo cargado de aromas y se entreveían luego los higadillos de pollo, los huevos duros, los filetes de jamón, de pollo y de trufas en la masa untuosa, calentísima de los macarrones cortos, a la que el extracto de carne confería un precioso color gamuza
».
Giuseppe Tommasi di Lampedusa, El gatopardo


Imagen

RECETA: EL TIMBALLO DI MACCHERONI de El gatopardo

Ingredientes para 6 personas.

400 ml de salsa de carne (extracto también está bien)
1/2 pollo hervido
100 g de champiñones frescos o congelados
100 g de higadillos de pollo
200 g de jamón cocido cortado en tiras
120 g de guisantes pequeños hervidos
Manteca de cerdo
500 g de macarrones
Queso rallado
3 huevos hervidos en rodajas
Sal y pimienta
1 trufa negra

Para la pasta frolla:
400 g de harina
200 g de azúcar
200 g de mantequilla a temperatura ambiente
Una pizca de sal y canela
4 yemas de huevo

Para la crema pastelera:
3 cucharadas de azúcar
3 yemas de huevo
2 cucharadas de harina
Una pizca de sal y canela
1/2 litro de leche

PROCEDIMIENTO
Primero, preparar la masa de la pasta frolla mezclando rápidamente todos los ingredientes con las manos para obtener una mezcla homogénea. Dejar reposar durante una hora cubierta con un paño en la nevera.

Luego preparar la crema pastelera y cubrirla con envoltura plástica hasta que esté lista para usar.

Preparar albóndigas, del tamaño de una avellana, con 200 g de carne picada de pollo picada mezclada con 1 huevo, 100 g de jamón cocido, 2 cucharadas de queso rallado, perejil picado y una pizca de sal. Freírlas en abundante aceite y reservarlas.

Saltear el pollo y el jamón restantes, cortados en tiras, en un poco de manteca; agregar los higadillos de pollo, los champiñones, las albóndigas, los guisantes, y darles unas vueltas. Luego pasar el contenido de la sartén a una cazuela, con unas cucharadas de jugo de carne, y cocinar por unos minutos para que los sabores se mezclen bien.

Mientras tanto, hervir los macarrones muy al dente, escurrir y condimentar con la salsa de carne, un poco de manteca, mucho queso rallado, y dejarlos enfriar. Engrasar un molde para tarta de 30 cm de diámetro y cubrir el fondo y los bordes con un tercio de la pasta frolla, aproximadamente 1/2 cm. Es importante que la masa sobresalga un poco de los bordes para que el timbal se pueda cerrar fácilmente con el otro disco de pasta.

Disponer en el fondo la mitad de los macarrones, extender los huevos sobre la mezcla de carne, espolvorear con el queso rallado y la trufa en láminas, luego cubrir con el resto de los macarrones dando una forma ligeramente abombada sobre la cual se vertirá la crema esparciéndola de modo que impregne bien. Cubrir el timbal con la masa restante, presionando bien los bordes para que se adhieran a la capa inferior. Pincelar la superficie con huevo batido y cocinar durante unos 45 minutos en el horno a 180 grados C.
Antes de desmoldar, dejar reposar 5 minutos.
Servir inmediatamente.

(Receta de https://www.identitagolose.it/sito/it/1 ... pardo.html )
Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 48401
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por julia »

¡Que bomba! :lol: :lol:
¡¡Qué la suerte nos acompañe!!. ¡Ya tenemos nuestra lotería de navidad!
Avatar de Usuario
Black Arrow
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 518
Registrado: 25 Dic 2007 19:04

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por Black Arrow »

Te adelantaste con Don Quijote pero ya caerá algo más de Cervantes si puedo.

Pregunta: ¿Puedo citar la obra o también tengo que poner el link con la receta?

Algunos libros hablan del desayuno o del almuerzo pero no dan tantos detalles sobre qué comían. Poseo uno que habla de las comilonas de la época colonial en Perú. Tendré que revisarlo.
En cambio hay otro que es como de viajes con curioso recetario.
Leerlo abre el apetito.

Ustedes dirán.
Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 48401
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La cocina en un fragmento literario

Mensaje por julia »

Algunas recetas las encuentras prácticamente idénticas en varias webs, sobre todo cuando son modernas o pertenecen a la cocina tradicional con ingredientes muy elementales, pero otras son traídas por investigadores, en estos casos creo que si es interesante el poner de donde se saca.

El tema de los cocidos, la "olla" del párrafo citado, es muy interesante, parece que deriva todos de la "aldofina" de la tradición judía adaptada a los diferentes entornos. Era un plato preparado el día anterior para el sabath, pero muy aprovechable, y un auténtico festín, que al dejar junto al hogar se mantenía caliente sin necesidad de recalentar. Lógicamente los judíos lo preparaban con carnes que admitían en su cultura, siempre varias en la misma elaboración. Por la estigmatización en las culturas cristianas de los judíos, se incluye, sobre todo para marcar distancias el cerdo en sus diferentes posibilidades, carnes y embutidos, desde España, hasta centro Europa para pasar luego a América donde se adapta a los productos locales en cada país. Es la olla del párrafo inicial del Quijote, la olla podrida ( que no viene de podrido, viene de "potere", olla de los poderosos, porque lo de la carne es como que era un lujazo, de ahí pasa al francés como "pot purri") la mezcla de productos vegetales y animales con alguna legumbre, supongo que también es una elaboración que aguanta varios dias. PEro vamos en esto de los cocidos cada maestrillo tiene su librillo. A mi marido le encantan pero yo soy muy sobria: costilla de cerdo adobada y algún chorizo ahumado, la legumbre y para ya de contar.
¡¡Qué la suerte nos acompañe!!. ¡Ya tenemos nuestra lotería de navidad!
Responder