Orson Welles

A petición popular, habemus foro de cine y televisión.

Moderadores: Ashling, Spirito89, Gabi, Judy Bolton

Avatar de Usuario
Gudula Bavón
Foroadicto
Mensajes: 3109
Registrado: 17 Jul 2009 15:23
Ubicación: Gante

Orson Welles

Mensaje por Gudula Bavón » 30 Oct 2018 09:57

Biografía

(Kenosha, Estados Unidos, 1915 - Los Ángeles, 1985) Director, productor, guionista y actor de cine estadounidense. Hijo de un hombre de negocios y de una pianista, Welles fue un niño prodigio que a los dieciséis años comenzó su carrera teatral en el Gate Theatre de Dublín y cinco después (1936) debutó como actor y director en Nueva York. Durante su etapa teatral alcanzó notoriedad gracias a diversos montajes shakespearianos, como el de Macbeth, obra íntegramente representada por actores negros, o Julio César, todos ellos producidos por la Mercury Theatre, compañía fundada por el propio Welles y su socio John Houseman en 1937.

Su versión radiofónica del original literario de H. G. Wells La guerra de los mundos (1938) fue hasta tal punto realista que sembró el pánico entre miles de oyentes, convencidos de que realmente se estaba produciendo una invasión de extraterrestres. Avalado por este éxito, firmó con la productora RKO un contrato que le otorgaba total libertad creativa, circunstancia que aprovechó hasta el límite en su primer filme, Ciudadano Kane (1941).

Considerada como una de las obras más significativas de la historia del cine, esta especie de biografía imaginaria del magnate de la prensa William Randolph Hearst, protagonizada por el propio Welles -coautor también del guión, que escribió en colaboración con Herman J. Mankiewicz-, fue capital a la hora de sentar las bases del moderno lenguaje narrativo cinematográfico.

Sin embargo, el propio Hearst aprovechó los resortes de su poder para criticar duramente la película, que no consiguió el éxito esperado en Estados Unidos, mientras que hasta después de la Segunda Guerra Mundial no se estrenaría en Europa, donde enseguida se convirtió en una cinta de culto minoritaria.

Su segundo filme, El cuarto mandamiento (1942), el único de los que dirigió en que no apareció como actor, sufrió considerables recortes de la productora, final feliz incluido, antes de su estreno. El fracaso económico de estas dos películas indujeron a RKO a rescindir el contrato; en adelante, Welles se vería obligado a trabajar con graves penurias presupuestarias, lo cual no le impidió filmar otro título considerado clave, La dama de Sanghai (1947), un thriller protagonizado por Rita Hayworth, entonces su esposa.

Tras rodar la primera de sus versiones de obras shakespearianas, Macbeth (1945), se exilió en Europa, cansado de las presiones de las productoras y temeroso del Comité de Actividades Antiamericanas. En el Viejo Continente regresó a Shakespeare con su versión de Otelo (1952), filme cuyo caótico rodaje se prolongó durante tres años y que, pese a haber sido galardonado con la Palma de Oro del Festival de Cannes, representó un nuevo fracaso comercial.

Gracias a la insistencia del actor Charlton Heston, protagonista y productor de la película, Welles pudo regresar a Hollywood para dirigir Sed de mal (1958), majestuoso thriller en blanco y negro en el que destaca el plano-secuencia que abre el filme, el más largo de la historia del cine. De nuevo en Europa, rodó El proceso (1962), versión de la novela homónima de Franz Kafka, y en 1965 y con producción del español Emiliano Piedra, Campanadas a medianoche, amalgama de diversos textos shakespearianos (principalmente Las alegres comadres de Windsor y Enrique V) articulados alrededor de la figura de John Falstaff, papel que se reservó para él mismo y que constituyó, a todos los niveles, uno de los puntos culminantes de su trayectoria.

La última etapa de su carrera como director estuvo jalonada de ambiciosos y a la postre inconclusos proyectos, como Don Quichote, The deep o The other side of the Wind. Paralelamente a sus actividades como director y protagonista de sus propios filmes, desarrolló una importante carrera interpretativa en la que destacan títulos como Alma rebelde (1944), de Robert Stevenson, la inolvidable El tercer hombre, de Carol Reed, o Moby Dick, de John Huston. En 1975 recibió del American Film Institute el reconocimiento al conjunto de su carrera artística.

Fuente

Filmografía

Como director
1938 - Too Much Johnson - película desaparecida y recuperada en 2013.9​
1941 - Ciudadano Kane
1942 - The Magnificent Ambersons (Soberbia10​ / Los magníficos Amberson / El cuarto mandamiento)
1942 - It's all true - película inacabada
1942 - Tanques (Tanks11​) - película inédita y desconocida
1946 - The Stranger (El extraño)
1947 - The Lady from Shanghai (La dama de Shanghai)
1947 - Macbeth (Macbeth)
1952 - Otelo
1955 - Mr. Arkadin (Mister Arkadin/Confidential report)
1955 - The Land of the Basques (La tierra de los vascos) - Documental para la BBC
1956 - Moonraker - Película desconocida en argumento.
1957 - Touch of Evil (Sed de Mal / Sombras del mal)
1962 - El proceso (The Trial), basada en El proceso, novela de Franz Kafka.
1965 - Campanadas a medianoche (Falstaff / Chimes at Midnight), sobre obras de Shakespeare
1967 - The Deep - Película inacabada
1968 - Una historia inmortal (The immortal story)
1969 - Don Quijote de Orson Welles - película inacabada (aunque montada en 1992 por Jesús Franco).12​
1970 - Al otro lado del viento - película inacabada
1973 - F for Fake (F de Falso / Falso / Fraude)
1978 - Filming Othello
2015 - The Other Side of the Wind (Al otro lado del viento), filmada entre 1970 y 1976)

Radio
1938 - La guerra de los mundos (War of the Worlds)

Como actor
1941 - Citizen Kane (El Ciudadano / Ciudadano Kane), de Welles
1943 - Journey into Fear (Estambul), de Norman Foster (pero iniciado por Welles).
1944 - Jane Eyre (Jane Eyre), de Robert Stevenson
1945 - El extraño (The Stranger), de Welles
1947 - The lady from Shanghai (La dama de Shanghái), de Welles
1947 - Macbeth (Macbeth), de Welles
1952 - Otelo (Othello), de Welles
1949 - El tercer hombre (The Third Man), de Carol Reed
1949 - Cagliostro (Black Magic), de Gregory Ratoff y Welles
1949 - Principe de los zorros (Prince of Foxes), de Henry King
1950 - La Rosa Negra (The Black Rose) de Henry Hathaway
1953 - El enigma de Manderson, de Herbert Wilcox
1966 - Napoleón de Sacha Guitry
1956 - Moby Dick (Moby Dick), de John Huston
1957 - Touch of Evil (Sed de Mal), de Welles
1958 - El largo y cálido verano (The long hot summer), de Martin Ritt.
1959 - Compulsión
1962 - El proceso (The Trial), de Welles
1963 - Ro.Go.Pa.G (dirigida por Godard, Pasolini,Rossellini y Gregoretti)
1965 - Campanadas a medianoche (Chimes at Midnight), de Welles
1966 - A Man for All Seasons, de Fred Zinnemann
1966 - ¿Arde París? (Is Paris burning?), de René Clément
1967 - Casino Royale (Casino Royale), de John Huston
1968 - Una historia inmmortal (The immortal story), de Welles
1968 - Castillo de naipes (House of Cards), de John Guillermin
1970 - La batalla del río Neretva (Bitka na Neretvi / The Battle of Neretva), de Veljko Bulajić
1971 - La década prodigiosa (La Décade prodigieuse), de Claude Chabrol
1971 - Malpertuis , de Harry Kümel
1973 - Fraude (F for Fake), de Welles
1972 - La isla del tesoro, de John Hough y Andrea Bianchi
1979 - A Step Away, Película Oficial VIII Juegos Panamericanos 1979, San Juan de Puerto Rico (Última narración para un largometraje - 140mins.)
1980 - El secreto de Tesla (Tajna Nikole Tesle), de Krsto Papic
1986 - The Transformers the movie (voz/Unicron)

Como narrador
1965 - A King's Story, documental.
1967 - Diez días que estremecieron al mundo - Ten days that shook the world, documental.
1971 - Centinelas del silencio, cortometraje.
1973 - Orson Welles' Great Mysteries, serie.
1981 - Las Profecías de Nostradamus, documental.

*Última actualización: 14/01/19

Fuente: wikipedia


El 30 de octubre de 1938, hace hoy 80 años, Orson Welles dirigió "The Mercury Theatre On the Air" en una dramatización de "La guerra de los mundos", basada en la obra de HG Wells (quien, casualmente, comparte apellido con Orson).

Situó los acontecimientos en lugares auténticos (La "zona de aterrizaje" para la invasión marciana, Grover's Mill, Nueva Jersey, fue elegida al azar con un mapa de carreteras) y lo dramatizó al estilo de un programa musical interrumpido por boletines de noticias, completado con relatos de testigos oculares.

Causó el pánico en todo el país, con muchos oyentes totalmente convencidos de que Marte estaba invadiendo la Tierra. Al día siguiente, Welles se disculpó públicamente. Si bien se presentaron muchas demandas contra Welles y la red de radio de la CBS, todas fueron desestimadas. El incidente se menciona en los relatos de libros de texto sobre histeria masiva y los delirios de las multitudes.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 30 Oct 2018 11:51

¿Orson Welles no tenía ningún hilo? :shock: . Menos mal que le has puesto remedio :D .
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Gudula Bavón
Foroadicto
Mensajes: 3109
Registrado: 17 Jul 2009 15:23
Ubicación: Gante

Re: Orson Welles

Mensaje por Gudula Bavón » 30 Oct 2018 13:06

:roll:
Última edición por Gudula Bavón el 28 Mar 2019 23:12, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 12 Nov 2018 12:43

Esa anécdota de Churchill no tiene desperdicio :lol: .


Otra cosa que no tiene desperdicio es esta entrevista a Orson Welles.
1) SOBRE LOS GAGS DE CHAPLIN.

HENRY JAGLOM: Orson, hablando de humoristas, me muero por saber qué opinas de Charlie Chaplin. Es mi héroe de la infancia, y sigo adorando sus películas. ¿Sabes si ideaba los gags con antelación? ¿O sobre todo improvisaba?

ORSON WELLES: No, no improvisaba mucho, pero no era él quien pensaba los gags. Tenía seis guionistas.

HJ: ¿Chaplin tenía seis guionistas?

OW: Sí, claro. Voy a contarte una historia. Había una vez un tipo llamado Mal St. Clair, que luego trabajó como director, y era uno de aquellos seis guionistas. Y un día Rebecca West, Aldous Huxley y H. G. Wells se presentaron en el rodaje de Luces de la ciudad.

HJ: Dios mío.

OW: Chaplin sacó unas sillas y se sentaron. Comienzan a rodar, una escena que habían empezado la noche anterior pero no habían terminado. Chaplin tiene un ladrillo con el que se dispone a romper un escaparate para coger algo de una tienda –porque tiene hambre o por el motivo que sea–, y entonces se da cuenta de que un policía lo está mirando. Empiezan los dos a dar vueltas, y en ese momento entra Mal en el plató y dice: «¡Charlie, ya lo tengo! Anoche no sabíamos cómo resolver la escena, pero ya lo tengo!» Y Chaplin dice: «Lárgate.» «Charlie, te estoy diciendo que ya lo tengo. Lo que tienes que hacer es coger el ladrillo y...» «Vete, por favor. Te he dicho que no entres.» Mal insiste: «Pero anoche estábamos todos buscando un golpe de efecto para esta escena y ¡ya lo tengo!» Chaplin, furioso, le suelta: «Escúchame: ¿quieres hacer el favor de marcharte?» Y Mal continua: «Cuando coges el ladrillo...» Y Charlie grita: «¡¡Fuera de mi estudio!! ¡¡No quiero volver a verte nunca más!!» «De acuerdo, ya me voy», dice Mal. Y al llegar a la puerta del plató se vuelve y añade: «No eres más que un quidnunc.»

HJ: ¿Un quidnuck?

OW: Un quidnunc. No me interrumpas. «No eres más que un quidnunc.» Y ahora fíjate, todos los días después de comer Charlie se metía en su agujero, en su guarida privada, y allí tenía el diccionario Oxford, y todas las tardes leía una página para ir ampliando su vocabulario. De modo que aquel día busca por la Q y ve que Mal ha rodeado con un círculo la palabreja en cuestión y ha escrito: «Sabía que lo ibas a consultar.»

HJ: Y el significado de esa palabra da igual.

OW: Exacto. No importa en absoluto.

HJ: Lo preparó con antelación, por si algún día tenía que humillarle, ¿no?

OW: Charlie no tenía estudios, ¿comprendes? Su vocabulario era muy escaso; y eso le avergonzaba.

HJ: Ya. Y tampoco quería que nadie supiera que utilizaba guionistas.

OW: Por eso despidió a Mal St. Clair. ¡Y no le volvió a dejar entrar en el estudio, por descubrir todo el pastel delante de aquellas personas tan importantes, que le tomaban por el gran genio de la comedia!

HJ: Estoy muy sorprendido. No sé qué decir. Eso, para mí, convierte a Chaplin en otro Johnny Carson.

OW: Naturalmente. ¡Era otro Johnny Carson! Pensaba algunos gags, pero no todos. El único que no utilizaba guionistas era Harold Lloyd, el mayor creador de gags de la historia del cine. Si te fijas, los gags de sus películas son los más ingeniosos de todos, los más originales, los más visuales de todo el cine mudo.

HJ: Pero no conmueven, y los de Chaplin sí.

OW: ¡Oh, vamos! ¿Quién habla de conmover? ¡Estamos hablando de humor, de gags! Un gag no tiene por qué conmover.

HJ: Yo estoy hablando del particular genio de Chaplin...

OW: No hablamos del particular genio de Chaplin, no hablamos de su arte, ni de si Lloyd es mejor que él o no. Hablamos de gags, de humor. Tienes que separar el humor de la belleza y todo eso. Chaplin era demasiado bello. Sus películas están encharcadas en belleza. Por eso [Buster] Keaton ha acabado por darle un baño, e, históricamente, se lo va a dar siempre. Oh, sí, Keaton es mucho más grande.

HJ: Porque no es sentimental.

OW: Porque es mejor: más versátil... En definitiva, más original. Algunas de las cosas que Keaton imaginó son increíbles.

HJ: Me siento como un niño al que acaban de decirle que Santa Claus no existe.

OW: Pero piensa qué son los gags en realidad. Son básicos en la comedia de tortazos. Aquellas películas tenían que estar repletas de gags. Chaplin contaba con un guionista que escribía mejores gags que él, ¿comprendes?, pero, a pesar de eso, el autor de las películas que admiras es él, gracias a su sensibilidad, y a todo lo que hacía alrededor de esos gags.



2) EL GUION DE MONSIEUR VERDOUX QUE CHAPLIN LE "ROBÓ" Y EL GENIO DE CHAPLIN.

HJ: En mi opinión, nadie tiene por qué ser menos por contar con guionistas, nadie menos Chaplin.

OW: Y él lo sabía, por eso quería que todos pensaran que era él quien componía, dirigía y diseñaba sus películas, que él lo hacía todo. El día que me puso Monsieur Verdoux –ya sabes que yo soy el autor del guión–, los títulos de crédito decían: «Charles Chaplin presenta Monsieur Verdoux, producida por Charles Chaplin, dirigida por Charles Chaplin, música original de Charles Chaplin, productor ejecutivo Charles Chaplin.» Y luego: «Guión: Orson Welles.» Historia original y guión. Y me dice: «Mi nombre tantas veces... ¿no te parece monótono?» Totalmente serio, sin darse cuenta de la gracia del asunto.

HJ: No comprendo. ¿Era ésa su manera de decir que no quería que tu nombre apareciese?

OW: No. Mi nombre tenía que aparecer, por contrato. Konrad Bercovici lo había demandado por plagio, por El gran dictador... –y había plagio–, así que se acercó a mí y me dijo: «Tengo que decir, porque me conviene por esa demanda de plagio, ya sabes, que yo he sido el único autor del guión. Porque si pongo en los títulos que la historia y el guión son tuyos..., adiós, pierdo el caso. Volveré a poner tu nombre en cuanto gane ese pleito.»

HJ: Y no lo hizo.

OW: Nunca tuvo la menor intención. Pero le dije «Vale», y la película se estrenó en Nueva York sin mi nombre. Todos los periódicos decían, y era la crítica principal: «Pero ¿quién le ha metido a Chaplin en la cabeza la idea de hacer una cosa así?»

HJ: ¿Te refieres a rodar una película tan sombría sobre una especie de Barba Azul?

OW: Claro. Un día después, los títulos decían:«Basada en una sugerencia de Orson Welles»; o «Argumento sugerido por», o lo que sea. «Sugerido...», ¿comprendes? Dicho de otra manera, algo que le dije una noche en una cena... Y desde entonces ¡los títulos de crédito siguen tal cual! Pero fui yo quien escribió el guión, enterito, y luego él...

HJ: ¿Tú escribiste todo el guión de Verdoux?

OW: Yo tenía un guión e iba a dirigir la película, y Chaplin sería el protagonista. Pero llevaba dos años dándome largas. Hasta que al final dijo: «No puedo. Tengo que dirigirla yo.» No quería que yo le dirigiera. Dijo: «Quiero comprarte el guión»; y yo le contesté: «Claro, Charlie, yo lo que quiero es llevarlo a la pantalla.» Prácticamente se lo regalé. Le dije: «Pon tú el precio.» Más tarde, un día, recibí un cheque de mil quinientos dólares, o algo así. ¡El hombre más tacaño que haya existido! A ti te encanta, pero a mí no. Y a ti tampoco te habría encantado si hubieras tenido que pasar por todo lo que yo tuve que pasar. Fue todo muy duro. Yo sentía verdadero desprecio por él, porque trabajé mucho. Le ofrecí el guión porque le quería. Y no era una sugerencia, era un guión. ¿Sabes por qué pensé en Chaplin? Anunciaban en el metro algo llamado Eau [Agua] de Pinot, una cosa que utilizaban en las peluquerías, que olía un poco fuerte y que se suponía que impedía que saliera caspa. Un producto francés. Y aparecía en el anuncio un tipejo con un bigotillo que decía: «Avez-vous scurf?» [Como el título de la entrevista]

HJ: ¿Scurf?

OW: Seborrea. Yo me quedé mirando el anuncio y me dije: «¡Chaplin! Tiene que hacer de [Henri-Désiré] Landru», ya sabes, el verdadero Barba Azul: once asesinatos, diez mujeres y un hombre, en la Primera Guerra Mundial. Por supuesto, Chaplin cambió el guión. El mío se titulaba: «El asesino de mujeres». Estaba basado en Landru, y mi personaje se llamaba Landru. Él lo llamó Verdoux. Y tenía que darle conciencia social, ponerle un Hitler, y cambió de época.

HJ: Entonces ¿tú lo situaste veinte años antes, en la Primera Guerra Mundial?

OW: Sí. Ya te he hablado alguna vez de la gran secuencia en los Alpes que él quitó del guión. Landru encuentra finalmente a una mujer que ha matado a todos sus maridos. A su igual. Y se marchan de luna de miel a los Alpes. Y un día, durante un paseo por las montañas, se quieren asesinar mutuamente. Y él quitó esa secuencia porque el personaje femenino era demasiado bueno.

HJ: ¡Dios mío! ¿En serio? ¿Quién lo iba a interpretar?

OW: Eso daba igual. Hasta las personas que le querían, sus íntimos, han dicho: «¿Sabéis? Charlie nunca permitirá que otro buen actor comparta escenas con él, ni por un segundo.» De manera que cambió el guión y se inventó una escena muy divertida pero distinta de la mía. La escena en el bote de remos, en el Bois [Bosque] de Boulogne. Si escuchas con atención, se oye el típico canto tirolés a lo lejos. Porque, en mi guión, en la escena de las montañas había cantos tiroleses, y él nunca se paró a pensar por qué. ¡Así de tonto era! En realidad, Chaplin era bastante estúpido en muchos sentidos. Eso es lo curioso, unos buenos pedazos de estupideces sentimentales y aquellos arranques de genio... Además, quemó el personaje. Estuvo dos años seguidos interpretándolo en el salón de todo el mundo, de manera que cuando llegó la hora de rodar, no quedaba nada. Y con El gran dictador hizo lo mismo, sólo que entonces no le invitaban tanto. Porque, al cabo de un tiempo, a la gente no le gusta que el cómico se haga dueño de su fiesta. Todos sabían que cuando llegaba se convertía en el centro de atención y que, si aparecía, tenía que actuar. Lo cual acabó limitando enormemente su vida social.

HJ: ¿Tan inseguro era, hasta el punto de tener esa necesidad de ponerse a prueba?

OW: O interpretar era lo que le daba mayor placer. Da igual. Quizá disfrutara exhibiéndose. Me enseñó los copiones de aquella escena de Candilejas con Keaton antes de montar la película.

HJ: Imagino que Keaton hacía más cosas.

OW: No sólo eso, sino que le daba un baño, un auténtico baño. Lo echaba de la pantalla. Te dabas cuenta de quién era el mejor. Sin discusión.

HJ: Y tú crees que Chaplin quitó aquella escena porque estaba celoso...

OW: No se trata de «creer». No le culpo, porque casi daba vergüenza ajena.

HJ: Cuando lo normal es pensar que, con esa brillantez, Chaplin tendría la generosidad de espíritu suficiente para reconocer...

OW: Brillantez no es la palabra, creo, más bien genio.

HJ: Su brillantez creativa, quiero decir. Nunca he entendido la palabra genio.

OW: Es que no se puede entender. Al menos, no más de lo que se puede entender alma, o amor... Nadie entiende palabras tan grandes.

HJ: Quiero decir, Chaplin era una especie de genio, ¿verdad?

OW: No, no era una especie de genio, era un genio,sin más. Pero también lo era Keaton. Chaplin no hizo nunca nada tan bueno como El maquinista de la general. En mi opinión, El maquinista de la general es prácticamente la mejor película que se haya hecho jamás. La película más poética que he visto en mi vida. Estoy llegando, a mi pesar, a una edad en que lo que antiguamente eran opiniones personales y minoritarias ya no lo son. Me he pasado la vida diciendo: «Pero ¿os habéis vuelto locos? ¡El bueno es Keaton!» Y ahora ya no tengo con quien discutir. Ahora todo el mundo habla de Keaton. También decía: «¿A qué viene tanto Wagner? ¿Por qué no montan Don Giovanni?»; y ahora todo el mundo monta Don Giovanni.

HJ: No sé por qué, pero para mí Keaton es más farsesco, más burdo. No es tan auténtico como Chaplin.

OW: ¡Pero si Chaplin no es auténtico! Es...

HJ: ¿Cómo puedes decir que Chaplin no es auténtico?

OW: Chaplin es, si quieres, pura poesía, pero no es auténtico.

HJ: Es poesía basada en la realidad, en una forma enaltecida de realidad.

OW: Para mí no. Lo que hizo Chaplin... Hay, básicamente, dos tipos de payaso. En el circo clásico está el payaso con la cara pintada de blanco, gorra también blanca, pantalones cortos y medias de seda. Tiene las piernas bonitas y es muy elegante. Todos sus movimientos son perfectos. El otro payaso, que trabaja con él, el augusto, lleva los pantalones caídos y zapatones. Lo que hizo Chaplin fue fusionarlos, fundir en uno los dos payasos clásicos y crear uno nuevo. Ése era su secreto... Al menos, ésa es mi teoría.

HJ: Ves hoy algunos cortos de Chaplin, y no han envejecido.

OW: No han envejecido porque ya eran viejos cuando se rodaron. Ya eran piezas de anticuario cuando los hicieron. El cine mudo siempre da la impresión de haberse realizado en un mundo anterior al de la fecha de rodaje. Todas las películas mudas provienen del siglo XIX.

HJ: Ésa debe de ser la razón de que no supiera abordar temas contemporáneos. Quizá ése sea el motivo del abismo entre sus películas mudas y las habladas. Candilejas es una película sentimental, falaz, y sin embargo me encanta.

OW: Claro. Bueno, ya te lo he dicho, a ti te encanta y a mí no. La diferencia visual entre Luces de la ciudad y la película de Paulette Goddard es extraordinaria.

HJ: Luces de la ciudad sigue siendo la mejor película de Chaplin.

OW: Sin discusión. Pero la otra película es mala. A partir de ese momento cayó en picado, y tan deprisa que casi resulta reconocible... ¡Candilejas!

HJ: En Candilejas no trabajaba Paulette Goddard.

OW: No, no, la película a la que me refiero la rodó antes. Cuando yo todavía era un niño.

HJ: ¿La quimera del oro?

OW: No, no.

HJ: No. ¿En cuál aparecía ella? No lo recuerdo. (Pausa.) Tiempos modernos no es.

OW: ¡Tiempos modernos! Ésa es la película mala. Volví a verla hace mes y medio. No tiene ni una sola escena aceptable. Es tan burda, tan vulgar... No logra conmover... A Paulette llegué a conocerla bien.

HJ: ¿La conociste cuando se la chupaba a cualquiera en Ciro’s? ¿O fue Anatole Litvak el que se metió debajo de la mesa y se lo estuvo comiendo a ella? O como fuera...

OW: Era una mujer maravillosa, pero una caja registradora viviente, ¿sabes?

HJ: Tendrías que ver la película en que Chaplin interpreta a una mujer. Se titula precisamente La mujer. Es un corto, de unos veinte minutos. Lleva manguito y sombrero de pieles.

OW: Como mujer era extraordinario.

HJ: Soberbio. Y tan increíble y conmovedor, y seductor, y encantador, y romántico, y gracioso. Y sexual...

OW: No era afeminado, era absolutamente femenino como intérprete. No había en él un ápice de nada masculino. Y como hombre era exactamente así, tremendamente femenino..., esa sonrisa, esa sonrisita tan femenina. De joven era tan guapo... Y no quería que nadie se percatara. Se arreglaba las pestañas. ¿Sabes cuánto tiempo lleva eso? Se propuso ser el chico más guapo del mundo, y luego se colocó ese bigotito. La vanidad forma parte del personaje. No se le pasó por la cabeza que parecía un poco alzadito. Pensaba que estaba guapo, y delicado, y sensible, y el mundo entero también lo pensaba. El público aceptó el juego. A mí nunca me pareció divertido. Me parecía maravilloso. Maravilloso sí, pero divertido no. Me parecía siniestro. Por eso pensé en él para Verdoux. Tuve otra idea para él, con Greta Garbo, pero ninguno de los dos habría aceptado. Una farsa. Están los dos en el laberinto de Hampton Court, y él la confunde y la pierde deliberadamente.

3) GRETA GARBO Y MARLENE DIETRICH.

HJ: ¿Podía la Garbo interpretar una farsa?

OW: Sí. Bueno, como actriz cómica era maravillosa. Yo no la habría ridiculizado, la habría convertido en ella misma, en la actriz distinguida que era. Primero se lo propuse a ella y luego se lo dije a él, y respondieron... No respondieron. Así que todo quedó en nada.

HJ: ¿Por qué dejó ella de actuar? ¿No sería sólo por las malas críticas?

OW: De La mujer de las dos caras. No, en absoluto.

HJ: Entonces, ¿no estaba preparada para el fracaso? Pues habría tenido que estarlo. Habría tenido que saber que, en algún momento, alguna de sus películas no funcionaría.

OW: No. Yo creo que se estaba haciendo mayor, y creo que odiaba la interpretación. Y creo también que estaba aguardando a tener un fracaso.

HJ: Para dejar el cine.

OW: Eso creo, sí. Yo siempre fui un admirador ferviente. Pero cuando la vi en Grand Hotel... Al principio creí que no era ella, que era otra actriz imitándola, burlándose de ella. El papel de bailarina no le iba en absoluto. Era una vaca de esqueleto grande. Hacía todo lo que haría una drag queen que quisiera imitarla, ¿sabes? ¿Te he contado alguna vez que las presenté a ella y a Marlene? Marlene se alojaba en mi casa, era mi invitada, y por alguna razón inexplicable no conocía a la Garbo, que, por otra parte, era su heroína.

Conseguí que Clifton Webb organizase una fiesta para la Garbo, y así poder llevar a Marlene. En aquella época yo vivía con Rita, que no quiso ir. Ella era así, nunca quería salir a ninguna parte, prefería quedarse en casa. De modo que Marlene y yo nos fuimos sin ella. La Garbo estaba en un estrado, justo en medio del salón, y todo el mundo tenía que acercarse y mirarla de abajo arriba. Las presenté. Dije: «Greta, no me puedo creer que todavía no os conozcáis. Greta, Marlene. Marlene, Greta.» Marlene empezó a hablar atropelladamente, con entusiasmo, cosa rarísima en ella. Mirando a la Garbo, de abajo arriba, dijo: «Eres la mujer más bella que he visto en mi vida. Es un honor conocerte. Me siento muy poca cosa en tu presencia», etcétera, etcétera. Y la Garbo respondió: «Muchísimas gracias. Siguiente...»; y se puso a hablar con otra persona. Marlene se quedó desolada.



[FIN DE LA ENTREVISTA]
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Gudula Bavón
Foroadicto
Mensajes: 3109
Registrado: 17 Jul 2009 15:23
Ubicación: Gante

Re: Orson Welles

Mensaje por Gudula Bavón » 12 Nov 2018 15:32

Vaya, como diría el doctor Jones, senior, detecto cierto reproche entre Welles y Chaplin :lol: :lol:

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 14 Nov 2018 10:51

No se nota ni nada el resentimiento de Welles :lol: . Genio y figura hasta en las entrevistas. Y todo lo que sea reivindicar a Buster Keaton tiene mi beneplácito :mrgreen: .

Ese debate que se establece en un momento de la conversación/entrevista entre Welles y el otro sobre Charles Chaplin Vs Buster Keaton me recuerda a esta escena de la película "Soñadores" de Bertolucci.


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Gudula Bavón
Foroadicto
Mensajes: 3109
Registrado: 17 Jul 2009 15:23
Ubicación: Gante

Re: Orson Welles

Mensaje por Gudula Bavón » 14 Nov 2018 15:11

:roll:
Última edición por Gudula Bavón el 28 Mar 2019 23:12, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 15 Nov 2018 13:22

Gudula Bavón escribió:
Otros han afirmado que Sellers a menudo se jactaba de su amistad con la princesa Margaret, y nada le gustaba más que presentarle a otras celebridades como su buen amigo.

"El hecho de que la princesa Margaret se detuviera todos los días en mi casa era desconocido para Sellers", dijo Welles una vez. “Un día ella vino al set a almorzar con Peter, o eso dijo él. No podía esperar para decirle al reparto y al equipo con quién estaba comiendo. Entonces, ella pasó junto a él y me dijo: 'Hola, Orson, ¡no te he visto en días!' Ese fue el verdadero final. Ese es el motivo por el que no podíamos dirigirnos la palabra. 'Orson, ¡no te he visto en días!' lo mató absolutamente. ¡Se puso blanco como una sábana, porque él iba a presentármela!
:meparto: :meparto: Buenísimo.

En el libro "Mis almuerzos con Orson Welles", publicado por el periodista Peter Biskind, un Orson Welles sin ningún tipo de filtro repartía a diestro y siniestro todos estos dardos envenenados. Haciendo amigos. Las conversaciones entre Welles y Jaglom eran brutales.


RICHARD BURTON

Mientras Welles desayunaba junto a su amigo Jaglom, Richard Burton se acercó a su mesa : "Estoy con Elizabeth (Taylor) y se muere por conocerte. ¿Te la presento?". Su respuesta: "No, como puedes ver, estoy en medio de una comida".

Cuando Jaglob increpó a Welles por su rudeza al observar que "Burton marchaba con las orejas gachas", éste le replicó: "Burton poseía un gran talento pero ha terminado por arruinar sus maravillosas virtudes. Se ha convertido en un chiste que tiene a una celebritie como mujer. Ahora ha caído en lo peor, trabajar solo por dinero".


MARILYN MONROE

"Era una buena amiga...solía llevármela a fiestas antes de que se convirtiera en estrella...deseaba intentarlo, promocionar su carrera. Ninguno entonces la valoró". De hecho se la presentó al magnate Darryl F. Zanuck, quien dijo: "Una más. Tenemos cientos como ella". Unos meses después, Zanuck definitivamente la tendría en cuenta.

BETTE DAVIS

"Nunca soportaría observar a Bette Davis, así que no quiero verla actuar".

JENNIFER JONES

"Una desesperada".

HUMPHREY BOGART

Le ridiculizó "por dedicarse a pelearse en nightclubs".

LAURENCE OLIVIER

Sobre sus dos escenas iniciales en la BBC dijo "es lo peor que he visto en mi vida".

SPENCER TRACY

"Llevo tiempo sufriendo al intentar recordar alguna gran interpretación de Tracy...estuvo titánico en "Juicio en Nuremberg, a pesar de que no es buen film, pero no puedo soportar esas 'cosas' románticas de Katharine Hepburn. Era simple y llanamente un hombre odioso, muy odioso".


GRAHAM GREEN

Sobre los directores que admiraba estaba Carol Reed, para quien protagonizó El Tercer Hombre. El guión fue escrito por Graham Greene, quien posteriormente publicaría el libro de mismo título (el que anteriormente había escrito para la preparación del guión). Welles echó por tierra la contribución de Greene: "Su autoría está realmente exagerada...Graham escribió la novela después de la película".


ALFRED HITCHCOCK

"Nunca he terminado por entender el culto que se le profesa. Particularmente las últimas pelis americanas...egotismo y vagancia. Y todas están concebidas como shows televisisvos...La pasada noche vi una de las peores películas que jamás he visto (La Ventana Indiscreta)...Completamente insensible respecto a lo que debería ser una historia sobre voyeurismo. Te diré lo que resulta verdaderamente asombroso. Descubrir que Jimmy Stewart puede ser mal actor...incluso Grace Kelly es mejor que Jimmy, quien sobreactúa".


Katharine Hepburn y Grace Kelly

"Estaba rodando Doble sacrificio y empezó a contar como se la follaba Howard Hughes. Así, con esas palabras. Entonces nadie hablaba con tanto descaro, aparte de Carole Lombard. Daba la impresión de que ser grosera era una decisión. Grace Kelly también se acostaba con todo el mundo en el camerino, pero discretamente, y no contaba nada".


WELLES SEGÚN PETER BISKIND

"Sumergirse en las conversaciones entre Welles y Jaglom es como compartir mesa con ellos. Welles se revela como un fascinante torrente de contradicciones, tan agresivo como infantilmente vulnerable ... un hombre tímido que se escondía tras una máscara... pero que le encantaba verse a sí mismo".
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 20 Nov 2018 12:03

¿Hay alguien de Ávila por aquí?


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Gudula Bavón
Foroadicto
Mensajes: 3109
Registrado: 17 Jul 2009 15:23
Ubicación: Gante

Re: Orson Welles

Mensaje por Gudula Bavón » 26 Nov 2018 23:34

masako escribió:¿Hay alguien de Ávila por aquí?
¿No estaría siendo irónico? :roll:

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 27 Nov 2018 10:58

:lol:
Intuimos cómo se las gastaba Orson pero, de vez en cuando, también sabía repartir elogios. Algo (o mucho) le tuvo que encandilar Ávila para comprarse una casa en propiedad allí.

Y no se puede negar que con esa entrevista (realizada en París en el 60) no contribuyese a poner en el mapa a una desconocida Ávila.


Imagen

Imagen

Imagen
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 18 Mar 2019 12:43

Una prueba para Warner Bros en la que no le cogieron. Muy pipiolo.


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
Gabriel Knight
Lector ocasional
Mensajes: 36
Registrado: 22 Abr 2016 02:40

Re: Orson Welles

Mensaje por Gabriel Knight » 18 Mar 2019 14:42

Lo único que disfruté de Orson Welles:


Enlace

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 07 May 2019 12:42

Ayer se cumplieron 104 años del nacimiento del Orson Welles. Como no pude pasarme aprovecho para recordar la efeméride hoy.

Dejo un documento audiovisual curioso del Sr. Welles. Este documental que hizo para la BBC en el País Vasco:


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Orson Welles

Mensaje por masako » 10 Oct 2019 12:12

Fiel a mi costumbre me paseo por aquí para recordar que el 10 de octubre de 1985 fallecía Orson Welles.

Según el inventario de Jonathan Rosenbaum en el libro 'Discovering Orson Welles' dejó unos 19 proyectos inconclusos en diversas etapas de producción. Las dificultades que siempre tuvo para encontrar financiación, la fama que acarreó de dejar proyectos empantanados o inacabados y los problemas en las negociaciones, así como la mutilación en la sala de montaje de algunas de sus obras acabadas (como "El cuarto mandamiento"), impidieron que su legado fuese mayor. Hace poco uno de sus trabajos inacabados vio la luz en Netflix: http://www.abretelibro.com/foro/viewtop ... &p=4266170

No obstante, en mi opinión, solamente con "Ciudadano Kane" y los 10 primeros minutos de "Sed de mal", demostró mayor genialidad que muchos directores en toda su carrera o con tropecientos títulos en su haber.

Un hombre complicado a la par que fascinante:


Enlace
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Responder