World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
Skoto3D
Mensajes: 9
Registrado: 19 Nov 2018 15:54
Ubicación: España
Contactar:

World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Mensaje por Skoto3D »

¡Felices fiestas a todos y feliz año nuevo!
Tengo el placer de presentar mi primera novela corta montada en formato epub para leerlo en cualquier dispositivo electrónico. Es totalmente gratuito (escribo por placer) y tiene licencia GPL 4.0.
Sinopsis
Desde tiempos inmemoriales la humanidad siempre ha deseado conquistar el cosmos. A partir del año setecientos diez de la era imperial comenzó a ser posible gracias a la terraformación de la Luna.
La gran cantidad de planetas y satélites que forman el sistema solar contribuyeron a continuar con tan anhelado sueño en las décadas siguientes.
En Nueva York XLVI, en la colonia mundo-anillo de Plutón, el detective Frank Paradox acepta el caso de encontrar al hijo desaparecido de un bedel. Sin embargo, se verá envuelto en una espiral de engaños y conspiraciones que podrían costarle la vida.
Esta historia se ambienta mil quinientos años antes del evento conocido como World Nest.

Capitulo 1


En la vida real el tiempo nunca acompaña al estado de ánimo del protagonista, no como en esas películas o novelas baratas que se pueden conseguir en la red.
Ahora mismo la tenue y amarillenta luz del atardecer se cuela por la única ventana de mi despacho. Una luz solar que es incapaz de mostrar toda su brillantez debido a la maldita niebla perpetua que inunda las urbes de este puñetero mundo anillo durante esta época del año. Sin embargo, otorga una calidez que hace que te sientas cómodo y en paz. Muy diferente a mi actual estado de ánimo.
Se podría decir que es una metáfora de mi vida. Cálida y esplendorosa durante la estación veraniega: cuando conocí a Esther, la que acabó siendo mi esposa. Fría y opaca durante la estación invernal: al descubrir que tenía una aventura con mi socio.
Descubrí a ambos en pleno acto, en este mismo despacho. A ella la pude oír jadear cuando estaba dispuesto a entrar. Cualquiera se hubiese puesto hecho un basilisco por la situación, en cambio, yo mantuve la sangre fría. Abrí lentamente la puerta mientras abrigaba la falsa esperanza de pillarlos haciendo las mil y una gilipolleces que se me pasaban por la cabeza. “Oh, cariño. ¿Qué te pensabas que estábamos haciendo?” me diría ella con la más cálida de sus sonrisas. No obstante, la verdad te devuelve a la realidad con una bofetada tan fuerte que hace que se te salten los empastes.
Estaban de espalda a mí, ella sobre la mesa con las piernas extendidas, moviéndolas al ritmo de los envites de mi socio.
No dije una sola palabra, tan solo me dirigí hacia ellos y puse una mano sobre un hombro de ese cabrón. Él se giró bruscamente y lo saludé con un buen derechazo, haciendo que golpease los archivadores que hay junto a la ventana para luego caer al suelo. Ella se incorporó, y para mi sorpresa no se inmutó demasiado por mi presencia, era como un extraño. Se dirigió corriendo donde estaba tendido su amante para ver cómo se encontraba, después nuestras miradas se encontraron y me llamó ‘bestia’ y otras lindezas, estaba claro que ya no le importaba nada. No les dirigí palabra, les eché de la oficina violentamente, sin importarme que estuviesen medio desnudos. No he vuelto a saber de ellos, ni quiero saber.
Tampoco es que el trabajo me vaya mejor, hace semanas que no recibo a ningún cliente y el casero se está impacientando con el retraso de los pagos. Por fortuna mis únicos compañeros para ahogar las penas son mis cigarrillos y una botella de whisky.
Llaman a la puerta, sacándome de mis pensamientos como si fuese un pez al que acaban de pescar. A pesar de la opacidad del cristal de la puerta puedo adivinar por la silueta que se trata de un hombre. Con rápidos movimientos guardo la botella de licor en uno de los cajones del escritorio antes de levantarme para ver de quién se trata. “Ojalá sea un cliente”, me digo antes de abrir.
—¿Señor Paradox? —pregunta mientras se quita el sombrero, dejando al descubierto una cabeza victima de los inicios de la alopecia.
—Sí, así es. Al menos es lo que pone en las letras del cristal. —Señalo con el pulgar la puerta para confirmar que ha acertado.
—Verá, quisiera solicitar sus servicios. Me han informado que es un excelente detective privado.
Sin más rodeos le invito a pasar y le indico que se siente en la silla que hay frente a la mesa, yo hago lo propio al otro lado.
—Disculpe, tengo que encender el ordenador.
—¿Eh?, ¡ah!
Parece algo distraído, supongo que será debido por la preocupación del asunto que me expondrá en unos instantes. Empiezo a dar vueltas a la pequeña manivela que hay en el monitor para encenderlo, cada vez más rápido, hasta que un ligero chasquido seguido de un pitido indica que tiene corriente suficiente para un tiempo. Sin esperar más pulso el botón y de inmediato del monitor monocromo surgen unas líneas de comando, “Buenos días a ti también”, pienso antes de dirigirme a mi tan esperado cliente.
—Bueno, señor…
—Purcell, Steve Purcell.
—Dígame, ¿qué asunto le ha traído hasta aquí?
—Pues verá señor Paradox, se trata de mi chico, Richard. Hace dos días que no sé nada de él.
—¿Qué edad tiene su hijo señor Purcell?
—Tiene veintidós años.
—¿No cree que es un poco mayor para que ande preocupándose por él?
—No es propio del muchacho llegar tarde a casa, y mucho menos desaparecer durante dos días.
Insertando datos en el ordenador me doy cuenta de que el señor Purcell no parece muy nervioso, he visto a gente más preocupada por sus mascotas al perderse.
Demasiados casos hubo en los que un cliente, o alguien cercano, miente para ocultar algo. Como aquel que tuvimos que investigar mi ex socio y yo sobre un asunto de adulterio; el marido tenía la sospecha de que su mujer lo engañaba con otro. Y tenía razón, pero lo chocante fue que ‘el otro’ era su propio hijo. Sabía perfectamente lo que sucedía en su casa, pero requería de pruebas avaladas por profesionales para presentarlas ante un juez y librarse de tener que pagar pensión. Cuando acabó el juicio vimos que el marido se iba feliz con su amante.
—¿Sabe a dónde fue o con quien estaba antes de su desaparición? —Doy una profunda calada al cigarrillo y vuelvo a dejarlo en el cenicero, en ese lapso de tiempo mi cliente aún no ha respondido.
—Creo que salió de fiesta con unos amigos —responde algo vacilante—. Dónde suele ir no me lo dice.
—¿Puede darme el nombre de alguno de esos amigos o su residencia?
—No, lo siento. El muchacho y yo no somos muy comunicativos— dice mientras esboza una sonrisa nerviosa—. De vez en cuando discutimos, ya sabe cómo son a esas edades.
—No tengo hijos señor Purcell, pero me hago una idea.
Vuelvo a dar vueltas a la manivela para hacer llegar más corriente al ordenador.
—Dominico’s.
—¿Disculpe?
—Acabo de recordarlo, suele frecuentar un bar que se llama Dominico’s. Está en la calle... —Se detiene un momento y apoya la cabeza sobre su mano izquierda, parece que le cueste recordar— Ochenta y cuatro o Noventa y dos, creo. Lo que sí sé es que está en el sector Doce.
—No es un sector muy recomendable.
—¿Entiende ahora mi preocupación?
Doy otra calada al cigarrillo y exhalo lentamente el humo mientras sigo metiendo datos.
—¿En qué trabaja señor Purcell?
—¿Cómo? —Se reclina un poco dando un ligero salto en la silla, una reacción un tanto desmesurada para una pregunta de tal calibre—. Pues verá, me dedico a la recogida de residuos en el I.C.T1.
“Una forma un tanto técnica para referirse a un simple bedel”. En lugar de decir lo que pienso suelto un simple sonido de aprobación sin abrir la boca.
Paro de teclear y doy otra calada, esta vez ligeramente más larga que la anterior. Steve me observa sin ni siquiera pestañear, es evidente que está nervioso, pero no por el asunto que le trae aquí.
—¿Se ha puesto alguien en contacto con usted con respecto a su hijo?
—No señor, nadie. —Aprieta los labios durante un instante.
Su forma de responderme de inmediato, sin dudar un segundo, me hace pensar que ese no es el camino correcto. No creo que por ahora vaya a poder obtener más información de él.
—Le pagaré bien si acepta el caso. ¿Le parecen bien treinta mil zenis2?
—Una cifra muy elevada para alguien de su posición, ¿no le parece?
—Lo que sea por mi hijo.
—Por norma general debo pedirle la mitad por adelantado.
Para alivio suyo, y el de mi bolsillo, acepto el caso. No creo que resulte ser muy difícil de resolver, probablemente el chico esté en casa de uno de sus amigos y no le dijo nada al padre por una discusión que tuvieron y que no me ha querido contar, por el motivo que sea; tampoco es necesario ni relevante ese dato.
Antes de dar por terminada la entrevista le pido algún dato de contacto. Él me pasa un número de teléfono e insiste en que no vaya a verle a su trabajo.
Le despido deseándole una buena tarde y dejo que pase un tiempo antes de salir a la calle, el único lugar para obtener pistas es ese garito, Dominico’s.

Os paso un enlace donde presento el libro completo y el enlace para descargarlo. Espero que os guste.
Enlace a Bubok: https://www.bubok.es/libros/262338/Worl ... a-Totemica
Enlace descarga directa itch.io: https://jorge-vera.itch.io/worldnestenergatotmica
Enlace a la noticia del blog https://skoto3d.jimdofree.com/2019/12/2 ... orld-nest/
Última edición por Skoto3D el 10 Ene 2020 23:15, editado 3 veces en total.
1
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 73013
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: World Nest -Energía Totémica-

Mensaje por lucia »

Deja un trocito para picar la curiosidad :lista:
Un libro es un mundo por descubrir.

¿No sabes qué regalar estas navidades? Echa un vistazo a Los mohicanos de París I y II, de Dumas y El huésped y otros cuentos, de Morales en www.osapolar.es
Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 17065
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: World Nest -Energía Totémica-

Mensaje por Megan »

Como te dice Lucía, Skoto 3D, sería bueno que dejaras al menos el prólogo por aquí para saber de qué trata :D
Avatar de Usuario
Skoto3D
Mensajes: 9
Registrado: 19 Nov 2018 15:54
Ubicación: España
Contactar:

Re: World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Mensaje por Skoto3D »

Como se puede ver, no tengo idea de promocionar nada :nono:
¿Valdría con la sinopsis? Aunque lo consideré inútil por estar en el enlace de itch. Pongo el primer capitulo en el primer post.
1
Avatar de Usuario
Skoto3D
Mensajes: 9
Registrado: 19 Nov 2018 15:54
Ubicación: España
Contactar:

Re: World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Mensaje por Skoto3D »

Lo he subido a Bubok para tener mayor visibilidad. :desierto:
1
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 73013
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Mensaje por lucia »

Se ve bien escrito, pero la descripción del detective es tan típica tópica que uffff...
Un libro es un mundo por descubrir.

¿No sabes qué regalar estas navidades? Echa un vistazo a Los mohicanos de París I y II, de Dumas y El huésped y otros cuentos, de Morales en www.osapolar.es
Avatar de Usuario
Skoto3D
Mensajes: 9
Registrado: 19 Nov 2018 15:54
Ubicación: España
Contactar:

Re: World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Mensaje por Skoto3D »

lucia escribió: 12 Ene 2020 20:14 Se ve bien escrito, pero la descripción del detective es tan típica tópica que uffff...
Hola Lucia, gracias por comentar.
Es lo que estaba buscando, algo muy típico. Muy de Humphrey Bogart, que siempre me fascinó por sus películas como "El halcón Maltés" o "Casablanca". Aunque esta última no es policiaca.
1
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 73013
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: World Nest -Energía Totémica (Novela corta)

Mensaje por lucia »

Pues entonces, descripción lograda :cunao:
Un libro es un mundo por descubrir.

¿No sabes qué regalar estas navidades? Echa un vistazo a Los mohicanos de París I y II, de Dumas y El huésped y otros cuentos, de Morales en www.osapolar.es
Responder