La quiniela (Drama)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
Tente
Lector voraz
Mensajes: 154
Registrado: 22 Abr 2019 15:45

La quiniela (Drama)

Mensaje por Tente »

En un lugar cualquiera de cualquier parte, un matrimonio cuarentón pasea sin rumbo y charla.

Ella: Vaya facha que me llevas, mira que te tengo dicho que por lo menos los domingos te duches y te cambies de ropa, que vas hecho un gitano. Claro que a ti te da igual lo que yo te diga, como ya ni siquiera vienes conmigo a misa... Pues mejor, menuda vergüenza verte bostezar como un animal en medio de la Iglesia, si es que te da igual que te vean mis hermanas y mi santa madre. Que razón tenía la pobre, si es que te caló enseguida. Si le hubiese hecho caso, ahora estaría casada con aquel notario, primo lejano. Sí, ya sé que era más feo que Picio, pero seguro que al menos es capaz de aguantar media hora de misa sin roncar y a lo mejor hasta se lava y todo. Con lo bien que podría vivir yo ahora, y aquí me tienes con un muerto de hambre como tú. ¡Cómo pude estar tan ciega! Bueno, tengo que reconocer que sí que tenías algo a tu favor, y no era cualquier cosa, no. Y ahora ya ves, ni para mear te sirve, ¡impotente! ¡Prostático! Si es que no sé porqué seguimos durmiendo juntos los dos. Qué digo los dos, se me olvidaba que cada noche metes en nuestra cama al de la Morena ese, y a Raúl y a Messi y al Kun Agüero y yo qué sé quién más. Si por mí fuese os podíais ir todos a la mierda. Bueno todos no, el Etoo ese del Barsa se podía quedar en mi lado a ver si es verdad eso que cuentan de los negros, que aunque no te enteres todavía estoy de buen ver. Si es que no está hecha la miel pa la boca del asno, maricón. No, si al final va a ser eso, pa mí que te gusta más el Guti ese que yo, y seguro que al nenaza rubio del Madrid también le gustas tú más que yo. Si es que ya no quedan hombres de verdad, no hay más que maricones y extranjeros, que esa es otra, esta mañana en misa al darnos la paz, una india sudaca de esas va y me echa la mano. ¡Qué asco! Y eso que yo no soy racista, no veo bien que les peguen palizas pero tampoco es plan de estrecharles la mano, ni tanto ni tan calvo. Cada uno en su lugar. Así va España, ¡la que está liando Zapatero!

Él: Sí, cariño, lo que tú digas.

Ella: Pues claro que tengo razón, a ver si después de tantos años siendo tu criada te vas a poner ahora chulito conmigo. Dónde estarías tú si mí, desgraciado. Si nunca sabes ni donde tienes los pantalones, claro como los dejas tirados en cualquier sitio. Pa eso estoy yo, la chacha, pa lo que necesite el señorito hasta que la muerte nos separe. Ay, si yo fuese una mujerzuela de esas de ahora, me separaba de ti ahora mismo, mamonazo. Si es que hay que ver las mujeres modernas, mira esa, si va enseñando las tetas la muy puta y todo por culpa de las guarras de las extranjeras que no piensan más que en liarse con un viejo y a vivir. Con papeles y todo, hay que joderse. Que también hay que tener estómago, si lo sabré yo. A ver si vas a estar tú también liado con alguna india de esas, que no soy tonta y sé muy bien que raro es el mes que no me sisas lo menos diez euros y pa qué querrás tú ese dinero. Lo mismo le has puesto un piso a una lagarta de esas extranjeras. Si es que no nos llega con tus sueldos y el señorito empeñado en comer de menú cada día, no podías llevarte un bocadillo de mortadela, no. Y mira que yo intento hacer milagros pa salir adelante pero no hay forma, todas las semanas, de lunes a viernes en el bingo con las idiotas de Loli y Paqui, a ver si hay suerte y llegamos a fin de mes, que maldita la gana que tengo yo de estar ahí tachando números un día y otro y otro… También es verdad que tengo una mala racha estos últimos años...

Él: ¡Gooooool!

Ella: ¡Pero serás imbécil! Yo aquí abriéndote mi corazón y tú, como siempre, con el puto fútbol. Dios quiera que les de un mal cáncer a todos los futbolistas. Bueno, a Etoo no, por si acaso. Hay que ver qué tontería me ha entrado ahora con los negros, es que una oye tantas cosas... Y mira, ya que no son muy listos, algo bueno tendrán, digo yo. Así que no me estás haciendo ni puto caso. Y yo aquí, intentando mantener una conversación con mi marido y ahora resulta que llevo todo el tiempo hablando sola. Serás egoísta. Si es que sólo piensas en ti. Pues no pretendías que me quedara sin saber si Ortega Cano pillaba cacho de la herencia de la Jurado o no, y todo por no sé qué partido de la champión lig esa. Si es que no tienes corazón ni sentimientos y si no acuérdate de aquella vez, en plena ruptura de Eugenia y Rivera Ordóñez y tú de morros por no ver otro de tus partidos. Con lo que sufrió con aquello la Duquesa de Alba, la pobre. Si es que eres un animal, peor que eso, yo creo que también eres ateo. Joder si cuando murió el Papa no echaste ni una lágrima, con lo santo y lo bueno que era Juan Pablo segundo. Tú, con hacerte el mártir y poner cara de estreñío ya lo arreglas todo. Anda que cuando te haces el interesante con uno de esos librotes que lees... Y encima poesía, pero ¿sabrás tú lo que es eso? Porque a mí nunca me has echao unas coplas con gracia y con arte como esas cosas tan chulas que cantan el Bisbal o el Julio Iglesias. Pero no, a su ilustrísima le interesan cosas más finas. Sí, el viejo ese que me parece que era hasta rojo y todo, sí, hombre, ese que ya tenía el pelo blanco y se dejaba melena como esos del rocanrol. Ah, sí, ya caigo, el Rafael Alberto o algo así. A saber qué tonterías escribirá ese señor, si con ese nombre se tenía que haber dedicado a los culebrones, que son más interesantes que los rollos esos de la paloma que se equivocaba y ese coñazo. Menudo botarate estás hecho tú, pero bueno, por lo menos cuando lees no das la lata con el fútbol. Es que no lo soporto, unos tíos en calzoncillos dándole patadas a un balón y cobrando una barbaridad por eso, y yo sin poder comprarme el abrigo de zorro polar que tanta falta me hace este invierno. Y digo yo, tú que tanto te las das de listo, a ver porqué no has ascendido casi nada en ninguno de tus dos trabajos, pues porque eres un inútil, está claro. Si fuese yo, ya sería directora general por lo menos, pero claro, como el señor va de legal y de enrollao con los compañeros… No te jode, si al final querrás ser santo y mártir, después de la vida que me estás dando. Pero tú a mí no me engañas, tú eres como todos, un golfo. Y si no, acuérdate de aquel día hace seis años cuando te dejé que te fueras con tus amigotes y volviste que ni el Ernesto de Hannover ese, borracho perdido. Pero qué despedida de soltero ni qué niño muerto. Ya sabes que no vuelves a verles como no sea para ir a sus entierros. Menuda pandilla, joder que ya tenéis una edad.

Él: ¡Penalti y expulsión!

Ella: A ti sí que te sacaba yo la tarjeta roja, payaso. Que a gusto me iba a quedar si te fueses pal otro barrio, mejor sola que mal acompañada y de todas formas, ¿hay mayor soledad que estar aquí contigo? Si es que eres un hombre a una radio pegado, toma, pa que veas que yo también sé echar versos. Si por lo menos tuviéramos un hijo, pero claro, no hay más que verte la cara pa imaginarse qué clase de esperpentozoides de esos tendrás tú, si es que tienes algo. Y, mira ya que no te enteras de nada voy a aprovechar pa contarte algo, oye, yo te lo digo y si tú no te enteras, allá tú. ¿Te acuerdas de Manolo, tu amigo del alma? Pues que sepas que aquel día que no viniste a casa a cenar por no sé qué excusa de tu trabajo, acabamos en la cama y no te imaginas cuánto disfrutamos. Todavía tiemblo al recordar aquellas manos que parecían tener miles de dedos recorriendo despacio, muy despacio, cada centímetro de mi piel. Aquellos labios feroces que me devoraban y por fin la explosión del orgasmo y…

Él: Cariño, los partidos están en el descanso.

Ella: ¿Y a mí qué coño me importa eso?

Él: Es que… he apagado la radio.

Ella (preocupada): ¿Cuándo?

Él: Más o menos cuando Manolo se quitaba los pantalones… Pero no te preocupes, que ya os perdoné hace tiempo. Él me lo contó todo, que habíais bebido mucho y no sabíais ni lo que hacíais, vamos que no fue para tanto y que nunca más volvería a ocurrir. “Lo siento mucho, la vida es así, no la he inventado yo” algo así me dijo.

Ella (Intentando cambiar de tema): Ya…, bueno…, en fin, ¿y la quiniela? ¿Cómo va la cosa hoy?

Él: Pues tiene muy buena pinta, cariño. Si ganan el Depor, el Betis, el Sporting, el Salamanca, el Numancia y el Real Madrid tenemos los quince aciertos. Y además hay bote, vamos que con un poco de suerte hoy nos forramos. Voy a poner la radio otra vez que la cosa está que arde.

Ella: Pues mira que oportuno el puto descanso del fútbol, pa una vez que me venía a mí bien que no me oyeras…Pues nada, el caballero ya está en off otra vez. ¿No dice el muy cornudo que me ha perdonado? Si tuvieses lo que hay que tener, ya estaría yo en el suelo, molía a palos. Y, ahora que lo pienso, si te quedas tan tranquilo con tus cuernos, eso sólo se explica por una cosa, porque tú me los pone a mí también. Lo que yo decía, estás liado con alguna zorra. Extranjera, seguro. Y como vas de liberal y moderno por la vida, lo mismo follas con una negra, que eso sí que es lo último de lo último, o con una chinita. Pero, ¿Cómo puedes hacerme esto a mí? Hijo de la gran puta. Pues que sepas que pienso acostarme con el primero que se me antoje. Mira lo que me haces decir, yo que siempre he sido una señora y una buena cristiana. En fin, tendré que ir mañana a confesarme que por lo menos el padre Julián me escucha cuando hablo, no como tú.

Él: Gol del Depor, nada más empezar la segunda parte.

Ella: Vaya, como tú, que también marcabas nada más empezar y eso era antes. A saber dónde metes ahora tus… goles.

Él: Gol del Betis.

Ella: Pues mira tú que bien, cuanto me alegro. Ya podías buscarte otro trabajo para los domingos que hay que ver qué tardes me das. Con lo bien que estaría yo ahora en casa poniéndome a la última de la actualidad del corazón. Porque como al señor no le interesan esas cosas tan vulgares resulta que se aburre si le cuento la última ocurrencia de Belén Esteban. No, si encima te las das de pijo y de intelectual. Si yo te dejara, seguro que serías de los que ven de verdad los documentales de la 2 y no sólo para quedar bien en las encuestas. El señor no se entera de que la hija de la vecina está preñada pero se preocupa mucho de los de Israel y los palestinos y no sé qué gente rara de esa.

Él: Gol del Sporting.

Ella: Y eso qué es. ¿Fútbol inglés? Por si no hubiera ya bastantes equipos aquí en España. Que esa es otra, hasta para jugar al fútbol tienen que venir de fuera para hartarse a ganar millones, si dentro de poco hasta en el Real Madrid habrá más negros que blancos jugando. Claro, como aquí atamos los perros con longaniza…

Él: Gol del Salamanca.

Ella: Ya, y del Villaconejos, no te jode. Que ya me dirás tu qué tenemos que ver con Salamanca. A ver qué se te ha perdido a ti allí, si no hemos ido en nuestra vida. Pero, claro, con tal de no hablar conmigo cualquier excusa te vale y mañana a trabajar y así un día y otro, y otro. Si es que ya no hacemos ninguna vida en común. Tú siempre a tu puta bola y a mí que me zurzan.

Él: Gooool del Numancia. Y ya están acabando los partidos.

Ella (mosqueada): Y… ¿Por qué te alegras tanto? ¿Y dónde está eso de Numancia, en España? No sé, a mí me suena a los romanos o los visigodos o algo de eso.

Él (eufórico): Cariño, esta vez sí que va a ser. Sólo falta el partido del Real Madrid y si gana tenemos los 15 aciertos, y además va a ser cara esta jornada. ¡Que nos forramos, cariño!

Ella: ¡Ala Madrid! ¡Ala Madrid! ¡Ala Madrid! ¿Y contra quién juega el Madrid?

Él: Contra el Albacete.

Ella: Pues seguro que ganamos a esos paletos de mierda.

Él: Bueno, es favorito pero hasta que el arbitro no pita el final nunca se sabe, porque al fin y al cabo son once contra once, y todos salen a hacerlo lo mejor posible y no hay enemigo pequeño y …

Ella: Vale, Castelar. Se nota que te pasas el día oyendo hablar a esos futbolistas tan brillantes. Pero bueno, ¿Todavía no han metido ningún gol? Y siendo el Madrid, ¿cómo es que el árbitro no le ha echado ya una manita? Un penalti o algo de eso.

Él: Ya, yo también cuento con eso, pero es que empieza ahora. Voy a poner la radio a ver si por fin tenemos suerte cariño. Verás cómo a partir de ahora todo será diferente para nosotros.

Ella: Y tanto que va a cambiar la cosa. Como que tienes dos opciones, o te mueres o nos divorciamos. De todas formas toda esa pasta que vas a ganar con la quiniela ya tiene dueña. Después de aguantarte tantos años creo que me lo merezco más que de sobra, que menuda vida me has dado. A ver si por fin haces algo que valga la pena, tonto del culo. Claro que con lo desgraciado que eres tú, seguro que ahora va el Madrid y pierde. Si esos galácticos entrenaran más y montaran menos fiestas seguro que ya irían ganando. Si pusieran tanto interés como yo…

Él (eufórico): ¡Gol de Guti! Y ya han llegado al descanso. Esto está hecho. Vete pensando dónde nos vamos de viaje, ya que no pudimos hacerlo cuando nos casamos, ahora va a ser por todo lo alto.

Ella: Guti, Guti, Guti es cojonudo, como Guti no hay ninguno. Si es que yo siempre lo he dicho, hay que ver qué clase
tiene ese hombre y lo que se arregla y lo guapo que es y qué mujer tan maravillosa tiene. Claro que cuando me ponga mi nuevo abrigo de piel, yo no me voy a quedar atrás. No sé cómo pude acabar contigo habiendo hombres así en el mundo. Mira, si ni siquiera te has afeitado hoy. Tienes el mismo glamour que un cerdo.

Él (desolado): Mierda, ha empatado el Albacete y ya está acabando el partido. Lo siento, cariño.

Ella: Ya decía yo que no podía ser. Si es que no vales para nada. Mira que fiarte de esa pandilla de millonarios mimados. Bastante les importará a ellos que mis sueños se vayan a la basura por su culpa. Seguro que no le ganan al Albacete ese nada más que pa joderme a mí. ¡Mariconazos!

Él: Final del partido. Empate. Qué le vamos a hacer, cariño, otra vez será. Y además, aunque fallemos el Madrid, algo cobraremos. Quizás nos llegue para ese abrigo que tanto te gusta. Y oye, que el dinero no da la felicidad y si no, mira lo bien que vivimos tu y yo así, como estamos.
Última edición por Tente el 20 Ene 2020 18:22, editado 3 veces en total.
Avatar de Usuario
Tente
Lector voraz
Mensajes: 154
Registrado: 22 Abr 2019 15:45

Re: La quiniela

Mensaje por Tente »

Un relato que escribí hace ya unos cuantos años. Se nota por los personajes que nombro.

Está basado en hechos reales. Andaba de paseo por un parque con mi mujer cuando vi una pareja ya con bastantes años sentados en un banco. Él escuchaba el fútbol por la radio y no hacía ni caso de la bronca que le estaba echando la mujer. Me pareció muy triste, justo lo que no quiero que nos pase nunca a nosotros como pareja. Era el paradigma del amor destrozado por la rutina y los años de convivencia. Al menos para una de las dos partes el cariño se acabó hace tiempo.

Podría ser una pequeña obra de teatro.
Avatar de Usuario
Martin J. Ville
Lector ocasional
Mensajes: 48
Registrado: 03 Dic 2019 11:57
Contactar:

Re: La quiniela (Drama)

Mensaje por Martin J. Ville »

Real, y triste, como la vida misma.

Está muy bien llevado con ese humor negro durante todo el texto y, además, es dinámico y se hace corto, esperando a saber la próxima genial ocurrencia de la mujer cuando aún no ha terminado uno de leer la anterior.

¡Un saludo!
1
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 73167
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: La quiniela (Drama)

Mensaje por lucia »

En este caso, parece que el amor nunca existió. Si acaso, conveniencia por parte del marido y sexo por el de ella. Aún así, menuda bruja.
Un libro es un mundo por descubrir.

¿No sabes qué regalar estas navidades? Echa un vistazo a Los mohicanos de París I y II, de Dumas y El huésped y otros cuentos, de Morales en www.osapolar.es
Avatar de Usuario
Tente
Lector voraz
Mensajes: 154
Registrado: 22 Abr 2019 15:45

Re: La quiniela (Drama)

Mensaje por Tente »

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Responder